BUSCA, BUSCADOR

domingo, 18 de enero de 2009

HUGO CHAVEZ: Obama un "fiasco" y un "miasma"

Chávez califica a Barack Obama como un "fiasco" y un "miasma"
17 de Enero, 2009 - 16:23 —SDP

Caracas, 17 Ene (Notimex).- El mandatario de Venezuela, Hugo Chávez, afirmó hoy que como presidente en funciones Barack Obama será "un fiasco para su pueblo y para el mundo", lo calificó de "miasma" y lo acusó de intervenir en la política local.

"Ojalá yo me equivoque, pero yo creo que (con) Obama viene el mismo miasma (emanación de las aguas estancadas y las sustancias en descomposición), por no decir otra palabra. Es lo que yo creo", dijo Chávez en un acto con mujeres que apoyan su reelección indefinida.

Advirtió que al demócrata afroestadunidense, que el próximo martes asumirá la Presidencia de Estados Unidos, "le tocará demostrar lo contrario", pero sentenció que "el señor Obama, oigan bien, el señor Obama se metió en la batalla aquí".

El mandatario precisó que como George W. Bush "ya se va" de la Presidencia de Estados Unidos, "ahora Obama hace apenas tres días (está) siguiendo un formato de campaña que le están dictando desde el Pentágono, es decir, donde está el verdadero poder imperial".

"Si Obama (.) no obedeciera el mandato del imperio, a Obama lo matan, como mataron a (John F.) Kennedy, como mataron a Martin Luther King, como mataron al mismísimo Abraham Lincoln, que fue libertador de los negros y pagó con su vida haber liberado a los negros en Estados Unidos", aseveró.

Chávez destacó que el imperio financia a sus opositores en la campaña por el "No" a la enmienda constitucional que permitiría su reelección indefinida, y destacó que "si Obama fuera peor que Bush nos importa un comino, porque aquí somos libres".

Dijo lamentar que Obama dijera en días pasados que Venezuela ha sido un factor de retroceso en la región y que su gobierno apoya el terrorismo y a las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"A Obama no le pido que no se meta conmigo, yo no importo nada. Yo lo que le pido es que no se meta con Venezuela, porque hace rato que nosotros no somos una colonia", agregó.

"Le recomiendo que si quiere buenas relaciones, no sólo con Venezuela, sino con América Latina, con sus gobiernos y sus pueblos, que revise un poco las cosas, que asuma con más seriedad su papel", sentenció Chávez.

Consideró que Obama es "lengua floja" cuando habla sobre Venezuela, pero "calla" cuando le preguntan sobre la "masacre" que comete el ejército de Israel con el pueblo palestino, en la Franja de Gaza.

"íAy, Obama! Qué mal te veo", indicó Chávez a tres días de que el político demócrata asuma la Presidencia de Estados Unidos.

Aseguró que "si Obama fuera como Bush, nos importa un comino, aquí somos libres y Venezuela seguirá marchando. Lo lamentaría por Estados Unidos, porque seguirían la guerra, la violencia, los golpes. Ojalá rectifique a tiempo, pero ya se metió en la campaña interna de Venezuela".

kikka-roja.blogspot.com/

MONERO HERNANDEZ CARICATURA Al Jazeera: الكوميديا المكسيكية الفكاهة هذه الصورة الكاتب

Musulmanes hindúes protestaron en la ciudad de Hiderabad en contra del saliente presidente George Bush y su apoyo a Israel.
Indian Muslims protested in the city of Hyderabad criticised George Bush, the outgoing US president, and his support for Israel
http://english.aljazeera.net

Al Jazeera, esta imagen tiene autor: http://english.aljazeera.net/mritems/Images/2009/1/16/2009116125749188580_8.jpg
!!!!!!!!!!
clik this
HUMOR MEXICANO COMEDIA
http://translate.google.com
الكوميديا المكسيكية الفكاهة
هذه الصورة الكاتب :
رسام الكاريكاتير ، والرسوم ، ورسام الكاريكاتير ، Moner ، الفنان الذي يعمل في صحيفة مكسيكو LAJORNADA
لوحة هي المكسيكي خوسيه هرنانديز
esta imagen tiene autor:
caricaturista, cartonista, dibujante, monero, artista, que trabaja en el periodico MEXICO LA JORNADA
http://www.jornada.unam.mx
El dibujo es del cartonista MEXICANO JOSE HERNANDEZ
LOS RIESGOS DE LA GLOBALIZACIÓN
monerohernandez.blogspot.com/2008/12/retrato-oficial-de-george-w-bush.html

kikka-roja.blogspot.com/

Calderón ante Washington y Roma: Granados Chapa

PLAZA PÚBLICA
Calderón ante Washington y Roma
Miguel Ángel Granados Chapa
18 Ene. 09

La diplomacia mexicana tendrá que contrarrestar la percepción desfavorable que ha trascendido en Estados Unidos sobre el papel del gobierno en la lucha contra el narcotráfico

Como lo había hecho su oficina al anunciar que se encontraría con Felipe Calderón, Barack Obama se apresuró a recordar, "primero que nada", que es ya "una tradición que el que será el Presidente de Estados Unidos se reúna con el Presidente de México, porque tenemos una extraordinaria relación entre los dos países". Al inscribirla en un marco ritual, quiso impedir que se concediera una importancia específica a la reunión del 12 de enero, ocho días antes de su asunción al Poder Ejecutivo.

Fue un encuentro disparejo, por la propia posición desigual de quienes se saludaron en el Instituto de Cultura mexicano en Washington. Obama no está en condiciones de hacer propuestas ni anunciar decisiones sino hasta pasado mañana, mientras que Calderón está en funciones desde hace 25 meses y medio. Por eso no hubo correspondencia en la integración de las delegaciones que acompañaron a los presidentes. Con Obama estuvieron los miembros de su personal próximo, sus consejeros, no los secretarios equivalentes a los de Relaciones Exteriores, Hacienda y Gobernación, pues todavía estaba pendiente su ratificación senatorial.

