BUSCA, BUSCADOR

jueves, 20 de marzo de 2008

Mujeres: ¡a dar batalla!: defensa de PEMEX: Resistencia Creativa

El pasado 18 de marzo en presencia del Presidente Legítimo, votamos porque fueran las mujeres las que encabezaran las acciones de Resistencia Civil Pacífica que impedirían la privatización de PEMEX, por lo cual la Resistencia Creativa convoca a todas las Mujeres libres y valientes de México, a organizarse junto con con Jesusa Rodríguez para la defensa de PEMEX, la cita es este domingo 23 de marzo en el Hemiciclo a Juárez en punto de las 11:00 hrs.

Es de suma importancia acudir bien organizadas a la próxima asamblea con el Presidente legítimo de México, el martes 23 de marzo a las 5:00 pm. en el Zócalo capitalino.


¡Tenemos un compromiso con México, vamos juntas a defender a PEMEX!
¡PEMEX no se vende, PEMEX se defiende!


Kikka Roja

Lorenzo Meyer : Nuestra “clase política”

Nuestra “clase política”

E-mail Lorenzo Meyer
AGENDA CIUDADANA
opinion@elnorte.com
lmeyer@colmex.mx

Articulos recientes del Dr. Lorenzo Meyer Cossio

“El concepto de ‘clase política’ que se emplea desde el poder, no está libre de problemas”.

¿Nueva? No ha mucho el joven Germán Martínez, presidente del Partido Acción Nacional (PAN) declaró, a propósito de su defensa de Juan Camilo Mouriño, el problemático ocupante de la Secretaría de Gobernación, que en México había una “nueva clase política” de la que él estaba orgulloso.

Si por nueva clase política simplemente se entiende que los de hoy ya no son los de ayer a causa del cambio generacional, entonces la afirmación es una obviedad. Pero si se pretende que la novedad reside en un cambio de la naturaleza de esa clase, entonces la afirmación se vuelve dudosa. Por su conducta y resultados, esa clase no es muy diferente de la que le antecedió y justo por ello es difícil encontrar la causa del orgullo del señor Martínez.

Talento. El concepto de clase política es parte de la teoría de las élites. Gaetano Mosca (1858-1941), portador de una visión un tanto cínica del poder y la política –reflejo de su entorno en el sur de Italia-, concluyó que, desde la perspectiva del ejercicio del poder político, todas las sociedades se han dividido en dos: una minoría que gobierna –y se otorga privilegios- y una mayoría que es gobernada. Esa división existe en cualquier sistema, incluido el democrático. La característica de este último es que la minoría –precisamente la clase política- tiene que recurrir a medios más sutiles para manipular a la mayoría.

La minoría en el poder o clase política, dice Mosca, controla a la mayoría por dos razones: la primera, porque está organizada y la segunda, por su talento. Mosca, como político y académico, se veía a sí mismo como parte de la clase política y necesitaba de un supuesto elemento de excelencia para justificar moralmente su propia posición privilegiada y la de la burguesía liberal de la que provenía. Así, el teórico italiano cimentó la legitimidad de los que mandan en una supuesta superioridad intelectual.

Aquí y en cualquier parte el examen histórico muestra que, salvo excepciones que no hacen regla, las minorías que gobiernan lo hacen básicamente apoyadas en la ventaja que les da su origen social y, sobre todo, su organización. Es el control sobre la red institucional, sobre la burocracia, lo que mejor puede explicar el control de los pocos sobre los muchos. En el caso mexicano, un examen, incluso superficial, de las biografías, obras, escritos o discursos de presidentes, secretarios de Estado, gobernadores, ministros, directores de paraestatales, diputados, senadores, líderes sindicales, jefes de partidos, etcétera, muestra que, mídase como se mida el talento, éste no ha existido dentro de la clase política en mayor grado que fuera de ella. En realidad, y empezando por los presidentes, abundan las instancias de absoluta mediocridad.

Justificar lo Injustificable. La clase política mexicana pareciera haber leído a Mosca -cosa, en realidad, poco probable- y haber asumido íntegramente que su posición de mando realmente es, efectivamente, resultado de su superioridad natural, de su talento excepcional. Un buen indicador de que esa clase política se considera muy por encima del ciudadano común es la naturalidad con que se otorga y recibe sus privilegios económicos.

