BUSCA, BUSCADOR

lunes, 6 de noviembre de 2006

Calaveras Calaveritas y Calacas


Al blog de kikka roja llegaron calaveritas, hasta hoy las pongo pues fue una semana muy tensa. En ésta su casa hay paisanos, familia y amigos Oaxaqueños, a los cuales les seguimos la pista en estos tiempos de lucha. Sale, un pequeño altar para los muertos, difuntos e inocentes. Para que regrese el sentido del humor.
PARA FOX
Por santurrón y menso piensan
Que La parca se lo llevo
Pa que vea a los muertos
que la PFP dejo,
Su alma en pena
Que mediante imposición
Quiso ir al cielo,
y hasta ahí se la pelo.
Pero no te aguites Chente Fox!
Grito quien en vida lo conoció
Aquí, abajo no necesitas
jubilación…

PARA FECAL
Tanto pego el brinco
Que en un resbalón
Pobre de Felipe Calderón
No piso los pinos
Por manipulador
Triste muerte lo agarró
Del cuello y lo empaló
El muy arisco pensó
que presidente seria
de esta gran nación
Calaverita por Navawan

AMLO

Andaba el Peje bien contento

Cuando encontró a la parca
en un CND evento
Ah chins!, a poco
me toca misa de convento

No -le dijo la tilica y flaca-,
a la votación vengo
ya ví tu plan y estrategia
y la encuentro rete regia

Los panistas no son santos
solitos azotan por tantos
por bocones y por espanto.

aquí yo nomás quietecita
muerta de la risita
¡me ahorraste la chinguita!
FOX

Este año vino por Fox la parca,

Tu sexenio fue un cochinero
Pinche pseudoranchero
Vendido y comprometido
Con los poderosos del dinero

Fea muerte te espera por
bandido en lana Podrido
Por creerte de alta alcurnia
El pueblo entero te repudia

El presidente
Escondido del baño en la tina
la paraca enoja sin precedente:
-Ahora te toca el hoyo de letrina
A ver como te llevo
Mediocre soquete
Con todo y tu gabinete-.

http://slideshare.net/kikka/las-calaveras-del-sexenio-1/35

Bombazos en el Distrito Federal

Explosiones y Oaxaca alarman a embajadores

Temen diplomáticos por seguridad en sedes que no son vigiladas las 24 horas

Natalia Gómez Quintero
El Universal
Lunes 13 de noviembre de 2006 Tras las explosiones ocurridas la semana pasada en tres puntos de la ciudad de México, así como por la situación de tensión que prevalece en el estado de Oaxaca, el cuerpo diplomático acreditado en el país expresó su preocupación.En su calidad de decano del cuerpo diplomático en México, el embajador de Belice, Salvador Figueroa, fue el portavoz de los diplomáticos ante la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), y su jefe de protocolo.De acuerdo con datos obtenidos por EL UNIVERSAL, el diplomático beliceño expresó las inquietudes la semana pasada.Hizo especial énfasis por aquellos inmuebles asentados en la capital que normalmente no cuentan con seguridad las 24 horas.En respuesta, la Cancillería informó a las representaciones diplomáticas que consultó con la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, a cargo de Joel Ortega, quien confirmó que hasta el momento no hay indicaciones de un aumento del riesgo para las embajadas.Sin embargo, las autoridades capitalinas de seguridad pública dejaron claro que la situación sigue siendo evaluada, y en determinada situación las instalaciones diplomáticas contarán con un incremento de vigilancia y patrullas regulares.El embajador Figueroa comunicó la respuesta de la SRE a todas las embajadas y misiones diplomáticas por escrito el pasado 7 de noviembre.No obstante, un representante de la Cancillería mexicana comentó a Figueroa que las embajadas que requieran seguridad adicional deberán solicitarla directamente a la SRE o al gobierno del Distrito Federal.De acuerdo con fuentes diplomáticas, es reducido el número de representaciones en las que se mantiene la vigilancia durante todo el día.La alarma expresada por el cuerpo diplomático se presentó luego de que la madrugada del lunes pasado estallaran artefactos explosivos en la sede nacional del PRI, en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y en una sucursal de Scotiabank Inverlat del sur de la ciudad.Los diplomáticos se encuentran a la expectativa por los acontecimientos violentos que puedan suscitarse y del entorno político que se desarrolla en el país después de la polarización tras las elecciones y ante el empeoramiento del conflicto en Oaxaca.De hecho, representaciones como Estados Unidos, Canadá, Alemania, España, Países Bajos, Francia y Reino Unido han hecho públicas sus alertas de visita a México como consecuencia de dichos conflictos.

