BUSCA, BUSCADOR

sábado, 24 de enero de 2009

Paranoia y mediocridad

Ilán Semo
Paranoia y mediocridad

La idea de la guerra en México ha sido un paralaje íntimo e histórico a la vez. En 1870, una vez derrotadas las tropas francesas y frente a las noticias de un posible alzamiento encabezado por Porfirio Díaz, Lerdo la describía con bastante frialdad: “Más allá de todos los sueños del progreso, el bienestar y la justicia el país anhela, por encima de cualquier otra esperanza, una condición elemental que sólo conoce por oídas y por los libros de los viajeros: la paz. La paz civil que hace posible pensar en que los sueños tienen algún sentido”. En principio, Lerdo no hacía más que documentar los saldos de una larga y masiva historia de asonadas, rebeliones, levantamientos, de violencia política y criminal que había cifrado los lados más íntimos de la vida pública desde 1810.

La palabra “guerra” tenía múltiples connotaciones. Pero la frase de Lerdo aludía acaso a la más sensible (y la má sentida) de todas ellas: la imposibilidad de imaginar la vida más que como un apéndice del estado de excepción. En ella, el término “paz” se antoja prácticamente como una utopía.

Unos cuantos años después, Porfirio Díaz logró instaurar durante tres décadas un fragmento de esa “utopía”, aunque los costos resultaron finalmente explosivos. Hoy sabemos que el porfiriato trajo paz a sus elites gobernantes, no a la sociedad. Por el número de revueltas sociales, movimientos que son catalogados como “gavillas” y el crecimiento desmedido de las “fuerzas del orden”, es una época en que el país queda dividido casi en dos polos: la intranquila tranquilidad de una reducida clase media y la vida convertida en sinónimo cotidiano del riesgo para la parte más considerable de la población.

La Revolución de 1910 acabó con esa versión de la “paz”. Durante las siguientes tres décadas, quienes dominan todos los paralajes del sentido son los que guerrean. “La fiesta de las balas” es una metáfora que quiere ironizar la precisión con la que ese estado alcanza los rincones más inverosímiles del orden cotidiano.

Desde 1940, el partido prácticamente único gobernó sobre la base de una memoria en que, por primera vez en la historia nacional, la estabilidad era una entidad calculable Y el cálculo no era a discreción. Habitar en el seno del sistema traía consigo no sólo prerrogativas y posibilidades sino la garantía de que la política había sustituido efectivamente el lenguaje de las armas. La historia de sus disdentes y sus opositores es distinta. Pero las franjas, se podría decir, se hallaban relativamente bien demarcadas.

Uno de los cambios más sustanciales que produjo la alternancia del año 2000 cifra, en cierta manera, la parte más insólita de la transición mexicana. Después de ocho años de administración panista se ha retornado, según la versión oficial, a ese estado que se creía superado para siempre: la guerra. Cierto, se trata de la guerra contra (y entre) el crimen organizado. Pero la guerra, y mucho más ésta, es simple y llanamente la guerra. La paradoja es que la democratización del país llevó a su orden civil ahí donde jamás creía que habría de regresar.

Es una guerra muy distinta a las que se vivieron en el siglo XIX, o la que arrastró a la sociedad a partir de 1910. Aquellas fueron, de una u otra manera, conflagraciones políticas, definidas por “frentes”, “demandas” y expectativas sobre la paz misma. Basta con seguir el apremio que surge desde el gobierno de Carranza por instaurar la paz para entender que todos los frentes parecen estar convencidos de que la Revolución la hegemoniza quien logre terminar efectivamente con la militarización de la vida pública.

La de hoy cifra una guerra sin fronteras, sin frentes ni sujetos definidos. No parece haber en esta violencia proyecto ni método que rebase el de la violencia misma.

La pregunta que nunca deja hoy de reiterarse es: ¿cuáles son sus frentes?, ¿y cuáles sus metas?

Lo que es patente es que una de sus causas, ni siquiera la mayor, se debe buscar en aquello que aparece como una de sus consecuencias: la paranoia de la sociedad política.

