BUSCA, BUSCADOR

viernes, 1 de septiembre de 2006

Fox Puro Teatro

Los legisladores del PRD tomaron la tribuna del Congreso impidiendo que el presidente Vicente Fox dirigiera su mensaje al país con motivo de su sexto informe de gobierno.



El informe de Fox fue grabado ¡ridiculo! un dia antes, será transmitido hasta las 8:30 la noche. Llegó a la entrada que NO estaba bloqueada, vió la tribuna tomada, las protestas, fotos con su imagen "TRAIDOR" enfrente de Marta Fox e invitados. Fox tomó un micrófono, dijo desde la puerta de entrada, que "ante las protestas", se retiraba, pero nunca entró al pleno de la cámara legislativa, que repito no estaba bloqueada. Ya tenía el plan "B" . ENTREGAS Y TE VAS gritaba la fracción perredista. y así ocurrió.

Pues si, grabado y super mega editado el informe, más bien, el mensaje a la nación, porque no rindió cuentas de nada, echó a perder su oportunidad para decir todos sus logros en el sexenio, se dedicó a criticar al PRD. Los legisladores perredistas no perdieron la oportunidad de tomar la tribuna y repudiar la "farsa foxista" UN EXTRANJERO EN LA PRESIDENCIA, ¡ésta si que es una afrenta! Fox trató por todos los medios, vender los pocos recursos que le quedan a la nación, PEMEX Y CFE, además de traficar con influencias, vender información confidencial a los Estados Unidos, proteger a corruptos como Marta Sahagún, Guido Belssaso, Hildebrando y los Españoles Mouriño, despojó de sus tierras a pobladores en Guanajuato etc. etc... Vicente Fox es el peor cinico en la historia de México, él y sus cómplices los empresarios, tendrán su castigo por traición a la Patria, el castigo no vendrá de los tribunales ni de los jueces, será el pueblo y la historia quien los juzgue. Mientras tanto toma fuerza la convención nacional democrática conformada por el ciudadano de a pie, Seremos el verdadero gobierno de la República,y ya nadie nos para.

