BUSCA, BUSCADOR

viernes, 11 de abril de 2008

De REGIO EN RESISTENCIA:

AUNQUE SE ENOJE ESA VEINTIUNICA FEMINISTA AMARGADA Y ESE VEINTIUNICO MACHO AMARGADO, LO VOY A ESCRIBIR COMO LO PIENSO: ESTAS HERMOSAS SEÑORAS Y JOVENCITAS (DICHO CON TODO RESPETO PARA Y ADMIRACIÓN PARA ELLAS Y SUS FAMILIAS, PORQUE LA BELLEZA SE LLEVA EN EL CORAZÓN Y NO EN LAS APARIENCIAS) LIDEREAN CON GRAN COMPROMISO CON LA HISTORIA, CON VALOR Y CON MUCHO BUEN HUMOR Y AMOR A LA PATRIA, LA RESISTENCIA CIVIL PACÍFICA, CONTRARIO A LA CAMPAÑA SUCIA Y DE DIFAMACIÓN QUE CONTRA ESTE MOVIMIENTO LLEVA NOTICIARIOS TELEVISA. PARA LOS QUE NO SEPAN POR QUÉ ESTÁN AHÍ, LEAN EL ANEXO 1. Y PARA LOS QUE QUERAN SABER CÓMO EJERCEN SU LIBERTAD ESTAS MUJERES LEAN EL ANEXO 2

DOMINGO 13 DE ABRIL DE 2008.
11:00 AM
ASAMBLEA INFORMATIVA POR ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR
EN DEFENSA DEL PETRÓLEO DE MÉXICO
ZÓCALO DE LA CD. DE MÉXICO


- REGIOENRESISTENCIA

Kikka Roja

Luis Javier Garrido : El saqueo

El saqueo

Las modificaciones legales en materia de petróleo que Calderón y Mouriño pretenden imponerle a México para despojarlo de su principal riqueza estratégica han tensado a un pueblo que justamente está dispuesto a defender su patrimonio.

1. La contrarreforma legal en materia petrolera, que desde el inicio de su gobierno de facto Felipe Calderón busca imponer al Congreso, pretendiendo abrir una vía metajurídica para entregar la industria petrolera mexicana a los grandes consorcios multinacionales, ha generado un escándalo nacional, pues, como ya se suponía desde antes de conocerla, constituye un acto flagrante de traición a la patria.

2. La iniciativa privatizadora presentada el martes 10 en la Cámara de Senadores por Georgina Kessel, la inepta fanática neoliberal que funge como secretaria de Energía del gobierno de facto, no intenta modificar los artículos 27 y 28 de la Constitución, pero sí busca transgredirlos expidiendo una Ley Orgánica de Pemex y otra ley de una Comisión del Petróleo, y modificando la Ley Reglamentaria del artículo 27, la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal y la Ley de la Comisión Reguladora de Energía, a fin de abrir supuestas vías metajurídicas para entregar la industria petrolera a las multinacionales.

3. La iniciativa de Calderón está fracasando con estrépito, pues por un lado no logró hacer pasar el engaño de que no pretende privatizar el petróleo mexicano y, por el otro, no puede ocultar que es abiertamente violatoria de la Constitución y que el marco seudojurídico en el que se pretende hacer venir a México a las trasnacionales es completamente anticonstitucional e ilegal y no les generaría seguridad jurídica alguna, pues la Suprema Corte no tendría más que darle la razón a quienes lo impugnaran, ya que tiene la responsabilidad indeclinable de velar por la constitucionalidad de las leyes, y lo que se pretende es burdamente darle la vuelta a la Constitución.

4. En la forma todo se ha iniciado mal para el gobierno, pues en su mensaje televisado de 13 minutos un Calderón sudoroso y trémulo no hizo más que hilvanar una sucesión interminable de mentiras, buscando burlarse de los mexicanos al citar a Lázaro Cárdenas, pretendiendo mentirosamente que no hay un afán privatizador en su iniciativa y ofreciendo miles de beneficios imaginarios a los mexicanos si se tolera entregar el tesoro de las aguas profundas a la Shell, a la Exxon Mobil Corporation o a la Repsol-YPF, fue entendido como un nuevo agravio para un pueblo al que Calderón en su estupidez pretendió tratar como ignorante.

5. En el fondo las cosas son aún mucho peores, pues el PRI le presentó a Calderón en febrero tres condiciones para discutir la iniciativa y ésta no cumple ninguna de las tres. Beltrones le pidió al espurio que la reforma no implicara modificaciones a la Carta Magna y ésta hace algo peor: pretende cínicamente violarla en leyes secundarias. Le demandó que no fuera privatizadora y ésta no tiene otro objetivo que privatizar la industria petrolera mexicana, “legalizando” los contratos de servicios múltiples, estableciendo que las compañías privadas podrán realizar tareas de transporte, almacenamiento y distribución, y ser propietarias de ductos e instalaciones y operar la petroquímica. Le exigió, en fin, que no legislara sobre los anticonstitucionales “contratos de riesgo”, luego llamados “de servicios múltiples”, por los que Pemex ha cedido funciones suyas a las trasnacionales, y lo que hace es pretender legalizarlos y ampliarlos, creando además los llamados “contratos de servicios ampliados”.

