BUSCA, BUSCADOR

domingo, 15 de julio de 2007

Con todo, contra el estado laico

Apenas un mes después de que Felipe Calderón visitó al Papa Benedicto XVI y abordó con el pontífice el tema de la libertad religiosa, el aparato eclesiástico mexicano –el cardenal Rivera Carrera, la Conferencia del Episcopado y el Colegio de Abogados Católicos– decidieron echar toda la carne al asador: Impulsan reformas constitucionales entre cuyos propósitos destaca uno insólito: que el gobierno destine a la Iglesia una parte de la recaudación fiscal para atender a sus pobres, desprotegidos, ancianos y enfermos…

Rodrigo Vera

La jerarquía católica mexicana ya tiene lista su iniciativa de reformas constitucionales en materia religiosa, en las que pide, entre otros puntos, instrucción religiosa en las escuelas públicas, que sus sacerdotes puedan “asociarse con fines políticos” y que un porcentaje de los impuestos que recauda el Estado se destinen a las arcas de la Iglesia. Elaborada por los especialistas del Colegio de Abogados Católicos –un organismo de defensoría y apoyo jurídico al clero–, la iniciativa propone la supresión del Estado laico, ya que es “impositor (sic) de un sistema de pensamiento único” que se caracteriza por su “racionalismo radical”, y reclama cambios sustanciales en los artículos 3º, 24 y 130 de la Constitución. A través del senador panista Federico Doring, la Iglesia emprende un “cabildeo político” para conseguir el respaldo del Congreso de la Unión. Por lo pronto, se planea crear una comisión especial en el Senado que impulse estas reformas. Armando Martínez, presidente del Colegio de Abogados Católicos y principal artífice de la iniciativa, dice: “Nos iremos primero por la vía del Senado. Será un trabajo de cabildeo político, de negociación y sensibilización. Ya tenemos algunas pláticas ahí. El senador Federico Doring ya tiene acercamientos con algunos obispos, pues ha manifestado voluntad de modificar la Constitución”.

En estos días “entregaremos nuestra propuesta a los legisladores. Y así como el secretario de Hacienda acaba de ir al Congreso a presentar su reforma fiscal, también iremos nosotros a presentar nuestra reforma para trascender el Estado laico”. Por su lado, Döring explica la mecánica a seguir: “Yo he platicado ya con varios senadores. Y la idea es crear una comisión especial y plural para el próximo período ordinario de sesiones. Esta comisión realizará foros de consulta y pondrá el tema en el debate público. Lo sacará incluso de la esfera religiosa para ponerlo en una esfera social. “Algunos puntos serán viables y otros no. Yo mismo tengo algunas reservas. Calculamos que, en un año máximo, estaremos turnando la iniciativa a la Comisión de Puntos Constitucionales, que será la que dictamine”. Döring señala que ha tenido encuentros con el presidente del Episcopado, Carlos Aguiar Retes, y con el cardenal Norberto Rivera Carrera, a quien le atribuye tener mayor injerencia en la actual propuesta. “Con el Episcopado y el cardenal hemos avanzado un poco. También me he reunido con otros miembros del Consejo Interreligioso, en el que hay gente de otras Iglesias, pues mi compromiso es empujar el tema con todos ellos”, dice el legislador.

Armando Martínez habla sobre el respaldo de la jerarquía a la iniciativa: “En las modificaciones al artículo 130, que piden derecho a la libertad de expresión de los sacerdotes, hay un consenso por parte de los obispos con quienes he platicado. Todos piden a gritos que ningún sacerdote sea llevado a la Inquisición del Estado por el solo hecho de expresarse libremente”. En la sala de su domicilio particular –decorada con crucifijos y reproducciones de cuadros religiosos del Greco y Rafael–, exclama: “¡Cuál tolerancia! ¡Es una falsa tolerancia la del Estado laico! Un modo de opresión a la realidad religiosa. Junto con Cuba, México es uno de los países más restrictivos en materia de libertad religiosa. Aquí es un tabú tocar a Benito Juárez. Respetamos la separación Iglesia-Estado que él instauró. Pero sí pedimos dejar ese laicismo que no es más que un adoctrinamiento de Estado”. El especialista extiende luego ante el reportero el texto de la iniciativa, en cuya argumentación se recalca: La característica esencial de la laicidad implica que el poder político no invada el terreno del poder religioso, ni el religioso el del político; sin embargo, en nuestra sociedad el laicismo se muestra como impositor (sic) de un sistema de pensamiento único, que no respeta la necesaria diferenciación entre los dos planos. La iniciativa menciona igualmente los “fueros de poder y privilegios” que para la “clase política” representa el Estado laico, del que destaca estas características: Impone su racionalismo radical y su religión secular, como principio exclusivo de integración social. Cualquier referencia a otros principios está abocada a ser declarada irracional y condenada a la exclusión. Propone después que el apartado I del artículo tercero constitucional –que actualmente se refiere a la educación laica– quede de la siguiente manera: I. Garantizada por el artículo 24 la libertad de religión, dicha educación será aconfesional; sin embargo, en la educación básica que imparta el Estado se podrá, a solicitud de los padres o tutores, impartir educación religiosa en las escuelas públicas, de acuerdo a la solicitud de estos mismos y respetando la no imposición de la misma.

En el artículo 24 amplía la “libertad de culto” –como está ahora– con la inclusión del derecho a practicar “integralmente” la religión: Todo hombre es libre para profesar la religión que más le agrade y para practicarla integralmente siempre que no constituyan un delito o falta penados por la ley. El Congreso no puede dictar leyes que establezcan o prohíban religión alguna. Y plantea que en el artículo 130 –apartado e– se estipule lo siguiente: e) Los ministros podrán asociarse con fines políticos. Podrán en reunión pública, en actos del culto o de propaganda religiosa y en publicaciones de carácter religioso, oponerse a las leyes del país o a sus instituciones. No podrán agraviar, de cualquier forma, los símbolos patrios. Armando Martínez advierte que, por ser reglamentaria del artículo 130, la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público deberá representar “un cambio muy drástico”. Indica que, entre otros aspectos, esta ley incluiría la llamada objeción de conciencia. “Aquí quedaría reglamentada la objeción de conciencia, porque ésta implica vivir integralmente la libertad religiosa. Es decir, será válido si un médico no quiere practicar un aborto, o si un legislador no quiere aprobar una ley porque su conciencia se lo impide”, puntualiza.