EDITORIAL
HUMILLACION PROPIA
El aspecto más relevante del último Informe de gobierno de Vicente Fox Quesada es que éste no pudo pronunciar ante el Congreso de la República el mensaje político correspondiente, en lo que constituye un hecho sin precedente en la vida republicana del país. En el contexto de una crisis institucional también sin antecedentes, los representantes de la izquierda restituyeron su dignidad al Legislativo y exigieron desde la tribuna, Constitución en mano, el levantamiento del estado de sitio ilegal impuesto por el Ejecutivo en torno a San Lázaro. La acción fue ­a pesar del rápido linchamiento emprendido por la mayor parte de los medios informativos contra los legisladores inconformes­ de impecable legalidad y de carácter pacífico, que constituye una lección de resistencia cívica, para propios y extraños, ante los abusos de una Presidencia descontrolada, crecientemente autoritaria y carente ya de cualquier sentido de las formas. Vaya como ejemplo de lo último esa "ceremonia republicana" en la que el Presidente convirtió ­por falta de sincronización con sus productores televisivos, por falta de entendimiento o por otra causa­ una mera emisión en medios electrónicos. Sería poco realista asumir que esta severísima derrota política experimentada ayer por Fox en el tramo final de su permanencia en el poder fue obra de un puñado de diputados y senadores opositores. En lo inmediato y en lo mediato, fue el aún titular del Ejecutivo federal quien provocó y gestó la humillación a lo largo de casi seis años, en los cuales ejerció el poder en forma frívola, irrespetuosa, demagógica, facciosa, patrimonialista y mendaz. La manifiesta ilegalidad del estado de sitio establecido por la Presidencia de la República en torno al Palacio Legislativo de San Lázaro no fue sino el último de una serie de traspiés ­y de atropellos­ perpetrados por un gobierno contra un amplio sector de la población que se ve representado, y acaso subrepresentado, por los legisladores que exigieron, desde el estrado del recinto ­sin vulnerar en ningún momento la legalidad­ el retiro de las fuerzas policiales, militares y paramilitares desplegadas en forma imprudente y prepotente por un poder extraviado en su propia arrogancia. Pero la lista de agravios es, desde luego, mucho mayor. El más grave, sin duda, es la afrenta electoral cometida por el grupo en el poder contra los sectores sociales que en julio pasado trataron de cambiar, por la vía pacífica y democrática, el modelo económico y político vigente, que pretendieron impugnar, así como corregir las irregularidades por todos los canales establecidos, pero no obtuvieron más respuesta que manoseos cada vez más sospechosos de votos, actas, casillas y resultados generales de la elección. Irremediablemente, la jornada de ayer en y alrededor de San Lázaro, y la imposibilidad del Presidente saliente de dirigirse por última vez al Congreso de la Unión, constituye el epitafio más expresivo de un gobierno que arrancó en medio de celebraciones democráticas y que termina, ahora, en medio de toletes, gases lacrimógenos, incendios regionales y estatales, represión de trabajadores, tanquetas, barricadas y con amagos autoritarios tan ominosos como el formulado ayer mismo por dirigentes panistas desencajados que amenazaron inclusive con pedir a lo que queda del Instituto Federal Electoral y al Tribunal Electoral de Poder Judicial de la Federación que retiren el registro a los partidos que conforman la coalición Por el Bien de Todos si éstos no otorgan su reconocimiento a Felipe Calderón como presidente de la República. Pero, además de trazar el retrato de un régimen agonizante y severamente descompuesto, los acontecimientos de ayer son una representación fiel del estado en que ese mismo régimen ha llevado al país: una institucionalidad alterada, si no es que rota, una alarmante y creciente fractura social, así como una oligarquía bipartidista sin más proyecto político que la conservación del poder, los privilegios y la impunidad. Aparte de la integridad legislativa, preservada por las bancadas de la izquierda, las cuales no hicieron sino restablecer el orden constitucional alrededor de la sede legislativa, la jornada de ayer arrojó como saldo positivo la falta de violencia, inclusive en un clima tan crispado como el que se vive. Tal logro ha de atribuirse al movimiento ciudadano articulado en torno a la candidatura de Andrés Manuel López Obrador, pero también al temple cívico y la contención de las instituciones armadas del país. Por lo demás, sería necio seguir pretendiendo que Fox entregue un país en paz, en democracia, con crecimiento económico e instituciones sólidas. La nación está parcialmente incendiada, las instituciones se encuentran postradas por la mala fe y la ineptitud de quienes las encabezan, la Presidencia de la República ha experimentado una grandísima merma de decoro y de prestigio ­no por culpa de los diputados y senadores de oposición, sino a consecuencia de las actitudes de quien ejerce el cargo­ y no parece haber una instancia capaz de recomponer el desbarajuste nacional dejado por el foxismo.

APOYO TOTAL A "LA COALICIÓN POR EL BIEN DE TODOS" PRD TP CONVERGENCIA

Los Senadores y diputados son los representantes del pueblo ante el gobierno, me complace que nuestros representantes defiendan nuestros intereses, nosotros les dimos el poder, no esperaba menos de ellos, si nosotros luchamos con el alma para defender a la patria, todos los dias, ellos han sabido respetar nuestra demanda. Demandamos firmemente juicio politico a Fox Quesada y a su gabinete, demandamos saquen al Clero de la politica. Nuestro apoyo incondicional para seguir en la lucha contra la retrógrada derecha mexicana. No al saqueo de la Nación. No al poder del dinero. No a la injerencia extranjera. Justicia a delitos del pasado. México para todos los mexicanos.

¡¡Quedense con sus Tanquetas!!

