BUSCA, BUSCADOR

miércoles, 2 de abril de 2008

Sergio Aguayo Quezada : De Tesoros | El diagnóstico

De Tesoros

Y después del spot vino el diagnóstico, pero ninguno de los dos despejó las dudas ni proporcionó algún marco que permita elucidar la cuestión de fondo: ¿qué hemos hecho, hacemos y haremos con nuestros tesoros (entre ellos el petrolero)?

Terminó el suspenso. El Gobierno presentó el Diagnóstico: Situación de Pemex, un texto que refleja de cuerpo entero la lógica y estrategia oficiales. De una manera implacable e impecable el Diagnóstico fundamenta y explica el pésimo estado de la paraestatal. Su solidez flaquea y desaparece a la hora de explicar cómo fue que llegamos a esa situación. Nadie en específico fue responsable. Un silencio sólo entendible porque el Gobierno necesita del sindicato petrolero y el PRI.

Tienen razón en la tesis central: debe hacerse algo con Petróleos Mexicanos. ¿Está la llave del éxito en la apertura al capital privado? Lo piensan, pero jamás lo dicen. En lugar de ello llenaron el documento gubernamental de eufemismos con los cuales evitan mencionar con todas sus letras que buscan inversión privada. Si en el famoso spot sobre el “tesoro” el Gobierno sólo se refería de pasada a la “necesidad de hacer alianzas”, en el Diagnóstico da otro paso al agregar que “es necesario que Pemex pueda hacerse acompañar de otras empresas”, “…se apoye de terceros”, “…cuente con la flexibilidad suficiente para contratar”, obtenga inversión “complementaria”…

Es evidente que la cautela lingüística del Gobierno conservador se debe a la movilización desencadenada por Andrés Manuel López Obrador quien, de acuerdo a las últimas encuestas, impuso sus tesis porque las enganchó con una historia que el Gobierno Federal se empeña en ignorar. El petróleo es uno de los referentes más preciados del nacionalismo mexicano y el Artículo 27 de la Constitución es algo más que un texto legal; es todo un manifiesto ideológico.

Pero las razones no terminan ahí. Quienes están a favor de una mayor inversión privada en Pemex toman como dogma las bondades de ésta. Pasan por alto –y eso es evidente en el Diagnóstico— que México se ha ganado un merecido prestigio como paraíso de monopolios u oligopolios (algunos de ellos públicos) que han tejido tupidas redes de interés con funcionarios públicos en detrimento de las mayorías.

Crecí en casas viejas de mi natal Jalisco. Al no haber televisión, las tertulias nocturnas frecuentemente derivaban en historias de aparecidos y tesoros enterrados. Lo normal es que todo quedara en susto o azoro, pero en una ocasión un pariente emprendedor anunció, con la solemnidad debida, que saldríamos de pobres porque él iba a escarbar en el patio de la casa. Vinieron días de alboroto que culminaron con la llegada de un señor cargando una máquina para detectar metales. Después de un rato dijo con enorme seguridad: “aquí está el entierro con el oro o la plata”. Él cobró lo acordado y fue el único que recibió beneficios materiales aquella inolvidable noche.

En el México actual los únicos que han encontrado tesoros son el pequeño grupo de empresas que levantan, año con año, utilidades fenomenales. En los años de Vicente Fox, dice Reforma en su primera plana del 25 de marzo, la banca privada cuadruplicó sus utilidades netas que crecieron en un 316 por ciento. Banamex-Citibank ocupó la cima con un 3,362 por ciento. Al grupo español BBVA-Bancomer le fue tan bien que sus ganancias en México representaron el 29 por ciento de sus utilidades globales en 2007.

Según las encuestas anuales de Ingreso Gasto en los Hogares del INEGI en los mismos años el 60 por ciento de la población ubicada en la parte media incrementó sus ingresos monetarios totales en un modesto 18.9 por ciento. ¿Qué porcentaje de esos ingresos fue extraído con malas mañas y cobros excesivos por bancos, compañías de teléfonos y electricidad y el resto de monopolios u oligopolios? No lo sé con precisión, pero en mis intentos por defenderme he constatado la debilidad de la Profeco, la Condusef y los otros organismos que en el papel nos defienden.