6. La iniciativa del usurpador pretende además crearle a Pemex un régimen de excepción arropado en la noción de “autonomía”, buscando situar a una empresa, que es patrimonio de la nación, fuera del control del Congreso y de la sociedad y al margen de la legalidad, pues, entre otras cosas, podría realizar según su mamotreto legaloide nada menos que contratos reservados y licitaciones secretas, con los que los desvergonzados Calderón, su protegido Mouriño y los cuñados parecen querer beneficiarse sin límites.

7. La intención de los redactores de esos papasales seudo legales que se presentaron a los senadores para su rápida aprobación es bien clara, pues entendiendo Calderón y Mouriño que las modificaciones constitucionales que les permitirían entregar Pemex a los consorcios trasnacionales, y hacer ellos de paso el negocio del siglo, son casi imposibles de alcanzar en el contexto actual, buscan modificar el marco legal secundario aun a sabiendas de que los textos resultantes serían absolutamente violatorios de la Constitución, porque lo que pretenden es ya, desde ahora, dar entrada de hecho a las corporaciones extranjeras para que realicen exploraciones y se apropien de ductos, de refinerías y de plantas petroquímicas, y en especial del Golfo de México, convirtiéndose México en un enclave estratégico para los halcones del Pentágono y creándose así una situación de facto que sería complicadísimo revertir, incluso al venir la decisión judicial que declarase la inconstitucionalidad de esas leyes.

8. Esta práctica es la que se ha seguido en el pasado con empresas generadoras de fluido eléctrico desde los años de De la Madrid o en el caso del gas de la Cuenca de Burgos, cedido anticonstitucionalmente por Calderón cuando era secretario de Energía a sus amigos de la Repsol-YPF, dando como argumento los funcionarios neoliberales del gobierno que sería más fácil modificar la Constitución que echar fuera a las compañías extranjeras que están en México en abierta violación a la Constitución.

9. Los senadores de Acción Nacional y del Revolucionario Institucional se han resistido por esto a que la llamada “reforma energética” sea discutida de manera abierta, porque la misma no entraña más que disposiciones que están en oposición absoluta a la Constitución General de la República, y que no puede ser aprobada en ninguno de sus aspectos centrales, pues es violatoria de la Constitución.

10. La resistencia civil que se inició ayer jueves 10 en las dos Cámaras federales con la toma de las tribunas y en las calles de la capital debe conducir a que se haga respetar la Constitución y el principio de que las leyes deben ser conforme a ésta. Lo otro es abrir la vía a la ilegalidad absoluta y como consecuencia de ello a la insurrección revolucionaria.


Kikka Roja

ASTILLEROTV: INFORMA ACCIONES DE RESISTENCIA: ADELITAS

http://www.astillero.tv/

http://www.youtube.com/watch?v=M9nIlY4KovA


Astillero
Julio Hernández López
Fax: 5605-2099 • juliohdz@jornada.com.mx

■ La trampa del “debate”
■ Nada profundo, aguas someras
■ Teatrito para convalidar
■ Mujeres, primer paso

Para tomar decisiones históricas sobre las aguas profundas y los privatizados negocios a fondo que en relación con el petróleo planean, los buscadores oficiales de tesoritos quieren un debate somero, rapidito y lucidor que convalide los acuerdos de apresurada simulación democrática a que han llegado las bancadas priísta y panista más algunos modernos, civilizados y dialogantes legisladores del PRD (¡Jesús los ampare!). La trampa del “debate” nada profundo busca suministrar parque mediático para el fusilamiento electrónico de Andrés Manuel López Obrador y del movimiento de resistencia civil pacífica, al acusarlos de ser tercos obstructores del bello modelito de participación popular, ordenada y responsable que les ha preparado el confiable y siempre bien intencionado chef de cocina política fusión mejor conocido como Manlio Fabio Beltrones. Debate a la carrera, con foros burocratizados y formatos similares a los que durante décadas han servido para fingir que se escucha a los ciudadanos, todo organizado para que las voces contrarias a la privatización tengan oportunidad de ser incorporadas como marco decorativo de los arreglos a los que ya han llegado los aliados PRI-PAN, como ayer involuntariamente dejó entrever el gerente Calderón al decretar que la iniciativa de privatización petrolera deberá discutirse “democráticamente a través de los legisladores” y que en el sacro Congreso de la Unión, impoluto y altamente representativo de la voluntad popular, “se van a procesar las diferencias, se escuchará la voz de todos. Ya el Senado está organizando un proceso para hacerlo así”. A confesión de Felipe, relevo de Manlio.