DISCURSO ZOCALO ASAMBLEA PERMANENTE 1 SEPTIEMBRE 2006

No iremos al Informe para no caer en provocaciones; toda nuestra energía, imaginación y talento serán para organizar la Convención Nacional Democrática: AMLO Palabras del candidato a la Presidencia de la República de la Coalición Por el Bien de Todos, Andrés Manuel López Obrador, en la Asamblea Permanente en el Zócalo de la Ciudad de México México, Distrito Federal

Amigas, amigos:

Muchas gracias por su presencia en esta Asamblea. Llevamos 34 días de resistencia civil pacífica y hoy, de manera especial, hay más participación. Ha llegado mucha gente, mujeres, hombres que apoyan nuestro movimiento. Hoy han llegado más ciudadanos, más gente, niñas, niños, jóvenes, adultos mayores, familias enteras, porque hoy tenemos que decidir sobre nuestra participación en cuanto al Informe de ese traidor a la democracia. Y hemos estado reflexionando con los dirigentes de los partidos, con los dirigentes de organizaciones sociales, ciudadanas, sobre la decisión más adecuada, más correcta. Y yo quiero plantearles a ustedes cuál es nuestro punto de vista. Quiero primero decirles, como ya lo expresé en otra ocasión, que la antidemocracia nunca llega sola, siempre se hace acompañar de autoritarismo, siempre será a la par antidemocracia y autoritarismo y es lo que estamos viviendo. No pueden justificar el fraude electoral, no pueden legitimar al que supuestamente ganó la elección presidencial y no pueden legalizar realmente y legitimar a un gobierno usurpador porque sencillamente ellos no ganaron la elección presidencial y esto lo sabe la mayoría de nuestro pueblo. Por eso es que recurren a una serie de medidas autoritarias. No sólo es la campaña de calumnias en contra nuestra en algunos medios de comunicación sino también el uso de la fuerza bruta, el sitiar una zona amplia de la Ciudad utilizando policías y soldados, tanquetas, todo esto que se está viendo hoy en la Ciudad. Yo quiero decir a ustedes que nuestro movimiento es tan importante, que se oiga bien, es tan importante nuestro movimiento que tenemos que cuidarnos, no caer en ninguna provocación. Nosotros somos los que tenemos que decidir cuándo vamos a tomar las decisiones, no nos van a poner ellos sus condiciones, no vamos a caer en ninguna trampa, no vamos a caer en ninguna provocación. Nosotros tenemos la razón y estamos luchando por una causa justa. Sólo recurren a la violencia, a la fuerza bruta, los que no tienen la razón y nosotros tenemos la razón, por eso no vamos a caer en ninguna provocación. Hace unos días dije aquí, con mucha claridad, que ese traidor a la democracia quería que este importante asunto lo resolviéramos enfrentándonos a la policía y al Ejército. Se equivoca, nosotros no tenemos nada que atender, no tenemos nada que ver, no tenemos nada que dirimir con la policía y con el Ejército, este es un asunto político no policiaco ni militar. ¿Por qué tanta desesperación, tanto nerviosismo, tanto miedo? Saben ustedes que no es el miedo al Informe, no, lo que quieren es que caigamos en la trampa para justificar la represión y que no lleguemos a lo que verdaderamente les preocupa. ¿Qué es lo que le preocupa? La Convención Nacional Democrática. ¿Por qué les preocupa la Convención Nacional Democrática? Porque ya hemos decidido hacer a un lado a todas esas instituciones caducas, corruptas, que no sirven para nada y que no representan el interés general. Y ya empezó, como lo dije ayer, una revolución de la conciencia para que el pueblo se dé la forma de su gobierno, es decir, que el pueblo sea el que gobierne y el que podamos constituir las instituciones que el pueblo decida. Vamos a la Convención porque vamos a tener un gobierno de la República. ¡Que se vayan al diablo con sus instituciones! Lo que más les preocupa es eso, lo que más les preocupa es que ya no estemos dispuestos a aceptar las reglas del juego de siempre, lo que más les preocupa es que ya no les vamos a rendir pleitesía, lo que más les preocupa es que vamos a tener nuestro propio gobierno, de conformidad con el Artículo 39 de la Constitución. Y sí, van a haber dos gobiernos, como lo dije ayer y lo repito: el gobierno del hampa de la política, de los delincuentes de cuello blanco, y el gobierno surgido de este movimiento popular y ciudadano. Y saben que tenemos toda la autoridad moral y política para iniciar las transformaciones que requiere nuestro país. ¿Qué dicen los comunicadores alquilados, vendidos del régimen? Dicen los oficiosos que no va a ser legal lo nuestro, que no va a ser legítimo. Y repito: ¿y lo de ellos es legal, lo de ellos es legítimo? Si han pisoteado la voluntad de la gente y pisotean los principios constitucionales. Dicen que va a ser una República patito, dice un comunicador que antes era un periodista más o menos competente y