BUSCA, BUSCADOR

sábado, 9 de junio de 2007

Las mentiras y los embustes de Bush

Fidel Castro Ruz

No me gusta la idea de parecer una persona vengativa y deseosa de acosar a un adversario. Me había prometido a mí mismo esperar un poco para ver cómo se desarrollaban las contradicciones entre Bush y sus aliados europeos sobre el tema vital del cambio de clima. Pero George W. Bush se pasó de rosca cuando hizo una declaración que conocimos por un cable de Ap del pasado viernes. El presidente de Estados Unidos afirmó que llegará al Vaticano "con la mente abierta y con muchas ganas de escuchar al Papa", y aseguró que con él comparte los valores del respeto por la vida, la dignidad del hombre y la libertad.

"La historia ha demostrado que las democracias no se declaran guerras y, por tanto, la mejor manera para reforzar la paz es promover la libertad", agregó. "Será la primera visita del mandatario norteamericano a Benedicto XVI. Su último viaje a Italia fue en abril de 2005 para los funerales del Papa Juan Pablo II", señala la agencia.

En una reflexión dije que no sería yo el primero ni el último a quien Bush ordenó -o autorizó a sus agentes- que se le privara de la vida. Al conocer su inusitada declaración, pienso que si Bush ha leído alguna vez un libro de historia, estaría consciente de que allí, en la mismísima Roma, nació un imperio que nutrió el vocabulario del lenguaje político durante casi 2 mil años, y nació también el Estado del Vaticano con el transcurso del tiempo, después que Constantino promulgara el Edicto de Milán en favor de los adeptos de la religión cristiana, a principios del siglo IV de nuestra era. Cuentan los historiadores que el césar Nerón, quien ordenó el incendio de la capital del imperio, exclamaba satisfecho en medio de la tragedia: "¡Qué gran poeta perece!" ¡Si los historiadores tuvieran razón! ¡Si Bush fuera poeta! ¡Si los habitantes del planeta fuesen sólo los de aquella época! ¡Si no existieran las armas nucleares, químicas, biológicas y otras de destrucción masiva!, aunque se tratara de un hecho triste, incluida la muerte del poeta, ¿quién se alarmaría por el incendio de lo que hoy sería sólo una gran aldea?

Es evidente que Roma todavía no está incluida en los 60 o más oscuros rincones del mundo que las fuerzas militares de Estados Unidos deben estar listas para atacar preventiva y sorpresivamente, como proclamó Bush en West Point el primero de junio de 2002. Bush pretende ahora embaucar al papa Benedicto XVI. La guerra de Irak no existe, no cuesta un centavo, ni una gota de sangre, ni han muerto cientos de miles de personas inocentes en un desvergonzado trueque de vidas por petróleo y gas, impuesto por las armas a un pueblo del tercer mundo. Tampoco existen los riesgos de otra guerra contra Irán, incluidos posibles golpes nucleares, para imponer la misma receta infame. Estamos todos obligados a creer que Rusia no se siente amenazada por una posible lluvia de proyectiles nucleares exterminadores y precisos, que dé lugar a una nueva y cada vez más peligrosa carrera armamentista.

Siguiendo el curso tórpido de sus groseras mentiras, podemos preguntarnos: ¿por qué Bush puso en libertad a un terrorista famoso y confeso como Posada Carriles el mismo día en que se conmemoraba el 45 Aniversario de la derrota imperialista en Girón? Peor aún, ¿acaso le dolerá un ápice la injusticia de mantener presos, algunos hasta con dos cadenas perpetuas, a cinco héroes cubanos que informaban a su patria sobre planes terroristas? ¡Prohibido pensar que Bush ignoraba quién financió los incontables planes de asesinato contra Castro! A Bush se le ha visto hacer extrañas y enajenadas muecas, mientras hablaba en actos oficiales ante senadores y representantes de Estados Unidos, jactándose de los enemigos que ha eliminado en virtud de órdenes personales. Creó centros oficiales de tortura en Abu Ghraib y la base naval de Guantánamo; sus agentes, actuando ilegalmente, secuestraban personas en numerosos países a donde los aviones de la CIA, en viajes secretos, volaban con o sin permiso de las autoridades pertinentes. La información debía ser obtenida mediante bien estudiadas torturas físicas.