Y agrega que la nueva Ley de Asociaciones Religiosas podría, inclusive, ser también la reglamentaria del artículo 24 constitucional, que actualmente carece de reglamentación. Otra de las propuestas, prosigue Armando Martínez, es que un porcentaje de los impuestos recaudados por el Estado sean destinados a las Iglesias. “Sería una pequeña proporción de los impuestos que se pagan al fisco los que irían a las Iglesias, que a su vez deben ser transparentes en el uso y destino de los recursos”.
– ¿Una especie de diezmo con la intermediación del Estado?
– Mire, la Iglesia cumple un papel social que el Estado no le reconoce: atiende a los pobres y desprotegidos, a los migrantes, a los ancianos, a los enfermos. Por ejemplo, el 25% de los enfermos de sida en el mundo son atendidos por la Iglesia. Como contribuyentes, por qué no destinar entonces una parte de nuestros impuestos a esta labor social, vía financiamiento de Estado. “Esto quedaría brevemente estipulado en la Ley de Asociaciones Religiosas. Y, ya más a detalle, en alguna de las distintas leyes de la miscelánea fiscal, o inclusive en una ley que trate exclusivamente sobre este impuesto especial. Es precisamente lo que ahorita estamos consultando con los expertos”.
– ¿Y dónde quedará la propuesta del clero de poseer medios de comunicación masiva?
– Este tema forma parte de la libertad de expresión, por lo que se reglamentaría en la misma Ley de Asociaciones Religiosas. Actualmente ya se trasmiten por cable programas televisivos religiosos. Debe darse, pues, el siguiente paso.
– ¿Y la propuesta de que los ministros de culto ocupen cargos de elección popular?
– Aunque sería deseable, en la iniciativa no incluimos esa propuesta por razones históricas y porque implica un cambio cultural muy fuerte. No quisimos irnos hasta la cocina. Además, el mismo Código de Derecho Canónico impide a los sacerdotes ocupar estos cargos. De modo que dejamos ese candado tal como está.

“Retroceso de 150 años”

Fue el cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México, quien el pasado domingo 8 preparó el terreno para presentar la iniciativa, al demandar que se reforme la Ley de Asociaciones Religiosas por violar las garantías de los ministros de culto. “Si queremos que México sea un país democrático, no puede negárseles a los religiosos el derecho de criticar”, manifestó. Y se quejó: “No podemos opinar sobre los partidos políticos; tampoco podemos reunirnos para asociarnos con fines políticos. Y aclaro: no es que la Iglesia esté buscando asociarse políticamente, pero independientemente de ello, las leyes no tienen por qué contradecirse y prohibirnos una actividad a la que tiene derecho cualquier otro ciudadano”. Indicó que “los ministros de culto, como cualquier otro ciudadano, legisladores, periodistas, intelectuales, estudiantes, amas de casa, etcétera, tenemos derechos fundamentales, entre ellos el de reunión y de libre expresión”. Al día siguiente, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) dio a conocer un boletín de prensa en el que se sumó al cardenal:
“El reconocimiento del derecho a la libertad religiosa implica necesariamente que los ciudadanos puedan ejercerlo en sus actividades privadas y públicas. Por ello, es contrario a la dignidad humana restringirlo al culto o impedir su ejercicio en campos como la educación pública, los medios de comunicación o la participación cívico-política”. El máximo organismo de la jerarquía católica agregó: “Cuando la Iglesia exige la libertad religiosa, no solicita una dádiva, un privilegio, una licencia que depende de situaciones contingentes, de estrategias políticas o de la voluntad de las autoridades, sino que está pidiendo el reconocimiento efectivo de un derecho inalienable”. Y dio su respaldo a la iniciativa “que busca que nuestra legislación garantice el derecho de todos los mexicanos a la plena libertad religiosa”, la cual pretende que se incluya en la reforma del Estado.

Fue precisamente el de la libertad religiosa uno de los temas que el Papa Benedicto XVI abordó con Felipe Calderón durante el encuentro que ambos sostuvieron en El Vaticano el pasado 4 de junio. Algunos analistas aseguraron entonces que el pontífice presionaría a Calderón para que se modificara la Constitución en ese terreno. Pero quedaba la duda de si esa maniobra sería instrumentada mediante una iniciativa presidencial o valiéndose de la fracción parlamentaria del PAN en el Congreso. Ahora, según parece, es la segunda opción la que gana terreno. Armando Martínez indica al respecto: “El Papa está muy preocupado por los países que, como México, padecen una opresión en su libertad religiosa. Inclusive, ya trató el tema con los obispos mexicanos que fueron a verlo a Roma en la pasada visita Ad limina. ¡Caray!, no es posible, por ejemplo, que la Secretaría de Gobernación tenga una oficina destinada al control de las asociaciones religiosas y realice espionaje de Estado”. Egresado de la Universidad Anáhuac –de los Legionarios de Cristo–, donde hizo una licenciatura en derecho y un doctorado en políticas de desarrollo, Armando Martínez estudió también derecho canónico en la Universidad Pontificia de México y en la Complutense de Madrid. Actualmente es director de la Escuela de Derecho de la Universidad del Pedregal, manejada por los lasallistas. También es abogado matrimonialista en el Tribunal Eclesiástico de la Arquidiócesis de México. En noviembre de 2005 fundó el Colegio de Abogados Católicos, que actualmente –dice– afilia a 33 miembros y tiene sus oficinas en la parroquia de la Sexta Vicaría de la Arquidiócesis de México, a cargo del obispo auxiliar Jonás Guerrero. El imponente templo es un alarde arquitectónico de estilo modernista –con cafeterías, jardines y galerías de arte sacro– que se yergue frente a Perisur.