Aunque Obama insistió en reconocer el liderazgo de su interlocutor, sus posiciones mantienen un peso político disímil, por entero diferente. La del presidente norteamericano es solidísima: fue elegido con una abrumadora mayoría de votos electorales y ha ganado a partir de noviembre un consenso aún mayor, que comenzó por el reconocimiento de su victoria por su opositor John McCain y el presidente Bush. En cambio, Calderón llegó a la Presidencia con el reconocimiento formal de sólo medio punto porcentual de diferencia con su antagonista más cercano, mismo que se ha abstenido de reconocerlo como mandatario legítimo, que lo llama espurio, según dijo al propio Obama Andrés Manuel López Obrador en una comunicación hecha pública en México, no sabemos si enviada a Washington. Su capacidad de liderazgo, que tanto elogió su interlocutor, es contradicha en los hechos: en el ámbito latinoamericano, donde el gobierno mexicano contó en el pasado con especial consideración, hoy las influencias determinantes provienen de Brasilia y de Caracas, y no de la Ciudad de México. Ni siquiera en su propio partido se libra Calderón de críticas que evidencian la levedad de su conducción: tuvo que enviar a un miembro de su gabinete a responder los frecuentes cuestionamientos que expresa el anterior dirigente del partido al que pertenece el presidente mexicano.

Por la propia diversidad de su status legal no se emitió un comunicado conjunto que expresara los temas tratados por Calderón y Obama. Se difundieron las palabras que cada uno de ellos pronunció al terminar la reunión, pero por su brevedad sólo contienen generalidades. Robert Gibbs, vocero del Presidente electo, ofreció un resumen de la situación, mientras que del lado mexicano se brindaron sólo informes extraoficiales. De entre la bruma noticiosa así formada surgió muy pronto que la nuez, el tema que más concretamente mereció la atención de los protagonistas, concernió al Tratado de Libre Comercio. Dolia Estévez, corresponsal de El Financiero en la capital norteamericana, ofreció a Carmen Aristegui su primera primicia relevante en su retorno a la radio al precisar que se trataba de alusiones a los acuerdos complementarios de aquel tratado. Después de 24 horas de vaguedades, en el vuelo de regreso a México, el propio Calderón admitió que se había abordado el asunto a iniciativa de Obama:

"Lo que él enfatizó fue su preocupación en los temas laborales y ambientales. Yo le dije que compartimos las mismas preocupaciones así que no habrá discrepancia". Antes había negado que se aceptara reabrir el TLC, como ante la falta de información algunas interpretaciones erróneas habían sugerido: "No hablamos... de reapertura o de renegociación. Él conoce muy bien nuestra postura y lo inconveniente que es para ambos países reabrirlo o renegociarlo; yo creo que hay mucho que avanzar, pero no necesariamente sobre la base de destruir lo logrado".

Obama incluyó en sus promesas de campaña referencias al Tratado de Libre Comercio, objetado desde su gestación en los años noventa por los sindicatos industriales, cuyos miembros tradicionalmente votan por los candidatos demócratas. Por eso anuncia su propósito de caminar en esa senda, no mediante la denuncia de cláusulas del cuerpo principal del tratado, y su renegociación, sino mediante la revisión de los acuerdos complementarios. Éstos fueron añadidos al TLC en 1993 precisamente a partir de esa incomodidad sindical, de que se hizo eco el presidente Clinton tan pronto asumió la Presidencia. Recordemos que ese instrumento trilateral fue acordado durante la Presidencia de George Bush I, pero sometido a la aprobación del Congreso cuando ya Clinton habitaba la Casa Blanca. El sucesor demócrata de Bush padre logró atenuar las inconformidades de los trabajadores norteamericanos mediante convenios que regularan las condiciones laborales y ambientales en la relación trilateral. Su origen es el temor del sindicalismo estadounidense de perder empleos porque las empresas eligieran asentarse en México a partir de mano de obra barata y legislación ambiental laxa de suyo y aplicada con lenidad.

Se inició la discusión de esos acuerdos en marzo de 1993, apenas unas semanas después de la asunción de Clinton, y fueron firmados en sendas ceremonias en las capitales de los países participantes en septiembre de ese año, justo a tiempo para su aprobación legislativa y su entrada en vigor, con el cuerpo principal del tratado, el 1o. de enero de 1994, ese histórico día en que nuestro salto a la modernidad fue rudamente matizado por un reclamo surgido del pasado, la insurrección zapatista. El funcionamiento de esos acuerdos y las instituciones a que dieron origen -las comisiones de cooperación, ambiental y laboral- es lo que estará sujeto a revisión, en los términos establecidos en los propios documentos.

Además del TLC, Obama y Calderón abordaron sucintamente los otros temas dominantes en la relación bilateral: migración y delincuencia organizada. En este último aspecto, la diplomacia mexicana tiene que ser más eficaz que la Procuraduría General de la República, la Secretaría de Seguridad Pública, el Ejército mismo y el resto de las agencias que combaten el crimen. Debe serlo para contrarrestar la deplorable imagen, por momentos y en algunos campos correspondiente a la percepción mexicana, que se esparce en Estados Unidos sobre la capacidad gubernamental de vencer a su enemigo.

En la opinión pública norteamericana y, más grave todavía, en ambientes oficiales y oficinas gubernamentales de ese país priva la impresión del fracaso del Estado mexicano ante la violencia criminal. "Estado fallido" llamó la influyente revista financiera Forbes al mexicano. En la prensa diaria menudean desde reportajes amplios hasta notas breves que califican de "locura" viajar a ciudades como Juárez (en contraste con la casi nula cobertura ofrecida por esos medios al encuentro de Calderón y Obama).

Según reveló Jorge G. Castañeda, a partir de un seminario celebrado con discreción en la Ciudad de México a principios de diciembre, el ex zar del combate a las drogas en Estados Unidos Barry McCaffrey rindió un inquietante informe sobre la situación mexicana. Ante la creciente evidencia de la penetración del crimen organizado en instituciones mexicanas, el ex jefe del comando sur lanzó esta alerta a los círculos donde se ejerce el poder en su país: "No podemos permitirnos el lujo de tener un narcoestado como vecino" (Reforma, 7 de enero). Voces de alarma en el mismo sentido figuran en reportes de oficinas como la que realiza trabajos de inteligencia sobre las drogas en el Departamento de Justicia y, sobre todo, el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas. Al examinar su papel en el próximo cuarto de siglo, ese órgano del Pentágono puso a México junto a Paquistán entre los Estados débiles y fallidos donde puede producirse "un colapso rápido y repentino que requeriría intervención militar" de Estados Unidos.

