BUSCA, BUSCADOR

martes, 18 de marzo de 2008

AUDIO: 18 marzo 08: discursos: AMLO, Leonel Cota, Claudia Sheinbaum

AUDIOS RADIOAMLO.TV
LEONEL COTA MONTAÑO

divshare.com/download/4058019

CLAUDIA SHEINBAUM

divshare.com/download/4058018

ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR

divshare.com/download/4058017


VIDEO: Discurso del presidente legítimo de México, Andrés Manuel López Obrador, durante la ceremonia conmemorativa por el LXX aniversario de la Expropiación Petrolera, realizada en la Plaza de la Constitución

A las cinco de la tarde del próximo martes, convoca López Obrador a una asamblea informativa en el Zócalo capitalino

México, Distrito Federal Martes 18 de marzo de 2008

* Discurso del presidente legítimo de México, Andrés Manuel López Obrador, durante la ceremonia conmemorativa por el LXX aniversario de la Expropiación Petrolera, realizada en la Plaza de la Constitución

Amigas y amigos:

Agradezco a todos, a todas ustedes, ustedes su participación en esta importante asamblea ciudadana.
Agradezco de manera especial a Marcelo Ebrard, por estar aquí, con nosotros.
Aquí estamos de nuevo, mujeres, hombres, adultos mayores, jóvenes, niñas y niños de todas las clases sociales y de todas las regiones del país.

Como ustedes saben, a partir del fraude electoral nos propusimos la transformación de la vida pública de México. Desde entonces, hemos venido reiterando que los cambios que requiere el país no vendrán de arriba, de los potentados y usurpadores, sino de un movimiento popular, amplio, plural, organizado y capaz de abolir el régimen imperante de opresión, corrupción y privilegios; un movimiento que haga posible instaurar una nueva República, con una nueva economía, una nueva forma de hacer política y una nueva convivencia social más humana y más igualitaria. En pocas palabras, tenemos la convicción de que sólo el pueblo puede salvar al pueblo, que sólo el pueblo puede salvar a la Nación. Y hoy, con esta idea por delante, estamos enfrentando el más grande de todos los desafíos que nos haya tocado vivir.

Hoy, precisamente, que conmemoramos el 70 aniversario de la Expropiación Petrolera, como paradoja de la historia, llamamos a defender con inteligencia, valor y patriotismo, esta gran conquista del pueblo de México. Ante la amenaza de privatizar la industria petrolera y abrirle la puerta de nuevo a las compañías extranjeras, hemos tomado la decisión, indeclinable, de impedir, con la organización y la movilización del pueblo, la consumación de esta desastrosa felonía.

¿Cuáles son nuestros argumentos para oponernos a la privatización de la industria petrolera?
Tenemos razones fundamentales para rechazar la llamada reforma energética, lo explico:

La primera razón es la defensa de nuestra soberanía nacional. Como sabemos, durante el porfiriato se otorgaron concesiones a compañías extranjeras para explotar el petróleo en nuestro territorio. Estas compañías no sólo dominaban en este ramo de la economía, sino que eran dueñas de grandes extensiones de tierras en donde se imponían de manera absoluta cometiendo graves abusos e injusticias. Uno de los logros más importantes de la Revolución Mexicana, fue que en el artículo 27 de la Constitución se estableció el principio de que a la nación le corresponde “el dominio directo de todos los recursos naturales”. Y tratándose del petróleo se definió que “no se otorgarán concesiones ni contratos… y la nación llevará a cabo la explotación… en los términos que señale la ley reglamentaria respectiva”.

A pesar de este ordenamiento constitucional, las presiones y amenazas de los gobiernos extranjeros impidieron, por más de veinte años, que se expidiera la ley reglamentaria del artículo 27. No pudo Carranza, no pudo Obregón, no pudo Calles. Inclusive, este último presidente, después de haber promulgado, en 1925, la Ley Petrolera que reglamentaba el artículo 27 Constitucional, tuvo que retractarse ante la evidencia de un plan de intervención militar de Estados Unidos para crear la República del Golfo de México. De modo que no fue nada sencillo hacer valer el dominio de nuestra nación sobre el petróleo. Para lograrlo se entrelazaron tres condiciones inmejorables: tuvimos la fortuna de contar con un Presidente popular, con sensibilidad política y, sobre todo, patriota, el General Lázaro Cárdenas del Río. Desde entonces no hemos tenido a un hombre público de esas dimensiones.

