BUSCA, BUSCADOR

jueves, 15 de mayo de 2008

Día 2 debate nacional petrolero: Propuesta AMLO: discurso de Claudia Sheinbaum

Expone el gobierno legítimo de México en el Senado la propuesta alternativa para fortalecer y desarrollar el sector energético sin privatizar
de servicio de noticias ISA de Informativo ISA
Ciudad de México, 15 de mayo de 2008
Servicio informativo núm. 420

EXPONE EL GOBIERNO LEGÍTIMO DE MÉXICO EN EL SENADO DE LA REPÚBLICA LA PROPUESTA ALTERNATIVA PARA FORTALECER Y DESARROLLAR EL SECTOR ENERGÉTICO SIN PRIVATIZACIÓN

Discurso de la secretaria del Patrimonio Nacional del gobierno legítimo de México, Claudia Sheinbaum Pardo, durante el foro de debate sobre la reforma energética, con el tema “Principios que deben regir la reforma energética”, realizado en el Senado

Quiero comenzar mi intervención agradeciendo a los legisladores del Frente Amplio Progresista y a las mujeres y hombres brigadistas en defensa del petróleo por haber abierto este debate.

El martes pasado, en este foro, el licenciado Ortiz Pinchetti, como secretario del gobierno legítimo, informó que presentaríamos una propuesta alternativa de fortalecimiento del sector energético. El día de hoy, en el mismo carácter, vengo a presentarla.

Las iniciativas de reforma y creación de nuevas leyes y entidades presentada por Felipe Calderón, presidente espurio, incluida la presentada el día de ayer, tienen como propósito central privatizar áreas estratégicas de la industria petrolera nacional, violando la Constitución.

Este plan entreguista obedece a los lineamientos de los organismos financieros internacionales que han obligado a países en desarrollo a aplicar una política de reformas donde se privilegia la ganancia privada sobre el desarrollo independiente y el bienestar de la mayoría del pueblo.

Aún así, la privatización que se propone va en sentido contrario a lo que está ocurriendo en el mundo en materia de empresas petroleras, donde la orientación es cada vez más hacia el control estatal y mayor integración vertical. No sólo es el caso de América Latina, sino de Rusia, Europa y Medio Oriente.

No sólo eso, en la concepción del gobierno de facto, sustentada en la iniciativa presentada en el Senado y las prospectivas del sector energético, las metas para la industria petrolera nacional siguen siendo la sobreexplotación del recurso, la importación de los hidrocarburos y el desmantelamiento de la empresa pública.

Contrario a esta visión, nuestra propuesta corresponde a una política energética integral soberana que visualiza al sector energético nacional como motor de la economía, fortalece a Pemex, promueve la seguridad en el suministro de energéticos, disminuye las importaciones, aumenta las reservas, promueve el uso racional de los hidrocarburos y las fuentes renovables de energía, disminuye los precios de los energéticos y la electricidad y busca cubrir las necesidades energéticas básicas para la población.

La propuesta que a continuación presento, que viene trabajándose desde hace tiempo, consta de cinco líneas estratégicas para el fortalecimiento del sector energético, principalmente el de los hidrocarburos, no se requieren grandes reformas jurídicas para llevarla a cabo, más bien es un asunto de voluntad política y visión de soberanía.

Uno, Pemex como motor de la economía nacional.

Convertir a Pemex en motor de la economía nacional significa que éste aproveche las oportunidades de cada uno de los procesos, desde la exploración hasta la comercialización de los productos.

Si Pemex garantiza un abastecimiento adecuado de productos con certidumbre de volúmenes y precios competitivos, no sólo se fortalece a la entidad pública sino se genera un impulso a la actividad industria nacional.

Esto es así por la gran ventaja competitiva que es de disponer de granares reservas, contar con una empresa integrada con una experiencia de 70 años de operación y por la derrama económica que las nuevas inversiones generarían.

La aseveración oficial de que Pemex no tiene capacidad técnica para mantenerse eficientemente en la industria contradice estos 70 años de experiencia. Que hoy Pemex tenga problemas operativos, financieros y de eficiencia que no le permiten aprovechar estas oportunidades es un problema muy diferente que corresponde a una política deliberada de desmantelamiento y descapitalización que lleva al menos dos décadas.

El reto es revertir la desintegración de la cadena de valor, misma que nos obliga a importar el 40 por ciento de gasolinas, el nueve por ciento del diesel , el 15 por ciento del gas LP y 15 por ciento del gas natural, que representan una erogación de más de 20 mil millones de dólares anuales.

Al argumento oficial que se sostuvo durante años, incluidos el gobierno panista, de que estas importaciones no tienen mayor importancia mientras las podamos comprar fuera, nosotros respondemos que los petrolíferos deben elaborarse en México con inversión y operación de Pemex porque representan valor agregado, empleo, ingeniería y desarrollo tecnológico, así como certidumbre en la disponibilidad de los productos.

Al argumento de que estas instalaciones deben ser privadas nosotros respondemos que los ingresos de los empresarios privados para construir, operar la refinación, transporte y almacenamiento, vendrían de la misma fuente que para Pemex: es decir, la venta de hidrocarburos en el mercado nacional.

Sin embargo, la ventaja económica de que estas instalaciones las construya y opere Pemex es que ésta cuenta con experiencia, materia prima, puede manejar de manera integral todo el proceso de industrialización petrolera y lo más importante, Pemex utilizaría las ganancias para su fortalecimiento y el beneficio del país en vez de que éstas se quedaran en unas cuantas manos privadas.

Para lograr este objetivo proponemos:

A) Reintegrar a Pemex como una sola entidad y no como está ahora, dividida en subsidiarias y filiales.

Esto permitirá establecer una política de planeación integral, revertir el sistema de precios interorganismos que ha dañado tanto la inversión y la competitividad de la empresa, y evitar la duplicidad de gastos administrativos y burocráticos.

También proponemos una mayor integración energética entre Pemex, Comisión Federal y Luz y Fuerza del Centro, a través, de entre otras acciones, sustentar parte del crecimiento de la generación eléctrica en el uso de los derivados pesados, utilizando nuevas tecnologías que disminuyen los impactos ambientales.

Esto permitiría reducir el costo de la electricidad y las importaciones de gas. El incremento en la generación eléctrica debe sustentarse también en otros fuentes de energía, como las renovables.

La decisión de seguir usando gas natural es totalmente irracional y en gran medida obedece a negocios de los más altos funcionarios del sector energético que se evidencian en los contratos de compra de gas a Perú, Nigeria, de bajo costo pero vendido a la Comisión Federal a precios mucho más altos.

B) Generar un nuevo sistema de preciso dentro del sector energético.

Este sistema debe de estar sustentado en el costo de producción y la renta petrolera nacional y no como actualmente se establece, con los precios de los hidrocarburos en los Estados Unidos. Debemos construir los precios con base en el costo de producción de crudo y gas natural, con el objetivo de maximizar el valor y el uso de la infraestructura y los activos existentes, además, esto permitirá reducir los precios de los hidrocarburos y la electricidad a la población.

Bajo esta premisa, se harían altamente rentables de inmediato las actividades de refinación y petroquímica de Pemex, tanto las actuales como las nuevas inversiones que apoyarán las diversas ramas industriales del país.

Dos, canalizar el grueso de los excedentes presupuestales del petróleo hacia Pemex y que el Estado asuma la deuda de Pidiregas para liberar a Pemex de su carga fiscal.

Proponemos una nueva política de asignación de prioridades presupuestales mediante la cual todo el excedente presupuestal petrolero que hoy no se sabe a dónde va y que hoy no se reparte a los estados y municipios sea invertido en el sector energético. Estimamos este potencial en 2008 es de 200 mil millones de pesos.

Al disponer de 150 mil millones de pesos anuales, el total de excedentes menos las aportaciones a estados y municipios, que son adicionales a lo que hoy se invierten en Pemex, se podrían asignar cantidades específicas a las diversas áreas, que de acuerdo con las necesidades pudiesen, en una primera propuesta, quedar como sigue:

40 mil millones de pesos a exploración de petróleo crudo, 20 mil millones de pesos a producción de crudo, 50 mil millones de pesos a inversión en refinación, 10 mil millones a inversión en petroquímica, 20 mil millones en mantenimiento e inversión de ductos y almacenamiento, y 10 mil millones en investigación y desarrollo de hidrocarburos y nuevas fuentes de energía.

Sólo para dar un ejemplo, la inversión anual en refinación para los próximos seis años, para dejar de importar hidrocarburos debería de ser de alrededor de 30 mil millones de pesos anuales.

150 mil millones, todos los excedentes que se destinarían a Pemex significarían la inversión en refinación para los próximos cinco años.

Reiteramos que lo anterior se suma a la inversión que hoy se está haciendo en Pemex y que se concentra fundamentalmente en producción en campos ya existentes y desarrollados y en la exploración de gas en el norte.