¿Cómo se le ocurrió pensar que el papa Benedicto XVI compartiría con él los valores del respeto por la vida, la dignidad del hombre y la libertad? ¿Qué nos dice el diccionario de la lengua española? "Embuste: mentira disfrazada con artificio". "Embaucar: engañar, alucinar, prevaliéndose del candor del engañado". Prometí reflexiones breves y cumplo mi palabra.

7 de junio de 2007, 4:45 p.m.

Kikka Roja

Desfiladero

Jaime Avilés
  • Dios, patria y Yunque
  • Un video en Internet desnuda a Manuel Espino
  • Muestra una ceremonia clandestina en Querétaro
  • La ultraderecha quiere el gobierno de Cristo Rey
En el contexto de la lucha por el control del PAN, semanas antes de la asamblea nacional en León, fue subido a la red un video con una ceremonia del Yunque; en imagen de archivo, Manuel Espino Foto: Jesús Villaseca

n el contexto de la lucha que libran Felipe Calderón y Manuel Espino por el control de espacios estratégicos de poder, el primero, aparentemente, acaba de hacerle una jugada muy sucia al segundo. Todo así lo indica porque varias semanas antes de la asamblea del Partido Acción Nacional, que se llevó a cabo en Guanajuato y en la que el dirigente de ese organismo fue abucheado por quienes gritaban hasta desgañitarse "¡PAN sí, Yunque no!", ocurrió algo que sólo ahora empieza a divulgarse. Hace exactamente siete semanas y media, alguien que podría pertenecer o no a los servicios de espionaje del "gobierno" federal, eso no importa, asistió en Querétaro a una reunión secreta del Yunque, la grabó con una pequeña cámara que permaneció fija todo el tiempo y subió el documento al portal de Youtube para que el mundo entero lo conociera. Si usted lo sintoniza, observará la parte central de un rito que debe haberse prolongado más de una hora porque casi de entrada los participantes rezaron el rosario, aunque eso fue cortado para que la secuencia tuviera una duración de 11 minutos.

En la pantalla, como telón de fondo, si bien con muy escasa luz, se ven dos banderas, a la izquierda la del Yunque y a la derecha la de México. Delante de éstas hay dos hombres, cuyos rostros no se alcanzan a reconocer, aunque sin duda visten pantalones oscuros, camisas blancas y corbatas probablemente rojas. Ambos están de pie ante una mesa sobre la que arden algunas velas en honor de un crucifijo y de una estatuilla de la virgen María. En tercer plano, de espaldas a la cámara, se distinguen las camisas de varios sujetos más, cada uno de los cuales ostenta un brazalete con la Y del Yunque, tal como los que dibujan Hernández, Helguera y El Fisgón en sus cartones alusivos.

La ceremonia principia cuando el sujeto colocado de frente y a la izquierda de la pantalla ordena en tono marcial: "Atención, firmes, ¡ya!", y, en respuesta, los demás chocan los tacones dando un brinquito franquista. En seguida, el que manda coge un papel y lee lo siguiente: "Compañeros y hermanos de lucha, estad firmes", tras lo cual cierra el puño derecho para tocarse el corazón, antes de extender el brazo en un saludo que recuerda a Mussolini, gesto que los de espaldas le devuelven con el mismo rigor pero con una extraña peculiaridad coreográfica: los de la izquierda levantan el brazo derecho y los de la derecha el izquierdo. Entonces, el oficiante agarra un martillito y da tres golpes sobre la mesa, diciendo después de cada uno: "Dios, patria, Yunque". Y agrega: "Declaro inaugurada esta ceremonia de ingreso al centro Juan de Austria de la organización del Yunque. Cristo Rey, señor y Dios nuestro", sigue diciendo pero aquí los demás añaden en voz alta, como en una misa: "Te ofrecemos nuestros trabajos en esta sesión, rogándote nos des fortaleza para perseverar..."