Las historias de corrupción entre empresas y funcionarios públicos también debilitan al Diagnóstico gubernamental sobre Pemex. Las grandes privatizaciones realizadas durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari dejaron un halo de irregularidades jamás esclarecidas porque Vicente Fox prefirió no escarbar en el asunto. El titular de la Auditoría Superior de la Federación nos acaba de informar que el Gobierno de Vicente Fox recibió excedentes petroleros por 700 mil millones de pesos, la mitad de los cuales se fue a pagar los salarios y compensaciones de una alta burocracia que, con pocas excepciones, no desquitó lo cobrado. Algunos de los grandes proyectos foxistas sólo adquirieron renombre por lo dispendiosos y mal planeados.

Felipe Calderón tampoco sale bien librado. Es cierto que el Diagnóstico sobre Pemex reconoce que hay corrupción en la paraestatal –sin dar precisiones al respecto— y que se compromete con una mayor transparencia y rendición de cuentas. El discurso se vacía de contenido cuando se le contrasta con la saga de Juan Camilo Mouriño, quien pese a sus conflictos de interés, permanece bien firme en el cargo. Ante ese tipo de evidencias que Calderón y los suyos demuestran primero que esta vez va en serio. ¿Por qué hay que creerles en esta ocasión? En los momentos actuales y con la información disponible el tesoro que se recupere del fondo del mar terminará enriqueciendo a los mismos de siempre.

Termino con una aclaración. No estoy en contra de la propiedad privada y la economía de mercado, pero en las condiciones actuales no percibo ninguna razón válida para confiar en la inequidad y corrupción de nuestra economía de mercado. Y el Diagnóstico sobre Pemex tampoco ayuda porque lo debilitan sus huecos de información, sus supuestos erróneos y su indiferencia frente a la historia. Es un panfleto tecnocrático.
La miscelánea

Hay decisiones federales dignas de encomio. La Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México recientemente inaugurada sí toma en cuenta los intereses de los usuarios. En las salidas de la Terminal 1 hay unos tubos de metal que impiden utilizar los carritos y se hace inevitable la contratación de alguno de los cargadores de maletas. En la Terminal 2 quitaron los obstáculos y puede uno utilizar el carrito para llevar el equipaje hasta la terminal de los taxis. Los cargadores siguen ahí, pero su contratación es ahora voluntaria. Ojalá y la misma determinación la mostraran con las grandes empresas.

Comentarios: saguayo@colmex.mx

Kikka Roja

Moneros | Helguera | Jalisco


santuario cristero
El gobernador panista Emilio González Márquez

Kikka Roja

PROCESO : El enredo energético de Calderón : Jenaro Villamil

El enredo energético de Calderón
jenaro villamil

México, D.F., 1 de abril (apro).- Una vez más, Felipe Calderón decidió pelear rounds de sombra antes que definir claramente los alcances de su reforma energética. Un día después de que su secretaria de Energía, Georgina Kessel, presentara un diagnóstico –prometido desde el 28 de enero pasado en San Miguel, Regla, Hidalgo-- y deque sus coordinadores del “sistema PAN-gobierno” (Santiago Creel, Héctor Larios y Germán Martínez) aparecieran como los Tres Huastecos para mantener la indefinición sobre la iniciativa nunca presentada, Calderón optó por subirse al ring para desacreditar el movimiento de resistencia.

“México necesita que ya no haya líderes importantes ni dirigentes de multitudes, sino que cada hombre sea capaz de conducirse por sí mismo”, afirmó Calderón en una extraña cita que le atribuyó al escritor Juan José Arreola. Quizá nunca ha leído ni Confabulario ni La Feria del escritor jalisciense, pero Calderón y sus asesores tuvieron la puntada de revivir al cuentista mexicano para meterlo a su enredo energético. El fondo del problema para Calderón es su fracaso en comunicación política. Invirtieron más de 218 millones de pesos en ridículos spots sobre “el tesoro escondido en aguas profundas”, mantuvieron la expectativa de una reforma que abriera la inversión privada en áreas claves de Pemex, aportaron cifras alarmantes y tremenditas sobre la inminente pérdida de la soberanía petrolera, pero no han logrado cambiar una percepción pública mayoritaria en contra de una reforma que implique ir en contra del artículo 27 constitucional.

