BUSCA, BUSCADOR

jueves, 26 de abril de 2007

Reforma del Estado : México

  • PRD: sería un buen signo de cambio que la Corte rechace la ley Televisa
  • El estigma del fraude electoral marca arranque de la reforma del Estado

ANDREA BECERRIL , ROBERTO GARDUÑO


El líder de la Cámara de Diputados, Jorge Zermeño; el secretario de Gobernación, Francisco Ramírez Acuña; el presidente del Senado, Manlio Fabio Beltrones; el titular de la Corte, Guillermo Ortiz Mayagoitia; la dirigente priísta, Beatriz Paredes, y los perredistas René Arce y Leonel Cota, durante la ceremonia en la cual se instaló la comisión para la reforma del Estado Foto: Cristina Rodríguez

Al iniciar los trabajos para la reforma del Estado, en un acto en el cual participaron todas las fuerzas políticas convocadas por el Congreso de la Unión, la mayoría coincidió en señalar la urgencia de una reforma electoral que garantice equidad y limite la participación de los poderes fácticos, en especial los medios de comunicacción electrónicos, para que no se repita el escenario de confrontación de 2006. Manlio Fabio Beltrones Rivera, presidente del Senado de República y titular de la Comisión Ejecutiva para la Negociación y Construcción de Acuerdos, refirió que el Poder Legislativo asume el papel de convocante, con el propósito de resolver los grandes problemas nacionales, porque la alternancia electoral no fue suficiente para alcanzar los objetivos del desarrollo. "Admitamos lo que estos años hemos vivido en el ámbito de la política, sobre todo en el año 2006, que nos colocó muy cerca de los límites de la confrontación y de la ruptura, que afortunadamente no se rebasaron. Ello fue posible por un plausible y sensato ejercicio de responsabilidad, y la voluntad específica de acatar -aunque imperfectas- las disposiciones de la legislación electoral para instalar el Congreso, dar garantías y seguridad a la República y propiciar una transición ordenada del Ejecutivo federal".

Ante el secretario de Gobernación, Francisco Ramírez Acuña; el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Guillermo Ortiz Mayagoitia, y de legisladores y gobernadores, Leonel Cota Montaño, dirigente nacional del PRD, advirtió que una señal clara sobre la voluntad real de reformar al Estado se observará con una resolución en contra de la llamada ley Televisa, y por el contrario, si el máximo tribunal valida esa norma, se cancelaría el camino de las reformas democráticas. Por su parte, la dirigente nacional del PRI, Beatriz Paredes, advirtió en referencia directa al PAN: "sería paradójico "que aquellos que cuando eran oposición demandaban mejores prácticas democráticas y condenaban al partido de Estado, ahora, desde el gobierno, actúen partidariamente". En el encuentro, celebrado en el Palacio de Minería, se dieron cita personajes de todo origen político e ideología. Se observó juntos, alejados del presídium, al litigante Diego Fernández de Cevallos y al titular del Consejo General del IFE, Luis Carlos Ugalde, quien se convirtió en el principal sujeto de críticas de seis de los ocho dirigentes de los partidos políticos.

Alejado de éstos, serio, el impulsor permanente del tema, Porfirio Muñoz Ledo, y cerca, Gonzalo Martínez Corbalá y Jesús Kumate. Personajes con distintas concepciones ideológicas, quienes atestiguaron que de los 17 participantes en el encuentro, sólo dos de ellos, los panistas Ramírez Acuña, y José Espina, mencionaron al presidente Felipe Calderón Hinojosa. Fue precisamente el secretario de Go-bernación quien, a contracorriente de la mayoría de los expositores, ponderó la importancia de la reforma del Estado más allá del aspecto electoral, al evocar ideas de la doctrina social cristiana: "El reto de las últimas décadas fue democratizar al país. Sin embargo, en la democracia no es suficiente establecer las condiciones para establecer la competencia electoral equitativa entre partidos políticos. Hace falta también construir las condiciones de la cooperación, la solidaridad y la reciprocidad entre las partes que forman la sociedad, con el fin de incorporar a toda la población y a todas las regiones de México al desarrollo social sustentable". Para el presidente de la SCJN, Guillermo Ortiz Mayagoitia, la esencia de una reforma como la que se pretende impulsar se encuentra en el diálogo profundo e incluyente para alcanzar la negociación y el acuerdo.

