BUSCA, BUSCADOR

jueves, 4 de diciembre de 2008

EL PEOR MOMENTO SEGUN FELIPE CALDERON CON LOPEZ DORIGA: NO ES LA PERDIDA DE VIDAS... DEL PUEBLO

Salvador García Soto
Serpientes y Escaleras
04 de diciembre de 2008
La percepción del Presidente

Tal vez le faltó acotar que hablaba de su peor momento “en lo personal”, porque en cuanto a su gobierno, habría todo un catálogo de momentos complicadísimos

Sorprendente y algo desconcertante, por decir lo menos, fue escuchar la respuesta que Felipe Calderón dio el lunes pasado a Joaquín López Dóriga.

“En estos dos años, ¿cuál ha sido su peor momento?”, preguntó el periodista. El Presidente no lo pensó mucho: “Bueno, sin duda alguna el saber la noticia del fallecimiento de Juan Camilo Mouriño, definitivamente (…) ha sido el peor momento, sin duda, de mi gobierno”.

Sin restarle importancia a la tragedia en la que perdió la vida el ex secretario de Gobernación y al fuerte impacto político que tuvo en el gabinete presidencial y en el país, da la impresión de que el Presidente de la República confunde el plano personal, emotivo y humano con su responsabilidad de gobierno. Porque si de muertes se trata, en estos dos años de la administración calderonista han muerto más de 8 mil mexicanos (8 mil 500 según los conteos periodísticos) como resultado de la guerra contra el narcotráfico que libran el gobierno y los cárteles de la droga.

Aunque en el gobierno afirman, con cierta frialdad, que según sus análisis el mayor porcentaje de personas que mueren en ejecuciones y asesinatos violentos tenían algún nexo con el narcotráfico, y los dividen entre narcomenudistas, sicarios y “halcones” —estos últimos son taxistas, ambulantes u otros informantes de los cárteles—, la realidad indica que también hay una parte de víctimas de la guerra contra el narco que eran civiles inocentes que murieron atrapados entre el fuego cruzado o familiares de involucrados con el narco.

Algunos medios ubican en 152, tan sólo en 2008, la cifra de civiles que han muerto en tiroteos, ejecuciones o, en algunos casos, en excesos y abusos cometidos por soldados del Ejército. Otros más hablan de 79 personas totalmente ajenas al crimen que han perecido en esta guerra; en lo que sí coinciden es en que de los civiles ejecutados, 49 eran menores de edad, niños y adolescentes que fueron asesinados en ejecuciones masivas, en fuegos cruzados, por balas perdidas o en venganzas familiares.

¿La vida de todos esos mexicanos, de niños inocentes, no pesa en el ánimo presidencial?

Tal vez al Presidente le faltó acotar que la muerte de su amigo ha sido su peor momento, “en lo personal”, porque en lo que respecta a su labor de gobierno, habría todo un catálogo de momentos complicadísimos, algunos que han puesto en duda incluso la efectividad de su gobierno, que debieran haber registrado en el termómetro o la sensibilidad política del presidente Calderón. Si no se trata de una confusión o un lapsus momentáneo, entonces habría que preocuparse, porque tal vez la percepción presidencial está alterada. Y apenas vamos en el segundo año.

NOTAS INDISCRETAS... A partir de los resultados de la Operación Limpieza, los métodos de inteligencia y combate al narcotráfico que se han seguido en el país en las últimas décadas quedan todas bajo duda y sospecha. Las revelaciones del testigo protegido Felipe confirman la fuerza ya no sólo de un “crimen organizado” en el país, sino de un “crimen organizado y protegido” desde el gobierno en todos sus niveles. Si la PGR y su infiltrada SIEDO son controladas por el cártel de los Beltrán Leyva y la SSP y su Policía Federal Preventiva estaban al servicio de El Chapo, según afirma el informante del gobierno, faltaría por decir que a Los Zetas los protege un sector del Ejército y que… Dudoso se vuelve también el mapa del narcotráfico y las rutas de los distintos cárteles hechas por policías y agentes de inteligencia que eran pagados por los propios capos. Un periodista del norte del país, especializado en el tema, afirma que todo lo que manejan las distintas agencias del gobierno en cuestión de mapas, territorios y rutas de los cárteles de la droga son “narcoficción”, pues lo que menos querían las agencias y policías que hicieron parte de la inteligencia con la que se trazaron esos mapeos y rutas era que sus “jefes”, los narcos, que les pagaban en dólares, fueran molestados. Tal vez la “limpieza” tendría que ser no sólo de los funcionarios y policías federales que se corrompieron, sino de la información y datos de inteligencia y seguridad errónea que por décadas se ha utilizado. Eso sin contar que los aparatos de inteligencia gubernamental han sido rebasados y poco saben de las nuevas modalidades y campos de acción que empiezan a abarcar los narcotraficantes, como la venta y distribución de mercancía pirata en las principales ciudades del país, o el cada vez más extendido cobro de impuestos a empresas y negocios que hacen los narcos en amplias regiones del país… Capicúa de los dados. Escalera y subimos.

kikka-roja.blogspot.com/

Bomba de tiempo: Ricardo Rocha

Ricardo Rocha
Detrás de la Noticia
04 de diciembre de 2008
Bomba de tiempo

Lo peor ahora son las revelaciones de que PGR y SSP están al servicio de bandas del narcotráfico

Puede estallar en cualquier momento. Y será un salpicadero que alcanzará alturas insospechadas. Ya desde ahora es un verdadero escándalo.

No se trata sólo de corroborar lo que desde hace tiempo era más que sospecha: que nuestras corporaciones policiacas y de justicia están infiltradas por el crimen organizado; más aún, que muchos mandos medios y altos son verdaderos empleados a sueldo de los narcos. Lo peor ahora son las revelaciones de que la Procuraduría General de la República está penetrada por el cártel de los Beltrán Leyva, mientras que la Secretaría de Seguridad Pública está al servicio de los hermanos Zambada. Bandas que luchan ferozmente por el control del Pacífico.

Da escalofrío pensar que esa sea la explicación a los enfrentamientos inocultables entre la PGR y la SSP y a la animadversión pública que se profesan el procurador Eduardo Medina Mora y el secretario Genaro García Luna. Dos personajes a los que nadie les ha pegado un manotazo en la mesa para que se dejen de maniobras y trampas que han costado ya muchas vidas entre sus respectivos agentes.

Por esta batalla interinstitucional sin cuartel, más las delaciones a los medios uno en contra del otro, da la impresión de que la famosa Operación Limpieza fue una medida inevitable más que una decisión política. De cualquier modo esa sospechosa disputa, sumada a la ausencia de una estrategia oportuna e inteligente, anticipa ya como perdida la llamada guerra contra el narcotráfico y sus derivados de violencia.

Ya son muchos los muertos y pocos los resultados. Por el contrario, el desgaste ha sido brutal no sólo para los aparatos policiacos y de justicia, sino para todo el gobierno calderonista. Y es que a dos años ya de distancia todo el esfuerzo parece dedicado prioritariamente a ese propósito de un exterminio que ahora parece selectivo. Mientras tanto se pudren temas torales como una estrategia convocante e incluyente para enfrentar la crisis económica, medidas urgentes para evitar el desempleo masivo o la elaboración de una agenda bilateral con el nuevo gobierno de Obama que está por arrancar.

No. Nada de eso parece urgirle al actual gobierno federal. Y cuando acaso se mencionan estos temas, la prioridad sigue siendo la guerra contra el narco. Ya perdimos de plano la fe en algún cambio estructural de fondo a un modelo económico que es la fábrica de pobres más grande del planeta. El gobierno se conformó con seguir aplicando las viejas recetas de subsidariedad salinistas y zedillistas porque no quiere distraerse de su guerra particular que cree que lo legitima cada día.

Por el contrario, si bien las encuestas muestran una aprobación apenas de panzazo, la percepción en las calles es de hartazgo, de orfandad y de abandono de un gobierno que pelea pero no crea en lo absoluto.