La templanza que solicitan del alto cielo, según se oye a continuación, es para superar "los peligros" y "la ingratitud e incomprensión de nuestros compañeros de lucha y nuestras propias aspiraciones insatisfechas..." Una vez concluida esa letanía, el que dirige dispone: "Recemos el santo rosario", y aquí se nota el corte del que editó el video. Este se reanuda cuando entra en escena un muchacho que se va a incorporar a la secta y a quien le explicarán la misión del Yunque. "Nuestra lucha es la de los cruzados, la de los cristeros y la de muchos otros caballeros cristianos que a lo largo de la historia se han organizado para consagrar sus vidas a instaurar el reinado de Cristo en la Tierra. El Yunque es una organización cívico-política abocada a preparar a una aristocracia del espíritu que debe conducir y gobernar a México y a Hispanoamérica según los dictados evangélicos." Minutos más adelante, el oficiante da la bienvenida a José Ramón Santos Noyola, a quien le dice que debido a los peligros que afrontará, a las actividades secretas que va a desempeñar y a la fiereza de sus enemigos que han causado ya "la muerte de muchos compañeros", actuará bajo el nombre clandestino de "Iñigo de Lepe", quien desde ese día, 17 de abril de 2007, según se escucha, quedó adscrito al centro Juan de Austria que opera en "la ciudad de San Juan de Querétaro".

Juan de Austria, hijo ilegítimo de Carlos V y hermano de Felipe II, pasó a la historia como vencedor de los musulmanes en la batalla de Lepanto, donde Cervantes perdió la movilidad de la mano izquierda. El nombre Iñigo es más bien propio del siglo XVI. Ambas referencias a la España racista, invasora de América y perseguidora de árabes, judíos y gitanos, así como destructora de las culturas y religiones del Nuevo Mundo habla sin duda acerca del carácter neocolonialista de los fanáticos del Yunque, esa lacra que desde el sexenio anterior se incrustó en las más altas esferas del poder gracias a Vicente Fox y su pandilla. Ahora que este video ha entrado en circulación, y que usted puede conseguir en Youtube tecleando en su buscador las palabras "iniciación al Yunque", cabría preguntarse por qué las "autoridades" consienten la existencia de una organización política clandestina cuyos fines son del todo opuestos a los que marca la Constitución, pues pretende destruir el carácter laico del Estado mexicano y erigir un gobierno con componentes religiosos tales como los que han causado la ruina de no pocos países islámicos, donde el fundamentalismo ha suprimido los derechos humanos.

Una probadita de lo que es capaz el Yunque la ofreció el ex secretario del Trabajo, Francisco Javier Salazar, quien montó un espectáculo repugnante, con el apoyo del duopolio televisivo, para manipular el dolor de los familiares de los mineros sepultados en Pasta de Conchos para proteger los intereses económicos del consorcio Industrial Minera México, del cual son accionistas numerosos cómplices de Fox. De lo anterior se infiere que por ahora el gran público de la pantalla chica no sabrá nada acerca del video de Iñigo de Lepe, ni se preguntará si acaso -como sospecha Desfiladero- el hombre que lleva la voz cantante en el ritual no es Manuel Espino. Por fortuna, a la vieja televisión corrupta, golpista y chantajista empiezan a desplazarla las tecnologías emergentes, en este caso Internet, lo que no deja de ser motivo de gran alegría, sobre todo en estos momentos en que el histórico fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha echado a la basura la ley Televisa.

