BUSCA, BUSCADOR

jueves, 27 de marzo de 2008

Moneros | El FeR | Escandalocracia






Kikka Roja

Moneros | Naranjo | Reforma





Kikka Roja

Moneros | HelioFlores | Próceres

.




Kikka Roja

Mouriño envia al senado las pistas que quiere y las demás

  • Indica que su participación se circunscribió a seis acciones de mil pesos cada una
  • Asegura Mouriño al Senado que no tuvo ganancias en las empresas de su familia
  • El funcionario envía documentos “para coadyuvar al esclarecimiento” de los contratos con Pemex
Andrea Becerril

Juan Camilo Mouriño Juan Camilo Mouriño Foto: Yazmín Ortega Cortés /Archivo

En nuevos documentos enviados al Senado de la República “para coadyuvar al debido esclarecimiento de los contratos celebrados con Petróleos Mexicanos (Pemex)”, el secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, sostuvo que su participación en las empresas propiedad de su familia se circunscribió a seis acciones con valor de 6 mil pesos en Grupo Energético del Sureste, y 100 acciones en Transportes Especializados Ivancar, que ya no están en su poder.

En el caso de las primeras, asegura que las regaló a su padre el 29 de noviembre de 2003, y las 100 acciones de Transportes Especializados Ivancar las “enajenó” en julio de 1999, en favor precisamente de la otra empresa del clan Mouriño, Grupo Energético del Sureste.

El secretario de Gobernación remitió el pasado lunes 24 al Senado documentos complementarios al paquete que envió el pasado 11 de marzo, que dan cuenta, explicó, de su participación accionaria en dos de las empresas de su familia, para aclarar ante el Congreso de la Unión las acusaciones de tráfico de influencias en que el funcionario federal se ha visto envuelto.

Sin embargo, Mouriño Terrazo equivocó el cargo del senador Manlio Fabio Beltrones Rivera, ya que le remite cinco documentos en su carácter de “presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados”.

Se trata del acta constitutiva de la empresa Transportes Especializados Ivancar SA de CV, el convenio marco 1993 celebrado por Pemex-Refinación y los transportistas representados por Canacar.

Asimismo, los convenios para la prestación del servicio de transporte terrestre celebrados entre Pemex Refinación y la empresa Transportes Especializados Ivancar SA de CV, en los años 2000 a 2004, así como el convenio marco 2005 celebrado entre Pemex Refinación y los transportistas representados por Canacar.

Por último, el secretario de Gobernación remitió su participación accionaria en Ivancar y Grupo Energético del Sureste, empresas en las que, asegura, ya no tiene acciones.

Mouriño señala que en 1991 adquirió 100 acciones en Transportes Especializados Ivancar SA de CV, mismas que mantuvo sólo ocho años, ya que las vendió en 1999 a Grupo Energético del Sureste. No especifica el monto de la operación.

Lo que sí detalla es que las seis acciones, con valor de mil pesos cada una, que tenía en Grupo Energético del Sureste, las donó “a título gratuito” a su padre, Manuel Carlos Mouriño Atanes, el 29 de noviembre de 2003.

“La información aparece inscrita en el Registro Público de la Propiedad y Comercio del estado de Campeche, desde el 4 de marzo del 2004”.



Kikka Roja

Son "legítimos" los comandos de AMLO: Los PRIISTAS ya re chillan

  • Se manejan datos a la baja a fin de crear alarma en la población, señala el priísta
  • Altera el gobierno las cifras sobre reservas de crudo, dice Beltrones
  • Equivocada, la campaña mediática de Calderón; “nunca le he escuchado una idea concreta sobre el tema petrolero”
  • Advierte sobre el peligro de las movilizaciones de AMLO, pero acepta que han prendido
Andrea Becerril

Manlio Fabio Beltrones, en Xicoténcatl Manlio Fabio Beltrones, en Xicoténcatl Foto: Cristina Rodríguez

Luego de una reunión a puerta cerrada en la que la mayoría de los senadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) respaldaron la nueva estrategia que implica no ir con Acción Nacional (PAN) en la privatización de Petróleos Mexicanos (Pemex), y alertaron sobre el avance de la protesta ciudadana, el coordinador Manlio Fabio Beltrones advirtió que el gobierno federal está manipulando las cifras para asegurar que disminuyeron las reservas de crudo, a fin de crear alarma en la población.