Mientras tanto, el mapa de la violencia, la sangre y la muerte, que antes se focalizaba en ciertas regiones del país, ahora se ha extendido a todo el territorio con una irracionalidad absoluta, que incluye la ejecución de inocentes jornaleros como si de reses se tratara, o de víctimas civiles atrapadas por el fuego cruzado o asesinadas por error de un piquete de soldados. Por cierto, en el Ejército están cada vez más irritados por este error histórico: el crimen organizado contra un gobierno desorganizado.

Y todavía nos dicen que vamos ganando la guerra aunque no lo parezca. Lo cierto es que siguen sin caer los peces verdaderamente gordos. Que ahora pueden estar en cualquiera de los dos bandos.

kikka-roja.blogspot.com/

Juan Martín Barrientos se burla de niños desnudos en un jaripeo

Ríe alcalde poblano de niños desnudos en un jaripeo
Presenta legisladora local denuncia por corrupción de menores ante Derechos Humanos, pues en una fiesta del municipio de Hueytlalpan se pagó a menores por quitarse la ropa delante de 600 adultos
El Universal Ciudad de México Jueves 04 de diciembre de 2008
10:04 La legisladora local en Puebla, Irma Ramos Galindo, presentó una denuncia por corrupción de menores ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos y mañana acudirá a la procuraduría estatal de Justicia para denunciar al alcalde de Hueytlalplan y al animador de un jaripeo en el que se pagó a niños por desnudarse en dicho municipio.

En dicho acto se encontraba presente el presidente municipal, Juan Martín Barrientos, quien "se reía, se carcajeaba", cuando los niños estaban desnudos; mientras que el conductor se burló de sus miembros.

En un receso del rodeo "el conductor del evento solicitó la presencia de varios niños para realizar competencias, sin especificar qué tipo de competencias" , según dijo en una entrevista radifónica. Ramos Galindo aseguró que se pidió cooperación económica de los asistentes para otorgar premios a los niños, que tenían de seis a 12 años, y se reunieron 700 pesos. La diputada, oriunda de Hueytlalpan, contó que se ofrecieron 50 pesos al niño que se quitara la camiseta, otros 50 al que se quitara el pantalón y 50 más al que se quitara el calzón.

Según el testimonio de la legisladora, ella pidió el micrófono para parar "hecho repudiante" y obligó a suspender la competencia: "Están cometiendo un delito y esto no va a quedar así", relató a W Radio. Según las leyes mexicanas el delito de corrupción se castiga de siete a 12 años de prisión y con una multa de 800 a dos mil 500 días de salario mínimo. Además, México está adherido a la resolución de la Unicef, el fondo de las Naciones Unidas para la infancia) sobre los derechos de los niños, en la que se establece que las autoridades debe garantizar el sano desarrollo físico y mental de los menores.


kikka-roja.blogspot.com/

México SA: Siguen los saqueos del país

México SA

Carlos Fernández-Vega
cfvmexico_sa@hotmail.com • mexicosa@infinitum.com.mx

La realidad reventó el micrófono oficial
Siguen los saqueos del país

Con la velocidad y fuerza de un huracán grado 5 la ingrata realidad arrasa con el discurso oficial: del “para vivir mejor” y el “nunca más otra crisis”, al “me emociona un poquito el escenario preocupante de 2008”, y de allí a la “gripa”, para llegar al reconocimiento, con notorio retraso, de que “es indudable que la crisis económica mundial va a tener impacto en nuestro país”.

Lo que de tiempo atrás todos advirtieron y registraron (la enorme bola de nieve que, en picada, se dejaba caer sobre el país), en el discurso calderonista pasó totalmente “desapercibido”, porque enfocó sus baterías a subrayar “lo bien” que lo ha hecho el gobierno de la “continuidad”, la “solidez” económica del país, la inmensa “lejanía” de la crisis”, porque “es externa”, la promoción de sus interminables “logros” y, en síntesis, el futuro venturoso que ofrecía a los mexicanos, quienes sólo debían estirar la mano para gozarlo. En eso estaba, duro que te dale, cuando ¡zas!, la realidad reventó el micrófono oficial.

Aquella desafortunada frase pronunciada en noviembre del año pasado, disfrazada de compromiso, tendría que ser grabada en letras de oro: “pase lo que pase en Estados Unidos”, dijo un enfático cuan confiado inquilino de Los Pinos, México “no tendrá crisis económica”. Sin duda un bello pasaje del discurso oficial, que redondeó lo dicho por el propio Felipe Calderón dos meses atrás, en septiembre de 2007: “nunca más habrá una crisis económica”.

Eran tiempos felices aquellos, cuando el michoacano celebraba que en su primer año de estancia en Los Pinos “se han generado en México 960 mil nuevos empleos”, algo que, por lo demás, desmintió el propio gobierno federal, al reconocer (mayo de 2008) que la metodología para contabilizar el número de plazas laborales generadas en el país simple y sencillamente “es errónea”. A estas alturas, con el ánimo descompuesto, cuando mucho presume 600 mil nuevos empleos en dos años, y descendiendo.

De allí, al “sí” nos pega la crisis, aunque el reconocimiento intentó ser disfrazado con otra alegoría: “hoy México cuenta con importantes reformas estructurales en materia de pensiones, en materia hacendaria, en materia de transparencia de gasto, en materia de calidad del sistema educativo, en materia del fortalecimiento de Pemex; en fin, en todas y cada una de estas reformas hay transformaciones profundas que no sólo nos permitirán enfrentar de mucho mejor manera esta crisis internacional, una crisis que no se generó en México, que no se generó, de hecho, en las economías emergentes; yo creo que es la primera vez en mucho tiempo que ocurre eso”.

Qué bueno, pero las susodichas “reformas estructurales” se concretaron en, llamémoslos así, tiempos de “paz” económica, cuando todo era perfecto y “ninguna crisis” alteraría el feliz destino, y a pesar de ello en nada contribuyeron para efectos reales. En los hechos, ni una sola de esas “reformas” ha permitido dejar atrás el raquitismo en materia de crecimiento (recuérdese que México “crece” a un ritmo menor que Haití), la mínima generación de empleo (prácticamente todo de muy mala calidad), a frenar la voluminosa emigración, a mejorar la concentrada distribución del ingreso y la riqueza, y, en fin, al desarrollo.

Eso en tiempos de “paz” económica. ¿Qué sucederá en este periodo de brutal “guerra”, en el que todas las economías buscan protegerse del vendaval, sin importar el golpe al vecino? Parte de la triste historia nacional es que muchos gobiernos, por no decir todos, pretendieron “resolver” la realidad mexicana a golpe de discursos. El de Calderón no es la excepción, y por mucha saliva que le ponga los problemas no se zanjan así. Dos años de perorata (que se suman a los 76 anteriores) lo confirman fehacientemente.

Y mientras en el discurso oficial la felicidad plena es lo menos que puede sucederle a los mexicanos en estos agitados tiempos, la realidad indica que dígase lo que se diga el país sigue siendo saqueado. Días atrás, La Jornada denunció que, de acuerdo con cifras del Banco de México, “las empresas de capital extranjero con operaciones en México sacaron cerca de 2 mil 300 millones de dólares hacia sus matrices en el exterior, mismas que están urgidas de recursos por la falta de liquidez provocada por la crisis financiera”. Y ayer, que “empresarios mexicanos sacaron del país poco más de 19 mil millones de dólares en el periodo enero-septiembre para depositarlos en cuentas bancarias o adquirir empresas en el extranjero”, para redondear un acumulado de 46 mil 316 millones de billetes verdes “en lo que va de este gobierno” (en ambos casos la información es de Víctor Cardoso).

Tras el escalofrío, de inmediato viene a la memoria aquella pomposa reunión (29 de septiembre de 2005) que el gran empresariado nacional organizó en el Castillo de Chapultepec (“Acuerdo nacional para la unidad, el estado de derecho, la inversión y el empleo”, mejor conocido como Pacto de Chapultepec) para, según decían, “impulsar al país en la senda del desarrollo nacional, la inversión, el empleo y la redistribución del ingreso”.