Los calderonistas combinaron de nueva cuenta la comunicación del miedo con publicidad lúdica e ilusionista que pretende encubrir el discurso de la privatización. Se trata, en realidad, de un nuevo capítulo de la guerra sucia que se inició en la campaña presidencial del 2006. Y así lo dejó entrever el presidente en su mensaje del 31 de marzo. Los medios masivos mexicanos pecan no sólo de formar parte de las verdades a medias del gobierno calderonista, sino también de amnésicos. Ninguno ha recordado algunas de las frases que el propio Felipe Calderón pronunció cuando fue secretario de Energía durante el gobierno de Vicente Fox. Sin necesidad de invertir millones de pesos en spots cursis, Calderón dijo explícitamente que la reforma energética debía conducir a la privatización. El 28 de abril de 2004, en una entrevista con Televisa, Calderón afirmó:

“Debemos insistir en que el esfuerzo que México hace a través del gobierno, puede implementarse de manera racional y en beneficio de la nación con más inversión de particulares. Estamos completamente conscientes de que México no será competitivo si sus empresas públicas, por otra parte, no son competitivas.”

El entonces secretario de Energía presumió inversiones privadas por 3 mil 500 millones de dólares en la CFE y de 24 mil millones de dólares en Petróleos Mexicanos. “Pemex necesita invertir más de 1 billón de pesos para la próxima década, mucho más que toda la deuda externa”, afirmó en tono alarmista ante las pantallas de Televisa para argumentar a favor de la inversión privada. “Hagamos hoy las reformas en el sector energético que nos permitan vivir un mejor mañana para todos”, concluyó.

No fue ésta la única vez que Calderón explícitamente habló de privatizar áreas del sector energético. Al tomar posesión como secretario, el 29 de octubre de 2003, el panista afirmó: “Debemos permitir que haya gente que arriesgue su capital y que genere empresas productivas para que generan más energía eléctrica.” Ahora sabemos que uno de esos inversionistas que “arriesgó” su capital y obtuvo jugosos contratos con Pemex Refinación fue su asesor, subsecretario y alter ego, Juan Camilo Mouriño, el auténtico “tesoro” en la profundidad de las aguas calderonistas.

Email: jenarovi@yahoo.com.mx


(corregi error en el titulo)
Kikka Roja

PROCESO : “pasividad, indolencia y cobardía” : Álvaro delgado

Calderón: “pasividad, indolencia y cobardía”
Álvaro delgado

México, D.F., 31 de marzo (apro).- La imagen se registró este lunes 31 de marzo en la sala de conferencias de la sede del Partido Acción Nacional (PAN): Germán Martínez, presidente partidista, está flanqueado por Santiago Creel, vestido de impecable traje gris, y Héctor Larios, de mezclilla y camisa a cuadros, evidentemente sudada.

Son los tres jerarcas de partido oficial que comparecen ante los periodistas después de haber sido, literalmente, plantados por la secretaria de Energía, Georgina Kessel, quien pidió una conferencia de prensa conjunta que, al final, le dio la gana cancelar. Se marchó inclusive con parsimonia, envuelta en una nube de guaruras.

Y ahí está la triada de altos dirigentes panistas apenas balbuceando que Kessel --empleada de Felipe Calderón como ellos-- les entregó el “diagnóstico” sobre Petróleos Mexicanos (Pemex) que, este domingo 30, fue enviado primero a las redacciones de los medios y después --contrario a lo que ordenan las sanas prácticas legislativas-- a los grupos parlamentarios.

Dirigente formal del PAN, aunque sujeto a la instrucción que le da quien lo impuso en el cargo, Martínez no atina a asumir, de una vez por todas, lo que todo el mundo sabe: que el proyecto de reforma en materia energética tiene como fundamento el ingreso de capital privado, nacional y extranjero, y por tanto la distribución de las ganancias.

Ya lo ha dicho tal cual la propia Kessel y en eso consiste la arbitraria y costosa campaña de spots en radio y televisión sobre el “tesoro profundo” que el gobierno primero, mediante una filtración, negó y luego, vergonzosamente, tuvo que asumir.

Es así de simple, pero ni Martínez ni Creel ni Larios lo asumen con todas sus letras y emiten, apenas, tímidos balbuceos: “El diagnóstico establece con toda claridad que es necesario estudiarlo.”

Pues sí, ¿y?

Por eso hasta sus más tenaces aliados se han desesperado de tan timorata conducta: uno de ellos, el gobernador de Sonora, el priista que bien podría ser panista, Eduardo Bours, de plano acusa de “maletas” a Calderón y su facción por operar la pretendida reforma energética “con las patas”.