En entrevista, después de una amplia discusión con los integrantes de su bancada, en la que se valoró “el peligro” del movimiento impulsado por Andrés Manuel López Obrador, Beltrones Rivera insistió en que es un error de Felipe Calderón acudir a cifras alteradas y a una campaña mediática equivocada, en lugar de enviar al Congreso la iniciativa para la modernización de Pemex.

Reveló que se ha reunido en “diferentes ocasiones” con el presidente Calderón, a quien “he escuchado ocupado y preocupado por encontrar una fórmula que dinamice y que lo haga aprovechar las oportunidades que ahora existen al tener el barril de petróleo en 100 dólares”.

Sin embargo, recalcó que a Calderón “no le he escuchado una idea concreta al respecto, una propuesta, aunque sí un interés que comparto con él para encontrar una salida”.

Interrogado sobre la conformación de brigadas en defensa del petróleo, que un día antes anunció López Obrador, el coordinador priísta respondió que la determinación de establecer “comandos para combatir a cualquiera que trate de instrumentar una modernización de Pemex, es legítima, pero nosotros no la consideramos adecuada”.

Durante la reunión –privada– previa a la sesión, Beltrones se refirió al tema y advirtió a los integrantes de su grupo parlamentario que no pueden desestimar el significado de la concentración llevada a cabo un día antes en el Zócalo, ya que las movilizaciones han prendido.

Es evidente, les dijo, que López Obrador busca crear inconformidad “por la supuesta privatización del petróleo”, para llevar el país a la inestabilidad y volver a posicionarse políticamente con miras a 2009 y 2012.

En ese contexto, agregó Beltrones, el PRI no puede dar la imagen de un partido colaboracionista, sino de una oposición razonada.

Otros senadores, como María de los Angeles Moreno, Fernando Baeza y Heladio Ramírez, coincidieron con Beltrones Rivera. El ex dirigente de la Confederación Nacional Campesina (Ramírez López) dijo que era muy satisfactorio que un día antes el sonorense hubiera establecido “principios y bases” para la discusión de la reforma energética dentro del Revolucionario Institucional.

Otros senadores compartieron la preocupación por el avance del movimiento de López Obrador. Se dijo que el presidente de Bolivia, Evo Morales, llegó al poder luego de impulsar grupos de protesta callejera en contra de trasnacionales que mantenían la explotación de sus recursos naturales, en especial del gas.

Aunque el coordinador recibió apoyo de la gran mayoría de los senadores, de acuerdo con versiones de legisladores asistentes al encuentro salieron a relucir las diferencias en torno al tema petrolero e incluso se dio una ríspida discusión entre Heladio Ramírez y Francisco Labastida Ochoa, ya que este último sostuvo que el presidente de la Comisión Colosio, Francisco Rojas, quien ha dado cifras concretas y argumentos que prueban que no es necesaria la inversión privada en Pemex, “no está actualizado”.

Labastida criticó además el desplegado publicado ayer por el Frente Nacional de Legisladores del Sector Rural, que preside Heladio Ramírez López, en el que se manifiestan por impedir que con el pretexto de una reforma energética se entreguen los recursos petroleros a “los intereses privados de las grandes corporaciones trasnacionales”.

Al presidente de la Comisión de Energía le pareció que el desplegado tiene “tintes demagógicos”, lo cual fue refutado por Ramírez, quien resaltó que es una legítima preocupación impedir que se desnacionalice un recurso estratégico de la nación.