Examinemos casos concretos. Según se publicó recientemente, los ministros de la Suprema Corte (SC) tienen un ingreso anual de 3 millones 998 mil pesos. Ahora bien, en la práctica sus talentos jurídicos no dan la impresión de ser tan notables y dignos de esas percepciones. Ganar tan fuera de toda proporción respecto del trabajador promedio podría justificarse si las decisiones de la SC fueran dignas de quedar plasmadas como ejemplos salomónicos de justicia, pero ni de lejos es el caso. Por ejemplo, pese a la evidencia presentada por el ministro ponente, la mayoría de los miembros de la SC justificaron con razones simplonas y ridículas la escandalosa conducta del gobernador de Puebla, Mario Marín, contra la periodista Lydia Cacho. Como se sabe, la señora Cacho se atrevió a denunciar al amigo de un poderoso amigo del gobernador poblano al poner al descubierto a toda una red de pederastas que funcionaba en Quintana Roo. La reacción del amigo del gobernador fue acudir a él para llevar a cabo una venganza usando al sistema de justicia estatal y humillando y amenazar en el proceso de arresto y traslado a la periodista. Sin embargo, cuando el caso contra Marín llegó a la SC, la mayoría de los ministros encontró, sin quebrarse mucho la cabeza, la salida para proteger a un gobernador que, como ellos, es miembro prominente de la clase política. El resultado fue concluir que las garantías individuales de Lydia Cacho sí se habían violado, pero no de manera fundamental y por tanto el gobernador podía continuar haciendo lo que había hecho. Este conocido caso ilustra tanto la solidaridad de la clase política como la pobreza de los argumentos. Si aquí hay algún talento especial como supuso el teórico italiano que debía de haber en toda clase política, es la gran capacidad para aparentar calidad y dignidad cuando en realidad se está moralmente desfondado.

El Instituto Federal Electoral (IFE) sirve como otro botón de muestra semejante al de la SC. El presidente de esa organización justificó a finales de febrero un aumento de 13% en las percepciones de los consejeros –un porcentaje tres veces superior al que el Gobierno otorgó a sus trabajadores- porque es “obligación constitucional” homologar a la élite del IFE con los ministros de la SC. No es necesario ahondar aquí en el hecho de que la cúpula del IFE no estuvo, ni de lejos, a la altura de las circunstancias pues fue incapaz de otorgar a las elecciones de 2006 la certeza e imparcialidad debidas. Es claro que ninguno de esos consejeros ha destacado por su brillo intelectual o moral.

Otro ejemplo de la naturaleza real de la clase política mexicana -no de la nueva, pero sí de ese sector veterano en el que se apoya la nueva-, es Elba Esther Gordillo, la líder indiscutible del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, (SNTE). En este caso, se puede aceptar que la maestra posee un talento político excepcional porque ha aprovechado en su beneficio todas las crisis recientes del sistema político, especialmente a partir de la Presidencia de Carlos Salinas. Tras cada coyuntura crítica, ella y su sindicato han salido fortalecidos al punto que la líder sindical y su aparato corporativo se han vuelto indispensables para la supervivencia de los últimos presidentes, priistas o panistas.

Sin embargo, si bien el caso específico de la maestra Gordillo se apega a la hipótesis de Mosca, lo hace en un sentido muy negativo. Nadie puede negar que el talento político de la maestra y su grupo íntimo ha quedado comprobado por su capacidad para sobrevivir y prosperar en condiciones adversas. Sin embargo, ese talento está ausente justamente en lo que se supone que es su área de responsabilidad pública: la educación. En una de las últimas pruebas efectuadas a los estudiantes de los treinta países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, los mexicanos quedaron en el último lugar por lo que se refiere a su capacidad para razonar científicamente e innovar. De esta manera, si en Finlandia el 20 por ciento de los examinados se ubicó en los niveles más altos, en México apenas lo hizo el 0.3%. El sistema educativo mexicano simplemente está en bancarrota por ser incapaz de preparar a los jóvenes como lo exigen los desafíos de su tiempo. De esta manera, queda claro que cuando algunos miembros de la clase política realmente tienen talento -a primera vista no parece que sean muchos- lo aplican de tal forma que afectan al interés general.