En nombre de los gobernadores, el de Nuevo León, Natividad González Parás, planteó que ante un proceso de deformación en la estructura del gobierno y en su operación, o cuando cambian las cosmovisiones o los valores sociales comunes, la Constitución incluye mecanismos legales para reformar las herramientas de gobierno. La crítica al modelo electoral tras los comicios de 2006 la abrió Alberto Begné, dirigente del partido Alternativa: "Si bien es verdad que las sucesivas reformas electorales de los últimos 15 años nos permitieron abrir paso a la pluralidad y a la distribución del poder público, también lo es que muy pronto entrampamos nuestro proceso de cambio democrático en un círculo vicioso de confrontaciones estériles, sujetas a visiones e intereses tan estrechos como mezquinos. Peor aún: hemos permitido que el dinero y los poderes fácticos de uno y otro signo hayan reducido la esfera de nuestra vida pública a la representación de esos intereses y esos poderes, muy lejos de las demandas de la sociedad y las exigencias de desarrollo".

En una pausa, el secretario técnico de la Comisión Ejecutiva, Alberto Aguilar Iñárritu, reiteró que todos los partidos tienen un plazo de 30 días para entregar sus propuestas, con el propósito de conformar un documento marco para iniciar el análisis, el debate y lograr el consenso, e integrar así un dictamen. También se fijó el plazo de un año para que la comisión entregue un proyecto de dictamen que se discuta tanto en el Senado de la República como en la Cámara de Diputados. Tocó el turno a Alberto Anaya, integrante de la dirigencia colegiada del PT, quien frente al vilipendiado Luis Carlos Ugalde evocó el resultado del pasado proceso electoral federal y planteó propuestas en ese ámbito: "Acabamos de vivir el 2 de julio un fraude, quizás el más grande en la historia de este país; un fraude producto de una elección de Estado y un fraude de Estado. No queremos que eso vuelva a suceder. Estamos en favor de crear el instituto nacional de elecciones, que sustituya a los a actuales órganos electorales".

Pausada, Beatriz Paredes asumió que los actuales son momentos de emprender una reforma, porque difícilmente se podrá conducir de manera razonable el país con las fórmulas que diseñó su partido, el PRI, mismo que ahora está dispuesto a sumarse al cambio. "No se trata de refuncionalizar el presidencialismo en un esquema de democracia mercadotécnica circunscrita a lo electoral, en el que las elites políticas y económicas se reconocen sólo en la realidad virtual y son ajenas a las dolorosas contradicciones y carencias que caracterizan la vida de las mayorías nacionales. No se trata de un ejercicio gatopardista para aparentar que cambiamos y seguir con el mismo orden de cosas. Se trata de encontrar la síntesis pertinente, que permita una nueva fórmula en la gobernación."

Con dureza, Leonel Cota Montaño, presidente del PRD, recriminó que "el proyecto alternativo de nación fue víctima de un fraude caracterizado por la intervención del entonces titular del Poder Ejecutivo en el proceso electoral. Nuestro candidato a la Presidencia de la República fue objeto de la peor campaña de desprestigio de la cual se tenga memoria en la historia reciente de México por parte de los grupos de interés que por décadas han saqueado el patrimonio nacional y se han enriquecido a costa de la pobreza de millones de mexicanos". Cota Montaño insistió en que una señal favorable para la reforma del Estado sería que la SCJN se pronuncie contra la ley Televisa, porque en caso contrario se cancelaría el camino del perfeccionamiento democrático. "Queremos una profunda reforma electoral que permita procesos equitativos a lo largo y ancho del país, que no permita más, como se sigue haciendo hasta hoy, que el presupuesto público interfiera con campañas, que se resuelva el acceso a medios de comunicación y se castigue el uso de dinero privado en campañas políticas."

