BUSCA, BUSCADOR

sábado, 19 de abril de 2008

Gabinete del gobierno legitimo: Secretaria de Relaciones Internacionales: Mexicanos asesinados por el gobierno Colombiano

http://www.gobiernolegitimo.org.mx/secretarias/

Rectificación necesaria y debida

En mi artículo de ayer viernes 18 de abril en La Jornada escribí que esperaba un pronunciamiento del “gobierno legítimo” o de su canciller sobre las declaraciones de Álvaro Uribe en territorio mexicano. Amigos diversos me han hecho notar que el 22 de marzo pasado Gustavo Iruegas publicó en este periódico un artículo sobre el asesinato de los estudiantes mexicanos en Ecuador: “Los internacionalistas no piden permiso”. Me encontraba yo en esas semanas fuera de México y no lo había leído. Pero esto no es excusa para mi error. Como desagravio para el autor, pido republicar aquí los párrafos finales de dicho artículo, adecuada y oportuna respuesta a los actos y las afrentas del presidente colombiano. Dicen así:

“En la práctica, el término terrorista es sólo un calificativo para el adversario. Los textos de la OEA y de la ONU obedecen a la hegemonía de Estados Unidos y no a la lógica del derecho. El delito de terrorismo internacional no es más que un artilugio que pretende cancelar el derecho de los pueblos a la rebelión. Olvidan la cancillería, la OEA y la ONU que la revolución es un atributo de la soberanía popular que no requiere la aprobación de nadie más que la del propio pueblo que la practica.

“En cuanto a los jóvenes internacionalistas mexicanos víctimas del ataque al campamento en Sucumbíos hay que decir que los muertos no temen a las investigaciones ni a las causas judiciales. Sería el colmo del cinismo que el gobierno de Colombia pidiera la extradición de Lucía y altamente improbable que el gobierno de Ecuador la entregara. Si en México el gobierno de facto intentara una bellaquería contra ella, agregaría un agravio más a la ira popular que con tanto ahínco ha cultivado. Lo único que corresponde es asegurar el pronto regreso de Lucía a México, a su familia y a su escuela. A los espurios no hay que pedirles ni comprensión ni clemencia. Pero se les exige respeto. Respeto a la conciencia personal, al compromiso social y a la actitud solidaria de nuestros jóvenes internacionalistas.

“Esta es una tesis de política exterior del gobierno legítimo de México.”

Adolfo Gilly
Kikka Roja

LIBERAN A FLAVIO SOSA VILLAVICENCIO DIRIGENTE DE LA APPO

Liberan al dirigente de la APPO, Flavio Sosa ACTIVISTA SOCIAL

Alberto Morales / Corresponsal
El Universal Juchitán, Oaxaca Sábado 19 de abril de 2008
16:45 A las 12:30 horas de este día el dirigente de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), Flavio Sosa Villavicencio, fue puesto en libertad y abandonó el penal de Cuicatlán, en la región de la cañada. En estos momentos, de acuerdo con el abogado Gilberto López, se dirige a la ciudad de Oaxaca. Sosa Villavicencio fue detenido el año pasado bajo diversas acusaciones, entre ellas haber encabezado la toma del canal 9 y de varias estaciones de radio.
  • Asegura gobierno de Oaxaca que se mantiene al margen de liberación de Flavio Sosa
Mediante un comunicado, la administración de Ulises Ruiz Ortiz se mostró “respetuoso” de la decisión del juez y afirmó que “se mantiene al margen” del fallo.

Notimex / La Jornada On Line Publicado: 19/04/2008 21:48

Oaxaca, Oax. Luego de la liberación del líder de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), Flavio Sosa Villavicencio, ocurrida esta tarde, el gobierno del estado se dijo “al margen” de la determinación del juez que llevó la causa. Mediante un comunicado, el gobierno de Ulises Ruiz Ortiz se mostró “respetuoso” de la decisión del juez y aseguró que “se mantiene al margen”, toda vez que debido a la separación de poderes, el gobierno del estado no tuvo ninguna intervención en el fallo.