El senador Mario López Valdez intervino también para advertir que a los priístas se les ha acusado de chantajistas, y aunque diálogo no es colaboracionismo, tienen la necesidad de todas formas de desligarse del PAN.

Deben entender, recalcó, que “no vamos a estar con el PAN cuando esté en riesgo la nación”.

Durante la conferencia de prensa, Beltrones rechazó que su cambio de postura en la reforma energética sea a cambio de algo. Hay que acabar, dijo, con la ligereza con la que se entiende en muchas ocasiones la política. Sostuvo que el Partido Revolucionario Institucional irá en la ruta de la modernización de Pemex, sin reforma constitucional ni cambios a leyes reglamentarias, sin contratos de riesgo ni asociaciones estratégicas.

Esa postura la hará pública toda la fracción en un pronunciamiento que se dará a conocer el viernes.



Kikka Roja

Ortega sólo podría ganar con trampas, asegura IMO

Su mejor escenario, perder por 4.4%; el peor, por 11 puntos
Ortega sólo podría ganar con trampas, asegura IMO
No fuimos presionados, sostiene Morones Servín, director del instituto

Alma E. Muñoz y Enrique Méndez

El director del Instituto de Mercadotecnia y Opinión (IMO), César Augusto Morones Servín, declaró ayer que el candidato de Nueva Izquierda (NI) a la presidencia del PRD, Jesús Ortega Martínez, sólo podría ganar “con trampas. Sin ellas es imposible. No tiene posibilidad numérica alguna de ganar: su mejor escenario es perder por 4.4 por ciento y, en el peor, por 11 puntos”.

En entrevista con La Jornada, rechazó que el actual presidente del partido, Leonel Cota Montaño, lo haya presionado para dar a conocer con anticipación el sondeo que se levantó el día de la elección, el 16 de marzo pasado, e informó que los sobres con el resultado de las encuestas de IMO y de Consulta Mitofsky se abrieron en presencia de todos los representantes de los candidatos, incluido el de Ortega.

NI no ajustó sus datos

Lamentó que NI sólo haya utilizado la base de datos que el IMO cedió al PRD para cuestionar los sondeos, pero que no haya enviado, a su vez, la documentación que avale que el conteo rápido de la empresa le restó a Ortega 2 mil 684 votos.

Refirió que NI tuvo la posibilidad, del martes 18 al viernes 21 pasados, de revisar los datos del instituto, “teniendo la oportunidad de ajustar sus propios datos, tanto en el Programa de Resultados Electorales (PREP) como en las actas, mientras IMO no ha tenido la correspondencia indispensable para darle la justicia necesaria para defenderse”.

Por tanto, insistió, al no tener datos contra qué comparar sólo puede conceder la posibilidad de que de las 90 casillas que NI dice tener de diferencia, ellos tengan razón en 50 por ciento de los casos y en las otras el IMO.

Insistió: “cabe la posibilidad de que NI esté mal en esas 90 secciones que ha señalado y el IMO esté bien en todas, en este caso cabría la hipótesis de que con los resultados del instituto, con la totalidad de las 353 casillas en su base de datos, Encinas ganó la elección con una ventaja de 11.1 por ciento sobre Jesús Ortega”.

Señaló que si bien NI puede argumentar la necesidad de realizar una proyección al ciento por ciento, a partir de la supuesta discrepancia con los números del IMO, aun así Encinas obtendría 40 mil 632 votos y Ortega 36 mil 949; es decir, 48.9 y 44.5 por ciento, respectivamente, una diferencia de 4.4 por ciento en favor del primero.

–¿Los presionó el presidente nacional del PRD para dar a conocer los resultados?

–No nos presionó el presidente nacional del PRD, Leonel Cota, para nada. Yo no recibí llamada alguna de parte de él durante todo el día de la jornada electoral, ni durante la noche.