También fue decisivo que en Estados Unidos gobernaba el presidente Franklin Delano Roosevelt, uno de los más grandes políticos del mundo, en el siglo XX. Durante su Presidencia, aplicó una política de buena vecindad con los países del continente americano. En ese entonces se reconoció la soberanía de Cuba y Panamá y ordenó la retirada militar estadounidense de Nicaragua y de Haití. La autenticidad de su política de buena vecindad tuvo su mejor ejemplo en el respeto a la soberanía de nuestro país. En los días posteriores a la expropiación petrolera, en una carta el General Cárdenas lo reconoce así. Citó textualmente: Mi gobierno considera que la actitud asumida por los Estados Unidos de Norteamérica, en el caso de la expropiación de las compañías petroleras, viene a afirmar una vez más, la soberanía de los pueblos de este continente, que con tanto empeño ha venido sosteniendo el estadista del país más poderoso de América, el excelentísimo señor Presidente Roosevelt. Desde luego que también influyó el hecho que el 12 de marzo de 1938, unos días antes del Decreto Expropiatorio, Hitler invadía con sus tropas Austria, y la Segunda Guerra Mundial había estallado. Esta circunstancia político militar, hizo entender al gobierno norteamericano que era preferible la vía de la negociación y contar con un gobierno antifascista en su frontera sur, que el uso de la fuerza contra nuestro país.

Así fue como se llevó a cabo la expropiación de 17 compañías extranjeras que se negaban a respetar el laudo a favor de los trabajadores y se hizo valer la soberanía nacional. Con esta histórica decisión política se alejó el riesgo de la subordinación del poder público a empresas particulares extranjeras. Desde entonces, quedó de manifiesto que no se puede permitir que ningún interés económico o entidad superior extranjera esté por encima del Estado mexicano. Y en esto radica el riesgo actual de volver a abrir la puerta a las compañías extranjeras, las cuales, como sabemos, se llegan a constituir en poderes reales que con la fuerza de sus gobiernos, tienden a subordinar los intereses del pueblo y de la nación.

Es cosa de pensar que si perdemos la soberanía, como sueñan los entreguistas, será muy difícil, por razones geopolíticas, recuperar el dominio de la nación sobre nuestros recursos energéticos.

¿Cuánto faltaría entonces para dejar de ser un país y convertirnos en colonia? ¿A caso queremos que los gobernantes sean una burocracia al servicio de los intereses externos? ¿Cómo representarían, con dignidad, estos empleados al pueblo de México? La segunda razón por la que no aceptamos la privatización del petróleo, es que sería una violación infame a nuestra Constitución Política. Como es sabido, la intención de las cúpulas del PRI y del PAN es llevar a cabo la privatización del petróleo, mediante la reforma a la Ley Reglamentaria del artículo 27, para permitir la celebración de los llamados contratos riesgo, contratos de servicios múltiples y la asociación con empresas extranjeras. Todo lo cual es rotundamente inconstitucional.

Cuando Don Jesús Reyes Heroles fue director de Pemex, en 1969 ó 1970, y esto lo debería de saber su hijo, actual director de ese organismo público, Don Jesús eliminó los llamados contratos riesgo que, como él mismo decía, lo cito textualmente: “contratos riesgo, para Petróleos Mexicanos, y de seguridad y beneficio para los extranjeros”. La tercera razón es que detrás de la privatización está el interés de un grupo para hacer negocios privados al amparo del poder público. En este caso específico, privatización es corrupción. El 24 de febrero di a conocer cómo Juan Camilo Mouriño, actual secretario de Gobernación del gobierno usurpador, firmó contratos siendo funcionario público del sector energético, en beneficio de sus empresas familiares.

Ante ello, este improvisado funcionario en asuntos de gobierno, que no de negocios, ha confesado que en efecto suscribió los contratos en cuestión, aunque de manera cínica alega que fueron éticos y legales. Lo cierto es que este funcionario armó toda una red de complicidades con personajes que ocupan puestos claves al interior de Pemex y en otras entidades del gobierno federal. Pero lo más grave de todo es la identidad de quien propicia este tipo de negocios turbios: el señor Felipe Calderón. Él es el principal promotor de las relaciones con las empresas extranjeras vinculadas al sector energético. Aquí quiero recordar que el primer contrato de servicios múltiples que se otorgó, violando la Constitución, a una empresa extranjera, se suscribió cuando Felipe Calderón era Secretario de Energía y presidente del Consejo de Administración de Pemex.