Comenta Martínez que el Colegio lleva la defensa penal de sacerdotes acusados de pederastia y otros delitos. Lo mismo brinda asesoría jurídica para que la Iglesia enfrente la actual agenda legislativa que va contra sus principios: la legalización de las sociedades de convivencia, la despenalización del aborto en la Ciudad de México y, próximamente, el debate sobre la eutanasia. De ahí que, ahora, el Colegio de Abogados Católicos haya elaborado esta iniciativa. Recalca el abogado que el propósito fundamental de la reforma es “pasar de un Estado laico a un Estado aconfesional, donde se respeten todas las confesiones religiosas. Es un replanteamiento filosófico del Estado mexicano”. La iniciativa, a su juicio, es realmente “ciudadana” porque se someterá a la discusión no sólo de los legisladores, sino también de otros “actores políticos”, “pensadores”, ministros de culto de las “demás Iglesias” y del pueblo mismo. Döring –quien siendo diputado, en la pasada legislatura, ya había presentado una propuesta para reformar el artículo 24– estima que será incluso una reforma por las “libertades de las minorías religiosas, pese a que se piensa que solo beneficiará a la Iglesia católica”. Recuerda que la iniciativa condensa aquellos ofrecimientos de campaña de Vicente Fox –el famoso ‘decálogo’– que no se concretaron, y que surgieron de un consenso previo con las Iglesias. Sin embargo, la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas de México (Confraternice) –que aglutina a 250 agrupaciones evangélicas– ha venido rechazando la iniciativa mediante comunicados de prensa. Su máximo líder, el pastor Arturo Farela Gutiérrez, advierte tajante: “Con esa iniciativa, la Iglesia católica intenta recuperar los espacios de poder político y económico que tuvo antes de las reformas juaristas del siglo XIX. Propone, pues, un retroceso de 150 años”.
– ¿Las Iglesias evangélicas ya fueron consultadas?
– No, para nada. Jamás se tomó el parecer de los 25 millones de evangélicos del país. No es realmente una iniciativa ciudadana. Fue elaborada por ese colegio de abogados que tiene mucha cercanía con el Arzobispado de México. “Claro, también hay legisladores de ultraderecha que quieren que la católica sea la religión de Estado. Concuerdan con la postura del Papa Benedicto XVI, quien acaba de decir que la Iglesia católica es la auténtica, lo cual es ofensivo para la Iglesia anglicana, metodista, luterana y para las Iglesias evangélicas, puesto que todas ellas fundamentan sus enseñanzas en la figura de Jesucristo, quien no estableció su Iglesia en Roma, sino en Jerusalén”.
– ¿Ve posibilidades de que la iniciativa se apruebe?
– Es poco probable que se den esas reformas. Es más, creo que ni siquiera obtendrá el apoyo de todos los legisladores del PAN. El avance democrático no tiene reversa.

proceso 1602

Kikka Roja

La derecha y su miedo a la democracia

Álvaro delgado

AUDIO EN CASA LAMM 5 jul 07
"Estoy conteniendo la respiración..." De esta manera Lorenzo Meyer manifiesta su espectativa sobre aquello que la sociedad mexicana estaría en condiciones de hacer ante el embate cada vez más duro de quienes hoy detentan el poder político en el país. En entrevista con Proceso, el historiador, que acaba de publicar El espejismo democrático. De la euforia del cambio a la continuidad, afirma que el miedo de la derecha a la democracia, puede conducirla a hacer lo que sea, a la violencia incluso...

“Una democracia construida sobre la base del miedo no es otra cosa que miedo a la democracia”, sentencia Lorenzo Meyer en su más reciente libro, El espejismo democrático, y advierte –en entrevista– que la derecha es el entramado político que, desde la lucha por la independencia de México y hasta ahora, explota el pavor para mantener su hegemonía, dice el número 1602 de Proceso. Por eso, afirma, en el 2006 México no dio el gran paso en la transformación política de la que se ufanaba el Partido Acción Nacional (PAN). “La derecha es la que no quiso darlo, porque es la derecha la que tiene miedo a la democracia desde la Guerra de Independencia, cuando vio las grandes turbas levantadas y las vio como masas peligrosas. Desde la Alhóndiga de Granaditas no se le quita el miedo.” Los criollos, recuerda, se aliaron a los españoles para derrotar a los independentistas. “Ahí está el origen de la izquierda y la derecha en México. Antes de que usáramos esos términos, que vienen de la Revolución Francesa, ya estaba el basamento social de esa división: Una minoría, entre dueños y administradores gubernamentales y eclesiásticos, y una enorme mayoría indígena explotada.”

Esa dicotomía, que prevalece a lo largo de la historia independiente de México –excepto en el porfiriato y, con salvedades, en la era priista, cuando se proclamó la unidad nacional–, está en auge por la estructura de intereses que respalda al gobierno de Felipe Calderón y el movimiento que encabeza Andrés Manuel López Obrador. En entrevista con el reportero el jueves 12, el investigador del Centro de Estudios Internacionales de El Colegio de México examina el momento que vive el país desde el México independiente con dos fuerzas antagónicas, y de cómo la derecha de hoy –integrada por panistas, priistas, grandes empresarios, la Iglesia católica y sectores de clase media– evitó a toda costa el triunfo de la izquierda en el 2006. Meyer también destaca en la trama el papel de intelectuales como Jorge Castañeda, autor en 2004 -cuando ya había dejado de ser canciller del gobierno de Vicente Fox-, del "manifiesto" para liquidar políticamente a López Obrador- "hay que ganarle a la buena, a la mala y de todas las maneras posibles"-, y Enrique Krauze, quien sustentó la tesis del supuesto "mesianismo" del tabasqueño.

"La derecha, si hubiera sido inteligente -pensé que lo era-, le hubiera dejado a la izquierda éste momento para manejar a México y para ver de quécolo pinta el morado", expone meyer, quien considera, que un gobierno de izquierda poco podría hacer en un país con una estructura social terrible, pero a cambio las masas habrían sentido el sistema como suyo.

"Pensé que eso iba a pasar y que la derecha con colmillo largo, iba a dejar pasar eso, pero decidieron ser tan pequeñitos, tan poca cosa, que hicieron lo que hicieron en las elecciones del 2006"

-Pero los panistas aún dicen que López Obrador quería perpetuarse en el poder...
-¡Los que quieren perpetuarse en el poder son ellos! -responde- Si tienen miedo al que está teniendo una base social de pobres, de los marginados de siempre, es que temen a la sociedad. El peligro que ellos ven, es lo que crearon a lo largo de los siglos. Los herederos de la injusticia básica, dicen: Es un peligro porque nosotros hemos mantenido una sociedad de unos pocos con mucho y unos muchos con poco, y que tal si los muchos comienzan a demandar. "¿Y cómo lo sabían? ¿Son adivinos? En cambio en el PAN si se están perpetuando porque llegó al poder en el 2000 con unas elecciones formalmente limpias, porque eran 2 derechas, y ahora ya dijo que su proyecto es para 2012 y para delante. Los que ya hablan de perpetuarse son los PANISTAS." Y más adelante, advierte: "Ya no hay límites. esto es lo que me da miedo respecto del futuro: que ya hecho lo que han hecho, no tienen límites. Ya pueden llegar a la violencia, al asesinato, pueden llegar a lo que sea como el PRI ". Para explicar el momento actual, Meyer recurre a la escena de una película de vaqueros: "La derecha está parapetada en una especie de circulo de carretas: Los indios están atacando desde afuera y ellos -Calderón los grandes empresarios, la iglesia, etcétera- están defendiéndose en circulo". Inclusive, advierte, "hay una atmósfera como los setenta", a raíz del sabotaje presuntamente cometido por el Ejército Popular Revolucionario (EPR) contra instalaciones de Petróleos Mexicanos (PEMEX) para exigir la presentación de 2 desaparecidos. Sobre la izquierda, Meyer, afirma que "está en un brete" después de que derrumbó el Marxismo, como visión totalitadora del mundo. "Sólo tiene en su defensa y a su favor un sentido de justicia".

