BUSCA, BUSCADOR

sábado, 29 de diciembre de 2007

2007: Paradojas de la libertad de expresión : Jenaro Villamil

2007: Paradojas de la libertad de expresión
jenaro villamil

México, D.F., 27 de diciembre (apro).- El pasado 21 de diciembre, un grupo de escritores y comentaristas televisivos se unieron a la condena contra la reforma electoral con el mismo argumento planteado por la Coparmex, el Consejo Coordinador Empresarial, la Canacintra y las dos grandes empresas televisivas: los cambios constitucionales “conculcan la libertad de expresión”.

Ejemplificaron su queja de esta manera:

“Si sale un candidato racista o un xenófobo donde sea, no podríamos salir a rentar un spot y decir que estamos en contra”, afirmó Federico Reyes Heroles, conductor del programa de análisis político en Canal 13, de TV Azteca.

En otras palabras, la supuesta libertad de expresión conculcada por las reformas aprobadas en el Congreso se trata, en realidad, de la imposibilidad de comprar tiempo-aire en las estaciones televisivas y radiofónicas.

¿No se les ocurrió a los promotores de esta carta que los noticiarios de radio y televisión tendrían la obligación de difundir e informar sobre los puntos de vista sin necesidad de pagar?

Paradójicamente, los autonombrados guardianes de la libertad de expresión –con cargo a las cuentas publicitarias de Televisa y TV

Azteca-- no se escandalizaron con la resolución de la Suprema Corte de Justicia que exoneró al gobernador precioso Mario Marín de cualquier responsabilidad en el secuestro, acoso y persecución política en contra de la periodista Lydia Cacho.

Si un expediente está vinculado a la defensa de la libertad de expresión es el de Lydia Cacho. La reportera y directora de un centro de atención a mujeres en Cancún, por ejercer su libertad de expresión y el derecho a investigar sobre un asunto de múltiples aristas –las redes políticas y económicas de la pederastia--, ha sido perseguida políticamente por Marín, por el empresario Kamel Nacif y por una red tan amplia como poderosa que llega a la Cámara de Diputados y a varios gobernadores.

Seis de los cuatro ministros del pleno de la Suprema Corte consideraron que no hubo violación alguna a los derechos humanos de la autora de Los demonios del edén.

La airada reacción social no se hizo esperar a esta resolución. La sentencia de la Suprema Corte en el caso de Lydia Cacho ha constituido la peor crisis de credibilidad para los ministros frente a la opinión pública. No se necesitaron cartas de Héctor Aguilar Camín, Federico Reyes Heroles, Luis González de Alba, Ramón Xirau o de Jorge Castañeda, para que una enorme franja de la población se diera cuenta de que, en la escandalosa exoneración a Mario Marín, se marcaban los límites de este sexenio a la libertad de expresión.

Y aquí está la segunda paradoja de este año: los mismos ministros que tuvieron la claridad, la valentía y el interés para estudiar la acción de anticonstitucionalidad de la Ley Televisa, los mismos integrantes del Poder Judicial que enmendaron con su resolución la sumisión absoluta del Poder Legislativo y del Poder Ejecutivo a las presiones de la empresa mediática más importante de América Latina, retrocedieron de manera clara en el caso de Lydia Cacho.

En el balance de este año, las deliberaciones y la resolución adoptada por la Suprema Corte en junio de 2007, en torno a la Ley Televisa, quedarán como uno de los debates más claros y pedagógicos sobre el derecho a la información, la libertad de expresión y el futuro de la radiodifusión y las telecomunicaciones en nuestro país.

La respuesta de Televisa y de TV Azteca frente a la osadía de los ministros, fue brutal. El linchamiento mediático salió a relucir. En especial, en la pantalla de Ricardo Salinas Pliego, que se plegó así a los intereses de Emilio Azcárraga Jean para demostrar que el duopolio cierra filas en momentos claves. Una serie de “reportajes” de Canal 13 insistieron durante varios días que, con su resolución, la Suprema Corte de Justicia provocó que en México retorne al “presidencialismo autoritario”, ya que “atentó contra organismos autónomos”, estableciendo una “neodictadura”.