En rigor, la paranoia es, paradójicamente, una forma de egocentrismo. El paranoico está convencido de que los demás quieren amenazar lo que tiene o aquello que representa. Llevada a la esfera política, se trata de un autocentrismo invasivo. Y es obvio que quien se siente perseguido acaba por encontrar a su perseguidor. La diferencia entre la violencia de hoy y aquella sobre la cual gobernó el PRI es que la de nuestros días afecta indistintamente a todos los sectores sociales, sobre todo a sus elites. Y la pregunta es si una cultura que siempre estuvo convencida que tenía algo que los demás le querían arrebatar no ha hecho más que multiplicar la predisposición a convertir al Estado entero en un sujeto de su propia paranoia.

kikka-roja.blogspot.com/

OVNI: EXTRATERRESTRES EN LA TOMA DE POSESION DE OBAMA

Extraterrestres en la toma de posesión de Barack Obama (VIDEO)
Sábado, 24 de Enero de 2009 (Últimas Noticias)
LO QUE FALTABA !!
http://www.elmanana.com.mx/
La cadena de televisión CNN que emitía en riguroso directo la toma de posesión del presidente Barack Obama el pasado día 20, " capturó " la imagen de un OVNI que se encontraba próximo al acto
La cadena de televisión CNN que emitía en riguroso directo la toma de posesión del presidente Barack Obama el pasado día 20, " capturó " la imagen de un OVNI que se encontraba próximo al acto y que volando a una increíble velocidad y a baja altura, realizó un ángulo de 90 grados en la proximidad del Monumento a Washington.

Esto nos lleva a preguntarnos si definitivamente el "t ema OVNI " que durante tantos años permanece " Clasificado " por el Gobierno de EU, ¿Será finalmente " desclasificado " por esta Administración de Obama.

(elbuscadordelaverdad)

Ovni en Washington La cadena de televisión CNN que emitía en riguroso directo la toma de posesión del presidente Barack Obama el pasado día 20, " capturó " la imagen de un OVNI que se encontraba próximo al acto.

kikka-roja.blogspot.com/

FOTO: INGRID BETANCOURT: playa de Miami: nuevo amor traje de baño bikini



Aseguran que Ingrid estrena romance
Una revista colombiana publicó que Ingrid Betancourt, ex rehén de las FARC, vive un nuevo romance con un hombre que la acompañó en una playa de Miami.
Foto: AFP reforma.com
CHEKEN LOS COMENTARIOS DE RISA LOCA EN COLOMBIA
ingrid mamita que linda te dejo el cautiverio si te agarro te par to en 2 mi amor!!!!

kikka-roja.blogspot.com/

A pesar de la crisis, el Super Bowl no pierde brillo

A pesar de la crisis, el Super Bowl no pierde brillo

La crisis económica le ha dado un golpe al Super Bowl de este año, pero los visitantes a Tampa para el juego y los millones de personas que lo verán por televisión no podrán notar la diferencia El Universal
Tampa, Florida Sábado 24 de enero de 2009
15:35 La crisis económica le ha dado un golpe al Super Bowl de este año, pero los visitantes a Tampa para el juego y los millones de personas que lo verán por televisión no podrán notar la diferencia. La fiesta estadounidense del fútbol americano será igual para las cámaras de televisión, que captarán con precisión cada detalle. Pero existen señales de la crisis: menos y más pequeñas fiestas, menos reporteros cubriendo el juego y aficionados viajando, por lo que tal vez ese brillo no sea tan fulgurante.

El juego tiene garantizado el lleno total en el estadio. La ciudad estará repleta de celebridades. Lo hoteles estarán a su máxima capacidad con aficionados vistiendo los colores de Pittsburgh y Arizona, mientras que cientos de periodistas arriban a la ciudad para cubrir el evento, que seguramente volverá a ser el más visto del año en Estados Unidos.

Pero el impacto de la crisis económica estadounidense será un poco más sutil.

Para empezar el comité organizador del Super Bowl redujo su meta de recaudaciones y las corporaciones que patrocinan el juego están enviando menos gente a la ciudad. Un par de grandes fiestas que estaban programadas fueron canceladas, algunas más redujeron sus presupuestos y algunas otras compañías de medios de comunicación están mandando menos periodistas a cubrir el juego.