Madero y López Obrador

Meyer contradice las aseveraciones de que López Obrador "está muerto" políticamente, y afirma que el movimiento que encabeza, sobre todo con la credencialización de su "Gobierno Legítimo" -que es "de baja intensidad"-, le da una dinámica parecida al trabajo político de Francisco I. Madero previo a la Revolución. "A mi juicio es más o menos -a lo mejor alguien como Krauze dice que es falso- como cuando Madero va en ferrocarril con su esposa y su secretario, de estación en estación convocando a mítines, teniendo conflictos con la autoridad local, pero dejando la semilla. Madero llevaba la ventaja de que ya estaban los clubes de (Bernardo) Reyes ahí y Andrés Manuel tiene la ventaja de que existe el PRD aunque su proyecto no es perredista." Aunque "hay una cierta fatiga después de la lucha electoral" y el grueso de la población se repliega para cumplir con sus labores cotidianas, en la élite política prevalece la división y el bloque de derecha que respalda a Calderón prevalece: "No se ha roto porque el miedo es enorme. Los tiene unidos el miedo. Ellos crearon primero el miedo artificialmente, pero al no desaparecer la figura de Andrés Manuel hay un elemento objetivo de miedo".

Añade: "Es un odio y un temor al liderazgo carismático, porque este liderazgo tiene algo que no tienen los otros: Biografía. Andrés Manuel tiene una biografía que, aunque quisieran, los demás no podrían tenerla, porque ya se les pasó el tiempo". López Obrador -detalla- procede de un estado marginal, estudia en la UNAM y luego vive con los indios en La Chontalpa, en Tabasco, acompañado de su esposa, y ahí nace su primer hijo."Esa capacidad de vivir, sentir y entender el México profundo, no la tienen Calderón, Fox o los miembros del Gabinete. Por eso el odio a ese líder. Pero además no lo pueden cooptar". Meyer hace un repaso histórico sobre la confrontación de la derecha y la izquierda, que tiene su origen en la revolución independentista. Al consumarse la independencia respecto de España, "pasada la euforia de 1821", la realidad es que prevalecen dos grandes bandos : Republicanos y monárquicos, centralistas y federalistas, y conservadores y liberales. "esa fue la dramática iniciación de México como sociedad política independiente: dividida en dos. Ahí está la izquierda y la derecha". Sólo en dos períodos se impone la idea de unidad nacional: En el porfiriato y en el triunfo de la consolidación de la Revolución, con la creación del Partido Nacional Revolucionario, abuelo del Revolucionario Institucional (PRI), convertido en una "enorme campana" de intereses que, sin embargo, se sustenta en la lógica del autoritarismo. "Ahí nos pasamos justamente la Guerra Fría, pero si hubo una lucha entre izquierda y derecha: Lázaro Cárdenas representaba la izquierda de es partido y Miguel Alemán la derecha. Se dieron hasta con la cubeta, pero cubiertos con el velo del gran partido."

En 1997, cuando la ciudadanía quita al PRI la hegemonía en la Cámara de Diputados, y sobre todo en el 2000, cuando se produce la alternancia, las cosas cambiaron, aunque la hegemonía de la derecha prevaleció: Se mantuvo la política económica, expresada en el rescate bancario del FOBAPROA, autorizado por Calderón como presidente del PAN. "En el 2000 fue posible la democracia política -por eso le puse a este libro El espejismo-, porque la gran lucha en las urnas no se dio entre izquierda y derecha, sino entre dos tipos de derecha: Una la revolucionaria que no quería admitir su naturaleza y que se decía heredera de la revolución, que es el PRI, y la otra panista, el neopanismo, en realidad." Para los poderes fácticos -la iglesia católica, los grupos empresariales, Carlos Slim, "la clase media muy decente"- no había preocupación aunque el triunfo de Fox le dio un elemento legitimador, pero fue rumbo al 2006 cuando"la derecha no quiso" más democracia. Por ello, recuerda, se crea una "gran coalición" derechista para evitar el triunfo de López Obrador, al frente de la cual se colocó Fox, y que contó con el apoyo de miembros de comunidad intelectual, como Castañeda quien justificó el desafuero, cuando el 18 de mayo de 2004, afirmó que había que ganarle como fuera.

El papel de Krauze

Y ya en el proceso electoral del 2006, Enrique Krauze elaboró, a partir de un desayuno con López Obrador, el ensayo El Mesias Tropical, publicado en la revista letras libres, para subrayar su presunto mesianismo, y aun conjeturó, en un artículo publicado en el Reforma, las reservas que Daniel Casío Villegas tendría del tabasqueño. "Fue una manera indirecta de decir: "Se equivocaron son unos irresponsables". Entonces las clases ilustradas no la derecha, tienen la obligación ética de vigilar a esas masas maleducadas que se van con una facilidad con el populismo." Sobre Krauze quien criticó a López Obrador por citas del libro de Cosío Villegas, Meyer Dice: "Le tomó tiempo responder, porque el día que Andrés Manuel le dijo lo del "rayo de esperanza", no le respondió, le tomó su tiempo imaginarse lo que Cosío Villegas, ya muerto hubiera dicho (del perredista). Yo me hubiera imaginado lo que Cosío Villegas (pensaba). yo sí lo conocí. Y podría haber construido una respuesta diferente, la que viene en La última gran crisis de México. "El problema moral que Cosío Villegas expone es que los dirigentes de la Revolución no estuvieron nunca a la altura de las circunstancias y una de sus promesas fue la justicia social, que no la cumplieron,renegaron de ella. Andrés Manuel lo que propone es volver a eso. Hizo inclusive una edición de La última gran crisis de México, osea que sí la había asimilado bien."
-¿El Mesías Tropical, de Krauze, lo había comprado la derecha?
-Fue construido para la derecha, no necesitaban comprárselo. lo estaban demandando.