“No tuvimos el más mínimo contacto entre las casas encuestadoras, ni antes ni después. La noche del domingo, después de las 22 horas, Roy (Campos) traía bajo el brazo, igual que yo, un sobre cerrado. Cota, ya cuando había quórum y estaban los representantes de todos los candidatos, nos requirió los sobres; se los entregamos, los abrió delante de todos; dio lectura primero al de Mitofsky, luego al de nosotros y los dos venían con los resultados que ya todo mundo conoce: cinco puntos de diferencia en favor de Encinas, de acuerdo con Mitofsky, y ocho en favor de Encinas para IMO. Entonces no fuimos presionados”.

–Tal como está la situación, y por lo que ustedes tienen de los conteos rápidos, ¿Jesús Ortega tiene posibilidad de ganar?

–Si nos basamos en el documento que pretende ser la respuesta a las denuncias de NI, no hay posibilidad alguna, numérica, de que Ortega gane.

“Sí habría posibilidades de que Ortega ganara, si el equipo de Encinas permite que se contabilicen actas de escrutinio de casillas que no se instalaron. Si permite esto, entonces sí sería una perturbación tremenda y un resultado totalmente artificial. También si el equipo de Encinas permite que se contabilicen casillas con más de mil votos, eso sería aberrante y también se afectaría el resultado.”

Sostuvo que el instituto se reserva el derecho de, una vez con la información detallada del total de las actas de escrutinio y de los registros del PREP casilla por casilla, hacer un análisis pormenorizado para corroborar la contundencia de sus datos. “Llegaremos hasta las últimas consecuencias”.
¡MAPACHES!




Kikka Roja

de los compañeros de PUEBLA Y MEXICALI

DESDE EL BLOG CCCP COLECTIVO CIUDADANO CARRILLO PUERTO
Vamonos de Pinta!!!

Publicado por | Ç£§Ãя

..
DESDE MEXICALI:
Hola: Les quiero avisar que ya están los videos del foro realizado en Mexicali en defensa del petróleo. Están en cuatro partes.
PARTE 1 INTERVENCIÓN DE DIP. ANA MARÍA FUENTES Y DR. AGUSTÍN SÁNDEZ http://mx.youtube.com/watch?v=1j19Wrn62yU&feature=related
PARTE 2 INTERVENCIÓN DE MAESTRA GEMA LIMÓN http://mx.youtube.com/watch?v=i5touCSZLLU&feature=related
PARTE 3 INTERVENCIÓN DEL MAESTRO DANIEL SOLORIO http://mx.youtube.com/watch?v=Z57kE5tsFRw&feature=related
PARTE 4 INTERVENCIONES DEL PÚBICO ASISTENTE http://mx.youtube.com/watch?v=Z57kE5tsFRw&feature=related
O BIEN ENTREN AL BLOG DE LA CND MEXICALI o DE VISIÓN PÚBLICA
www.cndmexicali.blogpsot.com
www.visionpublica.blogspot.com

P.D. Que no nos distraigan, Encinas es para la presidencia del PRD como lo es el Petróleo para los mexicanos

Kikka Roja

Lorenzo Meyer : Partidos disfuncionales

Partidos disfuncionales
E-mail Lorenzo Meyer
AGENDA CIUDADANA
opinion@elnorte.com
lmeyer@colmex.mx

Articulos recientes del Dr. Lorenzo Meyer Cossio

“La crisis del PRD es espectacular, pero hoy ningún partido está a la altura de las circunstancias”.

Crisis Más que Predecible. La lucha sin cuartel –sin respeto a las reglas formales- que está teniendo lugar en el seno del Partido de la Revolución Democrática (PRD) como resultado de unas elecciones internas que desbordaron su propia institucionalidad, no es otra cosa que la confirmación de la persistencia de una gran fractura interna congénita que nunca se resolvió y que, finalmente, la traumática derrota de 2006 agudizó al punto de desembocar hoy en una crisis mayúscula.

