BUSCA, BUSCADOR

jueves, 28 de febrero de 2008

Pide Mouriño indagar lo que señaló AMLO en su contra: EL PEJE LO TIENE CONTRA LAS CUERDAS

  • AMLO: Mouriño debe aclarar si firmó convenio para su familia
Lo emplazó a aclarar públicamente si firmó o no convenios de adjudicación directa con Pemex para beneficio de su empresa familiar cuando era funcionario de la Secretaría de Energía. La Jornada On Line
Publicado: 28/02/2008 21:25
Ixtlán, Nay. Andrés Manuel López Obrador emplazó al secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, a aclarar publicamente si firmó o no convenios de adjudicación directa con Petróleos Mexicanos (Pemex) para beneficio de su empresa familiar. Al iniciar una gira por 20 municipios de Nayarit, López Obrador dijo que no hace falta que Mouriño proporcione toda la documentación a las instancias federales, como lo informó. "Lo único que tiene que aclarar es si hubo o no un conflicto de intereses, porque todos los contratos, de pura casualidad, se entregaron sin mediar una licitación", como lo ordena la ley, aclaró. El político tabasqueño afirmó en el municipio de Jala que Mouriño Terrazo hizo negocios con Pemex a favor de la empresa de su familia cuando fungía como presidente de la Comisión de Energía y luego, como asesor del entonces secretario de Energía, Felipe Calderón. Ahora, "dice Mouriño que no, que renunció a las acciones de la empresa familiar, porque se dedica a la actividad política, pero todavía busco al tonto que se lo crea", señaló al insistir en que el ahora secretario de Gobernación del “gobierno espurio” debe aclarar cuál es su relación con Pemex y la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Aseguró que Calderón y el titular de la CFE, Alfredo Elías Ayub son socios de Mouriño Terrazo y precisó que "no me voy a pelear nada más con el pelele del pelele".
  • Pide Mouriño indagar lo que señaló AMLO en su contra

Dijo que expondrá a las autoridades la información que se le requiera para que sean éstas las que emitan una opinión legal sobre si se benefició de cargos públicos.

La Jornada On Line
Publicado: 28/02/2008 14:43

Los Cabos, BCS. El secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, dijo que pondrá a disposición de las autoridades toda la información que se le requiera para que sean éstas quienes emitan una opinión legal en torno a lo expuesto por Andrés Manuel Lòpez Obrador, quien lo señaló de haberse beneficiado desde la Secretaría de Energìa de convenios con Pemex que benefician a su familia. El funcionario leyó un comunicado en el que califica de "inmorales, dolosos y mezquinos" los señalamientos en su contra pues “jamás me he beneficiado, ni he beneficiado indebidamente a nadie desde los cargos públicos que he ocupado”.

En el marco del encuentro Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte, que tiene lugar en esta ciudad, también expuso que es el principal interesado en que se aclare esa acusación dolosa y señaló que pondrá a disposición de las autoridades toda la información requerida. El responsable de la política interior dijo que resulta “mezquino” decir que se benefició económicamente de la política, cuando fue justamente por ésta que renunció a ser socio de su padre y al patrimonio producto del esfuerzo personal y familiar.

El secretario de Gobernación puntualizó que no perderá el tiempo debatiendo públicamente con sus detractores.

COMENTARIO DE UN LECTOR DE LA JORNADA A LA NOTA DE ARRIBA
Mouriño se dio cuenta de que está acorralado y quiere salirse por la tangente. Los calificativos de "inmorales, dolosos y mezquinos" dirigidos a los cargos que le hace AMLO están bien escogidos por sus abogados, porque tenía que decir algo sin incurrir en falsedad. Pero el resultado es que son irrelevantes frente al delito de que se le acusa, que es el tráfico de influencias en que incurrió. Para defenderse sobre bases reales debería decir que las acusaciones que le lanzó AMLO son "infundadas, calumniosas y mendaces". No dice esto Mouriño porque no puede. No ha desmentido la existencia de los contratos en la época en que era funcionario. Si alguien denuncia a un ladrón y aporta pruebas, de nada sirve que el bandido califique a su denunciante de "mezquino", "envidioso" o "bígamo". ¿Es "inmoral", "irrespetuoso" o "irreligioso" mostrar las pruebas de que alguien es un ladrón? En cuanto al dolo, sólo cabe hablar de él si se tiene la intención de engañar. ¿Tenía ese propósito AMLO al mostrar contratos con la firma de Mouriño mientras ocupaba cargos públicos en la misma área? ¿Lo está acusando de asesinato, secuestro o de fraude fiscal, acaso? No, de tráfico de influencias: así que no hay dolo: el blanco de la acusación corresponde al delito cometido. Por último: el tráfico de influencias de Mouriño se practicó cuando el jefe de este panista distiguido era otro panista no menos destacado: Felipe Calderón. Y esa relación laboral se mantiene hoy. ¿Está injustificado AMLO (como se le acusa) al pensar que el mismo tráfico de influencias, pero con muchísimos más ceros, está detrás de la "Reforma energética" que ahora se promueve, exactamente por los mismos personajes?
A ESTAS ALTURAS Y CON LOS EXTRANJEROS ENCIMA DE PEMEX YA NADIE LE CREE AL ESPURIO ESPAÑOL JUAN CAMILO MOURIÑO TERRAZO
VI POR TV SUS DECLARACIONES, ESTABA VESTIDO CON ROPA INFORMAL Y MUY DESPARPAJADO, SU VOZ ERA TEMBLOROSA Y MUY BAJITA
CREAN EN EL COMENTARIO DEL SEÑOR VICTOR Y ADEMÁS HAY MUCHOS MAS COMENTENRIOS, PASEN A LA
NOTA ORIGINAL


Kikka Roja

estados unidos EU y canada ya estan sobre los recursos energeticos mexicanos

Energía, de los sectores que más interesan a empresarios de EU
Roberto González Amador
Empresarios de Estados Unidos identificaron 30 proyectos para invertir en los sectores de energía, transporte y manejo de agua potable en México, áreas para las que tienen disponibles 140 mil millones de dólares, más del triple del saldo actual de la deuda externa pública, que es de 41 mil millones de dólares.