“Desde el (año) 38 estamos con esa discusión, como que ya deberíamos ser capaces de superarla. ¡Ahhh!, pero maletas son para manejar los temas. En lugar de decir las cosas como Dios manda y explicarlas para que la gente entienda”, reprochó Bours para luego enfatizar:

“Lo primero que hay que decir es que lo han manejado (el tema) con las patas. Es increíble el manejo que le han dado a un tema tan importante como es la reforma energética. Estamos en una discusión que no nos lleva a ningún lado; bueno, nos lleva a que nos sigan sacando el petróleo los americanos con ‘popotes’ por abajo.”

Y no puede esperarse menos de quien siempre ha sido un activo promotor de la inversión privada en el ámbito energético --que va más allá del petróleo-- como empresario y presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), uno de cuyos sucesores, José Luis Barraza, se convirtió en delincuente confeso por su ilegal actuación para imponer a Calderón en el 2006, por instrucciones de otro prominente dirigente del organismo cúpula del sector privado que ahora ha hecho que su voz suene:

Se trata de Claudio X. González, presidente del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios (CMHN) y artífice de las estrategias de los potentados del país, quien ya de plano está desesperado por la inacción de sus patrocinados, temblorosos ante las acciones de Andrés Manuel López Obrador.

“No podemos permitir que el país se maneje con base en chantajes… Es obvio que es imposible dejar a todos los sectores satisfechos, sin embargo la suma del PAN y del PRI es más que suficiente democráticamente para hacer los cambios que el país requiere.”

En todo esto han sido más astutos los priistas como Manlio Fabio Beltrones y Fidel Herrera, quien hoy, después de entrevistarse con Juan Camilo Mouriño, adelantó, con malicia, que será el jueves de la próxima semana la fecha para el ingreso de la iniciativa al Congreso. “Los días 10 me gustan mucho”, dijo riéndose el veracruzano.

Y él, a diferencia de la triada panista, sabe por qué lo dijo.

Apuntes

Calderón, como sus propagandistas, no entiende: no se le está pidiendo que consiga unas monedas de indemnización para los cuatro mexicanos asesinados en Ecuador a manos de soldados de Colombia. Ya se sabe que la lógica de Calderón es que todo lo que se consigue con dinero sale barato, pero debe entender que hay mexicanos que exigen castigo a los homicidas… Por supuesto, después de conducta tan indigna en ese caso, no sorprende otra análoga que tiene que ver también con mexicanos fuera de su país, en Estados Unidos. Pocas veces coincido con la cúpula de la Iglesia católica --tan alejada de sus fieles y de quienes creemos en la doctrina de Jesús--, pero ahora suscribo un párrafo del periódico Desde la fe, de la Arquidiócesis de México, cuyo remate he tomado para titular esta entrega: “Es una vergüenza que en la plena celebración de la Pascua, la fiesta de la vida, la Suprema Corte de Justicia estadunidense sea pregonera de la muerte, y México sea ejemplo internacional de pasividad, indolencia y cobardía.”

Comentarios: delgado@proceso.com.mx

Kikka Roja

MOURIÑO PIDE AYUDA A GOBERNADORES Y JERARCAS CATOLICOS: CASO PEMEX

  • Mouriño entrega diagnóstico a gobernadores y jerarcas católicos
  • Adoptan obispos la campaña mediática acerca de Pemex
  • Llaman a los partidos a dialogar y dejar de lado intereses egoístas

José Antonio Román y Fabiola Martínez

Después de sostener un encuentro privado con el secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, la jerarquía de la Iglesia católica hizo suyo el lenguaje y los conceptos que utiliza el gobierno federal en su estrategia para sacar adelante la reforma energética. “La intención no es privatizar”, “es necesario tener la tecnología para sacar el petróleo de las aguas profundas” y “las alianzas con otras naciones nos ayudarán”, son algunas de las expresiones que han empezado a usar los obispos.

Al explicar a la prensa el “intercambio de opiniones” que la jerarquía católica tuvo con el responsable de la política interna del país, los obispos de Matamoros, Faustino Armendáriz, y el auxiliar de México, Carlos Briceño, aclararon que si bien Mouriño no les pidió apoyo para la reforma, sí dejó un diagnóstico que presenta a Petróleos Mexicanos (Pemex) en una situación muy difícil y preocupante para el futuro del país y de las generaciones futuras.