El documento explica, además, que la liberación de Flavio Sosa -quien desde hace más de un año permanecía en el reclusorio regional de Cuicatlán- “es el resultado de todo un proceso judicial que tuvieron bajo su responsabilidad los jueces que conocieron de la causa”. También destaca que los mismos “actuaron de acuerdo a su criterio jurídico, basándose en diversas pruebas y actuaciones legales que se desarrollaron durante el juicio”, por lo que insistió en el respeto del gobierno estatal en “las decisiones de las instancias judiciales y criterios de los magistrados que llevaron el proceso legal”. De acuerdo con la defensa de Sosa Villavicencio, éste fue liberado por desvanecimiento de pruebas en los cuatro procesos que se seguía en su contra, por lo que no fue necesario el pago de ninguna fianza y fue puesto en libertad bajo ninguna reserva de ley.

ULISES RUIZ ORTIZ COBARDE GOBERNADOR ESPURIO, ASESINÓ Y DESAPARECIÓ A MAESTROS Y CIVILES INOCENTES, LA DETENCIÓN DE FLAVIO SOSA FUE OTRA VILEZA CONTRA LA GENTE MÁS HUMILDE.

LA POBREZA EN OAXACA NO ES SUFICIENTE PARA QUEBRAR EL ESPIRITU DE LUCHA. NADIE OLVIDARÁ EL DÍA DE LA BATALLA HERÓICA, EL PUEBLO ENTERO HIZO CORRER A LA PFP EN DESBANDADA

EL MUNDO SIGUE Y APOYA AL PUEBLO DE OAXACA PORQUE ES UN EJEMPLO DE LIBERTAD

TODOS SOMOS APPO
  • El gobierno de Ulises Ruiz no aportó pruebas suficientes, determinan jueces federales
  • Tras año y medio en prisión liberan al consejero de la APPO Flavio Sosa
Octavio Vélez Ascencio, Emir Olivares y Gustavo Castillo (Corresponsal y reporteros)

Después de casi año y medio en prisión, el consejero de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) Flavio Sosa Villavicencio recuperó su libertad, luego que jueces del fuero común consideraron que el gobierno de Ulises Ruiz Ortiz no aportó pruebas suficientes para que fuera procesado como responsable de los delitos de robo con violencia y daños, secuestro, lesiones y despojo agravado. El dirigente de la APPO, quien abandonó al filo de las 16 horas la penitenciaría regional, que se localiza en el municipio de San Juan Bautista Cuicatlán, a 104 kilómetros de la capital de Oaxaca, manifestó en entrevista telefónica: “no me he vendido ni rendido. Mi libertad obedece a un proceso jurídico y no a una negociación política con los gobiernos estatal y federal. El objetivo es la transformación democrática de Oaxaca y la renovación en el andamiaje del entramado jurídico del estado, que es obsoleto. No se trata de una lucha de carácter personal contra el señor Ulises Ruiz, sino de emprender la transformación democrática del estado y sus instituciones”. Visiblemente más delgado, el activista fue recibido en el acceso principal del penal por sus hijos Karina, Frida y Bolívar Sosa Castañeda, así como por el secretario de organización de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Ezequiel Rosales Carreño, integrantes de la APPO y su abogador defensor, Gilberto López Jiménez.

La confabulación

Sosa Villavicencio expresó que el Partido Acción Nacional se confabuló con el Revolucionario Institucional en 2006 para golpear al movimiento magisterial y popular, el cual demandaba la destitución del gobernador, a cambio de respaldar el arribo de Felipe Calderón a la Presidencia. “Con una política terrorista atentaron contra el pueblo oaxaqueño. Ahí está el gran número de detenidos, torturados, desaparecidos y muertos”, señaló. Aseveró que los gobiernos federal y estatal se ensañaron contra él y su familia, porque también fueron detenidos sus hermanos Horacio y Erick, quienes fueron internados en penales federales. Además, fueron perseguidos otros familiares, entre ellos sus hijas. “Con nosotros hicieron algo terrible, atroz”, asentó. Dijo que se reincorporará a la lucha del movimiento magisterial y popular, y en consecuencia participará en las próximas movilizaciones programadas por la APPO y la sección 22 del SNTE. “Tengo que seguir caminando al lado del pueblo”, resaltó. “Hoy más que nunca estoy convencido de que debemos seguir luchando para un mejor Oaxaca, porque por el pueblo estoy libre”, afirmó.