El teatrito del debate breve e insustancial fue desmontado con rapidez en dos planos (el primero, en tiempo, el legislativo), pues en los ámbitos institucionales hubo acciones de diputados y senadores del FAP que en los hechos significaron la famosa huelga legislativa (no todos le entraron, pues hubo quienes con anticipación se desmarcaron de las acciones “radicales”). Las tomas de tribuna en San Lázaro y en Xicoténcatl produjeron, además, escenas memorables de disfuncionalidad política: en la Cámara de Diputados, Ruth Zavaleta se quejaba de que, con ironía histórica (una especie de revancha desde el fondo de la historia más tradicional de las luchas de izquierda), una manta de protesta le impidiera cumplir con su elevada responsabilidad protocolaria. “Clausurada” declaraba la manta a la Cámara; diputada de clausura quedaba Zavaleta. Y el presidente del comité nacional informal del PRI, el senador Beltrones, con un grito digno de muros de honor: no nos pueden secuestrar, exclamó el último de los mohicanos de tres colores que durante largas décadas mantuvieron secuestrado al país y que ahora, en alianza con los párvulos ambiciosos del PAN, pretenden seguir con la nación como rehén permanente.

El segundo plano de lucha exitosa se dio en las calles (ese fenómeno caminante de mil cabezas, incontrolable, que no está sujeto a negociaciones en lo oscurito, razones por las cuales tanto le temen quienes insisten en que las “verdaderas” discusiones deben darse solamente en salones alfombrados y aislados). El Hemiciclo a Juárez fue el punto de reunión para una convocatoria de última hora que obviamente hacía preocuparse a las organizadoras por el riesgo de que hubiera una asistencia menor a la deseada. Pero poco después de la una de la tarde, cuando las brigadas pasaban festiva lista de presencia, más que suficientes para la primera tarea, comenzaba la resistencia civil pacífica tan anunciada. Las mujeres organizadas (muy bien organizadas) dieron el primer paso con fuerza, alegría y creatividad. No hubo violencia ni incidentes y sí, en cambio, una energía social que se instaló en las calles que desembocan en el Senado de la República. Por la noche llegarían relevos mixtos para establecer turnos de 12 horas hasta que el domingo en el Zócalo haya nuevas resoluciones.

Obviamente, los primeros pasos dados ayer tendrán como reacción el endurecimiento del discurso oficialista y la facturada indignación de locutores, comentaristas y articulistas de aguas profundas. El diputado XHGamboa analizaba ayer la posibilidad de habilitar un recinto alterno para cumplir con la sacra tarea de legislar en privado. El senador Beltrones alertaba contra “la ruta de provocación de quienes quieren que el país termine en violencia” y advertía que al ser mal portados, los legisladores que tomaron tribunas han “dinamitado la posibilidad de que se lleve a cabo un debate nacional sobre el tema” del petróleo.

Pero el fondo del asunto, hay que recordarlo, está en el tiempo y la forma que se quiera dar a ese proceso de discusión, hoy falso y envenenado. Los privatizadores a marchas forzadas pretenden asignar sólo unas cuantas semanas, dos o tres, para lograr la hazaña de rescatar el tesorito en este mismo periodo de sesiones de las cámaras, al terminar el presente mes, o en un periodo extraordinario de trabajo legislativo que, con la iniciativa supuestamente validada por el acelerado debate previo, sea inmediatamente aprobada. La propuesta de los opositores a la privatización es que el debate se lleve meses (de aquí a septiembre), con formatos incluyentes y discusión verdadera, para que los resultados sean abordados en el siguiente periodo ordinario de sesiones del Congreso.

La discusión, por lo pronto, ha sido trasladada a las calles y, ante ello, la cultura política institucional se descompone y se exaspera. Grave es el riesgo, para los intereses que confluyeron en el fraude electoral de 2006, de que el movimiento de rechazo a una presidencia espuria sobreviva e incluso esté en camino de convertirse en una movilización nacional en defensa de una causa nacionalista ( y, lo peor de todo, snif: que impida la realización de muy buenos negocitos compartidos en la elite).

Y, mientras, luego de una pausa indeseada, hoy reinicia labores www.astillero.tv, con un formato sencillo pero eficaz que permite alojar, en un primer paso, videos y un blog en los que de inmediato se está dando cuenta de lo que sucede en el cerco ciudadano al Senado y la lucha contra la privatización, ¡feliz fin de semana!

Kikka Roja

Inconstitucional la reforma propuesta por Felipe Calderón EL ESPURIO

  • Quita a Pemex exclusividad en exploración, refinación y otras áreas: Rodríguez Padilla
  • Es inconstitucional la reforma propuesta por Calderón, según experto en energía
  • Advierte que, de forma soterrada, en la iniciativa se incluyen los llamados contratos de riesgo
  • Otro defecto es que no se evalúa el “hoyo fiscal” que provocaría la autonomía de gestión, dice
Israel Rodríguez J.