Calderón no difunde pláticas sobre comercio e inversión
México y Estados Unidos “redoblarán esfuerzos” para evitar el ingreso, por triangulación, de mercancías “piratas” provenientes de terceros países, acordaron el presidente Felipe Calderón y el secretario de Comercio estadunidense, Carlos Gutiérrez, durante una reunión privada que sostuvieron ayer en Los Pinos.En un escueto comunicado se informó que también conversaron sobre comercio e inversión, transporte terrestre de carga, propiedad intelectual y desarrollo del sector agrícola, así como de la necesidad de impulsar programas de cooperación para apoyar a los productores del campo, con miras a mejorar la infraestructura comercial y la distribución de productos.
Empresarios de EU y Canadá piden informe sobre la operación de Pemex
Fabiola Martínez (Enviada)
Los Cabos, BCS, 27 de febrero. Empresarios de Estados Unidos, México y Canadá recomendaron “acelerar” el desarrollo de los recursos energéticos de México.
Tribunal de Londres estudia el caso Exxon contra PDVSA
Afp y Notimex
Londres, 27 de febrero. El Tribunal Superior de Londres empezó este miércoles el estudio de los alegatos presentados por Petróleos de Venezuela (PDVSA) sobre la congelación de sus activos por 12 mil millones de dólares, obtenida de manera provisional por la estadunidense Exxon Mobil en enero, tras el proceso de nacionalización del petróleo venezolano.

Va la familia Hank tras los contratos multimillonarios para infraestructura
Víctor Cardoso
Con fondos por unos 10 mil millones de pesos, la familia Hank expandirá sus negocios hacia el área de infraestructura, en la que el actual gobierno federal pretende destinar de unos 270 mil millones de pesos durante el sexenio.


Kikka Roja

Mito, las brujas de la Edad Media; sólo eran mujeres con conocimientos

  • Norma Blázquez aborda en libro su aporte a la ciencia y a la transformación de las instituciones
  • Mito, las brujas de la Edad Media; sólo eran mujeres con conocimientos
  • Sabían de anatomía, botánica, sexualidad, amor y reproducción, por lo que fueron mandadas a la hoguera, dice la filósofa de la UNAM
  • Sus recetas para curar fueron interpretadas como poder del Diablo
  • El modelo muy masculino, que se consolidaba para entonces, las hizo ver como amenza
Mariana Norandi

Las brujas fueron mujeres con conocimientos específicos en alquimia, con lo que elaboraban recetas de perfumería y cosmética. Desarrollaron técnicas de destilación, extracción y sublimación. No eran personas feas ni malas, más bien fueron estereotipadas. Circe ofreciendo una copa a Ulises, de John William Waterhouse, 1891 Las brujas fueron mujeres con conocimientos específicos en alquimia, con lo que elaboraban recetas de perfumería y cosmética. Desarrollaron técnicas de destilación, extracción y sublimación. No eran personas feas ni malas, más bien fueron estereotipadas. Circe ofreciendo una copa a Ulises, de John William Waterhouse, 1891

Las brujas no eran personas malas y feas, como las ha descrito la literatura universal, sino mujeres generadoras de un conocimiento específico. En el medievo, cuando predominaba un modelo social masculino, el saber de las brujas fue considerado amenazante, por lo que fue perseguido y destruido junto con ellas en las hogueras.

En el libro El retorno de las brujas, la filósofa Norma Blázquez Graf, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), especialista en ciencia y género, explica que, aunque la población femenina no tuvo acceso a la educación superior hasta el periodo transitorio del siglo XIX al XX, siempre ha generado conocimiento. Pone de ejemplo el saber de las brujas en la Europa de los siglos XIV al XVII y lo aterriza en un mundo contemporáneo, en el que la progresiva incorporación de las mujeres a la ciencia ha modificado las estructuras de las instituciones y el proceso creativo del conocimiento. En entrevista con La Jornada, la especialista aborda el contenido de su libro y subraya la contribución de la mirada crítica e innovadora de las mujeres al quehacer científico.

Parteras, alquimistas...

–¿Quiénes eran las brujas?

–Eran parteras, alquimistas, perfumistas, nodrizas o cocineras que tenían conocimiento en campos como la anatomía, la botánica, la sexualidad, el amor o la reproducción, y que prestaban un importante servicio a la comunidad. Conocían mucho de plantas, animales y minerales, y creaban recetas para curar, lo cual fue interpretado por los grupos dominantes del medievo como un poder del Diablo.

–¿Por ese motivo fueron perseguidas y condenadas a muerte?

–Sí, pero además porque las elites eclesiásticas, políticas y económicas, que se consolidaban en aquellos tiempos, comenzaron a desarrollar un modelo social muy masculino y consideraban que el saber que las mujeres tenían, especialmente en sexualidad y reproducción, representaba una amenaza. Las brujas comenzaron a almacenar conocimiento muy importante sobre el control de la reproducción y sabían preparar diversos abortivos. Este conocimiento implicaba la posibilidad de ejercer una sexualidad más libre, lo cual ponía en riesgo la hegemonía masculina y, por ello, los hombres expropiaron su conocimiento y las aniquilaron en las hogueras. Asimismo, la mayoría de estas mujeres vivían solas, en casas en el bosque, independientes, generaban sus propios ingresos y esto provocaba mucha desconfianza.

–¿Es cierto que eran viejas y feas?

–Eso es parte del mito y de los prejuicios de aquel entonces. Había brujas bellísimas y, por otro lado, en esa época una mujer de 40 o 50 años ya era considerada vieja. Por lo tanto, esos estereotipos responden más a que eran transgresoras y no a que realmente fueran viejas y feas.

–¿Resultaría muy aventurado afirmar que las brujas fueron las primeras mujeres científicas?

–Sí, porque las mujeres han generado conocimiento desde hace mucho tiempo y porque, además, no se puede considerar científico un conocimiento hasta la institucionalización de la ciencia en el siglo XIX, cuando ya se empezó a enseñar en las universidades. Sin embargo, en ese momento las mujeres no tenían permitido estudiar en las universidades y continuaban con la tradición de ilustrarse en los conventos, en los salones de té o en sus hogares, con el padre o el esposo. Luego, de manera gradual, la mujer se fue incorporando a la educación media y superior en áreas como enseñanza, enfermería o farmacéutica. Hasta llegar a la década de los 90 del siglo pasado, en que 50 por ciento de los universitarios ya eran mujeres.

Reacomodo en el siglo XXI

–¿En qué cambia la ciencia con la incorporación de las mujeres?

–Primero cambia en número; hoy 30 por ciento de los estudiantes de ciencias son mujeres. Por eso el “retorno de las brujas”, pues todas esas mujeres que aniquilaron en la Edad Media, que conocían del aborto, de la fertilidad o de la sexualidad, se reacomodaron en el siglo XXI y hoy ocupan espacios importantes, sobre todo en las ciencias naturales y en la salud. Segundo, cambian los espacios institucionales porque antes en las universidades no había ni baños para mujeres: ahora hay presupuestos y becas para proyectos de ellas; los límites de edad para becas se han tenido que extender al tener en cuenta al ciclo reproductivo de la mujer, y se han tenido que abrir guarderías.

“Tercero, las mujeres se hicieron nuevas preguntas y rompieron con el parámetro científico masculino, en el que todo aquello que no se adaptara a dicho modelo era carente o inferior. Por ello, durante mucho tiempo se pensó que las mujeres no tenían interés por la ciencia que eran menos inteligentes o que no tenían capacidad para razonar. Con su integración a la ciencia, se ha debido tomar en cuenta la otra parte de la humanidad, lo que significó una modificaron en los puntos de partida, las metodologías, la interpretación de los resultados y las teorías para la comprensión de la realidad.