DF ciudad de México
Muchos creen que fue la ultraderecha, el yunque siempre sale con autoatentados, otros creen que fue el movimiento de la APPO que ya se deslindó, ellos no fueron, están tratando de sobrevivir a los sicarios de Ulises ruiz. Otros creen que es para apagar el movimiento del Frente Amplio Progresista con acciones mediáticas que asusten a la población y dejen fuera a Andrés Manuel López Obrador de la vida pública. Fox dice que es para asustar, el vocero Aguilar dice que son hechos aislados que nada importan. Pero hay quien dice que es la guerrilla Urbana. Lo que me parece muy significativo son los objetivos bombardeados: El edificio del PRI, el TRIFE, un banco. Tiene su lectura política éste hecho, es para que empiecen los politólogos a trabajar, hablar, hablar y hablar, en lo personal no me asusta. Esto es lo que Federico Lamont, nos ilustra:
Mini Manual del Guerrillero Urbano

Escuela de las Americas Manual del Terrorismo
Mini Manual del Guerrillero Urbano

En resumen, El guerrillero Urbano tiene por causa, luchar contra gobiernos impuestos espurios y dictadores, se diferencía de los delincuentes. Tiene preparación técnica. Su calidad moral es superior a la del enemigo corrupto, sus armas son siempre menores y simples. El guerrillero Urbano siempre cuenta con el Apoyo Popular.
Por lo pronto FECAL tiene seguridad en su casa de transición, las embajadas y la Secretaria de relaciones Exteriores ya también se espantaron... El Peso (moneda) bajó, los capitalistas se asustaron. Vamos bien sólo falta que se agarren del chongo los porros del PRI y PAN, para tener el espectaculo completo.

Registra prensa mundial bombazos en México

Redacción EL UNIVERSAL.com.mx
El Universal Ciudad de México
Lunes 06 de noviembre de 2006
The New York Times (Estados Unidos)
Bomba pequeña “golpea” a Corte electoral Bombas pequeñas explotaron este lunes en el máximo Tribunal electoral de México, en la sede de un partido de oposición y en un banco en la capital donde no hubo heridos, dijo la policía. Las dispositivos se accionaron simultáneamente después de la medianoche.

The Washington Post (Estados Unidos)
Explosiones simultáneas en la ciudad de México Tres artefactos explotaron en el Tribunal Federal Electoral, un banco y la sede del antiguo partido en el poder, en las primeras horas de este lunes y las autoridades desactivaron otro explosivo, detctado en otra sucursal bancaria, reportaron los medios mexicanos. Las explosiones de este lunes ocurren en el marco del conflicto en el estado de Oaxaca, donde los manifestantes mantienen barricadas en la capital desde mayo, en demanda de la renuncia del gobernador del PRI, Ulises Ruiz. La Vanguardia (España)
Registradas tres explosiones sin víctimas en las sedes del Tribunal Electoral, del PRI y de un banco en México Las explosiones ocurren en un momento en que en México hay abierta una importante crisis social en Oaxaca, 450 kilómetros al sur de la capital mexicana, que ha obligado a desplazar a la ciudad a miles de agentes de la Policía

Federal Preventiva (PFP). BBC News (Inglaterra)
Explosiones sacuden Ciudad de México Tres explosiones simultáneas tuvieron lugar este lunes por la madrugada en la capital de México, sin que se produjesen heridos según fuentes policiales. La sede del PRI en Ciudad de México fue uno de los tres objetivos atacados este lunes. Las bombas de fabricación casera afectaron el tribunal electoral, conocido como TRIFE, destruyeron la entrada de la sede central del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y causaron destrozos en una sucursal del banco canadiense Scotiabank.

