BUSCA, BUSCADOR

lunes, 21 de abril de 2008

John M. Ackerman: Fascismo

John M. Ackerman
Fascismo

El fascismo es una ideología basada en la razón del Estado y la fidelidad total al jefe de la nación. “Todo en el Estado, nada contra el Estado, nada fuera del Estado”, decía Benito Mussolini. Es un sistema político profundamente conservador, cuyo propósito original era combatir la expansión de los movimientos obreros en Europa después de la Primera Guerra Mundial (1914-1918). El fascismo está basado en la violencia y la intolerancia a la oposición, la pluralidad y la crítica. Tal régimen utiliza la propaganda y los medios de comunicación para generar un clima de miedo y odio a todos los que sean “diferentes”.

Quien peligrosamente se ha acercado al fascismo durante los últimos días no es Andrés Manuel López Obrador, sino el actual gobierno y los grandes monopolios privados, además de amplios sectores del PAN, el PRI y sus aliados intelectuales. Ellos son los que se niegan a debatir de manera amplia y plural el futuro del petróleo. Ellos son los que difaman y buscan eliminar desde las cúpulas del poder político, económico y mediático a cualquier disidente u opositor.

El Congreso de la Unión de ninguna manera está “secuestrado”, como afirmaron Enrique Krauze, José Woldenberg, el Consejo Coordinador Empresarial y la asociación Mejor Sociedad, Mejor Gobierno. Tanto la Cámara de Diputados como la Cámara de Senadores han podido sesionar y despachar sus asuntos más urgentes. Las tribunas están tomadas en un acto simbólico de resistencia civil pacífica para demostrar que no hay “normalidad” democrática en el país, que nuestras instituciones políticas se encuentran en crisis.

Esta crisis resulta del hecho de que una mayoría parlamentaria ha decidido darle la espalda al electorado y aprobar reformas en materia energética que, además de violar la Constitución, van en contra de la voluntad mayoritaria de la población mexicana. Cuando los representantes populares traicionan la confianza de los electores y se colocan por encima de la Carta Magna, la protesta social no es peligrosa, sino saludable, ya que ayuda a rencauzar la democracia. De otra forma, los políticos se acostumbrarían a ignorar a la ciudadanía y, como ocurre en nuestro país, terminarían utilizando sus cargos para perseguir fines particulares, familiares o de gremio. La presencia de una fuerte movilización social no es una amenaza para la democracia, sino un claro indicador de su vitalidad.

Al clausurar sus respectivos congresos, Adolfo Hitler, Benito Mussolini, Augusto Pinochet y Victoriano Huerta usurparon el poder desde las cúpulas de la autoridad estatal. Desaparecieron el Poder Legislativo con el propósito de centralizar aún más el poder en sus manos. Por el contrario, al salir a las calles y ocupar las tribunas, López Obrador y el Frente Amplio Progresista (FAP) pretenden abrir las negociaciones y asegurar que los ciudadanos puedan ser escuchados antes de la aprobación de la reforma energética.

Es un grave error reducir la democracia, el “gobierno del pueblo”, a la actividad de los gobernantes. Los senadores, los diputados y el Presidente de la República tienen la obligación de mantenerse en permanente contacto y comunicación con sus representados. Asimismo, los ciudadanos tienen la obligación y el derecho de llamar constantemente a cuentas a sus autoridades. Recibir más votos en una elección no otorga al candidato ganador un cheque en blanco para hacer o deshacer a su antojo, sino una gran responsabilidad de representar a la sociedad. Cuando permanece una gran incertidumbre con respecto a la validez de la victoria misma, esta responsabilidad se multiplica y se expande.

Lamentablemente, como espejo y continuación del conflicto poselectoral de 2006, la coalición gobernante ha decidido de nueva cuenta recurrir a la diatriba y la cerrazón para imponer el resultado que desea. En lugar de acercarse a la coyuntura política con valentía y apertura, el actual presidente esconde la cabeza y manda a sus agentes políticos, económicos e intelectuales a tronar toda oposición y crítica. Así como ayer Felipe Calderón se negó a aceptar un recuento total de la votación por miedo a conocer la verdad, hoy se niega a exponer su iniciativa al debate popular por temor a enfrentarse con un pueblo informado y consciente.