''Nadie es inmune a lo que pasa con la economía, ni la NFL, ni el comité organizador para el Super Bowl'', dijo Reid Sigmon, director ejecutivo del comité organizador. El comité redujo sus recaudaciones locales de ocho a siete millones de dólares luego de que muchos patrocinadores no invirtieron, pero aún serán capaces de cumplir sus obligaciones financieras con la NFL, dijo Sigmon. El comité comenzó a trabajar con mucha antelación y pudo recaudar suficientes fondos antes de que la economía sufriera un duro golpe a finales del verano pasado, dijo el funcionario.

La firma auditora PriceWaterhouseCoopers predijo que la economía sería un factor en la semana del juego, que resultaría en ''menos visitantes y prensa, una estancia más breve de los visitantes, y menos gastos en los negocios locales del área de Tampa Bay''. La cifra de 150 millones de dólares que se pensaba serían gastados se reducirá un 20% de lo que habría sido si la economía fuera más fuerte, informó la compañía en un comunicado difundido el pasado miércoles.

kikka-roja.blogspot.com/

Desfavorable para el país la balanza comercial

México SA

Carlos Fernández-Vega

Desfavorable para el país la balanza comercial

Crece la importación de alimentos

La “potencia exportadora” que es México, a partir del TLCAN (“que nos ha beneficiado a todos”, según el inquilino de Los Pinos), de plano no puede compatibilizar sus carencias internas, reales, con la imagen, virtual, de “progreso” y “liderazgo” que el gobierno intenta proyectar en el extranjero. Un año sí y el otro también, la balanza comercial del país reporta números rojos, y en este sentido en 2008 se impuso récord, como sucedió en 2007, 2006, 2005, etcétera, etcétera.

Así, el Inegi reporta que en 2008 la balanza comercial mexicana registró un saldo deficitario cercano a 17 mil millones de dólares (equivalentes a dos refinerías nuevas de muy buen tamaño, según cálculos gubernamentales), un monto 67 por ciento superior al reportado en 2007, año en el que tal indicador aumentó con respecto al de 2006 y éste en relación con el de 2005, etcétera, etcétera.

En el balance, las exportaciones crecieron 7.3 por ciento en 2008, pero las importaciones aumentaron 9.5 por ciento. El Inegi atribuye el abultado déficit a la “reducción en los últimos meses de 2008 del superávit de la balanza comercial de productos petroleros; de hecho, en septiembre, noviembre y diciembre el saldo comercial petrolero resultó deficitario”. Sin embargo, tal reducción, según sus propias cifras, no pasó de 760 millones de dólares en el periodo citado. De cualquier suerte la balanza comercial de productos petrolíferos favoreció a México (14 mil 368 millones de dólares).

En fin, año tras año, la riqueza económica mexicana en creciente medida se destina a comprar en el extranjero mucho de lo que aquí se producía antes del TLCAN. Miles y miles de millones de dólares se gastan anualmente en la importación de todo tipo de bienes otrora producidos internamente (alimentos, por ejemplo), con el fin, dicen, de atemperar las carencias y deficiencias de la economía nacional, sin resultados concretos. Al mismo tiempo, muchos empresarios que antes del citado tratado eran productores a estas alturas obligadamente se han transformado en importadores, en meros agentes de ventas, ante la imposibilidad de mantener sus fábricas en funcionamiento.

Que el TLCAN “nos ha beneficiado a todos” se constata en el hecho de que no más de 600 empresas que operan en el país (no necesariamente mexicanas, ni pertenecientes a igual número de dueños) concentran alrededor de 80 por ciento del pastel exportador del país. Ese minúsculo cuan acaparador núcleo empresarial apenas representa (cifras oficiales) el 1.6 por ciento del por sí angosto mundillo exportador que oficialmente opera en México, y apenas el 0.02 por ciento de las unidades económicas registradas y reconocidas oficialmente en esta heroica nación.