ahora se entregó por entero a la mentira y no cabe duda que el hombre que se entrega por entero a la mentira pierde hasta la imaginación y el talento. Dice que va a ser una República patito. ¿Y la de ellos no es una República patito, no es una República chatarra? Vamos por eso a crear nuestro gobierno y ese es un cambio, una revolución en la conciencia, porque nos metieron en la cabeza que teníamos que estar respetando estas instituciones que sólo sirven para convalidar los despojos del fuerte, que sólo sirven para proteger a las minorías. Vamos a crear nuestro gobierno, ya no aceptamos la República simulada, vamos a establecer una República representativa y verdaderamente popular. Eso es lo que significa la Convención y yo les digo a ustedes: ¿Se puede transformar a nuestro país desde acá atrás o desde la plaza? Y tenemos muy claro cuál es nuestro programa. Ayer lo comentaba, ¿qué es el gobierno? El gobierno es el pueblo y un programa de transformación y tenemos muy claro nuestro programa, cinco puntos fundamentales: Defender, proteger a la gente humilde, a la gente pobre, ese es el primer punto. Vamos a luchar siempre para eso. Dos, defender el patrimonio nacional, no permitir que sigan vendiendo bienes nacionales, entregando el patrimonio nacional, no permitir la privatización de la industria eléctrica y del petróleo, no permitir la privatización de la seguridad social ni la educación y eso lo podemos lograr. Saben que les preocupa mucho que estemos definiendo este programa, porque todos los que aportaron y dieron dinero al candidato de la derecha, ese pelele, están pensando que van a cobrar las facturas quedándose con los bienes naciones. Eso no lo vamos a permitir. Número tres, tenemos que combatir la corrupción y la impunidad, no permitir que se sigan robando el dinero del presupuesto, que es dinero de todo el pueblo. Una nueva forma de hacer política, hacer a un lado a los políticos fantoches, a los políticos ladrones que tanto daño le han hecho a nuestro país. Ese es otro propósito, otro objetivo. Miren, en este movimiento que tiene dirigentes sociales, que tiene dirigentes ciudadanos, que tiene dirigentes políticos, representamos en el país a la gente más honesta. De nosotros pueden decir lo que quieran. Ayer comentaba yo que ya empezaron a hacer perfiles psicológicos de mi persona, de cómo camino, de cómo hablo, de cómo me expreso y llegan a la conclusión de que no ando bien, según ellos. ¿Saben que me da gusto que piensen eso? Porque a la gente que más admiro en nuestro país siempre los trataron así, de iluminados, de herejes, de bandidos, en su momento. Ese trato que le dieron a Hidalgo, a Morelos, a Juárez, a Villa y a Zapata y ahora son nuestros héroes nacionales. Nos van a seguir difamando, desacreditando, pero vamos a luchar por nuestros ideales. No vamos a permitir la corrupción y no sólo eso, vamos a denunciar a todos los corruptos, eso también tiene que ver con la manera de pensar. A nosotros nos educaron de una manera en el sentido de que el ratero era el que se robaba una bolsa en el mercado, en el pueblo el ratero era el que se robaba una gallina, el que se robaba un pavo, pero los grandes saqueadores, ellos ni siquiera perdían su respetabilidad. Es más, le decían los padres a los hijos, fíjense hasta dónde nos habían metido lo de la corrupción, hasta el tuétano. Se le decía: estudia para que cuando seas grande seas como fulanito, un reverendo ladrón. Eso es lo que ya no queremos que siga sucediendo, vamos a cambiar de fondo la forma hacer política, tiene que haber autoridad moral. Punto cuatro, que es muy importante, los medios de comunicación. Con todo respeto, no tienen por qué sofocarse, no tienen por qué molestarse, porque vivimos en libertad y no están actuando bien, están muy plegados al régimen, muy distantes del pueblo y muy cercanos al poder. Tiene que haber apertura, tiene que garantizarse el derecho a la información, tienen que cumplir con la responsabilidad de informar de manera veraz y de manera profesional. Muchos, y lo hemos comentado aquí, ya no quieren ni siquiera escuchar la radio ni ver la televisión porque se enojan, porque es un bombardeo en contra de nuestro movimiento. No todos los medios, desde luego, hay medios excepcionales que están a la altura de las circunstancias, cumpliendo con su responsabilidad y con su deber. Un aplauso para esos medios libres. No nos vamos a callar, no va a terminar esto fácilmente, tiene que haber apertura de los medios de comunicación porque así como se está retrocediendo en el terreno democrático, se está retrocediendo también en cuanto a la apertura de los medios de comunicación, lo que ya se había logrado se está perdiendo. Antes había más apertura en los medios, más diversidad, más equilibrio. Ahora nada más es la voz del régimen, la voz