En su libro El espejismo democrático. De la euforia del cambio a la continuidad, editado por Océano, escribe también que la Iglesia católica, como expresión de la derecha, y su relación con la política, está en la agenda nacional. "A doscientos años de su nacimiento, Juárez -su espíritu- ha sido puesto a prueba". Y ante la nueva ofenciva de la alta jerarquía del Clero, dice:"Es una espiral un retorno al origen: en el siglo XVI no hay forma posible de hacer una división entre el poder terrenal y el poder eclesiástico. Lo terrible de hacerlo en el siglo XXI es que la Iglesia dice tener una liga con el más allá, con Dios, y a la hora de discutir sobre algo terrenal, que como pocas cosas es la política, una de las partes tiene la ventaja de que Dios está con ella y el campo no está nivelado." Lo que hizo Benito Juárez, y con él los liberales de la Reforma, fue nivelar el terreno separando el estado de la Iglesia: "Costó sangre y fuego, pero luego Carlos Salinas por su debilidad producto del fraude, volvió a abrir la puerta". Ahora que la Iglesia quiere más poder, dice Meyer: " Lo único que nos puede defender es el buen sentido común de la sociedad, que no sé si lo tenga", y reaccione como lo han hecho las mujeres sobre la prohibición de la Iglesia católica para no usar anticonceptivos. "Espero que la sociedad mexicana haya, al menos, parcialmente, superado esa terrible herencia colonial, cuando se fundió la cruz y la espada y se hicieron una sola cosa, un poder con las dos caras. Es una esperanza, una apuesta. Estoy conteniendo la respiración..."

aay al final no podía faltar el "refilón" a las mujeres... ¡Aguante pues, fuerte su respiración!

publica Proceso en su edición 1602.

la respuesta de KRAUZE a la opinión de Lorenzo Meyer

El electorado "castigó" a López Obrador: Krauze

Álvaro Delgado

El historiador Enrique Krauze descalifica la afirmación de su colega Lorenzo Meyer en el sentido de que, en 2006, la derecha que apoya a Felipe Calderón no quiso dar el paso de la transformación política porque desde la guerra de Independencia tiene "miedo a la democracia". La de Meyer, dice en entrevista con Proceso, es una visión simplista y maniquea de la historia. "Los votantes que le fueron adversos (a López Obrador) castigaron sus errores o desconfiaron de su actitud o su programa...". Llamarle "miedo a la libre expresión de un ciudadano en las urnas –sostiene Krauze– es faltarle al respeto al ciudadano, es suponerlo menor de edad".

En respuesta al historiador Lorenzo Meyer, quien se refirió a Enrique Krauze en una entrevista publicada en Proceso1602, éste califica de "simplista y maniquea" la visión de la historia que tiene su colega al dividirla entre derecha e izquierda. Es, considera, "un bonito juego de palabras" la frase que Meyer acuña en su libro El espejismo democrático: "La democracia construida sobre la base del miedo es miedo a la democracia". Pero, acota, "no corresponde a la realidad". "Los ciudadanos que mayoritariamente votaron contra Andrés Manuel López Obrador no lo hicieron por tener miedo a la democracia ni su decisión ha desembocado en la democracia del miedo", precisa Krauze, y aborda también, por escrito, otros temas de la vida política de México, como el gobierno de Felipe Calderón, el PAN, el PRD, y personajes como Elba Esther Gordillo y Marcelo Ebrard.

–¿Tiene razón Meyer cuando asegura que la derecha no quiso dar el paso para la consolidación de la democracia, porque le tiene miedo desde la época de la guerra de Independencia? –pregunta el reportero.
–En la entrevista, Lorenzo propone una visión simplista y maniquea de la historia, cosa inexplicable en un historiador. La división de la historia de México entre derecha e izquierda que propone desde la Independencia, es insostenible: ¿Dónde deja a los liberales moderados, que eran muy numerosos hasta la guerra de Reforma? ¿Cómo explica que los liberales hayan favorecido a los estadunidenses y hayan escrito en contra del socialismo? ¿Eso los hace "de derecha"? ¿Cómo entiende el programa antiyanqui, proteccionista y estatista de Alamán? ¿Eso lo hace "de izquierda"? ¿Cómo explica el indigenismo de Maximiliano? ¿Era de izquierda o de derecha? Pero, sobre todo, ¿cómo concilia las figuras de Madero y Zapata? Yo supongo que Meyer no objeta la caracterización de Madero como un demócrata que creía en las libertades, las leyes, el federalismo, la división de poderes.

"Fue Madero –continúa– quien instauró la libertad sindical. Zapata se levantó contra Madero. ¿Cuál de los dos es ‘de derecha’? En la posrevolución, ¿quién defendió la democracia: el partido de los generales revolucionarios o el vasconcelismo? Y ya en esta elección, el argumento de la minoría antidemocrática opresora y la inmensa mayoría oprimida tampoco funciona: la mayoría de los votantes sufragó en contra de López Obrador."

–¿Está de acuerdo en que "la democracia construida sobre la base del miedo no es otra cosa que miedo a la democracia"?
–Bonito juego de palabras, lástima que no corresponda a la realidad. Los ciudadanos que mayoritariamente votaron contra AMLO no lo hicieron por tener "miedo a la democracia" ni su decisión ha desembocado en la "democracia del miedo". AMLO –hay que recordarlo– no es la encarnación de la democracia. Verlo así es, precisamente, la mejor prueba de su liderazgo mesiánico. Los votantes que le fueron adversos prefirieron otras opciones, castigaron sus errores, o desconfiaron de su actitud o su programa, eso es todo. Llamarle "miedo" a la libre expresión de un ciudadano en las urnas es faltarle al respeto al ciudadano, es suponerlo menor de edad. "Por mi parte, no sólo no he tenido miedo a la democracia, sino que la postulé desde 1982 como la única salida para México, mucho antes de que varios exponentes actuales de la izquierda, que la despreciaban, se volvieran demócratas súbitos. Y tampoco tengo miedo de que la izquierda llegue al poder. No sólo eso: he hecho público innumerables veces mi deseo razonado de que la izquierda alcance el poder, pero una izquierda moderna y liberal, muy distinta a la izquierda fundamentalista que ahora promueve López Obrador."

–¿Qué es ser hoy de "derecha" en México y en qué es usted diferente de esa condición ideológica?
–Puede considerarse ahora que "de derecha" equivale a ser: conservador en lo social y lo moral, clerical en lo religioso y lo político, partidario de dar mayor poder a las grandes empresas en detrimento de las pequeñas; es desdeñar los agudos problemas sociales del país. No es mi posición en lo que publico como escritor y como editor. En mi libro Para salir de Babel hay cuando menos siete ensayos –los centrales– en los que me refiero en términos muy críticos a Fox, su gabinete y su desafortunada gestión; al PAN y su pobre desempeño legislativo; al papel político de la Iglesia; al egoísmo y la frivolidad de los empresarios; a la indiferencia social de los medios electrónicos; a los peligros que supone la contigüidad de Calderón con las posiciones conservadoras en materia de moral privada y pública. "En Letras Libres nos hemos ocupado sistemáticamente de los graves problemas sociales –la migración, la pobreza– y hemos dedicado varios números a la crítica del régimen de Bush. Con sus ensayos críticos sobre Bush que aparecieron en Letras Libres, León Krauze publicó un libro: La casa dividida. Sabina Berman obtuvo el Premio Nacional de Periodismo por su semblanza crítica de Felipe Calderón, publicada en el número de junio de Letras Libres, anterior a las elecciones. Yo he dicho incontables veces que si una izquierda moderna y liberal apareciera en el horizonte, votaría por ella. Este recuento no corresponde precisamente a un perfil ‘de derecha’, a menos que ser opositor de López Obrador sea la definición de usted de ‘la derecha’. En ese caso, muchos destacados perredistas son ‘de derecha’.