Así, el día 14 de noviembre de 2003, sin que haya participado en la licitación ninguna otra empresa, se entregó a Repsol de España, un contrato por 2 mil 437 millones de dólares, para explotar yacimientos de gas en la Cuenca de Burgos. Contrato que, por cierto, se encuentra en litigio en los tribunales, por inconstitucionalidad.

Pero no sólo eso. A esta misma empresa Repsol de España, el gobierno usurpador, el año pasado, le entregó otro contrato, también sin que se presentara otra oferta, para la compra de gas por 15 mil millones de dólares. Es evidente que detrás de la pretensión de privatizar a Pemex, está la codicia de las minorías rapaces y de funcionarios corruptos. Esto no debe extrañarnos. Así ha sido la historia de la derecha. No olvidemos que durante el porfiriato, funcionarios del régimen, eran socios menores y fungían como consejeros de las compañías petroleras extranjeras. Por ejemplo, Enrique Creel, ministro de Relaciones Exteriores era consejero de la compañía petrolera “El Águila”, lo mismo que Porfirio Díaz, hijo. En tanto que el suegro y la esposa del dictador, eran accionistas de esta misma compañía. Es más: el dueño de El Águila le regaló acciones al presidente Díaz, quien años más tarde las vendería en París, durante su destierro. En vez de la privatización para seguir haciendo negocios privados en el sector energético, lo que realmente hace falta es combatir la corrupción, empezando por hacer una auditoría, en la cual, entre otras cosas, se aclare puntualmente la relación que existe de Felipe Calderón, Mouriño, César Nava, Elías Ayub y Dionisio Pérez Jácome, hijo, con empresas extranjeras.

Es indignante que cuando en realidad lo que quieren es montarse en el negocio del petróleo, estén tratando de manipular a la opinión pública con campañas publicitarias, llenas de mentiras, como la del famoso “tesoro escondido en las aguas profundas del Golfo de México”. Las reservas más grandes de petróleo no están en las aguas profundas, sino en tierra y en aguas someras del Golfo de México. Usan el pretexto de las aguas profundas, junto con la vacilada del “efecto popote”, para tratar de justificar la pretendida reforma a las leyes y permitir la asociación con empresas extranjeras. Aquí reitero que es falso que falte dinero o tecnología para modernizar a la industria petrolera. Debe saberse que Pemex, a pesar de la corrupción y del mal manejo, es la empresa más rentable del país (extraer un barril de petróleo nos cuesta 4 dólares y se está vendiendo hoy en 93.55 dólares).

Si realmente quieren fortalecer a Pemex, no hace falta modificar el marco legal, es cosa de reducir el gasto burocrático y terminar con los privilegios de los altos funcionarios públicos, para destinarle más recursos económicos; o cuando menos, entregarle los excedentes que se obtienen por los altos precios del petróleo, que este año serán de 200 mil millones de pesos, lo cual significaría aumentar al doble la inversión actual de este organismo sin endeudamiento de ninguna índole. En cuanto a la tecnología es mentira que, irremediablemente, tengamos que asociarnos con empresas extranjeras y no se pueda contratar. Inclusive, Pemex ya ha firmado tres contratos para perforar en tirantes de agua de más de 3 mil metros. Además hay trabajadores, técnicos, geólogos e ingenieros petroleros mexicanos con mucha experiencia.

Recordemos que, apenas había transcurrido un año de la expropiación, cuando, a pesar de la sentencia de los dueños de las compañías extranjeras de que no podríamos sin su tecnología, los trabajadores mexicanos sacaron a flote a la industria petrolera.

Ya para entonces el General Cárdenas informaba que “la vinculación sincera de los obreros con el porvenir de la industria, llega al punto en que ellos han concedido en postergar la aplicación del laudo, mientras dura el boicot organizado por las compañías e invertir una parte importante de sus ahorros en la misma industria”. “En la actualidad -decía el General- la industria petrolera no requiere fuertes inversiones; la experiencia ha convencido al gobierno de que a pesar de las dificultades para vender al precio del mercado, los ingresos por ventas realizadas le han permitido llevar adelante un programa de perforaciones, construcción de oleoductos, modernización y ampliación de refinerías, cuyos resultados se advierten en el incremento cada vez más sensible de la producción y permiten asegurar que el programa mencionado puede desenvolverse con los recursos propios del Estado”.

Sólo los políticos y tecnócratas corruptos, acomplejados y vende patrias, pueden argumentar que hoy Pemex no puede y que su entrega al sector privado y extranjero es la única salvación.