Por fortuna, el ánimo del presidente Calderón no se abruma con situaciones adversas como las que barruntan en Estados Unidos. Por eso se mostró bromista y trivial, apenas volvió de Washington, ante representantes de otro gran poder terrenal, el de Roma.


Correo electrónico: miguelangel@granadoschapa.com

kikka-roja.blogspot.com/

Gaza: la agresión continúa

Editorial
Gaza: la agresión continúa

El gobierno de Israel anunció ayer el cese del fuego por parte de sus fuerzas armadas, que desde hace 22 días masacran a la población de Gaza. Es claro que la medida busca dar un respiro diplomático a Tel Aviv ante las crecientes muestras mundiales de repudio por la barbarie que ha llevado a cabo en la franja –asesinatos masivos de civiles, destrucción casi incuantificable de infraestructura, cerco de los habitantes para impedirles que abandonen la zona atacada, bombardeos de templos, hospitales, escuelas e inmuebles que ostentan la bandera de las Naciones Unidas–, con lo cual no se detiene la agresión en gran escala iniciada el pasado 27 de diciembre: las tropas agresoras permanecerán desplegadas en Gaza y podrán seguir matando palestinos a discreción y acosando y agraviando a la población civil.

Pero incluso si las fuerzas israelíes evacuaran el territorio ocupado, la agresión persistirá en tanto no sean esclarecidos, sancionados y compensados los crímenes que han venido cometiendo en Gaza en las recientes tres semanas y en tanto el régimen de Tel Aviv siga impidiendo la conformación de un Estado palestino en la totalidad de Cisjordania, en la propia Gaza y en la Jerusalén oriental y no acepte replegarse a las fronteras previas a la guerra expansionista de 1967.

En los 22 días de infierno desencadenados por los gobernantes israelíes sobre Gaza ha quedado claro, por enésima vez, que el poderío militar del Estado israelí puede causar un sufrimiento humano de proporciones monstruosas y una enorme devastación material, pero no puede poner fin al añejo conflicto en Medio Oriente, y que Tel Aviv ni siquiera puede lograr, por la vía del aplastamiento bélico, la seguridad de los habitantes de Israel. Logró evidenciarse a sí mismo ante el mundo, en cambio, como un régimen que recurre al terrorismo, que atropella la legalidad internacional y los principios y valores humanos básicos y que no reconoce más ley que la de la fuerza.

Por su parte, las potencias occidentales han quedado desenmascaradas como cómplices, por participación o por omisión, en el genocidio y el despojo del pueblo palestino y se ha puesto de manifiesto la inutilidad del empeño por desconocer y marginar a sus dirigencias reales de las gestiones diplomáticas.

Es vergonzoso, en efecto, que se haya excluido de los movimientos diplomáticos realizados en el curso de la ofensiva a Hamas, y que Israel, en el colmo de la irrealidad, pretenda firmar acuerdos de cese al fuego no con ese grupo, que ostenta el poder real en Gaza, sino con Condoleezza Rice. Hamas puede ser una fuerza política criticable por su fundamentalismo –no más impresentable, por cierto, que el integrismo sionista de los gobernantes israelíes– pero, guste o no a los gobiernos occidentales, ganó legítimamente el poder en unos comicios transparentes y ejemplares.

Por añadidura, a pesar de los bombardeos, del cerco diplomático y del implacable bloqueo para impedir que llegaran alimentos y combustible a los habitantes de la franja, Hamas consolidó su liderazgo entre los palestinos, y no únicamente los de Gaza; de manera inversamente proporcional, lo que queda de Al Fatah, organización encabezada por Mahmoud Abbas, titular de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), se ha visto reducida, a ojos de muchos árabes de dentro y fuera de los territorios palestinos, a una entelequia colaboracionista, privada de autoridad moral y de credibilidad, y sostenida por Washington y Tel Aviv, con el único propósito de aparentar que se toma en cuenta a los palestinos. Si la ofensiva israelí de los días recientes iba dirigida en el terreno contra Hamas, en el ámbito político ha resultado mucho más devastadora para el grupo que controla a la ANP en Ramallah. Paradojas aparte, el grupo fundamentalista dominante en Gaza se alza, tras los bombardeos, como un interlocutor inevitable; tarde o temprano los gobiernos que le han hecho el vacío –por “terrorista”, aducen, como si Israel no lo fuera, y en una escala mucho mayor– tendrán que reconocerle el estatuto de fuerza beligerante e invitarlo a la mesa de negociaciones.

Finalmente, resulta imperativo que los sectores de buena voluntad que se han manifestado en el mundo para exigir un alto a la masacre y a la agresión no vean en el cese del fuego anunciado por el régimen de Tel Aviv una razón para desmovilizarse; por el contrario, debe seguirse exigiendo que las instancias de justicia internacional llamen a cuentas a los gobernantes y militares israelíes responsables de crímenes de guerra; que Israel ponga fin a sus prácticas genocidas, que saque a sus tropas de Gaza, que compense a las víctimas y a sus familiares, que restituya lo destruido y lo robado, y que permita la conformación de un Estado palestino en la totalidad de Cisjordania, en la Jerusalén oriental y en Gaza.


kikka-roja.blogspot.com/

José Saramago: El viaje del elefante

José Saramago
El viaje del elefante

Ampliar la imagen Portada del nuevo libro del Premio Nobel de Literatura 1998

Ampliar la imagen José Saramago Foto: Carmelo Rubio

El próximo lunes comenzará a circular el nuevo libro de José Saramago, El viaje del elefante, publicado por Alfaguara. Escrita 10 años después de que recibió el Premio Nobel de Literatura, la obra propone una mirada del autor a las flaquezas humanas. Con autorización de la editorial, La Jornada ofrece a sus lectores este adelanto.