Más allá de políticos, académicos y demás signatarios, entre los abajo firmantes de aquella ocasión aparecen muchos –por no decir todos– de los que hoy, según las cifras del Banco de México, han hecho su mejor esfuerzo por saquear al país, lo que, lamentablemente no es ilegal, aunque a todas luces sí inmoral, si se compara lo “comprometido” en el texto del 29 de septiembre de 2005 con lo realizado desde entonces: 46 mil millones de dólares “exportados”, como si al país le sobrara inversión y estuviera en jauja en materia de empleo.

Entre las empresas líder en eso de la “exportación” de capitales (el inventario es de la Cepal) aparecen, como siempre, Telmex, América Móvil (de Carlos Slim, principal promotor del citado Pacto de Chapultepec), Grupo Alfa (recientemente “rescatado” por el erario), Cemex (de Lorenzo Zambrano, también “rescatado” por estos días), Grupo Bimbo (de la siempre pía familia Servitje), Coca Cola-Femsa (del fallecido patriarca Eugenio Garza Lagüera, ex accionista del Bancomer “rescatado” por el Fobaproa y vendido al BBVA), IMSA (también de Monterrey y hasta hace poco propiedad de la familia Canales Clariond), Mabe (de Luis Berrondo, uno de los ex propietarios de Bital, hoy HSBC, cliente del Fobaproa), Grupo Posadas (cuya cabeza, Gastón Azcárraga, compró Mexicana de Aviación), ICA (la que se queda con prácticamente todos los contratos de obra pública, también cliente del Fobaproa), Grupo México (de Germán Larrea, quien “no tiene” dinero para recuperar los cuerpos de los mineros fallecidos en Pasta de Conchos) y Elektra, la tienda de los abonos chiquitos e intereses brutalmente altos (de Ricardo Salinas Pliego).

Las rebanadas del pastel

¿Queda claro cómo se “impulsa al país por la senda del desarrollo nacional, la inversión, el empleo y la redistribución del ingreso”?

kikka-roja.blogspot.com/

Bill Richardson: El mexicano-estadunidense de mayor rango en el nuevo gabinete Obama

  • El próximo secretario de Comercio será el latino de mayor rango en el gobierno de EU
  • Sentar las bases para el progreso, la tarea de Richardson: Obama
  • Como gobernador de Nuevo México se opuso al muro fronterizo y a las deportaciones masivas
  • “Será un estratega clave” y ayudará en la reconstrucción del país, asegura el presidente electo
David Brooks (Corresponsal)

Ampliar la imagen El gobernador de Nuevo México y próximo secretario de Comercio, Bill Richardson, llega a la conferencia de prensa, en la que se hizo oficial su nombramiento, con el presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama Foto: Ap

Nueva York, 3 de diciembre. Bill Richardson, el gobernador de Nuevo México, fue nombrado hoy por Barack Obama como próximo secretario de Comercio, y con ello será el latino y mexicano-estadunidense de mayor rango en el nuevo gobierno de Estados Unidos, y el primero que habló en español al ser presentado ante los medios.

Obama, al presentar a su “gran amigo” afirmó que su papel como secretario de Comercio será establecer las bases “para la prosperidad a largo plazo” de la economía, y apoyar a las empresas y negocios estadunidenses a desarrollarse tanto aquí como en el extranjero. “Con su amplitud y profundidad de experiencia en la vida pública, el gobernador Richardson está sumamente capacitado para este papel como el diplomático económico principal de Estados Unidos”.

Richardson afirmó que la generación de empleo, el crecimiento económico, el desarrollo sustentable y la mejora de las normas de vida son las tareas del Departamento de Comercio que encabezará, y afirmó que con el liderazgo de Obama “Estados Unidos de nuevo estará al frente de la innovación, especialmente en la frontera de independencia energética y empleos de energía limpia”.

Y en español declaró: “Al resto de la comunidad latina: gracias por su apoyo y su confianza. Gracias por sus votos a nuestro candidato y ahora presidente electo. Como él nos dijo, sí se puede. Y nuestro voto ha sido nuestra voz. Esta elección ha demostrado nuestra fuerza y nuestro unidad. Tenemos que seguir luchando por nuestros derechos al mismo tiempo que perseguimos el sueño americano para todos. A los millones de habitantes de América Latina y el Caribe, hay que fortalecer nuestros nexos y recordar la importancia de un hemisferio unido.”

Richardson, hijo de madre mexicana y un estadunidense (quien fue ejecutivo de lo que ahora es Citibank en México), vivió sus primeros 13 años de vida en la ciudad de México.

En su carrera política se ha convertido en uno de los políticos latinos de mayor perfil tanto en Estados Unidos como en el ámbito internacional, primero como representante federal (donde frecuentemente se atrevió a funcionar como enviado especial, a veces no oficial, a sitios de conflicto y con crisis en las relaciones con Washington, incluyendo Corea del Norte, Cuba entre otros), después como secretario de Energía, embajador de Estados Unidos ante la ONU (ambos bajo la presidencia de Bill Clinton) y ahora en su segundo periodo como gobernador de Nuevo México.

Richardson, quien fue también precandidato presidencial demócrata al inicio de esta elección, prestó su respaldo a Obama en un momento crítico de la campaña presidencial en las elecciones primarias, algo que fue percibido como una traición por su viejo jefe Bill Clinton y su esposa, la precandidata Hillary Clinton. Posteriormente, Richardson fue considerado clave en la promoción del voto latino para Obama (el presidente electo obtuvo dos tercios del voto latino en la elección general).

Su nombramiento provocó especulación sobre si fue su –y también para los votantes y políticos latinos que apoyaron a Obama– premio de consolación, ya que todos sabían que deseaba ser secretario de Estado (bueno, también deseaba ser presidente, y supuestamente después, vicepresidente), sólo para ver que su ahora enemiga Hillary Clinton ocupará ese puesto.

Obama respondió a ello declarando que el puesto de secretario de Comercio es parte de su equipo económico que “estará abordando el tema más significativo que enfrenta Estados Unidos ahora mismo, y eso es, cómo logramos poner a trabajar a la gente y rejuvenecer la economía”. Afirmó que Richardson lo ayudará a desarrollar estrategias para “reconstruir a Estados Unidos”. Y que será “un estratega clave en todos los temas sobre los que trabajamos”.

Richardson también será una presencia potencialmente importante en torno a temas de suma importancia para México, en particular sobre migración. Como gobernador y precandidato presidencial, se distinguió por sus posiciones sobre el asunto de migración. Se opuso al muro fronterizo, se opuso a una versión de la propuesta de reforma migratoria porque no incluía suficientes garantías para mantener unidas a familias migrantes, e insistió en una reforma que incorporaría un camino hacia la legalidad para los indocumentados; también denunció propuestas para las deportaciones masivas.

A la vez, sorprendió a algunos cuando como gobernador del estado fronterizo de Nuevo México declaró un estado de emergencia en 2005 por el flujo de drogas e indocumentados en su frontera, dio la bienvenida al despliegue de tropas de la Guardia Nacional a la frontera y aboga por mayor seguridad fronteriza.

Sin embargo, su herencia también lo ha llevado a ofrecer perspectivas muy diferentes a asuntos de relaciones con América Latina, y se ha interesado en buscar soluciones a problemas de relaciones bilaterales, como en la relación con países como Cuba, Venezuela, y en defensa de México cuando otros políticos han optado por atacarlo.