Por supuesto, el mensaje iba dirigido también al presidente Felipe Calderón. El reproche de ambas televisoras es que no ejerció los privilegios de ese presidencialismo autoritario para frenar la resolución de la Corte.

La carta que tardíamente promovieron “los intelectuales” apadrinados por las televisoras, tuvo un antecedente singular: la rebelión de los principales comentaristas de televisión y radio contra la reforma constitucional en materia electoral. El 11 de septiembre, las torres gemelas de TV Azteca y Televisa –más las principales cadenas radiofónicas-- sumaron sus fuerzas para acudir a la sesión de comisiones dictaminadoras en el Senado y echar abajo las reformas mediante un singular reality show en cadena nacional, durante tres horas y media.

El resultado fue contrario al que pretendían las empresas al mandar al matadero a sus comentaristas estelares. En lugar de exhibir “la censura”, “la intolerancia” y “la partidocracia”, la transmisión de aquella sesión dejó claro que los representantes de los concesionarios y los dueños mismos de las estaciones de radio y televisión no tenían argumentos contundentes en contra de la reforma. Ignoraban su contenido, inventaron amenazas pero, sobre todo, exhibieron que la información en los medios electrónicos, especialmente la política y la electoral, es un negocio y no un derecho.

Con la ingenuidad que da el desconocimiento, la productora y conductora de Ventaneando, Patricia Chapoy fue la más clara de todo aquel selecto grupo de conductores y concesionarios. Su temor era que ya no pudiera decirle “guapo” en sus emisiones a Enrique Peña Nieto, gobernador mexiquense, a partir de la reforma. La respuesta fue clara por parte de Ricardo García Cervantes, senador del PAN: decirle guapo o feo a un gobernante no se prohibirá. Lo que queda prohibido es facturar, cobrar, vender esos comentarios casuales, aparentemente ingenuos, que forman parte de la mercadotecnia de los políticos mexicanos y del gran negocio electoral subrepticio de las televisoras.

Peña Nieto ha sido uno de los más generosos en materia publicitaria. Entre 2006 y 2007, según los datos oficiales del estado de México, erogará un total de 266 millones 603 mil 840 pesos, de los que 53 por ciento ha sido para Televisa y 17.23 por ciento para TV Azteca. Esto, sin contabilizar los contratos con empresas “pantalla” de los directivos de Televisa, como TV Promo, que Proceso documentó en 2005.

A través de TV Promo. Peña Nieto tiene acceso privilegiado, todas las noches, a los espacios informativos nacionales como si se tratara de una figura relevante. No hay día en que Canal 2 no nos informe “desinteresadamente” de lo que hace el Golden Boy mexiquense. Se calcula que el convenio con TV Promo fue superior a los 700 millones de pesos.

De ese tamaño es el negocio de la publicidad disfrazada de información de las televisoras. El último intento de Televisa y TV Azteca para frenar la reforma constitucional se produjo entre el 12 y 20 de septiembre de este año. En una reunión de emergencia, convocada por los altos ejecutivos de Televisa y TV Azteca, el consejo directivo de la CIRT difundió en cadena nacional una reunión para condenar los cambios y, a propuesta de Sergio Sarmiento, convocar a un “referéndum por la libertad” en las entidades para que los cambios constitucionales se frenaran en los congresos estatales.

La convocatoria resultó un fiasco. Nadie salió a las calles y plazas del país para defender el derecho mercantil vulnerado de las televisoras. Ningún ciudadano medianamente informado se tragó el cuento de que se trataba de una violación a la libertad de expresión.

La reforma a nueve artículos constitucionales fue aprobada por la mayoría de los congresos estatales –sólo el de Coahuila votó en contra--, y con ello automáticamente quedó configurado lo que se convertirá en un giro de 180 grados en la relación entre medios electrónicos-elecciones-partidos. Se prohíbe explícitamente la compra de tiempo-aire; se privilegia el uso de los tiempos fiscales; se le otorgan al IFE facultades para distribuir ese tiempo; se prohíbe que terceros puedan comprar tiempo en estos medios para denostar o defender a algún candidato, y se prohíben explícitamente las campañas publicitarias de guerra sucia.

