BUSCA, BUSCADOR

martes, 17 de abril de 2007

Guadalupe Loaeza

Respetuosamente

Guadalupe Loaeza
Nunca imaginé que el texto "Para Chespirito", publicado en este mismo espacio el pasado 3 de abril, en el cual me pregunto cuáles fueron las motivaciones del señor Gómez Bolaños para apoyar la campaña televisada contra la despenalización del aborto, causara tanta polémica. Nunca imaginé que mi opinión provocaría casi 300 correos, la mayoría de ellos ofensivos y muy agresivos. Y nunca imaginé que el 95% de estos correos fuera escrito por hombres, muchos de ellos furibundos por el solo hecho de expresarme a favor de la despenalización del aborto. He aquí algunas frases de algunos de los escritos por hombres: "Ha pensado Sra. Loaeza que en un futuro próximo pueden pedir que la maten porque se promulgó una ley: No aptos para vivir los mayores de 65 años". O bien: "¿cuánto le pagan a usted los grupos radicales de izquierda por sus declaración, le tocará una comisión por cada niño abortado o le pagan por cada palabra ponzoñosa que escribe con su pluma? Le puedo asegurar que usted sí recibe beneficios por apoyar estas campañas abortistas". No faltó uno que me llamara "Sra. Aborto", y otro que se lamentara que mi madre no me hubiera abortado... Como dice la doctora (psiquiatra) Lea Goldberg, la violencia verbal por parte de los varones y la forma con la que se oponen a la despenalización del aborto está hablando de un problema psicológico, "probablemente se sienten amenazados en su masculinidad al ver que el hijo que él ayudó a engendrar puede ser abortado por su compañera sexual".

Por otro lado, he de decir que también recibí (aproximadamente 10) de algunos lectores y lectoras que coincidían conmigo. Lo más llamativo de todo fue lo que sucedió el viernes pasado. Por la noche encontré en mi buzón un paquete con 12 sobres tamaño carta engrapados entre sí, todos ellos dirigidos a mí. Cada una de estas misivas están escritas con la misma computadora, firmadas por la misma pluma y el papel doblado de igual manera. El contenido es muy semejante y todas defienden concretamente a Chespirito: "Espero que sepa lo que escribe aunque me doy cuenta que no, ya que pone en riesgo la seguridad del Sr. Roberto, al publicar que él recibe una fortuna y se codea con el ámbito político. Por si usted no lo sabe vivimos en México en el que hay millones de habitantes y por lo tanto es una ciudad con alto riesgo delictivo". Antes que nada quiero aclararles, respetuosamente, a todos estos lectores y lectoras que se tomaron la molestia de enviarme su opinión, que no estoy a favor del aborto, es evidente que no lo considero como una medida anticonceptiva, sino como último recurso que tienen millones de mujeres ante el embarazo no deseado. Por otro lado, todos sabemos que miles de mujeres abortan año con año y que lo hacen poniendo en riesgo su vida, ya que la forma por ser clandestina es más que riesgosa. Según el Consejo Nacional de Población, en México, cada año, se efectúan 102 mil abortos.

¿Cómo llevar una estadística fidedigna si el aborto está sancionado penalmente?, ¿qué médico o qué ginecólogo declararía honestamente cuántos abortos practica anualmente?, ¿cómo saber cuántas parteras y comadronas que practican el aborto existen en el país y en cuántos abortos participa cada una de ellas? Difícilmente se podría responder a estas preguntas y a otras muchas más que han surgido a raíz de la iniciativa de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, la cual se encuentra en estos momentos analizando tanto reformas a la Ley de Salud como al Código Penal. Si el tema preocupa tanto a los legisladores, es porque se trata de un problema de salud pública, el cual, sin duda, es responsabilidad del Estado. Permítanme referirme una vez más a lo que escribiera Valéry Giscard d'Estaing en su libro El Poder y la Vida. "Yo soy católico -le dije a Juan Pablo II-, pero también soy presidente de una República cuyo Estado es laico. No tengo porqué imponer mis convicciones personales a mis conciudadanos, sino que debo procurar que la ley responda al estado real de la sociedad francesa para que sea respetada y pueda ser aplicada. Comprendo perfectamente el punto de vista de la Iglesia Católica y como cristiano lo comparto; juzgo legítimo que la Iglesia pida a los que practican su fe que respeten ciertas prohibiciones, pero no corresponde a la ley civil imponerlas con sanciones penales al conjunto del cuerpo social". Muchos de mis lectores me piden argumentos sólidos para sostener mi postura.