“Mi padre estaba muy orgulloso de su hijo estadunidense, y mi madre estaba muy orgullosa de su hijo mexicano. Ese orgullo me lo pasaron a mí, y yo crecí honrando a Estados Unidos y a México”, escribió en su autobiografía Between Worlds: The Making of an American Life. Su padre fue William Blaine Richardson, gerente de First National City Bank en México, y su madre la mexicana María Luisa Collada. Nació en Pasadena, California (su padre envió a su madre para que naciera ahí, y de inmediato regresaron a la ciudad de México).


kikka-roja.blogspot.com/

Dólar: colapso y alternativa: John Saxe-Fernández

John Saxe-Fernández
http://jsaxef.blogspot.com
Dólar: colapso y alternativa

Cuando se anunció que los países del Alba (Bolivia, Nicaragua, Dominica, Venezuela, Cuba, Honduras) y Ecuador habían acordado establecer equipos técnicos para crear una zona monetaria, empezando por implementar a la brevedad un “sistema de compensación y moneda contable”, la prensa internacional confirmó la preminencia y urgencia de esta propuesta “post Bretton Woods” al informar sobre la intensificación e inusitada ampliación de la crisis sistémica que abate a EU, agravada por la desregulación, especulación sin freno y opacidades del Tesoro, la Casa Blanca y la Reserva Federal en torno al rescate de Wall Street por más de 700 millardos de dólares.

Desde los casinos de la alta finanza se juega con EU y el mundo: ¿por qué rescatan a Bear Stearns y no a Lehman Brothers?, ¿acarrean beneficios colaterales (sobornos), las líneas de crédito ofrecidas por la Fed a México y Brasil por 30 millardos cada una, para socavar en la región alternativas al dólar y al FMI-BID-Banco Mundial? En medio del derrumbe del sistema dólar las maniobras entre amiguetes de centro y periferia procrean desastres mayores con alto impacto, como la caída de Citigroup (NYT, 22/11/08). Citigroup, con recursos estimados en 2 billones de dólares y correveidiles, tipo Robert Rubin en altos puestos avalando transas con Enron, Salinas, Zedillo y Goldman Sachs, es de ingrata memoria en México y ahora también en Wall Street.

Por su clasismo, el rescate o nacionalización de facto de Citigroup contrasta con las reticencias al subsidio de automotrices, General Motors (GM) en particular, por los millones de sindicalistas que se verían inmolados con su liquidación. William Engdahl de New World Order, autor de A Century of War (University of Michigan Press, 2004), dice que el destino de Citigroup está tan entrelazado con otras financieras de EU que las pérdidas en cadena, según el FMI, podrían llegar a 1.5 billones de dólares, mientras la crisis crediticia dificultaría el acceso a líneas de crédito-puente para GM con un impacto multiplicador devastador que lanzaría a la calle a más de 15 millones de trabajadores. A decir de Engdahl, esto significa que “… el rescate de Citigroup y la debacle de GM han confirmado la muerte del sistema dólar”, eje, con el Pentágono, de la Pax Americana por lo que no sorprende al autor que en la reciente cumbre entre la Unión Europea y los países asiáticos, voceros oficiales de China plantearan “desdolarizar” el comercio entre la UE y las naciones de Asia.

De aquí la relevancia del planteo del presidente ecuatoriano Rafael Correa en la cumbre del Alba al abogar por colocar la iniciativa del presidente Chávez de un Sistema Unificado de Compensación Regional (SUCRE), como parte de una arquitectura regional con tres pilares: un banco de desarrollo regional, un fondo de reservas internacionales común para la región “para contar con fondos que respalden en caso de crisis” y “una coordinación monetaria” incluyendo mecanismos de compensación recíproca “y una moneda contable como preámbulo de una moneda física”. Para mitigar impactos mayores urge empatar el Sucre de Alba con la desdolarización en curso en Mercosur y en el comercio entre Brasil y Argentina, y aplicar esa agenda activando “ahora” el Banco del Sur.

Aunados los efectos de largo plazo generados por corruptelas elitistas en Estados Unidos a la enormidad de su crisis hegemónica, en verdad hay riesgos de terremotos todavía mayores: con cálculos realizados por D. B. Papadimitriou y L. R. Wray del Instituto Levy en torno a la dimensión de los desfalcos bancarios acumulados en EU –unos 2 billones de dólares– y sobre la ineficacia de nuevas medidas adoptadas por el Tesoro y la Reserva Federal, Engdahl advierte que “2009 será un año de choques titánicos y de cambios en el orden global en una escala que quizá no se ha experimentado en los últimos cinco siglos. Es por ello que debemos hablar del fin del siglo americano y del sistema dólar”.

kikka-roja.blogspot.com/

No a la pena de muerte (Moreira)

Editorial
No a la pena de muerte

El pasado martes, el Congreso de Coahuila aprobó por mayoría –con los votos de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista de México (PVEM)– una iniciativa de reformas presentada por el gobernador de la entidad, Humberto Moreira, para modificar los artículos 14 y 22 de la Constitución federal, para restaurar en el país la pena de muerte y que pueda ser aplicada en ese estado a los secuestradores que asesinen a sus víctimas. La propuesta será turnada al Congreso de la Unión, a fin de que dictamine si es procedente.

Ayer, los presidentes de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, César Duarte, y de la Junta de Coordinación Política del Senado, Manlio Fabio Beltrones –ambos del PRI–, defendieron por separado el derecho de la legislatura coahuilense a presentar iniciativas sobre la pena capital. En contraste, el presidente del Senado, el panista Gustavo Madero, rechazó la posibilidad de que el Legislativo federal apruebe dicha propuesta, y advirtió que el gobernador podría ser sometido a juicio político y destituido del cargo si porfía en su intento de poner en marcha ese castigo.

La aplicación de la pena capital en el país significaría, además de una inaceptable regresión histórica, un colapso moral del Estado mexicano y de la propia sociedad: es un castigo abominable, bárbaro e inhumano, que atenta contra el derecho fundamental de todos –la vida–, pone en evidencia el fracaso de los mecanismos de impartición de justicia y apunta a una pérdida del sentido de rehabilitación y reinserción social de los delincuentes por la autoridad. Adicionalmente, dada la falibilidad de los aparatos de justicia de todo el mundo –particularmente grave en el caso de México, donde persiste una corrupción inocultable y la práctica atroz de “fabricación de culpables”–, la aplicación de la pena de muerte, conllevaría el riesgo de cometer asesinatos contra inocentes.

En las naciones donde se mantiene vigente, la medida, por añadidura, se ha revelado ineficaz en el combate a la criminalidad y es de suponer que en México tendría nulo carácter disuasivo: a fin de cuentas, para evitar que se cometan delitos no es tan importante la severidad de la sanción como la certeza de que se aplicará; esto último es sumamente improbable en un país caracterizado por la impunidad, donde se sanciona un porcentaje ínfimo de los crímenes cometidos. Finalmente, la pena capital no ataca de fondo las causas estructurales –sociales, económicas e institucionales– de la delincuencia, y no es, por tanto, funcional para erradicar el fenómeno.

Por añadidura, en la actualidad, cuando la tendencia internacional va en sentido de lograr la abolición universal de la pena capital, sería lamentable que ganara terreno y simpatías en la sociedad una iniciativa impulsada por cálculos electorales orientados a explotar la zozobra ciudadana ante la ola delictiva y el fracaso de las políticas oficiales de seguridad pública.

Es claro que los intentos del tricolor por reistaurar en el país este castigo obedecen, más que a una legítima preocupación por la seguridad de los mexicanos, a un cálculo electoral de ocasión, de cara a los comicios del año próximo. Sin embargo, flaco favor se hace el priísmo al pretender conquistar el voto ciudadano mediante el impulso de una medida que enfrenta el rechazo de amplios sectores de la población. Por lo que hace al PVEM, el hecho insólito de que un instituto que se reclama ecologista incluya la promoción de la pena capital dentro de su plataforma política evidencia, por si hiciera falta, que lo que lo guía no es la ideología ni el programa, sino un pragmatismo descarado y electorero.

Ante estas consideraciones, es necesario que el gobierno de Coahuila y los integrantes del congreso de esa entidad reflexionen y den marcha atrás a una idea que, en vez de representar una contribución a la convivencia civilizada y el desarrollo ético del país, constituiría, si progresara, una regresión hacia la barbarie.

kikka-roja.blogspot.com/

El contraste según el PAN, ¡¿…Asfixiar a los mineros…?!

