BUSCA, BUSCADOR

lunes, 7 de mayo de 2007

www.comitecerezo.org

BALEADOS DE LA UNAM A TRES AÑOS

INTENTO DE HOMICIDIO, HOSTIGAMIENTO E IMPUNIDAD

El 7 de mayo del 2004 por la noche, en la Escuela Nacional de Trabajo Social, los estudiantes que se encontraban en las inmediaciones de la escuela se percataron de que las instalaciones estaban siendo desalojadas y las luces estaban apagadas. Cerca del frontón cerrado apareció Rodolfo Hernández, conocido como “Porrolfo” con cuatro acompañantes; armas en mano con la intención de matar a los estudiantes activistas, resultando heridos: Noé Lucio BECERRRIL, con heridas en abdomen y extremidades, requirió intervención quirúrgica con resección de 15 cm., de intestino; José Luis RAMÍREZ con fractura multifragmentaria en fémur, con intervención quirúrgica y colocación de prótesis y Mayra VALENZUELA, con heridas de bala en tórax y abdomen que requirió intervención quirúrgica y una semana de internamiento, y las secuelas propias de esos hechos.

Rodolfo HERNÁNDEZ, huyó del lugar con la complicidad de las autoridades de la ENTS como se observa en el video que miembros de un colectivo universitario tomaron después de escuchar las detonaciones. Motivo por el cual, no se han logrado la consignación de quien atentó materialmente contra la vida de los estudiantes y se mantiene congelada la investigación, después de este hecho y como resultado de la denuncia, se intentó amedrentar a los estudiantes con algunas expulsiones, mientras los homicidas frustrados han gozado de la protección por parte del director de la ENTS y de las autoridades universitarias.

Gracias a la exigencia continuada de justicia, sólo un agresor fue detenido en noviembre del 2005; Jorge Pérez García alias “el patillas” y debido a la intervención del Director de la Escuela Nacional de Trabajo Social, Carlos Arteaga Basurto y de otros funcionarios, el Ministerio Público de forma irregular reclasificó los delitos para que dicho sujeto fuera puesto en libertad el 3 de mayo, no conforme con esto, la intervención de las autoridades de la UNAM, el 6 de julio fue exonerado de todos los cargos.

Hoy que se cumple el 3er aniversario del intento de homicidio en contra de los activistas, lo único que ha imperado en el caso es la impunidad que se vive cotidianamente en nuestro país, la justicia no ha llegado al caso, a pesar de mostrar las pruebas necesarias para ello y exigir castigo a quienes violaron derechos humanos. (derecho a la vida, derecho a un proceso justo, a una defensa jurídica adecuada, al derecho de reunión, de asociación y a la libertad de expresión) Lo único que han logrado las autoridades con tanta impunidad e injusticia, es que luchemos por transformar una sociedad donde como principio se respeten los derechos humanos.

Este hecho no está fuera de un contexto represivo que se viene dando a partir de la entrada de la PFP a la UNAM en el 2000, como estrategia del Estado, se ha criminalizado nuestra lucha por una educación pública, gratuita y popular utilizando la descalificación acusándonos de “porros”, solo por el simple hecho de denunciar la represión que hemos vivido y la exigencia de justicia.

Por otro lado, las autoridades universitarias han alentado, mantenido y solapado a los grupos porriles, quienes dentro de una estrategia de baja intensidad, golpean y amenazan a la comunidad universitaria y a los grupos estudiantiles.

Hoy a tres años de distancia seguimos exigiendo, justicia y castigo a los responsables materiales e intelectuales de un episodio más de la estrategia de destrucción del activismo estudiantil en la UNAM, que ha incluido, el intento de homicidio, las expulsiones y levantamiento de actas administrativas por el inquisitorial e ilegal Tribunal Universitario, la persecución judicial, la detención y encarcelamiento de activistas, el seguimiento, las amenazas de muerte y la vigilancia por parte de agentes de las diferentes corporaciones policiacas, violando una y otra vez la autonomía universitaria.