Además de que también yo estoy por la vida, creo firmemente en que la mujer, solamente ella, tiene derecho sobre su cuerpo, me apoyo en la más reciente información del Colegio de Bioética publicada por Mirtha Hernández y Mariel Ibarra en nuestro periódico el pasado 11 de abril: "Suma el Colegio de Bioética apoyo a iniciativa de ley. Afirman especialistas en reproducción que a las 14 semanas el producto no es una persona". Especialistas en bioética y en biología de la reproducción "descartaron que los embriones de 12 ó 14 semanas, cuyo cerebro está en las etapas iniciales de su desarrollo, puedan experimentar sufrimiento o gozo, y mucho menos sentir dolor mientras se practica un aborto". Más adelante la nota aclara que si bien un embrión posee el genoma humano, no es posible aceptarlo como persona, pues de lo contrario, cualquier célula del organismo adulto, incluyendo los tumores cancerosos, serían comparables al humano. "La vida de un embrión de 14 semanas es idéntica a la de cualquier célula, órgano o tejido de un organismo multicelular vivo, pero no a la de un individuo biológico: no hay vida humana", afirman integrantes del organismo que aborda cuestiones éticas surgidas de las ciencias de la vida.

Qué tan convencidos estarán estos científicos que incluso harán público, en un desplegado, su apoyo a la iniciativa para despenalizar la interrupción del embarazo durante las 12 semanas de gestación. "Los conocimientos científicos sobre el genoma, la fertilización, el desarrollo del embrión humano y la fisiología del embarazo indican, sin lugar a dudas, que el embrión de 14 semanas no es un individuo biológico ni mucho menos una persona, porque carece de vida independiente ya que es totalmente inviable fuera del útero, al estar privado del aporte nutricional y hormonal de la mujer", indica el borrador de su documento. Entre los especialistas que forman parte del Colegio de Bioética están los profesores eméritos de la UNAM y premios nacionales de Ciencia y Arte, Ruy Pérez Tamayo y Rubén Lisker; el premio Universidad Nacional Ricardo Tapia, así como el científico Arnoldo Kraus y el genetista Salvador Armendares. Ante estas declaraciones, con todo respeto les digo a mis detractores que no hay nada más que agregar...

gloaeza@yahoo.com.


Kikka Roja

La Verdad sea Dicha : 15

Programa episodio 15
Zapata

Andrés Manuel López Obrador www.amlo.org.mx
E MAIL : laverdadseadicha@gobiernolegitimo.org.mx
laverdadseadicha.org.mx, laverdadseadicha.org
gobiernolegitimo.org.mx

AMLO Tv, Martes 1 de la madrugada 1 a.m. por tv azteca canal 13


  • Ampararse ante impuestos injustos
  • Las pensiones, Salud igual a la educación echan a perder los servicios públicos para buscar los servicios privados

SONRIAN POR QUE VAMOS A GANAR


Kikka Roja

Por siempre bruja

José Blanco

Si todo mundo, especialmente los partidos políticos, se quedan calladitos frente a la afrenta que van a cometer, el día de hoy la Cámara de Diputados desechará una reforma que pretendía que las mujeres pudieran ascender al grado de generala de División en el Ejército y, en consecuencia, pudieran aspirar a ser titular de la Secretaría de la Defensa Nacional.