El País (Uruguay)
Explotan tres bombas artesanales en capital Tres bombas artesanales estallaron la madrugada de hoy en la capital mexicana que causaron daños materiales pero sin dejar víctimas, informaron autoridades de la capital, que precisaron que se recibieron llamadas previas a las detonaciones, provocadas con sustancias de tipo gel. Tras las explosiones, la policía realizó revisiones en la sede presidencial, distintas oficinas gubernamentales, la red de transporte subterráneo y las embajadas de Estados Unidos y Gran Bretaña.

El Nacional (Venezuela)
Explosiones dañan inmuebles del PRI y del Tribunal Federal Electoral en México Tres explosiones ocurrieron casi simultáneamente hoy en la madrugada en esta capital, donde destruyeron una fachada en las oficinas generales del partido que gobernó el país durante 71 años, y dañaron al parecer las instalaciones del Tribunal Federal Electoral y de un banco. Las autoridades desactivaron también un artefacto explosivo de fabricación casera en otra sucursal bancaria cercana al tribunal, informaron medios nacionales. Las autoridades dijeron a los medios mexicanos que no hubo lesionados, y que los estallidos no provocaron incendios.

La iglesia Desprecia al Pueblo

"Cada vez que el cardenal se meta en política, daremos otro paso hacia la Iglesia"
Protestan en la Catedral por el apoyo de Norberto Rivera a la incursión policiaca
El obispo Felipe Arizmendi recomienda al gobernador Ulises Ruiz valorar su renuncia
MARIANA NORANDI Y ELIZABETH VELASCO

Foto

Simpatizantes de la APPO durante la protesta en la Catedral Metropolitana para exigir que cese la represión en esa entidad Foto Roberto García Ortiz