Otra razón fundamental para impedir la privatización de la industria petrolera, es que nos quedaríamos sin la posibilidad de desarrollar al país, en beneficio de la mayoría de los mexicanos. Como lo hemos dicho en otras ocasiones, con el petróleo podemos industrializar a México, crear empleos, abaratar los precios del gas, la gasolina y la electricidad, fortalecer nuestro mercado interno y garantizar el bienestar de la población. Si se privatiza el petróleo o se comparte la renta petrolera con empresas extranjeras, no tendríamos realmente cómo sacar adelante al país, se cancelaría el futuro para millones de mexicanos, se estaría condenando al pueblo sólo a sobrevivir, a seguir padeciendo por desempleo y continuaría creciendo, cada vez más, la migración a los Estados Unidos.

Y por último, nos oponemos a la privatización porque queremos vivir en paz y sabemos que la paz es fruto de la justicia.

Que se oiga bien, lo digo con absoluta responsabilidad: si se entrega la renta petrolera a particulares, nacionales y extranjeros, no habrá forma de mejorar las condiciones de vida y de trabajo del pueblo y se estaría cancelando la posibilidad de transformar a México por la vía pacífica. El despojo del petróleo dejaría latente el riesgo de una confrontación violenta, lo cual nos puede llevar a más sufrimiento, inestabilidad política y social, al predominio del uso de la fuerza y no necesariamente a la emancipación del pueblo. Recordemos que desde la Expropiación, en 1938, hasta nuestros días, el petróleo ha sido un instrumento de paz y de estabilidad política, precisamente porque ha estado en manos de la nación.

Por eso es preferible actuar ahora y no permitir que la derecha termine por desestabilizar al país. Lo repito: son ellos los más tenaces violadores de la Constitución y las leyes. Nosotros no queremos la violencia. Nosotros vamos a transformar a México por la vía pacífica. Nosotros vamos a seguir actuando de manera responsable, pero con firmeza y patriotismo.

Amigas y amigos:

Sería gravísimo el permitir la privatización del petróleo. Dejaríamos de ser un país libre y soberano; se rompería el orden constitucional; se elevaría a rango supremo la corrupción; nos quedaríamos sin la posibilidad de transitar por un camino propio con un modelo de desarrollo, que concilie el crecimiento con el bienestar, y el despojo del petróleo sería una fuente constante de fricciones, desacuerdos y conflictos.

El General Lázaro Cárdenas, ese presidente gigantesco, el 5 de febrero de 1939, unos meses después de la expropiación, escribió en sus Apuntes: “La presencia de las compañías petroleras en México ha hecho mucho daño al país, la serie de crímenes y asesinatos dirigidos por los directivos de las empresas para asegurar sus instalaciones, su actitud altanera frente a las autoridades del país y su provocación constante para crear conflictos en el interior y en el exterior, son dolorosa experiencia de la nación mexicana, que ha pagado muy cara por su vieja política de ‘facilitar la inversión de capitales extranjeros para el desarrollo del país’”. Y agregaba que: “ni presión económica, ni el anuncio de la presencia de escuadras extranjeras en aguas mexicanas, haría tanto daño a la vida política de México, como el que se causaría con la devolución pacífica de los yacimientos petroleros a las compañías expropiadas. Retroceder o perder lo ganado sería una traición a la patria”.

Amigas y amigos:

Por todas estas razones, hemos tomado la decisión de llevar a cabo un plan de resistencia civil pacífica, en caso de que las cúpulas del PRI y del PAN, decidan cometer esta traición a la patria.

Ya hemos avanzado en la organización. Están presentes –y los saludamos con mucho afecto-- los integrantes de los 32 Comités Estatales para la defensa del petróleo. También saludamos a quienes se han integrado a las brigadas para la defensa del petróleo. La movilización --como aquí lo dijo nuestra compañera Claudia-- comenzará cuando se presente la iniciativa de reforma a las leyes para privatizar el petróleo, ya sea en la Cámara de Diputados o en la de Senadores. Nuestros legisladores están también organizados, atentos y dispuestos a llevar a cabo acciones al interior de los recintos del Poder Legislativo. Todos debemos estar muy alertas para actuar de inmediato. Tenemos la información –como aquí se ha dicho-- de que pretenden presentar dicha iniciativa el 25 de marzo, el martes próximo. Por eso yo también les convoco a que ese día celebremos, a las 5 de la tarde, una nueva asamblea informativa, en esta plaza pública.

