BUSCA, BUSCADOR

domingo, 15 de octubre de 2006

Todos Somos AMLO

Diario de Guerra (electoral)
José Agustín Ortiz Pinchetti
¿Podrá perder AMLO su liderazgo?
Después de meses de protagonismo y movilización, AMLO y la corriente de partidos y ciudadanos que encabeza parecen haber pasado a un segundo plano. Muchos comunicadores auguran que si el PRD es derrotado en Tabasco, el liderazgo de Andrés Manuel no podrá sostenerse y que empezarán los "deslindes". Es conmovedor el esfuerzo de periódicos y televisoras para intentar convertir a Felipe Calderón en un personaje que pueda soportar la investidura presidencial a pesar de que una y otra vez demuestra su debilidad. El conflicto de Oaxaca ha ocupado el primer plano. La torpeza y contradicciones del gobierno federal han prolongado la agonía. La apuesta conservadora se concentra en Tabasco. Dan por supuesto que el plantón en la capital del país y el reconocimiento de la convención al presidente legítimo han debilitado a López Obrador y que su liderazgo en el PRD y en los demás partidos de la coalición está resquebrajándose. Exageran el diferendo con Cárdenas y azuzan desde diversos ángulos a líderes y activistas del PRD para que "recuperen su partido". Están seguros de que Ojeda va a perder en Tabasco y que el aval que le ha dado AMLO arrastrará a éste al peor escenario. La verdad es que gane o pierda el PRD en Tabasco, AMLO continuará su trabajo de conformar una corriente nueva y poderosa. No dejará de ser el líder mayor de la oposición, por la simple razón de que ni el ingeniero Cárdenas ni ningún otro personaje pueden retarlo desde la izquierda. El PRI en el colmo de la degradación está dividido. Los peores ven la alianza de Calderón como garantía de impunidad y como la posibilidad de continuar obteniendo ventajas del nuevo régimen. Ni quieren ni pueden ser oposición. La fuerza de AMLO no sólo depende de los partidos coaligados. Su verdadera apuesta está en la gente que despertó en la larga y épica batalla en contra de la oligarquía. Es verdad que ha habido desgaste, pero López Obrador sigue teniendo prestigio y poder de convocatoria en gran parte de la población que ve la presidencia de Calderón como espuria y reconoce a AMLO como el presidente legítimo. Los líderes de la coalición saben muy bien que si debilitan el apoyo a AMLO no podrían contar con esa fuerza. Tan es así que en la batalla de Tabasco han acudido casi todos para librar una lucha difícil. La forma como se ha reducido la ventaja del candidato del PRI les muestra la eficacia del trabajo de Andrés Manuel y la solidez de la coalición. AMLO iniciará a partir de la próxima semana otra etapa de su lucha; gane o pierda el PRD en Tabasco, no se detendrá. Empezará a viajar por todo el país para consolidar su voto duro por ahora disperso y nebuloso, pero que puede convertirse en una fuerza efectiva si adquiere densidad y organización. jaop@prodigy.net.mx

El movimiento, como dijo el Peje "ya cuajó" la gente esta en resistencia por voluntad propia y eso, no lo para nadie. AMLO es el lider, pero nosotros somos libres para organizarnos a la hora que sea, boicotear a quien sea, si empiezan con sus monopolios y sus abusos. ¡R e s i s t e n c i a!

ACTUALIZACIÓN: 22 oct 2006
Don José Agustín, investigó y concluyó: ¡Todos somos AMLO y seguimos con AMLO!. Este es el artículo de hoy domingo 22 de octubre, lo anexo aquí porque el tema continua. Noten que "El Diario de guerra Electoral" se ha convertido en "Diario de Guerra Poselectoral". Recuerden que José Agustín Ortíz Pinchetti, Pablo Gómez, Horacio Duarte y la Señora Licenciada Diana Rosalía Bernal Ladrón de Guevara, son Heroes Nacionales. Ellos han defendido con mucho valor a AMLO, con pruebas Jurídicas, con argumentos legítimos, con la ley y con la verdad. Tengan muy presente éstos nombres. Mi respeto y admiración. ¡Que lucha! ¡Me estremezco nomás de recordar todo lo han hecho!

Diario de Guerra (poselectoral)
José Agustín Ortiz Pinchetti
Bien y de buenas
A quienes colaboramos en el equipo de AMLO (nadie ha desertado hasta ahora) nos asombra su presencia de ánimo a pesar de los intentos de aniquilarlo, las presiones, los reveses y las traiciones. Se mantiene "bien y de buenas". Ningún personaje político contemporáneo ha conquistado tan apasionada simpatía y a la vez un odio tan reconcentrado. Buena parte de la población lo aclamará como presidente legítimo, pero otro tanto cree y repite como verdades evidentes las calumnias inventadas y orquestadas por quienes defienden la imposición. Incluso escritores progres e ilustres afirman, sin un examen riguroso de los hechos, que no sólo no hubo fraude electoral, sino que los comicios fueron los más limpios e imparciales. Primero aconsejaron a AMLO que se sometiera a los veredictos "legales" y ahora aconsejan al PRD que traicione y jubile a su ex candidato. La intención evidente es aniquilarlo a él y al movimiento que puede llegar a encabezar. La capacidad para resistir sin perder la calma y conservando el buen ánimo puede explicarse por varios factores. Citaré tres:
1. Resistencia política. Así llamaba el general Lázaro Cárdenas a la capacidad de absorber los ataques, superar y aun aprovechar los reveses, no dar rienda suelta al resentimiento y a la venganza. En esto ha demostrado una capacidad notable AMLO.
2. Una consistencia ética excepcional. AMLO parece fiel al pensamiento de Emmerson: "Si tienes buena conciencia, contarás con el sufragio del mundo". Puedo decir después, de seis años de trabajar cerca de él, que nunca lo he visto faltar a un acuerdo intencionalmente, hacer o consentir un abuso o un robo o traicionar a alguien. Esto contrasta con la degradación actual de la clase política. El oportunismo, la traición, la inconsecuencia ideológica, la corrupción y la garantía de la impunidad son las reglas.
3. La potencialidad de la causa que encabeza. Todo indica que el liderazgo de AMLO y la corriente de centro izquierda que encabeza van a sobrevivir. Probablemente se convierta en un eje para la transformación política. El prevé la reaparición de los dos grandes partidos históricos para que México tenga una auténtica competencia democrática. Este optimismo se deriva de los signos de vitalidad de miles de grupos que se organizaron a su favor desde la época del desafuero y que se mantienen activos. Según las encuestas, en más de 100 días de ataques devastadores, AMLO conserva una intención de voto entre 30 y 28 por ciento.
Por otro lado, ni el PRD ni el Frente Amplio Progresista parecen sentirse atraídos por la idea de abandonarlo. Puede haber sorpresas desagradables, pero creo que no sólo por consistencia política, sino por estricto cálculo, las fuerzas reformistas que han logrado su unidad y otras que se le seguirán sumando poco a poco reconocerán en AMLO al único líder de la oposición verdadera. jaop@prodigy.net.mx

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...