El jueves, ¡la Comisión de Equidad y Género!, que preside la diputada perredista Maricela Contreras, convalidó un dictamen de la pasada Legislatura en el que se rechaza la iniciativa que propuso la ex diputada Cristina Portillo Ayala, también del PRD. De acuerdo con el artículo 32 de la Ley de Ascensos y Recompensas del Ejército y Fuerza Aérea mexicanos, "los ascensos a los grados de coronel, general brigadier o de grupo, de brigada o de ala y de división serán conferidos por el Presidente de la República, atendiendo preferentemente al mérito, aptitud y competencia, calificados a juicio de dicho alto funcionario".

Este país no dejará nunca de sorprendernos: 1) En México, para ser secretario de la Defensa es preciso contar con testículos, próstata, pene y producir mil veces más testosterona que una mujer; 2) En este país, para ser secretario de la Defensa es indefectiblemente menester ser militar.

En Estados Unidos, país en el que reciben alta capacitación los militares mexicanos de alto rango, los secretarios de la Defensa suelen no ser militares (Donald Rumsfeld, por ejemplo). En Chile ya hubo una mujer y civil, secretaria de la Defensa. La actual presidenta Michelle Bachelet es médica, y unos estudios sobre estrategia militar que hizo en Chile y en Estados Unidos no la hacen militar. Si usted hace una búsqueda, con perspectiva histórica, sobre los responsables de las fuerzas armadas en los países europeos se llevará una buena sorpresa. El civil más notorio, históricamente hablando, cabeza del almirantazgo de la Gran Bretaña, se llama Sir Winston Churchill.

Ciertamente cerrarles el paso mediante la ley a las mujeres para que no puedan acceder a la Secretaría de la Defensa, aun siendo militares, es verdaderamente uno de los muchos colmos canallas de nuestro tercermundismo. Ovación de todo México para tan civilizada disposición jurídica.

En 1961 el antropólogo español Julio Caro Baroja dedicó uno de sus trabajos de investigación a Las brujas y su mundo. La brujería constituía una reliquia de determinados aspectos de ritos arcaicos populares, en especial los cultos dedicados a la fertilidad, que existían en toda Europa antes de la llegada del cristianismo. Después cristianismo y brujería convivieron por algunos siglos, pero a medida que la Iglesia católica adquirió mayor poder y relevancia, los cristianos comenzaron a considerar a las fuerzas y dioses adorados en las prácticas rituales no cristianas como demonios, y a quienes los practicaban, principalmente mujeres, brujas.

Sabemos ahora que en las profundidades de la sique de los varones reside aún el miedo prehistórico inmenso que el poder de dar vida de las hembras producía en los machos; sabemos que en condiciones de homínidos incipientes las hembras debían cuidar a los críos mientras los machos debían batirse con las bestias para la alimentación de todos, y cómo estas prácticas desarrollaron en las hembras una capacidad de observación para percatarse del ciclo vital de múltiples vegetales y reproducirlo, dando lugar así al descubrimiento de la agricultura, y a la posibilidad de las civilizaciones sedentarias. Las hembras producían vida humana (y los machos ignoraban que ellos tenían algo que ver en el asunto), y aun idearon el modo de no andar a la trompa talega.

El historiador inglés James A. Froude escribió un día, "el miedo es el padre de la crueldad". Esa cobarde crueldad que entre los siglos XIII y XVI dio lugar probablemente al peor momento de persecución infame de la Santa Inquisición y de los jefes políticos, contra las brujas. Cientos de miles de mujeres que fueron torturadas y quemadas vivas en la hoguera porque, rechazadas por la(s) Iglesia(s), no era extraño que continuaran practicando ritos ancestrales que los despavoridos varones combatían con hierros candentes. Los machos invirtieron el terror de machos para volverlo crueldad y odio: "que me odien con tal de que me teman", puso en letras el escritor latino Lucius Accius (170-86 aC).