La utilización de excedentes en actividades estratégicas permitiría invertir en proyectos urgentes, sobre todo para mantener la producción de crudo en campos existentes y recuperar reservas; este esfuerzo es factible dirigirlo principalmente a las aguas someras y tierra, en donde tenemos, cuando menos, y de acuerdo con Pemex, 45 mil millones de barriles de reservas probadas, probables y posibles.

Un esfuerzo sostenido en estos campos, así como la investigación y desarrollo en nuevas áreas, a lo largo de varios años, nos daría, eventualmente, la capacidad tecnológica y la capacidad de negociación en la compra o renta de la tecnología que fuera necesarias para emprender en su momento y cuando sea necesario la exploración y producción en mayores profundidades.

Este volumen de inversión es factible por los altos precios del crudo, entendiéndose que su desembolso debe hacerse en la medida de la capacidad de ejecución de proyectos por parte de Pemex y asegurando que estos fondos excedentes se le destinen con independencia de las limitaciones programables anuales.

Conviene señalar que la fórmula con la que actualmente se proyecta el precio del petróleo en el Presupuesto de Egresos de la Federación permite que se generen estos excedentes que para los próximos años deberán ser destinados en la misma proporción a los estados y municipios y a Pemex.

En caso de que el barril de petróleo registre una baja en el mercado internacional, proponemos que se reduzca el gasto corriente suntuario como las remuneraciones excesivas del gobierno federal en una proporción tal que se compense con la caída de los ingresos petroleros.

Por otro lado, la deuda de Pidiregas de todo el sector energético a diciembre de 2007 era de 62 mil millones de dólares, de los cuales cerca de 50 mil corresponden a Pemex y el resto a Comisión Federal.

Esta deuda, que resulta sumamente cara porque está financiada por los contratistas privados, dadas las restricciones presupuestales que le impone Hacienda a Pemex está frecuentemente inflada pues incluyen costos que los contratistas agregan simplemente para asegurarse que sus operaciones son rentables, por ello este no puede seguir siendo el esquema de financiamiento en las inversiones del sector energético.

Cabe mencionar también que parte de los recursos que Pemex ha dado al gobierno han servido para aumentar las reservas del Banco de México, que ya están rondando los 85 mil millones de dólares. Estos recursos los invierte el Banco en instrumentos que le dan tasas del cinco por ciento anual, mientras en cambio los pidiregas tiene un costo de aproximadamente el doble.

Sin embargo, para la deuda contraída previamente a través de Pidiregas ésta debe ser absorbida por el Estado, afirmamos que la deuda contratada por Pemex es, ante todo, una deuda del país y del Estado y éste debe sumir esas obligaciones.

Primero, para liberar a Pemex de los fuertes vencimientos de Pidiregas en los próximos años y, segundo, para reducir el costo efectivo de sus servicio.

Esta propuesta liberaría a Pemex de una pesada carga financiera con ahorros potenciales de dos mil 500 millones de dólares en intereses y también daría una señal inequívoca a los mercados financieros internacionales de que en materia petrolera la nación es garante de Pemex y se mantiene como empresa de la nación y que estamos comenzando a poner la casa en orden en materia de deuda.

Tres, fortalecimiento de las áreas estratégicas de Pemex.

La contratación de empresas transnacionales para la ingeniería y ejecución de proyectos que viene realizando Pemex junto con los Contratos de Servicios Múltiples, actividades que las iniciativas oficiales pretenden ampliar, incluida la que se presentó ayer, han ido disminuyendo las capacidades operativas y tecnológicas de Pemex, vulnerando la verdadera autonomía y la gestión de Pemex y por ello, deben establecerse acciones de fortalecimiento de las capacidades sustantivas de la empresa, basadas en el desarrollo de la ingeniería nacional.

Además, las propuestas de Calderón no atiende los problemas operativos de Pemex que impiden una mayor productividad en la entidad.

Por ejemplo, al sólo interesarles hacer negocios para beneficio de grandes empresas y algunos funcionarios públicos prefieren comprar el gas a precios muy elevados que resolver problemas de operación para evitar que 700 millones de pies cúbicos de gas natural se quemen diariamente en la sonda de Campeche, los cuales equivalen al 30 por ciento de lo que se utiliza actualmente para la generación eléctrica.

Por eso, nuestra propuesta consiste en fortalecer las áreas sustantivas de Pemex y la ingeniería nacional, dotándolas de recursos y enfrentando la negligencia.

De manera específica proponemos lo siguiente:

Resolver el problema de la contaminación del gas y crudo con nitrógeno que ha originado el cierre de 80 pozos, o al menos 80 pozos, los cuales en promedio, de acuerdo con los propios ingenieros de Pemex, arrojarían en conjunto una producción de 500 mil barriles de petróleo crudo diarios.

Cabe mencionar que el cierre de dichos pozos y la quema de gas en la atmósfera es producto de la negligencia en la construcción de una planta de separación entre gas y nitrógeno que debería haber estado en operación desde 2002.

Repito, el cierre de 80 pozos que nos darían una producción de 500 mil barriles diarios y la quema de 700 millones de pies cúbicos en la atmósfera son producto de la negligencia en la construcción de una planta de separación entre el gas y el nitrógeno que debería haber estado en operación desde 1992.

Asimismo, intensificar la actividad exploratoria en la totalidad del territorio nacional, sólo hemos explorado el 20 por ciento, que permitiría incrementar el ritmo de reposición de reservas de bajo costo, en particular intensificación y desarrollo de las actividades exploratorias en aguas someras donde Pemex es líder mundial en tecnología de producción en las áreas de Coatzacoalcos Marino, Campeche poniente y región marina suroeste, así como en las áreas de crudo de Ku-Mallob-Zaap y Sihil, donde se encuentra la mayor parte de estas reservas.

La reactivación de la explotación de campos maduros, hay que decir que cerca del 48 por ciento de la producción mundial proviene de dichos campos, a través del desarrollo de tecnología de recuperación mejorada donde tenemos actualmente más de mil pozos con posibilidades de aportar importantes volúmenes de hidrocarburos.

Intensificar la exploración, desarrollo y producción en la Cuenca de Burgos pero no bajo el esquema de Contratos de Servicios Múltiples, así como las posibilidades en Veracruz, en Block Holok poniente del proyecto del Golfo de México B.

Aumentar la capacidad de refinación en Salina Cruz y Minatitlán y construir tres nuevas refinerías que tentativamente podrían estar una en Tuxpan para aprovechar la construcción de puertos por donde entra la gasolina importada, Atasta, Campeche y Dos Bocas, Tabasco, para aprovechar el crudo que se produce en estas zonas.

Cuatro, fortalecer la investigación y el desarrollo tecnológico en la producción y uso de la energía, con la vinculación entre Pemex, el Instituto Mexicano del Petróleo y otras entidades públicas, planeación, inversión y desarrollo para la transición energética.

El Instituto Mexicano del Petróleo debe volver a jugar un papel importante en la investigación y desarrollo de tecnología, como institución rectora en la investigación y desarrollo en hidrocarburos, generando concordancias con otras instituciones.

Entre el IMP y Pemex debe haber una gran constante sinergia. El IMP es formador de técnicos y científicos que a la larga van a dar a Pemex un horizonte nuevo de posibilidades tecnológicas.

También debe establecerse programas permanentes de investigación y desarrollo con la UNAM, el Instituto Politécnico Nacional, el Instituto de Investigaciones Eléctricas y otras instituciones públicas de educación superior e investigación, así como en el desarrollo de fuentes rentables de energía, el ahorro y el uso eficiente de la energía y al disminución de impactos ambientales.

El IMP y las instituciones públicas de educación e investigación deben salir fortalecidazas de una reforma energética, nuestra propuesta se sustenta en utilizar y potenciar la ingeniería y la ciencia mexicana. La propuesta oficial es que esta investigación se haga en el extranjero por empresas privadas.

Asimismo, el país debe consolidar su sector petrolero pero también debe ir desarrollando paralelamente fuentes alternas de energía que disminuyan la dependencia del consumo de los hidrocarburos, minimicen los impactos ambiéntales y promuevan un uso eficiente y racional de los recursos.

En esta perspectiva deben canalizarse recursos para la investigación y desarrollo tecnológico de estas fuentes, pero también debe reorientarse la planeación energética para ir incorporándolas. Esto generará un uso racional del petróleo que incluso permitirá una vida más larga de las reservas.

Cinco, garantizar el funcionamiento de un Comité Anticorrupción en el Consejo de Administración de Pemex.

Todos los mexicanos sabemos que uno de los principales problemas de Pemex es la corrupción, tan sólo baste mencionar los casos del Pemexgate, Juan Camilo Mouriño, Repsol y los Bribiesca.