Perpectiva de género crítica

–En su libro, desde una perspectiva de género crítica, afirma que el conocimiento científico no es siempre objetivo, neutro y universal. ¿A qué obedece tal aseveración?

–Quien genera el conocimiento es una persona que tiene estereotipos y prejuicios y, por lo tanto, sus preguntas e interpretaciones científicas dependen de su género, así como de su contexto social, histórico, cultural y político.

–¿Qué lugar ocupa la intuición femenina en la generación de conocimiento de las mujeres?

–Para el conocimiento científico eso no cuenta, pero las epistemólogas feministas dicen que hay que incorporar la intuición porque sí cuenta, sobre todo en las ciencias sociales, en las que el objeto de estudio no son cuestiones materiales, sino personas.

Cualquier parecido con la de la foto es puritita pinchurrienta coincidencia

Kikka Roja

Caricaturas politicas |El trabajo sucio de nueva Izquierda | Las facturas





Kikka Roja

Musica para resistir a la bola de cyber PFPos : Die Another day

Die Another day

http://www.youtube.com/watch?v=p7lOSl6L7Oc

EL SENDERO DEL PEJE ES UN EJEMPLO DE LUCHA!
I'm gonna wake up, yes and no
I'm gonna kiss, some part of
I'm gonna keep this secret
I'm gonna close my body now

I guess I'll die another day
I guess I'll die another day
I guess I'll die another day
I guess I'll die another day
I guess I'll die another day, another day
I guess I'll die another day, another day
I guess I'll die another day, another day
I guess I'll die another day

Sigmund Freud
Analyse this
Analyse this
Analyse this, this, this….

I'm gonna break the cycle
I'm gonna shake up the system
I'm gonna destroy my ego
I'm gonna close my body now

I think I'll find another way
There's so much more to know
I guess I'll die another day
It's not my time to go

For every sin, I'll have to pay
I've come to work, I've come to play
I think I'll find another way
It's not my time to go

I'm gonna avoid the cliché
I'm gonna suspend my senses
I'm gonna delay my pleasure
I'm gonna close my body now

I guess I'll die another day
I guess I'll die another day
I guess I'll die another day
I guess I'll die another day


I think I'll find another way
There's so much more to know
I guess I'll die another day
It's not my time to go


(2x's)
I guess I'll die another day
I guess I'll die another day
I guess I'll die another day
I guess I'll die another day

Another Day
Another Day
Another Day
Another Day
Another Day
Another Day
Another Day


Kikka Roja

Federico Arreola: "LOS CHUCHOS", dos veces a la basura


de El Sendero del Peje de Victor Hernandez

Me envía Federico Arreola esta nueva carta y me pide que la publique:

Publica, por favor, esta carta en tu extraordinario blog. Si no fuera
mucha molestia, me gustaría que llevara este encabezado:

"LOS CHUCHOS", dos veces a la basura.

Estimado Víctor:

En muchas ocasiones dije, no necesariamente en broma, que si yo militara en el PRD me integraría a la corriente de "Los Chuchos". Jesús Ortega me cae bien (me cae mucho mejor que Alejandro Encinas, con quien nunca he podido cruzar más de tres palabras; cosas de la "química" entre las personas, sin duda).

Durante los días del plantón de Reforma y El Zócalo conversé casi a diario con Ortega acerca de la necesidad de cambiar tantas cosas en la izquierda mexicana. En estas charlas, de manera natural tocamos el tema de las acusaciones de "traición" que padecería aquel que se atreviera a llevarle la contra a Andrés Manuel López Obrador. Siempre he pensado que uno de los mayores vicios de la izquierda mexicana es la dependencia excesiva respecto de un líder tan fuerte como intocable. Primero, Cárdenas. Después, López Obrador. Así que me ha parecido de lo más correcto que haya en el PRD gente dispuesta a no estar de acuerdo con AMLO. Hasta ahí, aplaudo que "Los Chuchos" no opinen como El Peje.

Pero una cosa es estar en contra del dirigente del partido y otra muy distinta es actuar como golpeadores al servicio del jefe del partido contrario.

"Los Chuchos", esto es, Ruth Zavaleta, Carlos Navarrete, "EL Güero" González Garza, Jesús Ortega, Jesús Zambrano y otros, parecen de plano empleados de Felipe Calderón. Lo que no tendría nada de malo (están de libertad de venderse a quien pueda comprarlos) si no fuera por el hecho de que la chamba que Calderón les ha dado es la de golpear a los medios de comunicación, muy pocos lamentablemente, que no se creen el cuento de que AMLO es un peligro para México y de que en este país todo marcha a la perfección con los panistas en el poder.

Las críticas de Navarrete a La Jornada, a El Chamuco y a El Sendero del Peje son totalmente inaceptables. Más aún, son increíblemente estúpidas porque lo evidencian como alguien que ha dado la espalda a los principios que, se supone, ha defendido durante muchos años. Lo más grave es que Navarrete expresó esas críticas no sólo en entrevistas periodísticas. sino que lo hizo en la reunión del lunes pasado en la oficina de López Obrador, donde exigió frente a más de 10 líderes de izquierda que se censure a El Sendero, a La Jornada y a El Chamuco. Qué obsesión la de Navarrete. Me pone a pensar que en sus reuniones con funcionarios panistas y con el senador priista que evidentemente lo controla (Manlio Fabio Beltrones) ha prometido ya demasiadas veces que él se va a encargar de frenar a los medios de izquierda que "calumnian". Navarrete (como Jesús Ortega) tuvo que haber sabido que dos diputados menores del PRD te iban a denunciar ante la PGR. Pero no te preocupes, Víctor, no te van a hacer ningún daño. Todo lo contrario, te van a consolidar como uno de los principales referentes en la prensa mexicana.

Como dijo Luis Mandoki en una carta que se publicó en El Sendero del Peje, qué pena que Navarrete y los otros "Chuchos" jamás hayan exigido que cesen las calumnias, éstas sí absolutamente reales, que a diario recibe la izquierda mexicana (con excepción de "Los Chuchos", quizá porque ya son más de derecha que el PAN) en la gran mayoría de los medios de comunicación nacionales. Lo que Navarrete, Ortega, Zambrano, Zavaleta y todos esos no entienden es que les deshonra ser los "izquierdistas" favoritos de la prensa entregada a Calderón. Les dehonra pero les encanta que los comentaristas "sensatos" como Óscar Mario Beteta o Ciro Gómez Leyva o el cada vez más decepcionante Enrique Krauze los vean como la única esperanza de cambiar lo que está mal en la izquierda. Asumiendo el riesgo de verme misógino en extremo, no puedo dejar de mencionar que así son y así han sido siempre las putas.