Tiempos oscurantistas vienen no sólo para las católicas. Benedicto XVI ha dicho que exige activismo y ortodoxia a los obispos, a los políticos católicos y a los creyentes de a pie. Cuestiones, dice, que "no son negociables". Las enumera: "la defensa de la vida humana desde su concepción hasta su fin natural, la familia fundada en el matrimonio entre hombre y mujer, la libertad de educación de los hijos". Los políticos católicos están obligados a oponerse a las leyes que no se ajusten a su doctrina religiosa, y los obispos a exigírselo "constantemente". Malos tiempos.

Pos la mera verdad hay mujeres muy horripilantes en el ejército mexicano, la prepotencia y el abuso se les da muy bien, no son mujeres, son peor que soldaditos...

.
Kikka Roja

La derecha española en la calle

Luis Hernández Navarro

Madrid, España. No fue el primer síntoma, pero sí la señal de que algo grave estaba sucediendo. En 2004 y 2005 la derecha española declaró un boicot al cava y otros productos catalanes. Primero fue una respuesta -dijeron sus organizadores- a las declaraciones de Josep Lluís Carod-Rovira, dirigente de Ezquerra Republicana de Cataluyna en contra de la candidatura de Madrid como sede de los Juegos Olímpicos de 2012. Después para manifestar su descontento con el Estatuto que debería dar más facultades autonómicas a Cataluña. Desde entonces han ido echando un pulso tras otro. Con cualquier pretexto han tomado las calles. Cuando el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero aprobó la ley de matrimonio entre homosexuales, el Partido Popular (PP) acusó al Gobierno de propiciar leyes y reformas no avaladas socialmente y presentó un recurso de inconstitucionalidad. Sin dudarlo, los militantes de ese partido se sumaron a las manifestaciones en contra de la legislación que, según ellos, destruye a la familia, y se sumaron los obispos que se remangaron las sotanas para manifestarse.

Ya encarrerados, se siguieron de frente con el asunto vasco, uno de los temas con el que más ha lucrado políticamente. La declaración de tregua permanente de ETA alborotó el gallinero falangista. El PP fue el único instituto político que rechazó en las Cortes la posibilidad de abrir una vía pacífica al conflicto en Euskadi. La reciente decisión del gobierno español de otorgar al integrante de ETA, Iñaki De Juana Chaos, el cambio en su condición penitenciaria, pasando a prisión atenuada (casa por cárcel) por el año y medio de prisión que le falta cumplir por un delito de opinión, fue el pretexto para crispar más aún el clima político. El que Arnaldo Otegi, portavoz de la ilegalizada formación Batasuna, activamente comprometido en la búsqueda de la paz, no haya sido detenido elevó aún más la temperatura. Y, en el colmo del absurdo, la derecha convocó en Pamplona una manifestación para protestar en contra de la hipotética entrega de Navarra al nacionalismo vasco radical. Ya entrada en gastos, la ofensiva en marcha ha abierto todo tipo de frentes de lucha: desde la objeción a la enseñanza de una materia de civismo en la escuela, en la que se habla de la existencia de familias heterodoxas, hasta el boicot informativo al grupo Prisa.

La derecha argumenta que la unidad de España está en peligro y que el Estado se ha rendido ante los terroristas. A través de diversos medios ha corrido la especie de que los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid fueron resultado de la colaboración de ETA con el fundamentalismo islámico para beneficiar al candidato del Partido Socialista Obrero Español en sus aspiraciones a la Presidencia. El triunfo de los socialistas en los comicios de ese año habría sido, según esta teoría, producto de un complot. El PP es una fuerza política católica profundamente conservadora. A diferencia de otros países europeos, donde la extrema derecha tiene sus propios partidos, en España, como sucede en Portugal y Grecia, no tiene una fuerte presencia propia. En los hechos, la mayoría de los adherentes a está corriente actúan dentro del PP. Allí conviven el franquismo sociológico nostálgico del pasado con jóvenes de clase media racistas (especialmente islamofóbicos), monárquicos, "modernos" y españolistas. El sector de extrema derecha que participa en política por afuera de los populares apenas alcanzó 70 mil votos en las elecciones locales de 2005.