Con ser en estos días el más espectacular en su género, el problema del PRD no es una excepción sino la regla dentro del actual sistema político mexicano, donde todos los partidos se caracterizan por fallas profundas, desde los tres grandes –PRD, Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Partido Acción Nacional (PAN)- hasta los pequeños y de reciente creación, como lo demuestra la violenta fractura que acaba de tener el Partido Alternativa Socialdemócrata. En estas condiciones no es de extrañar que el supuesto cambio de régimen en 2000 no haya sido lo que se suponía y que en lo político el país se mantenga a flote asido a los altos ingresos de la renta petrolera, pero sin dirección real, sin un consenso básico, al garete.

Si el PRD que estuvo a un paso de llegar al poder es hoy un desastre, la situación en los otros dos grandes partidos es apenas diferente. El PRI vuelve a tener perspectiva, pero no por ser portador de un proyecto de futuro –su esencia sigue siendo el oportunismo- sino por las incapacidades del PAN como partido gobernante. Por decenios el PAN se presentó como la antítesis del PRI, pero lo ha hecho un aliado imprescindible. A cambio de dar su apoyo al PAN en momentos críticos -el desafuero de Andrés Manuel López Obrador o el reconocimiento de la cuestionada victoria de Felipe Calderón-, el Gobierno ha hecho fluir los recursos petroleros a los gobernadores priistas, que son ya señores de sus feudos y donde Mario Marín y Ulises Ruiz son casos extremos de impunidad, pero no únicos.

Por generaciones los panistas vivieron marginados, y sólo la precariedad del salinismo hizo posible que en 1989 se le reconociera a ese partido su primer triunfo estatal: Baja California. Fue entonces, y bajo la batuta de un personaje que es la antítesis de Manuel Gómez Morín –Diego Fernández de Cevallos-, el PAN cogobernó, aunque justo cuando su candidato se hizo con la Presidencia, el partido fue marginado. En efecto, Vicente Fox prefirió gobernar con personajes tan inesperados como su esposa, con no-panistas como Francisco Gil Díaz o Jorge G. Castañeda, con panistas de cuño muy reciente como Santiago Creel o de plano con priistas, como Elba Esther Gordillo. El resultado final fue un desastre para el supuesto proyecto democrático del PAN –y del país- y aunque ese partido se quedó con Los Pinos, su espíritu original ya se desvaneció.

Volvamos al centro de la tormenta. El PRD se asume como el partido de la izquierda, pero en la realidad su esfuerzo está dirigido menos a la consecución de sus grandes metas -la disminución de la injustificable desigualdad mexicana y una democracia que realmente de voz a las mayorías sociales- y más a una lucha interna que es poco ideológica y mucho por los puestos burocráticos dentro y fuera del partido. Tan poco importa la ideología que en Chiapas, por ejemplo, el PRD simplemente disfrazó de perredista a Juan Sabines, un personaje que tras su victoria dejó la casaca amarilla y se enfundó en la de la ambigüedad.

Y qué decir de los partidos pequeños. En las democracias efectivas, esos partidos de un solo tema, como los “verdes”, hacen una contribución fuera de proporción al interés colectivo. Sin embargo, en el caso mexicano, la característica central de los mini-partidos es el oportunismo. Su objetivo básico es conseguir el registro y luego perdurar para vivir del subsidio del IFE o de quien quiera financiarlos, como es el caso del Partido Nueva Alianza, cuya hada madrina es la poderos maestra Gordillo.

Los Partidos y su Naturaleza. Las circunstancias políticas tan poco prometedoras en que nos encontramos se explican por una falla en cadena: los líderes, la economía, la cohesión social, la coyuntura internacional pero, sobre todo, los partidos políticos. Rara vez éstos han gozado de un genuino respeto social. Por naturaleza, los partidos son organizaciones oligárquicas y no democráticas, como bien lo demostró Robert Michels en su obra clásica, Los partidos políticos, (1911), Sin embargo, esas estructuras son indispensables e insustituibles como organizadoras de la clase gobernante y como articuladores y conjugadores de los contradictorios intereses de las sociedades modernas.