De nada sirve, como lo hace la propuesta oficial, copiar modelos de rendición de cuentas y de gobierno empresarial de la legislación extranjera que nada tienen que ver con la realidad de la entidad pública mexicana y al mismo tiempo crear un régimen de excepción para entregar contratos por asignación directa a sus empresas favoritas.

Por ello, proponemos que además de los actuales mecanismos de auditoría de Pemex, como su propia contraloría y la Auditoría Superior de la Federación, como parte del Consejo de Administración de Pemex se forme un Comité Anticorrución con la tarea primordial de vigilar los contratos públicos, el conflicto de intereses y el tráfico de influencias.

Este comité debe formarse con ciudadanos mexicanos con los antecedentes profesionales y éticos suficientes que les den plena independencia de criterio de Pemex y del Ejecutivo. Su nombramiento debe recaer en el Congreso, de forma condensada, y formalizarse a través de un riguroso proceso de selección.

Legisladores, amigas y amigos, señoras y señores, la propuesta integral que hoy presentamos representa una visión radicalmente distinta a la visión oficial, a la visión que presentaron las iniciativas del señor Calderón, la nuestra está sustentada en una visión nacional, de crecimiento económico, fortalecimiento de las instituciones públicas y soberanía nacional, una política de planeación y desarrollo energético soberanos, son posibles.

Tenemos los recursos económicos, tenemos las capacidades humanas, sólo resta la voluntad política.

Muchas gracias.


Kikka Roja

Moneros: HelioFlores : Abre fuego y huye



  • Germán Martínez abre fuego y huye
Juan Arvizu Arrioja El Universal Miércoles 14 de mayo de 2008 juan.arvizu@eluniversal.com.mx

El primer golpe fue seco, duro contundente, inesperado. Y siguieron otro y otro más, a placer contra quienes llamó “pontífices del petróleo”, que levantan aplausos, dijo, en el zócalo.

Germán Martínez, presidente del PAN, abrió con fuego el debate sobre el destino de Pemex, y puso en alerta a los legisladores del FAP, que interpretaron su dureza: “Está desesperado”. Dejó perplejo por largo rato al senador Francisco Labastida Ochoa, mientras Beatriz Paredes, presidenta del PRI, inexpresiva vio pasar los golpes. Carlos Navarrete (PRD) tomó nota de los primeros daños. La pasión que auguró Santiago Creel al inaugurar el foro dominó a Germán Martínez de principio a fin. Pero la valentía con la que arremetió contra los enemigos del proyecto de Felipe Calderón se convirtió en graciosa huida en el receso.

Don Germán se fue.
Dejó la silla. Abandonó la plaza, la dejó a merced de personajes como Cuauhtémoc Cárdenas, quien abarcó el patio del Senado con su fama, trayectoria y peso político, rodeado por Navarrete, Jesús Ortega y Guadalupe Acosta. Cómo han pasado los años, que en este 2008 los priístas de diverso troquel lo saludaron y le expresaron sus respetos, en esa media hora de receso, de intensa relación política de todos con todos, que se perdió el alfil del Presidente. Sólo él se había ido. El debate, que significó toma de tribunas, una crisis política sin precedente, una bandera para Andrés Manuel López Obrador, no mereció tiempo extra de don Germán Martínez. Al reanudarse la reunión en el patio de Xicoténcatl, volvieron a sus lugares de oyentes los Porfirio Muñoz Ledo, Manuel Bartlett, Manuel Camacho. Ya habían hablado tres presidentes de partidos: Germán Martínez (PAN), Beatriz Paredes (PRI), Jorge Emilio González (PVEM); Cárdenas dinamitó el proyecto de Calderón sin investidura alguna, como “destacado dirigente político”, y motivó una inmersión del público en sus ideas. Silencio, reflexión, toma de notas, espera de diversos horizontes, cruce de comentarios, reflejó el interés de la minoría política y de legisladores, Tocó hablar a los expertos, sin cachucha de filiación o simpatía, con excepción de José Agustín Ortiz Pinchetti, que orgulloso dijo: “Vengo en representación del gobierno legítimo”. Dirigió un primer contragolpe a un Germán ausente, al llamar a Calderón usurpador.
No hubo eco.
Lorenzo Meyer, historiador de El Colegio de México, llevó la discusión a las ideas profundas y complejas; narró el origen del nacionalismo mexicano y hasta explicó por qué en pleno siglo 21 la derecha se abochorna de decir que lo es. Encendió una lámpara: que el petróleo sea “fuente de energía política” y éxitos para un México que ha tenido muchos fracasos. Carlos Elizondo (CIDE), aguijoneó con su lectura al revés de Ortiz Pinchetti, David Ibarra y Cárdenas:
“No es privatizar, es abrir...”, les decía. Y sacudió el orden de ideas ajeno.

Kikka Roja

El mediocre Jesus Ortega: VIVIR DEL ERARIO: Reunión con Cardenas

VIDEO: comentario de Alvaro Delgado: Jesus Ortega originario de Aguascalientes, ofrece sólo el 3%, no hace nada por su estado.
JESUS ORTEGA ES MÁS MOCHO QUE DE IZQUIERDA,
MOCHO DE IZQUIERDA, ESO NO EXISTE, SON LOS DISFRACES DE LA DERECHA.
  • Se reúnen Jesús Ortega y Cuauhtémoc Cárdenas
  • * Dice Ortega que no renunciará al PRD bajo ninguna circunstancia

México, 15 May (Notimex).- Jesús Ortega se reunió la mañana de este jueves con Cuauhtémoc Cárdenas para exponerle su propuesta para resolver la crisis que se vive en el Partido de la Revolución Democrática (PRD) tras la elección interna del 16 de marzo pasado.

"Vine a transmitir al ingeniero mi idea de que la coyuntura postelectoral, lo que le escribí a los candidatos, es que pudiera nombrarse de aquí al Congreso Nacional a un presidente interino o el que quede como presidente entre Alejandro (Encinas) y yo lo fuera hasta del congreso", comentó.

Entrevistado al término del encuentro, que tuvo una duración de 45 minutos, el abanderado de Nueva Izquierda (NI) a la presidencia nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD) dijo que no renunciara a ese instituto político bajo ninguna circunstancia. Confió en que las comisiones de enlace de Encinas, quien también contiende por la dirigencia nacional del sol azteca, y la suya alcancen acuerdos para solucionar el conflicto. Ortega Martínez indicó que el líder moral del sol azteca escuchó con atención su propuesta sin emitir ninguna opinión; "él escuchó y va a valorar las propuestas". Señaló que espera el resultado de la calificación de la elección que efectúa la Comisión Nacional de Garantías y Vigilancia (CNGV) y dependiendo de él cada una de las partes podrá o no recurrir a otras instancias, como el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Sobre la contrapropuesta de Encinas para el establecimiento de una agenda de compromisos y acuerdos mencionó que comparte algunas ideas como la de convocar a otros partidos y organizaciones. Sin embargo, respecto a la que tiene que ver con no acudir a instancias ajenas al PRD, subrayó que no renunciará a sus derechos ciudadanos y confió en que Encinas no ponga como condición no acudir al TEPJF. Asimismo dijo que si bien no tiene previsto reunirse con Andrés Manuel López Obrador hay disposición de su parte para encontrarse con él. Más adelante consideró conveniente que se instalen los órganos que no han sido impugnados como el Consejo Nacional y el Congreso Nacional y de manera posterior el Comité Político Nacional, como en su momento propuso Cárdenas.


EL YUNQUE EN EL PRD
Cargado por v4zq63z

Kikka Roja

Pagan Sexo con Oro verde

Los camioneros pagan sexo con soja y el prostíbulo acopia 'oro verde'

BUENOS AIRES (AFP) - Camioneros pagan sexo con bolsas de soja en prostíbulos ilegales asentados en rutas argentinas, cuyos dueños acopian el llamado 'oro verde' para venderlo en el mercado negro, denunció un alcalde de un pueblo de Córdoba, la rica provincia agropecuaria en el centro-norte de Argentina.

Así lo reveló Norberto Bergami, alcalde de General Roca, un pueblo de unos 2.600 habitantes, ubicado a 420 km al norte de Buenos Aires y 300 km al sur de Córdoba, la capital provincial. Según Bergami, el pueblo es muy tranquilo pero al salir a la ruta "tenemos este problema social y sanitario. Todos sabemos que los camiones paran y pagan con carretillas de soja". En Argentina, los prostíbulos están prohibidos y en las rutas del interior del país pululan bares y las llamadas 'whiskerías', vidriera legal para lugares de venta de sexo. "Allí paran muchos camiones, los dueños de las 'whiskerías' acopian esa soja y la venden en el mercado negro", dijo Bergami, de la socialdemócrata y opositora Unión Cívica Radical (UCR), quien dijo no tener autoridad para actuar en las afueras de su ciudad.