La derecha española, con sus 10 millones de votos, está profundamente arraigada en la sociedad. Cuenta con la mayoría de la jerarquía eclesiástica, con instituciones educativas, asociaciones civiles, medios de comunicación, sindicatos de policía, jueces y mucho dinero. Religión y fueros parece ser su grito. Se ha apropiado de los símbolos nacionales -mucho más cercanos al franquismo que a la República- como antes hizo con conceptos como el de progreso, y los utiliza para presentarse como si fuera el país mismo y no una parte de él. La derecha española tiene a su favor la impunidad de los responsables de los crímenes cometidos durante la dictadura. En lo esencial, el pasado sigue siendo el mismo que fue durante el franquismo. El Rey, jefe de Estado del Reino, fue designado por el Caudillo. Se mantienen en pie las estatuas de Francisco Franco y las calles llevan los nombres de los generales que dieron el golpe de Estado.

Esa derecha, sin embargo, está siendo cada vez más desafiada de muchas maneras. El pasado 14 de marzo, 76 aniversario de la proclamación de la República, enarbolando banderas tricolores, miles de personas tomaron las calles de Madrid llamando a luchar por la III República y en contra de un sistema monárquico herencia del franquismo. ¿Rendirá frutos a la derecha española su estrategia de crispación y de desafío a las instituciones? Parece poco probable. La tensión le ha permitido movilizar exitosa y masivamente a su base social tradicional y mantenerla fiel. No obstante, no ha podido sumar nuevos contingentes a su causa. Los próximos comicios autonómicos y municipales de mayo de 2007 serán un indicador de la fortuna o el fracaso de su estrategia. Una duda, empero, surge de esta ruta: si el PP no triunfa en los comicios ¿cómo hará para convencer a sus militantes de que regresen a sus casas?


Kikka Roja

Rateros de alta alcurnia : Ineptos ignorantes pero prepotentes

Comida privada de Calderón con dueños de medios

CLAUDIA HERRERA BELTRAN

El dueño de Grupo Televisa, Emilio Azcárraga Jean, y otros propietarios de medios de comunicación comieron ayer en privado con el presidente, Felipe Calderón, en la residencia de Los Pinos. Fue la primera comida que sostuvieron los los dueños de medios de comunicación con el mandatario en lo que va del sexenio, ya que antes algunos de ellos se habían reunido con él por separado. A la comida, que duró dos horas, acudieron dueños de medios de comunicación electrónicos e impresos, entre los que fueron vistos Joaquín Vargas, de Multivisión, y Mario Vázquez Raña, de la Organización Editorial Mexicana. A las cinco de la tarde, Azcárraga fue el primero en salir de la casa presidencial en un automóvil, seguido por otro en el que iban sus guardaespaldas. A partir de ese momento se dio un desfile de carros y camionetas lujosas que atravesaban la puerta cuatro de Los Pinos.

La Presidencia de la República manejó con hermetismo la información. Sólo una vez que concluyó la reunión confirmó la asistencia de otros empresarios, como Pedro Padilla, vicepresidente del Grupo Salinas (Televisión Azteca), Juan Francisco Ealy Ortiz, de El Universal; Olegario Vázquez Raña, presidente de Excélsior, Grupo Imagen y el Grupo Angeles; Edilberto Huesca, de Nucleo Radiomil y Luis Enrique Mercado, de El Economista. El mandatario estuvo acompañado por el jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, Juan Camilo Mouriño, y por el secretario de Gobernación, Francisco Ramírez Acuña. Esta es la segunda vez que en menos de una semana empresarios de la comunicación acuden a la residencia presidencial; el jueves pasado algunos de ellos estuvieron presentes en la firma, por parte del jefe del Ejecutivo, del decreto que despenaliza los delitos de calumnia, injuria y difamación.

.
Kikka Roja

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...