BUSCA, BUSCADOR

sábado, 18 de agosto de 2007

Jaime Avilés

Desfiladero
Jaime Avilés
  • ¿Debe Calderón hablar en San Lázaro?
  • Que tomen la tribuna o se salgan los del PRD
  • Hay dos propuestas en la oficina de AMLO
  • ¿Reforma electoral para comicios anticipados?
Felipe Calderón prometió crear 300 mil empleos en su primer año de gestión pública, para lo cual recibió una partida de 3 mil millones de pesos. Ahora, un reporte oficial consigna que el número de fuentes de trabajo generadas a la fecha por el heredero de Vicente Fox asciende a 3 mil 110. Por tanto, la meta alcanzada por el gobierno espurio en este rubro fue de 1 por ciento. ¿Un millón de pesos costó cada nuevo empleo? Lo anterior es sólo una muestra de que al cumplir nueve meses al frente de su gabinete, Calderón no ha hecho nada en términos positivos. Eso sí, encareció todo, empezando por la tortilla; redujo las ventas (y el precio internacional) del petróleo mexicano; aceleró la inflación, aumentó la deuda externa, privatizó las pensiones de millones de trabajadores afiliados al ISSSTE, encubrió los grandes negocios turbios de Vicente Fox, Marta Sahagún, los hijos de ésta y los miembros del ex gabinetazo, y, por supuesto, agudizó la descomposición política del país al tolerar los asesinatos seriales y la represión desenfrenada de Ulises Ruiz en Oaxaca y las caravanas que a diario le hace Mario Marín en Puebla en pago por la impunidad que le dio la Corte al negarse a juzgarlo por haber encarcelado a la periodista Lydia Cacho y protegido a los pederastas de Succar Kuri y socios.

Por todo esto -y por el hecho evidente de que Calderón no ha logrado legitimarse de ninguna manera, al contrario, cada día el repudio en su contra se multiplica-, en las oficinas de Andrés Manuel López Obrador se observa sin interés el debate sobre lo que pueda pasar en San Lázaro el primero de septiembre. La polémica dentro del PRD, ya se sabe, separa en dos grupos a quienes piensan que deben volver a ocupar la tribuna para que el panista michoacano no suba a leer. Otros, en cambio, piensan que deben hacerle el vacío y dejarlo hablando solo con los diputados panistas y priístas, que a fin de cuentas fueron los que apoyaron el golpe de Estado del 2 de julio y el pueblo los considera tan espurios como a Calderón. ¿Qué podría informarnos éste? ¿Que elevar el precio del kilo de tortilla de 6.50 a 10 pesos es un logro histórico? ¿Que el descubrimiento de la "gastritis castrense" que mató a la anciana de Zongolica lo hace candidato al Nobel de Medicina? ¿Que la muerte de una familia en Sinaloa acribillada en un retén por el Ejército es la más firme prueba de la seriedad de su "guerra" contra el narcotráfico?

¿Que la inminente exoneración de los soldados violadores de prostitutas en Castaños, Coahuila, reitera su ineludible compromiso con la justicia? ¿Que la indecencia de Industrial Minera México, que ahora reprime de diversas maneras a los familiares de los 65 trabajadores sepultados en Pasta de Conchos, ratifica su alianza con la libre empresa? ¿Que el arresto y tortura de cuatro reporteros en Tamaulipas, por seguir un convoy militar en pos de una probable noticia, es la mejor garantía de su respeto a la libertad de expresión? ¿Que el acuerdo que firmará en Canadá este lunes para que Estados Unidos pueda entrar con tecnología ultrasofisticada en los buzones electrónicos de los mexicanos es el emblema de su política exterior, autónoma, independiente y soberana? ¿Usted qué piensa? ¿Los perredistas deben tomar la tribuna para impedir que Calderón lea lo que tenga que leer, o deben retirarse del salón de sesiones y dejarlo hablando solo con sus cómplices y compinches? ¿Por qué, se preguntan algunos en las oficinas de López Obrador, si el PRD es el segundo grupo parlamentario, por qué tiene que hacer el caldo gordo al PRI, participando en el forcejeo por el formato del primero de septiembre? ¿No es preferible que unos y otros se revuelquen solos? ¿No ven que necesitan al PRD para legitimar cualquier acuerdo que adopten? ¿A quién le interesa prestar tal servicio a los golpistas? ¿A los Chuchos?