El contraste según el PAN
• Beltrones y la confusión azul
• ¡¿…Asfixiar a los mineros…?!


gomezalce@aol.com

Vencer sin peligro, mi estimado, es vencer sin goce. Distintivas las declaraciones azules que ya se hacen sentir en la arena electoral previo a la madre de las batallas intermedias. Primero, Felipe hace unos días advirtiendo que, con la pena mis hojaldras, pero el volátil ambiente estará barnizado de diferencias, divergencias, discrepancias y desacuerdos, así que váyanse preparando a no armarla de jamón, y ayer, el nuevo estratégico estratega electoral del PAN, César Nava, le puso cereza (podrida) al pastel del 2009 anunciando que su partido lanzará una campaña de radio y televisión que vaya al máximo de la libertad de expresión en el marco del nuevo bodrio electoral que nadie entiende.

Nava, además, hizo una remembranza sobre los polémicos comicios presidenciales diciendo que en 2006 hicimos una campaña de contraste (o sea, de chingaderas) que nos permitió poner ante la ciudadanía en blanco y negro los perfiles de los candidatos presidenciales (blanco=a manos limpias, y negro=a peligro para México, yes?) las reglas han cambiado (no, no, las cambiamos por órdenes de Felipe, remember?) y ahora le hemos pedido a la SCJN que determine el justo medio porque (ya estamos atorados en nuestro Frankenstein) ha habido un corrimiento (¡¿?!) hacia la censura que nos parece incompatible con (nuestros planes de denostar al adversario) nuestro régimen de libertades. Esperaremos que la Corte ponga en equilibrio esta tentación de callarnos a los partidos y a la ciudadanía en general (estos últimos como los orquestadores de la guerra sucia) como aparente solución a la amenaza de posibles excesos (que sin duda llevaremos a cabo).

El joven maravilla, además, puntualizó la joya. La Corte tiene en sus manos la posibilidad de definir claramente las reglas… con todo y que el PAN, amable lector, encabezado por Calderón desplegó la táctica para desarrollar la nueva ley electoral utilizando a Santiago Creel –a quien aventaron al ruedo y al sentir la presión de la oligarquía mediática lo dejaron morir solo en su pleito— después al difunto Mouriño, y en donde Alejandro Poiré también tuvo un simpático rol. El bodrio electoral, no se me equivoque, es una creación exclusiva de Los Pinos.

Que Nava ahora venga con que vamos a agotar todas las posibilidades legales que tengamos no es un buen augurio. Sobre todo porque huele a que este Gymboree de azules andan en la búsqueda de las rendijas legaloides, que por cierto abundan en el original Frankenstein, para desplegar sus célebres campañas de miedo, polarizar nuevamente a la sociedad (que no necesita de muchos estímulos) y que, sumado a la controvertida licitación ocurrida hace unas lunas en el ife (con minúsculas) para el monitoreo y ¿pautado? de los espots electorales… abonan ingredientes delicados y explosivos al calderón de los votantes 2009 por esas nuevas reglas del Cofipe, en donde la lindura radica, no lo olvide, justamente en la pulcritud de los resultados en el monitoreo… donde el partido en el poder (del no poder) tiene amplias posibilidades de inundar con campañas espoteras que podrían no estarán totalmente bajo la lupa ni, of course, bajo la legalidad.

Las señales enviadas sobre los presagios de Felipe y César no dejan de ser un emocionante botón del tamaño de la adversidad que enfrentará este (des)gobierno en las urnas… en medio de una fantástica crisis económica, de seguridad y… social.

Lo que es, definitivamente, una gran provocación para desplegar cualquier tipo de encantadoras tácticas. El nudo marino, my friend, está ubicado en quienes infligirán la derrota.

Por la Mirilla

Uno.- Tony Garza descubrió el hilo negro al declarar que el narco está mejor organizado que las autoridades… por aquellito de la vulneración de los protocolos de seguridad de la Embajada que… preside.

Dos.- Tubazo marca ACME de Beltrones a Madero, este último que sufre una confusión con el cordial anuncio sobre la iniciativa que el Congreso en Coahuila pretende llevar al C. de la Unión sobre la pena de muerte.

Y tres.- Las coincidencias que no existen: Gómez Mont –¿ex socio? del despacho de abogados de Grupo México– llega a Gobernación y los atropellos, las ilegalidades y las presiones suben al máximo alrededor del sindicato minero de Gómez Urrutia, al que le han congelado las cuentas, entre otros delicados incidentes, para asfixiarlo. Qué reconfortante es saber de la disposición (del feo) en Bucareli para encontrar los fósforos, perdón, las salidas, al conflicto de pólvora de este parade of neverending stupids.

kikka-roja.blogspot.com/

EL FIN DE LA DEMOCRACIA: Ortega pide a empresarios apoyo para “modernizar” la izquierda

EL COLMO, LOS EMPRESARIOS SON LOS PRIMEROS EN DESTRUIR AL ESTADO, TODO LO PRIVATIZAN Y SE LO ADUEÑAN, JESUS ORTEGA VA A ADMINISTRAR EL ESTALLIDO SOCIAL, EL TRABAJO SUCIO DE FELIPE CALDERÓN. QUE VERGÜENZA NADIE VA A RESPETAR AL CHUCHO.

Expone sus planes ante representantes de CCE, ANTAD y Coparmex
Ortega pide a empresarios apoyo para “modernizar” la izquierda
Reitera que se alejará de las “verdades únicas” y las recetas

Alma E. Muñoz

Jesús Ortega Martínez delineó ayer el rumbo que seguirá el Partido de la Revolución Democrática (PRD) bajo su presidencia ante los dirigentes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), un representante del Partido Acción Nacional (PAN) y, entre otros perredistas, gobernadores emanados del sol azteca. Destacó la presencia del jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, y la ausencia del mandatario de Michoacán, Leonel Godoy.

No asistieron el grueso de los dirigentes de Izquierda Unida a escuchar un largo discurso de Ortega, quien manifestó que junto con otras fuerzas políticas y los ciudadanos, el PRD debe encontrar soluciones adecuadas a las problemáticas nacionales. Aclaró que es tiempo de conformar una izquierda moderna, consecuente con sus principios, propositiva y contemporánea, que no confunda derrota con congruencia, y que no le apuesta a la ruina del país.

“Sabemos que el cambio por el que luchamos no vendrá del desastre y del colapso económico y social de la nación. No deseamos ni esperamos la ruina del país para entonces asumirnos como alternativa. La izquierda, ahora mismo, debe presentarse como opción de gobierno y lo seremos si frente al fracaso evidente de la derecha logramos convencer a los mexicanos con mejores propuestas para lograr el crecimiento económico, restablecer el proceso de transición y avanzar hacia un régimen político democrático”, señaló.

En el Teatro de la Ciudad, donde presentó el “nuevo espíritu del PRD”, Ortega Martínez delineó una radiografía de la situación económica, política y social que vive México. Habló de la desigualdad e injusticia social, del estancamiento de la economía, del “castigo” al salario de los trabajadores mientras los precios de productos de primera necesidad aumentan “escandalosamente” y la tasa de desempleo repunta.

De cómo la producción de electricidad continúa “extranjerizándose” y de que “somos uno de los principales productores de petróleo en el mundo, pero importamos cada vez más gasolina y otros derivados” del crudo. También se pronunció en contra de que México tenga una economía estatista o controlada por una oligarquía.

Cuestionó que ante la realidad, el actual gobierno mantenga sin cambios sustantivos el rumbo neoliberal. “Se carece de un programa de Estado para el desarrollo nacional; no existe una estrategia general para superar el estancamiento de la economía, ni tampoco para enfrentar la crisis de la economía mundial y la recesión estadunidense que nos está afectando en todos los terrenos”.

Se recurre, insistió, a medidas de coyuntura y de impacto mediático, en muchas ocasiones, como ocurre con el problema de inseguridad pública, en tanto, cuestionó, miles de empresas apenas sobreviven por el endurecimiento de la política fiscal y otras, especialmente las medianas y pequeñas, “llegaron a la quiebra, perdiéndose con ello decenas de miles de empleos”.