Víctor Rodríguez Padilla, investigador del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México y especialista en temas energéticos, aseguró que la iniciativa de Felipe Calderón en materia de petróleo es inconstitucional y pretende “fortalecer” a Petróleos Mexicanos (Pemex) quitándole la exclusividad en exploración, refinación, transporte, almacenamiento y distribución de gas, petrolíferos y petroquímicos. El experto aseguró que sí se incluye los contratos de riesgo, pero de una forma soterrada mediante el pago en efectivo indexado a las reservas descubiertas. Además, con las reformas propuestas se pretende en el fondo crear un Pemex paralelo con empresas privadas que se integrarán verticalmente en toda la cadena de producción.

En entrevista, el también asesor de organismos multilaterales afirmó que la propuesta de iniciativa carece de los estudios pormenorizados sobre las implicaciones del paquete de modificaciones. “No hay escenarios de ingreso; no hay evaluación del hoyo fiscal; no se precisa cuánto dejará de percibir Pemex por la repartición de la renta petrolera, no se cuantifica la cantidad ni el calendario de la creación de escuelas, hospitales, medicinas, universidades, ni de la población beneficiada”. Tampoco se explica si con la propuesta para “fortalecer” a Pemex se termina con el endeudamiento con particulares mediante el mecanismo conocido como Proyectos de inversión financiada con impacto diferido en el Gasto (Pidiregas), por el cual la petrolera mexicana ya debe un billón 600 mil millones de pesos.

Advirtió que, según la propuesta de iniciativa, se abre la posibilidad de que los tenedores de bonos puedan formar una asociación civil que fungirá como asamblea de accionistas preparando la bursatilización de Pemex. Con ello, dijo, se acabó con el Pemex social, porque esta propuesta no será en beneficio de la sociedad mexicana, sino de los tenedores de bonos y de los bancos que les “jinetean” a los fondos de pensión el dinero y se llevan las utilidades mediante el cobro de comisiones. Al referirse a los contratos de riesgo, Víctor Rodríguez Padilla, doctor en economía de la energía, precisó que el artículo 46 de la propuesta de iniciativa se señala: “Petróleos Mexicanos y sus organismos subsidiarios podrán celebrar contratos en los que se pacte una remuneración fija o variable, determinada o determinable, con base en las obras y servicios especificados al momento de la contratación o que el desarrollo del proyecto exija con posteridad. Petróleos Mexicanos podrá condicionar a que el proyecto genere ingreso para cubrir los costos correspondientes, y podrá pactar incentivos tendientes a maximizar la eficacia o éxito o servicio, los cuales serán pagaderos únicamente en efectivo”.

El especialista aseguró, tras el análisis del texto, que éstos son contratos de riesgo. Explicó que se trata de una remuneración “determinable” en función del tamaño del yacimiento descubierto. Además, se incorpora la cláusula de descubrimiento comercial. Si el desarrollo del yacimiento es comercialmente viable, hay pago; si no es viable, no lo hay y el contratista pierde su dinero.

Entre los incentivos que Pemex puede pactar destacan aquellos por premio del volumen de hidrocarburos descubiertos; por las reservas probadas; por las reservas probables, posibles y recursos prospectivos. Alertó también sobre la propuesta de solución de controversias en cortes internacionales, pues es ahí donde las empresas públicas siempre pierden los casos contra las trasnacionales. El experto señaló que la producción de crudo y gas, así como la elaboración de petroquímicos básicos (incluyendo metano) quedan excluidas de la apertura mediante permisos. Sin embargo, el sector privado podrá hacerlo en el marco de los contratos de riesgo que se firmen declarando esas actividades como “desarrollo” y “mantenimiento”.

También propone obligar a Pemex a poner su infraestructura al servicio de firmas privadas por medio del acceso abierto a terceros. Se propone “fortalecer” a Pemex permitiendo la multiplicación de sus competidores y brindándole a éstos la posibilidad de utilizar la infraestructura del organismo para crecer y expandirse a costa del mismo Pemex y haciéndolo cada vez más pequeño, quitándole materia de trabajo.


LAS MENTIRAS Y EMBUSTES DE FELIPE CALDERON EL ESPURIO

Vamos a “enterrar” la pobreza extrema y a hacer grandes cosas, sostiene
La reforma petrolera, una panacea para México, garantiza Calderón a industriales
Con los 150 millones de dólares que ingresen cada año, en 2011 o 2012 habrá acceso a la salud, universidad para todos los jóvenes, gasolinas limpias y cientos de miles de empleos, señala

Claudia Herrera Beltrán

Ampliar la imagen El jefe del Ejecutivo federal, Felipe Calderón Hinojosa, durante su participación en la comida para celebrar el 50 aniversario del Club de Industriales El jefe del Ejecutivo federal, Felipe Calderón Hinojosa, durante su participación en la comida para celebrar el 50 aniversario del Club de Industriales Foto: Cristina Rodríguez

Con la reforma petrolera vamos a “enterrar” la pobreza extrema en México y a hacer “grandes cosas”, garantizó ayer el presidente Felipe Calderón. No sólo eso, aseguró que con los 150 millones de dólares que estima ingresen cada año al país por proyectos petroleros, en 2011 o 2012 los jóvenes tendrán un lugar en la universidad, habrá acceso universal a servicios de salud y se producirán gasolinas limpias para evitar que los niños padezcan enfermedades respiratorias.