Al concluir, Manlio Fabio Beltrones refirió los sucesos electorales del año pasado, de los cuales se desprendían "sombríos presagios en el horizonte nacional, y la incertidumbre y el conflicto parecían irreductibles. No obstante, digámoslo brevemente, en el Congreso se instauró la representación nacional, y una oposición tan consciente como demandante".

Kikka Roja

México SA

Carlos Fernández-Vega

Otra vez se les hace bolas el engrudo

A la ''continuidad'' le preocupa el IVA en medicinas y alimentos, pero no los enormes privilegios fiscales para los ricos

Con la renovación del pacto de la tortilla ''se protegerá a los consumidores sin beneficiar a grandes empresarios'', prometió el secretario de Economía, Eduardo Sojo Foto: La Jornada

Pospuesta un año sí y el otro también, toca el turno a una de las iniciativas de "reforma" más esperadas de la temporada, la fiscal, aunque todo indica que una vez más al gobierno federal se le hizo bolas el engrudo. Alguien del gabinetazo-2 anticipó vísperas y le jalaron la rienda. A finales de marzo se informó que en la segunda semana de abril la Secretaría de Hacienda enviaría a la Cámara de Diputados una iniciativa de reforma fiscal que no consideraría IVA en medicinas y alimentos, ni modificaciones a los regímenes especiales para el sector empresarial, pero sí un incremento superior a 100 mil millones de pesos en la recaudación mediante cambios al impuesto sobre la renta (ISR) y un gravamen a la economía informal. Lo anterior, dicho en coloquio entre el titular de Hacienda y el jefe de la bancada tricolor en San Lázaro. Concluyó la segunda semana de abril y nada presentó la Secretaría de Hacienda, pero al comienzo de la tercera, Carstens aseguró que "no se ha decidido aún" el IVA en alimentos y medicinas, ni la fecha de entrega de la propuesta concreta a la Cámara de Diputados, porque "más vale presentar una cosa bien pensada". Todavía no lo piensa bien, pero el próximo viernes este personaje se reunirá con la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados "para abordar" el tema de la reforma fiscal.

Semanas atrás, en el gobierno federal daban por hecho que la reforma fiscal estaba amarrada y que era cuestión de trámite, pero en el mejor de los casos se discutirá en el próximo periodo ordinario de sesiones. Así le pasó a Fox, quien antes de presentar su "reformón" a los chiquillas y chiquillas de San Lázaro presumía de su inminente aprobación, porque "todos están de acuerdo", y concluyó su paso por Los Pinos sin que nadie avalara la intentona. Toca el turno a la "continuidad", que parece seguir la ruta del "cambio" y su "reformón". Un día asegura que no habrá IVA en medicinas y alimentos, y al siguiente se excusa con un "aún no está definido". Lo cierto es que en ningún momento se ha contradicho en el asunto de los privilegios fiscales para el gran capital. Allí, como con Fox, no hay contradicción ("democracia de, para y por los empresarios").

Mientras le ponen fecha y seriedad al asunto, va un breve recuento sobre la evasión fiscal en México, con información a 2004, cortesía del Centro de Economía Aplicada y Políticas Públicas del ITAM, el cual advierte que resulta evidente que tanto la evasión como la elusión fiscal producen pérdidas recaudatorias considerables al erario público; sin embargo, mientras la evasión implica una actitud del contribuyente frente a la capacidad del fisco para detectar y sancionar una conducta omisiva, la elusión parte de una posición del contribuyente frente a la norma fiscal. Es decir, la elusión aprovecha las lagunas o imperfecciones de las normas tributarias para disminuir la carga fiscal del contribuyente, mientras la evasión fiscal parte de la ineficiencia de la autoridad recaudadora para descubrir y fiscalizar la omisión. En IVA la recaudación potencial aumentó (todas las cifras son a precios constantes de 2003) de 298 mil 850 millones a 340 mil 624 millones de pesos entre 2002 y 2004. La evasión se redujo de 70 mil 475 millones a 68 mil 687 millones de pesos en el mismo lapso. Como consecuencia, la tasa de evasión pasó de 23.6 a 20.2 por ciento, de 1.1 a 0.9 por ciento del PIB.

