BUSCA, BUSCADOR

martes, 26 de junio de 2007

Guadalupe Loaeza

El Desquite

Guadalupe Loaeza
Hay fechas que no se pueden olvidar; que no debemos de olvidar, una de ellas es el 2 de julio de 2006. Los que votamos por el candidato de la Coalición Por el Bien de Todos nos sentimos todavía desorientados; como que aún no hemos digerido muy bien todo lo que pasó aquel domingo de elecciones, en el cual el país pareció partirse en dos. No obstante ha pasado un año, a lo largo y ancho de la República Mexicana existen muchos mexicanos que continúan sintiéndose despojados, robados y burlados por la falta de certeza en los resultados de la elección presidencial más competitiva de la historia. No les falta razón. ¿Cómo olvidar el desafuero?, ¿cómo olvidar la "guerra sucia" que se llevó a cabo antes, durante e incluso después de la campaña?, ¿cómo olvidar la intervención de las dos televisoras, la de la Iglesia y la del Consejo Coordinador Empresarial?, ¿cómo olvidar la actuación tan errática del IFE?, ¿cómo olvidar el dictamen de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación? Y, por último, cómo olvidar las palabras de un triste personaje llamado Vicente Fox, quien con todo cinismo admitió: "Yo tuve mi propio problema con el alcalde de la Ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador (...) tenía un dilema: por un lado respetar la orden del juez o por otro el reclamo de López Obrador de que su candidatura a la Presidencia se respetara. Fue una decisión difícil y perdí. El obtuvo hasta el 80% del respaldo de la gente para que se respetara su derecho a participar como candidato a la Presidencia (...) retiramos el juicio político y pagué los costos. 18 meses después obtuve mi victoria. El día de la elección ganó el candidato de mi partido. ¡Me desquité!".

El Desquite es, precisamente, el subtítulo del libro Reporte 2006 de Socorro Díaz, periodista y política, quien fuera además integrante del equipo de campaña de López Obrador, el cual se presenta esta noche en la Casa Lamm a las 6:30 de la tarde. Con una prosa espléndida y un gran sentido periodístico, Socorro Díaz nos describe los días que vivió México del 2 de julio al 1 de diciembre. Debo decir que revivir, día por día, casi hora por hora, la historia de ese lapso fundamental resulta además de muy revelador, imprescindible para entender porqué después del 2 de julio nació un movimiento político y social de resistencia que no tiene paralelo en la vida del país. Conforme una va avanzando en la lectura se descubre porqué Socorro escribió este libro. Porque necesitaba dejar testimonio de los acontecimientos políticos que rodean el fraude electoral del 2 de julio. Además, quiere entender y que otros entiendan en qué consistieron los hechos que configuraron la operación del "desquite". Es evidente que a través de su texto se descubre que no le bastan las declaraciones de algunos de los protagonistas de la "operación desquite" como Elba Esther Gordillo. Todos sabemos que la maestra se jactó el domingo siguiente del 2 de julio de haber implementado una operación especial en Guanajuato y otras entidades para cobrarle a López Obrador el agravio de no haber querido aliarse con ella. Y de haber invitado a los maestros a votar con libertad de acuerdo a su conciencia. Para la autora la revancha contra López Obrador se tradujo en miles de actas firmadas sólo por el PAN y el Panal en donde la votación a favor de Calderón es increíblemente alta, respecto a los resultados nacionales.

Algo que me llamó particularmente la atención de todo el reporte de Socorro fue la reunión que Carlos Abascal sostuvo entre las 5:00 y las 6:00 de la tarde del 2 de julio con propietarios de medios electrónicos de comunicación en la sede de la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión. El Secretario de Gobernación los reunió para pedirles que no difundieran encuestas de salida ni conteos rápidos. Hay que decir que para esas horas, López Obrador tenía tres puntos arriba del candidato de la derecha. Nadie mejor que Socorro sabe que en el periodismo se investiga sobre la veracidad de sus fuentes. De allí que verificó, tal como lo dice en su libro, con cuatro de los asistentes a esa reunión. Dos de ellos le comentaron a la autora que lo que se dijo fue que Calderón iba arriba, a lo que Socorro respondió: "¿Y no resulta por lo menos raro que si el candidato del oficialismo iba ganando, aunque fuera por una décima, el gobierno haya decidido impedir que se divulgara ese hecho y que toda la elección quedara bajo sospecha? Estoy convencida de que si esa hubiera sido la verdad la habrían festinado sin límite". Lo que Abascal quería era tiempo para "la negociación". En efecto, Abascal necesitaba tiempo, pero ciertamente no para "la negociación", sino para el encubrimiento de lo que estaba ocurriendo en las casillas electorales en esos momentos. He aquí una parte no divulgada hasta ahora de la "operación desquite".