El Joven Secretario de Gobernación. Fue en la defensa del acosado Juan Camilo Mouriño que el líder del PAN dijo encontrar un buen espécimen, un motivo de orgullo, de la nueva clase política. Sin embargo, resulta que hasta el momento ese joven exitoso que, según sus propias declaraciones, hizo el sacrificio supremo de desprenderse de sus intereses en 80 empresas familiares y dejar la comodidad de Campeche para venir a la molesta capital para servir al país, no parece disponer del talento que la pertenencia a la clase política supone. En efecto, el conflicto de intereses de Mouriño -ése entre las exitosas empresas de su familia y sus responsabilidades como funcionario público-, le ha creado un gran problema a Felipe Calderón y sin haberle resuelto ninguno.

En Suma. Como en cualquier otro país, México tiene una clase política, pero en ella no hay nada de nuevo. Se asemeja en todo lo esencial a la vieja clase política y por eso no hay razón para que sea objeto de legítimo orgullo de alguien, ni siquiera de ella misma.

Kikka Roja

Caso Mouriño: ya no es un interlocutor válido moral y éticamente

■ Acusan al panista Larios de bloquear real comisión investigadora
Caso Mouriño: presentará FAP acción de inconstitucionalidad
■ Los diputados querían indagar también contratos con Pemex, CFE y LFC

Roberto Garduño

El Frente Amplio Progresista (FAP) presentará ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación una acción de inconstitucionalidad contra la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, por haber impedido que se constituyera una comisión legislativa plural que investigue los contratos firmados por Petróleos Mexicanos (Pemex), la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Luz y Fuerza del Centro (LFC) con empresas privadas. La demanda del FAP considerará que los tres partidos que integran el frente (PRD, PT y Convergencia) solicitaron la creación de una comisión investigadora, fundada en el artículo 93 constitucional, que faculta a 125 legisladores federales (de un total de 500) a integrarla.

Juan Guerra Ochoa, diputado perredista, quien encabeza la elaboración de la acción de inconstitucionalidad, expuso que no existe impedimento legal para ampliar las pesquisas sobre Pemex, CFE y LFC. “Nosotros cumplimos con la legalidad y en su momento solicitamos que se investigara a esas tres empresas, pero la respuesta de la Junta de Coordinación Política fue que sólo se abarcara a Pemex Refinación, excluyendo a la Comisión Federal de Electricidad y Luz y Fuerza del Centro”. El alegato que se dará a conocer a la Suprema Corte considera que la Junta de Coordinación, encabezada por Héctor Larios Córdova, diputado del PAN, violentó el texto constitucional, al formar una comisión que eliminaba de su radio de acción a las dos empresas generadoras de electricidad, restringiéndose a Petróleos Mexicanos.

“Con esto se conforma una violación a nuestras leyes fundamentales; el objeto de esas pesquisas está limitado y por tal razón la legislación federal garantiza iniciar la investigación en la CFE y Luz y Fuerza”, sostuvo.

El artículo 93 de la Constitución sostiene que la cuarta parte de los diputados federales gozarán del derecho de minoría para integrar una comisión investigadora. Ante la solicitud firmada por 137 legisladores de PRD, PT y Convergencia, el PRI y el PAN formaron una comisión distinta a la solicitada por sus promotores originales.

“Ellos sabían que si no la formaban les ganaríamos el proceso legal, y sabedores de ello también se dieron tiempo de restringir la investigación a pesar de que la Carta Magna establece que sí hay razones y fundamentos para emprender las pesquisas. El argumento del PRI y del PAN es muy pobre: nosotros no íbamos a hacer una investigación, como ellos dicen, de todos los contratos de Pemex y de la CFE, pero si fuera el caso, nosotros tendríamos el derecho”, insistió Juan Guerra. Por su parte, el presidente de la Comisión de Cultura, Emilio Ulloa Pérez, insistió en que todo el escándalo desatado en torno al secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, conduce a que éste tome una decisión digna y no atienda sólo a los intereses de grupo.

“El señor Mouriño y sobre todo su jefe, Felipe Calderón, deben entender que él ya no es un interlocutor válido moral y éticamente para las fuerzas políticas en el país. Resulta inadmisible para un país como el nuestro que el Presidente de la República sea obcecado y atente contra los intereses de la mayoría de nuestro pueblo con la visión de sostener a un hombre que puede ser lo que quieran, menos honesto”.


POR LO MISMO JESUS ORTEGA ESTÁ PERDIDO EN EL DESPRESTIGIO, SU BERRINCHE LLEGÓ MÁS ALLÁ .. DESCUBRIÓ SU AMBICIÓN, EL PODER POR EL PODER.