Por más incongruente que le pueda parecer a quien no ande al tanto de la importancia de las alcobas, sean éstas sacramentadas, laicas o irregulares, en el buen funcionamiento de las administraciones públicas, el primer paso del extraordinario viaje de un elefante a austria que nos proponemos narrar fue dado en los reales aposentos de la corte portuguesa, más o menos a la hora de irse a la cama. Quede ya registrado que no es obra de la simple casualidad que hayan sido aquí utilizadas estas imprecisas palabras, más o menos. De este modo, quedamos dispensados, con manifiesta elegancia, de entrar en pormenores de orden físico y fisiológico algo sórdidos, y casi siempre ridículos, que, puestos tal que así sobre el papel, ofenderían el catolicismo estricto de don juan, el tercero, rey de portugal y de los algarbes, y de doña catalina de austria, su esposa y futura abuela de aquel don sebastián que irá a pelear a alcácer-quivir y allí morirá en el primer envite, o en el segundo, aunque no falta quien afirme que feneció por enfermedad en la víspera de la batalla. Con ceñuda expresión, he aquí lo que el rey comenzó diciéndole a la reina, Estoy dudando, señora, Qué, mi señor, El regalo que le hicimos al primo maximiliano, cuando su boda, hace cuatro años, siempre me ha parecido indigno de su linaje y méritos, y ahora que lo tenemos aquí tan cerca, en valladolid, como regente de españa, a un tiro de piedra por así decir, me gustaría ofrecerle algo más valioso, algo que llamara la atención, a vos qué os parece, señora, Una custodia estaría bien, señor, he observado que, tal vez por la virtud conjunta de su valor material con su significado espiritual, una custodia es siempre bien recibida por el obsequiado, Nuestra iglesia no apreciaría tal libertad, todavía tendrá presente en su infalible memoria las confesas de los protestantes luteranos, luteranos o calvinistas, nunca lo supe seguro, Vade retro, satanás, que en tal no había pensado, exclamó la reina, santiguándose, mañana tendré que confesarme a primera hora, Por qué mañana en particular, señora, si es vuestro hábito confesaron todos los días, preguntó el rey, Por la nefanda idea que el enemigo me ha puesto en las cuerdas de la voz, mirad que todavía siento la garganta quemada como si por ella hubiera rozado el vaho del infierno. Habituado a las exageraciones sensoriales de la reina, el rey se encogió de hombros y regresó a la espinosa tarea de descubrir un regalo capaz de satisfacer al archiduque maximiliano de austria. La reina bisbiseaba una oración, comenzaba ya otra, cuando de repente se interrumpió y casi gritó, Tenemos a salomón, Qué, preguntó el rey, perplejo, sin entender la intempestiva invocación al rey de judea, Sí, señor, salomón, el elefante, Y para qué quiero aquí al elefante, preguntó el rey algo enojado, Para el regalo, señor, para el regalo de bodas, respondió la reina, poniéndose de pie, eufórica, excitadísima, No es regalo de bodas, Da lo mismo. El rey aseveró lentamente con la cabeza tres veces seguidas, hizo una pausa y aseveró otras tres veces, al final de las cuales admitió, Me parece una idea interesante, Es más que interesante, es una buena idea, es una idea excelente, insistió la reina con un gesto de impaciencia, casí de insubordinación, que no fue capaz de reprimir, Hace más de dos años que ese animal llegó de la india, y desde entonces no ha hecho otra cosa que no sea comer y dormir, el abrevadero siempre lleno de agua, forraje a montones, es como si estuviéramos sustentando a una bestia que no tiene ni oficio ni beneficio, ni esperanza de provecho, El pobre animal no tiene la culpa, aquí no hay trabajo que sirva para él, a no ser que lo mande a los muelles del tajo para transportar tablas, pero el pobre sufriría, porque su especialidad profesional son los troncos, que se ajustan mejor a la trompa por la curvatura, Entonces que se vaya a viena, Y cómo iría, preguntó el rey, Ah, eso no es cosa nuestra, si el primo maximiliano se convierte en su dueño, que él lo resuelva, suponiendo que todavía siga en valladolid, No tengo noticias de lo contrario, Claro que hasta valladolid salomón tendrá que ir a pata, que buenas andaderas tiene, Y a viena también, no habrá otro remedio, Un tirón, dijo la reina, Un tirón, asintió el rey gravemente, y añadió, Mañana le escribiré al primo maximiliano, si él aceptara habrá que concretar fechas y realizar algunos trámites, por ejemplo, cuándo pretende marcharse a viena, cuántos días necesitará Salomón para llegar de lisboa a valladolid, de ahí en adelante ya no será cosa nuestra, nos lavamos las manos, Sí, nos lavamos las manos, dijo la reina, pero, en su fuero interno, que es donde se dilucidan las contradicciones del ser, sintió un súbito dolor por dejar que se fuera salomón solo para tan distantes tierras y tan extrañas gentes.

Al día siguiente, por la mañana temprano, el rey mandó llamar al secretario pedro de alcaçova carneiro y le dictó una carta que no le salió bien a la primera, ni a la segunda, ni a la tercera, y que tuvo que ser confiada por entero a la habilidad retórica y al experimentado conocimiento de la pragmática y de las fórmulas epistolares usadas entre soberanos que adornaban al competente funcionario, el cual en la mejor de las escuelas posibles había aprendido, la de su propio padre, antonio carneiro, de quien, por muerte, heredó el cargo. La carta quedó perfecta tanto de letra como de razones, no omitiéndose siquiera la posibilidad teórica, diplomáticamente expresada, de que el regalo pudiera no ser del agrado del archiduque, que tendría, aun así, todas las dificultades del mundo en responder con una negativa, pues el rey de portugal afirmaba, en un párrafo estratégico de la carta, que en todo su reino no poseía nada más valioso que el elefante salomón, ya fuera por el sentimiento unitario de la creación divina que relaciona y emparienta a las especies unas con otras, hasta hay quien dice que el hombre fue hecho con las sobras del elefante, ya fuera por los valores simbólicos, intrínseco y mundano del animal. Fechada y sellada la carta, el rey dio orden de que se presentara el caballerizo mayor, hidalgo de su plena confianza, al que le resumió la misiva, luego le ordenó que eligiese una escolta digna de su condición pero, sobre todo, a la altura de la responsabilidad de la misión que le había sido encomendada. El hidalgo le besó la mano al rey, que le dijo, con la solemnidad de un oráculo, estas sibilinas palabras, Que seáis tan rápido como el gavilán y tan seguro como el vuelo del águila, Sí, mi señor. Después, el rey cambió de tono y dio algunos consejos prácticos, No necesitáis que os recuerde que podréis mudar de caballos todas las veces que sean necesarias, las postas no están ahí para otra cosa, no es hora de ahorrar, voy a mandar que refuercen las cuadras, y, ya puestos, si es posible, para ganar tiempo, opino que deberéis dormir sobre vuestro caballo mientras él va galopando por los caminos de castilla. El mensajero no comprendió el burlón juego o prefirió dejarlo pasar, y se limitó a decir, Las órdenes de vuestra alteza serán cumplidas punto por punto, empeño en eso mi palabra y mi vida, y se retiró sin dar la espalda, repitiendo las reverencias cada tres pasos. Es el mejor de los caballerizos, dijo el rey. El secretario decidió callar la adulación que supondría responder que el caballerizo mayor no podría ser ni portarse de otra manera, puesto que había sido escogido personalmente por su alteza. Tenía la impresión de haber comentado algo semejante no hacía demasiados días. Ya en aquel momento le vino a la memoria un consejo del padre, Cuidado, hijo mío, una adulación repetida acabará inevitablemente resultando insatisfactoria, y por tanto será como una ofensa. Así pues, el secretario, aunque por razones diferentes a las del caballerizo mayor, prefirió también callarse.