Al margen del PRD, es obvio que hay una negociación de "altísimo" nivel entre las mafias legislativas del PRI encabezadas por Emilio Gamboa Patrón y Manlio Fabio Beltrones, por un lado, y los panistas, por otro. En la medida en que aquellos se están poniendo cada día más difíciles, condicionando la aprobación de la reforma fiscal a la desaparición del Instituto del Fraude Electoral (IFE) con todo y Luis Carlos Ugalde, los de la derecha yunquista mandan al subsecretario de Gobernación, Juan de Dios Castro, a hablar pestes contra Ulises Ruiz, porque, ¡oh descubrimiento!, viola los derechos en Oaxaca. En otras palabras, si los priístas no aflojan un poco, Calderón podría empezar a mirar con menor simpatía al asesino serial oaxaqueño, porque entre caballeros (de la vela perpetua) hasta la ausencia de escrúpulos también tiene sus límites. Pero mientras la política de alta escuela ocupa a los líderes de las facciones golpistas, la economía internacional se estremece con la crisis hipotecaria y en la Secretaría de Hacienda se agarran a los barandales de las escaleras, rezando porque el sacudimiento no los haga perder el equilibrio. Todo se ensombrece: el futuro a corto plazo es más incierto que la semana pasada, pero no tanto como la próxima. Calderón cumplirá en breve un año sentado en Los Pinos, y nerviosos porque nadie sabe si permanecerá en el cargo en diciembre de 2008, los priístas aceleran su proyecto de reforma electoral pensando en que no descartan que haya comicios anticipados. ¿Para quitar al PAN y ponerse ellos? Eso a la gente de la calle no la emociona. Al menos al buzón de esta columna siguen llegando cartas y más cartas, venidas de todo el país, con sugerencias de hombres y mujeres que se inclinan porque López Obrador dé el Grito el 15 de septiembre.

Puede ser, se dicen los que saben, pero antes hay que ver qué pasa el día primero. Y así están las cosas: el PAN aprieta las tuercas a Ulises Ruiz y éste responde con un desplegado de prensa firmado por los integrantes de la "diputación permanente del Congreso del estado de Oaxaca", entre ellos la orgullosa perredista Marcela Merino García y la panista Marlene Aldeco Reyes, quienes junto con Genaro Vázquez, de Convergencia, y Dinorah Mendoza y Bulmaro Salinas, del PRI, declaran solemnemente que el asesino serial fue electo por el pueblo oaxaqueño y exigen que Juan de Dios Castro ofrezca una disculpa pública "a los poderes constitucionales de la entidad".

¿Quién ofrecerá disculpas a Laia Serra Perelló, Ariadna Nieto Espiné, Nuria Morelló Calafell y Ramón Sesén Marquina, de nacionalidad española, a quienes el pasado 5 de agosto detuvo, robó, torturó, vejó y humilló sexualmente la policía oaxaqueña, antes de que el Instituto Nacional de Migración los encarcelara en la estación de Iztapalapa con intención de expulsarlos del país? Es una vergüenza que el gobierno de Rodríguez Zapatero haya desperdiciado otra vez la oportunidad de protestar, aunque fuera por el maltrato que en este caso padecieron no los mexicanos, sino sus compatriotas. Hay que joderse, macho...

jamastu@gmail.com


Kikka Roja

Creido y tonto; Necio quiso ser espurio

Sin reforma fiscal el presupuesto 2008 tendrá carencias importantes: Calderón
CLAUDIA HERRERA BELTRAN
Metepec, Mex., 17 de agosto.
Un nuevo emplazamiento al Congreso de la Unión para que apruebe pronto la reforma fiscal hizo el presidente Felipe Calderón, y advirtió que de lo contrario el presupuesto de 2008 tendrá "carencias importantes".

Festeja el Ejecutivo cumpleaños con un día de anticipación
CLAUDIA HERRERA BELTRAN

Exigen priístas al Presidente dejar de presionar al Poder Legislativo
GEORGINA SALDIERNA

Ultimátum a Los Pinos para responder al Braceroproa
GUSTAVO CASTILLO, ROSA ELVIRA VARGAS
El juzgado sexto de distrito en materia administrativa notificó al presidente Felipe Calderón que tiene 24 horas hábiles -que vencen el lunes- para cumplir la sentencia dictada en el juicio de amparo indirecto 969/2006, mediante el cual centenares de ex braceros exigen información que libere el pago de los ahorros que generaron entre 1940 y 1964, informó el abogado Porfirio Martínez González.