Kikka Roja

CHUCHO ORTEGA Y SU COCHINERO: NUEVA IZQUIERDA TRAMPOSA, NO VA CON LA VOLUNTAD POPULAR

JESUS ORTEGA EN LUGAR DE RESPETAR AL CIUDADANO, LE IMPORTA MÁS QUEDAR BIEN CON SU PATRÓN PELELE FELIPE CALDERON.

NUEVA IZQUIERDA SIEMPRE HA TENIDO MAPACHES, A LA GENETE NO LA ENGAÑAN, YA SE ENTIENDE PORQUE EL ODIO CONTRA BEJARANO, Y CONTRA LAS DEMÁS CORRIENTES PEQUEÑAS COMO IZQUIERDA UNIDA.
¿NUEVA IZQUIERDA PODRÁ CON CON TODO LO QUE SE LE VIENE?

■ La elección interna del PRD entró en una etapa de incertidumbre y tensión
Detectan en ocho estados 100 mil votos cuestionables en favor de Jesús Ortega
■ Esas entidades fueron calificadas de conflictivas, tras el comportamiento atípico que presenta el proceso
■ Resistencia de corrientes a enviar paquetes comiciales a la sede perredista en el DF

Alma Muñoz y Enrique Méndez

Ampliar la imagen Votación perredista en Morelia, el pasado domingo Votación perredista en Morelia, el pasado domingo Foto: Notimex

La elección para presidente del Comité Ejecutivo Nacional del Partido de la Revolución Democrática (CEN del PRD) entró ayer en una etapa de incertidumbre por la tensión originada en los ocho estados que fueron seleccionados “conflictivos”, tras el comportamiento atípico que presentan sus votaciones, en las que se detectaron por lo menos 100 mil votos “cuestionables” en favor de Jesús Ortega. A ello se agregó la resistencia de distintas corrientes y grupos a enviar los paquetes electorales de algunas de esas entidades a la sede nacional del PRD en el Distrito Federal, además de que en el estado de México personajes vinculados a Alianza Democrática Nacional, Nueva Izquierda y Grupo de Alianza Política rechazaban anoche el conteo voto por voto en casillas específicas. El principal riesgo detectado este miércoles en el sol azteca se centra en el hecho de que “aparezcan” en el cómputo votos de casillas desaparecidas, robadas, no instaladas y hasta las que fueron quemadas en Juchitepec, Oaxaca, y esto abone a una mayor desestabilización del proceso.

Tras la denuncia de Izquierda Unida (IU) por la aparición de casillas con más de mil votos, cuando el máximo de boletas entregadas a cada una fue precisamente mil, el órgano electoral detectó las siguientes: Ocho en Chiapas, que le reportarían a Jesús Ortega 62 mil 86 votos, esto es, 72.50 por ciento, y 14 mil 688 a Alejandro Encinas: la 71 de Ixhuatán, mil 83 sufragios, aunque ahí no llegó el paquete con las boletas; la 154 de Solosuchiapa, con mil 500; la 188 de Totolapa, mil 3; 234 de Villaflores, mil 187; 119 de Palenque, mil 12; 234 de Chiapa de Corzo, mil 70; 42 de San Juan Chamula, mil 71, y la 47 de Chiapa de Corzo, mil 70 votos.

Se explicó que ese comportamiento atípico en los resultados de Chiapas fue una de las causas que motivó el cierre del Programa de Resultados Preliminares (Prep), la noche del martes, una vez que el equipo de Alejandro Encinas detectó el registro de votos inexistentes.

Otro de los casos más relevantes en la entidad chiapaneca fue el de Las Margaritas, donde se instalaron 12 casillas y se “recibió” una votación de 8 mil 226 sufragios en favor de Ortega y mil 187 para Encinas. En ese municipio, además, en tres casillas el ex jefe de Gobierno capitalino no obtuvo un solo voto, pero Ortega registró 700, 965 y 980 sufragios. En el estado de México se detectaron dos casos similares; destaca la casilla 585, en Nezahualcóyotl, donde se encontraron 2 mil 275 votos en favor de Jesús Ortega, líder de Nueva Izquierda. En tanto, ayer se inició el cómputo oficial en las otras 24 entidades. Chihuahua fue la primera en concluir, con un saldo favorable para Ortega Martínez de por lo menos 150 votos de diferencia respecto de Encinas.