Los defensores de “las instituciones” a secas olvidan que en un sistema democrático los ciudadanos son los que tienen la última palabra. En la peor de las tradiciones fascistas, los ideólogos actuales privilegian la estabilidad y el orden por encima de la justicia y la participación social. El mejor antídoto para el fascismo es la construcción de una sociedad crítica y participativa, dispuesta a cuestionar y llamar a cuentas a nuestros gobernantes, no un pueblo doblegado de forma pasiva a las decisiones que violan gravemente sus derechos.


Kikka Roja

Moneros: Rapé : En sus narices






Kikka Roja

SPOT CONTRA AMLO: MARCHA Y ASAMBLEA informativa EL DOMINGO

EL DOMINGO 27 DE ABRIL 08:
MARCHA DEL ÁNGEL DE LA INDEPENDENCIA AL ZÓCALO 10 AM CIUDAD DE MÉXICO
ASAMBLEA NACIONAL INFORMATIVA
ACOMPAÑA A ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR
www.poresto.net/content/view/11283/53/




ES LEGITIMA LA RESISTENCIA AZ radio 13 AMLO no es Hitler panistas irresponsables



A FELIPE CALDERON Y EMPRESARIOS CORRUPTOS LES URGE VENDER PEMEX
¡NO LO VAMOS PERMITIR!
La carpeta básica contendrá una historieta, un folleto con cuatro artículos de opinión de especialistas, un volante con un resumen sobre el debate y la invitación para la asamblea informativa del 27 de abril próximo en el Zócalo de la Ciudad de México. La entrega de esta información fue anunciada por López Obrador desde el pasado mitin del 13 de abril en el Zócalo, donde catalogó la estrategia como una fórmula para romper el cerco informativo de los medios de comunicación en general.

  • El anuncio siembra odio e intolerancia, advierte Álvarez Icaza
  • Retransmiten mensaje contra AMLO

De la Redacción

A pesar de la condena que desde su aparición, el pasado jueves, hicieron diversas voces de políticos e intelectuales, incluyendo a la propia dirigencia nacional del PAN, el anuncio contra Andrés Manuel López Obrador volvió a presentarse en horario estelar en Televisa. Por la tarde, al medio tiempo del juego de futbol entre América y Atlante, y en la noche, en el primer corte del noticiario que esta empresa transmite por Canal 9. Sin modificaciones, el mensaje se inicia con un rótulo que reza: “¿Quiénes clausuran los congresos?” Después aparecen imágenes de dictadores hasta llegar a la de López Obrador, acompañado del senador perredista Carlos Navarrete durante una movilización en el Zócalo. Luego, la voz del locutor que grabó los anuncios que en 2006 calificaron a López Obrador de ser “un peligro para México”, continúa: “¿Quiénes clausuran los congresos? En 1933, Adolfo Hitler, en Alemania; 1939, Benito Mussolini, en Italia; 1973, Augusto Pinochet, en Chile; 1913, Victoriano Huerta fue el último que había clausurado el Congreso en México. Ahora, en 2008, PRD, PT y Convergencia ¡han clausurado el Congreso! Nuestra democracia está en peligro, nuestra paz está en riesgo. México no merece esto”, siempre con la imagen de López Obrador como fondo.

La autoría de este mensaje corresponde a la asociación Mejor sociedad, mejor gobierno, fundada, entre otros, por el actual diputado federal Francisco Antonio Fraile García, según reveló el coordinador perredista en San Lázaro, Javier González Garza. Fraile García forma parte de las comisiones de Asuntos Indígenas, de Trabajo y Previsión Social, de Festejos del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución, y es presidente en turno de la Cocopa.

La asociación patrocinadora del anuncio contra López Obrador está presidida por Guillermo Velasco Arzac, quien tiene estrechos vínculos con Vicente Fox y Marta Sahagún Jiménez. Sus relaciones con el PAN se complementan con la participación de su hijo, Guillermo Velasco Barrera, quien fue director de relaciones públicas de la cuestionada fundación Vamos México. En tanto, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Emilio Álvarez Icaza, advirtió ayer que los anuncios televisivos en los que se compara a Andrés Manuel López Obrador con Hitler, Pinochet, Mussolini y Victoriano Huerta son un “mensaje muy peligroso” hacia los mexicanos, porque siembran odio e intolerancia, y allanan el camino hacia la polarización social.