kikka-roja.blogspot.com/

Israel, ese genocida: Jorge Moch

Israel, ese genocida
Jorge Moch
tumbaburros@yahoo.com
moch
Me llamo Jorge Moch. Soy mexicano y soy ateo. Mi madre, alguna vez católica, me bautizó sin mi permiso. Mi padre hacía lo que mi madre dictara. Dios hizo lo que dicté yo cuando lo mandé al carajo. Mi abuelo era masón y me enseñó cosas buenas. Mi bisabuelo era judío. Moch viene del hebreo moshé . Un tío abuelo mío estuvo en Auschwitz y fue liberado en 1944 por los rusos. Fue combatiente con las tropas comandadas por De Gaulle. Desde niño tuve amigos judíos y alguna vez pensé en convertirme, pertenecer: los Arakanchi, los Maymón, los Canarek. Buchwald, Ilitzky, Bross. En la sinagoga de Guadalajara podía entrar sin problemas porque los vigilantes creían, de tanto verme por allí, que yo era parte de la congregación. Los padres de algunos de mis amigos a veces me hablaban en yiddish sin que yo entendiera un cuerno, y la sangre judía en mis venas hasta hace poco era motivo de orgullo para mí. El Holocausto es para mí una tragedia cósmica, conmovedoramente real y descarnada: casi toda mi ascendencia en Francia fue diezmada por los nazis. Los Moch, además de judíos, eran maquis, es decir, guerrilleros de la resistencia contra la ocupación. Hay en la familia historias espeluznantes de aquella guerra y de nuestros muertos. El tema del Holocausto pega durísimo en el plexo. Me hace llorar.

Pero el Estado de Israel hoy ha desgarrado mi vena judía. Me ha traicionado. Ha traicionado los mismos ideales por los que millones de judíos sacrificaron su vida y padecieron terrible martirio; el Estado de Israel hoy se ha traicionado a sí mismo, ha escupido los fundamentos sobre los que se sostiene, sobre los ideales de Ben-Gurión, de Golda Meir, en fin, sobre sí mismo y sobre la cauda del suplicio colectivo padecido en las garras del Tercer Reich durante la primera mitad del siglo pasado. Israel es hoy, como sus verdugos de antaño, un asesino de niños, de mujeres, de gente que dormía en sus casas hasta que les cayó encima una bomba de racimo con la estrella de David como insignia y la leyenda, minúscula para que no se vea demasiado: made in usa.

Al imbécil fronterizo de la Casa Blanca que destripó la paz en el mundo por casi una década, se le llena el hocico al decir que la masacre de Gaza es culpa de los palestinos que arrojan proyectiles caseros a territorio que, en los hechos y según el derecho internacional, es suyo; territorio ocupado a la mala, cercado a la mala por una barda peor que la que los mismos gringos nos recetan como bofetada de desprecio en la frontera: los palestinos de Gaza buscan recuperar lo que les fue arrebatado porque Israel tiene más y mejores armas y, según parece, una inmensa avidez por tierra ajena al tiempo que un nimio, minúsculo, inexistente escrúpulo, porque el respeto al derecho ajeno, etcétera.

Quién hubiera pensado que un premier como Olmert, marido de una novelista, pudiera ser acusado de genocida y puesto en la misma apestosa colección de monstruos, con Hitler, Stalin, Amin, Pinochet, Milosevic o Franco… sin utilidad real en el mundo, sin mérito, como no sea para demostrar que la especie humana es capaz de cualquier cosa y que la ultraderecha, aunque se pinte de rojo, ebria de poder, de dogmas, de certezas de papel y cortedad de miras no sirve más que para inventarse santos y matar al prójimo cuando sale respondón, porque en todos lados, en toda época es la misma mierda.

Quién iba a decir que fuera Israel capaz de cometer una masacre como ésta, tan abusivo con sus bombas, si ya eran vergonzosas y criminales la matanzas de los campos de refugiados de Rafah, Jenín, Nahr al-Bared, Sabra y Chatila, masacres inexistentes en el discurso oficial de Occidente, pero con muertos reales, mujeres, varones, niños que alguna vez nacieron y recibieron arrullos para terminar con hoyos sangrantes, hoyos de bala en el cuerpo o despedazados por un bombazo justificado primero en los medios estadunidenses, allí las cbs , cnn , Fox News, y el resto del mundo agachón ante el poder del dinero. Quién iba a decir que los actos de la derecha en Israel restarían valor a la Guerra de los seis días, a sus justicieros pero brutales actos cuando Septiembre Negro, a la gesta vindicativa de Simon Wiesenthal, al heroísmo de Moshé Dayán, al rescate de los secuestrados de Entebbe…

Me llamo Jorge Moch y por primera vez en mi vida me avergüenzo de la sangre que corre en mis venas, de que alguna vez quise probar la aventura del kibutz, de que el segundo apellido de mi bisabuelo fuera Levy. Pobres judíos. Pobres palestinos. Pobre mundo.


kikka-roja.blogspot.com/

El “nuevo orden mundial”, según Kissinger: Alfredo Jalife

Bajo la Lupa

Alfredo Jalife-Rahme

El “nuevo orden mundial”, según Kissinger

Ampliar la imagen Henry Kissinger el pasado martes en Pekín, adonde acudió para las celebraciones por el 30 aniversario del restablecimiento de relaciones entre Estados Unidos y China Foto: Ap

En vísperas del ascenso al poder de Obama, Heinz Alfred (alias Henry) Kissinger confiesa la “gravedad” de “las crisis financiera e internacional”, que “constituyen una oportunidad única para la diplomacia creativa”, cuando el “colapso (sic) financiero representa un golpe mayúsculo a la posición de Estados Unidos” (International Herald Tribune, 12/1/09).