Con toda sinceridad, con todo el sentimiento, les digo que todos debemos de participar. Esto es lo más valioso, pero también lo mejor que tenemos, el apoyo de ustedes. Como decía el presidente Juárez: Con el pueblo todo, sin el pueblo nada. Estoy consciente, sé que no es fácil para ustedes el que volvamos a reunirnos dentro de ocho días, pero vale la pena el sacrificio, el esfuerzo. Además, tenemos que estar bien organizados, comunicándonos y muchas veces no hay la manera de hacerlo con facilidad, se nos dificulta la comunicación. Ya estamos aquí, tomemos ya la decisión de regresar el martes próximo a las cinco de la tarde. Por eso, repito ahora que estamos juntos. Les pregunto, sé que van ustedes a responder, habiendo pensado primero, si estamos dispuestos a volvernos a congregar aquí el martes 25, a las cinco de la tarde:

(La asamblea responde sí)

Y si estamos decididos a participar en todas las movilizaciones que sean necesarias, hasta conjurar la amenaza de privatización de la industria petrolera:

(La asamblea responde sí)

Repito, levanten la mano van a estar aquí el martes próximo.

(La gente levanta la mano)

Les pido también que empecemos la comunicación, que invitemos a más gente, que se haga conciencia de que esta lucha va más allá de nosotros, es de todo el pueblo de México y para todo el pueblo de México. Aunque como decía José Martí, hay hombres, y yo agregaría mujeres, que resumen en sí el decoro de muchos hombres. Esta lucha es de esta generación, por nuestros hijos y por las generaciones futuras.

El día de mañana no nos reclamen nuestros hijos que no supimos estar a la altura de las circunstancias. Que no nos digan que nos cruzamos de brazos cuando teníamos que estar de pié, defendiendo a la nación. No podemos entregar a las nuevas generaciones un país destruido. México y su pueblo merecen un mejor destino. Pongo el énfasis en que todas las acciones en contra de la privatización del petróleo se harán en el marco de la resistencia civil pacífica. Llamo a que nos organicemos bien. Que todas y todos ayudemos en la organización, esa es una palabra clave. Todos debemos ayudar a evitar la provocación y la violencia. Todos vamos a ayudar a evitar la provocación y la violencia. Lo que vamos a hacer para quienes actúen con extremismo, lo que vamos a hacer pacíficamente es noble, responsable y eficaz. Caer en la trampa de la violencia sería contraproducente, sería ayudar a nuestros adversarios.

Cuidado con los provocadores infiltrados del gobierno usurpador. Ellos van a buscar pretextos, me refiero a los integrantes del gobierno usurpador y a sus patrones, que van a buscar pretextos para el uso de la fuerza y para su campaña de desprestigio en los medios de comunicación. Todos los que se apunten para formar parte de una brigada, deberán actuar con responsabilidad y disciplina y hacer caso a sus coordinadores. Los voceros de este movimiento, quienes van a dar a conocer resoluciones, acuerdos y acciones que deban de tomarse, serán los siete integrantes –seis mujeres y un hombre-- de la Comisión Nacional para la Defensa del Petróleo; los Coordinadores Parlamentarios del Frente Amplio Progresista y los dirigentes nacionales del PRD, PT y Convergencia.

Amigas y amigos:

Estamos viviendo momentos definitorios para la vida pública de México. El partido que nació en 1939, criticando la expropiación petrolera, ahora ese partido, el PAN, en una alianza vergonzosa con las cúpulas del Partido Revolucionario Institucional, pretende regresarnos al porfiriato y convertirnos en esclavos en nuestra propia tierra. Ya sabemos que se nos vendrán encima con sus campañas de desprestigio en los medios de comunicación. Nos llamarán alborotadores, violentos, intransigentes, dirán que queremos que le vaya mal al país y volverán a decir que somos un peligro para México. Pero no debemos preocuparnos por estos vulgares ataques. Actuemos con convicción, guiados por valores más elevados que nuestras propias aspiraciones personales. Incluso, no importa que al final nos desgastemos políticamente, si logramos mantener bajo el dominio de la nación nuestros recursos naturales. Así estaremos demostrando, una vez más, que no somos políticos tradicionales, sino mujeres y hombres libres, íntegros y congruentes, como lo merece y lo demanda nuestra gran nación.

¡Viva la Expropiación Petrolera!
¡Viva el General Lázaro Cárdenas del Río!
¡Viva México!
¡Viva México!
¡Viva México!