Mayra Valenzuela Rosas, Defensora de los derechos humanos.
www.comitecerezo.org


Kikka Roja

Miguel Ángel Granados Chapa

18 años del PRD

Plaza Pública

El Partido de la Revolución Democrática cumplió el sábado 18 años, momento que en las personas marca la mayoría de edad, en medio de paradojas y contradicciones y surcado por conflictos internos y con el exterior. Nunca antes de 2006 alcanzó tan alta votación ni sus bancadas en el Senado y en la Cámara fueron tan numerosas (es la segunda fuerza en san Lázaro), pero es débil hasta la esterilidad ante la combinación de los grupos del PAN y el PRI y debido a la estrategia con que acordó responder a las maquinaciones que, en su opinión, los privaron del triunfo en la elección presidencial. Fundado el cinco de mayo de 1989, bajo la conducción de Cuauhtémoc Cárdenas, el PRD celebró este aniversario en ausencia de su promotor principal. Andrés Manuel López Obrador tampoco estuvo presente en el festejo, porque realiza sus propias tareas al margen del partido, pero envió un mensaje videograbado que fue bien recibido, aun por quienes se duelen del peso, que juzgan excesivo, de su influencia personal en la vida partidaria. En el fondo no se les oculta que la copiosa votación de 2006 se debió al empuje de su candidato presidencial, como se comprobará en los comicios intermedios de 2009. Aunque es temprano para saberlo y de aquí a entonces pueden surgir factores que ahora no están presentes, si se preguntara hoy a los votantes que sufragaron por el PRD el año pasado si volverían a hacerlo, una buena porción anunciaría que no.

Ése es un dato de los muchos que marcan la urgencia de una reforma a fondo y aun de una refundación de ese partido, que gobierna en cinco entidades (incluido el Distrito Federal) y tiene apreciable fuerza parlamentaria, pero no alcanza a superar las divisiones en su seno, agravadas precisamente por la disposición de recursos pecuniarios que son para muchos más apetecibles que la lucha política por sí misma. Las fuerzas internas se han reacomodado en fechas recientes, aunque aun son reconocibles las tendencias políticas que acudieron a la fundación del partido. El sábado se premió por su perseverancia a personajes que representan a esas tendencias originales: Ifigenia Martínez era priista y fue una de las integrantes de la Corriente democrática que en torno de Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo abandonó el partido oficial. Gerardo Unzueta fue militante comunista desde los tiempos de persecución y cárcel y participó en las formaciones partidarias que antecedieron al PRD, que recibió registro y bienes precisamente del antiguo Partido Comunista de México. También fue galardonada la fracción perredista en la Asamblea Legislativa, por su papel en la reciente reforma que despenalizó el aborto. Quizá el premio se debió a que por un momento ese grupo parlamentario depuso sus querellas internas, tan intensas que a veces parecieran enfrentar a miembros de partidos históricamente antagónicos. La composición de esa bancada y su relación con el Gobierno capitalino ilustran muy bien una de las principales fuentes de tensión en el partido.

Con el apoyo de López Obrador, Marcelo Ebrard fue candidato a la gubernatura del DF en disputa con Jesús Ortega, líder de la corriente Nueva Izquierda, por sí misma la más poderosa del partido hasta que las demás se unen para encararla. La derrota de Ortega en esa contienda significó su ausencia en el Gobierno de Ebrard, que sin embargo se compensa con el peso de sus diputados locales. En no pocos temas hasta ahora y la tendencia puede acentuarse en el futuro, parecería que hay en la Ciudad de México un Gobierno dividido, en que el Ejecutivo y el control del Legislativo pertenecen a partidos distintos. Esa división entre Nueva izquierda y el resto del partido salta por doquier. En la reunión de Consejo Nacional que precedió al festejo de aniversario el caso de Oaxaca se suscitó una casi riña (que no son exóticas en los debates perredistas) porque en aquella entidad afloró otro de los vicios perredistas, la corrupción. El mando local de ese partido ha permanecido cerca o se ha aproximado aun más al gobernador Ulises Ruiz y estuvo a punto de consumar en su favor una faena frustrada en el último minuto. La dirección local del partido registró planillas para la próxima elección local, a ocurrir en agosto, dejando fuera a Convergencia, que en ese estado es la fuerza principal del Frente Amplio Progresista, organizado por López Obrador tras el desenlace del año pasado.