"Ahora bien, usted no me pregunta cómo caracterizo yo al sector radical de la izquierda que apoyó y apoya a AMLO, pero se lo voy a decir. Mire usted, yo creo que el nuevo caudillismo de izquierda es igual a ‘la vieja derecha’: atada al pasado –y en esa medida, reaccionaria–, obsesionada como los conservadores en odiar a Estados Unidos y desconfiar del libre mercado. Ambas corrientes sectarias, la derecha y la izquierda, detestan al liberalismo. Pero los Papas –desde Pío IX hasta Benedicto XVI– lo dicen abiertamente. En cambio la clerigalla de izquierda todavía tiene el descaro de cubrirse con el manto liberal (como AMLO, que invoca con frecuencia a don Daniel Cosío Villegas, sin entender un ápice de su ideario). Cuando un dogmático de izquierda dice que un liberal es ‘de derecha’, lo que hace no es describirlo, sino describirse.

–¿Por qué en México es vergonzante asumirse de derecha, sobre todo si hay quienes asumen su condición liberal, de izquierda y aun populista?
–Eso pregúnteselo usted al perredismo de derecha.

Los "spots" privados

Krauze, discípulo de Octavio Paz, no está de acuerdo con la estrategia de promocionales reivindicados, entre otros organismos, por el Centro de Liderazgo y Desarrollo Humano (Celiderh), que comparaban a López Obrador con Hugo Chávez.

"No, no me parece correcta, como tampoco me pareció correcto el uso de recursos públicos por parte del gobierno del Distrito Federal, antes y después de la elección, en apoyo a López Obrador. Con la diferencia, no menor, de que en un caso se emplearon recursos privados y en el otro públicos. Me parece que en el futuro deberían corregirse ambas faltas." Y a la pregunta de por qué si la ley prohíbe la contratación de spots a terceros, no emitió una opinión reprobatoria sobre los del Consejo Coordinador Empresarial, expone: "No comenté nada al respecto, porque me pareció que ambas facciones empleaban estrategias semejantes. Lo mismo ocurrió con la llamada publicidad negativa, de la que se valieron tanto el PAN como el PRD" (ambos partidos fueron sancionados por el IFE y obligados a retirar sus promocionales).

–¿Considera democrática y legítima la intervención de Fox en el proceso electoral con 4 mil 82 horas de spots sobre los logros de su gobierno y descalificaciones a López Obrador sólo porque coincidía con usted?
–No me pareció ni democrática ni legítima la intervención de Vicente Fox, y le informo que lo señalé clara y públicamente en su momento. En eso coincido con el dictamen final del Trife. Desgraciadamente, la legislación electoral –obra de todos los partidos, incluyendo desde luego al PRD– no incluye sanciones al respecto. Creo que es necesario avanzar en la reforma de esas leyes.
–Un principio democrático universal es: un ciudadano, un voto. Y el recuento parcial ordenado por el tribunal reveló votos adulterados y espurios. ¿Aun así puede sostenerse que fue una elección ejemplar? ¿O es que ese principio es relativo?
–Yo nunca dije que la elección fue "ejemplar". Por otro lado, el recuento ordenado por el TEPJF reveló que los votos "adulterados" beneficiaron tanto al PAN como al PRD, y que más que dolo existieron errores humanos atribuibles a nuestro complejo sistema electoral, basado en la participación ciudadana que, ésa sí, me pareció ejemplar, como ejemplar fue el valor civil de Gilberto Castro, el perredista presidente de la casilla 2227 de Salamanca, Guanajuato, que fue acusado por López Obrador de haber cometido fraude y denunció públicamente esa calumnia.

Calderón y Elba Esther

–¿No tienen los ciudadanos derecho a equivocarse al elegir al candidato equivocado, en este caso López Obrador? ¿O por ser equivocado, ser un "mesías", se vale la ilegalidad y la ilegitimidad de acciones para liquidarlo?
–Claro que los ciudadanos en cualquier democracia tienen ese derecho a equivocarse. En el siglo XX lo ejercieron ciegamente para llevar al poder a Hitler. En el XXI a Chávez y a Bush. La democracia no garantiza que el elegido sea la mejor opción, pero sí debe garantizar que su poder tenga límites de toda índole, especialmente temporales. Bush, por fortuna, topará en 2008 con esos límites. Chávez está a punto de abrogarlos. AMLO –es mi convicción– los "hubiera mandado al diablo", junto con la división de poderes y todas nuestras "caducas" instituciones. Por cierto, quiero recordarle que yo escribí El mesías tropical bajo la convicción plena de que AMLO ganaría las elecciones.
–Y si AMLO ya está "muerto" y ha erosionado su base social, ¿por qué preocuparse por él? ¿O es que lo ve usted aún como un riesgo?
–Yo jamás he dicho que AMLO está muerto. Tampoco creo que su base social esté erosionada. Por el contrario. Creo que es un líder muy fuerte, cuya vocación casi religiosa he caracterizado biográficamente en El mesías tropical. Me he ocupado de él posteriormente, en Reforma, durante la seria crisis poselectoral. Y hace poco respondí a los párrafos que me dedica en su libro. Yo lo tomo en serio. La que está erosionada es su base electoral (muchos que votaron por él ya no lo harían) y, sobre todo, su base perredista (muchos perredistas están hartos de su egolatría).

El reportero recordó a Krauze lo que, en 1999, dijo sobre López Obrador en este semanario: "Ahí está apuntando un líder nuevo en México. Es un tipo serio sin ser solemne, un tipo que habla claro y que comunica muy bien, sin retóricas y sin rebuscamientos. Es un hombre evidentemente honesto, derecho, y que representa para la izquierda una alternativa muy importante de renovación; me parece que él representa el embrión de una izquierda nueva que México necesita muchísimo".

Al respecto, Krauze aclara: "Me equivoqué por mis ganas de creer en el surgimiento de un líder que tome en serio las necesidades sociales de México en una perspectiva democrática, modernizadora, no demagógica. La historia de mi desilusión está en mi ensayo El mesías tropical. No fui yo quien cambió de convicciones. Fue él quien reveló su actitud mesiánica. Esa actitud, créame usted, le ha hecho un daño muy profundo a la izquierda democrática en México. Y créame también que lo lamento. No me gusta la idea de un PAN eternizándose en el poder. Tampoco quiero la vuelta del PRI. Pero la izquierda tiene que reencontrar su vocación liberal, modernizadora, transparente".