"Los Chuchos" no se dan cuenta de que los están utilizando y que, llegado el momento, la derecha que hoy los aplaude los va a tirar a la basura. Será la segunda vez que se vayan al basurero. Porque es un hecho, y "Los Chuchos" lo saben, que ahí fue a donde los mandó, ya desde hace un buen rato, la verdadera izquierda de México.


Una razón más para apoyar al peje en el 2008.

Kikka Roja

El Correo Ilustrado: El Chamuco defiende su derecho a la crítica

El Chamuco defiende su derecho a la crítica


El Correo Ilustrado

Este domingo, al final de un mitin pacífico por la defensa del petróleo, el senador Carlos Navarrete fue abucheado e increpado por un grupo de manifestantes. Estas agresiones son inaceptables y las reprobamos enérgicamente.

Al día siguiente, los medios afines al gobierno le dieron una amplia cobertura al incidente, minimizaron el mensaje de López Obrador e iniciaron una campaña de gran escala, acusando al movimiento de violento (sólo lamentamos que las desapariciones en Oaxaca y las violaciones de Atenco nunca hayan merecido una difusión similar). En este contexto, Navarrete culpó del “clima de hostigamiento (en el PRD)” a “la prensa de izquierda” que propala “en columnas, editoriales, caricaturas” “versiones de que en su partido hay una corriente entregada al gobierno de Felipe Calderón”. Después responsabilizó a La Jornada y a El Chamuco de colocarse “al servicio de capillas partidarias o de corrientes internas”, de contribuir con “caricaturas infamantes, denigrantes”, “a la satanización de Nueva Izquierda (NI)”, a la que él pertenece y de no dar “un trato respetuoso y plural” a todas las corrientes del PRD.

Ante estas acusaciones, los colaboradores de El Chamuco aclaramos: que ejercemos con responsabilidad la libertad de imprenta, que documentamos nuestras opiniones, que no estamos –como él sí lo está– al servicio de una capilla o corriente partidaria y que, por lo que toca al respeto que demanda, le recordamos que ejercemos un arte respetuoso y crítico, y que no tenemos por qué darle un trato “plural” a las corrientes del PRD, pues nuestra opinión no es una cuota partidaria negociable.

Si Navarrete quiere hallar al culpable del descrédito de NI y sus dirigentes, nosotros le sugerimos lo busque en el historial público de NI y sus dirigentes: la aprobación de la ley indígena y su reciente actuación en las elecciones oaxaqueñas, por sólo mencionar algunas.

El argumento de que el ejercicio de la sátira y la crítica derivan en violencia ha sido utilizado a lo largo de la historia por los regímenes más autoritarios para cerrar medios incómodos. Si NI está tan preocupada porque se le percibe como una corriente calderonista, le sugerimos a Navarrete que deje de lado ese discurso lamentable y censor. La demanda penal interpuesta por dos diputados de NI contra Víctor Hernández por el contenido del blog El Sendero del Peje no hará más que darle alas a la sospecha de que Nueva Izquierda está allanando el camino para que el gobierno cierre todo espacio crítico.

Nosotros seguiremos defendiendo la libertad de expresión y el petróleo, que es ahora lo más importante. ¿O cuál es el tema, señor Navarrete?

Antonio Helguera, José Hernández, Federico Arreola, Eduardo del Río (Rius), Rafael Barajas (El Fisgón) y Patricio Ortiz (Patricio)


Kikka Roja

Respuesta a Maria Amparo Casar del Programa PRIMER PLANO 25 feb 08

AUDIO DEL PROGRAMA PRIMER PLANO DE CANAL ONCE TV 25 DE FEBRERO 2008
María Amparo Casar; Leonardo Curzio Gutiérrez; Lorenzo Meyer Cossío; y José Antonio Crespo Mendoza

http://www.divshare.com/download/3907428-493


Consulte la transcripción completa del programa dividida en 3 bloques:

[ Bloque 1 ]
[ Bloque 2 ] [ Bloque 3 ]

[ Archivo comprimido de todo el programa... ]


LORENZO MEYER COSSIO: Bueno, habíamos dicho que el tema daba para mucho. Creo que yo no estaría de acuerdo cuando dicen “están en contra de las instituciones”; están en contra de una cierta institucionalidad, de unas formas institucionales. Está bien, discutir en el Parlamento. De entrada la tienen perdida. Les gustaría mucho, a más de uno en el PAN y en el PRI que se discutiera en el Parlamento, porque ahí gana la gran alianza PRI-PAN… MARIA AMPARO CASAR: Bueno, la mayoría, no Lorenzo; gana la mayoría. LORENZO MEYER COSSIO: Muy bien, es una mayoría. Entonces para qué vas a discutir ahí. MARIA AMPARO CASAR: Pero así son todas las democracias. LORENZO MEYER COSSIO: Sí, pero cuando tú sabes que esa mayoría se construyó por las vías que de entrada tú dices fueron y las formas ilegítimas de la política. No están pensando en destruir las instituciones, pero sí esas instituciones son las que, el problema está en que si no reconocen la legitimidad, eso… MARIA AMPARO CASAR: ¿La legitimidad de la elección? LORENZO MEYER COSSIO: De la elección. MARIA AMPARO CASAR: Pero la parlamentaria la reconocieron ellos. Nunca la cuestionaron, ahí está una contradicción insalvable para ellos. LORENZO MEYER COSSIO: Insalvable y sobre todo si tenemos el PRI, el PAN y una parte del PRD, entonces la otra parte dice ya estoy perdido ahí de entrada. Se trata de salvar el petróleo, entonces si lo concentran en el Parlamento ya no salvaron nada. MARIA AMPARO CASAR: Pero en las democracias se tienen que concentrar las decisiones o bueno, no sé. LORENZO MEYER COSSIO: Es cierto y ahí está la contradicción, ahí está una de las grandes contradicciones. MARIA AMPARO CASAR: Pero si no la concentramos en el Parlamento, ¿en dónde? LORENZO MEYER COSSIO: Entonces la van a concentrar. MARIA AMPARO CASAR: No, para ellos sí, eso me queda claro, pero ¿se vale?

PARA LA SEÑORA MARIA AMPARO el pueblo vale, sólo un día cada 6 años.
-no haga el ridículo porque la están viendo todos-

Los panistas se enredaron en sus propias mentiras y lo que me tiene ahogada de risa es que fueron los chuchos, los que les bajaron los calzones en público.

A AMLO no se le desborda el pueblo, a CALDERÓN se le desbordó el pueblo. Recuerden que FECAL es ilegal e ilegítimo. Si en el congreso unen fuerzas los politicos para robar PEMEX, eso si vale, pues valiente analista que resulta.