La brutal reacción de resistencia de las televisoras, que ahora se extiende hacia los “terceros” (Consejo Coordinador Empresarial, Coparmex e intelectuales circundantes) demuestra lo importante y necesaria que era esta reforma y el tamaño de los intereses afectados.

No obstante que este año disminuyó la ola de crímenes contra periodistas que caracterizó al sexenio de Vicente Fox, por lo menos 11 reporteros, directivos y colaboradores de medios impresos fueron asesinados. El ambiente de impunidad, las amenazas contra medios y periodistas, la violencia prevaleciente, no han disminuido. Por el contrario, la vulnerabilidad se incrementó.

Particularmente grave es la situación en entidades donde el pleito entre las bandas criminales se cruza con la disputa política-electoral: Baja California, Michoacán, Tamaulipas, Veracruz, Sinaloa, por mencionar las entidades más señaladas en el fuego cruzado del narcotráfico y de los operativos del Ejército.

En 2007, todos fuimos testigos del escándalo Zhen Li Ye Gon, el empresario que llegó de Shangai a construir un emporio a partir del tráfico de la pseudoefedrina, pero los fuegos artificiales informativos no se han correspondido con una sola detención e investigación profunda por parte de las autoridades. A los reporteros que se han involucrado en este expediente, las presiones han surgido de inmediato por el lado tanto de gobernadores priistas involucrados, como de autoridades federales.

La paradoja más grave es que existe suficiente tela de donde cortar en materia de investigación periodística, pero el mensaje de la Suprema Corte en el caso de Lydia Cacho fue sumamente ominoso: aquellos reporteros que decidan investigar las redes del crimen organizado, pasarán de víctimas a inculpados en estos casos.

Quizá este es la peor señal que heredamos de 2007 en materia de derecho a la información, periodismo y comunicación.

Email: jenarovi@yahoo.com.mx

LOS RICACHONES HACEN LO QUE QUIEREN, MIENTEN, MANIPULAN LA VERDAD Y TODO CON EL PODER DEL DINERO

QUIERO VER AL CAMPESINO EN LOS COMERCIALES DE LA TELE, EXPRESANDO Y DENUNCIANDO A LOS VENDE PATRIAS.

Kikka Roja

Culpa Fidel Castro a Estados Unidos del magnicidio en Pakistan

Dpa y Afp

“Lo ocurrido en Pakistán es otro ejemplo de los peligros que amenazan a la especie: el conflicto interno de un país que posee armas nucleares. Ello es consecuencia de las políticas aventureras y las guerras para apoderarse de los recursos naturales del mundo desatadas por Estados Unidos” , afirmó ayer el presidente de Cuba, Fidel Castro, al comentar en una carta dirigida al Parlamento de su país las implicaciones del asesinato de la ex primera ministra paquistaní, Benazir Bhutto.

“Ese país envuelto en un conflicto que no desató fue amenazado con ser llevado a la edad de piedra”, escribió Castro.

En su editorial de ayer, el diario The New York Times señaló que el asesinato “pone en evidencia de modo espectacular el fracaso de los dos objetivos principales de la política de Bush en la región. Por un lado, su afán por llevar la democracia al mundo musulmán y, por el otro, obligar a la retirada a la insurgencia islamita, que se mantiene firme en Pakistán”.

También el periódico popular USA Today consideró que el homicidio dejó “en ruinas la estrategia” estadunidense, encaminada a poner a Bhutto al frente de un proceso democrático.

Pese a las críticas, el portavoz del Departamento de Estado, Tom Casey, afirmó que Washington seguirá “trabajando” con el presidente de facto Pervez Musharraf, con el Partido del Pueblo Paquistaní y con “otros elementos democráticos”. El funcionario evitó mencionar a Nawaz Sharif, ex primer ministro y antiguo rival político de Benazir Bhutto, quien se perfila ahora como la cabeza más visible de la oposición política, aliado con partidos políticos islamitas.