Responsabilizó al presidente Felipe Calderón y al gobernador Ulises Ruiz de su seguridad, ante una eventual agresión. Sosa Villavicencio se trasladó a su domicilio en el municipio de San Bartolo Coyotepec, conurbado a la ciudad de Oaxaca, donde fue recibido por su madre, Irene Villavicencio, y su esposa, Beatriz Castañeda Pedro, así como por otros familiares y seguidores de la APPO. El consejero estatal fue detenido el 4 de diciembre de 2006 en la ciudad de México por agentes de la Policía Federal Preventiva y de la Agencia Federal de Investigación junto con su hermano Horacio y los también activistas Marcelino Coache Verano e Ignacio García Maldonado.

Un día después fue remitido junto con su hermano a la penitenciaría de máxima seguridad del Altiplano, en Almoloya de Juárez, estado de México, para ser sujeto a proceso por siete causas penales. El 16 de agosto de 2007 fue trasladado al reclusorio regional de San Juan Bautista Cuicatlán, debido a un amparo otorgado por el Poder Judicial Federal. Durante su reclusión, la justicia federal le concedió tres suspensiones definitivas contra los autos de formal prisión dictados por jueces locales en igual número de expedientes y quedó en libertad absoluta. El abogado López Jiménez dijo que su defendido salió libre por “la fuerza del pueblo oaxaqueño” y por el desvanecimiento de datos promovidos ante los jueces locales en las causas penales 70/2006, 71/2006 y 136/2006 por los delitos de robo con violencia y daños en perjuicio de caminos y aeropistas de Oaxaca; por secuestro, robo y lesiones de dos agentes de la Policía Ministerial del estado, y por el delito de despojo agravado en perjuicio de la Corporación Oaxaqueña de Radio y Televisión.

“Eran acusaciones insostenibles e inverosímiles, y los jueces resolvieron dejarlo en libertad porque ya no podían mantenerlo más tiempo en la cárcel”, declaró. En los tres procesos penales “las acusaciones no estaban bien sustentadas y no había ningún señalamiento para hacerlo responsable de los delitos imputados, agregó. Luego de salir de prisión, Sosa Villavicencio dijo que una de las primeras acciones que emprenderá, junto con varios compañeros suyos, será “la reconstrucción de la APPO y su transformación política”. Señaló que el movimiento social de esa entidad “no está muerto”, y que se sumará a la lucha por la soberanía petrolera y la defensa de los energéticos. “En Oaxaca, lo que se requiere es democracia, justicia y libertad. Por ello tenemos que analizar cuáles son las condiciones actuales en la entidad. Ahora vemos una simetría en el conflicto. Por un lado, existen denuncias directas en la Suprema Corte de Justicia de la Nación contra Ulises Ruiz y se empieza a plantear la posibilidad de denuncias ante el Ministerio Público y la de un juicio político en la Cámara de Diputados”, aseguró. En la noche, Héctor Pablo Ramírez Leyva, coordinador de Comunicación Social del gobierno del estado, informó que la administración de Ulises Ruiz se mantuvo al margen del fallo del Poder Judicial del estado para liberar a Sosa Villavicencio, del cual se dijo respetuoso. El Poder Ejecutivo del estado expresó que la excarcelación fue resultado de un proceso por diferentes causas y una actuación de acuerdo con criterios jurídicos con base en pruebas y actuaciones legales presentadas por la defensa.