Es la misma letanía cuando nos decían que: “ME LARGO DE MEXICO CON MI DINERO” JÁ, JÁ, eso sería lo bueno, ¡que se largaran!

Ya sabemos que los chuchos son panistas dentro del PRD, lo que sigue es que Jesús Ortega termine de sabotear al PRD
  • si anula las elecciones se quema
  • si gana las elecciones se quema
Y nunca van a soltar la ubre que los alimenta, aunque vayan por las calles achicharrados.

Jesús Ortega va a subir el precio en su factura, ¿En cuánto le va a salir a Calderón la quemazón de Ortega?
No por nada se les llama chuchos traidores

Para Maria Amparo Casar, no existe la clase social Millonaria, los oligarcas, nunca incluye en sus análisis el efecto que esa gente tiene en la clase politica.
EN ESO, ELLA NUNCA VA A PREGUNTAR SI ESO SE VALE.

NO SE VALE QUE FASTIDIEN AL PUEBLO Y LO HACEN.


Kikka Roja

Lorenzo Meyer : Lázaro Cárdenas o cuando había estadistas

Lázaro Cárdenas o cuando había estadistas

E-mail Lorenzo Meyer
AGENDA CIUDADANA
opinion@elnorte.com
lmeyer@colmex.mx

Articulos recientes del Dr. Lorenzo Meyer Cossio

“La última vez que hubo un estadista en la Presidencia de México fue hace casi setenta años. Y los resultados fueron estupendos”

¿Idealismo o Realismo bien Entendido? El setenta aniversario que hoy acapara la atención y la tensión es el de la expropiación y nacionalización de la industria petrolera. Sin embargo, ésa no es la única conmemoración que mantiene su sentido. Hace también setenta años tuvo lugar el Anschluss, es decir la anexión de una Austria en crisis por la Alemania nacional-socialista. Y resulta que el Gobierno mexicano de entonces decidió pronunciarse al respecto, cuando sólo la URSS lo hizo, y lo entonces argumentado sigue manteniendo su valor.

Un observador de la política mexicana de entonces pudo haberse preguntado: ¿qué sentido tuvo que un país tan marginal y tan lejos del teatro de los acontecimientos como México tomara partido frente a un hecho sobre el que no podía influir? ¿No hubo en eso un elemento de irrealidad e incluso de absurdo?

Tras la II Guerra Mundial, Hans J. Morgenthau, el padre de la escuela moderna del realismo en política internacional, elaboró toda su teoría bajo la siguiente y evidente premisa: los principios de la moral y del derecho internacionales, cuando no están respaldados por elementos de poder, carecen de significado, (Politics Among Nations, 7ª. Ed., Mc Graw Hill, 2006, pp. 281-316). Esta posición tiene mucho sentido cuando se trata de examinar la política de las grandes potencias. Sin embargo, es posible sostener que desde la perspectiva de los países débiles, con escasos elementos de poder militar o económico, la política de principios es realista. En efecto, en el énfasis en la legalidad y del deber ser, están unos de los pocos elementos de poder de los débiles.

El Anschluss. Vale la pena detenerse aquí para recordar lo que fue el Anschluss o la anexión de Austria por Alemania. La Gran Depresión de 1929 golpeó muy fuerte a Austria, y las divisiones políticas ya existentes se agudizaron hasta casi adquirir el tono de una guerra civil en potencia. En 1933, el canciller Engelbert Dollfuss, social cristiano, un reaccionario que optó por gobernar sin el parlamento, debió enfrentar a otra derecha mucho más dura: a los nazis austriacos. Dollfuss finalmente fue asesinado por los nazis, aunque no por ello lograran hacerse del poder. Sin embargo, y bajo amenaza de una invasión alemana, el nuevo canciller, Kurt von Schuschnigg –también de derecha- admitió a los nazis en su Gabinete. El proyecto inmediato de éstos era lograr la disolver a Austria dentro de la gran Alemania.

Fue entonces cuando las potencias responsables del equilibrio mundial fallaron, pues ni Gran Bretaña ni Francia acudieron al auxilio del Gobierno austriaco. Un Schuschnigg bajo asedio, decidió acudir directamente al pueblo vía el plebiscito, pero justo en las vísperas, uno de los políticos más realistas del siglo XX, Adolfo Hitler, decidió actuar e invadió a una Austria que no resistió. Consumados los hechos, el plebiscito dio como resultado oficial que el 99% de los austriacos aceptó el hecho consumado. Fue así como el Anschluss imaginado por unos desde el fin de la I Guerra Mundial, se consumó.

Gran Bretaña y Francia protestaron, apenas si alzaron la voz y Estados Unidos, por su parte, siguió empeñado en mantener su ausencia de un proceso que estaba acabando con el equilibrio creado por el Tratado de Versalles de 1919. En esas condiciones, para el Gobierno de México, el drama austriaco pudo no haber significado nada. Es más, México hubiera podido argumentar que no chocar con una Alemania que volvía a ir en ascenso, podía ayudar a su interés nacional que era buscar contrapesos a la influencia norteamericana. Sin embargo, Cárdenas razonó de otra forma.

Cárdenas y los Principios. En materia internacional, la Revolución Mexicana propició que personajes con poca educación formal y sin experiencia en asuntos del gran contexto mundial, pero con convicciones y voluntad política, actuaran como auténticos estadistas. Y ése fue justamente el caso de Venustiano Carranza -orientado hacia la derecha- y Lázaro Cárdenas, con una visión de izquierda. Ambos enfrentaron con decisión y efectividad a Estados Unidos y a Europa en nombre del nacionalismo mexicano. Y no obstante sus escasos elementos de poder material, ambos lograron imponer el interés nacional mexicano por sobre el de las grandes potencias extranjeras.

Entre 1913 y 1918, Carranza reafirmó los principios básicos de la política exterior defensiva. Un país en revolución, sin Estado, proclamó la igualdad jurídica de los estados, la no-intervención de un país en los asuntos internos de otro, la solución pacífica de los conflictos y su compromiso antiimperialista. Carranza sostuvo su posición negociando, posponiendo, usando de la ambigüedad, cediendo sin conceder y en un caso, en El Carrizal, usando la fuerza frente a un enemigo infinitamente superior.

Cárdenas tuvo ya la ventaja de presidir un país relativamente estable y un régimen con un partido de Estado cuyas bases sociales fueron las más amplias y movilizadas hasta entonces, pero México seguía siendo un país marginal en términos de poder material. No obstante lo anterior, el Gobierno de Cárdenas expropió los latifundios extranjeros, denunció la invasión italiana de Etiopía en 1935 y se opuso luego a las concesiones que Gran Bretaña y Francia se proponían hacer a Italia a costa de la nación africana y sostuvo que no por invadida Etiopía había perdido su asiento en la Sociedad de Naciones (SDN).