Reunido con líderes empresariales por el 50 aniversario del Club de Industriales, y cuando las tribunas de las cámaras de Diputados y de Senadores habían sido tomadas por integrantes del Frente Amplio Progresista, Calderón advirtió que la sociedad requiere ventilar sus discrepancias en paz y en orden. Mi gobierno, dijo, no hace cálculos meramente de corto plazo, de coyuntura, porque el deber de un gobernante no es pensar estrictamente en la coyuntura, sino ser capaz de asumir los riesgos, los costos y tomar decisiones que generen beneficios a largo plazo. También llamó al Congreso de la Unión, partidos políticos, empresarios, sindicatos, intelectuales, académicos, al sector cultural y a los medios de comunicación a asumir el rumbo que México está reclamando. Así, después de felicitar a los industriales, porque en su club han pasado parte importante de la vida en torno de “las tiritas de pescado, las chabelitas, las pacholas” y otras especialidades de la cocina, hizo un repaso de las reformas estructurales aprobadas durante su gobierno, con lo que dijo haber cumplido el escenario “sobresaliente” que planteó al inicio del sexenio.

Acerca de los cambios propuestos para el sector energético, señaló que buscan erigir un “gobierno corporativo” para Pemex, como lo “realizan muchos de ustedes (los industriales) en sus empresas o todos, probablemente”, que incorporan consejeros independientes y profesionales para aumentar la eficiencia. A las bondades atribuidas a la iniciativa enviada al Congreso de la Unión durante su mensaje televisivo del martes pasado, sumó otras: dijo que la inversión en hidrocarburos ascenderá a uno por ciento del producto interno bruto adicional por año con los nuevos proyectos de exploración, producción y refinación. “Tan sólo piensen en este dato: una refinería tiene un costo aproximado de 8 mil millones de dólares. Podríamos estar empezando la construcción de refinerías, casi una por año, en lo que resta de mi gobierno”. Esto, agregó, permitiría dinamizar la economía y generar “literalmente” cientos de miles de empleos, así como alcanzar la cobertura universal de salud.

“Por lo cual es factible, amigos, y lo aseguro, garantizar, enterrar el problema de la pobreza extrema en el país y garantizarle a cada joven, a cada muchacho, un lugar en la universidad, de manera que no haya un solo mexicano que no curse una carrera técnica o profesional por falta de oportunidades”, expresó. Señaló que se podrían producir gasolinas limpias, que en vez de contener 500 o más partículas de contaminantes por millón, estén hechas con 30 partículas por millón, lo cual limpiaría el aire de la ciudad de México y evitaría “que muchos de nosotros, los que tenemos niños pequeños, siempre haya uno por lo menos que tiene una enfermedad respiratoria”. Entre los comensales había empresarios y banqueros, como Héctor Rangel Domene; el premio Nobel Mario Molina; el escritor Enrique Krauze; Marie Jose, viuda de Octavio Paz, y Guadalupe Rivera.

Antes, en entrevistas radiofónicas, Calderón manifestó, acerca de las movilizaciones contra la privatización de Pemex, que no tiene la menor disposición de permitir que se amague la paz, la estabilidad pública o la tranquilidad de los mexicanos. Sobre las acusaciones de posible tráfico de influencias contra el secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, indicó que “nadie pone las manos al fuego por nadie. Ese no es el papel del Presidente”. Explicó que no es su rol entrar a discusiones o estrategias de distracción, de dimes o diretes, porque el asunto Mouriño ya está en manos de las instancias correspondientes.
CALDERON Y MOURIÑO TRAIDORES VENDEPATRIAS Y MARIQUITAS SIN CALZONES

Kikka Roja

La prepotencia de Ruth Zavaleta: ENORME LONA BLANCA | GROSEROS SENADORES PANISTAS

NO! si para pendejo no se estudia,LA ZAVALETA BIEN QUE SABE QUE EL FAMOSO DEBATE ES UNA FARSA, LOS VENDE PATRIAS LE PAGARON BUEN DINERO PARA QUE ELLA DETERMINARA QUE LOS PANISTAS SE HICERAN LOS GANADORES, PERO ¡¡¡SE HICIERON EN LOS CALZONES!!!
  • Demandan diálogo y abrir el debate sobre la privatización de Pemex
  • Zavaleta, rebasada; diputados del FAP tomaron la tribuna
  • Una enorme lona blanca cubrió a la presidenta de la mesa directiva
Ciro Pérez y Roberto Garduño