Flavio Sosa: liberación tardía
editorial
El vocero de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), Flavio Sosa Villavicencio, fue puesto en libertad ayer tras permanecer casi 17 meses en prisión, acusado de secuestro, robo con violencia, lesiones calificadas, daños dolosos, sedición y ataques a las vías generales de comunicación. Tras su liberación, el activista anunció que se reincorporará a la lucha del movimiento magisterial y popular encabezada por la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y la propia APPO.

Debe recordarse que Sosa fue capturado, junto con su hermano Horacio y los activistas Ignacio García y Marcelino Coache, el 4 de diciembre de 2006 en esta capital, a unos días de iniciada la administración de Felipe Calderón Hinojosa, en lo que constituyó un acto de traición por parte del gobierno federal, toda vez que los activistas se habían trasladado con el fin de reunirse y dialogar con representantes de la Secretaría de Gobernación.

El entorno de crispación social, la forma en fue aprehendido y las irregularidades que persistieron a lo largo de su proceso provocaron, en conjunto, que Sosa fuera considerado por amplios sectores de la opinión pública nacional e internacional como el primer preso político del gobierno calderonista, que así refrendó alianzas con personajes que desempeñaron un papel fundamental en la gestación y el estallido del conflicto oaxaqueño, como Elba Esther Gordillo y el propio gobernador de la entidad, Ulises Ruiz Ortiz. Por añadidura, la represión brutal que se dio en el contexto de ese conflicto puso en perspectiva el raquítico compromiso de la administración en turno con el respeto a las garantías individuales.

A un par de años de que se iniciaran las jornadas de violencia en la capital oaxaqueña, los gobiernos estatal y federal, lejos de remediar esa y otras circunstancias que agravian a la sociedad en su conjunto, persisten en una actitud indolente y desentendida, como si nunca hubiesen tenido lugar las expresiones de descontento popular que se aglutinaron en torno a la APPO, como si los homicidios producto de la represión policial nunca hubiesen ocurrido y como si las causas que dieron origen al conflicto en esa entidad –marginación, pobreza, falta de democracia política y sindical, corrupción, represión y cacicazgos– hubiesen sido atendidas. Por lo demás, la entidad continúa recorrida por crímenes violentos, vinculados aparentemente con causas políticas, y cuyo factor común es la impunidad y la falta de esclarecimiento. Al respecto destacan, entre otros hechos, el asesinato del luchador social de origen chatino Lauro Juárez y el de las locutoras indígenas triquis Teresa Bautista Merino y Felícitas Martínez Sánchez.

Con este telón de fondo, en forma paralela a la liberación de Flavio Sosa –un hecho por el cual cabe felicitarse– surgen nuevas interrogantes: ¿por qué se dio hasta ahora y quién resarcirá el agravio causado al activista por el tiempo que permaneció en prisión? ¿Hasta cuándo se permitirá que las cárceles mexicanas alberguen a ciudadanos detenidos por su militancia política o social? ¿En qué momento el gobierno acabará por reconocer que el conflicto en Oaxaca se mantiene latente, y que la situación en la entidad amerita atención?



Kikka Roja

Desfiladero: Uribe se tambalea en Colombia como la reforma petrolera en México

Desfiladero
Jaime Avilés

■ Uribe se tambalea en Colombia como la reforma petrolera en México

En 1999, Bill Clinton auspició un estudio llamado Tendencias globales al 2015 (TG15) en el que intervinieron la CIA, el Departamento de Defensa, el Colegio de Guerra y las principales universidades de Estados Unidos para imaginar, con base en proyecciones científicas, cómo sería nuestro mundo en 2015. Hoy conviene volver a leerlo (está en Internet) para apreciar mejor el compromiso que Felipe Calderón contrajo con la Casa Blanca, durante su encuentro con Jeffrey Davidow en California en 2003, a raíz del cual llegó fraudulentamente al poder para cumplir la misión de entregar la industria petrolera mexicana a Washington.