ISR personas morales. En ISRPM la recaudación potencial se redujo de 175 mil 682 millones a 172 mil 577 millones de pesos entre 2002 y 2004. La evasión aumentó de 37 mil 691 millones a 45 mil 21 millones de pesos en el mismo lapso. Como consecuencia, la tasa de evasión medida pasó de 21.45 a 26.09, por ciento, o sea, e 0.58 a 0.61 por ciento del PIB. ISR personas físicas retención de salarios. La recaudación potencial se redujo de 207 mil 952 millones a 204 mil 468 millones de pesos entre 2002 y 2004. La evasión bajó de 35 mil 817 millones de pesos a 30 mil 321 millones en el mismo lapso. Como consecuencia, la tasa de evasión medida pasó de 17.22 a 14.83 por ciento, es decir, de 0.55 a 0.41 por ciento del PIB. ISR personas físicas arrendamiento. La recaudación potencial aumentó de 21 mil 627 millones a 23 mil 159 millones de pesos entre 2002 y 2004. La evasión aumentó de 15 mil 536 millones a 16 mil 118 millones de pesos en el mismo lapso. La tasa de evasión medida pasó de 71.84 a 69.6 por ciento, es decir, de 0.24 a 0.22 por ciento del PIB.

ISR personas físicas en actividades empresariales y servicios profesionales. La recaudación potencial aumentó de 69 mil 571 millones a 76 mil 42 millones de pesos entre 2002 y 2004. La evasión aumentó de 54 mil 344 millones a 61 mil 055 millones de pesos en el mismo lapso. Como consecuencia, la tasa de evasión medida fue de 78.11 a 80.29 por ciento. Como porcentaje del PIB se mantuvo alrededor de 0.83 por ciento. La tasa de evasión global bajó de 34.16 por ciento para el periodo 1998-2000 a 28.5 por ciento en 2001-2004. Como proporción del PIB disminuyó de 3.94 a 3.36 por ciento, respectivamente. Urge, pues, que se pongan de acuerdo, pero si éste es el de siempre (exprimir más a los causantes cautivos, sin alterar privilegios del gran capital, ni combatir la evasión y elusión) sólo obtendrán un pegote más a la de por sí parchada política fiscal, que ni lejanamente resolverá el problema de fondo.

Las rebanadas del pastel

Los mejores chistes de la semana, hasta ahora: a) con la renovación del pacto de la tortilla "se protegerá a los consumidores, sin beneficiar a grandes empresarios" (Eduardo Sojo, el mismo secretario de Economía que en enero pasado sostenía que "no existe posibilidad de que el gobierno controle el precio de la tortilla"), y b) con dicho pacto "queda plasmado de nueva cuenta el compromiso de todos los actores por mantener estable el mercado, los precios bajos y el abasto garantizado" (Alberto Cárdenas, ex jamelgo negro y titular de la Sagarpa)

cfvmx@yahoo.com.mx/ cfv@prodigy.net.mx

Kikka Roja

Expedientes Secretos XD


X-Files: Smile

http://www.youtube.com/watch?v=raKC_4VVHIc


Kikka Roja

Lorenzo Meyer

La post miseria
“Un criminal brasileño ofrece una explicación del narcotráfico más realista que la oficial”.
Lorenzo Meyer
AGENDA CIUDADANA

Concepto. No es común que un capo de la droga acuñe en prisión un concepto social para explicar su mundo y sus acciones, pero justamente eso es lo que hizo el brasileño Marcos William Herbas Camacho, alias Marcola: “la post miseria genera una nueva cultura asesina, ayudada por la tecnología, satélites, celulares, Internet, armas modernas. Es la mierda con chips…Mis comandos son una mutación de la especie social. Son hongos de un gran error sucio”. Post miseria resulta un concepto interesante.