Información oficial indica que, por lo que toca al mundillo de las importaciones, aquel sueño de un México industrializado y poderoso devino en pesadilla tercermundista. Con la indiscriminada apertura comercial y la entrada en vigor del TLCAN, miles de empresas mexicanas reventaron, dejándoles sólo dos opciones: cerrar sus puertas o “reconvertirse”, y muchas de ellas optaron por esta última “oportunidad”, es decir, de productores activos se “reconvirtieron” en importadores, en simples intermediarios, en agentes de ventas de productos fundamentalmente de procedencia estadunidenses. En este sentido, las cifras son devastadoras: de 62 mil empresas importadoras en 1993, el universo pasó a 423 mil y pico en 2005, un incremento cercano a 600 por ciento en el periodo, o lo que es lo mismo a un ritmo ocho veces superior al de las exportadoras. Tal “reconversión” se dio en tiempos del “cambio”, al grado de que en 2005, 14 de cada cien unidades económicas oficialmente registradas (aparte la informalidad) se dedicaban a importar lo que algún día produjeron. Y el problema se agudiza con el paso del tiempo.

Cada vez más preocupante, la importación de alimentos crece sostenidamente. Así, hasta noviembre pasado, con 11 mil kilómetros de litorales y una flota pesquera que ni siquiera puede pagar el diesel que consumen sus embarcaciones, México se comió casi 400 millones de dólares en pescados, crustáceos y moluscos de terceros país, casi 20 por ciento más que en 2007.

Se erogaron más de mil 400 millones de dólares por la importación de leche, lácteos, huevos y miel; casi 3 mil millones en carne y despojos comestibles (18 por ciento más que en 2007); 348 millones en hortalizas, plantas, raíces y tubérculos (15 por ciento de aumento); país productor de excelencia, México importó café, té, yerba mate y especias por 181 millones de billetes verdes (35 por ciento por arriba del año anterior); y se comió 770 millones de dólares en frutas y frutos comestibles importadas (12 por ciento de crecimiento).

Por si fuera poco, destinó casi 4 mil 300 millones de dólares (hasta noviembre) para importar cereales, un monto 52 por ciento superior al erogado en 2007. De ese monto, más de 2 mil 260 millones fueron para adquirir maíz, principalmente en Estados Unidos (61 por ciento más que un año antes); la compra de a arroz en los mercados internacionales creció 57 por ciento, y 48 por ciento la de trigo y moliendas. Además, el país se comió más de 3 mil 300 millones en semillas y frutos oleaginosos, un monto 56 por ciento superior al de un año atrás.

En síntesis, la “potencia exportadora”.

Las rebanadas del pastel

De los lectores y la obamanía: “sin ánimo de ser pesimista, creo que todo seguirá absolutamente igual, con algunos cambios en cuanto a las formas pero no de fondo. Si algo han mostrado los políticos de todo el orbe, sin importar lenguaje y denominación partidista, es la falta de cumplimiento de compromisos y de respeto a una ética elemental. El cinismo se ha implantado (junto con el libre mercado) como una forma de vida (…) Obama no tomaba las riendas del gobierno, cuando ya empezaba a pelearse con Hugo Chávez, al calificarlo de ser un obstáculo para el desarrollo de America Latina (¿quiere decir que la crisis y pobreza son atribuibles al venezolano?). Me pareció una declaración de lo más desafortunada (por no decir estúpida e imbécil), pero con estos desafortunados acontecimientos creo que ya empieza a dar color de lo que está hecho” (Manuel Alejandro Robles Chavira, profesor investigador, Universidad del Mar campus Puerto Escondido, robleschavira@gmail.com)... Pedir que Obama llame a cuentas a su antecesor, “es solicitar que se ahorque antes de tiempo, ¿tiene idea de cuántos y qué poder tienen los cínicos a los que se les movió el piso según el discurso de Obama? Y si otras entidades facultadas para esa denuncia, como un día fue Baltazar Garzón, lo hicieran ¿no sería más efectivo? No espero tanto de Obama, no es Jesucristo (pero) permítanle que se acabe de sentar en la presidencial. Por lo pronto los invito al Zócalo del DF el domingo 25. No le vayan a pedir a AMLO que se inmole porque no tenemos otro” (Yolanda Robles, yrogar@yahoo.com)... Que en febrero, dice el director de Pemex.