Kikka Roja

Aguascalientes: sexoservidoras piden mejorar zona de trabajo

Claudio Bañuelos, corresponsal

Aguascalientes, Ags. 28 de diciembre. Sexoservidoras de la zona de tolerancia conocida como El Charquito, ubicada en las afueras de Pabellón de Artega, situado a 40 kilómetros del norte de esta capital, se quejaron de no contar con las instalaciones adecuadas para realizar su trabajo. Dijeron que el sitio, donde 150 mujeres ofrecen servicios diarios a unos 200 clientes las paredes se están cayendo, los pisos están rotos y no hay limpieza. Las afectadas comentaron que exigirán al alcalde electo, el panalista, Arturo Fernández Estrada, que entra en funciones el primero de enero, que considere sus demanda. La titular del Centro de Desarrollo Comunitario, Verona Valencia, pidió equiparar el trabajo de estas personas con cualquier otro.
el primero que chille por darle voz en este blog a las sexoservidoras y sexoservidores, tiene el pajarito muerto y desolación en su casa.

Kikka Roja

Jaime Avilés : Desfiladero : un nuevo año de alegría y de lucha

Desfiladero
Jaime Avilés
jamastu@gmail.com
  • El obispo de Saltillo peligra
  • Lo hostigan por apoyar a víctimas del Ejército
  • Es urgente rodearlo de la mayor solidaridad
  • ¡Que sea un nuevo año de alegría y de lucha!
Un portal de Internet difunde con bombo y platillo que para los lectores de un próspero diario de ultraderecha los personajes del año en nuestro país resultaron ser la golfista Lorena Ochoa y… ¡Felipe Calderón! La nota es de una agencia española, una paraestatal del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que desde el proceso electoral del año pasado, al parejo de los principales diarios ibéricos, se sumó de lleno, igual que el portal, a la campaña sucia en contra de Andrés Manuel López Obrador. Y de todos los demonios del conservadurismo local.

Sin rubor alguno, la agencia española llamó, por ejemplo, “alzados” a los militantes de la APPO, y hace ocho días, en una nota sobre la matanza de Acteal, con la evidente intención de ningunear a Las Abejas, escribió que “de acuerdo con” (sic) declaraciones de las víctimas, “el presidente Ernesto Zedillo era el comandante supremo de las fuerzas armadas” el 22 de diciembre de 1997, día de los sangrientos hechos.

Ojo: no de acuerdo con la Constitución, que es la que así lo señala desde 1917, sino con las opiniones (irrelevantes y descartables) de un puñado de indios que seguramente no saben de qué hablan, y a quienes nadie debe tomar en serio cuando exigen que Zedillo sea juzgado y castigado por su altísima responsabilidad en ese crimen. Es obvio que instrumentos como ese portal, la agencia, así como el diario más importante de España (que alabó la represión en Oaxaca) y otros, impulsarán muy pronto una andanada propagandística para convencernos de lo mucho que va a convenirnos la venta de Pemex a la petrolera española Repsol.

El domingo pasado, mientras tanto, el multimillonario obispo de Ecatepec, Onésimo Cepeda, protagonizó un espectáculo impropio de su investidura, pero digno de su naturaleza, al instalarse en el callejón de la Plaza de toros México como apoderado de un matador tapatío, de nombre Xavier Ocampo y de 28 años de edad. Era como si en otro ámbito hubiera subido al ring de una arena a untarle vaselina en las cejas a un boxeador.

Deseoso de elevar a su pupilo a las cimas de la mundana gloria, el obispo en realidad por poco lo lleva a la tumba. Ocurrió así: antes que saltara a la arena el último de la tarde, Onésimo le dijo al muchacho que se situara en el centro del ruedo y esperara de rodillas al animal para engañarlo con el capote. En ese momento, el prelado exhibió nula caridad cristiana y total falta de colmillo al emitir semejantes recomendaciones, porque los cinco toros previos habían sido pésimos, de manera que no tenía por qué esperar que el sexto fuera distinto.