Un Diagnóstico. Según lo afirmado por el procurador general de la República, la creciente ola de violencia desatada en México por el narcotráfico tiene un lado positivo. Se trata, asegura el funcionario, de una desafortunada, pero lógica manifestación de la “severa crisis” por la que atraviesan las organizaciones del narcotráfico como resultado de las acciones militares y policiacas en su contra ordenadas por el Gobierno, (Reforma, 20 de abril). Como hipótesis es válida y sobre todo, optimista. Sin embargo, no está de más explorar una explicación alternativa como la de Marcola, por precaución.

La Percepción de la Sociedad. Según una encuesta reciente, la mitad de los ciudadanos mexicanos considera que la violencia asociada al narcotráfico ya está fuera de control y 85 por ciento supone que la situación empeorará, (carta@parametria.com.mx). La alarma va en aumento y las estadísticas la avalan. Según un cálculo, en lo que va del año las “bajas por narco” superan las 800, (El Universal, 24 de abril). Lo extendido del fenómeno, su ritmo, la saña de los asesinatos y los mensajes dejados por los sicarios –desde simples cartones pegados al cuerpo de la víctima hasta videos puestos en la Red- justifican que el panorama actual y el del futuro inmediato se perciban sombríos.

Los Clásicos. Para Tomás Hobbes (1588-1679), su utilidad como protector de la vida y la propiedad de los ciudadanos es la razón de ser y justificación última del Estado. Sin la fuerza estatal, el hombre no tendría más remedio que vivir en el “Estado de naturaleza”, cuyas características centrales son la violencia generalizada y la imposibilidad de la vida civilizada. Por eso, la autoridad que falla en su obligación de proveer seguridad pierde su razón de ser. El enfoque hobbsiano es descarnado, pero no es fácil argumentar en contra de la propuesta que ve en la fuerza la esencia del Estado. Max Weber (1864-1920) lo enunció así: “el Estado es la asociación que reclama para sí el monopolio del uso legítimo de la violencia y no puede ser definido de ninguna otra forma”. Ahora bien la formulación anterior no evita que dentro de cada estructura estatal existan actores que niegan legitimidad al orden existente y proponen un discurso alternativo, como ocurre con los revolucionarios. En contraste, la delincuencia común desde siempre ha retado al Estado y a la sociedad, pero sin justificar de manera teórica su desafío; el criminal simplemente se dedica a lo suyo y listo. Sin embargo, hay excepciones y una de ellas la encontramos en el ya citado Marcola. Las elucubraciones del capo brasileño resultan particularmente interesantes para México porque a falta de un material similar nativo, el paulista nos ofrece una vía indirecta para adentrarnos en el terrible universo mental del narco.

La Otra Explicación. En ausencia de un testimonio directo de “El Chapo” Guzmán, la entrevista con Marcola publicada en el diario O Globo en su edición del 23 de mayo de 2006, nos abre una ventana que permite atisbar e intentar comprender mejor la naturaleza del actual desafío armado al Estado mexicano y a su sociedad. Entender en qué tipo de guerra se está metiendo –nos está metiendo- el Gobierno actual en general y sus Fuerzas Armadas y su aparato de justicia en particular.

Marcola, de 35 años de edad, es un líder reconocido del mundo criminal de Sao Paulo, la principal ciudad de Brasil. Se trata, sin duda, de un personaje singular; según los datos disponibles, nació en un hogar pobre aunque no miserable. Es hijo de un boliviano y uno de sus hermanos, Gabriel, es diputado del MAS, en Bolivia. El personaje se inició en la actividad criminal a los nueve años de edad y ha pasado ya la mitad de su vida en la cárcel. En 2001, él y un centenar de presos más escaparon de prisión por un túnel, pero a diferencia de “El Chapo”, la Policía federal brasileña lo volvió a aprehender y hoy está purgando una larga condena en la prisión de máxima seguridad “Presidente Bernardes”. El 12 de mayo de 2006, unos días antes de la entrevista que aquí se cita, se supone que Marcola ordenó a su organización –el Primer Comando de la Capital o PCC- que desatara la mayor ofensiva de que se tiene noticia contra la autoridad en Sao Paulo. El resultado fue la muerte de 23 policías militares, siete policías civiles, tres guardias municipales, ocho agentes penitenciarios y cuatro civiles. Del otro lado y como respuesta, la Policía dio muerte a 107 personas en los barrios marginales. El alto costo del enfrentamiento entre la autoridad y el PCC, llevó a negociar una tregua, pero de ninguna forma el fin de la guerra. Y es el análisis de esa peculiar y brutal guerra –similar a la que hoy se desarrolla en México- lo que constituye el centro de la extraordinaria entrevista, (la conversación entre Marcola y “O Globo” se puede consultar en español en Google).