Dijo que al país le resulta indispensable una izquierda fuerte y democrática, “que se convierta en opción de gobierno progresista”, y no transite en un “penoso regreso hacia la marginalidad política”. Que incluya a los más pobres y desprotegidos, a las clases medias, los movimientos civiles que reivindican derechos humanos y los ecologistas y “a la mayoría de los empresarios que como nosotros están en contra de abusos, de la corrupción, de una economía controlada por una oligarquía y que quieren un gobierno honesto que promueva el desarrollo del país”.

Pero para ello, continuó, el pensamiento del PRD debe alejarse de las “recetas y verdades únicas”, y debemos salir airosos y triunfantes en las contiendas electorales, al “dotarnos de ideas nuevas, de las mejores propuestas”, y así derrotar culturalmente el pensamiento conservador. Por eso estamos dispuestos, subrayó, a “lograr los mejores acuerdos en razón del país y de la seguridad de la gente”.

El presidente nacional perredista expresó que pugnará por reformas políticas y electorales que restablezcan el respeto al voto. En este sentido, dijo, el Instituto Federal Electoral (IFE) debe recuperar la autoridad, autonomía y facultades necesarias para impedir que los poderes económicos u otros fácticos, como sucedió en 2006, se conviertan en los grandes electores.

Debemos convencer a los ciudadanos, manifestó, que “no somos una oposición mecánica” y aprovechó para acotar que su partido representará a una izquierda pacífica y no recurrirá a la violencia.

Pareciera, dijo, que no hay lugar para la esperanza, pero no es cierta esa visión “apocalíptica, porque desde la misma crisis se abre paso una izquierda democrática, que reconoce las virtudes del liberalismo democrático, como la libertad, la soberanía popular, la igualdad jurídica”.

En la presentación de Ortega destacaron los presidentes de la Coparmex, Ricardo González Sada; de la ANTAD, Vicente Yáñez; y del CCE, Armando Paredes, quien al final de la misma consideró que con el perredista “podemos trabajar juntos” porque hay coincidencias y celebró que impulse una transformación para que México al fin cuente con una izquierda moderna.

También asistió Gerardo Priego, diputado del Partido Acción Nacional, quien resaltó la pluralidad que representa Ortega y señaló que su partido está dispuesto a trabajar con el sol azteca en aquellos puntos en que tienen coincidencias.

Estuvieron además, los gobernadores de Zacatecas, Amalia García; de Guerrero, Zeferino Torreblanca; y de Baja California Sur, Narciso Agúndez. Asimismo asistió el presidente de la Comisión de los Derechos Humanos del Distrito Federal, Emilio Álvarez Icaza, entre otros.


Unas 40 personas denunciaron que el sol azteca se está derechizando
Queman propaganda de Ortega y renuncian al PRD

De la Redacción

Ampliar la imagen Decenas de personas quemaron sus documentos de afiliación al PRD y mantas de Jesús Ortega, frente a las oficinas del nuevo presidente del sol azteca Foto: Carlos Ramos Mamahua

Un grupo de personas quemó ayer sus documentos de afiliación al Partido de la Revolución Democrática (PRD) y propaganda de Jesús Ortega. Además pintarrajearon la fachada del edificio de Benjamín Franklin, donde hoy se presentará el dirigente de Nueva Izquierda para comenzar a trabajar. Gritaron consignas en contra del dirigente y su corriente. Entre las pintas destacaron las palabras ¡Traidores! y ¡Huele a mierda! También quemaron una figura de cartón de Ortega. Fue su manera, dijeron, de renunciar al partido.

Pedro Martínez, quien hasta ayer fungía como subsecretario de Prensa de la Secretaría de Comunicación y Propaganda del Comité Ejecutivo Nacional perredista, señaló, al emitir un pronunciamiento en la concentración, que renunciaban porque los dirigentes de Nueva Izquierda ya habían “vendido” el proyecto que dio vida al partido.

Indicó que el PRD se está “derechizando”, y confiaron en que a sus renuncias –unas 40 de acuerdo con el número de asistentes– se sumen muchas más para iniciar un nuevo proyecto partidista para la izquierda. Pedro Martínez señaló que el partido se ha convertido en un ente burocrático.

kikka-roja.blogspot.com/

Vamos por 44% de la votación nacional: Beatriz Paredes

EL PRI DE LOS SOCIALDEMOCRATAS (DISFRAZ DE LOS OLIGARCAS) OTRA ESTAFA AL CIUDADANO
LA FALTA DE EDUCACION POLITICA ES LA APUESTA DE ESTOS CHUPA ERARIOS.
A LA GENTE NO LE INTERESA CONVERTIRSE EN "animal politico" EN EL BUEN SENTIDO DE LA FRASE, NOS FALTA UNA SOCIEDAD POLITIZADA...
Organiza acto para regodearse por los triunfos del PRI en 2008
Vamos por 44% de la votación nacional, dice Beatriz Paredes

Rosa Elvira Vargas

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) se regodeó anoche en sus triunfos electorales de 2008 y entre aclamaciones su líder, Beatriz Paredes, lanzó el grito de guerra para las contiendas por venir: “¡Vamos por 44 por ciento de la votación nacional, porque queremos la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados!”

Anoche, durante la sesión del Consejo Político Nacional en la que se aprobó el método de selección de candidatos a diputados por el principio de mayoría relativa –que será por convención de delegados y se confirmará el próximo día 8–, el PRI recibió la consigna de ratificar en 2009 las gubernaturas de Nuevo León, Sonora, Campeche y Colima, actualmente en su poder, y “luchar” por hacerse del triunfo en San Luis Potosí y Querétaro, hoy en manos del Partido Acción Nacional (PAN).

El PRI de los tiempos del carro completo se reditaba ayer en la expresión oronda y satisfecha de los casi 800 consejeros que acudieron a la cita convocada, por cierto, afuera de las añosas oficinas partidistas de Insurgentes Norte. Y cómo no estarlo si el video en el que se pormenorizó el avance y consolidación en los puestos disputados este año en diversas entidades ratifica al partido como la primera fuerza política territorial del país con números contundentes.

Este año los candidatos del tricolor ganaron 115 de 198 municipios y 81 de las 115 diputaciones locales en disputa. Y de ahí la proclama de Paredes Rangel, rotunda y fuerte.

El próximo año, además de la mayoría en San Lázaro, “¡vamos por la mayoría de los distritos en los 13 congresos locales y vamos por la mayoría de los 604 municipios en contienda!” Su confianza incluye además llevarse la mayoría de las alcaldías en los estados de México, Jalisco, Morelos, Coahuila y Tabasco.

El perfume del triunfo sirve como imán al PRI. Y la muestra estuvo en las conspicuas presencias de anoche: 13 de 18 gobernadores (las ausencias: Veracruz, Tamaulipas, Sonora, Campeche, Quintana Roo y Coahuila), los coordinadores parlamentarios, Manlio Fabio Beltrones del Senado y Emilio Gamboa, de los diputados. Siete ex presidentes nacionales: Pedro Ojeda Paullada, Gustavo Carvajal Moreno, Mariano Palacios Alcocer, José Antonio González Fernández, Humberto Roque Villanueva, Rafael Rodríguez Barrera y Fernando Ortiz Arana.

Con ellos, además, diputados federales, alcaldes, líderes estatales del PRI, dirigentes de sectores y organizaciones afines. Un conglomerado de políticos al que los años recientes enseñó a vivir fuera del presupuesto –que no en la pobreza–, pero que supo esperar lo que hoy considera su regreso al poder, con un paso previo obligado en las elecciones de 2009, pero con la mira bien puesta en 2012. Augusto Gómez Villanueva, Humberto Lugo Gil, Antonio Rivapalacio, Guillermo Jiménez Morales, Tomás Yarrington, Fernando Moreno Peña, César Augusto Santiago.

Coahuila trajo la porra más ruidosa y envalentonada. En efecto, no vino el profesor Humberto Moreira, pero a cambio llegó su hermano Rubén, líder estatal del PRI. Ayer, para todos efectos, la pregunta obligada a los gobernadores tenía que ver con la iniciativa de aquella norteña administración para que el Congreso de la Unión debata si se reimplanta en México la pena de muerte. Y hay que ver que varios de los mandatarios locales apoyan a su correligionario, si bien más de uno se cuidó de expresarlo con todas sus letras.