Esos sitios suelen contar con protección policial y hasta de los poderes políticos locales, de acuerdo a decenas de denuncias por presunta trata de personas. Un transportista que lleva una carga de 30 toneladas de soja en granos en su camión, tiene un margen de error de 1 a 3%, por lo que puede descargar ilegalmente hasta 300 kilos, suficientes para reconfortarse a lo largo del camino. La denuncia se conoció cuando Argentina está convulsionada por un 'lockout' de productores y empresarios del agro contra impuestos a las exportaciones de granos, en particular de soja, el mayor producto exportable del país. La producción del llamado 'oro verde' en la campaña 2007-2008 está estimada en 47 millones de toneladas y el 90% está destinado a la exportación.
PERO PAGAN Y NO SON GANDALLAS,
NO SON COMO "EL PUTIRUCHIS" LAVALLE
NI LAS RAMERAS DEL SINDICATO DE PEMEX, MUCHO MENOS COMO LOS DE NUEVA IZQUIERDA.

Kikka Roja

Memorial del 68: “El régimen autoritario es ya inaceptable” Poniatowska

  • Presentaron el catálogo de la exposición Memorial del 68, en el centro cultural Tlatelolco
  • “El régimen autoritario es ya inaceptable”, dijo Poniatowska
  • Persiste la exigencia de castigar a los autores de la represión estudiantil
  • La periodista, Álvarez Garín, Rolando Cordera y Carlos Monsiváis hicieron los recuentos nuevos y los de siempre
Arturo Jiménez

Inquietante, la pregunta de Raúl Álvarez Garín recorrió el auditorio Alfonso García Robles del Centro Cultural Universitario Tlatelolco (CCUT): ¿puede repetirse una represión como la de octubre de 1968? Pero la respuesta inquietó aún más: sí. Aunque no tanto como su argumentación, en la que reiteró la crítica a la falta de voluntad de las autoridades para conocer la verdad, fincar responsabilidades penales, castigar a los culpables y acabar con la impunidad.

En ese sentido, y en otros, reflexionaron y criticaron y exigieron y recordaron e hicieron los recuentos nuevos y de siempre en torno a ese movimiento estudiantil: Elena Poniatowska, Rolando Cordera y Carlos Monsiváis –quien no pudo asistir a la presentación del catálogo de la amplia exposición Memorial del 68, pero mandó un texto–, moderados por Sealtiel Alatriste y con la presencia de Sergio Raúl Arroyo, director de ese centro cultural de la UNAM. Álvarez Garín, integrante del Comité del 68, ex líder estudiantil para quien los problemas de aquella época siguen presentes en México, advirtió que en el país aún predomina la visión de que la violencia es “consustancial” a la política y alguien “tiene” que encargarse de la represión. Y puso ejemplos diversos, como la forma en que detuvieron al dirigente Flavio Sosa, de la Asociación Popular de los Pueblos de Oaxaca, o la sensación de inseguridad y la posibilidad de traición que se infiere de la manera en que el gobierno federal pretende manejar el diálogo con el Ejército Popular Revolucionario.

Nuestra cultura política, dijo, está permeada por la inevitabilidad de la violencia, lo cual es un “problema cultural de fondo” y da la idea de que hay varios problemas pendientes, abiertos, como se plantea en algunos de los ensayos del catálogo, entre ellos el de Monsiváis y el de Roger Bartra. Entre otras, Álvarez Garín trajo a cuenta discusiones como la del concepto de la “justicia transicional”, a la que en otros países se ha recurrido cuando no se ha logrado llegar a procesos de responsabilidad penal, como una manera de resarcir en lo moral y lo económico a las víctimas de crímenes. Pero se preguntó: ¿eso es factible en México, con eso se sanarían las heridas? Y planteó si una opción así daría garantías suficientes de que una represión como la del 68 no volviera a repetirse. También cuestionó la falta de seriedad en los procesos contra presuntos criminales y el proceder de magistrados, quienes aseguran que no han encontrado pruebas contra, por ejemplo, el ex presidente Luis Echeverría, quien se encuentra bajo arresto domiciliario. De ahí, resumió Álvarez Garín, la importancia de la exposición y del catálogo Memorial del 68, pues ayudan mucho a la comprensión de todo esto.

¿Hoy como hace 40 años?

En ese sentido reflexionó Rolando Cordera, quien, avalado por aplausos, propuso continuar la confección del Memorial del 68 porque aún existía un “memorial de agravios”. Se han fijado varias cosas, pero la angustia no ha sido resuelta, dijo, y luego cuestionó que el problema de las libertades políticas, que fue la causa del movimiento estudiantil, se haya querido resolver con medidas de política económica y social. Y aunque ya se sabe que se trató de un “problema político y cultural de fondo” y algo se avanzó en 2000 con la alternancia, Cordera, como Álvarez Garín, también inquietó con una pregunta: ¿nos acercamos a momentos de decisión como hace 40 años? Por ello, agregó, los gobernantes y los gobernados en México tenemos que seguir hablando del 68 “como algo presente”.

En el texto enviado por Carlos Monsiváis, que fue leído por Sergio Raúl Arroyo, director del CCUT, el escritor plantea que el movimiento estudiantil ya debía haberse incorporado a los libros de texto gratuitos para no escamotear la búsqueda de la democracia, y advirtió: “No se olvida el 2 de octubre pero, casi naturalmente, se difuminan sus causas y consecuencias”. Y Monsiváis, quien considera que se han incumplido las esperanzas democráticas, hizo una crítica general a los partidos y, de algún modo, un recuento de los pendientes: “En las últimas décadas, el PAN se ha exceptuado del debate sobre los significados del 68, conformándose con repetir obituarios dulzones, y el PRI, como si no le bastara su presente, habla ¡en 2007! contra el linchamiento histórico, con lo que, justamente, el acontecimiento queda en manos de la izquierda, de intención conmemorativa pero escasamente interpretativa.”

Más centrada en el valor tanto de la exposición como del catálogo, Elena Poniatowska dijo que se recogen las voces de 57 integrantes del movimiento estudiantil y que se trata de un proyecto del CCUT, la UNAM, la Secretaría de Cultura del Gobierno de la ciudad y la Editorial Turner. Pero también sintetizó el pasado: “Memorial del 68 duele porque registra, evidencia, acusa y muestra la ingenuidad e indefensión de jóvenes idealistas”. Y el presente, en plena concordancia con el tono de los otros participantes: “Hoy los hijos y los nietos de quienes vivieron el 68 mantienen encendida la flama. No hay que olvidar para que no vuelva a suceder. Conocer nuestra historia nos ayuda a saber adónde ir. El régimen autoritario es ya inaceptable”. Y al final: “El 68 nos hizo creer que otro México era posible, el México por el que todos luchamos ahora”. Al término de la ceremonia varios adultos que hace 40 años eran jóvenes estudiantes, y que hoy todavía muchos participan en el Comité del 68, gritaron ¡goyas y huelums!

Kikka Roja

ESTADOS UNIDOS EU AMBICIONA PEMEX

  • Quiere EU más producción de hidrocarburos en México
  • Influyente organismo pide estar “atento” para afianzar contratos o ayuda
David Brooks (Corresponsal)

Nueva York, 14 de mayo. Estados Unidos debe enfocarse en promover una mayor producción petrolera en México mediante la participación de empresas de este país, como parte de una nueva política energética en el hemisferio, propuso el Consejo de Relaciones Exteriores.

“Hay que centrarse en aumentar la producción de petróleo y gas a través de contratos de servicios de empresas estadunidenses (permitidos por la ley mexicana vigente) y mediante la asistencia en aguas profundas del Golfo de México. Estados Unidos también debe estar listo para promover la inversión en Pemex si el gobierno mexicano la busca”, recomendó un grupo de trabajo de alto nivel patrocinado por el Consejo de Relaciones Exteriores (CRE) en su informe Relaciones Estados Unidos-América Latina: una dirección para una nueva realidad, presentado hoy.

El informe, que evalúa el panorama actual de las relaciones estadunidenses con América Latina, identifica la “seguridad energética” como una de las bases para formular las políticas a futuro de Washington para la región. Señala que América Latina suministra casi 30 por ciento del petróleo que Estados Unidos recibe del exterior, con México como su tercera fuente en importancia después de Canadá y Arabia Saudita.

El factor Cantarell

Agrega que México tiene aproximadamente uno por ciento de las reservas conocidas del mundo y actualmente aporta 14 por ciento de las importaciones de petróleo de Estados Unidos. Advierte además que la creciente demanda doméstica, la productividad en declive y reservas agotadas “amenazan la posición del país como nación exportadora de energía”, y señala las severas reducciones de producción del campo de Cantarell, mientras “nuevas exploraciones son obstaculizadas por inversión inadecuada”.