Y no lo fue. Salió corriendo a todo trapo y pasó por encima de Xavier a punto de arrancarle la cabeza. No obstante, el muchacho se arrodilló de nuevo, ahora junto a las tablas, para volver a tratar de torearlo de hinojos, pero la bestia le hundió un cuerno en la axila derecha, lo aporreó contra la madera, se lo echó al lomo y le clavó el otro pitón en el muslo zurdo, antes de abrirle un boquete más en la frente y dejarlo como santocristo.

Con su inmenso crucifijo metálico sobre el pecho, el obispo lo acompañó a la enfermería, detrás de los monosabios que lo cargaban taponando como podían las tres hemorragias. A esa misma hora, pero en Coahuila, el obispo de Saltillo, Raúl Vera López, denunciaba que sus oficinas acababan de ser asaltadas por desconocidos que le robaron documentos, y señaló con todas sus letras que los autores de los hechos bien podrían ser miembros del Ejército Mexicano.

Esto, subrayó, en represalia por la resuelta defensa que ha hecho de los familiares de los mineros muertos en Pasta de Conchos y de un grupo de sexoservidoras de la localidad de Castaños, que en julio del año pasado fueron violadas tumultuariamente, durante largas horas, por un pelotón de soldados borrachos de alcohol y de drogas, que abandonaron las oficinas del IFE, donde “cuidaban” los votos del 2 de julio en la ciudad de Múzquiz, para irse de farra de tan mala y bestial manera.

Algunos de esos soldados fueron juzgados y condenados a varios años de cárcel, merced a una sentencia que monseñor Vera considera insuficiente, y tras la cual ha recibido toda clase de amenazas. A quienes leímos las crónicas del reciente encuentro de varios distinguidos intelectuales con el señor Marcos en la ciudad de San Cristóbal nos llamó la atención que nadie hiciera un llamado a la solidaridad para con el obispo de Saltillo, un hombre que una década atrás se jugó muchas veces la vida protegiendo a las comunidades indígenas de Chiapas.

A lo largo de ese encuentro, el señor Marcos explicó a sus visitantes que el pequeño movimiento que encabeza pretende reunir a toda la izquierda “antisistémica” en una lucha anticapitalista (no contra Felipe Calderón sino contra López Obrador, acoto yo). Sin embargo, omitió informarles que ese objetivo (el de aglutinar a todas las izquierdas), ya lo alcanzó el Frente Nacional Contra la Represión, que encabeza doña Rosario Ibarra de Piedra, y que se está convirtiendo en una coordinadora de todos los movimientos que resisten los embates de la dictadura del PRI, del PAN y de una parte del PRD, es decir, del salinismo.

Un espacio como ese, que responde a la violencia desatada por Calderón contra el descontento general, tendrá una gran importancia en la nueva fase que se inicia con 2008 por la defensa a toda costa del petróleo. Pero basta de cosas tristes por ahora, porque sigue colgada en la red y a la disposición de quien desee disfrutarla, la novela Adiós cara de trapo, que en sus primeras dos semanas de difusión cibernética ha recibido más de 2 mil 600 visitas (consúltela en www.adioscaradetrapo.blogspot.com).

Y ya que de hígados hablamos, Desfiladero se complace en anunciarles que, desde Buenos Aires, la chef Narda Lepes lanza al mundo una exquisita receta para hacer paté y compartirlo con ustedes la noche del 31. Es muy fácil, pero tienen que hacerla entre hoy y manaña a más tardar. Vean…

En un plato de leche remojen 200 gramos de hígado de pollo durante 30 minutos. Echen 100 gramos de tocino picado al fondo de un sartén caliente (sin aceite) para que se funda la grasa. Añadan, partida en trocitos, una pechuga de pollo hasta dorarla. Sáquenla y cubran ahora el sartén con una cebolla mediana, finamente cortada, hasta que cambie de color. Coloquen de nuevo la pechuga y, ahora sí, el hígado, más ramitas de tomillo, hojas de laurel, sal y pimienta.