de la derecha. Con todo respeto, están actuando como alcahuetes de la derecha, como alcahuetes del régimen. Y el punto cinco, que es muy importante, reformar, renovar, transformar las instituciones. No podemos seguir con las mismas instituciones, desde la Presidencia de la República hasta el Poder Judicial, que es una vergüenza. Aquí lo hemos estado comentando, necesitamos reformar, cambiar las instituciones. De modo que tenemos un programa para realizar y tenemos que cuidar nuestro proceso, porque van a querer descarrilarnos, porque van a querer que nos confundamos o que cometamos errores para tener pretexto y utilizar la mano dura, la dictadura, porque estos que están ahora son muy fascistas, esa es la palabra, es muy fuerte pero es la realidad. No tienen ni siquiera sentido de la historia, no conocen lo que ha sido la historia política de nuestro país y lo único que saben es imponerse con la fuerza. De modo que nosotros no vamos a entrar a ese juego, tenemos que cuidar nuestro movimiento. Por eso, les digo a ustedes que aún estando a cinco calles del Congreso, no vamos a ir, aquí nos vamos a quedar el día de hoy. ¿O creen ustedes que hay que ir allá a hacerles el juego? No tiene ningún sentido, que se queden con sus tanquetas, que se queden con sus soldados porque aquí aclaro y hago un llamado muy respetuoso al Ejército mexicano, que respeto mucho porque es garante de la soberanía nacional, porque es una institución que merece respeto. Pero aquí vuelvo a decir que el Ejército no debe ser usado para justificar acciones de fraude electoral, el Ejército no puede ser utilizado para justificar la incapacidad de los gobiernos civiles, muchos menos el Ejército debe ser usado para reprimir al pueblo que lucha por la justicia, por la libertad y por la democracia. Hago un llamado al Ejército para que no caiga en la tentación de la represión, que no acepte órdenes para reprimir al pueblo. Nosotros, por nuestra parte, garantizamos que siempre vamos a actuar de manera pacífica, que el Ejército no vuelva a ser utilizado como en el 68 y como en otros tristes acontecimientos para reprimir al pueblo. También recuerdo que en el 68, en ese triste año del 68, que el que era Secretario de la Defensa, Marcelino Barragán, después de un tiempo describió en sus memorias que no había sido el Ejército el que reprimió en Tlatelolco sino el Estado Mayor Presidencial. Hago un llamado a los militares para que actúen con rectitud y que respeten los derechos del pueblo y que no se vaya a utilizar al Ejército disfrazado de Policía Federal Preventiva. Y aclaro, porque la mayor parte de los elementos de la Policía Federal Preventiva proviene del Ejército: si actúa la Policía Federal Preventiva reprimiendo a la gente, la culpa va a ser directamente del Ejército, no van a poder encubrir un operativo de represión con el uniforme de la Policía Federal Preventiva ni utilizando a las guardias presidenciales, al Estado Mayor Presidencial. Estoy hablando con mucha claridad para que se entienda. Estoy dejando también, como garantía, de que nuestro movimiento siempre será pacífico y estoy dejando como garantía que vamos a respetar la institución militar, pero exigimos el respeto a los derechos de los ciudadanos, a la libertad de los ciudadanos. Toda nuestra energía, toda nuestra imaginación, todo nuestro talento para organizar la Convención Nacional Democrática, para organizar el gobierno del pueblo y para el pueblo. Eso es lo que tenemos que hacer, dedicarnos a organizar la Convención Nacional Democrática para el día 16 de septiembre. Me da mucho gusto estar con ustedes. Miren, yo vengo de luchar de tiempo atrás por la democracia. Hace 15 años estaba yo aquí en el Zócalo, cuando el Éxodo por la Democracia, para que nos respetaran el primer ayuntamiento que se ganó en Tabasco. ¿Por qué decidimos, en ese entonces, caminar mil kilómetros de Tabasco a la Ciudad de México? Para evadir el acoso, para no caer en la trampa de la represión. Y decidimos caminar en la resistencia civil pacífica y le llamamos Éxodo por la Democracia. Y así como esas les podría decir muchas otras y yo estoy seguro que esta vía pacífica da resultados, esa vía de resistencia civil pacífica da frutos, todo está en mantener los principios, en mantener el movimiento, en mantener en alto nuestra moral, en no claudicar, en no transar. Si nosotros seguimos firmes y no entramos a ninguna negociación y no aceptamos transar, no van a poder con nosotros y vamos a triunfar, más temprano que tarde va a triunfar nuestro movimiento. Después de este razonamiento, voy a preguntar a ustedes: ¿Vamos allá o nos quedamos aquí? A ver, que levanten la mano los que quieren ir. Bájenla. Que levanten la mano los que prefieren quedarse aquí. Esa es la decisión, es la decisión correcta. Eso es lo que vamos a hacer.