Con esa medida, los ministros han iniciado la reconstrucción del máximo tribunal del país, que fue degradado hasta la ignominia por su anterior presidente, Mariano Azuela Güitrón. Otras instituciones, devastadas por Fox y Calderón, como el IFE, el tribunal federal electoral y la Comisión Nacional de Derechos Humanos requieren el mismo tratamiento y la sociedad tiene que movilizarse para restaurarlas. Por ahora, sin embargo, nada es más grande que la urgencia de alzar todas las voces hasta crear un clamor unánime que exija el retorno del Ejército a los cuarteles. El espíritu medieval de Juan de Austria no puede seguir trazando las líneas rectoras de la política mexicana.

Castigarán a panistas que abuchearon a Manuel Espino

Martín Diego Rodríguez

León, Gto., 8 de junio. La Comisión de Asuntos Internos del Comité Ejecutivo Municipal del Partido Acción Nacional (PAN) inició procesos disciplinarios contra 22 militantes que durante la 20 Convención Nacional Ordinaria del blanquiazul abuchearon a su dirigente nacional, Manuel Espino Barrientos, y denunciaron al grupo ultradrechista El Yunque como una corriente del partido. El sábado anterior, durante la convención efectuada en esta ciudad, un grupo de panistas manifestó su rechazo cuando el presidente del CEN del PAN leía su discurso, mientras que otro denunciaba y repudiaba la existencia del grupo El Yunque como una de las corrientes que se ha enquistado en ese partido político. Fuentes panistas confirmaron que entre los 22 militantes de León que serán sometidos a ese órgano disciplinario se encuentran Ricardo Sheffield Padilla, subsecretario de la Reforma Agraria, y Uriel Durán -quienes ese día fueron electos como integrantes del consejo nacional-, Ricardo Alaniz Posada, ex alcalde de León, y Miguel Angel Vasallo, identificados con la llamada corriente calderonista. En conferencia de prensa, el dirigente municipal panista Jorge Dávila Juárez confirmó que "se (les) va a pedir que vengan a decir por qué están afirmando lo que están afirmando".

PORQUÉ EL YUNQUE SI EXISTE, Y SE HACE "RESPETAR" A CHINGADAZO LIMPIO... ASQUEROSOS PANISTAS, CAMBIENSE AL PRI, ELITISTAS FODONGOS.


jamastu@gmail.com
Kikka Roja

Ejército mexicano asesino de simples ciudadanos : CNDH

  • Descarta la comisión que los tiros contra las víctimas fueran hechos a corta distancia
  • Los civiles atacados por soldados en Sinaloa no dispararon armas: CNDH
  • Demanda a la Secretaría de la Defensa explicar situación de los efectivos involucrados

EMIR OLIVARES ALONSO

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) informó que sus investigaciones sobre el ataque de militares a la familia Esparza Galaviz en el municipio de Sinaloa de Leyva, Sinaloa, revelan que los agredidos "no dispararon armas de ningún tipo", además de que los tiros en su contra "no fueron efectuados a corta distancia", como han afirmado las autoridades. El primero de junio, Adán Abel Carrillo Esparza conducía una camioneta cuando soldados le ordenaron detenerse en un retén, en el contexto de los operativos militares contra la delincuencia organizada. La versión oficial señala que el conductor no se percató de la orden, por lo que los militares dispararon al vehículo, con lo que provocaron la muerte de Griselda Galaviz Barraza, de 25 años; Alicia Esparza Parra, de 17, y los niños Joniel, Griselda y Juana Esparza Galaviz, de siete, cuatro y dos años, respectivamente. Además resultaron heridos el conductor, de 29 años; Teresa Flores, de 16, y José Carrillo Esparza, de cinco. Tras una queja interpuesta, la CNDH investiga el caso, por lo que ha solicitado a la Dirección General de Justicia Militar de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) "explicar si se inició alguna averiguación previa en el fuero militar y, en tal caso, el delito o delitos que se investigan, así como los responsables, las diligencias realizadas hasta el momento y otros aspectos indispensables para esclarecer por completo lo ocurrido", debido a que hasta ayer la dependencia no había hecho públicos esos datos.