El PRI abre la posibilidad de que Calderón use la tribuna
GEORGINA SALDIERNA

Ebrard no irá al Informe; "tengo mucho trabajo"
ANGEL BOLAñOS Y JOSEFINA QUINTERO



Kikka Roja

Discusión

  • Sólo remedios temporales sobre puntos que aún dividen
  • En el congreso del PRD, el 2 de julio acaloró el debate
  • En la mesa de estatutos se dió otra reñida discusión
ARTURO CANO

Leonel Cota, Jesús Ortega y Graco Ramírez en el congreso del PRD Foto: José Antonio López

Jaime Sabines ha de perdonar el atrevimiento: lento, amargo animal político que es, que ha sido el Partido de la Revolución Democrática. La figura encaja en las largas horas del décimo congreso del mayor partido que se ha dado la izquierda mexicana. Está en la lentitud y en las diferencias, en los viejos y en los nuevos pleitos. El debate sobre el 2 de julio de 2006 se atora sin arreglo. La discusión sobre las reglas se enreda en las formas. Cae la noche y las mesas de trabajo apenas le dan un mordisco a sus enormes agendas. Alejandro Encinas, ex jefe de Gobierno del Distrito Federal, sube a la tribuna en la mesa de línea política, del lado de quienes se oponen a los textos que abordan la guerra de los adversarios y los errores propios en la elección de 2006. La guerra del gobierno foxista y sus aliados ocupa 13 párrafos. La "visión autocrítica" se compone de una docena. Desde hora temprana, Jesús Martín del Campo dibuja el debate que consumirá el día: en el texto, argumenta, se igualan la determinación del PAN y sus aliados de hacer "fraude electoral" con los errores cometidos en el bando perredista. Paréntesis obligatorio y apretado sobre el documento a discusión y los errores que enumera: la ausencia de Andrés Manuel López Obrador en el primer debate televisivo, los conflictos entre redes ciudadanas y partido, la tardía y mala respuesta a la "campaña calumniosa" de AN, una inadecuada política de alianzas y una "estructura paralela que resultó ineficiente, inoperante y cara".

El 2 de julio y el debate irresuelto del PRD.

El texto a discusión es resultado del trabajo de una comisión que recogió opiniones de las corrientes. Sus detractores, sin embargo, lo consideran ambiguo y vergonzante. A defender el texto sube uno de sus redactores, Saúl Escobar, ya cuando la discusión se ha calentado. "¡No hay ninguna duda de que hubo fraude electoral y así está en el texto! La diferencia que tenemos es si pudo haberse evitado y nosotros creemos que sí".

"¡Hubo fraude, cuáles errores!", le grita el delegado, cuando ya el salón es romería, y los gritos de "¡ya bájate!" se estrellan contra el orador.

Escobar enfrenta a los gritones con un viejo chiste: "Ustedes son de los que cuando Andrés Manuel pregunta 'qué hora es', responden 'la que usted diga, señor presidente'. ¡Así no ayudan a AMLO!"

El asunto de fondo que brinca en la mesa es el nunca terminado balance de los comicios del 2 de julio y la solución son parches, apenas remedios temporales.

Dolores Padierna presenta un texto alternativo y gana una votación. Otra se la llevan Nueva Izquierda y sus aliados. Igual, en ambos casos, los puntos votados deberán ir a nuevas discusión y votación en la plenaria. ¿En qué termina este debate? Pues se forma una comisión para redactar una nueva propuesta "de consenso" que se presente al pleno. Quedan, sin llegar al papel, las acusaciones que unas corrientes se lanzan a otras. "Aquí los gritones son los de los videoescándalos, que también nos hicieron perder puntos", suelta Fernando Belaunzarán. "Pues sí, pero también falta la aprobación de la ley indígena", contrataca Batres.

Faltan trapitos por tender. Ropa sucia sin lavadora a la vista.