En entrevista, el ombudsman capitalino mencionó que se pretende reditar el capítulo que ya se vivió en las elecciones de 2006, cuando se recurrió a la misma estrategia contra el perredista, por lo que pidió al Instituto Federal Electoral y a la Secretaría de Gobernación intervenir y frenar esos anuncios, patrocinados por la organización Mejor sociedad, mejor gobierno. “Hay que tener mucho cuidado, porque cuando se siembra odio se cosecha violencia; cuando se siembra miedo se cosecha intolerancia (…) Esos espots en nada ayudan; ya vimos lo que sucedió en años anteriores. Por eso sería importante que las autoridades correspondientes intervinieran”, expresó Álvarez Icaza. Fue enfático al señalar que es entendible que haya un espacio, un derecho de libertad de expresión, “pero no me parece que partiendo del odio o del miedo sea la mejor manera de construir una sociedad democrática”.

Con información de Raúl Llanos
LOS RICOS ENGAÑAN A LA GENTE
Spot contra AMLO es legal porque no hay campaña: Velasco Arzac
El director de la Organización Mejor Sociedad Mejor Gobierno A.C. dijo que la intención del spot no es comparar a una sola persona, si no de comparar los hechos


Kikka Roja

Culpa Leonel Cota a Jesus Ortega de la crisis y las irregularidades en el PRD

  • El presidente del partido siempre apoya a Encinas, revira el candidato de Nueva Izquierda
  • Culpa Cota a Ortega de la crisis y las irregularidades en el PRD
  • Consejeros echan abajo la posibilidad de que se prorrogue la gestión del ex gobernador de BCS
  • Debido a las posiciones inamovibles, decretan de nuevo receso del pleno del Consejo Nacional
Alma E. Muñoz y Enrique Méndez
Carlos Navarrete y Javier González Garza, coordinadores de las bancadas perredistas en el Senado y en la Cámara de Diputados Foto: María Meléndrez Parada

El presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Leonel Cota Montaño, atribuyó “a una de las partes, la que no aceptó el triunfo legítimo que determinó el perredismo el 16 de marzo”, la crisis por la que atraviesa el instituto político, en referencia a la corriente Nueva Izquierda, cuyo candidato a dirigente es Jesús Ortega Martínez. En entrevista, luego de que la sesión del sexto Consejo Nacional volvió a suspenderse hasta la tarde de hoy por falta de acuerdos entre los dos bloques de corrientes que se disputan la dirigencia, dijo que si él contara con atribuciones para solucionar el conflicto, ya lo habría hecho.

“Porque está muy claro dónde están las irregularidades a las que un grupo pretende bajo toda circunstancia, y bajo toda razón evitar que esas irregularidades no cuenten (sic). Y otra parte que las irregularidades cuenten, que desafortunadamente son las irregularidades cometidas en Oaxaca y en Chiapas y en Veracruz. El partido está en una dinámica complicada, justamente derivado del cúmulo de irregularidades que se dieron en esos estados en concreto y algunas otras de menor peso en el país”, declaró. Afirmó que si esas apreciaciones lo obligaran, asumiría “la responsabilidad de ponerme de un lado, pero no tengo ninguna duda de que la decisión de la militancia fue en el mismo sentido que lo dieron las dos encuestadoras que hicieron los conteos rápidos”; es decir, el triunfo de Alejandro Encinas Rodríguez.

“Problema de legalidad”

Molesto con las declaraciones de Cota, Jesús Ortega sostuvo que no podía votarse en favor de prorrogar la actual dirigencia. “Ustedes lo vieron, ustedes lo observaron: el presidente del partido estará siempre apoyando a Alejandro Encinas. Entonces no es un problema de las opiniones de Leonel, es un problema de la legalidad interna del partido.” Ayer, además, debido al empecinamiento de Nueva Izquierda y de Izquierda Unida en defender cada una el cómputo de votos del que obtengan beneficio, los consejeros nacionales que apoyan a Ortega y los partidarios de Encinas reventaron la posibilidad de un acuerdo político y echaron abajo la prórroga de la gestión de Cota, que concluye mañana.