Por separado, PRD y Convergencia no pueden vencer al PRI, pero sí pueden hacerlo unidos, como probablemente ocurrió en la elección de 2004. El comité nacional registró a su vez la planilla con la alianza eficaz y recibió el apoyo del Tribunal Federal Electoral. El despecho de los perredistas ulisistas, que no lo son sólo por la fuerza de los ideales, se expresó en la víspera del festejo. Tensiones de ese género surgirán y se acentuarán de aquí a agosto, cuando se efectúe el X Congreso del partido y cuando se trace el itinerario para la elección de nuevo presidente, que sustituya a Leonel Cota, que lo encabeza gracias a la influencia de López Obrador. También Alejandro Encinas, que se dibuja en el horizonte como el líder que conviene a ese partido, tendrá el apoyo de su ex jefe en el Gobierno de la Ciudad.

Pero, a diferencia de Cota, Encinas tiene una larga experiencia política en la izquierda, desde sus días comunistas y ha sabido recorrer con donaire el tránsito a la modernidad y la transformación de los militantes en gobernantes, en una rara y sabia combinación de convicciones y eficacia.

Kikka Roja

El Chamuco : No. 122 : Revista Catorcenal

A la venta el lunes 7 de Mayo, 20 pesos, en todos los puestos de revistas,
y esperamos el que sigue, el lunes 21 de Mayo.


Kikka Roja

FeCal : La mierda hecha usurpador

  • Vecinos aseguran que se los llevaron en un patrulla
  • "Desaparecen" los hijos de Ernestina Ascensión
  • Extraen el expediente clínico de la indígena veracruzana

BLANCHE PETRICH

Este lunes se cumplen dos semanas desde que los cinco hijos de la anciana Ernestina Ascensión Inés -Marta, Carmen e Isabel, Francisco y Julio- fueron sacados de Tetlaltzinga, su comunidad en lo alto de la sierra de Zongolica, por tres patrullas de la Policía Auxiliar veracruzana y trasladados, inicialmente, a Jalapa. Se ignora su paradero.

Justo a partir del momento en el que la Procuraduría General de Justicia del Estado de Veracruz dio un giro de 180 grados en su postura inicial de investigar la muerte de la mujer nahua por una violación tumultuaria y concluir sorpresivamente que se trató de una muerte natural, "por parasitosis", y que no procedía la acción penal, sus descendientes abandonaron sus casas. Lo anterior fue constatado por tres diputadas federales del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Valentina Batres, Alliet Bautista y Marisela Contreras, quienes viajaron el fin de semana a la región y llegaron hasta las viviendas de la familia. Ahí sólo encontraron las casas abandonadas y a policías del estado, con armas largas, bajo las órdenes del comandante Héctor Manuel Alcántara Ortiz, vigilando el área. Un sobrino de doña Ernestina, Bernardo Ascensión, que laboraba en uno de los talleres de carpintería de la familia, recibió al grupo de legisladoras, pero no proporcionó ningún dato. A partir de ese día, 30 de abril, cuando el fiscal especial Juan Alatriste y el procurador de Justicia veracruzano, Emeterio López Márquez, anunciaron el no ejercicio de la acción penal, los hermanos Ascensión Inés perdieron todo contacto con sus vecinos, el resto de su parentela, sus autoridades comunitarias y municipales, las organizaciones de derechos humanos y la prensa.