A las 10 de la noche, habiendo resuelto parcialmente los primeros puntos de la agenda, se abre un receso. En unas horas, la bronca seguirá en los temas de la reforma fiscal y las alianzas, por mencionar un par. La mesa de estatutos tampoco es una fiesta. Más de dos horas se consumen en la discusión sobre quiénes pueden votar en la mesa, puesto que hay un trasiego de delegados de una a otra según la necesidad de votos de su corriente. El reglamento del congreso establece que cada delegado podrá inscribirse sólo en una mesa. Nuestro problema es la falta de reglas, se ha oído decir a los perredistas desde hace largo tiempo. Más bien, por lo que aquí se ve, la falta de respeto a las reglas. No se ve la salida, a pesar de las dotes oratorias de Pablo Gómez, presidente de la mesa, a quien la conducción de la asamblea se le escapa varias veces a lo largo del día. Desesperado por el atorón, un delegado del muy laico PRD grita: "Pablo, que traigan la Biblia para que juren sobre ella que sólo están registrados en esta mesa". La de estatutos es, con mucho, la mesa más concurrida del congreso y la razón es sencilla: aquí han de definirse las reglas para llegar a los puestos del partido. Todavía más sencilla: aquí se define el método para elegir al próximo presidente del PRD. Partidarios de ambos aspirantes reconocen: si se acuerda una elección "a padrón abierto" (cualquier ciudadano puede participar) el ganador sería Alejandro Encinas. En cambio, una elección constreñida a los militantes garantizaría el triunfo del dos veces candidato a la presidencia partidista Jesús Ortega. Pero hace falta un buen trecho para llegar a ese tema. Primero debe definirse quién puede votar. La solución suena absurda pero resulta eficaz: los delegados de la mesa de estatutos le cortan a su papeleta de voto la letra "v", los de la mesa de programa recortan la sílaba "vo" y los de línea política se mantienen enteritos. Unos votan con "voto", otros con "oto" y los demás nomás con "to".

Muchos en las reglas, pocos en las ideas

Es decir que "oto" son más de la mitad de los delegados, que esta tarde deciden, en votación en lo general, crear un comité político nacional (CPN) que sustituya a la actual dirección del partido. Es el tema central del día en la mesa de marras. Guadalupe Acosta Naranjo, secretario general, defiende la propuesta: "No puede ser que sigan un rumbo los gobernadores, otro los líderes carismáticos y otro el partido". En contra hablan delegados de las corrientes bejaranista, batrista y quinterista, que con algunos agregados forman un bloque a la hora de votar. "El CPN es legalizar los acuerdos en lo oscurito", dice Alan Gutiérrez, delegado mexiquense. Del otro lado están Nueva Izquierda, los cívicos, ADN, Movimiento, Nuevo Sol y Redir, para decirlo rápido sin perderse en el mar de siglas. Es el bando de Pablo Gómez, autor, por lo demás, de la propuesta de comité político. El mismo define el sentido de su propuesta: se trata, dice, de llevar a "los dirigentes reales a ser dirigentes formales, porque sólo los dirigentes formales se comprometen con el partido al que pertenecen, de que todos, sin excepción, se comprometan con el partido".

-¿Y López Obrador va a ir a las reuniones? -se pregunta a Acosta Naranjo.
-Pues a lo mejor no, pero tal vez vayan Amalia García, Leonel Godoy, otros compañeros que suban el nivel del debate.

De modo que el PRD tendrá una dirección de 51 integrantes, un cuerpo dedicado en exclusiva a los acuerdos políticos, según los promotores de la idea. Serán los cuatro gobernadores, los cuatro ex presidentes del partido y una treintena electos en consejo nacional, según el peso de cada corriente. Los jefes reales, dicen, porque ahora "el comité ejecutivo está lleno de simples empleados de los jefes de las corrientes".

La votación da una idea de la correlación de fuerzas. A favor del comité, 327. En contra, 115.

La copiosa votación contrasta con lo que sucede en la tristona, por su raquítico quórum, mesa de principios y programa. "Es que aquí sólo es cosa de ideas", dice uno de los delegados que sigue paso a paso el debate. Algunos puntos se van a la plenaria, a falta de votación aplastante. Así, el congreso en pleno definirá este sábado cuál de las siguientes fórmulas dan identidad al PRD: izquierda "moderna y socialista" o partido "patriótico y progresista". Ya se verá en estas horas las ronchas que saca el apellido "socialista".
  • Procedimiento de votaciones, tema de confrontación
  • Rebatiña retrasa cambios estatutarios del PRD
ALMA E. MUÑOZ, ROBERTO GARDUÑO

Sin alcanzar un debate de fondo, los perredistas diluyeron la modificación de sus documentos básicos en una rebatiña entre corrientes.
En medio de acusaciones mutuas, y tras horas vanas de discusión sobre el procedimiento para realizar las votaciones, los delegados al décimo congreso nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD) aprobaron en lo general, hasta el cierre de esta edición, las propuestas de modificación a sus estatutos y la definición de un comité político nacional, instancia que asumirá la toma de decisiones políticas de los perredistas. No obstante, ayer circuló un documento que plantea los cambios de fondo en esta materia, para "cortar de tajo con la simulación en la aplicación de los procedimientos normativos del partido". Con el consenso de las expresiones de Nueva Izquierda (NI), Alianza Democrática Nacional (ADN) y Movimiento por la Democracia, principalmente, el método a utilizar en las elecciones internas se mantiene en voto universal, directo y secreto, usando el listado nominal del partido. Los cambios de mayor relevancia en esta materia se refieren a la derogación de los comicios de delegados y se especifica que para el caso de candidaturas no habrá listado nominal del PRD, aunque para las de mayoría absoluta se permite a los consejos "optar por otros métodos como convenciones, encuestas y designación directa". A propuesta de NI se especifica, en el papel, que se conformarán coordinadoras estatales de autoridades locales, cuyos miembros serán, sin excepción, todos los funcionarios electos de los gobiernos perredistas, municipales y estatales. Estas a su vez constituirán la Coordinadora Nacional de Autoridades Locales.