El acuerdo del martes por la noche entre el presidente del partido, Leonel Cota, los dos candidatos principales y como testigos los integrantes de la Comisión Nacional de Garantías y con la presencia de los miembros del Comité Técnico Electoral, consistió en trasladar a la ciudad de México el cómputo de Tlaxcala, Tamaulipas, Durango, Puebla, Oaxaca, Chiapas, Zacatecas y Tabasco. Al cierre de esta edición se habían recibido los paquetes de Durango –sólo copias, pues los originales fueron quemados– y Tlaxcala, y se anunció que los de Puebla, Tabasco, Zacatecas y Oaxaca estaban en “proceso de transportación”. En Chiapas, la situación se complicó porque no se logró un acuerdo para el traslado de la información, mientras que en Tamaulipas el envío se dificultó después de que por lo menos 20 personas sustrajeron paquetes electorales de la delegación estatal. Fueron detenidas y presentadas ante el Ministerio Público. Mientras en los estados de México y Veracruz –las dos entidades a las que se designó vigilancia especial– en algunos distritos se registraron dificultades ante la falta de acuerdo para el inicio del cómputo. Una situación similar ocurrió en Guanajuato, así como en el municipio queretano de El Marqués.

Ayer, además, el equipo de Encinas entregó copias del Programa de Resultados Preliminares de las entidades donde se registró una votación atípica. Estas irregularidades se concentraron en Chiapas, afirmó Roberto López, representante de Izquierda Unida en el Comité Técnico Electoral. Y es que, explicó, una vez revisado el Prep se detectó que se habían incluido 100 mil “votos falsos” de casillas que no se instalaron. De esta cifra, dijo, 74 mil correspondieron a la entidad gobernada por Juan Sabines y el resto a Oaxaca, Veracruz y estado de México. Basado en esos números y en los de entidades como Oaxaca y estado de México, Jesús Martín del Campo, representante de Alejandro Encinas, aseguró que Nueva Izquierda “pretende arrebatar el triunfo, porque se han vuelto consuetudinarias sus derrotas”.

Juan Manuel Ávila, también integrante del grupo encinista, dijo: “No vamos a permitir un felipazo en el PRD”. Roberto López afirmó, por su parte, que con el registro de votos irregulares Nueva Izquierda pretende establecer “un triunfo artificial para Jesús Ortega Martínez”. Hortensia Aragón, compañera de fórmula de Encinas, señaló que Izquierda Unida “no admitirá que se nos arrebate el triunfo a la mala”. En conferencia de prensa resaltaron que a pesar de las irregularidades la elección no es susceptible de anularse. “Bajo ninguna circunstancia se da el escenario de anulación. Si se nulificaran las casillas de Oaxaca, que son 209, y las 150 de Chiapas, no es suficiente para completar el porcentaje necesario para invalidar el proceso”.

Por la mañana, el senador Arturo Núñez Jiménez, del Comité Técnico Electoral, dijo al respecto que si el domingo no estuviera concluido el conteo, “tendríamos que tomar la decisión de si damos a conocer el cómputo de 31 entidades, si hay una diferencia notable entre una fórmula y otra, o nos esperamos a que esté el último cómputo”.

■ Graco Ramírez, coordinador de la campaña de Ortega, acusa de parcialidad a Cota
Desestima Horacio Duarte la posible anulación de las elecciones del PRD
■ Critica Jesús Zambrano que Izquierda Unida no aceptara el recuento voto por voto en el DF

Alonso Urrutia

Ampliar la imagen Conferencia de prensa de Graco Ramírez y Rafael Hernández, del equipo de Jesús Ortega Conferencia de prensa de Graco Ramírez y Rafael Hernández, del equipo de Jesús Ortega Foto: Víctor Camacho