Incluso, después de la reunión los obispos llamaron a las diferentes fuerzas políticas a dialogar, dejando a un lado los intereses egoístas, para encontrar los consensos necesarios en beneficio del país. “No nos pidió nuestro apoyo”, insistieron los obispos.

Mouriño empezó la entrega del diagnóstico sobre Pemex en diferentes sectores, con base en el análisis difundido el domingo pasado por funcionarios del sector energético.

Aunque en los encuentros para delinear y presentar el proyecto no fue convocado, el secretario de Gobernación cumplió ayer, por segundo día consecutivo, la labor de difusión del mismo, encomendada por la Presidencia de la República, lo mismo con gobernadores que con jerarcas de la Iglesia católica.

A Gobernación le corresponde la labor política (mientras la Secretaría de Energía y Pemex explicarán aspectos técnicos); para esto desayunó ayer con el gobernador de Tamaulipas, Eugenio Hernández, ante quien destacó la importancia de que todos los actores políticos conozcan la situación que prevalece en la paraestatal.

Más tarde, frente a los obispos, aprovechó su mensaje acerca del estado de derecho y la libertad religiosa para explicar la importancia del trabajo conjunto de los poderes de la Unión con la finalidad de alcanzar, dijo, “los acuerdos que el país necesita”.

De acuerdo con un comunicado de Gobernación, Mouriño “intercambió puntos de vista” con los obispos del Episcopado Mexicano sobre diversos temas nacionales, especialmente la difusión de la pretendida iniciativa del gobierno calderonista y el PAN para autorizar la exploración del crudo con el apoyo –mediante contratos– con la iniciativa privada, con base en lo cual próximamente se hará una propuesta de reforma en el Congreso de la Unión.

Los obispos dieron por hecho las “afirmaciones contundentes” de Mouriño de que el gobierno no pretende privatizar Pemex, que no hay más petróleo que en aguas profundas y que es necesario ir hasta allá para sacarlo, así como son indispensables las alianzas para explotar los yacimientos.

Los obispos Armendáriz y Briceño señalaron que el secretario les dijo que el gobierno no se cierra a otras propuestas, pero es necesario resolver este problema. “Y aunque no se habló estrictamente de la reforma, sí se expresó la preocupación por las futuras generaciones y la economía nacional”, sostuvo el obispo Briceño.

EL COLMO DE LA TRANSA, LOS SACERDOTES COBRAN CARO POR CUALQUIER AYUDITA

Kikka Roja

El periodismo Televisa

Astillero
Julio Hernández López
Fax: 5605-2099 • juliohdz@jornada.com.mx

■ “Periodismo” selectivo
■ Te invito para pegarte
■ Enjundia facciosa en Televisa

No fue periodismo lo que se ejerció ayer en Televisa Chapultepec durante una “entrevista” a Andrés Manuel López Obrador sino una celada vengativa, una programada demostración de soberbia y desmesura y una comprobación al aire del encono profundo que guardan los dueños, directivos y estrellas de la principal empresa nacional de televisión al aspirante presidencial al que contribuyeron a defraudar electoralmente en 2006. Carlos Loret de Mola fue ayer impaciente y cortante, obsesivo en la búsqueda de descarrilar declarativamente a su presunto invitado, faccioso en cuanto se transmutó en contrincante dispuesto a saltar verbalmente encima del visitante para romperle el ritmo discursivo, de por sí lento, y para oponer a la visión y el verbo del malamente entrevistado las opiniones y deducciones de un anfitrión que manejó una “apertura” informativa, luego de año y medio de golpeteo, como una concesión personal o como el cumplimiento forzado y de mal humor de un trámite necesario para que la contaminadora empresa y sus empleados puedan adjudicarse un falso engomado de verificación democrática.

La agresividad matutina desplegada ayer en el canal dos de televisión abierta contrasta notablemente con el tono rutinariamente utilizado en ese y otros programas al entrevistar a funcionarios y políticos que son cuestionados por encima, tratados con amabilidad que todo lo diluye o, en caso extremo (sólo cuando es necesario), exhibidos sin enjundia ni persecución en sus contradicciones y errores, solidariamente pillados en falta pero sin que el conductor estrella asuma una postura adversa militante, propia más de quien forma parte de un litigio de partido que de quien se supone que actúa como periodista sin consigna. Con el mayor desparpajo, sin tribunales del santo oficio electrónico enfrente, desfilan por foros y programas de Televisa (y, con más descaro, en Televisión Azteca) los principales culpables de las desgracias del país y son tratados con complacencia general que, para aparentar acuciosidad, es salpicada con interrupciones menores, precisiones que suelen servir como preámbulo de más demagogia, y supuestos chispazos de ingenio y profundidad que no se vuelven insistencia, desesperación, descompostura facial, enojo evidente ni ruptura de reglas básicas ya no de periodismo sino incluso de cortesía.