Informa que más de 60 por ciento de los ingresos de Petróleos Mexicanos se destinan al presupuesto del gobierno, y que la inversión privada y extranjera en el sector petrolero sigue en gran medida prohibida por la Constitución, “dejando sólo oportunidades limitadas para la participación extranjera”.

En el corto plazo “es poco probable que el dividido Congreso mexicano apruebe la inversión por el sector privado y, aun si el gobierno reformista de Calderón logra aflojar las restricciones actuales sobre inversión, llevaría años generar la nueva producción”.

Afirma que, “sin cambios significativos, algunos analistas pronostican que México podría convertirse en un importador neto de petróleo en diez años. Para Estados Unidos, este acontecimiento impulsaría un giro dramático y difícil en sus fuentes de energía”.

A la vez, señala lo que considera tendencias positivas en la relación bilateral en torno a la energía: “La integración energética en América del Norte ha avanzado. Redes extensas transfronterizas de ductos modernos y líneas de transmisión eléctrica, comercio sin aranceles a través de las fronteras, compartir tecnología y contacto constante entre funcionarios de energía en ambos países han facilitado un comercio fluido y diálogo constante”. Destaca que el Grupo de Trabajo sobre Energía de América del Norte (NAEWG, por sus siglas en inglés), organización de funcionarios del sector energético de México, Estados Unidos y Canadá creado en 2001, ha patrocinado varios informes regionales, compilado estadísticas, y se ha relacionado con interesados tanto del sector público como privado en las “industrias relevantes”.

Energía y América Latina

El grupo de trabajo del CRE argumenta que, tal como el caso de México, la región enfrenta enormes deficiencias en sus sectores energéticos y que eso “debería alentar a los gobiernos latinoamericanos a ajustar los marcos de regulación y ofrecer oportunidad para la inversión pública y privada de Estados Unidos y otros países”.

A la vez identifica que “el surgimiento del nacionalismo sobre los recursos representa un reto difícil para Estados Unidos y países latinoamericanos”, y afirma que un efecto de esto es que se realicen menos foros multilaterales de alto nivel sobre energía en el hemisferio, lo cual reduce la posibilidad de “enfrentar con vigor los impedimentos políticos, financieros, ambientales y otros en la región. Lamenta en particular el fin de las reuniones hemisféricas de ministros de energía, que se realizaban anualmente bajo el liderazgo de Estados Unidos en el marco de la Cumbre de las Américas, lo cual “deja un vacío”.

Reconoce que cualquier reducción de exportaciones de petróleo de Venezuela a Estados Unidos “tendría implicaciones problemáticas”, aunque descarta un giro dramático a corto plazo. Señala a Ecuador junto con Brasil como las otras fuentes importantes de petróleo para Estados Unidos en la región, indicando que en el primero la turbulencia política y el resurgimiento del “nacionalismo de recursos” han creado un ambiente incierto para la inversión.

Términos “amistosos”

En el caso de Brasil, gracias a los “términos amistosos ofrecidos a inversionistas extranjeros”, como el manejo de Petrobrás, se ha incrementado la exploración, y recientes descubrimientos podrían elevar a esa nación sudamericana arriba de Canadá y México, y sólo detrás de Venezuela en reservas.

El grupo de trabajo concluye que “América Latina permanece (como) una región de producción de petróleo relativamente estable y potencialmente una fuente importante de exportaciones de gas natural, aunque la propiedad estatal y la turbulencia política limitan la participación internacional y del sector privado en algunos países, obstaculizando eficiencia y crecimiento”. La producción en el futuro, sostiene, “dependerá de inversiones sustanciales en exploración y producción, favoreciendo sectores energéticos en países más abiertos a la inversión y a la ampliación de la colaboración y el comercio”.


Kikka Roja

CALDERÓN: PROPONE CAPITAL PRIVADO EN PEMEX Y PRIVILEGIOS : OTRO TELMEX

  • Propone régimen fiscal especial para que particulares participen en exploración y explotación
  • Nueva iniciativa de Calderón para abrir paso al capital privado en Pemex
  • Plantea bajar impuestos a las empresas extranjeras que perforen en la zona del Paleocanal de Chicontepec y aguas profundas del Golfo de México, con reducciones de 15 a 20 por ciento
Andrea Becerril y Víctor Ballinas

La Comisión Permanente recibió ayer una nueva iniciativa de Felipe Calderón en la que se propone crear un régimen fiscal especial y competitivo para que particulares participen en la exploración y explotación de yacimientos petrolíferos en la zona del Paleocanal de Chicontepec y en aguas profundas del Golfo de México, con reducción de impuestos de entre 15 y 20 por ciento en relación con los que se cobran a Petróleos Mexicanos (Pemex) en la actualidad. Se trata de un proyecto complementario al paquete de reformas para abrir Pemex al capital privado, que está ya en el Senado de la República. Esta iniciativa fue turnada a la Cámara de Diputados, por tratarse de un tema fiscal. Es una propuesta para reformar y adicionar la Ley Federal de Derechos, con miras a “incentivar la inversión” en la exploración y explotación de yacimientos en aguas profundas y en Chicontepec.

Se plantea reducir la carga fiscal a las empresas extranjeras que perforen en busca de petróleo en esas zonas y se les permite también mayores márgenes para deducir impuestos, que serán de hasta 15 dólares por barril de crudo y gas, en el caso de los yacimientos en aguas profundas, y de hasta 10 dólares en los campos de Chicontepec. El pago que Pemex hará a los consorcios perforadores, con los que se firmarán contratos de desempeño, será con base en el volumen del yacimiento y el precio del barril de petróleo en el mercado mundial. Mientras, los impuestos que las contratistas deberán pagar al fisco mexicano no se fijarán con base en el valor del crudo y gas extraído.

“Se trata del mejor ejemplo de cómo el gobierno de Calderón pretende compartir la renta petrolera con trasnacionales y beneficiar a éstas con un régimen fiscal especial, que a Pemex siempre le negaron al quitarle, vía impuestos, la mayor parte de sus ganancias”, advirtió el perredista Graco Ramírez, secretario de la Comisión de Energía. Hizo notar que ese régimen tributario, “sumamente atractivo para los inversionistas extranjeros”, parte de un proyecto para perforar 20 mil pozos en el Paleocanal de Chicontepec y toda la zona de aguas profundas del Golfo de México. En la exposición de motivos, Calderón detalla que se propone modificar el régimen fiscal de Pemex –apenas reformado en septiembre de 2007– para facilitar la exploración y explotación de campos de extracción de petróleo crudo y gas natural en las zonas en las que, por sus características geológicas especiales, requieran de mayores inversiones.

Son los casos de Chicontepec, que se ubica en la planicie costera del Golfo de México, en el norte del estado de Veracruz y el noroeste de Puebla, y cubre una superficie aproximada de 3 mil 300 kilómetros cuadrados, donde la profundidad de sus yacimientos varía desde 800 metros cuadrados en su porción norte, hasta más de 2 mil 800 en su parte sureste. Por lo que toca a aguas profundas, los pozos están ubicados en zonas “con un tirante de agua superior a 500 metros, lo que implica mayores requerimientos tecnológicos para su exploración y explotación”. De ahí que se proponga un esquema diferenciado “para reducir la carga fiscal” en la exploración y explotación en Chicontepec y en aguas profundas. En la iniciativa se contempla la participación privada y para ello se modificaron varios artículos de la ley de derechos, entre ellos el 257, a fin de especificar que podrán deducirse los gastos que realicen “particulares a nombre de Pemex”. Se crea el derecho sobre extracción de hidrocarburos para Chicontepec y aguas profundas, con una tasa que va de 10 a 20 por ciento, según tres rangos del precio promedio ponderado anual del barril de crudo exportado a Estados Unidos.

“Al tratarse de un derecho sobre una base bruta, garantizará al Estado un ingreso mínimo”.

Se propone también un derecho especial sobre hidrocarburos para Chicontepec y los yacimientos en aguas profundas, que se aplicará de manera diferenciada. De 71.5 por ciento en el primero y de entre 60 y 71 por ciento en el segundo, “según cuatro rangos del precio promedio ponderado anual del barril de petróleo crudo exportado”. Así, el régimen más atractivo es para aguas profundas, donde los consorcios participantes podrán hacer deducciones, entre ellas el ciento por ciento del monto original de las inversiones realizadas para la exploración y hasta el descubrimiento del primer campo productor de gas y petróleo. Petróleos Mexicanos “es una de las mayores empresas petroleras en el ámbito mundial”, cuyas ventas ascendieron a un billón 134 mil millones de pesos en 2007, se reconoce en la iniciativa de Calderón en la que se abre el paso al capital privado para explorar y explotar yacimientos.