Ampliar la imagen Protesta gráfica en el salón de plenos de San Lázaro Protesta gráfica en el salón de plenos de San Lázaro Foto: Francisco Olvera

Al mediodía, una enorme lona blanca cruzada en letras negras con la palabra “clausurado” cubrió la mesa directiva en el pleno de la Cámara de Diputados, mientras la diminuta figura de Ruth Zavaleta se perdía con sus gritos, ignorada por todos sus compañeros, debajo del pliego elaborado por la tabasqueña Mónica Fernández. La toma de la tribuna camaral se preveía desde horas antes, impulsada por el descuido del gobierno de Felipe Calderón al ordenar a la secretaria de Energía, Georgina Kessel, que no se presentara a la cita establecida con los representantes del Frente Amplio Progresista (FAP). La inasistencia de la funcionaria fue confirmada por Alejandro Chanona Burguete, coordinador de Convergencia, quien se comunicó con Kessel: “En relación con la asistencia de la secretaria, como que hubo teléfono descompuesto; yo le dije, bueno, entendemos que hubo un cambio, pero qué me dice usted, y me respondió: ‘yo quisiera que sepan que tengo la disposición para plantear esto’, y le comenté: lo del diagnóstico ya es extemporáneo, porque nosotros queremos hablar del debate nacional, a lo que me contestó: ‘bueno, yo quisiera un formato de diálogo y estoy a la disposición, y en esta ocasión no asistiré”’.

Entonces, el FAP sesionó en el Salón Verde, y determinó tomar pacíficamente la tribuna. En la discusión, temerosos de quedarse solos y de convertirse en blanco del juicio popular, los diputados afiliados a Nueva Izquierda maniobraron para sumarse a la protesta. Octavio Martínez, uno de los líderes de esa corriente, preguntó a Alejandro Chanona si los diputados de Convergencia participarían en la toma, porque hasta entonces el coordinador de esa bancada no lo había hecho, Éste respondió: “Sí, Octavio, nosotros estamos listos desde hace una semana, y lo vamos a hacer con más de 50 diputados perredistas, pero no sé si ustedes lo harán”. Para el seguidor de Jesús Ortega se agotó el espacio y tuvo que responder que se sumarían a la protesta. No obstante, Zavaleta Salgado dijo más tarde en entrevistas de radio que Nueva Izquierda subió a tribuna con objeto de cuidarla y defenderla.

Con la certeza de que en San Lázaro la mancuerna PAN-PRI transitará por la ruta del respaldo a las iniciativas de Felipe Calderón, las bancadas de PRD, PT y Convergencia determinaron la clausura del Congreso hasta abrir a debate nacional la privatización subrepticia de Pemex. Con 18 metros de largo, la lona se fue desplegando sobre la tribuna, y ante la inminencia de ser cubierta por ella, Ruth Zavaleta se desgañitó mientras manoteaba ante la desesperación de ser ignorada por sus correligionarios: “¡Si no quitan la manta, no vamos a decir el resultado de la votación y se levanta la sesión en este momento!”

A Zavaleta se sumó un lacónico reclamo de panistas y priístas; los primeros reprocharon que el acto se orquestó por la corriente del “filibusterismo” legislativo, y los segundos lo calificaron de “error político”. La toma de tribuna fue decidida en la reunión que los diputados de PRD, PT y Convergencia sostuvieron en el Salón Verde, a las nueve de la mañana, acuerdo que consideró permanecer hasta el fin del periodo, el 30 de abril, si no se abre el debate, y que conocieron todos los diputados y coordinadores, a excepción de la propia Zavaleta, quien se dijo sorprendida por esta acción. Sólo habían pasado 17 minutos desde que, silenciosamente, el grupo parlamentario del PRD, incluidas las corrientes opositoras a la resistencia civil, ocupó la tribuna justo cuando Ruth Zavaleta daba entrada en primera lectura a un dictamen que crea el fideicomiso que administrará el fondo de apoyo social para ex braceros.

Sin prestar atención a sus compañeros de bancada, Zavaleta dio la palabra al priísta Jorge Estefan, quien como presidente de la Comisión de Hacienda habría de fundamentar el dictamen. “¡Ya dejen el micrófono, compañeros, se acabó la sesión!”, gritó desde su curul la diputada de Convergencia Layda Sansores.

–Les pido a los compañeros que por favor nos dejen continuar –respondió Ruth Zavaleta.
–¡No, ya terminó la sesión! –insistió Sansores Sanromán.
–¿Por qué va a terminar la sesión? ¿Porque usted lo diga, diputada? –reviró la presidenta de la mesa directiva, con lo que dio inicio a un largo intercambio de breves intervenciones, mientras Estefan dudaba en subir, aunque los legisladores de PRD, PT y Convergencia lo animaban.