• • • • •


http://www.gobiernolegitimo.org.mx/
Kikka Roja

Encinas insiste en su triunfo, dispuesto al recuento voto por voto

Denuncia la intervención ilegal de los gobernadores de Guerrero, BCS, Chiapas y Oaxaca
Encinas insiste en su triunfo y señala que está dispuesto al recuento voto por voto
Adelanta que de ratificarse el resultado “no seremos una oposición dócil frente al gobierno”

Enrique Méndez y Alma Muñoz

Alejandro Encinas agradece el apoyo de AMLO,pero asegura que el triunfo se lo dio la base militante Alejandro Encinas agradece el apoyo de AMLO,pero asegura que el triunfo se lo dio la base militante Foto: María Meléndrez

Alejandro Encinas Rodríguez ratificó que será presidente nacional del PRD, “a pesar de las adversidades”, de las cuales señala algunas: la intervención ilegal de los gobernadores de Baja California Sur, Guerrero y Chiapas; el aparato corporativo que compró votos y repartió despensas, y la aparición de boletas en urnas que no se instalaron. Con todo, se dice dispuesto a un recuento voto por voto. “Por supuesto aquí no hay nada que ocultar. Pese a malas prácticas, a intenciones fraudulentas, ganamos. Y seguramente que si hacemos el recuento voto por voto vamos a ampliar nuestro margen de diferencia. Independientemente de que gané, hay que limpiar la elección”, indicó.

Exhortó a Jesús Ortega, el candidato de Nueva Izquierda, a asumir y asimilar el resultado. Al preguntársele, en entrevista con este diario, qué le ofrece al dirigente de los chuchos, respondió: “a Jesús, siempre mi respeto, mi reconocimiento. Hay espacio para todos”. Ayer por la tarde acudió a la reunión semanal del Frente Amplio Progresista, donde recibió la felicitación de Andrés Manuel López Obrador y de todo el equipo. “Hay un estado de ánimo muy favorable, estamos contentos con el resultado. Estaremos juntos este martes en el Zócalo en la convención por la defensa del petróleo. Todavía no soy presidente electo, estoy esperando el resultado, pero soy alguien que asumirá muy pronto la presidencia del partido”, resaltó. En la conversación anunció que va por “el desmantelamiento del esquema” que ha permitido el predominio de los intereses de los dirigentes sobre los de la militancia. “Corrientes, sí; grupos de poder, no”, atajó. También argumentó que si bien solicitará la anulación del proceso en Oaxaca, por la injerencia del gobernador Ulises Ruiz Ortiz, la elección cuenta con las “bases mínimas de legalidad”

–Sin embargo, ¿de qué tamaño fue el desaseo en la elección?

–Hubo distintos tipos de irregularidades, no sólo por problemas de organización vinculados con la incipiente vida orgánica del PRD, ámbito en el que se ubica el conflicto por el padrón, y el saldo fue que por lo menos uno de cada tres militantes que acudieron a las urnas no pudo votar. “Calculamos que 30 por ciento no pudo votar y eso me afectó, porque el militante vinculado a las estructuras corporativas, a las corrientes, tiene mecanismos para garantizar su presencia en la lista, pero el resto no. “No se instalaron deliberadamente algunas casillas; se quiso reventar otras en municipios favorables a mi candidatura, y luego los conflictos en Oaxaca, donde nuevamente dirigentes del partido coludidos con el gobernador reventaron la elección.”

–Es decir, ¿ganó a pesar de un intento de fraude de Nueva Izquierda?
–A pesar de las adversidades. Todos estaban convencidos de que el aparato se impondría sobre la voluntad de los militantes, y que se impondría el manejo de los recursos desde los grupos parlamentarios y las direcciones municipales, así como el peso de gobernadores que indebidamente, como en el caso de Chiapas, Guerrero y Baja California Sur, obligaron a la gente a favorecer a un candidato. Convencido, aseguró que esas conductas son ejercidas por un grupo que no sólo favoreció el esquema de tribus, sino que debilitó los órganos de dirección y conculcó los derechos de los militantes a participar en la elección de candidatos. “Esa burocracia no ha entendido que el partido es un instrumento de lucha, no un fin en sí mismo, y eso es lo que realmente fue cuestionado y que debe renovarse con este resultado”, señaló.