La nueva tesis Televisa (te invito para pegarte) tendrá, desde luego, ilimitada oportunidad de demostrar que su puesta en práctica de ayer con López Obrador sólo fue la circunstancial inauguración de una nueva faceta periodística en la que los conductores de programas informativos se comportarán de similar manera con la amplísima nómina de políticos susceptibles de ser contradichos, impugnados y desprovistos del hilo argumental que desearen exponer (y que ya no habrá más entrevistas a modo, con guiones prestablecidos en los que el compareciente cómodamente se encuentre las preguntas para las que lleva respuestas aprendidas de memoria e incluso reacciones y frases estudiadas para enfrentar los cuestionamientos presuntamente peliagudos que también han sido convenidos. Por ejemplo, las entrevistas a Juan Camilo Mouriño). Ya se verá si frente a Felipe Calderón, a Mouriño o a otros miembros destacados del sistema al que Televisa pertenece se producirán joyas de enjundia persecutoria como las mostradas ayer por el economista que ha sido considerado uno de los líderes globales jóvenes de Latinoamérica.

a la denuncia sobre negocios con Ya por último, sobre este tema, ha de señalarse que a pesar de la presión ejercida en su contra, y del entrampamiento en que quedó respecto a un párrafo de sus planteamientos de campaña en el que aceptaba cierto tipo de asociaciones de capital privado en Pemex, López Obrador pudo comenzar a instalar un nuevo golpe seco a la compañía gallego-michoacana, MuCal, a partir de contratos recientes en los que según eso aparece la firma del tesorito de Bucareli y, por otra parte, al darle más fuerza mediáticaRepsol autorizados por Calderón cuando era secretario de Energía y ya instalado en Los Pinos.

Astillas

Salvo la ambición desbocada, parece que no tenían ningún plan notable los empresarios provisionalmente encargados de la administración federal que buscan hacerse del petróleo nacional (a menos que se quiera llamar “plan” a la práctica elemental de despojo en mercados y estaciones del Metro comúnmente llamada “descontón”). En el colmo de la impericia, el calderonismo cree posible resucitar al Zombi de Bucareli para que, convertido en algo parecido a los repartidores de directorios telefónicos casa por casa, lleve ejemplares del “diagnóstico” gubernamental sobre el petróleo a gobernadores y a obispos que, obviamente, le dan la suave al sedicente secretario de gobernación... Ayer fue el último programa de Charlas sobre filosofía que durante 15 años se transmitió semanalmente por una de las difusoras del Sistema Jalisciense de Radio y Televisión (SJRT). Producido por el Departamento de Filosofía de la Universidad de Guadalajara, el citado programa fue sentenciado a muerte en razón de las nuevas políticas culturales del gobierno de sacristía que encabeza Emilio González Márquez, el donante de 90 millones de pesos para la construcción de un santuario cristero. En delante, todo lo que se difunda en las estaciones propiedad del Estado deberán “competir” con la radio comercial, a pesar de que el artículo sexto del acta constitutiva del SJRT, del 12 de enero de 1999, establece que no se perseguirán fines de lucro… Organizaciones de derechos humanos, feministas y ciudadanos en general se manifestaron ayer en Monterrey para exigir que uno de los diarios de aquella ciudad restituya en sus páginas la columna A bocajarro que escribía Sanjuana Martínez. Deseosos de entregar una carta con sus puntos de vista a directivos del diario, los manifestantes se quedaron con el texto en sus manos porque nadie lo quiso recibir… Y, mientras el director de la Comisión Federal de Electricidad (toda la CFE es Slim) usa impropiamente el nombre de la Fundación Heberto Castillo, y se escuda tras “testigos sociales”, ¡hasta mañana, con la evolución patrimonial de Fox declarada tres años bajo reserva por el calderonismo cómplice!