Así, con la integración y aprobación de las comisiones de presupuesto y fiscalización, la nacional de procesos internos, la de financiamiento y la política permanente y la reforma al reglamento de medios de impugnación, entre otras medidas estatutarias, los priístas volvieron ayer a sus estados con el documento que denominaron Plan Anual de Operación Política 2009.

En él se establece que el PRI no debe convertirse “exclusivamente” en una maquinaria electoral. Además, se compromete a transparentar sus recursos económicos, porque “las finanzas del partido se encuentran en una época de gran precariedad”. Las multas (por el Pemexgate, la más fuerte) y los pasivos los llevarán no sólo a la austeridad sino a diseñar una amplia estrategia de “captación de cuotas”.

Finalmente, anuncia su proyecto de estrategia denominado Constelación 2009, que “nos permita sorprender a nuestros adversarios”. Y en materia de alianzas se autorizó al Comité Ejecutivo Nacional a explorar posibilidades con los diversos partidos políticos y presentar ante la Comisión Política Permanente los resultados para su probable aprobación.

kikka-roja.blogspot.com/

Pemex antisindical: Granados Chapa

PLAZA PÚBLICA
Pemex antisindical
Miguel Ángel Granados Chapa
4 Dic. 08

El intento de crear una Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros está siendo sofocado por la empresa petrolera nacional con malas artes y falta de respeto al derecho de los trabajadores de confianza a agruparse

En la nueva ley de Pemex, que entró en vigor el sábado pasado, el sindicato petrolero mantuvo el singular privilegio de contar con representantes en el consejo de administración. En el contrato colectivo de trabajo, por otra parte, y mediante usos y costumbres, se expresan muchas otras prebendas (diferentes de las legítimas prestaciones derivadas de una relación laboral), entre las cuales se incluye el combate a toda expresión de la base trabajadora que cuestione a la dirección gremial, encarnada desde hace tres lustros por Carlos Romero Deschamps. En tal sentido, el pacto no escrito entre la cúpula sindical y la dirección de Pemex incluye aplacar todo intento de rebeldía y, en el extremo, impedir que prospere la tentativa actualmente en curso por crear un sindicato de trabajadores de confianza.

De hecho, ese propósito se logró ya. En marzo pasado, centenares de empleados de Pemex integraron la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros, que el 29 de abril solicitó registro ante la autoridad laboral, para cumplir el aberrante criterio establecido por la ley según el cual los sindicatos existen no por la voluntad de los trabajadores sino de la burocracia que, en el mejor de los casos, procede con exasperante lentitud. Siete meses después de iniciado el procedimiento respectivo, y no obstante que los solicitantes han satisfecho los requerimientos de la autoridad registral, ésta no ha expedido la patente respectiva, y tampoco la ha negado, en cuyo caso la exigencia de los sindicalistas podría encauzarse por la vía judicial.

Varias veces antes los ingenieros, economistas, administradores, médicos, abogados, contadores, etcétera, que prestan sus servicios a Pemex han procurado organizarse para gestionar los intereses específicos de su categoría laboral. La primera vez que pretendieron hacerlo, en los años setenta, se les forzó a modificar su propósito inicial: en vez de constituir un sindicato autónomo, se les encuadró en una sección especial del STPRM, sujeta a los controles de una dirección corrupta. Tras el golpe de Carlos Salinas a Joaquín Hernández Galicia, La Quina, la recomposición de fuerzas a que ello dio lugar implicó suprimir dicha sección. Por ello, el afán organizativo de ese sector laboral petrolero se reanimó en diversas oportunidades. En todas ellas, la dirección de Pemex desplegó recursos de mala ley para inhibir y castigar a los promotores de la organización. En 2004, el más acabado intento de organización fue cancelado cuando sus dirigentes aceptaron una conveniente jubilación anticipada que los dejó bien situados ante su futuro individual.

Esta vez la empresa ha acudido a procedimientos más groseros, si cabe, que en el pasado. Aprovechando la parsimonia con que la Secretaría del Trabajo ventila la solicitud de registro sindical (pachorra que cabe suponer convenida con el empleador), la administración petrolera practica varias tácticas disuasivas: ha convencido a algunos miembros de la Unión a que desistan de su pertenencia a ella, mediante la presentación de cartas de renuncia que incluyen la expresión de juicios adversos al intento de organización, como si se tratara de una maniobra de mala fe destinada a dañar a la industria petrolera. A no pocos de quienes persisten en su empeño de agruparse se les reubica en lugares donde no puedan ejercer influencia sobre sus compañeros o francamente se les despide previo desalojo de su puesto de trabajo y prohibición de ingreso al mismo, cumplidas por la fuerza.

El criterio que rige esas acciones fue expresado al secretario general de la Unión, ingeniero Didier Marquina, por el subdirector corporativo de recursos humanos, Marco Antonio Murillo Soberanis. Según comunicó el dirigente sindical al director de la empresa, Jesús Reyes-Heroles González Garza -en una de varias cartas que no han merecido siquiera acuse de recibo-, el 21 de agosto aquel funcionario, "en un ambiente hostil y agresivo", acusó a los miembros de la Unión "de ser desleales a Petróleos Mexicanos, de buscar dañar a nuestra empresa y de incurrir en soberbia por atrevernos a solicitar un audiencia con usted", lo que en efecto había hecho en mayo el propio Marquina, quien refiere al director de la empresa que Murillo Soberanis "descalificó nuestro derecho de asociación...(y) nos presionó para que retiremos la solicitud de registro que el 29 de abril de 2008, conforme a derecho, hicimos ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, y para que, a la brevedad y de manera verbal, hiciéramos de su conocimiento tal desistimiento, con la amenaza directa de que pensara en mi futuro y el de mis hijos".

Dijo Marquina Cárdenas en agosto a Reyes-Heroles que les "preocupa e indigna que directivos de nuestra empresa se tomen la atribución de conminarnos a que dejemos de ejercer un derecho humano y constitucional", y solicitó al director "su urgente intervención para detener este tipo de actitudes y acciones", ya que está convencido "de que una acción tan sórdida como la planteada por el Lic. Murillo no es la política que se merecen Petróleos Mexicanos y sus trabajadores...".

La reiterada solicitud de audiencia no fue respondida nunca. En cambio, como muchos otros de sus compañeros, Marquina mismo fue echado de su centro de trabajo el 14 de noviembre. A las 14:15 de ese día miembros de los Servicios Especiales de Seguridad Física de Pemex, armados, lo obligaron a salir del Complejo Petroquímico Cangrejera. Usted sabe la causa, dijeron a Marquina. La sabe.


Cajón de sastre

Secretario general de la Universidad Nacional en 1968, Fernando Solana escribe que ese año "dejó huellas dolorosas. Sin embargo, dejó también, entre muchos mexicanos de diferentes generaciones y grupos sociales, una conciencia ofendida pero profundamente convencida de la necesidad de cambiar. De moderar el poder de la Presidencia. De abrir espacios a quienes pensaran distinto. De aprender a escuchar, a negociar y respetar a quienes discreparan de uno, tal como ocurría y ocurre en la Universidad". Sus palabras figuran en la introducción al libro Evocación del 68, en que él y Mariángeles Comesaña figuran como compiladores del material que hace 10 años se expuso en el seminario organizado por la Fundación Javier Barros Sierra, y que hoy, publicado por Siglo XXI, adquiere resonancias nuevas.

Correo electrónico: miguelangel@granadoschapa.com

kikka-roja.blogspot.com/

El profesor y el Presidente: Lorenzo Meyer

AGENDA CIUDADANA
El profesor y el Presidente
Lorenzo Meyer
4 Dic. 08

El foxismo resultó menos un cambio que una irresponsabilidad y una oportunidad desaprovechada

Irresponsabilidad

Explicar la esencia de una gran abdicación de responsabilidad política y describir sus consecuencias es el objetivo del último libro del profesor Rafael Segovia, La política como espectáculo. El sexenio de Vicente Fox. Lo que el Vaticano acaba de descubrir al declarar nulo el primer matrimonio de Fox -las características y efectos de su narcisismo e histrionismo- ya lo había detectado y analizado Segovia en sus artículos publicados en Reforma a lo largo de todo el sexenio del guanajuatense y recogidos en este libro.