Formación del comité político nacional

El comité político nacional, como se explicó, se integrará con dirigentes de corrientes, gobernadores, ex presidentes de partido, miembros de un secretariado -conformado por 15 personas, incluyendo al presidente en funciones y secretario general-, además de los coordinadores parlamentarios y representantes de legisladores y gobiernos perredistas. Tendrá facultades para atraer las "querellas jurisdiccionales que considere pertinentes y poder para sancionar a los miembros del partido". Ante las críticas que durante el debate emitieron delegados de Izquierda Democrática Nacional (IDN), Izquierda Social (IS) y Foro Nuevo Sol por la conformación y facultades de ese comité, el secretario general del partido, Guadalupe Acosta Naranjo, los acusó de "estar mintiendo" y de "hacer populismo". SIGUE LA NOTA COMPLETA

Kikka Roja

El PRD; No se fractura: AMLO

  • Dice el tabasqueño que su movimiento es "la principal fuerza política en México"
  • "Se quedaron con las ganas" de que el PRD se fracturara: López Obrador
ANDREA BECERRIL

El "presidente legítimo" de México, Andrés Manuel López Obrador, durante su gira por Castillo de Teayo, Veracruz Foto: La Jornada

Poza Rica, Ver. 17 de agosto. A sus adversarios y a todos aquellos que auguraban que el Partido de la Revolución Democrática (PRD) se iba a fracturar, Andrés Manuel López Obrador les respondió: "se quedan y se quedarán con las ganas", porque "el partido se mantendrá unido". Ante miles de simpatizantes, sostuvo que el movimiento que encabeza se ha convertido en "la principal fuerza política de México". Hasta el momento, aseguró, más de un millón de mexicanos se han sumado como representantes del "gobierno legítimo" en todo el territorio. Plazas llenas, pintadas de amarillo, encontró ayer el tabasqueño en su novena gira por Veracruz, en la que uno de los temas recurrentes fue la advertencia de no confiar en el Partido Acción Nacional (PAN), cuyos políticos y dirigentes, dijo, "son cínicos y ladrones". Su participación -un día antes- en el congreso nacional perredista retrasó su gira por tierras veracruzanas. Por ello, ayer, debió encabezar ocho mítines, la mayoría con miles de simpatizantes -uno bajo la lluvia-, quienes no dejaron de agitar banderas ni de gritarle una y otra vez "presidente, presidente, presidente". López Obrador explicó que sus adversarios, "aquellos que no nos ven con buenos ojos", pensaron que el PRD se dividiría y se fracturaría durante su congreso, pero "se quedaron y se quedarán con las ganas, porque estamos totalmente unidos".

Y no sólo el PRD, sino también los demás partidos que integran el Frente Amplio Progresista (FAP), que son el Partido del Trabajo y Convergencia, expresó entre porras y aplausos de los veracruzanos. Acompañado por los senadores Dante Delgado y Arturo Herviz comenzó su gira en Zacualpan, poblado que está en plena sierra, hasta donde llegó "con su comitiva" luego de varias horas por una carretera de terracería, por la que apenas se puede circular. Los puntos siguientes fueron los municipios también serranos de Tlachichilco, Ixhuatlán de Madero y Tihuatlán, así como otras cuatro localidades de la región de Alamo, donde López Obrador reiteró el llamado a luchar, "sin rendirse", hasta lograr el verdadero cambio en México. Cobijado por miles de ciudadanos en cada concentración, el político tabasqueño recalcó: "no esperemos nada nuevo de los que se robaron la Presidencia de la República. Los que usurpan el poder son conservadores, herederos de aquellos que en la época de Benito Juárez fueron capaces de ir a buscar a un príncipe extranjero para que gobernara el país". Insistió en que la dirigencia del blanquiazul está conformada por "hipócritas" y "ladrones", quienes sólo se acercan a la gente cuando quieren su voto; entonces, dijo, "abrazan a todo mundo, estrechan manos y aparentan estar preocupados por su situación, pero la verdad es que no les gusta gobernar con el pueblo y menos con la gente más necesitada".