Agentes "protegen" viviendas de la familia

Según el testimonio del presidente municipal de Soledad Atzompa, Javier Pérez Pascuala, a partir del 22 de abril -fecha en la que él subió hasta Tetlaltzinga para interesarse por la familia-, un comando integrado por 10 elementos del Instituto de la Policía Auxiliar de Veracruz, con dos camionetas tipo pick up de la corporación, permaneció custodiando las viviendas de los hijos de Ernestina, en las orillas del pueblo. Los agentes decían estar brindando "protección" a los familiares, pero en la práctica los aislaban de todo contacto con el exterior. El día 30, cerca de las siete de la mañana, varios testigos de los pueblos aledaños vieron bajar a los cinco hermanos de la montaña dentro de una patrulla, custodiados por dos camionetas con policías armados. No hablaron con nadie. Algunas autoridades del municipio suponen que fueron trasladados a Orizaba, pero otros consideran que es probable que hayan sido llevados hasta Jalapa. Según datos recabados por las legisladoras en las entrevistas que realizaron con pobladores de la región, en el pueblo se rumora que están en México, "invitados por el presidente Felipe Calderón, porque los quiere tener cerca". Este sábado 5 de mayo, en una reunión de organizaciones no gubernamentales de derechos humanos de Veracruz y las tres diputadas -Contreras, que preside la Comisión de Equidad y Género; Batres y Bautista, que integran la Comisión de Derechos Humanos- se concluyó que lo que se pretende en este operativo de aislamiento en el que intervienen los gobiernos estatal y federal es "mantenerlos guardados" mientras transcurre el plazo de 15 días hábiles desde el momento en el que la procuraduría estatal resolvió que en el caso de doña Ernestina no hay delito que perseguir porque falleció de "parasitosis", para que posteriormente ninguno de sus hijos pueda impugnar esta conclusión de la averiguación previa.

Una vez transcurridos los 15 días, prescribe la posibilidad de que los interesados se inconformen con la resolución de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Veracruz. El primero de mayo, en entrevista, el gobernador Fidel Herrera declaró que "había hablado" con la familia de Ernestina y que habían firmado un documento de conformidad con la conclusión del procurador. No se conoce en qué términos fue redactado este documento, que no se ha hecho público. Tampoco se explicó con qué propósito se pidió la firma de los familiares de la víctima. Al día siguiente, en la televisora local, aparecieron en público por última vez los cinco hermanos Inés Ascención, tomándose la foto con Herrera Beltrán, pero sin hacer declaración alguna. La diputada Valentina Batres consideró que "nadie sabe si su firma de conformidad fue voluntaria o si fue lograda por presión de las autoridades". Otro de los hallazgos de las diputadas en su gira a Soledad Atzompa es que el expediente médico de doña Ernestina en la clínica Unidad Médica Rural de Acultzingo fue extraído.

Personal de la clínica recuerda bien a la señora Ascensión, una mujer sana para su edad, con algunos antecedentes de bronquitis y que hace algunos años fue atendida ahí mismo por una mordedura de perro en la pierna. Ni un rastro de gastritis, úlceras pépticas o, como finalmente se dijo, parasitosis. El jefe del Servicio de Asuntos Jurídicos del Instituto Mexicano del Seguro Social en Orizaba, doctor Javier Yeo Canales, reclamó el expediente y no lo devolvió. Estos datos fueron valorados en la reunión que sostuvieron las diputadas Batres, Contreras y Bautista con los representantes de las siguientes organizaciones: el Centro de Servicios Municipales Heriberto Jara, Matraca, que trabaja con niños y trabajadores de la calle, la Red de Organismos Civiles de Veracruz, el Observatorio Veracruzano de Derechos Humanos (OVDH) y los representantes de las redes de defensa del voto del 2 de julio.

En la reunión, Cristopher Servín, del OVDH, informó que su organismo ya interpuso, el pasado 22 de abril, una queja ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por irregularidades en la investigación de este caso.

Kikka Roja

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...