Muchas gracias, amigas y amigos. Vamos a seguir adelante, muchas gracias por el respaldo porque convocamos para el día de hoy y llegaron muchos ciudadanos, mucha gente. ¿Qué demuestra esto? Que han estando metiendo miedo, infundiendo miedo, y aquí está la gente, la gente no tiene miedo, nada más que no vamos a caer en la trampa de nuestros adversarios, no vamos a caer en la provocación. Vamos a utilizar las tres “c” que se necesitan para la política: cabeza, corazón y carácter.
Muchísimas gracias, amigas y amigos.

¡Es un Honor estar con Obrador!

La ciudad de México atropellada en sus derechos, el ejército utilizado por Fox Quesada para sitiarla, sólo demuestra el resultado de su gobierno ¡una estafa y un desastre! Más de 3 mil elementos del ejército para resguardar al traidor Fox, ni en los tiempos de Pinochet. El miedo no anda en burro, saben muy bien de que tamaño fue el fraude electoral su cinismo no tiene límites. Hoy el informe de la infamia, el informe del saqueo a la nación, el informe de la vergüenza. La gente en el megaplantón, es gente pacifica, noble, consciente y muy responsable, gente comprometida con la Patria, gente que no tiene los recursos y sin embargo no claudica. El movimiento triunfa sobre los poderes fácticos. ¡Es un Honor estar con Obrador!

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...