La comisión reveló que por conducto de visitadores trató de realizar exámenes toxicológicos a los presuntos responsables del ataque, pero la Sedena no lo permitió, con el argumento de que serían sus propios investigadores los que harían esas pruebas, por lo que la CNDH solicitó copia certificada del resultado de las mismas. En un comunicado de prensa, el organismo encabezado por José Luis Soberanes informó que su personal inspeccionó de manera ocular el lugar de los hechos y recabó evidencias, entre ellas cinco cartuchos y 12 casquillos, así como una jeringa hipodérmica, que serán sometidos a exámenes de laboratorio. La comisión también solicitó que las autoridades militares informen sobre los fundamentos y motivos, la normatividad o las directivas que facultaron a los soldados a colocar un retén en el lugar de los hechos, así como una copia certificada de la orden respectiva. Por otra parte, personal de la CNDH elaboró actas circunstanciadas y cuenta con fotografías y videograbaciones de entrevistas con familiares y otras personas que colaboraron en el transporte de los cadáveres y el rescate, auxilio y traslado de los heridos.

El organismo destacó que de acuerdo con el testimonio del conductor de la camioneta no era visible ningún retén ni señalización con la cual se indicara a los automovilistas que debían detenerse. El jefe de familia sostuvo ante el personal de la CNDH que desde la oscuridad le ordenaron que se detuviera al mismo tiempo que recibía disparos de arma de fuego. El organismo consideró que "todas las autoridades, incluidas las militares, deben informar con suficiencia a la ciudadanía acerca de los procedimientos utilizados en carreteras y caminos por el personal que efectúa revisiones, incluso sorpresivas, de vehículos y personas al amparo de la campaña permanente contra el narcotráfico y la aplicación de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos. Estas medidas de información a la ciudadanía deben comprender la descripción de los avisos y cualquier otro tipo de señalización preventiva, los procedimientos habituales de una inspección y los que deben seguirse, eventualmente, para la remisión de personas y objetos y puesta a disposición de la autoridad ministerial correspondiente". La CNDH también solicitó informes del caso a la PGR, la Secretaría General de Gobierno de Sinaloa, la procuraduría estatal, el Hospital General de Culiacán, la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Sinaloa y la Cruz Roja Mexicana.

“¡No tiren, vienen mujeres y niños!”
de la redacción

México, D.F., 5 de junio (apro).- La noche del 1 de junio, Adán Abel Esparza Parra logró sobrevivir al ataque de un grupo de soldados en las inmediaciones del poblado La Joya de los Martínez, en Sinaloa, no así su esposa, tres hijos y una hermana, quienes perdieron la vida durante la balacera. Convaleciente, Esparza Parra narró al Diario Noroeste de Culiacán, los instantes en que él y su familia fueron blanco de las balas. A continuación, el texto íntegro del relato, firmado sólo con las iniciales IONSA: Adán Abel Esparza Parra sufre de heridas más profundas que las que tiene en los dos brazos. Perdió a su esposa, tres hijos y una hermana en un eterno instante.

Regresaban a casa, se toparon con militares y, sin esperarlo, recibieron una lluvia de balas.

"Les levantaba la otra mano y les decía a los soldados: ¡no tiren, por favor! ¿Por qué tiran? ¡Vienen mujeres y niños! No me hicieron caso, me tumbaron de un balazo en la otra mano, y... aquella balacera", así empieza la historia del infierno que vivió Adán, uno de los sobrevivientes de la matanza del 1 de junio ocurrida en la zona serrana del municipio de Sinaloa. El joven de 29 años, internado en el segundo piso del área de Traumatología del Hospital General de esta ciudad, tiene los brazos vendados, el ojo derecho amoratado y en sus hombros se observan todavía pequeñas manchas de sangre.

Su voz apenas es audible, pero cuenta la tragedia de ese día.