Un centenar de personas, pertenecientes a diferentes organizaciones sociales, irrumpieron ayer en la Catedral Metropolitana, poco antes de que el cardenal Norberto Rivera iniciara su homilía, para protestar contra las recientes declaraciones del arzobispo primado de México en favor de la intervención de la Policía Federal Preventiva (PFP) en Oaxaca. El prelado declinó declarar sobre la protesta, pero las puertas de la catedral fueron cerradas y flanqueadas por un denso cordón policiaco que bloqueó el ingreso al templo a simpatizantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), de la convención nacional democrática (CND) y a feligreses. Los manifestantes ingresaron a la catedral poco antes del mediodía.
Llevaban las manos pintadas de rojo en representación de la sangre de los muertos de la APPO, y gritaban consignas como "Al que viola y asesina, Norberto los persigna", "Ulises ya cayó, ahora sigue Calderón" o "Oaxaca somos todos", frases que chocaban con la devoción de los fieles que exigían a gritos: "¡Respeten, ésta es la casa de Dios!" Portando carteles en contra de la injerencia de Norberto Rivera en asuntos políticos, los manifestantes declararon a los medios de comunicación su inconformidad por los comentarios del cardenal en favor de la entrada de la PFP a Oaxaca, así como por el supuesto encubrimiento de Rivera en el caso del sacerdote pederasta Nicolás Aguilar Rivera y su oposición a la Ley de Sociedad de Convivencia que esta semana se debatirá en la Asamblea Legislativa del DF. Al iniciar las consignas y la respuesta de los fieles de repudio a la protesta, elementos de seguridad de la catedral y policías locales expulsaron a los manifestantes del templo. Rivera Carrera intentaba continuar con la homilía dominical, pero sus palabras eran inaudibles. En medio del caos, a las afueras del templo varios feligreses se quejaban porque no podían acceder al interior. "Ahora hasta permiso hay que pedir para entrar a la iglesia", decía una señora. Los manifestantes no se retiraron. Antes, incentivaron su rechazo público a la injerencia del prelado en la vida política del país. "Cada vez que Rivera dé un paso hacia la vida pública y se meta en política, nosotros daremos otro paso hacia la Iglesia", advertía Ferrer Galván, del comité ciudadano de Coyoacán, acompañado de integrantes de la resistencia civil pacífica que se le unieron en el plantón que mantiene la APPO en la vieja casona de Xicoténcatl.
"Si a Rivera le parece absurdo que nosotros metamos la política a la Iglesia, nos parece más absurdo que meta la Iglesia a la cosa pública. Lo que es de Dios a Dios, y lo que es del pueblo al pueblo", destacaba Galván en alusión a la creciente participación del clero en la vida política nacional. Inclusive recordó que la Constitución prohíbe a los clérigos intervenir en temas políticos, y los peligros que se vivieron en la década de los 20, "cuando la ultraderecha, que encabezó la guerra cristera, asesinó al presidente Alvaro Obregón; ésos son los mismos que forman ahora el Yunque", dijo en alusión a los dirigentes del PAN y a Felipe Calderón. Mientras, en el templo, cuando el cardenal concluía su homilía, que trató de centrar en el "amor al prójimo", Hugo Valdemar Romero, vocero del arzobispado, dijo a los medios que, en una posición de protesta contra lo ocurrido, el cardenal no iba a hacer declaraciones, y sugirió a los representantes de los medios que si querían declaraciones, interrogaran a los fieles "agredidos" por los manifestantes, "porque fueron éstos, y no los católicos, los agresores". Afuera, antes de retornar al Hemiciclo a Juárez, donde comenzó el periplo hasta la catedral, los simpatizantes de la APPO clamaban: "¡Fuera asesinos de Oaxaca!" En San Cristóbal de las Casas, Chiapas, el obispo de la diócesis local, Felipe Arizmendi Esquivel, pidió al gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, que valore la posibilidad de renunciar, porque "no conviene que alguien se aferre al poder, cuando desistir de ejercer un gobierno pudiera ser una ayuda para rencontrar caminos de pacificación". Entrevistado después de la misa que ofició este medio día en la catedral, agregó: "yo sugeriría que el gobernador pensara y viera qué es lo que más conviene para Oaxaca y para México". Aclaró que "nosotros no debemos dar consejos al gobernador, porque no estamos en Oaxaca, pero aprendiendo del ejemplo de Chiapas, donde en 1995 el gobernador Eduardo Robledo renunció en un acto de generosidad, podemos decir a otras personas lo que vemos que puede convenir".
Arizmendi Esquivel dijo que cuando en un conflicto como el de Oaxaca los caminos del diálogo se han agotado, el gobierno tiene la obligación de restablecer el orden con la policía. Manifestó que "si en este momento la Policía Federal Preventiva no ha podido restablecer el orden en Oaxaca, tienen que buscarse otras medidas, como el diálogo y posibles renuncias, pero no meter nunca al Ejército, porque a eso nosotros sí nos opondremos, porque sería una situación mucho más grave". El obispo de San Cristóbal de las Casas afirmó que recientemente habló por teléfono con el arzobispo oaxaqueño José Luis Chávez Botello, y le insistió en que "tome la palabra a la APPO de ayudar a buscar alternativas de solución al problema". Dijo que incluso ofreció ir a Oaxaca -o en su defecto su obispo auxiliar, Enrique Díaz- para suplir a los obispos de esa entidad mientras ellos apoyan el diálogo. Elio Henríquez, corresponsal