Al estallar en 1936 la guerra civil en España, y pese a la política de no-interferencia –indiferencia- de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, Cárdenas volvió a contradecir abiertamente a los poderosos. En nombre de los principios, dio la ayuda que pudo al Gobierno legítimo de la república: armas, alimentos y apoyo político y diplomático. Su posición fue clara: cuando un Gobierno legítimamente constituido es víctima de la subversión y los rebeldes aceptan el apoyo directo de otros países –Italia y Alemania-, entonces la “no-intervención” deja de ser un principio y se transforma en coartada para permitir que otros aplasten la soberanía popular.

Para Cárdenas, su decisión de coincidir en España sólo con la Unión Soviética, tuvo un costo político tanto en lo interno como en lo externo. Sin embargo, el apoyo a la República Española continuó incluso cuando la causa estuvo perdida y duró decenios, pues nunca se reconoció al régimen franquista. El oportunismo no fue una característica del cardenismo.

Una vez dado ese gran paso frente a la tragedia española, el Gobierno mexicano dio otros dos adicionales en la misma dirección, y que no por ser puramente simbólicos dejaron de ser significativos. Uno fue frente a la invasión japonesa de China –que la condenó- y otro de cara al hecho consumado en Austria.

La SND fue en ambos casos la caja de resonancia de la posición internacional mexicana. México llegó muy tarde a la organización internacional, pero una vez dentro, fue un entusiasta de la SDN y de la acción multilateral. Ahí, en Ginebra, y como lo había hecho en los tres casos anteriores, el representante de México condenó el Anschluss mediante argumentos jurídicos y morales. La posición mexicana llegó al extremo de condenar incluso al propio Gobierno austriaco derrocado porque, según Fabela, al no resistir y abdicar legalmente de su soberanía en favor de Alemania, el Gobierno disuelto incumplió con su obligación que no era otra que recabar antes la anuencia del Consejo de la SDN. En cuanto al valor del plebiscito ex post facto, México lo consideró nulo por haber sido hecho bajo coacción. El delegado mexicano concluyó entonces su alegato con una predicción que se cumpliría: por no hacer respetar los principios de la SDN en los casos de Etiopía, España, China y Austria, “el mundo caerá en una conflagración mucho más grave de la que ahora se quiere evitar”.

Apenas concluido el alegato legal y moral de México sobre Austria, Cárdenas se enfrentó directamente y sin titubeos a Estados Unidos, Gran Bretaña y Holanda al reafirmar y defender con éxito el dominio mexicano sobre su petróleo. En fin, que el presidente michoacano fue un estadista de principio a fin y que no ha tenido sucesor.

Conclusión. Cuando el México cardenista tomó partido en la arena internacional e internamente actuó contra las grandes empresas extranjeras, apostó fuerte. Nadie le pudo asegurar entonces a Cárdenas que Alemania, Italia y Japón no triunfarían ni tampoco que Washington actuaría con la mesura en la defensa de las propiedades de sus petroleros y terratenientes. Pudo haber ocurrido lo contrario. Sin embargo, y para el México cardenista, apelar a principios y actuar en consecuencia, resultó ser un realismo político estupendo.

Kikka Roja

Miguel Angel Granados Chapa : Reforma de justicia penal

Reforma de justicia penal
Plaza Pública

Quizá hoy mismo el Senado haga suya la enmienda practicada el martes por la Cámara de Diputados a la minuta que los senadores remitieron a San Lázaro el primero de febrero, que a su vez contenía modificaciones a las normas aprobadas por la Cámara en diciembre pasado. Se consumará así la porción que corresponde al Congreso federal en el proceso de reforma constitucional en materia de justicia penal, que implicó una reconstrucción vasta y en ocasiones profunda de los artículos 16 al 22 de la Constitución General de la República. Comenzará entonces la intervención de las legislaturas estatales, donde no habrá oposición al trabajo de los legisladores federales. Cuando ese tramo del proceso concluya y el Ejecutivo publique la reforma será necesario que examinemos con el mayor detenimiento posible el conjunto de enmiendas y adiciones a normas que están muy próximas a la vida de los mexicanos.

Hoy solamente me referiré a la sesión de la Cámara en que fue, inesperada y afortunadamente, suprimido el undécimo párrafo del nuevo Artículo 16, que autorizaba el ingreso policiaco a los domicilios, sin orden judicial, “cuando exista una amenaza actual o inminente a la vida o la integridad corporal de las personas”, eufemística manera de avalar la arbitrariedad policiaca, posible no sólo por ineptitud sino también por corrupción.

Desde que los diputados se ocuparon por primera vez del tema, en diciembre pasado, varios puntos fueron desaprobados por más de noventa legisladores, que votaron en contra. Su posición fue tenida en cuenta por senadores que modificaron la minuta enviada desde San Lázaro, aunque su respuesta no alcanzó a satisfacer a los diputados objetores, que demandaron introducir nuevos cambios, especialmente en cuanto al allanamiento policial y el arraigo. Pero había una suerte de compromiso de aprobar la minuta como llegó de Xicoténcatl, y así lo determinó el dictamen de las comisiones el 19 de febrero. Ni una coma sería alterada.

Pero al acercarse el día de la votación creció una preocupación en las bancadas del PAN y del PRI. Por tratarse de una reforma constitucional se requerían dos tercios de los miembros presentes, es decir 332 de los quinientos integrantes de la Cámara. Si bien dos meses atrás se habían reunido 366 votos, se habían multiplicado las voces, sobre todo en la fracción priista, que expresaban dudas sobre lo antes aprobado y aun la confesión de un error que podía ser enmendado. Los diputados que así se manifestaban eran sensibles no sólo a los alegatos de sus compañeros del PRD, el PT y Convergencia, sino a las objeciones que nacían desde la militancia política (el Frente Nacional contra la Represión) hasta la convicción académica. Un amplio número de expertos, en efecto, se había mostrado contrario a las modificaciones impugnadas en San Lázaro, sin que ello implicara identificación alguna con las posiciones del Frente Amplio Progresista.

Se generó el temor, por lo tanto, de que esta vez la votación no alcanzara el porcentaje constitucional y fracasara la reforma. Por ello los impulsores de la misma –señaladamente el priista mexiquense César Camacho Quiroz— practicaron una retirada parcial, para no perder lo más por lo menos. Sin dejar que trasluciera su aprehensión por el quórum presentaron su nueva posición bajo la forma de la prudencia política, la atención al reclamo de los ciudadanos (que ya se había manifestado antes de diciembre sin que entonces causara mella en su ánimo). Y de ese modo consiguieron el apoyo de los renuentes, en una especie de canje no pactado, en que se aprobaron las más de las enmiendas objetadas a cambio de cancelar una sola, la más llamativa, la que más directamente ponía en riesgo a la sociedad.