El panista Santiago Creel negó que se vaya a beneficiar a consorcios extranjeros. La reforma, sostuvo, “tiene que ver con los índices de productividad de cada pozo, no por quién va a prestar el servicio, que podría ser un tercero”. ¡Es el paraíso para las trasnacionales!, expresó a su vez el senador perredista Graco Ramírez.

Kikka Roja

Fap: Salida de Incalcaterra

Demanda que la cancillería brinde un informe del papel que desempeñó en el caso
Tenemos razones para pensar que la SRE influyó en la salida de Incalcaterra: FAP
El funcionario de la ONU manifestó sus dudas sobre las elecciones de 2006
A. Becerril y V. Ballinas

El Frente Amplio Progresista (FAP) propuso ante la Comisión Permanente que se solicite a la cancillería un informe preciso sobre “la abrupta salida” del representante del Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU en México, Amerigo Incalcaterra. En la sesión de ayer, el diputado perredista Cuauhtémoc Sandoval advirtió que hay sospechas de que desde la cancillería se presionó para que el funcionario de Naciones Unidas dejara su cargo y saliera el país, sobre todo por haber manifestado dudas sobre el resultado de la elección federal de 2006.

“Se dice que este gobierno pidió su cambio porque respaldó el informe de Human Rights Watch sobre la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, que criticó las violaciones a las garantías básicas cometidas por el Ejército en la lucha contra el narcotráfico y, en una palabra, se convirtió en un dolor de cabeza para el gobierno”, sostuvo Sandoval, al presentar el punto de acuerdo que se turnó a comisiones. El perredista dijo que el gobierno de Felipe Calderón sostiene que no influyó en la salida del funcionario; sin embargo, todos los informes apuntan a lo contrario. Por tales motivos, agregó, “nosotros no compartimos la idea de que el señor Amerigo Incalcaterra sea una simple rotación de los funcionarios de Naciones Unidas y tenemos serias y fundadas razones para creer que fue una solicitud expresa del gobierno de Felipe Calderón”.

Pidió que la Comisión Permanente agradezca a Incalcaterra sus “buenos oficios” durante su encargo como titular de la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas en México y le desee éxitos en su próxima labor.


Kikka Roja

Marcela Gomez Zalce : Periodo extraordinario... en la ALDF

Periodo extraordinario... en la ALDF
• ¿¡El día más tranquilo?!
• Entre Sinaloa y Morelos

La ambición, mi estimado, suele llevar al hombre a ejecutar sus necesidades más despreciables. Espléndido tapón explosivo de boca les enviaron los capos del narcotráfico a Felipe con su espectacular operativo desplegado en Sinaloa, donde se jactaron de que sería el día más tranquilo en la tierra desgobernada por Aguilar Padilla. Ayer, un comando de 40 hombres atacó instalaciones de la policía en Guamúchil, lo que es una (distracción) burla y falta de respeto.

Y mientras se siguen haciendo bolas por explicar la ejecución de Millán insertada en la ruptura de La Federación y sus complicidades dentro de la SSP-F, el bate y bate energético continúa con el marcador contra Calderón y su servil porro Germán Martínez, quien dio la nota con sus desatinos discursivos muy propios de la categórica hormona azul.

Y así mientras navega (y naufraga) el chisguete presidencial, Manlio Fabio Beltrones anunció un periodo extraordinario de sesiones para terminar de aprobar las pendejadas del frankenstein electoral —bodrio que nadie entiende y que da entrada a originales provocaciones— motivando otro baile legislativo a finales de junio.

Pasatiempo de moda también en la capital, my friend, donde ya se está imprimiendo en fast track el capítulo II de la tenebra de la megalacra de René Arce con María de los Ángeles Moreno y Federico Döring para darle el Ugaldazo al IEDF en un periodo extraordinario de sesiones previsto para fines de este mes. O sea, al agandalle electoral darle prisa (ahora que todos están distraídos con el debate del chisguete y la pavorosa impunidad del tesorito superpoderoso de Mouriño a quien sólo falta pedirle disculpas por el poder de la firma con su tráfico de influencias).

Y ya sabe que en ese arreglón de repartirse el instituto con el orquestado hostile takeover, Arce, sus cómplices panistas y el PRI podrán tener el control total para aprobar como les venga en gana el nacimiento de nuevos partidos locales y asignarse no sólo los asientos a modo de los consejeros en un grotesco trueque político, sino avanzar en la táctica de dividir al perredismo en la ciudad con miras, primero, a las elecciones de 2009, donde el pastel de las delegaciones ya está más que pactado con Marianita Gómez del Campo que le encanta farolear el visto bueno de Margarita Zavala, sino en la sucesión para el GDF donde le han prometido a René hacérsela buena (jajajaja... perdón).

Para eso primero deberá ponerse guapo… no, no… imposible, mejor ponerse las pilas y comenzar a planchar las delegaciones que le entregará al PAN como pago (de su sueño guajiro, of course): Azcapotzalco, Coyoacán, Cuajimalpa y Álvaro Obregón que, sumadas con las blanquizaules de Benito Juárez y Miguel Hidalgo, el tablerito no se ve mal para que Felipe encuentre razones para celebrar... como todos sabemos le gusta, yes?

Sobre todo porque mientras su nueva izquierda de derecha con Jesús Ortega y Manlio Fabio hicieron el espléndido trabajo de desmadrar la elección del PRD —donde sus lacritas tampoco entienden que no entienden—, la ciudad sigue siendo la cereza del pastel por la que babean Calderón y su tesorito, aunque a Beltrones también se le hace agua la boca...

En resumen, amable lector, el segundo capítulo de la serie que comenzó con el atropello legislativo al estatuto del GDF, con la ayuda de la Zavaleta (que, porfa, se abstenga de escupir conjeturas sobre asuntos de seguridad) y publicado rápidamente por el tesorito de Bucareli y con el contubernio de Beltrones y María de los Ángeles Moreno, pretende ser estrenado en un proyectado periodo extraordinario de la ALDF para fines de este mes donde los números de los diputados para la votación no están sencillos para que Arce y sus $ocios del PAN canten holgada victoria.

La meta es darle flit al costo que sea al IEDF —ya que el TEDF baila al son de Renecito el revoltoso— para la gestación de partidos locales con escala en 2009 y destino final en 2012, pavimentando el camino para dividir al bastión amarillo en la ciudad.

Ésa es la ambiciosa obsesión del alegre trío Calderón-Mouriño-Beltrones utilizando a Arce, que ya juega su resto traicionando a quien sea. Como sea... y por donde sea. El fin justificando sus intrigas y alianzas.

Sin darse cuenta, my friend, de que su (desechable) rol es sólo un eslabón de una simpática cadena que, con la pena... no controla.

Por la Mirilla

Un comando ataca en Sinaloa y los Beltrán paseando en Morelos.

No, pues sí que andan despistados... muy despistados.

Kikka Roja

Vicente Fox manejó con discrecionalidad excedentes petroleros: Perdidos $ 13 mil millones

Perdidos, 13 mmdp de excedentes petroleros
Diputados abren la posibilidad de citar a “comparecer” a Francisco Gil Díaz.

¡RATEROS!
México.- El gobierno de Vicente Fox manejó con discrecionalidad los excedentes petroleros, porque en 2006 la Secretaría de Hacienda no transfirió al Fondo de Estabilización de los Ingresos Petroleros 12 mil 800 millones de pesos, informó la Unidad de Evaluación y Control de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Cámara de Diputados. Aunado a eso, indica, la dependencia federal tampoco transfirió 2 mil 900 millones de pesos por concepto de recaudación por derechos de hidrocarburos. En ese sentido, el presidente de la Comisión de Vigilancia, Antonio Ortega Martínez, responsabilizó al ex secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz, de manejar discrecionalmente los excedentes petroleros en 2006. Luego de una reunión para analizar el informe del resultado de la revisión y fiscalización de la Cuenta Pública 2006, el legislador perredista reprochó que no se hayan depositado esos 12 mil 800 millones de pesos al Fondo de Estabilización Petrolero. Y es que la Secretaría de Hacienda tiene facultades para hacer cambios a la Ley de Presupuesto sin necesidad de consultar a la Cámara de Diputados, que es la entidad encargada de aprobar el Presupuesto de Egresos.

Ortega Martínez precisó, sin embargo, que no haber transferido los 12 mil 800 millones de pesos es una conducta tipificada como violación a la Ley de Presupuesto, porque Hacienda no tiene facultades “para sustraer del Fondo de Estabilización un monto así”. Por ello, exigió que la dependencia informarme del destino de esos recursos, a fin de que los legisladores se cercioren si fueron regularmente ejercidos.

—¿Estamos hablando del ex secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz?
—Estamos hablando de Francisco Gil Díaz.