Una forma de entender la actual crisis económica mundial es verla como resultado de una enorme falla de responsabilidad. Los encargados de vigilar e impedir los juegos peligrosos de las estructuras financieras se escabulleron de su obligación y propiciaron que las grandes concentraciones de capital descubrieran que especulando con "derivados" sin sustento en la economía real podían hincharse de dinero. Esos abusivos abusaron hasta, literalmente, reventar ellos y el sistema mismo. En términos políticos, un fenómeno similar tuvo lugar en México a partir del año 2000: los encargados de conducir los procesos de consolidación de la democracia simplemente abdicaron de su obligación; el Presidente no se hizo cargo de dirigir al país y los abusivos -desde los gobernadores, la gran empresa, hasta el narco- aprovecharon el vacío de autoridad y proyecto para abusar al extremo hasta echar por la borda la razón de ser de la transición a la democracia.


El modelo ideal del político

Cervantes en El Quijote decidió contrastar al hombre de armas con el hombre de letras. Más tarde, Max Weber, el sociólogo alemán, contrastó al político con el académico. En ambos casos, el hombre que se decidió por la vida activa -las armas o la política- salió mejor librado que aquel que optó por la reflexión. Sin embargo, en la empresa que emprendió entre 2000 y 2006 el profesor Segovia, y que consistió en someter a análisis las acciones de Fox como Presidente, es el académico el que finalmente hace salir al político muy mal parado.

El ensayo crítico es el espacio donde mejor se mueve Segovia. En esta ocasión, ese análisis tiene como objetivo a la derecha ¡y vaya que si Segovia conoce a la derecha! Se trata no de un conocimiento personal -los de derecha no han sido sus círculos- sino originado en el ámbito de la teoría política y la sociología. No es que el autor de La política como espectáculo haga fe de hombre de izquierdas y eso explique la ferocidad de su crítica. No es la ideología lo que mueve su reproche sino el alto costo de tener en el poder en México a una derecha superficial, ignorante, mal educada y sin sentido de la responsabilidad.

Desde el inicio de su carrera académica, Segovia ha utilizado la posición de Max Weber para analizar al poder. Ese gran teórico definió al político ideal como el hombre de acción obligado a observar la ética de la responsabilidad. Y es que el ejercicio del poder desde el Estado implica, en principio, imponer la voluntad propia sobre la de otros. Preferiblemente, debe intentarse la imposición por el convencimiento pero al final hay siempre un elemento de fuerza: el uso de la violencia institucional. Es por disponer de esa capacidad que el político está obligado a actuar con responsabilidad y Segovia demuestra que Vicente Fox y los suyos simplemente no cumplieron con su obligación.


El foxismo

¿Qué implica definir a la política del foxismo como apenas un espectáculo? En principio, el concepto se refiere a una conducta absurda, inapropiada. Ahora bien, aunque el centro del libro lo ocupa el guanajuatense, lo absurdo y lo inapropiado no se reduce a Fox o a su entorno o a su partido, sino que también abarca a la oposición partidista -PRI y PRD- y a otros actores relevantes: instituciones privadas, líderes sindicales, empresarios, comunicadores o autoridades eclesiásticas.

Segovia, como bien lo saben sus lectores, es un maestro de la ironía. Aquí, esa ironía es un torpedo que siempre da en la línea de flotación del foxismo. Sin embargo, la revisión de la política mexicana del sexenio termina por convertirse en un espectáculo deprimente. La exhibición de desatinos y deshonestidades resulta particularmente penosa porque se tiene claro que el proceso político mexicano reciente podía haber seguido un camino muy diferente. Y es aquí donde la incompetencia de Fox resulta históricamente abrumadora.

La decadencia del régimen autoritario priista abrió para México una oportunidad cuya importancia es difícil de minimizar, pero Fox, y quienes le rodearon y apoyaron desde el poder económico, mediático, sindical o religioso, prefirieron dejarla pasar. A estas alturas, casi se antoja explicar la oportunidad perdida como el resultado de una conspiración de las élites para frustrar en México un salto político y moral cualitativo similar al que dieron España, Chile, Brasil o Uruguay, por citar ejemplos cercanos. Sin embargo, del análisis de Segovia se puede concluir que más que resultado de una conspiración, lo que echó a perder la transición a la democracia en México fue la mala calidad de sus élites y su enorme corrupción.

El gobierno "de empresarios y para empresarios" que anunció Fox resultó el gobierno de un grupo con una enorme voracidad combinada con una tremenda falta de humildad y de realismo. El haber podido manejar una empresa privada no prepara a nadie para enfrentar con éxito el manejo del poder político. Dominar los elementos de la oferta y la demanda en el mercado, poco o nada tiene que ver con manejar la complicada trama de intereses, conflictos y proyectos alternativos de que está hecha la política. Fox fue no sólo un mal político sino un advenedizo. Por eso, en vez del arquitecto de un nuevo y mejor régimen para México, terminó por ser simplemente un personaje sin grandeza que sobrevivió juntando y administrando los restos del naufragio priista.

Segovia concluye describiendo y analizando el sentimiento que dominó en la etapa final del sexenio foxista: el del miedo. El "miedo pánico" a Andrés Manuel López Obrador, a quien Fox y los suyos le atribuyeron todas las características que en otro tiempo y lugar se le atribuyeron a Atila: que venía a destruir y a quitar todo a las gentes de orden y de bien. El autor define a ese sentimiento en el foxismo más como uno de grupo que de clase, pero en este punto hay razones para el desacuerdo. Gracias a su control del gobierno y de los medios, más las visiones conservadoras del mundo que dominan en amplios sectores de la sociedad mexicana, el foxismo y sus aliados lograron contagiar de pavor a amplias capas de todas las clases sociales mexicanas.

Desde la perspectiva de Rafael Segovia, la Presidencia de Fox dejó el campo político mexicano en ruinas. En abril del 2006, por ejemplo, el autor concluía: "Jamás ha tenido México un Presidente con sus características, con su falta de cultura e incluso de ortografía". Para Fox, señala Segovia, el nacionalismo resultó ser simplemente "uno de los obstáculos para el pleno desarrollo de México: el país ha vivido en el error desde el 16 de septiembre de 1810". Finalmente, la incapacidad e indiferencia de Fox frente al crimen organizado dieron por resultado que: "Nunca como ahora la barbarie, la saña y una brutalidad sin límites se habían apoderado del país... Las cabezas quedan ahí, como imágenes que nos vuelven a la memoria por haberlas visto en revistas de principios del siglo XX, en la rebelión de los bóxers en China, cuando las potencias europeas mataron hombres hasta hartarse". A unas líneas de concluir el libro, el autor anota con alarma que los crímenes que entonces le asombraban pero que del 2006 a la fecha han escalado en cantidad y brutalidad "son la culminación de una descomposición total".

México no se merecía, no se merece, el liderazgo que ha tenido. Menos después del gran esfuerzo que una parte de su sociedad hizo para avanzar a una etapa mejor del desarrollo político. Hoy queda claro que la historia no suele ser justa y que la fortuna, para citar a Maquiavelo, jugó a los mexicanos otra mala pasada. Ya en noviembre mismo del 2000, en vísperas de la toma de posesión de Fox, Segovia advertía que el PRI podría aprovechar las debilidades que se adivinaban en el nuevo Presidente y su proyecto para, a la vuelta de los años, dar un vuelco a la situación política y retornar al poder. Bueno, más tarde de lo previsto pero por las razones previstas, ese vuelco está a punto de darse. El PRI puede ganar las elecciones del 2009 e incluso recuperar la Presidencia. Es en esa posible vuelta al pasado donde reside la verdadera dimensión -y tragedia- del foxismo y del México contemporáneo.


kikka-roja.blogspot.com/

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...