Comenta que las “prescripciones para un orden financiero mundial” de Estados Unidos “generalmente no han sufrido desafíos”, mientras sus “juicios políticos seguido han sido controvertidos”.

A diferencia de antaño, “ahora se ha difundido la desilusión (sic) con el manejo de Estados Unidos” en materia financiera, cuando la “magnitud de la debacle imposibilita al resto del mundo refugiarse más detrás del predomino de Estados Unidos o sus fracasos (sic)”.

Pregona que “cada país tendrá que revaluar su propia contribución a la crisis prevaleciente” en forma “independiente” (sic), en la medida de lo posible, con la salvedad de confrontar la realidad de que sus “dilemas pueden solamente ser controlados por la acción común”.

¿Quién define la “acción común”? ¿No será que el insolvente Estados Unidos busca que lo rescate parasitariamente el “resto del mundo”, as usual?

Resalta lo expresado siempre por Bajo la Lupa: el verdadero poder de Estados Unidos se finca(ba) más en su dominio financiero que en su poder económico, militar o cultural (v. gr. el espejismo del “poder blando” de Joseph Nye, cuyo corolario es la intoxicación propagandística por el cine de Hollywood).

Así las cosas, es urgente que el BRIC (Brasil, Rusia, India y China), al unísono con Europa continental, se consagre de tiempo completo a estructurar un nuevo paradigma financiero multipolar más armónico para la humanidad.

Nadie se salvará, incluyendo los “países más ricos”, quienes “confrontarán recursos reducidos”: cada uno “tendrá que redefinir sus prioridades nacionales” y un “orden internacional surgirá”, siempre y cuando “emerja un sistema de prioridades compatibles”.

¿Y si resulta que las “prioridades nacionales” son “incompatibles” e “irreconciliables” con la otrora superpotencia unipolar? Pues entonces advendrá el “caos” y la “fragmentación desastrosa”, para no decir la guerra, cuyo espectro deja entrever, en caso del retorno del mercantilismo decimonónico.

Expone la instantaneidad de las comunicaciones y la simultaneidad del colapso del sistema financiero internacional (nota: provocado por la banca anglosajona) con varias “crisis políticas en el globo”.

Comenta la “estrecha correlación de las crisis financiera y política”, ya que el auge “exuberante” de la globalización financiera fracturó la “organización económica y política del mundo”.

Confiesa que el colapso financiero “expuso el espejismo” (¡súper-sic!) de la globalización económica y sus pretendidos “axiomas” sobre el “mercado global autorregulado”.

¿A poco Kissinger se comió esa historieta? ¿No fue, acaso, la globalización financiera el óptimo método de control y dominio del “resto del mundo” por el unilateralismo de Estados Unidos, carente de “acción común”?

Muy a destiempo, ahora nos sale con la “ausencia de instituciones globales”? ¿Y los disfuncionales FMI, Banco Mundial, OCDE, BID y tutti quanti, no constituyeron, acaso, las correas de transmisión del poder unilateral de la globalización financiera de Estados Unidos?

Acepta que los “rescates” han sido de corte “nacional” más que “global”. Pues sí: el nacionalismo y el regionalismo son inversamente proporcionales a la globalización financiera de Estados Unidos.

Pontificador cual es su costumbre, aboga por “reglas generales” para instaurar el nuevo orden internacional con el fin de “armonizar los sistemas político y económico” en una de dos maneras: “creación de un sistema político internacional regulatorio con el mismo alcance del mundo económico; o reducción de las unidades económicas a un tamaño manejable por las estructuras políticas existentes, que llevaría a un nuevo mercantilismo quizá (sic) de unidades regionales”.

¿La deglución darwiniana de los pequeños por los gigantes significará la “reducción de unidades económicas”?

Su preferencia: algo parecido a “un nuevo Bretton Woods”, donde el “papel de Estados Unidos será decisivo (sic)”.

A no ser por la vía militar, ¿de cuándo acá un país insolvente impone su cosmogonía reduccionista?

Si se reconcilian la política y la economía (la añeja “economía política” de la escuela francesa), ¿dónde quedarán, entonces, las depredadoras finanzas anglosajonas?

El casi nonagenario Kissinger, muy cercano a Israel, mueve el petate del muerto del “terrorismo jihadista”, que deberá “configurar la preocupación común de la mayoría (¡súper-sic!) de los países”, al unísono de la crisis económica, para forjar “una estrategia común”, que deberá incorporar “nuevos temas como la proliferación nuclear, la energía y el cambio climático”, que “no tienen solución nacional ni regional”.

Queda claro que Estados Unidos buscará imponer con subterfugios, eufemismos y neologismos la agenda global, para sacar ventaja competitiva de su tecnología de punta.

Acepta que la “Alianza Atlántica dependerá más de políticas comunes que de los procedimientos acordados” y evoca el carácter “conflictivo” y “sustancial” de la relación con Europa, por lo que se inclina por una nueva alianza en el Pacífico, donde China sería uno de los pilares con Estados Unidos para establecer un “nuevo orden económico global”.

Evita abordar el “nuevo orden político”, cuando sus ausencias freudianas evocan más de lo perceptible: nunca cita a Rusia, ni el papel que devengaría con Europa en el nuevo orden “político”. En este contexto, Kissinger fractura su pretendido “nuevo orden mundial” al impulsar la alianza económica con China, mientras oculta la dimensión geopolítica euroasiática (v. gr. Rusia y Europa continental).

Recuerda que la relación con China se inició como “un diseño esencialmente estratégico para compeler a un adversario común” (léase: Rusia).

Advierte que el crecimiento económico de China por debajo del umbral permisible de 7.5 por ciento al año puede provocar “desafíos” a su “estabilidad política”. De allí induce la necesidad de elevar la relación entre Estados Unidos y China a “un nuevo nivel”, con el fin de “configurar relaciones transpacíficas para diseñar un destino común, como fue realizado con las relaciones transatlánticas en el periodo de posguerra, con la salvedad de que ahora los desafíos son más políticos y económicos que militares”.

Coloca en la “alianza económica transpacífica”, cuyos dos pilares son Estados Unidos y China, a Japón, Corea (nota: ¿será la Corea unificada?), India (sic), Indonesia, Australia y Nueva Zelanda, lo cual transluce un nuevo condominio geoeconómico entre la anglosfera y el “patio trasero chino”, más India e Indonesia. Como que suena muy forzado.