COMENTARIO DE PATRICIO http://www.losmiserables.com.mx/
de El Sendero del Peje de Victor Hernandez
Patricio nos manda el siguiente comentario sobre la entrevista del Peje con Loret de Mola:

Esta mañana, buscando el comentario de Alfonso Zárate en el noticiero de Carlos Loret, me topé con la inesperada presencia del Peje. El mero hecho de que López Obrador estuviera presente en las pantallas de televisa era de por si novedad, así que me dispuse a presenciar el espectáculo, con interés y un poco de morbo. El interés y el morbo fueron creciendo conforme transcurría la entrevista, y la actitud del joven yucateco iba pasando de inquisitiva a inquisitorial, ante la presencia del Peje que nunca perdió la compostura, pero que, a mi modo de ver, tampoco salió bien librado de la emboscada.

Obrador con un pasaje de su libro, el Proyecto Alternativo de Nación, en el que proponía la alianza de Loret, con todo derecho, le tenía preparada una lista de preguntas de todo tipo, que iban desde las elecciones del 2006, hasta las elecciones internas del PRD, pasando por la resistencia civil y, muy poquitas, sobre el petróleo. Con el transcurrir de los minutos, el encabronamiento del joven líder mundial fue in crecendo, pues el Peje simplemente no le respondía lo que él quería que le respondiera; Loret fue montando en cólera y escenificó una de las pataletas más penosas ante las cámaras de las que yo tenga memoria. El Peje, que no empezaba a responder una pregunta cuando ya tenía encima dos o tres más, pudo contestar bien algunas, medio contestar otras y esquivar algunas más para las cuales no tuvo respuesta convincente. Uno de los momentos estelares de Carlos Loret fue cuando confrontó a LópezPEMEX con capital privado. La respuesta del Peje, que negó esa contradicción montándose en su macho y sin dar argumentos que fueran más allá de la mera negación, fue pecata minuta ante el berrinche de Loret que poco más y le hace arrancar las hojas del libro y tragárselas ante las cámaras. El punto más bajo al que llegó Loret de Mola fue cuando acusó al Peje de incitar a la violencia, y se negó a presentar lo que dijo Andrés Manuel en realidad, dentro del contexto en que lo dijo.

Acusaciones iban y acusaciones venían: el Peje acusó a Televisa de magnificar el conflicto del PRD y de no haber hecho una cobertura parecida de las cochinadas que ocurrieron en la elección del 2006, a lo que Loret respondió que él siempre ha sostenido que esa elección fue un cochinero – ¡a buena pinche hora me vengo a enterar!- ; Loret le respondía echándole en cara su responsabilidad- la del Peje, claro- en el conflicto interno del PRD, por haber apoyado a uno de los contendientes, siendo el autodenominado- así le llamó- Presidente legítimo, y equiparándolo con lo que hizo Fox en su momento, que apoyó con todo a Calderón, pasándose la ley por el arco del triunfo. López Obrador reclamó la parcialidad y cerrazón de Televisa y Loret le respondió que él lo había invitado al programa dos veces y el Peje se había negado a asistir. Al final, el Peje- frustrado, imagino, pero sonriente y tranquilo- invitó a Carlos Loret a que dé espacio a su movimiento en defensa del petróleo, y Loret, desencajado, mandó a otra sección, no sin antes aclarar que en su noticiero siempre hay espacio para López Obrador, y que él lo había invitado a una entrevista y no a un Spot.

Durante los cuarenta minutos que duró la entrevista, lo que más me llamó la atención fue la diferencia del trato que Loret dio al Peje, con el que dieron en todos los espacios de la televisora a Juan Camilo Mouriño cuando éste se decidió a aclarar (sic) el turbio asunto de los contratos de las compañías de su familia con PEMEX, gracias a los cuáles los angelitos se embolsaron miles de millones de pesos del erario público por auto adjudicación directa. Bastó que el Secretario de Gobernación asegurara que no había ninguna irregularidad en el hecho, para que el señor López- Dóriga- y todos sus adláteres aceptaran la versión de Mouriño sin mayores cuestionamientos, lo que no es ninguna sorpresa pues todos los tenían reservados para el villano favorito. Y luego se preguntan por qué el Peje no quiere aceptar sus invitaciones…


Una razón más para apoyar al peje en el 2008.


... TAL VEZ CARLOS LORET DE "MULA" EN REALIDAD ESTABA EJERCIENDO PERIODISMO, TRABAJA MEJOR EN SU PERIODO MENSTRUAL.

El periodismo televisa tiene su base orgánica y hormonal, no confundir con sangronadas.

Kikka Roja

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...