BUSCA, BUSCADOR

domingo, 11 de marzo de 2007

José Agustín Ortiz Pinchetti

Contra el Maquiavelismo

Recuperado al 100 por ciento

Hace unos días, después de una reunión con capitalinos, AMLO, ex candidato presidencial y para millones el genuino presidente de México, afirmó que se ha recuperado del fraude electoral. "Estoy muy fuerte -aseguró-, a pesar de lo sucedido. Estoy acostumbrado a luchar contra la adversidad". Me sorprende esta revelación. Durante la ordalía, nunca vi flaquear a AMLO. Siempre se mantuvo en un estupendo estado de ánimo y nunca perdió su vigoroso liderazgo. Quizás en lo íntimo pudo expresar los muy humanos sentimientos de frustración y exasperación de una derrota fraudulenta.

AMLO tiene razones para sentirse bien: 1. Ha tenido nuevamente contacto con su voto duro, que en principio se estimaba en cinco millones de personas y que, de acuerdo con las más recientes encuestas, puede llegar hasta ocho millones. No es poca cosa. 2. En más de 200 municipios que ha visitado en dos meses, la gente sale a recibirlo, lo anima y lo impulsa. 3. La tarea de credencializar a sus favorecedores lleva un buen ritmo: se han expedido unas 300 mil acreditaciones. La gente tiene que firmar una carta de acuerdo, fotografiarse y poner su huella, lo que en este país de desconfianzas es insólito. 4. Una encuesta (El Universal, lunes 6) considera que 78 por ciento reconoce que el principal opositor del país es el PRD (a quien la gente identifica con AMLO). Sólo un insignificante 11 por ciento piensa que es el PRI, partido que ni quiere ni puede, ni entiende cómo ser oposición. Por desgracia, los demás partidos, incluyendo al PAN, se comportan frente al PRI como si siguiera siendo el hegemónico. 5. En las encuestas recientes, 30 por ciento sigue aprobando a López Obrador, aunque 33 por ciento le resulta ahora desfavorable. A pesar de la campaña del odio y del cerco informativo, mantener estos números es una hazaña. Sin embargo, la mayoría ni siquiera sabe que hay credencialización; no podemos darnos por satisfechos. El apoyo de los medios electrónicos a Calderón es brutal. Y cuenta con toda la maquinaria del Estado y con la sinergia de los grupos de interés para detenernos y aislarnos.

Aun así, nadie, ni sus enemigos cordiales, le pueden negar la hazaña de haber sobrevivido y poner en marcha una organización pacífica nutrida de la aceptación popular. El elemento clave del proceso es el propio Andrés Manuel. Los que trabajamos con él tenemos que reconocer que su serenidad y estoicismo han sido necesarios para mantener el ánimo de todo el equipo. Muchos nos hemos deprimido, pero todos hemos salido adelante, trabajando duro con buenos resultados. El desempeño de AMLO, su astucia, eficacia, inteligencia, laboriosidad que lo llevaron al borde mismo de la Presidencia de la República, podían haberse quebrado. Ha demostrado tener una enorme fuerza sicológica y espiritual. Una especie de fuego interno que lo anima en esta lucha y que nos contamina e ilumina a millones.


Kikka Roja

Bertha Muñoz

Poesía testimonial de Oaxaca

Bertha Muñoz*

24/I/2007

Porque fueron miles de pies
Que se echaron a caminar
simultáneamente
Pies calzados con tenis
Pies calzados con zapatillas y zapatos
Pies calzados con sandalias y
huaraches
Y también pies descalzos y agrietados.

Porque fueron miles de pies
Marchando decididamente por las calles
Pies morenos, curtidos por la tierra
Pies blancos cubiertos de calcetas
Pies grandes, pies pequeños.
Pies ásperos, pies suaves,
Pies callosos con los siglos encima.

Porque fueron miles de pies
Andando por el tiempo
Pies de niños, de adultos,
Pies de ancianos, de jóvenes
Pies de amas de casa, de empleados
De campesinos, de indígenas
Pies de burócratas y profesionistas
De pequeños comerciantes
De artistas, de desempleados
Pies de maestros y estudiantes.
Aplanando las calles
Sonando rítmicamente en un solo clamor
Armónicamente unidos a la esperanza
Pies musicales
Los pies de un pueblo que
en busca de un sueño
decidió echarse a caminar.

15/II/2007

Muy dentro del corazón y la cabeza
Enterrada por siglos de abandono y
sequía
Sembrada en un profundo resquicio de
las almas
Aguardaba pacientemente.

Invisible dentro del espíritu de la raza
Pero sembrada a una gran profundidad
Sobrevivía a siglos de olvido y temor
Echaba las raíces muy adentro

Esperando una gota de lluvia
Una lágrima, un grito,
un suspiro o tan sólo
El leve aliento de la vida

Y recibió una tempestad de sueños
De gritos y de risas
De alegría y dolor
Y he aquí que se despertó

Y surgió rápidamente
Extendiendo sus ramas rápidamente
Dando flores y frutos por doquiera
Para alimentarnos a todos

* Bertha Muñoz es la histórica locutora de Radio Universidad de Oaxaca que, hasta que se vio obligada a salir de su tierra, defendió los derechos humanos y las justas demandas de la APPO.








Kikka Roja

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...