En el nuevo orden mundial de Kissinger, sea político o económico, no existe Latinoamérica.


kikka-roja.blogspot.com/

AMLO: CHIHUAHUA: Llama a movilizarse para lograr que bajen combustibles

  • Convoca a quienes luchan por libertad, justicia y democracia a no dejarse intimidar
  • La violencia, fruto podrido de la política económica, acusa AMLO
  • Condena la detención del periodista Miguel Badillo; “se trata de acciones de los potentados”
  • Exige juicio político contra magistrados que anularon elecciones recientes en dos municipios
Fabiola Martínez (Enviada)

Ampliar la imagen Durante un recorrido por municipios de Chihuahua, Andrés Manuel López Obrador deploró que los pueblos estén abandonados, principalmente a causa de la migración, de la cual culpó a los responsables de la política económica aplicada desde hace 26 años Foto: La Jornada

Carichí, Chih., 17 de enero. Andrés Manuel López Obrador llamó a la movilización social –“pese a las intimidaciones que lanza la mafia”– para lograr la reducción de los precios del gas, la energía eléctrica y las gasolinas, entre otros productos y servicios de consumo generalizado.

“Yo les digo a todos los luchadores sociales, quienes luchan por la libertad, la justicia y la democracia en México, que no hay que dejarse intimidar; necesitamos seguir adelante. No están solos. No estamos solos”, expresó durante su gira por zonas rurales de Chihuahua.

Respecto al movimiento que encabeza, actualmente en favor de la economía popular, advirtió que ninguna amenaza lo detendrá, aun cuando la “mafia” (en referencia a los 30 hombres de mayor riqueza en el país) no lo vea con buenos ojos.

“Quieren intimidar, pero no van a lograr su propósito. Como lo hemos dicho siempre, la libertad no se implora, se conquista”, expresó el tabasqueño.

Manifestó su solidaridad con los campesinos de Chihuahua que iniciaron un paro de labores para exigir la reducción de precios de los energéticos utilizados en las actividades productivas de este sector: diesel agropecuario, electricidad, gasolina y amoniaco anhidro.

Es un abuso, añadió el ex candidato presidencial, que la gasolina y otros insumos cuesten en México más que en Estados Unidos.

Los campesinos de Chihuahua se sumaron a las medidas de protesta de pescadores y transportistas de diversas entidades.

Productores de esta región manifestaron en las asambleas encabezadas por el tabasqueño que el plan anticrisis federal olvidó el papel principal del campo como amortiguador de la crisis, debido a que a éste se acogerá la mayoría de los migrantes que regresarán de Estados Unidos.

López Obrador afirmó durante su recorrido por Satevó, San Andrés Riva Palacio, Carichí, Cusihuiriachi y Gran Morelos que “con movilizaciones es como se logran las cosas”.

En otro tema, el “presidente legítimo” de México anunció que pedirá a los legisladores de los partidos que integran el Frente Amplio Progresista promover una demanda de juicio político a los magistrados que anularon las recientes elecciones en Zimapán, Hidalgo, y San Marcos, Guerrero.

Con su resolutivo, indicó, se han convertido en provocadores de la gente; “no es posible que los magistrados, con tanta arbitrariedad, estén a favor de la mafia política”, aseveró.

Durante el recorrido manifestó también su solidaridad con el periodista Miguel Badillo (detenido por orden de un juez de Jalisco, tras la demanda de un empresario). Aseveró que se trata de acciones de los potentados para acallar lo mismo la investigación periodística que la defensa de los derechos.

Agregó que ése y otros asuntos los informará en la asamblea del próximo domingo 25 de enero, en el Zócalo, en el contexto de la movilización para lograr la disminución de los precios de la gasolina, el gas y la energía eléctrica, así como la eliminación del impuesto empresarial a tasa única (IETU).

Este sábado recorrió áreas de la zona menonita, y lamentó que los pueblos están abandonados, principalmente a causa de la migración. Por ejemplo, expuso, en Satevó existe la mitad de la población que había hace 20 años.

Criticó también la política económica aplicada en el país desde hace 26 años.

La violencia e inseguridad son el “fruto podrido” de esa estrategia política y económica, señaló.

El “presidente legítimo” de México fue a San Andrés Riva Palacio, zona en la que avanzó la lucha encabezada por Francisco Villa. Ahí dijo a los campesinos que la crisis actual no ocurre por casualidad ni por obra del destino, sino por las arbitrariedades del mal gobierno.


kikka-roja.blogspot.com/

LA JORNADA ENTREVISTA AL MONERO Maestro RIUS enero 2009

  • La Jornada y Grijalbo ofrecerán a los lectores los mejores libros del caricaturista
  • Tres generaciones se han echado a perder por mi culpa: Rius
  • “El humor es una forma de vida de los mexicanos que deberían envidiarnos los extranjeros”
  • Al personaje Calzonzin lo vi rencarnar en los comandantes zapatistas, indica
Fabiola Palapa Quijas

Ampliar la imagen El maestro Eduardo del Río, Rius en su casa-estudio de Tepoztlán, Morelos Foto: Francisco Olvera

Rius en primera persona: “Me siento a gusto con lo que he realizado y que ha disfrutado el papá, el hijo y hasta el nieto; son tres generaciones que se han echado a perder más o menos por mi culpa”.

Eduardo del Río, quien figura entre los máximos exponentes de la caricatura mexicana y ha hecho del humor una forma de vida, se trazó un objetivo y lo ha cumplido: cultivar la caricatura. Por ello en cada uno de sus libros de historietas rompe con la solemnidad para abordar con humor temas de filosofía, capitalismo, marxismo, historia, religión y hasta nutrición vegetariana.

Durante más de cinco décadas ha orientado, divertido y formado a miles de vegetarianos y ateos; también ha politizado a muchos mexicanos con sus historietas Los supermachos y Los agachados.

Elena Poniatowska considera a Rius como uno de los grandes educadores de México del siglo XX, mientras Carlos Monsiváis ha comentado que en el país existen tres secretarías de educación: la SEP, Televisa y Rius.