A pesar de tensiones y descalificaciones entre los principales contendientes a la dirigencia nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), por ahora no se vislumbra la posibilidad de anulación de las elecciones del pasado domingo, consideró Horacio Duarte, aspirante a la secretaría general del sol azteca por Nueva Izquierda. “Lo único claro que deja el proceso –dijo– es que la militancia percibe que ambas concepciones del perredismo se necesitan y deben coexistir” en función del resultado tan cerrado. En contraste, el coordinador de la campaña de Jesús Ortega, el senador Graco Ramírez, arremetió en contra del presidente del partido, Leonel Cota, a quien acusó de actuar parcialmente y buscar la preservación mediante una imagen mediática de que el candidato de Izquierda Unida, Alejandro Encinas, ganó según los conteos rápidos. Pero esta postura no pudo ser sostenida a lo largo del conteo del Programa de Resultados Preliminares (Prep) y eso ha puesto en entredicho su papel como presidente, expresó. El legislador criticó la decisión “ilegal” de ordenar la suspensión del flujo de información del Prep –el martes por la noche–, al momento en que había entrado la mayor parte de las cifras del Distrito Federal, pero estaban por ingresar los datos de entidades ganadas por Ortega. Rechazó que existiera la incorporación de casillas no instaladas en el programa que, por lo demás, solamente llegaron a 4 por ciento, lo que no incide en el resultado final.

Por otro lado, el candidato de Nueva Izquierda a la dirigencia capitalina, Jesús Zambrano, y el representante de esa corriente ante la Comisión Técnica Electoral (CTE), Rafael Hernández, cuestionaron la actitud de Izquierda Unida de rechazar el recuento voto por voto en el Distrito Federal, a pesar de que su candidato, Alejandro Encinas, habría avalado esta posibilidad. No obstante, dijo, hubo cerrazón absoluta a instrumentarlo en la capital. Hernández explicó que Nueva Izquierda aceptó la víspera contar sufragio por sufragio en todas las entidades, sin embargo, con la postura asumida por Izquierda Unida en el Distrito Federal, “queda claro que su demanda del recuento era pura demagogia, sólo querían hacerlo en los estados donde perdieron, y si esto no es norma general no es posible aceptarlo”. Señaló que la negativa de Izquierda Unida a abrir paquetes en la capital sólo evidenció una maniobra para buscar esa apertura en los estados ganados por Ortega, con el objetivo posterior de apelar ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para lograr la anulación, con el argumento de que se abrieron paquetes sin apegarse a las causales establecidas en el reglamento.

Para Izquierda Unida se sentó un precedente en la capital que deberá aplicarse de manera general en los cómputos de todo el país, que es reducir la posibilidad de recontar votos sólo en aquellos casos en los que el reglamento lo permita. Este reglamento señala que se abrirán cuando haya evidente error matemático, cuando no coincida el acta original con las copias de los representantes o no exista el acta. Asimismo, Hernández denunció que simpatizantes de Encinas en Tamaulipas irrumpieron en las instalaciones de la CTE en Ciudad Victoria para destruir la paquetería electoral. Si bien no estuvo directamente gente cercana a él, realizó la destrucción en una entidad donde se tenía previsto el traslado del material a la capital para realizar el cómputo.

La intención de impedir la realización de los cómputos oficiales y la negativa al voto por voto, sólo evidencia “que asumen que no tienen ya ventaja en la elección, y por eso no quieren los cómputos”. Por otra parte, criticó la pretensión de Dolores Padierna de querer trasladar por cuenta propia los paquetes electorales de Tabasco, pasando por encima de los funcionarios perredistas en la entidad. A su vez, Horacio Duarte destacó que aun cuando la disputa por la presidencia del partido ha concentrado prácticamente todo el interés, Nueva Izquierda ha logrado una importante presencia a nivel de dirigencias estatales, donde estiman ganar 21, así como en la conformación del consejo nacional.

Desestimó por ahora que haya elementos para anular los comicios, pues existe disposición de ambas partes a tratar de “cuidar la elección”. No obstante, reconoció que para cualquier fuerza política una diferencia inferior a uno por ciento genera tentación de buscar revertirla apelando a los tribunales, si bien precisó que Nueva Izquierda mantiene su postura de no impugnar la elección.



Termina conteo en 9 estados: seis para Ortega; Encinas tres
De los corresponsales
El conteo de votos de la elección de presidente nacional del PRD concluyó ayer en Nayarit, Guanajuato, Chihuahua, Aguascalientes, Morelos y Baja California Sur, y en esos estados ganó Jesús Ortega, candidato de Nueva Izquierda (NI), mientras en Zacatecas, Coahuila y Querétaro triunfó Alejandro Encinas, de Izquierda Unida (IU).
Pide Ramírez Cuéllar que se garantice la legalidad
Angélica Enciso
Kikka Roja

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...