En El Desquite, también encontramos un capítulo dedicado a la autocrítica, lo cual resulta muy saludable. Para Socorro Díaz sí hubo errores en la campaña, para ella fue un error costoso no haber ido al primer debate y que López Obrador no lo haya explicado ampliamente. Lo segundo fue "cállate, Chachalaca" porque, según la autora, le dio armas a sus adversarios para desplegar la guerra sucia. También lamenta el que López Obrador no se haya reunido con un mayor número de empresarios que están aprovechando los nuevos nichos de oportunidad de la globalización y construyendo empresas prósperas fuera del Distrito Federal y en muchas entidades del país. Estos empresarios manifestaron de manera reiterada su interés de reunirse con el candidato de la coalición. Recomiendo, sinceramente, el libro El Desquite, de Socorro Díaz, porque los mexicanos necesitamos saber toda la verdad de lo ocurrido antes, durante y después del 2 de julio. No sólo para defender la victoria que no le reconocieron a López Obrador, sino para defender el derecho que todos tenemos a elegir a nuestros gobernantes y para defender la vida democrática de México.

Para no olvidar lo que sucedió antes, durante y después del 2 de julio del 2006, para que lo tengamos presente siempre, para que no vuelva a ocurrir, aprovecho igualmente para invitarlos a recorrer la exposición Foto por Foto, que hoy se inaugura en el Paseo de la Reforma a la altura de la glorieta de la Diana Cazadora, integrada por alrededor de 200 obras de fotógrafos mexicanos y cuatro caballos de Troya gigantescos, realizados por el espléndido artista Rolando de la Rosa. Es importante que cada uno de ustedes haga su propia crónica, su propia historia y su propio dictamen de lo que sucedió un domingo ciudadano lleno de luz, pero sobre todo de sombras.

gloaeza@yahoo.com

LA ESTRATEGIA DE AMLO FUE LA CORRECTA, NADIE ASEGURA QUE LOS EMPRESARIOS SON DE LEY... AHORA LA HISTORIA ES OTRA, LA OLLA EXPLOTÓ, ES LA HORA DEL PUEBLO


Kikka Roja

La Verdad sea Dicha : 24 y 25

Programa episodio 25
Nueva cuenta en Banorte 05 44 55 50 80 Honestidad Valiente A C
todos, a las 10 de la mañana el 1 de julio del ángel al zócalo

Andrés Manuel López Obrador www.amlo.org.mx
E MAIL : laverdadseadicha@gobiernolegitimo.org.mx
laverdadseadicha.org.mx, laverdadseadicha.org
gobiernolegitimo.org.mx

AMLO Tv, Martes 1 de la madrugada 1 a.m. por tv azteca canal 13


http://video.google.com/videoplay?docid=-2472718094708019974&hl=en
El berrinche de Calderón, puso trompa de cucharón


SONRIE LA LUCHA SIGUE
Programa episodio 24
Nueva cuenta en Banorte 05 44 55 50 80 Honestidad Valiente A C
todos, a las 10 de la mañana el 1 de julio del ángel al zócalo



http://video.google.com/videoplay?docid=-3522187088306412246&hl=en

Kikka Roja

La ética y la normatividad de la política ll

2007/06/la-tica-y-la-normatividad-poltica.html

Enrique Dussel/ II *

Continuemos la reflexión del tema ya comenzado. En primer lugar habrá que describir la ética de tal manera que pueda entenderse por qué la política, bajo pena de desaparición, debe necesariamente subsumir los principios éticos.

La ética, no simplemente de los valores, de la ley, de las virtudes, sino una ética de principios, es la que, dicho sencilla y resumidamente, viene a subsumir y superar el comportamiento de los instintos de los animales. Los animales, específica o instintivamente, saben cómo comportarse para sobrevivir. En la especie homo las instituciones van remplazando las acciones instintivas para transformarlas en obligaciones sociales. Esas obligaciones, en su conjunto, se codifican en la ética. La revolución urbana neolítica en Mesopotamia nos muestra esas colecciones en el Código de Hamurabi (los hay desde el 2500 a. C). Sin dichos códigos la vida multitudinaria de las primeras ciudades habría sido imposible; era cuestión de vida o muerte.

Un principio universal de esta ética sería una obligación (no optativa, sino necesaria, repito: "de vida o muerte") que podría enunciarse de la siguiente manera: "¡Debemos producir, reproducir y desarrollar la vida humana en sociedad, en última instancia de toda la humanidad!" Este principio (véase el capítulo uno de mi Etica de la liberación) vale para todas las culturas, en todas las ocasiones. La política, como el despliegue del poder en un campo específico (el "campo político"), subsume o incorpora ese principio general o abstracto de la ética y lo transforma en el principio material de la política: "¡En política debemos todos luchar por producir, reproducir y desarrollar institucionalmente (por la ecología, la economía y los diversos niveles culturales) la vida de los ciudadanos, superando el nacionalismo y teniendo a toda la humanidad como última instancia!" (véase la tesis nueve de mi librito 20 tesis de política).