Además, añadió, los panistas que llegaron con la bandera del cambio "le aprendieron muy pronto a los priístas" y se han dedicado a robar dinero del presupuesto público y a saquear los recursos del país. La única alternativa, insistió, es el movimiento que él encabeza, que por el vacío que le han hecho los medios electrónicos parecería que se diluye, pero la verdad es que se ha fortalecido. "Sin mentirles, es la principal fuerza política de México, y más tarde que temprano triunfará", aseveró en Coatizantla, donde reunió en la tarde a más de 4 mil personas.

Mensaje al mapache Fidel Herrera

El largo recorrido de ayer de López Obrador estuvo marcado por las incidencias del proceso electoral que se llevará a cabo el próximo 2 de septiembre en Veracruz, en el que se renovarán las 212 alcaldías y el Congreso estatal. Recibió infinidad de quejas por la intromisión del gobernador de la entidad, Fidel Herrera, en el proceso, quien es acusado de utilizar recursos públicos para repartir despensas, arena y otros materiales para la construcción, con miras a comprar votos en favor de los candidatos del tricolor. Por ello, ayer, desde el municipio de Castillo de Teayo, le hizo un llamado: "a ese mapache desde aquí le exijo que saque las manos del proceso electoral y deje de usar el presupuesto del gobierno estatal, que es dinero del pueblo, para financiar a los candidatos de su partido". López Obrador se vio obligado a poner orden interno. En Tlachichilco convirtió el mitin en asamblea popular, para preguntar a los cerca de 3 mil perredistas reunidos en la plaza central si estaban de acuerdo con el proceso en que se eligió al candidato a la presidencia municipal, Guillermo Ricardi, toda vez que al llegar al poblado se encontró con muestras de inconformidad.

Al paso de su camioneta le salieron una docena de jóvenes con pancartas, en las cuales exigían que se revisara la candidatura de Ricardi, ya que es hermano del actual presidente municipal. "Yo no voy a ser tapadera", afirmó durante el mitin, y les preguntó si fueron tomados en cuenta para la elección del aspirante a la alcaldía. Todos levantaron las manos en señal confirmatoria, y el asunto quedó zanjado. Pero ello no fue todo. Debido a una pugna por la alcaldía de Ixhuatlán de Madero, entre candidatos del PRD y de Convergencia, un centenar de militantes de esta última formación política fue retirado del mítin por el senador Dante Delgado, con el propósito de que no hubiera confrontación. En Cazones de Herrera, único punto donde la concentración no fue masiva, porque no se convocó a los ciudadanos, López Obrador de todas formas decidió asistir para conversar con gente, que poco a poco fue llegando. Esta le explicó que el problema es con el dirigente municipal perredista, Eleuterio Mustafá, ya que traiciona al PRD porque está apoyando a los contrincantes.

El político tabasqueño les dijo que no aceptaran a candidatos ladrones. "Esos déjenlos para otros partidos".

Concluyó la larga jornada con la advertencia a Fidel Herrera de que vigilarán su actuación. "Vamos a estar muy atentos. Si no respeta al pueblo, se las va a ver con nosotros", resaltó.

Kikka Roja

Cero diálogo con Calderón y respaldo total a AMLO: PRD

  • Debemos impulsar las reformas que requiere el país, advierten seguidores de Nueva Izquierda
  • Cero diálogo con Calderón y respaldo total a AMLO: PRD
  • Causó encono en el congreso perredista la "tibieza" en señalar el fraude del 2 de julio de 2006
ROBERTO GARDUÑO, ALMA MUÑOZ

En el segundo día de trabajos del décimo congreso nacional del PRD la discusión enfrentó por momentos a los integrantes de las distintas corrientes del partido Foto: Yazmín Ortega Cortés

La ruta política a seguir por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) propició un largo debate de los contenidos ideológicos y programáticos para hacer del sol azteca una fuerza capaz de diseñar un proyecto de país que atienda los grandes problemas nacionales y los intereses de la mayoría de la población en la República. Respaldo total a Andrés Manuel López Obrador, rechazo tajante al fraude electoral del 2 de julio de 2006 y la negativa absoluta a dialogar y establecer contactos con Felipe Calderón Hinojosa son los puntos nodales que el perredismo asumió ayer. La propuesta de línea política elaborada por un grupo de integrantes del décimo congreso nacional extraordinario, encabezado por Saúl Escobar, fue objeto de un debate que dividió a los perredistas y en momentos los condujo a señalamientos directos que arrojaron actitudes de desorden, las cuales consiguió solventar la mesa que conducía la sesión cediendo a los reclamos justificados de quienes hostigaban el contenido del texto.