El panista zacatecano Felipe Borrego Estrada, que presidió en su tierra el Tribunal superior de justicia y goza de merecida reputación (al punto de ser considerado posible ministro de la Suprema Corte), fue el encargado de dar al pleno la buena noticia que significó eliminar las líneas que autorizaban el allanamiento. De paso ponderó las bondades de la reforma, que las contiene sin duda, como los juicios orales, a los que llamó “una nueva forma de hacer justicia”, en que los procesos tienen “publicidad, inmediatez, igualdad de las partes, presunción de inocencia, defensa profesional, reconocimiento a los derechos de las víctimas, concentración, medios alternativos de solución”.

(A ese propósito, deseoso de hacerse grato a los oídos de sus oyentes, los miembros de la Cámara americana de comercio en cuyo seno se hallaba cuando tuvo noticia de la aprobación de la reforma en San Lázaro, el presidente Felipe Calderón dijo que los juicios orales que hora se instauran serán como los norteamericanos. Lejos de ello, pues la característica definitoria del procedimiento penal en Estados Unidos no es su oralidad, sino la institución de los jurados, mientras que en México seguirán actuando jueces profesionales).

Sin dejar de señalar otras enmiendas que debieron hacerse, que condujeran por lo menos a la eliminación del arraigo (una nueva forma de prisión preventiva que puede privar de su libertad hasta por ochenta días a una persona a la que se quiere acusar, pero no se sabe si merece ser acusada), los impugnadores que ya daban por perdida su causa se dieron por bien servidos y lo mostraron al votar: 462, de todos los partidos, aprobaron la minuta senatorial enmendada, mientras que sólo seis diputados votaron en contra y dos se abstuvieron.



Kikka Roja

Sergio Aguayo Quezada : Maleducados

Maleducados

El presidente Felipe Calderón aseguró el jueves 21 que ese día marcaría un “antes y un después en la vida de la Educación Media Superior”. Pese a la trascendencia del tema no hubo “¡oooohs!” cortesanos o “buuuus” criticones; sus palabras se perdieron en un espeso silencio. ¿Por qué?

El presidente fue desdeñado porque lo que anunció es una minucia en el pantano de la pésima calidad educativa mexicana. Por dinero no queda. Si tomamos el porcentaje del Producto Interno Bruto dedicado a la educación gastamos más que Canadá, Corea y China. Los resultados son lamentables porque evaluación tras evaluación aparecemos lejos, muy lejos, de ésos y otros países. Parecieran recursos invertidos para seguir siendo un país segundón. Felipe Calderón también fue ignorado en su discurso hipocritón porque, después de todo, es uno de los corresponsables del desastre. El otro protagonista es un sindicato al cual nadie disputa su capacidad para apropiarse cargos públicos, ordeñar presupuestos y negarse a ser evaluados o a tomar medidas que mejoren la calidad. En lugar de halagos por lo que hace el Gobierno Federal cosecha condenas por su impulso a doblar la cerviz frente al sindicato magisterial. Lo hacen por el temor que despierta su capacidad de movilización social y porque de él esperan colaboración en la cosecha de votos. Las palabras presidenciales tampoco repercutieron porque la sociedad mexicana concede poquísima importancia a la calidad de la educación. Tomo, a manera de ejemplo, dos encuestas de 2007. En la primera publicada por Mitofsky en mayo la educación no aparece como uno de los problemas más importantes que enfrenta México. La segunda fue difundida en agosto por Ipsos-Bimsa y muestra que sólo el cuatro por ciento de la población incluía la falta de educación en la liga de los grandes problemas (era ampliamente superada por la inseguridad y la corrupción).

Mexicanos Primero es uno de los pocos organismos civiles interesados en la calidad de la educación. Su presidente, David Calderón Martín del Campo, mencionó en entrevista telefónica una explicación bastante lógica sobre el desinterés de las mayorías. Es ampliamente conocida la pésima calidad de la educación, pero los padres exigen poco porque la mayoría tiene menor escolaridad formal que la que están recibiendo los hijos. No esperan más porque carecen de referentes con los cuales contrastar y porque los medios electrónicos no se distinguen por la promoción del conocimiento. Una consecuencia casi natural es una gran escasez de organismos civiles dedicados a presionar para incidir en la calidad educativa. La situación empeora porque los partidos políticos tampoco se preocupan demasiado por lo que sucede en este terreno. La pasividad de algunos se debe a complicidades con, o miedos al, poderoso sindicato magisterial; otros están demasiado ocupados en temas políticamente más redituables. Pese a ello, empieza a crecer muy lentamente el interés. El Grupo Reforma es uno de los pocos medios que han tomado a la calidad educativa como prioridad y de manera constante difunde información. En este caso lo notable es el escaso interés de los editorialistas del grupo (en el último trimestre sólo se ha publicado una docena de columnas de opinión al respecto).

En este panorama Felipe Calderón, Josefina Vázquez Mota o Elba Esther Gordillo tienen un enorme margen de maniobra. Pueden decir o hacer lo que quieran con la educación mexicana sabiendo que los costos políticos serán menores. Tomemos el discurso que pronunciara el pasado 21 de febrero. Quien se lo escribió utilizó incorrectamente las mayúsculas al escribir de “Educación Media Superior”… y nadie hizo la corrección cuando subieron a la página de Los Pinos. En otro registro el presidente hizo afirmaciones que no se sostienen. Aseguró que “por primera vez en nuestra historia estamos sometiendo a Concurso de Oposición el nombramiento de los más de 900 directores de escuelas de Bachillerato federales. Para fortalecer la evaluación del desempeño académico de los jóvenes y saber dónde estamos, en abril aplicaremos la Prueba ENLACE en los planteles de Educación Media Superior”. Con todo respeto, pero esos propósitos no justifican la afirmación de que ese día se vivía un “antes y un después en la vida de la Educación Media Superior”.

¿Qué hacer para salir de ese círculo maligno de intereses creados, mediocridad y pasividad? De entrada, utilizar la extraordinaria cantidad de información disponible. Nunca antes la habíamos tenido y eso permite medir con precisión avances y retrocesos. Si se utiliza bien esa palanca tal vez podríamos en un plazo razonable incluir a la calidad de la educación en la agenda de las prioridades nacionales. Una comparación ilustra el razonamiento. Durante décadas se consideró que el fraude electoral estaba tan troquelado en los genes de la mexicanidad que era casi imposible pensar en contenerlo. El fatalismo se modificó en los años ochenta y noventa cuando entró en la agenda de las preocupaciones nacionales donde todavía disfruta de una robusta existencia. El sentido de urgencia fue compartido por funcionarios e intelectuales, por partidos, medios de comunicación y organismos ciudadanos. Un ingrediente que lo hizo posible fue sacar a las elecciones de la lógica en disputa por el poder para ponerlas como parte de los derechos básicos. Hablar de “elecciones limpias y confiables” dejó de ser un concepto distante porque se le relacionó con la vida diaria.