Este enunciado es un principio ético transformado en político, y como político es esencia de la misma política, define el fundamento del poder político, de la acción estratégica, de las instituciones políticas. No es una normatividad externa, es intrínseca, política, y además la propone igualmente N. Maquiavelo (que no es nada "maquiavélico", en el sentido cotidiano de la palabra según Popock y tantos otros). Si no se cumple ese principio la política se viene abajo, desaparece, entra en contradicción: la sobrevivencia de la comunidad política no podría sostenerse, sería aniquilada, simplemente moriría.

De la misma manera, el principio ético de validez ("Es válido todo acuerdo alcanzado por una participación simétrica de los afectados") (la tesis 10 del librito citado) es subsumido en la política como principio de legitimidad (o democrático), que se enunciaría: "¡Debemos alcanzar todo acuerdo por la participación simétrica e institucional de todos los ciudadanos, en último término, de toda la humanidad!" Si no hay simetría o igualdad no hay legitimidad, si hay poca simetría hay poca legitimidad. Este principio, que permite al político alcanzar la máxima legitimidad (que es lo que constituye la fuerza unitiva del poder), le permite igualmente no usar la coacción y gobernar con el apoyo del pueblo. Este es el efecto positivo del uso normativo del poder (la importancia de la ética en política, entonces).

Cuando la coacción, que puede ser legal, no está fundada en el acuerdo subjetivo de los ciudadanos, del pueblo, se vuelve represión, como en la actualidad en México. Cuando el gobierno cree ser la sede del poder (la comunidad política o el pueblo es la única sede del poder; el gobierno en las instituciones ejerce delegadamente dicho poder; véase la tesis 2 de mi obra 20 tesis de política) se corrompe -en el sentido ético y político- (como indica Karl Marx en famoso texto sobre el fetichismo del poder), y cuando usa la violencia contra el justo derecho del pueblo que ha sido excluido de los acuerdos (es decir, dicha acción es ilegítima), se torna dominación, represión.

Nuestros héroes (Hidalgo, Morelos, Juárez, Zapata) fueron políticos de clara conciencia ética de la normatividad política. Subsumieron los principios éticos como políticos y no fueron llevados por el caos o la corrupción de los procedimentalistas o los cínicos, que creen sólo en la fuerza para ejercer el poder autoreferente, es decir, vacío. Esos héroes no dieron su vida por procedimientos o por el afán de un desmedido ejercicio del poder, sino que la dieron fraternalmente por personas, por principios universales.

Con esto, espero, hemos comenzado una conversación. Hasta la próxima. Con amistad, ED.

* Filósofo


Kikka Roja

Policias Destituidos Despedidos e investigados

Están sujetos a pesquisas mandos de la AFI y la PFP "relevados"

* Los acusan de presuntos actos de corrupción y vínculos con la delincuencia organizada
* Confirma García Luna el cese de 284 jefes policiacos, entre ellos 34 coordinadores
* Al menos 80 de los comandantes remplazados buscarán amparo de la justicia
ALFREDO MENDEZ

Están bajo investigación más de 400 mil policías en todo el país

ALFREDO MENDEZ
La Procuraduría General de la República (PGR) mantiene abiertas diversas averiguaciones previas para investigar presuntos actos de corrupción y/o supuestos vínculos con la delincuencia organizada de algunos mandos de la Agencia Federal de Investigación (AFI) y de la Policía Federal Preventiva (PFP), que fueron remplazados de sus cargos el pasado fin de semana, así como en contra de elementos policiacos catalogados de ''bajo perfil'', que laboran en ambas corporaciones o en policías estatales y municipales, revelaron fuentes gubernamentales.

Al menos 80 oficiales podrían solicitar amparo

¿Qué sentirán los ricachones de México ahora que todo el trabajo se lo dejan a un ejército mal entrenado, sin cerebro, patológico y muerto de hambre?
El pueblo pobre está harto de sentir miedo ajeno.


Kikka Roja

La iglesia Católica perdió la fe

  • Pide a organismos de derechos humanos mantenerse cerca de las acciones militares
  • Aprueba la Iglesia católica que el Ejército participe en la lucha contra el crimen
  • Avala los relevos de 284 mandos de PFP y AFI

Cateos, intervenciones telefónicas y arraigos requieren ser aprobados por un juez, considera la Comisión de Justicia del Senado

GABRIEL LEON ZARAGOZA

La jerarquía católica avaló la participación del Ejército Mexicano en la lucha del gobierno federal en contra del crimen organizado y el narcotráfico, y se manifestó por que los efectivos militares permanezcan en las calles del país hasta que se restablezca el orden y se cuente con una fuerza civil preparada que sea capaz de sustituirlos.