"Ese viernes en la mañana, a mí me tocaba, como padre de familia, llevar a las maestras de primaria y preescolar a una reunión a la comunidad de Ocorahui. "Como mi esposa es de allá, pues la llevé a ella y a mis hijos, para que visitaran a su familia. También iba un sobrino mío. Todo iba bien", relata. Fue a la mitad del camino, cuando ya regresaban a la Joya de los Martínez, su pueblo, cuenta el conductor de la camioneta, que de la oscuridad de la sierra salieron soldados del Ejército y uno de ellos les marcó el alto. Dice que él no esperaba que hubiera un retén en el lugar, pues no había ninguna señalización que así lo indicara y se detuvo más adelante, y es en ese momento un soldado le disparó en un brazo. "Todavía me bajé del carro, mi sobrino y mi hijo viajaban en la caja. Abrí la puerta, les levantaba la otra mano y les pedía que no tiraran por favor. No me hicieron caso, me tumbaron de un balazo en la otra mano", relata. "Como no alcancé a detener el carro, me di cuenta que la camioneta, despacito se estaba yendo al barranco. Me levanté. Quise subirme para frenarlo, pero no pude, cómo iba a poder, me ganó el carro, se fue al barranco, con todo y mi familia".

A como pudo, narra, se arrastró hacia el punto donde cayó la unidad en busca de un radio portátil para pedirle a su familia que los rescatara. "Les pedía auxilio (a los soldados), pero no me ayudaban, yo traía un radio y les daba el radio para que se comunicaran con mi familia, pero nada, no me hacían caso, no me ayudaron con los heridos", recuerda. “Como pude, ahí en el suelo, me acerqué el radio a la boca y así les hablé hasta que me contestaron mis hermanos, y llegaron de inmediato al lugar. Los soldados decían que ya venía la ambulancia, que ya venía un helicóptero, pero eran puras mentiras, nunca llegó el boludo". Hace una pausa y prosigue. Cuenta que después que su familia encaró a los militares, es cuando permiten después de varias horas que trasladen a los heridos a recibir ayuda.

--¿Qué pides para los militares que asesinaron a tu familia?
--Que los castiguen, que les hagan lo mismo, para que vean lo que se siente perder a tu familia, que los castiguen de verdad.

"Nada repara el daño que me hicieron, perdí a toda mi familia, ni con la muerte pagan todo el daño que hicieron al matar a gente inocente. A mujeres y niños.”
BOLA DE PARÁSITOS, INÚTILES, INEPTOS, CORRUPTOS, TRAIDORES, ASESINOS, VILES VULGARES
  • Los inculpados mataron a cinco personas el 1º de junio en un retén en Sinaloa
  • Formal prisión a 19 soldados acusados de asesinato
De la Redacción

El juzgado militar con sede en Mazatlán, Sinaloa, dictó ayer auto de formal prisión por violencia contra las personas, homicidio, lesiones calificadas y lesiones a 19 soldados que fueron acusados de matar a cinco personas, entre ellas tres menores, el pasado 1º de junio en un retén instalado en la comunidad de Los Alamillos, en el estado de Sinaloa. En un comunicado, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) dio a conocer que el capitán segundo de caballería Cándido Alday Arriaga, comandante de la base de operciones Alday, y el teniente de caballería José Alejandro Zavala García recibieron el auto de formal prisión por el delito de violencia contra las personas en su modalidad de homicidio y lesiones calificadas.

Asimismo, un oficial y 16 elementos de tropa recibieron auto de formal prisión por el delito de violencia contra las personas en su modalidad de homicidio y lesiones. Con esta decisión del juez militar adscrito a la tercera Región Militar, agregó la dependencia, se continuará la instrucción del proceso penal en la justicia castrense. Por otra parte, la Sedena indicó que continúa la integración de la documentación sobre este asunto para hacérsela llegar a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), "con la finalidad de contribuir a la transparencia de los acontecimientos, manteniendo la apertura en todo sentido". En este contexto, la dependencia que encabeza el general Guillermo Galván Galván ratificó su compromiso de "no tolerar conductas que atenten contra la población civil con estricto apego al marco legal vigente y respeto a los derechos humanos, con el fin de que se haga justicia en contra de quien o quienes resulten responsables".