"¡Sean hombrecitos!"

Los cuestionamientos al proyecto llevaron a su autor principal, Saúl Escobar, a perder el control durante su participación: "¡sean hombrecitos y no le saquen al debate!".

La crítica de Martí Batres, Dolores Padierna, Armando Quintero y Alejandro Encinas a la propuesta de línea política, dadas las "inconsistencias y lagunas" de ésta en términos de escasez de argumentos para respaldar sin miramientos a López Obrador y rechazar el reconocimiento a Felipe Calderón como presidente de México, dio pautas a la discusión, que si bien alcanzó los terrenos de la dureza, al final de la jornada consiguió reunir los argumentos suficientes para fortalecer el apoyo al "gobierno legítimo" y considerar, sin autocomplacencia -a decir de la mayoría de los participantes-, que Felipe Calderón, el PAN, el gobierno de Vicente Fox, los poderes fácticos y la mayoría de los medios de comunicación propiciaron un fraude vergonzoso, cuya esencia pone en crisis a las instituciones y da pauta para impulsar un nuevo cambio en la política. Desde la mañana, la mesa de línea política aprobó en lo general el texto referido, para dar paso a la discusión de los numerales que generaban polémica. Antes de someterse a discusión el articulado, Dolores Padierna lo calificó como falso, al considerar que no contempla la visión de un PRD capaz de definirse como fuerza política lo suficientemente fuerte para derrotar al sistema capitalista, "y no sólo para ser reformista y superficial". A esa posición se sumó Jesús Martín del Campo, quien ubicó en el centro de la mesa la concreción del fraude electoral contra López Obrador y el PRD: "no hay ningún deseo de venganza con la idea de acabar con las instituciones; nosotros sí hemos respetado la legalidad; reconozcamos que el sistema vive una crisis de Estado, y ésta es estructural".

Crean fantasmas, acusa Ortega

La réplica a esas posturas iniciales la encabezó Jesús Ortega Martínez -dirigente principal de Nueva Izquierda-, quien acusó a sus compañeros de partido, pero adversarios de corriente, de utilizar un estilo para crear fantasmas: "el gobierno de Felipe Calderón es ilegítimo de origen, y no existe diálogo, no inventen fantasmas. El argumento es que el PRD impida su aislamiento de los amplios sectores de la sociedad". En consonancia, Graco Ramírez consideró que sería un falso debate hablar de radicales o reformistas en el PRD, o de la legitimidad de Felipe Calderón, y antes de pronunciarse por impulsar el trabajo del Legislativo con la aprobación de cambios que requiere el país, argumentó: "el partido debe estar con AMLO, pero también debemos impulsar reformas necesarias; vamos a construir condiciones de cambio político; tenemos que hacer movilización y reformas".

Sólo hay un "presidente legítimo"

Tras un receso de dos horas y media, los integrantes de la mesa de línea política regresaron a debatir el contenido de los numerales que fueron objetados en lo particular. Dolores Padierna consideró que el segundo articulado "tiene errores garrafales, porque coloca al PRD y a Andrés Manuel López Obrador como derrotados en los comicios del 2 de julio de 2006 y no establece con claridad la concreción del fraude electoral". Su compañera Dione Anguiano acusó a quienes redactaron el documento de aceptar la derrota del perredismo: "compañeros, ganó Andrés Manuel y sólo hay un presidente legítimo; Andrés Manuel debe ser reconocido por todos nosotros". Los argumentos en contra del texto presentado a la asamblea fueron contundentes y las corrientes opositoras a Nueva Izquierda consiguieron que se modificara totalmente para establecer el apoyo irrestricto al "presidente legítimo". Más adelante, Armando Quintero presentó una nueva redacción para sustituir el numeral tercero y omitir el contenido del texto original. Martí Batres secundó esa propuesta: "se nos dice que si no ganamos reconozcamos a Calderón; nos dice autocritíquense, ¡no!, que se autocritique el PAN, porque ese partido hizo el fraude electoral. Calderón está en Los Pinos no por nuestros errores, sino porque nos hicieron un fraude". Fernando Belaunzarán, quien sostenía las posiciones de Nueva Izquierda, coincidió con las corrientes opositoras a la suya, pues señaló que López Obrador ganó la elección del 2 de julio, la cual fue producto de un fraude, por lo que Felipe Calderón es ilegítimo. No obstante, emprendió la defensa al argumento de la autocrítica.