Al presentar el documento México ante la misión continental, integrantes del Consejo de Presidencia de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) lamentaron que el tema de la violencia se haya convertido para el presidente Felipe Calderón Hinojosa en un ''obstáculo y un elemento distractor'' para alcanzar objetivos ''muy necesarios en nuestro país'', como la lucha contra la pobreza. Los prelados señalaron la necesidad de que los organismos defensores de derechos humanos se mantengan cerca de las acciones de los cuerpos militares, ''para evitar cualquier cosa que no vaya en sintonía con lo que se pretende: mantener el orden en el país'', y se pronunciaron por que el Ejército ''se mantenga en una tesitura correcta en el respeto a la integridad de las personas''. El obispo de Tuxtla Gutiérrez, Rogelio Cabrera, avaló los relevos -anunciados por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal- de 284 mandos de la Policía Federal Preventiva y la Agencia Federal de Investigación, al considerar que en México ''somos testigos que frecuentemente hay cambios en los mandos, expulsión de miembros de las fuerzas policiacas, lo cual refleja que el problema no es fácil de resolver''.

Revisión senatorial a iniciativa sobre procuración de justicia

Por otra parte, el Senado de la República informó que revisará ''a fondo'' la iniciativa de reformas en materia de procuración de justicia que envió al Congreso el presidente Felipe Calderón, pero en ningún caso se permitirá restar facultades al Poder Judicial, como pretende alguna de las partes de la propuesta del Ejecutivo, advirtió el presidente de la Comisión de Justicia, Alejandro González Alcocer. Destacó además que se buscará encontrar coincidencias entre las diversas alternativas que sobre este tema presentaron los partidos políticos representados en el Congreso, a efecto de incluirlas en el paquete de reformas que envió Calderón Hinojosa. En entrevista, el legislador destacó que el punto de mayor controversia en los documentos del Ejecutivo federal tiene que ver con ampliar las facultades del Ministerio Público en temas como cateos, escuchas telefónicas y arraigos, actos que para su ejecución requieren de la aprobación de un juez, y cuyo trámite retrasa el combate contra la delincuencia. González Alcocer insistió en que hay alternativas que presentaron los partidos políticos para realizar diversas reformas al sistema de justicia del país, que pueden equilibrar el papel del Ministerio Público y agilizar los trámites que dependen de los jueces.

Destacó que una de las intenciones del paquete enviado al Congreso por Felipe Calderón es crear un juzgado especial de distrito para agilizar las peticiones del MP en los tres temas mencionados, que son, además, puntos muy delicados en la administración de justicia. El presidente de la Comisión de Justicia del Senado insistió en que por tratarse de temas delicados debe buscarse, en primera instancia, el acuerdo de las fuerzas políticas representadas en el Congreso sobre sus propias iniciativas, para incorporarlas luego al debate sobre las propuestas del Ejecutivo federal. Para los legisladores, aseveró, el punto medular de este último documento es que prácticamente dependería de la entidad persecutora del delito la decisión de intervenir llamadas telefónicas, determinar el momento de un cateo o aplicar arraigos, temas que, si bien resultan fundamentales para un mejor ataque al crimen organizado, no deben -a decir de las bancadas- ser facultad exclusiva del Ministerio Público.

En este sentido, dijo, debe encontrarse un equilibrio respecto del papel que desempeña el Poder Judicial, pues, insistió, no se trata de limitar facultades, sino de ser más efectivos en el combate a la delincuencia, aunque el propio presidente de la Comisión de Justicia reconoce las dificultades que enfrenta el MP por el retraso que representa tramitar una solicitud ante un juez para cualquiera de los tres escenarios.

Por ello, subrayó, se hace indispensable un análisis exhaustivo de las iniciativas sobre este tema, a efecto de agilizar los trámites sin dejar de lado la intervención de los jueces.

Ciro Pérez Silva
A ver cabrones con Ropón y cucurucho, empiecen a sacar las veladoras, las hay de apaga chismes, la del dragón verde atrapa güeyes con la loción del chivo pateado,
si ésto no les funciona les recomiendo ir con un sacerdote shaolín, lo malo es que ellos curan con una santa madriza karateka y ni así se les garantiza que la gente les regale sus limosnas.
Curas hipócritas se fueron por el caño con todo y costal de mentiras
O eso, o que Don Chucho de Nazaret, evite que el ejército sea replegado por el poder del pueblo.

No existen las brujas pero de que las hay, las hay..
se merecen un puto brujazo ... ¡y échense a correr cerdotes!


Kikka Roja

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...