Cabe señalar que en su texto la Sedena no menciona el nombre ni el número de muertos, ni las razones por las cuales la Procuraduría General de Justicia Militar consideró que los militares dispararon contra los civiles. Los militares a los que se les dictó auto de formal prisión por violencia contra las personas, en su modalidad de homicidio y lesiones, son: Teniente de transmisiones Enrique Galindo Avila, sargentos Arturo García Moreno y Saraín Díaz Velásquez, cabos de caballería Juan Carlos Maldonado Ramírez, Antonio Castillo Martínez, Gustavo Castillo Ramírez, Benito Sánchez Girón e Ismael Ortega González, cabo de sanidad Eladio Pérez Arriaga, y soldados de caballería José Paulino Hernández, Francisco Vázquez Esparza, Guillermo Alejandro Velasco Mazariegos, Calixto García Hernández, Francisco Ramírez Jiménez, Argenis Camarillo de la Cruz, Héctor Jiménez Centeno y José Abad Vega Trujillo.
EL PILÓN : MILITARES SE DISPARAN EN ESTADO DE EBRIEDAD pinche estado mexicano
Beben y riñen elementos del Ejército; un desaparecido
Rubén Villalpando

Kikka Roja

Libertad para Erick Sosa

Obtiene libertad Erick Sosa, hermano del líder de la APPO

Julia Antonieta Le Duc, corresponsal, y Notimex

09/06/2007 15:46

Matamoros, Tams. Al cabo de más de seis meses de encierro, Erick Sosa Villavicencio fue liberado la madrugada de este sábado por autoridades penitenciarias del Centro Federal de Readaptacion Social de Matamoros, Tamaulipas, por “desvanecimiento de datos” en uno de los tres los procesos penales que se le siguen en el Juzgado Mixto de Primera Instancia, con sede en Ocotlán de Morelos, Oaxaca, confirmaron su abogado Gilberto López Jiménez y autoridades del gobierno de Oaxaca. A las dos horas del sábado 9 de junio, el padre de familia de 31 años de edad salió de la prisión ubicada en el ejido Santa Adelaida, en la zona rural de Matamoros, a unos 20 kilómetros de la cabecera municipal. El abogado Gilberto López Jiménez detalló que Erick Sosa abandonó el penal esta madrugada por un recurso legal ganado por su defensa por “incidentes de desvanecimiento de pruebas”, la cual les fue notificada por el Juzgado de Ocotlán de Morelos, dentro del expediente 71/2006. En entrevista, explicó que como consecuencia de ese recurso jurídico, el juez de oficio, a petición de la defensa, le otorgó la libertad absoluta a Sosa Villavicencio, con las respectivas reservas de la ley. El abogado dijo que los delitos que se le imputaron a su cliente fueron privación ilegal de la libertad, lesiones calificadas y robo con violencia. Sosa Villavicencio fue detenido el 26 de noviembre en el aeropuerto de la ciudad de Oaxaca y trasladado e internado en la prisión de máxima seguridad de Matamoros el 29 de ese mes. Asimismo, informó que ayer alrededor de las 14:30 horas obtuvo su libertad en el penal de Cosolapa, Oaxaca, Ignacio García Maldonado, integrante de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), bajo los mismos argumentos jurídicos que Erick Sosa. Refirió que esta persona fue detenida el 4 de diciembre pasado junto con Flavio y Horacio Sosa Villavicencio, acusado de sedición, asociación delictuosa y daños por incendio. Por su parte, el titular de la Secretaría de Protección Ciudadana (Seproci) estatal, Sergio Segreste Ríos, y el procurador de Oaxaca, Evencio Nicolás Martínez, confirmaron la liberación de Erick Sosa.

Kikka Roja

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...