El capo paulista ha pasado buen tiempo en la cárcel pero, aparentemente, no ha sido tiempo perdido pues, además de dirigir su organización, ha leído tres mil libros, entre ellos los de Dante y Klausewits. A la pregunta de si es él el jefe del PCC, responde: “Más que eso, yo soy una señal de estos tiempos. Yo era pobre e invisible”. Él supone que en el pasado hubo condiciones para resolver de forma relativamente fácil el problema de pobres como él “¿[Pero] el Gobierno Federal alguna vez reservó algún presupuesto para nosotros [los miserables]?” No y como no lo hizo, Marcola, los seis mil miembros que se supone tiene el PCC y muchos más, buscaron su propia salida y la encontraron: “Ahora somos ricos con la multinacional de la droga y ustedes se están muriendo de miedo. Nosotros somos el inicio tardío de su conciencia social”.

Cuando se le pidió que pensara en una solución a la guerra entre el PCC por un lado y el Estado y la sociedad por otro, Marcola respondió: “¿Solución? No hay solución hermano. La propia idea de ‘solución’ ya es un error ¿Ya vio el tamaño de las 560 favelas de Río?…¿Solución, cómo? Sólo la habría con muchos millones de dólares gastados organizadamente, con un gobernante de alto nivel, una inmensa voluntad política, crecimiento económico, revolución en la educación…Y todo eso… implicaría una mudanza sicosocial…O sea: es imposible”.

El jefe criminal se adentra en los términos del conflicto: “nosotros somos hombres-bombas. Estamos en el centro de lo insoluble…La muerte para ustedes es un drama cristiano en una cama…La muerte para nosotros es la comida diaria…mis soldados son extrañas anomalías del desarrollo torcido…No hay más proletarios…Hay una tercera cosa creciendo allí afuera… [y] diplomándose en las cárceles… [es] la post miseria [que] genera una nueva cultura asesina”.

Y si los marxistas aseguraron que el burgués es capaz de vender incluso la soga con que se le va a ahorcar, Marcola afirma: “con 40 millones de dólares la prisión es un hotel, un escritorio. ¿Cuál es la Policía que va a quemar esa mina de oro, ¿entiende? Nosotros somos una empresa moderna…Ustedes son el estado quebrado, dominado por incompetentes. Nosotros tenemos métodos ágiles de gestión. Ustedes son lentos, burocráticos”.

En torno a su relación con la sociedad, el teórico-criminal sostiene: “Nosotros somos ayudados por la población de las villas miseria, por miedo o por amor. Ustedes son odiados. Ustedes son regionales, provincianos. Nuestras armas y productos vienen de afuera, somos ‘globales”. Y cuando se plantea el choque PCC-ejército, Marcola afirma: “Nosotros somos hormigas devoradoras, escondidas en los rincones. Tenemos hasta misiles anti-tanque…¿Para acabar con nosotros? Solamente una bomba atómica en las villas miseria ¿ya pensó? ¿Ipanema radioactiva?

La reflexión final: “Ustedes necesitan hacer una autocrítica de su propia incompetencia…no entienden ni la extensión del problema. Como escribió el divino Dante: ‘Pierdan todas las esperanzas. Estamos todos en el infierno’”.

Entre Esperanza y Simpleza. Naturalmente que lo último que se debe hacer es perder la esperanza. La cuestión es urgente y central y si hay un tema donde focalizar la energía colectiva es éste, pero hay que hacerlo sin simplificar, yendo a las raíces. La dimensión policiaca-militar es sólo una ¿dónde está el resto?

Kikka Roja

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...