Y debido a que no pudo debatirse ninguna postura, la mesa directiva del décimo pleno del sexto Consejo Nacional decretó un receso más de los trabajos para este lunes, al filo del retiro de Cota como presidente del partido, y en espera de que cada grupo reúna el mayor número de consejeros posible para hacer contrapeso en la discusión que hoy pueda darse en torno al nombramiento de una dirigencia sustituta. Nueva Izquierda, de Ortega, apuesta por que Guadalupe Acosta Naranjo, secretario general del sol azteca, ante el riesgo de que quede acéfala la dirigencia, sea el encargado del despacho, o que, en caso extremo, ocupe el cargo el presidente de la mesa directiva del consejo, Camilo Valenzuela.

Pero los integrantes de Izquierda Unida, de Encinas, insisten en que el ex gobernador del Baja California Sur se mantenga en el puesto hasta que concluya el cómputo. Sólo que Cota ya rechazó esa posibilidad. Tenía sentido, expuso, en tanto se procesara un acuerdo de salida, pero no hubo tal. Según los estatutos, una dirigencia interina requiere de dos tercios de los consejeros nacionales asistentes. Los de Nueva Izquierda y Alianza Democrática Nacional ayer aseguraban que contaban con al menos 180 –de unos 300–, y los de Izquierda Unida con 90, lo cual les daría derecho de veto. Lo cierto es que esta supuesta correlación de fuerzas fue insuficiente para reiniciar los trabajos del décimo pleno de los consejeros. El sábado por la noche, los perredistas acordaron un receso para afinar el acuerdo político que permitiría la prórroga de mandato de Cota, Acosta Naranjo, el resto de los actuales integrantes del Comité Ejecutivo Nacional y de los consejeros y congresistas, lo que se sostuvo sólo unas horas y reventó ayer antes del mediodía.

Cuando todo apuntaba a que se concretaría el acuerdo político tan ansiado, los de Nueva Izquierda presentaron cuatro proyectos de resolutivo del consejo a los de Izquierda Unida con el fin de que se ordenara a la Comisión de Garantías que de inmediato “se inicie” el conteo para presidente y secretario general, conforme marca el Reglamento de Elecciones y Acuerdos. También planteaban que se otorgaran las constancias a los perredistas electos para los órganos estatales de dirección, así como posponer los comicios de líderes municipales hasta que el denominado Congreso Nacional Refundacional emitiera las reglas correspondientes. Para quienes apoyan a Encinas, este paquete resultó “una trampa” y lo desecharon, porque defienden que en el cómputo no se incluyan las casillas no instaladas y atípicas, además de que aceptar los planteamientos como se los presentaron significaría, dijeron, ir en contra de la resolución de la Comisión de Garantías, que en el ámbito de los consejeros y dirigentes estatales determinó que no pueden asumir sus cargos en tanto no se resuelva la elección nacional.

También consideraron que firmar los documentos propuestos por los de Nueva Izquierda representaría entregar un cheque en blanco a Jesús Ortega para impugnar en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Encima, entre algunos perredistas circuló con insistencia la especie de que en 93 por ciento de las casillas computadas se habían incluido los resultados de Veracruz, Oaxaca y Chiapas, estados que por el tamaño de las irregularidades que presentan tienen trabado el proceso. Pero nadie tiene certeza sobre qué abarca ese porcentaje, pues la Comisión Técnica Electoral (CTE) no ha dado a conocer información oficial al respecto.

Mientras eso ocurría, el salón de la Expo Reforma rentado para el consejo se convirtió en la sala de cine más cara en la historia del PRD: los consejeros que estaban al margen de las negociaciones de grupo se dedicaron a ver una versión de la película El transportador 2. El sábado por la noche, Nueva Izquierda recurrió por tercera ocasión al TEPJF para interponer un nuevo juicio de protección de derechos ciudadanos, por el incumplimiento de la resolución del 11 de abril pasado de la Comisión de Garantías, argumentando que no se realizaron los cómputos conforme ordena el reglamento del PRD, ni mucho menos se cumplió el plazo de las 48 horas para que la CTE terminara el conteo de las casillas y se iniciara el de consejeros y congresistas nacionales.



Kikka Roja

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...