Divulgado en diciembre de 2000, el análisis predijo que “en 2015, sólo una décima parte del petróleo de Medio Oriente irá a los mercados occidentales” (Estados Unidos, Inglaterra y la Unión Europea) y “tres cuartas partes irán directamente a Asia” (sobre todo China e India). Estados Unidos y la Europa desarrollada, agregaba, seguirán abasteciéndose “de los yacimientos del subsuelo del Atlántico”, es decir, del petróleo del Mar del Norte, el Golfo de México, el Caribe venezolano y la costa brasileña.

George WC Bush recibió el diagnóstico y en alianza con Inglaterra invadió Irak para tratar de revertir la tendencia. Pero falló: perdió la guerra y la posibilidad de aumentar la participación de Occidente en el disfrute de las reservas petroleras del Golfo Pérsico. Hoy, tras la resistencia del pueblo iraquí, la que se alza como potencia vencedora en ese conflicto estratégico es China y detrás de ella India. Ambos gigantes, según TG15, “absorberán (dentro de siete años) más de la mitad del consumo de la energía del planeta”.

Tras la derrota en el campo de batalla y la amenaza económica y militar que se cierne desde el Lejano Oriente –agravada por el hecho de que Rusia se ha convertido en la mayor reserva de gas natural del orbe–, Estados Unidos vuelve los ojos con angustia hacia los yacimientos de hidrocarburos de su patio trasero (México, Venezuela y Brasil) y no oculta su intranquilidad frente al hartazgo de los pueblos de la región que claman por un modelo económico distinto al que los tecnócratas implantaron desde 1973.

En una primera etapa, los anhelos de cambio de los más pobres y de las clases medias devastadas por el neoliberalismo generaron gobiernos tan decepcionantes como los de Lula en Brasil, Tabaré Vázquez en Uruguay, Néstor y Cristina Kirchner en Argentina, Lagos y Bachelet en Chile y Vicente Fox en México. Pero al mismo tiempo desataron procesos mucho más radicales como los encabezados por Chávez en Venezuela, Evo Morales en Bolivia y Rafael Correa en Ecuador.

Si calcáramos el esquema estadunidense que prevalece en Medio Oriente, los mandatarios del primer grupo –el que va de Lula a Fox– jugarían el mismo papel que Egipto y Arabia Saudita (amigos leales a Washington), mientras los del segundo vendrían a ser los palestinos, iraníes e iraquíes de Sudamérica, para controlar a los cuales la Casa Blanca necesitaba un policía como Israel y ese resultó ser Colombia.

Gracias al Plan Colombia, ese país cuenta hoy con un ejército de 230 mil soldados y armas altamente sofisticadas –las bombas que mataron a los estudiantes del Poli y de la UNAM e hirieron a Lucía Morett eran idénticas a las que Bush lanzó sobre Saddam Hussein–, y constituye una amenaza para sus vecinos, especialmente para Venezuela, que posee las mayores reservas probadas de petróleo en América.

Hoy, al frente de esa maquinaria de guerra se encuentra un asesino de altos vuelos, un “pacificador” desalmado que en 1991 fue clasificado por la DEA como el número 82 en la lista de los 100 mayores narcotraficantes de Colombia y que ahora funge como hombre fuerte de Washington en el área. Hijo de un ganadero vinculado con el cártel de Pablo Escobar Gaviria, Álvaro Uribe Vélez estudió en Harvard y dio sus primeros pasos arruinando a campesinos y mineros que perdieron todo gracias a él; después fue director de Aeronáutica Civil, cargo desde el cual expidió incontables licencias de vuelo para los transportistas de cocaína, y por último, mientras crecía en la política como diputado, alcalde y gobernador en la provincia de Antioquia, ayudó a formar un ejército paramilitar, llamado Autodefensas Unidas de Colombia, que bajo el pretexto de luchar contra las FARC provocó la muerte de miles de inocentes y lo catapultó a la presidencia en 2002 y a la relección en 2006.