Ya en 1792 James Madison había advertido que los partidos serían inevitables y que su fundamento eran las naturales y también inevitables diferencias de intereses, reales o supuestos, presentes en cualquier sociedad. Para este político teórico y práctico de Virginia, cofundador de la nación norteamericana y su cuarto presidente, esas diferencias de intereses y su expresión partidista podían ser fructíferas, pero a condición de que líderes responsables y sagaces pudieran lograr un balance sistémico de la diversidad social a fin de mantener la unidad nacional.

Los partidos políticos modernos nacieron en Estados Unidos y luego pasaron a Europa como una fórmula exitosa para organizar a las elites de cara a las elecciones. Pronto se vio que lo supuesto por el optimista Madison, el equilibrio como resultado de la acción de los partidos, no era algo automático. En efecto, en 1860 los miembros norteños del Partido Demócrata no aceptaron la posición de sus colegas sureños respecto de la esclavitud, el partido se dividió dando pie al triunfo del Partido Republicano y en poco tiempo a una gran guerra civil.

En su origen, los partidos políticos fueron organizaciones muy laxas, especie de clubes de notables que congregaban a segmentos de la elite con propósitos electorales. Con el transcurso del tiempo tuvo que surgir la contraparte: los partidos de masas, que organizaron a obreros y campesinos y buscaron en el número la forma de neutralizar la ventaja económica de las elites. Más tarde ciertos partidos de masas dejaron de pensar en las elecciones como la mejor vía para alcanzar el poder y se transformaron en revolucionarios. Finalmente, ahí donde las situaciones revolucionarias condujeron al triunfo insurgente, surgieron partidos totalitarios o autoritarios, cuyo objetivo ya no fue competir por la vía electoral sino retener indefinidamente el poder organizando a la clase gobernante y a sus bases sociales en función de la permanencia. Esto último fue justamente lo que sucedió en México con la aparición en 1929 del Partido Nacional Revolucionario, creado desde el Gobierno por la facción victoriosa de la Revolución Mexicana y que finalmente devino en el PRI.

El Antecedente Inmediato. La notable estabilidad política mexicana posterior a 1920 (última ocasión en que hubo un cambio violento de Gobierno) fue resultado de la existencia de un partido de Estado y de elecciones puramente formales, que no servían para elegir sino apenas para confirmar. En esas condiciones, desde su origen el partido del Gobierno, el PRI, fue antidemocrático. El partido de la derecha, el PAN, vivió medio siglo fuera del poder y no tuvo la oportunidad de ir formando cuadros suficientes en número y en calidad para cuando le llegara la oportunidad de asumir la responsabilidad de gobernar. Fue por eso que en 2000 el poder lo ganaron y asumieron los neopanistas.

Desde su aparición como formación de izquierda, el PRD fue tratado con dureza por el Gobierno –centenares de sus militantes perdieron la vida en la etapa formativa- y pronto se hizo patente que el PRI y el PAN habían decidido permitirle sólo un acceso limitado al poder: reconocerlo en el Congreso y en los estados, pero nunca a nivel nacional. El resultado ha sido, entre otros, la agudización de la división interna original de ese partido pues la corriente conformista y colaboracionista choca sistemáticamente con la radical -que hoy gira alrededor de AMLO y su “Gobierno Legítimo”- que insiste en su rechazo a la validez del resultado de la elección de 2006.

Consecuencias. Al inicio de este siglo México parecía encaminarse al encuentro exitoso con su tiempo político perdido, pero no ha sido el caso. Hoy el sistema de partidos en su conjunto está divorciado de la sociedad, no la representa. Si el PAN y el PRD no evolucionan, se abre la posibilidad de un retorno del PRI -un partido hecho para otra época. Y lo peor de todo es que ese regreso del PRI ya no significaría ninguna diferencia sustantiva con lo que hay ahora.

Kikka Roja

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...