Vigilen que no se cueza demasiado –el hígado tiene que estar rosa por dentro–, arrojen todo, así calientito, a una licuadora; agreguen mantequilla, crema y vino tinto hasta que todo se convierta en un muy espeso puré. Cubran el molde que escojan con plástico transparente, distribuyan el puré alisándolo por arriba con una pala, tápenlo con plástico también por arriba y déjenlo en el refrigerador por lo menos 24 horas hasta el momento de usarlo. Es mucho más sabroso si al servirlo lo adornan con una franja de mermelada de durazno o de manzana o de la que más les guste. ¡Y que sea un feliz año, pues como quiera que venga será de alegría y de lucha!

Kikka Roja

Gobierno rico, pueblo endeudado

Gobierno rico, pueblo endeudado
Editorial

Según el informe de Finanzas y Deuda Pública que dio a conocer ayer la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el débito interno del gobierno federal durante el año que termina ascendió a un billón 594 mil 500 millones de pesos (mdp), 47 mil 400 mdp más que el año anterior, en tanto que el externo llegó a 40 mil 800 millones de dólares, lo que, en conjunto, sitúa el endeudamiento total del país en 2007 por encima de los 2 billones de pesos. El mismo documento señala que al pago de intereses y comisiones vinculados con la deuda pública se destinó 187 mil 143 mdp –es decir, 25 mil 400 mdp menos que en 2006–, mientras el gasto programable –que incluye el pago de nómina del gobierno federal– creció en 167 mil mdp, para quedar en un billón 509 mil 500 mdp, 8.2 por ciento más de lo registrado el año anterior.

La difusión de tales cifras aporta elementos de juicio preocupantes en torno al manejo de las finanzas públicas de la actual administración. En primer lugar, queda de manifiesto que de poco ha servido el proceso de conversión de deuda externa –reconocida como un factor de vulnerabilidad para la economía nacional– en interna: a fin de cuentas, el monto de esta última es absorbido casi en su totalidad por el pago de los sueldos de los servidores públicos. Asimismo, se pone en evidencia que los ahorros obtenidos por la reducción en los pagos de intereses y comisiones de la deuda pública representan una nimiedad en comparación con el incremento anual en el pago de la nómina gubernamental. Esto último plantea a su vez dos conclusiones: que los ahorros del gobierno son sencillamente inútiles –y seguirán siéndolo en tanto persistan los elevados salarios gubernamentales–, y que la supuesta política de austeridad de la presente administración, que tanto anunció el titular del Ejecutivo federal, que consiste en reducir en 10 por ciento su salario y el de los altos funcionarios, es mera retórica.

Por lo demás, el creciente nivel de la deuda que ha adquirido el gobierno, pero que habrá de ser saldada con recursos de la población, no se ve reflejado en una mejora de los servicios públicos: por el contrario, la sociedad mexicana ha presenciado el dispendio de sus recursos en la puesta en marcha y el mantenimiento de una campaña antinarco con fines mediáticos, supuestamente orientada a mejorar las condiciones de seguridad del país, pero hasta hoy ineficaz, a juzgar por los elevados niveles de violencia que se han mantenido. Ante este panorama, no resulta alentador que la propia SHCP estime un menor endeudamiento para 2008. Es de suponer que, al igual que este año, esos recursos serán destinados en su mayoría para pagar un gobierno caro e inoperante, y que se volverá a dejar de lado el fomento a los sectores productivos, el impulso de obras de infraestructura que generen empleo, los apoyos al campo y, en conjunto, los proyectos que beneficien realmente al país: una reducción del endeudamiento, innegablemente necesaria, debe comenzar, por tanto, con el reconocimiento de que los salarios de los altos mandos del gobierno federal son injustificables y con una voluntad real para reducirlos.

Para ello, sin embargo, se requiere de un gobierno con una verdadera vocación de austeridad y de un proyecto de país viable, algo que se antoja difícil en el seno de una administración pública como la actual, maniatada y débil de origen ante el conjunto de sus interlocutores, y consagrada al pago de facturas pendientes con sus aliados nacionales y extranjeros, aunque ello contraríe su pretendido compromiso con el conjunto de la sociedad mexicana.