Tras la renuncia de su ministra de Relaciones Exteriores, María Consuelo Araújo, que dimitió el 18 de abril de 2007, ayer hizo un año, luego de que su hermano, el senador Álvaro Araújo, y su padre cayeran presos, acusados de ser jefes de los paramilitares, Uribe ha sufrido un revés detrás de otro al grado que, en la actualidad, la justicia mantiene en cárceles de máxima seguridad a 18 senadores y 12 diputados, investiga a 34 senadores más (de un total de 102) y a 26 (de 126) diputados, casi todos ellos miembros del partido del gobierno. Anoche, para no ir más lejos, ordenó someter a indagación a Norma Patricia Gutiérrez, la mismísima presidenta del Senado colombiano.

Agobiado por esa crisis política que puede costarle el puesto y la libertad, Uribe llegó a Cancún el martes y se puso a escupir sobre la memoria de los estudiantes del Poli y de la UNAM que su ejército asesino en Ecuador. Pero mientras los tachaba de “delincuentes, narcotraficantes y terroristas”, ¡él, nada menos!, Calderón ratificaba su debilidad política y su pequeñez interior pidiendo tímidamente “mesura”, en señal de respeto a un mafioso mayor que vino a traerle un mensaje elocuente de parte de Bush, de Cheney y de Halliburton, y a mostrarle qué actitud debe asumir ante la resistencia popular que se opone a su propuesta de reforma energética.

Sin embargo, ridiculizado por la enjundia de Uribe, a quien no le atinó a responder sino con balbuceos propios de un subalterno, Calderón trataba de acallar el nuevo escándalo provocado por la fuga de información sobre los petrobonos ciudadanos que alertó a los banqueros y que va a originar tal vez la caída del presidente de la Bolsa Mexicana de Valores, al tiempo que en las cámaras y en las calles se consolidaba la primera victoria del Movimiento Nacional en Defensa del Petróleo, que frustró la intentona de privatizar Pemex mediante la conocida práctica del madruguete, mientras sentadas en el asfalto alrededor del Senado, las adelitas coreaban con toda razón: “¡No, no, no! ¡No nos da la gana! ¡Ser una colonia/ norteamericana! ¡Sí, sí, sí! ¡Sí nos da la gana! ¡Ser una nación/ libre y soberana!”.


Kikka Roja

PÓNGALE! Texto a la foto: Se apestó la venta de PEMEX




Kikka Roja

AUDIO: La derecha extrema se equivoca con spot anti-AMLO: Panistas irresponsables les urge Entregar PEMEX

LOS PANISTAS DEL YUNQUE Y LOS PINOCHETISTAS CONFORMAN LA ODCA EN PLENO SIGLO 21
LOS EMPRESARIOS PANISTAS Y LA IGLESIA CATOLICA UNIDOS PARA SAQUEAR A MEXICO
CCE: CONSEJO COORDINADOR EMPRESARIAL
kikka-roja.blogspot.com/ comparan-amlo-con-hitler-el-pan-si-es
kikka-roja.blogspot.com/ empresarios-panistas-de-la-ip-cce-se

LA RESISTENCIA CIVIL PACIFICA ESTROPEA LA INTENCIÓN DE VENDER PEMEX A EXTRAJEROS
kikka-roja.blogspot.com/ protesta-callejera-incesante-pri-pan ladrones

AUDIO PROGRAMA DE LA A A LA Z RADIO 13

http://www.divshare.com/download/4292117-838
La toma de la tribuna es legitima no es mala señal ni es señal negativa, se equivoca el señor Eduardo Sojo, secretario de economía del gobierno ESPURIO CALDERONISTA ENTREGUISTA
SINDICATO DE PEMEX : BOLA DE TRAIDORES LAME BOTAS, ¡¡YA DIGAN DE QUE LADO ESTAN!!
LOS OLIGARCAS ATARANTADOS SE METIERON EL PIE SOLITOS, O ¿SE ENSARTARON SOLITOS? ¡¡¡¡ AUTOGOOOOL !!!!

Kikka Roja

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...