La calidad de la educación tiene los ingredientes para convertirse en un punto de confluencia de diferentes corrientes e ideologías. Requiere, eso sí, de un esfuerzo intelectual para establecer las asociaciones que demuestren las relaciones tan estrechas que hay entre la calidad de la educación y múltiples aspectos de la vida diaria; las elecciones confiables por ejemplo. Según Fernando Ojesto las irregularidades detectadas durante la jornada electoral de 2006 tienen un responsable principal: “si alguien está bajo sospecha es la calidad cultural del pueblo de México, con lo doloroso que es esto. No sabe leer, no sabe escribir y menos sumar… los errores que encontramos fueron por eso” (La Jornada, 21 de Junio de 2006).

Si ese punto de vista fue tan minimizado como las grandilocuentes promesas del presidente Felipe Calderón porque hemos sido incapaces de darle a la educación el lugar que se merece. Somos unos maleducados.

Comentarios: e-mail: saguayo@colmex.mx

Kikka Roja

Jose Antonio Crespo : Camaleonismo energético

Horizonte político
José A. Crespo
Camaleonismo energético

En torno al debate sobre la eventual reforma de Pemex, me parece conveniente tomar ejemplo de las empresas petroleras de Brasil o Noruega, las que, siendo también paraestatales, a veces compiten con el capital privado y otras se asocian con él para la realización de ciertos proyectos concretos y compartir riesgos. En esos países y en algunos más la empresa petrolera nacional se rige bajo un esquema “estatal dominante”, más flexible que nuestro modelo “estatal monopólico”, que ha resultado sumamente ineficiente y no debería continuar así. Los modelos brasileño o noruego me parecen, pues, adecuados para mantener equilibrio entre inversión pública y privada, aun extranjera. Algo no muy distinto a lo que el general Lázaro Cárdenas decretó en 1938. No sé cuántos legisladores de qué partidos estén pensando en ello, pues no son nada claros al respecto. El PRD ha decidido no presentar una iniciativa propia, pues teme que se le agreguen y quiten elementos con los que no concuerde, para después decir que es la propuesta del PRD y legitimar de esa manera la reforma, presentándola incluso como de “consenso”. Y el PRI busca dejar al gobierno el costo de presentar cualquier iniciativa de reforma petrolera. El PAN y el gobierno parecen estar esperando a que pasen los momentos álgidos de la elección interna del PRD y el 70 aniversario de la nacionalización petrolera, antes de presentar alguna propuesta concreta.

Al respecto, en la colaboración del viernes pasado, afirmaba yo que las posiciones del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas en torno a la reforma de Pemex eran, hasta no hace mucho, semejantes a las que hoy sostiene Andrés López Obrador. Recibí el comentario de varios lectores y conocidos en el sentido de que no es así, que Cárdenas hace tiempo mantiene posiciones más flexibles que las de López Obrador en materia energética. El ingeniero señaló, el jueves pasado, en San Lázaro, que el debate no debe quedar enmarcado entre sus extremos: privatización absoluta o estatización completa. Que bajo esa polarización se vicia el debate y se pierde objetividad para tomar las decisiones más convenientes al país. Coincido con ello. Igualmente ha dicho Cárdenas que López Obrador rechaza una privatización que nadie ha propuesto como tal. También de acuerdo. Pero es algo no muy distinto a lo que él mismo decía durante su campaña presidencial en el año 2000. Como hoy el Peje, el ingeniero empezó a pelear contra el fantasma de la privatización que Fox no proponía, al menos no en esos términos (por cierto, también Francisco Labastida acusaba a Fox de querer privatizar Pemex).

Es cierto que Fox hacía declaraciones contradictorias y ambiguas, lo que alimentaba la suspicacia. Decía el ranchero, con pragmatismo electoral: “Pemex y la Virgen de Guadalupe sabemos lo que significan; son símbolos para los mexicanos que se deben manejar con cuidado. Pedirle a un candidato que acepte privatizar Pemex, es evitar que llegue a la Presidencia”. Pero dejaba la puerta entreabierta: “Quiero ser Presidente, así que Pemex se queda con más de lo mismo... por el momento” (19/III/2000). Y más tarde: “Jamás, jamás, privatizaré esta paraestatal. Es la riqueza de todos los mexicanos y jamás debemos perderla… No soy un privatizador, salvo que lo decida el pueblo a través de un referéndum o un plebiscito” (25/III/2000). Incluso recurría a la burla como recurso evasivo: “¿Qué Pémex quieren que vendamos, si ya no nos dejaron nada?” (29/III/2000). Prometía, en cambio, sacar a los políticos corruptos de la paraestatal (por lo cual, nombró como director a un honesto funcionario, Ramón Muñoz Leos, mientras el PAN colaboraba con el PRI para proteger en el Congreso tanto a Ricardo Aldana como a Carlos Romero Deschamps, aprovechando el fuero legislativo de esos líderes petroleros). No hizo, entonces, gran cosa Fox para terminar con la corrupción en la empresa petrolera, como lo ofreció.

Por su parte, Cárdenas replicaba con un discurso que, insisto, se asemeja mucho al de López Obrador hoy en día: “En el caso de que el PRI o el PAN triunfen en las elecciones del 2 de julio, se corre el riesgo de que la industria petrolera se privatice y vuelva a manos extranjeras, como antes de la expropiación de 1938” (13/III/2000). Y en la conmemoración de la nacionalización petrolera, en 2000, exclamó: “Que se oiga recio: el petróleo es nuestro, México es nuestro, nuestro porvenir es nuestro, no los entreguemos a los corruptos e incapaces, a los que sólo han sido y quieren seguir siendo mozos de estribo de grandes consorcios extranjeros… Intereses geopolíticos, igualmente poderosos, quieren convertir las reservas petroleras mexicanas en reserva estratégica de una nación extranjera… Los candidatos presidenciales del PRI y del PAN están decididos a apoyar en el próximo Congreso las privatizaciones de Pemex y de la Comisión Federal de Electricidad” (19/III/2000). Incluso, en más de una ocasión llegó también a acusar de traición a la patria a quienes pensaban distinto que él en torno a este tema: “Este 2 de julio pondremos fin a los gobiernos entreguistas, a los gobernantes que traicionan sus compromisos con la patria” (13/III/2000). Su actual moderación, que contrasta con su radicalismo de hace ocho años, a saber a qué responda.

También es cierto que, no hace tanto, López Obrador hablaba de explorar la complementación de la inversión pública y la privada en el sector energético, dentro del marco constitucional: “Tampoco deberíamos descartar que inversionistas nacionales… participen en la expansión y modernización del sector energético… siempre y cuando lo permitan las normas constitucionales” (Un proyecto alternativo de nación, 2004). Es que los políticos, ya lo sabemos, modifican su discurso según las circunstancias lo recomiendan.



Kikka Roja

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...