Kikka Roja

Robles Rosales : Ilegalidades panistas : usurpacion de funciones, violencia institucional, inquisidores, delincuentes

  • Robles Rosales se ostenta como licenciada en derecho y no concluyó la carrera: ONG
  • Acusan de usurpar funciones a diputada que promovió la Ley de la Familia en NL
  • Pide humildad al blanquiazul estatal y desistir de su intento de imponer la citada iniciativa

David Carrizales (Corresponsal)

Monterrey, NL, 28 de diciembre. La agrupación civil Nuevo León Incluyente anunció que presentará ante la Procuraduría General de Justicia del estado una denuncia de hechos para que se investigue a la diputada local panista Norma Yolanda Robles Rosales por incurrir en el delito de “usurpación de funciones o de profesión”, pues se ostenta como licenciada en derecho sin serlo, ya que apenas ha cursado seis de los 10 semestres requeridos.

Mario Rodríguez Platas, vocero del colectivo que pugna por la defensa de los derechos humanos, y en particular de las minorías sexuales, expresó que en las páginas respectivas que el Congreso local y el Partido Acción Nacional (PAN) de Nuevo León tienen en Internet aparece el currículum de Robles Rosales –una de las principales impulsoras de la recientemente aprobada Ley de la Familia, que después fue vetada por el gobernador– como “licenciada en derecho”, siendo que de acuerdo con un documento de la Universidad Autónoma de Nuevo León, expedido el 5 de diciembre de 2007, la legisladora había acreditado solamente 33 de las 62 materias de la carrera.

El artículo 255 del Código Penal del estado estipula que “comete el delito de usurpación de funciones públicas o de profesión... quien se atribuya el carácter de profesionista sin tener el título legal o grados académicos y ejerza los actos propios de la profesión”.

Además, para ejercer la abogacía se requiere título profesional, de acuerdo con la Ley de Profesiones de Nuevo León, señaló Rodríguez Platas.

El artículo 256 de dicha legislación contempla una pena de un mes a tres años de prisión y multa a quien cometa el mencionado delito.

Recordó que cuando se dio a conocer que la legisladora no había acabado la carrera ni tenía el título profesional, la diputada panista aseguró que habían hackeado la página del Congreso, lo cual se consideró una mentira, “pues sería mucha casualidad que nada más a ella le hubieran causado ese daño y el dato así aparecía desde 2006, cuando comenzó sus tareas como diputada, al tiempo que la misma información estaba en la página del PAN de Nuevo León”, mencionó l vocero de la organización no gubernamental.

Respecto del veto que el gobernador José Natividad González Parás hizo a la Ley de la Familia, “porque invade atribuciones que corresponden al Poder Ejecutivo” y fue impuesta de manera unilateral por el blanquiazul, Rodríguez Platas lamentó que lejos de asumir una postura de humildad la bancada panista se pronunció por acudir ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para presentar una controversia constitucional. De hacerlo, los panistas “sólo harán el ridículo”, advirtió.

Dijo que resulta absurdo que el PAN pretenda “a capricho” crear el Instituto Estatal de la Familia, con lo que duplicaría funciones que ya realizan otras dependencias, pero además sin que en la Ley de Ingresos y Egresos de 2008 para el estado de Nuevo León se haya contemplado una partida para el nuevo organismo, que requeriría unos 30 millones de pesos para operar.

EL RIDICULO, VERGÜENZA, INDIGNACION COMPLETA, LOS PANISTAS ANTI PATRIOTAS Y SALVAJES CON LA GENTE QUE VOTA POR ELLOS

Y COMO SON MUY POCOS LOS QUE VOTAN POR ELLOS RECURREN AL FRAUDE PARA NO PERDER PARTIDAS PRESUPUESTALES

LOS PANISTAS TIRAN EL ERARIO POR EL RETRETE

AHORA SALEN CORRIENDO DESCALZONADOS, ESTO MERECE LA CARCEL.... ES EL DINERO DEL PUEBLO POBRE.

Kikka Roja

El Blog de Alejandro Encinas: Logo Encinas HECHO EN LA IZQUIERDA (aunque no les guste a los paraestatales)

El Blog de Alejandro Encinas: Logo Encinas HECHO EN LA IZQUIERDA (aunque no les guste a los paraestatales)

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...