Sobre el PAN, que renovará su dirigencia en marzo del próximo año, y las acusaciones del grupo de Manuel Espino en el sentido de que Felipe Calderón pretende imponer a Germán Martínez o César Nava, Krauze opina: "No es conveniente ni válido ni coherente para la salud democrática de México que el presidente impere sobre su partido. Pero si en el partido buscan entronizarse las personas que usted mismo, señor Delgado, ha denunciado en las páginas de Proceso, es preferible que accedan al PAN liderazgos más centristas, que en su momento marquen su distancia con el Ejecutivo, y no quieran –como el caso del señor Espino– apoderarse del partido para volverlo a los días en que el PAN era –como decía el gran líder Adolfo Christlieb Ibarrola– un partido de ‘meadores de agua bendita’. El PAN, por desgracia, está repleto de ellos."

–Elba Esther Gordillo tiene en el gobierno federal a muchos colaboradores de primer nivel, cuyos nombramientos corresponden legalmente a Calderón y a él responden. ¿Comparte esas decisiones del Ejecutivo?
–No las comparto: las repruebo. Creo que el corporativismo de toda índole (sindical, académico, empresarial, burocrático) es un lastre enorme en México. Pero apunto que la izquierda tiene una gran responsabilidad en el asunto, porque hasta la fecha apoya estructuras corporativas similares a las que usted alude tácitamente en su pregunta. Le recuerdo, por otra parte, que ni López Obrador ni (Marcelo) Ebrard se han distanciado de (René) Bejarano.

KRAUZE ERES UN IMBÉCIL, UN TITERE DE LOS OLIGARCAS


Kikka Roja

El silencio de Calderón : AMLO

Miente y oculta información Calderón sobre el caso Zhenli, porque no ofrece una explicación pública: AMLO

San Miguel Ahuehuetitlán, Oaxaca Sábado 14 de julio de 2007

* Tanto Calderón como la cúpula panista están involucrados en la danza de 205 millones de dólares, puntualiza
* Los asuntos públicos no se solucionan con comunicados de prensa ni con filtraciones, aclara
* Que Javier Lozano aclare si viajó a EU a contratar abogados para su defensa o intenta negociar el chinogate, exige

El presidente pelele, Felipe Calderón, debe emitir un mensaje a la Nación y ofrecer una conferencia de prensa para transparentar la información sobre el caso del empresario Zhenli Ye Gon, ya que el mentir y ocultar datos relacionados al controversial caso “sólo demuestra que hay complicidades al más alto nivel de la política y, sin duda, señala que están involucrados los dirigentes panistas”, demandó Andrés Manuel López Obrador.

Por la ausencia de información de parte de Calderón, los hechos demuestran que la cúpula de Acción Nacional sí involucrada con quienes entregaron 205 millones de dólares a Zhenli Ye Gon, aseguró el presidente legítimo de México. Al señalar que huele mal el llamado chinogate, López Obrador comentó que Calderón Hinojosa no debe concretarse a la difusión de boletines de prensa y mucho menos a filtraciones de información, para dar a conocer datos sobre el origen de los 205 millones de dólares que estaban en posesión del empresario chino-mexicano. En el tercer día de gira por la mixteca oaxaqueña, exigió al presidente espurio que informe al pueblo mexicanos sobre la procedencia de los 205 millones dólares decomisados a Zhenlin Ye Go y “deje de lado el doble discurso”. Acompañado por el senador Gabino Cué, indicó que es muy grave que primero el gobierno usurpador haya dado la versión de que el dinero estaba en Estados Unidos e incluso que habían sido depositados en un banco del vecino país del norte y ahora recula y aclara que la millonaria cantidad está en el Banco de México. Dijo sentirse extrañado porque el presidente ilegítimo anda “de pleitista y echando indirectas al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubon, y eso se debe a que está tratando de ocultar lo del dinero ilícito encontrado en manos de Zhenli Ye Gon”. Asimismo, exigió que el presidente pelele y la cúpula PAN ofrezcan una explicación pública sobre cuál es el motivo por el cual contrataron de nueva cuenta los servicios del publicista norteamericano, Dick Morris, quien se encargo de la guerra sucia en contra del candidato a la Presidencia de la República de la coalición Por el bien de todos.

El publicista norteamericano, expresó, “les está recomendando que dijeran que las explosiones en los ductos de PEMEX, tanto en Querétaro como en Guanajuato, fueron perpetrados por el EPR, pero –aclaró— “estoy seguro que está detrás de la lanzada contra de Marcelo Ebrard y está detrás de la campaña en contra de las marchas en el Distrito Federal”. “Ellos –los panistas y el gobierno espurio— están actuando de manera mediática y todo lo que quieren es resolver a partir de los medios de comunicación. Pero ahora ni se miden porque están inventando las cosas y están mintiendo”, expresó. Andrés Manuel López Obrador comentó que espera que el próximo miércoles el abogado del empresario chino-mexicano aclare las cosas y que el secretario del Trabajo, Javier Lozano, aclare cuántos días estará en Estados Unidos y que transparente el motivo de su viaje. En el municipio de Zapotitlán Laguna, López Obrador pidió a los oaxaqueños a no esperar nada bueno de la gente de arriba, de los potentados, porque a ellos no les interesa los problemas del pueblo, por ejemplo ya hay todo un escándalo sobre que Acción Nacional otorgó 205 millones de dólares al empresario de mexicano de origen chino Zhenli Ye Gon. Indicó que no quiere decir nada el pelele de Calderón, está callado y queriendo desviar la atención sobre el asunto del empresario chino-mexicano.

Y por ello, señaló, si queremos que el país cambie, que salga adelante, tenemos que luchar los millones de mexicanos para que se de un cambio verdadero en la vida política, social y económica de México. A su llegada a la comunidad de San Miguel Ahuehuetitlán, el Presidente Legítimo de México platicó con el sacerdote Germán España Ortiz, quien le explicó que en ese municipio hay una iglesia del siglo XVI, pertenece a la orden de los dominicos y que en el próximo año sus lugareños festejarán los 400 años de su construcción. Germán España Ortiz le comentó que desde hace 3 años ayuda a los vecinos de esta región y que escribió un poema que dice: “Y yo ¿qué hago aquí en Europa, cuando mi pueblo está hincado frente a un dictador?”. Por su parte, el Presidente Legítimo de los Mexicanos agradeció la presencia del párroco y de los habitantes de San Miguel Ahuehuetitlán. Los vecinos de este municipio le solicitaron ayuda a López Obrador para que puedan tener agua, porque los pozos existentes tienen poca profundidad y en tiempo de seca no alcanza el vital líquido para satisfacer las necesidades básicas.

Por la tarde, Andrés Manuel López Obrador realizó reuniones informativas con los habitantes de San Juan Tamazola, Guadalupe Ramírez, San Nicolás Hidalgo.