Calzonzin de carne y hueso

A Eduardo del Río (Zamora, Michoacán, 1934), quien se inició involuntariamente como católico –después fue seminarista, burócrata, embotellador, vendedor de jabón, office boy, encuadernador, cajero, profesor sin títulos y enterrador en Gayosso–, le gusta ver la vida “con humor y optimismo. No siempre es posible pero se hace la lucha. Los mexicanos no le damos tanta importancia a las cosas serias de la vida; lo que más nos critican es que somos una bola de irresponsables que llegamos tarde a todas partes, pero creo que es una forma de vida que deberían envidiarnos los extranjeros.

“Claro, nunca seremos una superpotencia y menos con estos gobiernitos que nos han tocado últimamente.”

A diferencia de las personas que se la “pasan buscando qué diablos hacer en su vida y no saben, tuve la suerte –explica Rius– de que a los 20 años ya sabía ser un buen caricaturista e iniciar una labor, aunque nunca imaginé que llegaría a publicar tantos libros y tantas historietas”.

Explica que uno de sus personajes favoritos para historietas es Calzonzin, porque “lo vi rencarnar en los comandantes zapatistas en Chiapas; se convirtió en alguien de carne y hueso. Además, nunca se había tratado al indígena con humor, sólo se les utilizaba para burlarse de ellos”.

Rius, a quien sus colegas El Fisgón, Hernández y Trino describen como “genio incomprendido, obispo fracasado y eterno curioso”, descubrió que mediante el humor los lectores comprenden mejor temas religiosos, filosóficos y de sexualidad.

“Hubo un tiempo –señala el caricaturista– en que el tema del sexo fue tabú; ahora tengo el libro La cama nostra, de humor erótico, que por cierto, cuando traté de publicarlo en Alemania, me lo regresaron porque era considerado un libro infantil.”

Y como ha encontrado en la caricatura y la sencillez del lenguaje una forma de aprendizaje, considera que la solemnidad fue inventada por el ser humano para no parecerse tanto a los animales. “Si veo un hombre que viste un frac negro con su corbatín y veo un chango, yo me quedo con el chango porque uno se disfraza para ser lo que no es y traiciona a su especie. El ser humano debería ser más natural y portarse como un niño para no vivir de las apariencias, eso es algo que nos ha dado al traste, el tratar de fingir y ser lo que no somos en realidad.”

La religión, gran negocio

Entre los más de cien libros que Rius ha publicado figura el Manual del perfecto ateo, con el cual se ganó la excomunión y lo llena de santo orgullo, y ahora piensa seriamente en inventar una religión porque es un gran negocio.

En el libro explica cómo el hombre comenzó a crear dioses y cómo las religiones se han aprovechado del temor de algunos hombres para su propio beneficio. Asimismo describe los errores de la Biblia, el Corán, el Popol Vuh, el Ramayana, el Tao Te King y el Libro de Confucio, entre otros.

Para los lectores que tienen dudas sobre el manual, su autor plantea las siguientes preguntas: si Dios es tan bueno como lo proclaman los sacerdotes, ¿qué razones existen para temerle? Si se encuentra en todas partes, ¿para qué diablos edificar iglesias? Si es todopoderoso, ¿cómo permite la blasfemia? Si Dios mandó a su hijo a fundar una única fe, ¿cómo es que hay tantas y peleándose entre sí?

Interés por la justicia

En otro volumen, Eduardo del Río documenta los abusos sexuales cometidos dentro de la Iglesia católica y le pide a Jesús que nos salve de ella.

¿Sería católico Jesucristo? es el título del libro que reúne pasajes de la vida de Marcial Maciel, Girolamo Prigione, Norberto Rivera, Juan Sandoval Íñiguez y Onésimo Cepeda.

Rius asegura que prefiere hacer crítica y espera “ingenuamente” que lo tomen en cuenta. “El trabajo de un caricaturista es señalar lo que está mal y no estar haciendo chistes babosos para que las personas se rían; me interesa que haya justicia. Esta lucha es difícil porque, aunque ande uno deprimido y apachurrado por lo que sucede en el país, tiene uno que procurar que la gente se ría un poquito.”

La panza es primero: la triste realidad de la comida mexicana, uno de los bestsellers mexicanos, editado por primera vez en 1973, que La Jornada pondrá a circular en una edición especial a partir del próximo miércoles 21, fue el primer libro en cuestionar las fallas nutricionales de la comida mexicana.

El caricaturista explica de manera exhaustiva que los malos hábitos alimenticios causan problemas como aumento de la presión arterial, padecimientos de la vesícula, enfermedades del corazón, arteriosclerosis, nefritis, vejez prematura y diabetes. Asimismo incluye una lista detallada de los minerales y vitaminas que necesita el organismo.

Rius enfatiza que al comer carne de cerdo, de res o un pescado, “nos estamos comiendo algo en descomposición, pudriéndose, lleno de urea, ácido láctico y otras porquerías. ¡Un cadáver, ni más ni menos!”

Los más leídos

La postura revisionista de Eduardo del Río es clara en La revolucioncita mexicana, libro en el que aborda el movimiento armado de 1910 y reconoce la lucha de Francisco Villa y Emiliano Zapata. “Se trata de una interpretación humorística con pretensiones de veracidad nada más y nada menos, aunque yo sólo sepa de la tal revolución por los libros y las películas.”

A partir del 21 de enero, La Jornada y Editorial Grijalbo ofrecerán a los lectores los mejores libros de Rius, en una colección especial de 12 títulos que se podrán adquirir los miércoles en puestos de periódicos y librerías de La Jornada. Asimismo se obsequiarán uno por uno, es decir, acompañando cada entrega semanal, los 12 cómics con los personajes de Mis supermachos. “Son los libros que más se han vendido, quizá no son los mejores del mundo, pero son los más leídos”, aclara su autor.

Los volúmenes que han hecho historia y que tendrán un costo de sólo 59.90 pesos son: La trukulenta historia del kapitalismo, La basura que comemos, Manual del perfecto ateo, Marx para principiantes, La panza es primero, La revolucioncita mexicana, Economía al alcance de todos, Filosofía para principiantes, 500 años fregados pero cristianos, Horóscopos, tarot y otras tomadas de pelo, El mito guadalupano y ¿Sería católico Jesucristo?


kikka-roja.blogspot.com/

Monosapiens / ESPLENDOR EN RUINAS




MONO SAPIENS POR HELGUERA Y HERNÁNDEZ

http://www.monerohernandez.com/

kikka-roja.blogspot.com/

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...