“Señores diputados –llamaba débilmente la presidenta de la mesa directiva a sus compañeros–, yo estoy dirigiendo la sesión, no pueden ustedes dar la palabra”, pero nadie le hacía caso. Entonces pidió a Estefan que diera lectura a su intervención desde su curul, lo que rechazaron diputados del PAN y del PRI, quienes exigían que se diera curso a una iniciativa que daba respuesta a la demanda de justicia que por años han planteado los ex trabajadores migrantes en la Cámara de Diputados. Se recordó que el dictamen fue apoyado por todos los grupos parlamentarios en comisiones, que los ex braceros se encontraban presentes y que nada justificaba bloquear la aprobación de una reforma que resolvía finalmente la demanda de más de 42 mil ex trabajadores del campo, creando un fideicomiso con un fondo de 5 mil millones de pesos para resarcirles los beneficios económicos que durante años se les negaron.

Para darle una salida al debate, Estefan anunció entonces que declinaba presentar su posicionamiento y pidió que el resto de los inscritos para hablar en favor de la iniciativa declinaran también, además de solicitar que tanto la primera como la segunda lecturas fuesen dispensadas y se procediera a votar, sugerencia que fue aprobada. Acto seguido, se abrió el tablero electrónico y en menos de 10 minutos votaron en favor 393 legisladores, con lo que el texto quedó aprobado, aunque la presidenta de la mesa directiva se vio impedida de dar el resultado, pues justo antes de cerrarse el tablero, desde el extremo derecho, un grupo de diputados del PRD desplegó la manta más grande que se haya llevado al pleno, la cual cubrió la tribuna y con ella a todos los que ahí se encontraban.

A la gran lona plástica, en la que se anunciaba la clausura del Congreso “en defensa del petróleo y de la patria”, le siguieron otras mantas de menor tamaño que se colocaron a los extremos, en las que se leía: “¡Por la defensa del petróleo, debate nacional!” y “¡Debate nacional, no fast track!”, además de pendones con la imagen de Mouriño y Calderón con disfraz de pirata. La mayoría de diputados del FAP decidieron mantener ocupada la tribuna de San Lázaro indefinidamente, hasta que la mesa directiva de la Comisión de Energía del Senado modifique el calendario del debate nacional que deberá darse.

..

PINCHES PANISTAS HABLAN HASTA MAS FEO QUE NOSOTROS JAJAJAJAAAA

“¡No nos secuestren!”, demandaba dando golpes sobre su escaño un colérico Manlio Fabio Beltrones
Caos, gritos y toma de la tribuna estremecieron ayer al Senado
Legisladores del FAP exigen que se acuerde un debate profundo sobre el futuro del petróleo en México
El panista Felipe González repartió insultos hasta entre sus propios compañeros

Andrea Becerril y Víctor Ballinas

Ricardo Monreal, ayer en Xicoténcatl Ricardo Monreal, ayer en Xicoténcatl Foto: José Carlo González

La resistencia civil en contra de la privatización de Petróleos Mexicanos (Pemex) se inició ayer en el Senado, cuando la mayoría de los integrantes del Frente Amplio Progresista (FAP) tomaron por sorpresa la tribuna y ahí se quedaron en exigencia de que se acuerde un debate real, profundo, en torno al futuro del petróleo en México. Ni los gritos del coordinador priísta, Manlio Fabio Beltrones, quien golpeaba en su escaño y exigía “no nos secuestren”, ni el enojo evidente de los panistas –que llegó al insulto– impidieron la protesta de legisladores que lograron así parar la sesión y rebasar al coordinador perredista, Carlos Navarrete.

Fue evidente la división en la fracción perredista, ya que Navarrete estaba fuera del salón de sesiones cuando su compañero de bancada y vicecoordinador de la misma, Ricardo Monreal Ávila, pidió la palabra para argumentar en contra de la autorización del viaje del presidente Felipe Calderón a Estados Unidos. Pero ya en la tribuna, advirtió que no permitirán la entrega de la renta petrolera a trasnacionales, como lo intenta el Ejecutivo. “¡No podemos permitir que el gobierno espurio pretenda saquear el patrimonio! ¡No lo vamos a permitir. De ninguna manera se saldrán con la suya, se los decimos desde ahora!”

Burla panista devino furia

Los senadores panistas comenzaron a burlarse abiertamente cuando Monreal anunció: “A partir de este momento se inicia la resistencia civil pacífica en todo el país”. El legislador del blanquiazul Felipe González azotó un portafolios metálico sobre su escaño y exclamó de manera que los reporteros que estaban cerca de él pudieran oírlo: “¡Vamos a bajar de ahí a esos hijos de su puta madre!” Sus compañeros trataban de calmarlo, pero ya no entendía razones y hasta mandó “a la chingada” al ex asesor de Vicente Fox, Ramón Muñoz. Mientras, Monreal desde la tribuna –en la que ya estaban 17 senadores del FAP– fustigaba también al PRI al acusar a sus legisladores de “comparsas del PAN” y de comportarse como partido satélite del gobierno.