Kikka Roja

Contra el maquiavelismo

La venganza de la democracia

Contra el maquiavelismo
José Agustín Ortiz Pinchetti

En 1989, cuando empezaba el régimen de Salinas, escribí La democracia que viene, librito que se convirtió en best seller para sorpresa de su propio autor. El título sugerido por Miguel Angel Granados Chapa, ¡salud, Miguel Angel!, y mis curiosas profecías sobre aquel régimen pegaron. Después del fraude de 1988, la gente se preguntaba ¿cómo terminaría todo aquello? Los tres desenlaces imaginados se cumplieron en forma sucesiva: a) Salinas restauró para sí el poder imperial. b) Se pasó de listo y su proyecto se vino abajo. c) No él, pero su sucesor Ernesto Zedillo tuvo que abrirle las puertas a la alternancia.

Hoy la historia vuelve a reditarse. Fox, beneficiario del cambio, coludido con las mafias que ordeñan a México, hizo retroceder el reloj de la política al impedir la alternancia. Uno podría especular cuál sería el desenlace hacia 2012.

La encrucijada tiene parecidos con la del salinismo. En el fondo es muy distinta: Calderón no tiene ni los tamaños ni el aparato de antaño. No se ha legitimado. Su proyecto es endeble. Las circunstancias económicas se tornan sombrías. El partido de derecha tiene dos cabezas: el PRI y el PAN, que hacen cálculos para convertirse en una bipolaridad permanente, lo cual está en chino, como diría aquel. Sin restarle méritos a Cárdenas y a su hazaña de constituir el PRD, el liderazgo de AMLO es más poderoso: tiene grupos en todo el país y hasta hoy un millón de adherentes. Y lo más importante, la corriente en favor del cambio cuenta con el empuje de millones. No es mayoritaria, pero es una fuerza insólita y no podrá ser ignorada. Para 2012, ¿qué salidas serán las posibles? 1) Reorganización autoritaria. PRI, PAN y grupos de interés logran restaurar el presidencialismo lo suficientemente débil para usufructuarlo. Las fechorías quedarán impunes. Si no les queda más remedio, la derecha impondrá contra viento y marea a su candidato en elecciones amañadas.

2) Colapso. El deterioro de la clase política y el crecimiento de inconformidad provocan el hundimiento. El cauce electoral es insuficiente. Las masas desbordan y el régimen se precipita bajo una oleada que pudiera tener tintes violentos.

3) La democracia triunfa. Y la mayoría despierta y supera la enajenación impuesta por los medios electrónicos y las dádivas. Se rencauza la lucha electoral, pero con vigor y vigilancia sin precedentes. Un candidato reformista y su proyecto triunfan. Se inicia la edad moderna en política, economía y sociedad en México.

Yo no sé cuál de esos escenarios va a prevalecer. Quizás si se concretaran otros o una combinación. No estoy en favor de un desenlace violento, y me repugnaría la consolidación del PRIAN. Si escribo el libro, probablemente le llamaré La venganza de la democracia, como las películas seriales que nos gustaban en la infancia. Yo creo que va a ganar la democracia y que se va a vengar de los traidores.




Kikka Roja

Mario Di Costanzo

Tú pagal más impuestos o cuello

Ante el escándalo desatado por las declaraciones de los abogados de Zhenli Ye Gon de que parte de los 205 millones de dólares encontrados en una casa de Las Lomas, hacia finales del pasado mes de marzo, fueron entregados a éste para ser guardados, ya que iban a ser utilizados por Calderón y su llamado "cuarto de guerra" durante la campaña presidencial, y con el clima de terror propiciado por las increíbles declaraciones del gobierno en torno a los actos de sabotaje llevados a cabo por el EPR a diversas instalaciones de Petróleos Mexicanos, la Cámara de Diputados ha iniciado formalmente el análisis de la reforma hacendaria presentada por Agustín Carstens y su equipo económico. De esta manera y aún sin que la Secretaria de Hacienda y el Sistema de Administración y Enajenación de Bienes Asegurados (SAE) hayan podido dar a la fecha una explicación sensata, lógica y jurídicamente aceptable sobre las razones que los llevaron a sacar el dinero decomisado fuera del país para depositarlo en el Bank of America, los diputados ya discuten una reforma hacendaria o fiscal, que sólo busca la creación de nuevos impuestos que tendrán que ser pagados primordialmente por los asalariados, las personas físicas de ingresos bajos y medios y por las pequeñas y medianas empresas.

Así pues, los legisladores han olvidado investigar todos los desfalcos del pasado, que son la verdadera razón, de que ahora las finanzas públicas requieran urgentemente de ingresos. Temas como el Fobaproa, el rescate carretero, los Pidiregas, las operaciones ilegales de los hermanos Bribiesca, Isosa, las observaciones no solventadas de la Auditoría Superior de la Federación, la fallida expropiación de los ingenios, las pensiones de los ex presidentes, las prebendas y elevados salarios de los funcionarios públicos de alto nivel, el destino de miles de millones de pesos en excedentes petroleros, se han reducido a ser expedientes del pasado, o bien simplemente cuentos chinos de las personas que buscan desestabilizar al régimen. Lo que es un hecho, es que de ser aprobada la reforma fiscal, que tan amablemente han aceptado discutir los legisladores, las personas que perciban ingresos de entre 3 mil y 35 mil pesos mensuales, ya sea por salarios o por honorarios, verán incrementada su carga fiscal, es decir, pagarán más impuestos. Para las pequeñas y medianas empresas, la situación será exactamente la misma, ya que al no poder incluir los salarios y las prestaciones sociales como parte de sus gastos; es decir, al no poder hacer deducibles estas erogaciones, tendrán que despedir a la secretaria y adquirir una contestadota telefónica que sí es deducible, o bien pagar más impuestos.

Pero también los sindicatos se verán afectados, ya que en la propuesta enviada por Calderón y Carstens, la contribución o "cuota social" que muchas empresas aportan para su sindicato, tampoco será deducible, por lo que es muy probable que ya no se entregue. También pagarán más impuestos los pequeños campesinos y productores rurales que tendrán que contribuir con más, al desaparecer para ellos el llamado "régimen simplificado". Todos los demás que no hayan caído en este recuento, también pagarán más impuestos, ya que la propuesta que se ha empezado a discutir, establece la posibilidad de que las entidades federativas apliquen un impuesto adicional a diversos productos, entre ellos, a la gasolina, lo que definitivamente será pagado por todos, directa e indirectamente. Por ello, la reforma fiscal parece tener como principio un lema muy parecido a un cuento chino que escuchamos hace poco, "tu copelas o cuello".

mariodc50@yahoo.com


Kikka Roja

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...