–¿Viene un ajuste de cuentas?
–No haré cacería de brujas absolutamente de nadie. En este partido todos cabemos, pero quien viole las reglas y actúe indebidamente será sancionado por los órganos jurisdiccionales. No voy a perder el tiempo en perseguir a nadie, sino me dedicaré a que el PRD sea una verdadera opción política.
–¿Cabe Jesús Ortega en este acuerdo con Alfonso Ramírez Cuéllar, en el sentido de refundar al partido?
–Todos quienes sumen.
–¿Qué tipo de negociación puede lograrse con Ortega, cuando la descripción que hace usted de su corriente es de aquella que negocia posiciones y ejerce el control del PRD?
–No es un asunto entre buenos y malos, no es personal. En Nueva Izquierda hay gente que aprecio y es de gran valor. Hay otros que no, también lo digo. Existen, por supuesto, muchos temas en los que tenemos coincidencias con esta corriente, y uno que es fundamental: construir nuestro partido político y que éste sea el más importante que la izquierda haya construido en su historia.
–Sin embargo, los chuchos no están muy convencidos de los resultados…
–Las impugnaciones con fundamento deben proceder. Yo también voy a hacerlas; por ejemplo, creo que debe anularse la elección en Oaxaca, porque no podemos solapar, encubrir o ser cómplices de quienes cometieron irregularidades o arbitrariedades.

“Sí, hubo problemas, pero también hay bases mínimas de legalidad. Jesús Ortega, a través del senador Graco Ramírez, reconoció la tarde del domingo que la elección fue limpia, democrática y legal. Ellos mismos lo declararon, no pueden decir que lo afirmé yo.”

–No pueden retractarse.
–No lo creo. Jesús ha dicho que es un demócrata, lo he escuchado, me lo dijo en varios debates y espero que sea congruente con ese planteamiento.
–¿Qué tipo de acuerdos pueden lograrse con corrientes acostumbradas a medrar con el PRD?
–Muy fácil: que los candidatos y dirigentes sean resultados de procesos de elección democráticos; que no sólo se rindan cuentas de los recursos del partido, sino que se orienten al fortalecimiento orgánico, político y electoral, y no al de las corrientes, y desmantelar todos los esquemas que han fortalecido a los grupos de poder, que tienen que ver con los estímulos, premios y castigos, que van con candidaturas, puestos de poder y hasta empleos en el partido para favorecer a una corriente.

–En esta nueva línea política, ¿cuál será la posición ante el gobierno de Felipe Calderón?
–El décimo congreso nacional, por unanimidad de todas las corrientes y los dirigentes, incluidos Jesús Ortega, Camilo Valenzuela y Alfonso Ramírez Cuéllar, acordó que por ningún motivo y circunstancia reconoceríamos ni tendríamos diálogo o negociación alguna con alguien que no tenía la legitimidad que sólo dan las urnas. Debemos acatarla todos. La posición es clara: no seremos una oposición dócil.

–¿Y con Andrés Manuel López Obrador?
–Con él mantendré una relación política y personal de respeto. No sólo tengo una relación de amistad con él, sino una coincidencia en las ideas y en el proyecto.

“Andrés apoyó, lo aprecio, pero quien ganó y quien hizo valer nuestra victoria fue la base militante”, concluyó.

En Oaxaca, Veracruz y Edomex hay focos rojos: comisión electoral
Anulan resultados preliminares de comicios internos perredistas
Alma E. Muñoz

La Comisión Técnica Electoral (CTE) declaró ayer inválidos los datos que ofrece el sistema de resultados preliminares del Partido de la Revolución Democrática (PRD) sobre sus comicios internos. Edmundo Cansino, de dicha comisión, aclaró que la información legal provendrá del conteo oficial que mañana se iniciará en las 32 delegaciones estatales de ese órgano en el país. Lo anterior ante la preocupación que Alejandro Encinas externó a los tres integrantes de la CTE: Cansino, el senador Arturo Núñez y Graciela Sánchez Mota, en una reunión privada, de que en el sistema se incluyan urnas robadas, no instaladas o desaparecidas. Además les dio a conocer su deseo de que se limpie la elección, a pesar de que los conteos rápidos de Mitofsky y del Instituto de Mercadotecnia y Opinión le dan el triunfo, y de que se anule el proceso en Oaxaca.Cansino alertó, en entrevista, que en ese estado, pero principalmente en Veracruz, están los focos rojos de la elección del domingo, lo mismo que en Nezahualcóyotl y Ecatepec.