“¡No nos moveremos de la tribuna”!, dijo, y como los panistas exigían “tiempo, tiempo”, el zacatecano les respondió: “Si quieren manden traer a las fuerzas armadas para que nos muevan”. El presidente de la mesa directiva, el panista José González Morfín, estaba paralizado, sin saber qué hacer, y Santiago Creel, quien entró al salón de plenos poco después de que la tribuna ya había sido copada por los legisladores del FAP, les pidió que, en caso de no retirarse aquéllos, se decretara un receso. El secretario general priísta, Jesús Murillo Karam, pidió antes la palabra para aclarar: “Nosotros no somos comparsas de nadie”. También Manlio Fabio Beltrones intentó hablar, pero desde la tribuna el perredista Tomás Torres le recordó a gritos que el receso se había decretado. Furibundo, el priísta sonorense hizo un nuevo intento y ante una respuesta similar logró hacerse escuchar ante el barullo para pedir: “¡No nos secuestren!” Sin embargo, la sesión ya había concluido y casi todos los panistas, priístas y legisladores del Verde debieron salir del salón de plenos. Uno de los pocos que permanecieron ahí, Jorge Ocejo Moreno, se acercó a los senadores del PRD que se mantenían en sus escaños, entre ellos David Jiménez Rumbo y Minerva Hernández, para felicitarlos por la decisión de no secundar a sus compañeros del FAP.

“Ocúpate de los asuntos de tu grupo”, le espetó Pablo Gómez, quien tampoco había subido a la tribuna porque, según explicó, le parecía que la medida tendría que haber sido más radical. Y Arturo Núñez, a su vez, comentó que la acción no se había acordado en la reunión plenaria del grupo parlamentario perredista. Carlos Navarrete regresó al salón y trató todavía de convencer a sus compañeros de que bajaran de la tribuna mientras se negociaba el acuerdo en torno al debate nacional sobre la reforma energética. La respuesta que obtuvo tanto de Monreal como de Tomás Torres fue que no aceptarían en forma alguna el debate simulado, que previamente acordaron PRI y PAN, a fin de discutir en sólo tres semanas y aprobar luego la reforma en un periodo extraordinario. Las seis horas siguientes fueron de negociaciones infructuosas, ya que tanto Beltrones como Creel no aceptaron ningún acuerdo mientras no se desalojara la tribuna. Navarrete incluso debió abandonar la reunión de la Junta de Coordinación Política cuando el panista le exigió que retirara a los manifestantes apostados alrededor del Senado y metiera al orden a sus legisladores.

El líder de la bancada del PRD explicó por la noche que decidió retirarse de esa instancia de gobierno senatorial porque no sirve para procesar los acuerdos requeridos. Rechazó que su grupo esté fracturado. “No soy su jefe ni su patrón, coordino a una bancada de mujeres y hombres libres que decidieron hoy realizar una acción de resistencia civil”. Insistió en que hay opiniones diversas sobre cómo defender con éxito a Pemex, pero hay plena coincidencia en impedir la privatización del petróleo. Todavía Navarrete Ruiz hizo un último intento, junto con Dante Delgado, de Convergencia, y Alejandro González Yáñez, del PT, por convencer a los legisladores de dejar la tribuna senatorial. Graco Ramírez aseguró por su parte que todavía podría reunirse la Comisión de Energía para concretar el acuerdo que ponga fin al diferendo en torno al debate.

Lo único que concedieron fue bajar, pero permanecer en el salón de sesiones en espera del anuncio. Y como no hubo acuerdo la decisión fue quedarse a dormir y permanecer por tiempo indefinido en Xicoténcatl. A los 17 senadores que iniciaron la acción se sumaron por la tarde Pablo Gómez, Arturo Núñez, Fernando Velásquez, José Guadarrama, Jesús Garibay y Francisco Castellón. Una de las más entusiastas fue la senadora Rosario Ibarra. Por principio aconsejó al panista de Morelos Adrián Rivera que tomara agua con azúcar si pretendía acompañarlos en la protesta. Pero el aludido, que permanecía en la mesa directiva porque se lo habían pedido sus compañeros de partido, mejor se fue.

Doña Rosario contó a su compañera Rosalinda López, la tabasqueña que tiene a su cargo las tareas de resistencia civil, cómo soportó 27 días en huelga de hambre hace algunos años. Cerca de la medianoche, cuando los senadores se disponían a dormir en sus escaños, Ibarra seguía dando ánimos a todos. “Esta lucha no la podemos perder”, dijo a sus compañeros, entre ellos Carlos Navarrete, quien pasó la noche con ellos.

Kikka Roja

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...