Señaló que el paso del ex funcionario por la Secretaría de Hacienda “es una página negra en la historia de la política económica”. El informe de la Unidad de Evaluación y Control del último año del gobierno de Fox destaca que tampoco se transfirieron 2 mil 900 millones de pesos (correspondientes al último trimestre de 2006) por recaudación de derechos por hidrocarburos. Por ello, Ortega Martínez informó que invitarán al ex secretario de Hacienda a una reunión con la Comisión de Vigilancia. Aunque no está obligado a asistir, porque ya no es funcionario, está moralmente obligado a aclarar el destino de los recursos.

Claves

Auditorías • Para revisar los manejos públicos en el último año de gobierno de Vicente Fox, la Auditoría Superior de la Federación realizó 754 evaluaciones a dependencias federales y otros entes públicos.• La Comisión de Vigilancia anunció también que propondrá reformas a la Ley de Presupuesto para que sea la Cámara de Diputados la que apruebe cambios al gasto federal.

• Los legisladores también abrieron la posibilidad de investigar la actuación de Francisco Gil Díaz al frente de la Secretaría de Hacienda, pues el hecho de ser ex funcionario público no lo exime de responsabilidades.

Mauricio Juárez y Fernando Damián


Kikka Roja

Gran movimiento social para evitar la venta de PEMEX

El FAP, dispuesto a tomar tribunas si PAN y PRI insisten en la privatización
Gran movimiento social, única vía para evitar la venta de Pemex: investigador
Desmiente especialista de la UAM estimaciones oficiales sobre el valor de los gasoductos

Emir Olivares, Georgina Saldierna y José A. Román

En forma paralela a la discusión que se desarrolla en el Senado de la República sobre la iniciativa energética del presidente Felipe Calderón, en otros ámbitos se organizan foros sobre ese tema. De manera relevante la academia ha organizado foros de discusión y ayer, en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), el investigador Maximino Ortega aseguró que la única vía para detener la iniciativa calderonista es con un gran movimiento social. A su vez, el diputado federal por el PRD Ramón Félix Pacheco señaló que el plan de acción del Frente Amplio Progresista (FAP) está apenas en marcha, por lo que si PRI y PAN mantienen la postura de aprobar la reforma, existe la disposición de tomar, una vez más, las tribunas del Congreso de la Unión.

Indicó que el planteamiento de Calderón Hinojosa significa “un despojo brutal” a la nación, porque implicaría la privatización de Petróleos Mexicanos (Pemex). También integrante de la Comisión de Energía, señaló que Pemex tiene un superávit primario de 451 mil millones de pesos que alcanzan para la exploración y la edificación de refinerías, e incluso para el pago de los Pidiregas de este año, que por intereses suman 31 mil millones de pesos y 72 mil millones de capital. En tanto, en la Cámara de Diputados el legislador del PRI Jorge Estefan Chiriac informó que la iniciativa enviada ayer por el jefe del Ejecutivo federal acerca del régimen fiscal de Pemex se dictaminará hasta que se conozca el resultado de las otras cinco propuestas enviadas por Los Pinos.

A su vez, Javier González Garza, coordinador de los diputados del PRD, manifestó que como resultado de los debates que iniciaron el martes en el Senado ya puede obtenerse una primera conclusión sobre la propuesta energética de Calderón Hinojosa: es inconstitucional. Consideró que las expresiones del dirigente del PAN, Germán Martínez, contra los “sumos pontífices de los hidrocarburos”, sólo reflejan que aquél llegó a la discusión con los guantes puestos, ante la falta de argumentos. Ayer hablaron también sobre este tema representantes de la Iglesia católica. Los obispos de las diócesis de Celaya, Lázaro Pérez Jiménez, y de Cuernavaca, Florencio Olvera Ochoa, indicaron que en el debate sobre la reforma energética los partidos políticos y los especialistas deben abandonar sus posiciones ideológicas y anteponer los intereses nacionales. Por otra parte, calificaron de positiva la convocatoria del Congreso para el diálogo sobre el tema energético, que es vital para el desarrollo del país. Expresaron su confianza en que los legisladores retomen las propuestas que se presenten en los 70 días de deliberaciones, por el bien del país y de los mexicanos. El obispo Olvera reconoció que el plebiscito es una posibilidad que tampoco debe ser descartada por los legisladores.

En la UAM, el investigador Luis Kato Maldonado hizo hincapié en que si las reformas son aprobadas, la infraestructura petrolera, en especial la red de gasoductos, pasará a manos privadas. Con base en un proyecto de investigación que realizó el año pasado, desmintió las proyecciones de Pemex de que 60 por ciento de los gasoductos tienen un valor igual a cero, ya que esa red vale en la actualidad 20 mil millones de dólares, con vida útil de 45 a 50 años, por lo que los aproximadamente 9 mil kilómetros de ductos “deben ser parte de la estrategia del gobierno para incrementar la presencia de la paraestatal”.

Kikka Roja

CCE Y TELEVISA VIOLARON LA LEY: FRAUDE ELECTORAL: CALDERON USURPADOR

Violaron la ley, pero no se podía sancionar a particulares, dice el IFE dos años después
El CCE y Televisa, culpables de la guerra sucia contra la coalición Por el Bien de Todos
A Fox y Calderón los halló responsables de no respetar la restricción publicitaria de finales de 2005

Alonso Urrutia

Casi dos años después de haber irrumpido en la campaña electoral con mensajes contra el candidato de la coalición Por el Bien de Todos, el Consejo Coordinador Empresarial fue encontrado culpable de violar la ley por parte del Instituto Federal Electoral (IFE). También se halló responsabilidad de la empresa Televisa, por haber difundido los promocionales. Asimismo, el organismo halló responsables al ex presidente Vicente Fox y al actual presidente, Felipe Calderón, de haber violado el marco legal y la tregua navideña de 2005. De acuerdo con los proyectos de dictamen de la Junta General Ejecutiva del IFE, a pesar de la responsabilidad de todos ellos por haber transgredido la legislación, solamente se sancionará con 4 mil 500 días de salario mínimo –alrededor de 234 mil pesos– al PAN, por la conducta de Calderón, que realizó actos públicos y envió mensajes navideños durante la restricción publicitaria decretada previo a las campañas.

Sin embargo, destaca el caso del ex presidente Fox, que el documento propone que se dé vista al Senado y a la Cámara de Diputados dado el carácter de funcionario federal. La notificación se realizará para que el Congreso, “en el ámbito de su competencia, determine lo que a derecho corresponda”. En el caso del CCE y Televisa, las consecuencias son nulas, pues aunque en ambos casos se les considera violadores de la legislación electoral, el IFE se encuentra impedido de aplicar sanción alguna ya que, de acuerdo al marco legal que regía en el proceso electoral de 2006, no es procedente sancionar a particulares.

Los proyectos de dictámenes serán discutidos hoy por la Comisión de Quejas, con el propósito de ratificarlos y que se presenten la próxima semana ante el Consejo General del IFE para su aprobación, como parte del desahogo de más de un centenar de quejas que finalmente serán resueltas por el organismo. En el caso de Fox, la queja fue promovida por la coalición Por el Bien de Todos, relacionada con la campaña publicitaria gubernamental denominada “Si seguimos por el mismo camino”, en alusión a votar en favor del PAN. “Efectivamente, el IFE observa que las declaraciones de Fox oscilaron entre el ejercicio de la libertad de expresión y la intromisión en los procesos electorales, a través de mensajes indirectos o implícitos, que si bien no son a favor o en contra de candidato alguno, podían interpretarse en uno u otro sentido”.

La violación de Fox –que en su momento fue reconocida por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación– fue considerada como un hecho que pudo haber incidido en el electorado, pero el documento no acredita que el PAN pueda ser responsable de la conducta del entonces presidente. Por lo que hace a Calderón, fue encontrado culpable de transgredir la tregua navideña, detectándose la difusión de mensajes en dos días distintos, a pesar de lo cual se consideró que no fue una actitud reincidente, por lo que la multa fue por una falta de gravedad ordinaria. En cuanto al CCE, el IFE consideró que violó el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe) al difundir publicidad de contenido electoral –donde aludía que en la década reciente se había logrado una estabilidad que no debería ponerse en riesgo–, incidiendo en contra de la coalición y que, de acuerdo con la queja de ésta, pretendía beneficiar al PRI y al PAN.

El dictamen recoge también la renuencia de Televisa a entregar al IFE información relacionada con la contratación de los mensajes, censurando “su silencio o pasividad” que podían haber servido “para desvanecer indicios”. Si bien el organismo consideró fundada la queja, determinó que ni el PRI ni el PAN tenían responsabilidad en los posibles beneficios electorales, por lo que no los sancionó, lo que se suma a la imposibilidad de aplicar castigos a los organismos privados.

En las quejas también se fija una sanción de 2 mil 500 días de salario mínimo al PRI y al PVEM –alrededor de 130 mil pesos– por actos anticipados de campaña de su candidato, Roberto Madrazo.