Lorenzo Meyer


¿Los nuevos rurales de la Federación?
AGENDA CIUDADANA
Lorenzo Meyer

Historia. En el porfiriato maduro, el Cuerpo de Rurales de la Federación, unos cinco mil, eran el brazo ejecutor de última instancia de la política del régimen. Hoy, ese lugar pareciera ocuparlo la Policía Federal Preventiva (PFP). Los rurales, un cuerpo creado en 1861, eran un cuerpo militarizado dependientes de la Secretaría de Gobernación, con uniforme gris, muy móvil, bien montado y armado –características no muy distintas de la PFP-, que le sirvió bien a don Porfirio para apagar los fuegos sociales que estallaron con regularidad en varias partes del país a fines del siglo XIX e inicios del XX. El profesor Paul J. Vanderwood en su libro Desorden y progreso (México, Siglo XXI, 1986) los llamó “la policía del presidente”. De nuevo, a la PFP le viene al pelo la caracterización de sus antecesores.
Paradojas. Es significativo que los carros antimotines adquiridos por Carlos Salinas en 1994 –el año de la aparición de los rebeldes neozapatistas y del asesinato de Luis Donaldo Colosio- se hayan finalmente empleado ahora, justo al concluir el primer gobierno de un nuevo régimen político y que se supone estaría comprometido con lograr que México pase definitivamente del viejo y prolongado autoritarismo a la nueva democracia. Sin embargo, es aún más revelador que el empleo de los carros y de “la policía del Presidente” haya sido para retomar la ciudad de Oaxaca con el fin de devolver el poder a un gobernador del PRI que lo había perdido meses atrás como resultado de una movilización social iniciada por maestros pero secundada por la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), cuyo objetivo central es poner fin a un sistema de gobierno local cuyas raíces siguen enterradas y nutridas en una tradición premoderna y antidemocrática. Tampoco puede dejar de llamar la atención y ser revelador el que la toma de Oaxaca por “los federales” haya tenido lugar el mismo día que en Brasil se llevó a cabo una elección sin problemas y donde el electorado, en una segunda vuelta y con muy alta participación, reconfirmó a la izquierda como la encargada de conducir en los próximos cuatro años al mayor país latinoamericano. En fin, el pasado domingo se pusieron de manifiesto, una vez más, las paradojas y contrastes latinoamericanos. A punto de entregar el gobierno y tras haber pospuesto por cinco meses de manera tan evidente como poco imaginativa, el enfrentar la parte que le correspondía del conflicto oaxaqueño, Fox finalmente recurrió a la PFP para intentar cortar de tajo el nudo gordiano en que se dejó convertir el conflicto oaxaqueño. Hoy, el zócalo de la vieja Antequera está ocupado pero el resto de la ciudad y de la entidad no están en paz ni el problema está resuelto, como afirma el Presidente.
¿Solución o Administración del Problema? La historia muestra numerosos conflictos políticos complicados donde el problema no se resuelve, simplemente se administra. Y posiblemente eso es lo que estamos viendo en este caso. Pero ¿qué posibilidades y alcances pueden tener este tipo de “administración”? La pregunta es obligada pero la interrogante es imposible de responder con certeza. En un análisis de lo inmediato, el factor que explica que cinco mil efectivos de PFP, apoyados en el trasfondo por elementos militares, hayan tenido que ocupar Oaxaca, es la muerte el viernes 27 de tres personas que tuvieron lugar en esa ciudad, entre ellas la de un ciudadano estadounidense, un camarógrafo y activista neoyorquino: Bradley Roland Will. Los muertos, incluido el señor Will, quedaron en el lado insurgente. No fueron esas, desde luego, las primeras víctimas, pero si la primera vez que la embajada norteamericana pidió cuentas y el esclarecimiento de un hecho que, por otra parte, no tiene nada de misterioso: quienes dispararon ya fueron identificados como miembros de una estructura local del poder que está cuestionada. Es posible imaginar, aunque no asegurar, que ese incidente violento fue premeditado, que buscaba ser la justificación de una intervención supuestamente definitiva, aunque seguramente el asesinato de Will no era parte del esquema. Los otros factores explicativos inmediatos son: a) el arreglo económico al que llegó el gobierno con los maestros para que estos últimos tuvieran el aumento salarial demandado –lo que solucionaría el motivo original de la disputa- y abandonasen las filas de los malcontentos y b) la cercanía del cambio de gobierno.