En el primer ayuntamiento mexiquense, por el reparto de despensas por gente vinculada con la coalición Nueva Izquierda-Alianza Democrática Nacional, de lo cual observadores internacionales y algunos medios de comunicación fueron testigos.Por separado, representantes de Izquierda Unida, bloque de corrientes perredistas que apoya a Encinas, retó a Nueva Izquierda, grupo de Jesús Ortega, a realizar un conteo voto por voto y casilla por casilla para limpiar la elección y disipar dudas sobre el triunfo del ex jefe del Gobierno del Distrito Federal. Alejandro Encinas sostuvo, tras su reunión con los comisionados, que es necesario “frenar a todos aquellos que hicieron prácticas indebidas, sea quien fuere, en beneficio de cualquier candidat. ¡Que se apliquen las sanciones que determine la Comisión Nacional de Garantías!”, señaló. Sostuvo que, independientemente de que los resultados le son favorables, “creo que debe haber una depuración y una sanción por todas las actividades ilegales que se presentaron en el proceso; que no exista ningún voto mal habido en la jornada electoral.

“Queremos tener certeza sobre el número de casillas que no se instalaron, las que se robaron y las que se quemaron, para que después no aparezcan, como tengo la presunción, en el sistema de resultados preliminares o en el cómputo oficial. ”De igual forma, indicó, “solicité a los comisionados, con fidelidad, el número de boletas que se entregaron por casilla para no tener sorpresas, como hemos tenido lamentablemente en este partido, de más votos que boletas repartidas”. Sobre esas anomalías, más tarde, en conferencia de prensa, hablaron los representantes de los grupos que lo apoyan. Juan Manuel Ávila, de Foro Nuevo Sol, enfatizó sobre casos ocurridos en Chiapas por la supuesta aparición de casillas zapato, en las cuales Ortega tuvo casi o la totalidad de los votos, según resultados preliminares. Por ejemplo, en Pueblo Nuevo Solistahuacán Encinas tuvo cero y el líder de NI mil; en Pantelhó, igual resultado para el primero y para el segundo 987, y en Tenejapa Ortega obtuvo 898 y Encinas 53.Advirtió que tienen documentados casos similares en municipios del estado de México.

Por cierto, el comisionado Cansino advirtió de manera previa sobre la posibilidad de que los resultados en uno de los distritos de ese ayuntamiento sean invalidados, porque el número de casillas no instaladas alcanza 50 por ciento. Dolores Padierna, a su vez, llamó a la CTE a no asentar en actas nada que no sean votos generados por la militancia. “Ganamos las elecciones y nos interesa un triunfo limpio, transparente e inobjetable. Que se cuente voto por voto y acta por acta, pero no permitiremos la inclusión de casillas no instaladas, robadas, inexistentes, ni las llamadas zapato, sea de quien fuere, venga de donde venga”. Además, añadió, “sabemos que uno de cada tres militantes no pudo votar por problemas en los listados, ya que fueron sustituidos o rasurados”. La líder de Izquierda Democrática Nacional alertó sobre la desaparición de uno de sus compañeros de Izquierda Unida en Gómez Palacio, Durango, “después de que fue hospedado en el hotel Plaza con integrantes de la Comisión Técnica Electoral” y ahora resulta, afirmó, que las actas de escrutinio “quedaron en manos de los representantes de NI”. Roberto López, de Izquierda Social, aclaró, por su parte, que para ellos se instalaron 85 por ciento de las casi 4 mil 600 casillas previstas, y externó su temor de que la gente de Ortega pretenda introducir 15 mil votos de origen dudoso en varios estados.

El sistema de resultados preliminares despertó ayer suspicacias entre los contrincantes, después de que el primer corte, publicado en la página de Internet del PRD –alrededor de las 13 horas–, reflejó una ventaja de Ortega sobre Encinas. Le daba 88 mil 783 votos contra 86 mil 855, con 19.81 por ciento de casillas computadas; es decir, 986, que representaban 209 mil 342 sufragios.A las 15 horas y 11 minutos los resultados comenzaron a cerrarse, cuando las casillas computadas alcanzaron 26.20 por ciento del total. Ciento veintinueve mil 480 votos para Encinas y 130 mil 399 para Ortega. A las 18:13 horas, el primero rebasó. Mil 611 casillas se habían computado y daban al candidato de Izquierda Unida 175 mil 339 sufragios, contra 153 mil 534 de su oponente.En la noche, Encinas se se mantenía al frente con mil 719 casillas computadas. En esos momentos registró 186 mil 682 votos, contra 173 mil 242 de Ortega. El ex jefe de Gobierno contabilizaba en su favor 16 estados y su contrincante 14. En el Distrito Federal tenía ventaja de más de 16 mil sufragios, en Tabasco cerca de 33 mil y en Zacatecas 13 mil. Aunque el líder de NI también reportaba casi 30 mil votos de diferencia sobre su contrincante en Chiapas y aproximadamente 14 mil en el estado de México.


Kikka Roja

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...