Kikka Roja

Lorenzo Meyer: Petróleo, élites y sociedad

Petróleo, élites y sociedad
E-mail Lorenzo Meyer AGENDA CIUDADANA
opinion@elnorte.com
lmeyer@colmex.mx

Articulos recientes del Dr. Lorenzo Meyer Cossio

“Por primera vez la política petrolera rebasa a la élite del poder”

La Teoría y la Realidad. Desde 1938 es un lugar común afirmar que los mexicanos, todos, somos los dueños del petróleo que hay en nuestro país. Que justamente el hacer propiedad pública un recurso natural que antes lo fue de un puñado de extranjeros, fue el principal resultado de la expropiación y nacionalización de tan importante y cada vez más valioso combustible fósil.

Sin embargo, en la práctica el mexicano común y corriente difícilmente se ha sentido copropietario de una industria en cuyo manejo nada ha tenido que ver. Se necesita de un verdadero esfuerzo de imaginación para que el ciudadano común se piense a sí mismo como copropietario de un petróleo que hoy supera ya la barrera de los cien dólares por barril. En la práctica, sólo una minoría ha tenido razones objetivas para sentir que el petróleo era suyo: los miembros del sindicato de trabajadores de Pemex (en particular sus dirigentes), los técnicos y altos mandos de la empresa y, por encima de todos, el presidente de la República. Y es que hasta ahora han sido sólo ellos los que han tomado las decisiones en la materia.

Desde el inicio de la actividad petrolera, todo lo concerniente a su explotación y sus beneficios ha sido asunto de pocos. En apenas dos ocasiones la sociedad sólo ha sido tomada en cuenta como algo más que meros observadores o consumidores: inmediatamente después de la expropiación de marzo de 1938 y en la actualidad.

Para entender la importancia que hoy reviste la participación masiva en la formulación de la política petrolera, hay que contrastarla con lo ocurrido en el pasado.

El Principio. Las primeras leyes mexicanas sobre hidrocarburos se formularon en un ambiente donde los ciudadanos eran una auténtica minoría. Al privatizarse el petróleo en 1884 casi nadie en México tenía idea de su importancia. Cuando se aprobaron las últimas legislaciones petroleras en el porfiriato -1892, 1901 y 1909- ya había una vaga conciencia del valor de los hidrocarburos, pero sólo entre las élites. En esas legislaciones, y además del presidente Porfirio Díaz, apenas si participaron en su formulación funcionarios de la Secretaría de Fomento, la Academia Mexicana de Jurisprudencia y algunos geólogos, más los empresarios extranjeros dueños de los terrenos petroleros recién adquiridos. Como en muchas otras áreas, la sociedad fue una simple espectadora de la formulación de una política oligárquica que privatizó y extranjerizó de arriba a abajo a esta industria recién nacida.

Revolución y Petróleo. Fue la coincidencia de tres factores lo que llevó a cuestionar el marco legal de la actividad petrolera en el segundo decenio del siglo XX mexicano: a) el despegue de la industria, b) la caída del régimen de Díaz y c) las apremiantes necesidades económicas de los gobiernos que le sucedieron y que vieron en la producción y exportación de petróleo una posible fuente de recursos fiscales.

Francisco I. Madero y, sobre todo Venustiano Carranza, decidieron gravar más allá de lo simbólico a la actividad petrolera bajo el argumento de que el Estado mexicano debía recibir regalías del petróleo de la misma manera que lo hacía de la explotación de los minerales. La revolución había acabado con el crédito del Gobierno; la lucha a muerte entre facciones rivales hacía depender la victoria o la derrota de recursos para la compra de armas, el pago a los ejércitos y el mantenimiento de los servicios públicos mínimos. Sacar más recursos a la próspera actividad petrolera se convirtió en asunto, literalmente, de vida o muerte para el Gobierno.

La política para modificar el marco legal de los hidrocarburos y lograr mayores recursos para el Estado desembocó en la redacción del párrafo IV del Artículo 27 de la Constitución del 1917, que devolvió a la nación la propiedad original del petróleo, lo que a su vez permitió exigir regalías a las empresas. Esta política fue diseñada por Carranza y sus aliados políticos como el general Cándido Aguilar, algunos abogados como Luis Cabrera o Pastor Rouaix, por los miembros de la Comisión Técnica del Petróleo de 1915 y la Comisión Técnica sobre la Nacionalización del Petróleo de 1916.

Cuando en Querétaro, el constituyente abordó esta problemática prácticamente no se suscitó ninguna discusión y el petróleo se volvió al dominio de la nación, tal y como Carranza y los suyos deseaban. El problema se presentó al intentar poner en práctica la disposición que anulaba toda la legislación privatizadora de los últimos 40 años. Carranza, basado en las facultades hacendarias extraordinarias, intentó en 1918 sentar las bases prácticas de la nacionalización del petróleo –aumentar los gravámenes-, pero la oposición cerrada de las empresas petroleras y del Gobierno norteamericano se lo impidieron. El presidente no intentó llevar el tema a la plaza pública, simplemente heredó el problema a sus sucesores.

Obregón administró la imposibilidad de hacer realidad la reforma petrolera. En virtud de los Acuerdos de Bucareli de 1923, sostuvo que la nueva legislación no se aplicaría a los campos petroleros descubiertos y trabajados por las empresas antes de 1917, pero éstas tenían que demostrar que efectivamente ya habían empezado a explotar el petróleo antes de que entrara en vigor la nueva Constitución. Los norteamericanos ni aceptaron ni rechazaron la posición mexicana, simplemente asentaron la reserva de todos sus derechos en ese campo. Un empate.

Calles sí fue más lejos y logró que el Congreso pasara la primera Ley reglamentaria del petróleo, pero de nuevo topó con el rechazo de los intereses petroleros, que no aceptaron que se limitara a cincuenta años sus derechos sobre los depósitos de petróleo que habían descubierto y trabajado antes de 1917. La tensión aumentó hasta casi llegar al estallido. El presidente, inmerso en la Guerra Cristera, movilizó al Ejército en la zona petrolera, pero no a la sociedad. Finalmente cedió e hizo que su Congreso pasara una Ley petrolera que previamente había sido revisada por la Embajada norteamericana.

La Movilización Social. La decisión del presidente Cárdenas de expropiar y nacionalizar la industria petrolera en 1938 fue producto de una estrategia novedosa: la de llevar hasta el final un conflicto obrero-patronal, donde el Gobierno se situó claramente del lado del sindicato petrolero (SNTPRM). La decisión de chocar con las empresas petroleras recibió el apoyo de Lombardo Toledano y la CTM y del círculo cardenista: particularmente del general Francisco J. Mújica y de un manojo de colaboradores, como Jesús Silva-Herzog o Ramón Beteta.

La sociedad mexicana no esperaba la expropiación del 18 de marzo de 1938, pero una vez tomada tan histórica decisión, el general Cárdenas, y por primera vez en esta complicada historia política, decidió llamarla para defender la decisión tomada. Cárdenas logró lo que se propuso: el PRM, sus organizaciones corporativas y muchos ciudadanos le apoyaron al punto de hacer comprender a Estados Unidos que el costo de echar por tierra la expropiación equivaldría a lanzar a México a la desestabilización en vísperas de un nuevo conflicto mundial.

El Momento Actual. La política del petróleo nacionalizado volvió a ser como había sido: diseñada y llevada a cabo por unos cuantos. Las decisiones las toman: el presidente, el director de Pemex, el secretario de Hacienda, los líderes del STPRM y unos cuantos más. Fue en este ambiente donde, entre otras cosas, se desarrolló la paraestatal y también su corrupción.

Hoy y por segunda vez en la historia centenaria de nuestro petróleo, la formulación de la política petrolera ha vuelto a ser asunto de muchos. El acicate han sido las iniciativas de Ley de Felipe Calderón para aumentar el espacio a los intereses privados en el petróleo –refinación, ductos, transporte, almacenamiento, etc.- y el contragolpe de la oposición de izquierda, que ha echado mano de la movilización en las calles para frenar este proyecto.

Inédito. A diferencia de lo ocurrido en 1938, hoy la movilización que busca revertir el proceso de privatización, se ha iniciado antes de que se tome la gran decisión. Ya no se busca refrendar lo hecho por la élite sino adelantarse e incidir en el proceso mismo de toma de decisiones.

Por primera vez en materia petrolera la presencia masiva de ciudadanos y el debate público anteceden a la toma de las decisiones. Y la razón es que ya hay suficientes ciudadanos como para hacerse presentes al lado de las minorías de siempre. Está por verse cuán efectiva resulta su presencia, pero el desafío es claro: se trata ya no sólo de vencer sino de convencer, pues de lo contrario la disputa por el petróleo sólo ahondará la polarización mexicana.

Kikka Roja

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...