En efecto, al presidente saliente, al entrante, al partido de ambos y a los muchos y muy poderosos intereses que apoyan al grupo actualmente en el poder –empresarios, iglesias, el SNTE, etc.- les interesaba que el conflicto en Oaxaca no pusiera en peligro el apoyo condicionado que el viejo PRI está negociando con el gobierno saliente y el entrante. Para este último, con el respaldo de apenas un 35% del electorado, es vital que legisladores y gobernadores priistas faciliten la toma de posesión del 10 de diciembre. De lo contrario, el segundo gobierno del nuevo régimen haría su primera entrada al escenario en condiciones de peligrosa debilidad. La ocupación de la ciudad de Oaxaca por la PFP en apoyo de un gobernador priista incapaz de sostenerse por si mismo, pudiera, aunque no sin dificultades, resolver en lo inmediato para el Gobierno federal, el problema de la rebelión del sur. Sólo le es necesario sostener la situación por 28 días más. Esa solución se facilitaría aún más si el gobernador impugnado decidiera, finalmente, pedir licencia o renunciar, como ya lo demandan incluso algunos priistas. Sin embargo, aun en ese caso, el problema de fondo estaría sin resolverse. En Oaxaca, la PFP es apenas un vendaje que mal cubre una herida social y política profunda, en donde la infección permanece.
Lo que Hay Bajo el Vendaje. El choque inicial que ha llevado a la situación actual en la antigua Antequera, se dio el 22 de mayo entre el gobernador y la Sección 22 del sindicato de maestros (SNTE) por una disputa salarial. Sin embargo, el contexto de ese conflicto tiene una historia larga que parte de un escenario de rezago social inexcusable. Fue en mayo de 1980 y en Oaxaca -en este análisis simplemente sigo a Víctor Raúl Martínez del IISUABJO- cuando surgió el Movimiento Democrático Magisterial que luego se trasmutó en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, disidente del SNTE. Desde entonces, el magisterio de Oaxaca ha seguido un camino propio, que se refleja en su acción sindical, misma que está influida por su peculiaridad social: la de contar con una importante raíz indígena y campesina. El motor de la acción sindical reciente del magisterio oaxaqueño ha sido conseguir la “rezonificación” (pasar de la zona 2 a la 3 para tener un aumento salarial por concepto del costo de vida, como sucedió en Chiapas). El 22 de mayo los profesores oaxaqueños estallaron la huelga al confrontarse su demanda por 1,400 millones de pesos con los apenas 60 millones ofrecidos por el gobernador. Cuando en julio llegaron las elecciones presidenciales, el millón de votos prometidos al PRI por el gobernador de Oaxaca se redujeron a sólo 450 mil; el viejo partido de Estado perdió 9 de los 11 distritos en juego y las 2 senadurías de mayoría. No obstante tener una base política tan mermada, el mandatario estatal, con el soporte de los presidentes municipales priistas y de ciertos empresarios y comerciantes, ordenó a la fuerza pública acabar con el plantón de los maestros el 14 de julio. Pero su fuerza de 800 policías resultó no sólo insuficiente, sino contraproducente, pues fue derrotada a palos y pedradas y el enfrentamiento callejero con el magisterio transformó un conflicto sindical en otro de carácter político y social. En palabras de Martínez Vázquez, los maestros se convirtieron en un “catalizador de la inconformidad y protesta social contra el régimen autoritario y despótico de Ulises Ruiz”. Así nació la APPO y el conflicto de Oaxaca se catapultó al plano nacional. Sin el control de los estados aún en su poder, el PRI sería casi nada, de ahí la defensa numantina de un gobernador de tiempo atrás incapaz de gobernar pero que explota a fondo la necesidad que el gobierno tiene de su apoyo. Pero ese apoyo mutuo PAN-PRI tiene costos. En situaciones normales, problemas como el oaxaqueño se podrían haber administrado, y quizá resuelto, sin violencia. No fue el caso, por impericia y complicidades se le dejó crecer hasta convertirse en crisis. Hoy en Oaxaca hay un PRI que lleva 77 años ininterrumpidos en el poder y también una lección de la que todos deberíamos sacar las conclusiones apropiadas.
RESUMEN: “En Oaxaca hay un PRI que lleva 77 años ininterrumpidos en el poder y también una lección de la que todos deberíamos sacar las conclusiones apropiadas.”

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...