Autocrítica

"Si hubiéramos tenido representantes en todas las casillas habríamos ganado. Cuatrocientos millones de pesos se fueron en dos estructuras virtuales; el PRD delegó su responsabilidad. ¿Qué queremos ocultar? Hubo soberbia de todos porque pensamos que el 2 de julio era un trámite". En seguida, Alejandro Encinas, quien negó que su presencia significara la búsqueda de respaldo a su candidatura por la presidencia perredista, exigió a sus correligionarios regresar al debate y revisarse a sí mismos. "Con errores o sin errores, el fraude nos despojó del triunfo. Hace falta autocrítica, ¡sí! Cuántos de los presentes no se montaron en la campaña de Andrés Manuel. Hubo fraude y contra ello debemos combatir, no somos vergonzantes". Al responder, Saúl Escobar perdió los estribos con el "¡sean hombrecitos!", y defendió su texto: "para cualquiera que lo lea es un documento que manifiesta que hubo fraude. El presidente ilegítimo es Calderón. Nosotros decimos que sí se pudo evitar el fraude. Sí es una tontería y una estupidez decir que AMLO fue el culpable". Entre los asistentes surgió de inmediato el reclamo: "¡bájate, vendido; cállate, inconsecuente!". El fervor se despertó entre los integrantes de la corriente Nueva Izquierda y de las que se oponían al texto. Fernando Belaunzarán se acercó a Alejandro Encinas y Martí Batres, mientras Saúl Escobar regresaba a su lugar en medio de críticas mordaces: "¡Pinocho, qué triste papel has desempeñado, Saúl!". Belaunzarán propuso a Encinas y Batres que Armando Quintero retirara su propuesta y modificara el texto, mientras, entre la confusión que se comenzaba a desbordar por las expresiones de Escobar, Alejandro Encinas resolvió la confrontación al proponer que una comisión elaborara un nuevo texto que sustituyera al numeral tres, referente a la autocrítica del partido.

Antes de declararse en receso la mesa, que continuará sus trabajos este sábado, Martí Batres propuso una adición al numeral cinco, que fue aprobada por unanimidad: "por ninguna circunstancia el PRD reconocerá a Felipe Calderón como presidente de México. Con Calderón no habrá ni diálogo ni negociación alguna". Encinas también advirtió que "el debate de hoy manifiesta que estamos dando una discusión estéril; hoy, lo que hay que privilegiar es la unidad y la cohesión del partido". La mesa política continuará sus trabajos este sábado para someter sus propuestas al pleno del décimo congreso nacional extraordinario, figura que será la definitoria en materia de posición ideológica y programática de ese partido.

Advertencia sobre el deterioro institucional y la crisis del sistema

La mesa de línea política en el décimo congreso nacional extraordinario del PRD avanza en la elaboración de una resolución final que advierte sobre el notable deterioro institucional y la permanente crisis del actual sistema de gobierno, resultado del agotamiento estructural del viejo régimen priísta, dada la notoria insolvencia del modelo económico neoliberal que se aplica en México, y del fraude electoral cometido por la derecha panista y la oligarquía económica, en agravio de la ciudadanía, en general, y en particular de la coalición Por el Bien de Todos y de Andrés Manuel López Obrador. El texto que circuló entre los delegados en el congreso nacional manifiesta la urgencia de una "profunda transformación del régimen político de gobierno y de otras instituciones caducas que sobreviven al viejo sistema autoritario y antidemocrático; que implica la construcción de un nuevo Estado democrático y social del derecho, y de una nueva república democrática y soberana que garantice la desaparición de todas las formas de discriminación". De tal forma, se establecería que la estrategia del PRD se enfila al desarrollo y consolidación de una gran alianza democrática y progresista que cuente con la fuerza, con la unidad y con la capacidad de enfrentar exitosamente al gobierno "conservador y reaccionario" de derecha. "En el PRD no hay duda de que el gobierno de Calderón es ilegítimo, resultado de una grave violación al orden institucional y a la soberanía popular. En el movimiento de la izquierda y en el PRD recae la operación y la responsabilidad de impedir la continuidad de las agresiones de autoridades; nos corresponde la tarea de restablecer el rumbo hacia los cambios democráticos y el compromiso de rescatar el orden constitucional".

Kikka Roja

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...