cfvmexico_sa@hotmail.com • mexicosa@infinitum.com.mx


kikka-roja.blogspot.com/

Dejar de comer: Javier González Garza

Dejar de comer
Javier González Garza
24 Ene. 09

El Banco de México ha reportado una inflación durante el último año de 6.53 por ciento. También ha informado que la mayoría de los 28 productos que detonaron el aumento de precios son alimentos. Entretanto los salarios están estancados y crece el desempleo.

Para controlar la inflación, los tecnócratas han utilizado por años una fórmula: contracción de la demanda, es decir, disminuir lo que un salario puede comprar. Al no haber quien compre, los precios no suben y ellos cumplen su tarea, controlar las cifras macroeconómicas. Pero la gente sufre carencias y sobre todo hambre.

Mientras las ventas de ropa, víveres y enseres mayores cayeron 22 por ciento en diciembre, con respecto a 2007, según datos de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales, un estudio de la UNAM afirma que tan sólo durante la gestión de Felipe Calderón el salario ha perdido un 32 por ciento de su poder adquisitivo y se ha dado la mayor inflación de la década. La canasta básica se incrementó 67 por ciento, mientras el salario tan sólo creció 12 por ciento. Un trabajador tendría que laborar tres jornadas de ocho horas para alcanzar a comprar una canasta básica. Si hubiera empleo una opción sería trabajar todo el día con su noche para poder comer. Sin embargo, no se generan plazas laborales, y la única opción de 47 millones de pobres en este país es dejar de comer.

El autonombrado "presidente del empleo" resultó ser un gran "mata chambas", según la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), que asegura que este año sólo se crearán 75 mil plazas formales, mientras que el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) señala que en el 2008 no se crearon empleos, por el contrario, se perdieron 37 mil 500. Lo mismo aseguran el Seguro Social y el INEGI.

Por su parte, El Colegio de México publicó que en el país existen 70 millones de pobres y de éstos 23 millones no reciben ninguna ayuda oficial. Es aquí cuando las propuestas de la derecha dejan de tener sentido y parecen, nuevamente, un discurso de campaña foxista. Ahora se hacen grandes anuncios a través de "acuerdos", donde volvemos a escuchar que somos víctimas inocentes de la crisis mundial, pero aún así tenemos "un navío de gran calado", mientras la gente sigue careciendo de lo básico y el hambre se hace habitual.

La propuesta fundamental de Calderón para enfrentar la crisis fue congelar el precio del gas y la gasolina más caros de la historia, justo ahora que en el mundo bajan los precios de esos combustibles. ¿Esto revertirá el efecto inflacionario? ¿Esto posibilita que la gente pueda comer mejor? Obviamente, la respuesta para estas preguntas es "no".

El problema de la crisis es la suma de muchos errores y de la soberbia de los que hoy ocupan el gobierno. Mientras hacían las "reformas estructurales" que nos han empobrecido y nos acusaban de ser una "izquierda estridente", nos recetaban que la suya era "la única opción técnicamente viable, no ideológica". Ahora que ha estallado la crisis a que nos han llevado con su modelo y se evidencian sus equívocos, no cambian sus políticas. Al contrario de otros países, aquí se propone mantener el modelo económico intacto. Al ver las declaraciones y las medidas anunciadas, nos damos cuenta de que en México la derecha es mucho más conservadora que en el resto del mundo.

Frente a las crisis recurrentes, los últimos gobiernos han optado por los rescates enfocados a empresas, destinándoles abundantes recursos, pero nunca se proponen rescatar a los más pobres. En ésta, que ya se vislumbra como la más grande crisis del modelo económico, podrían querer aplicar la misma receta, lo que no sólo agravaría la crisis financiera, sino profundizaría la crisis de inseguridad.

¿El modelo adoptado hace 25 años es funcional a nuestro país? Nosotros hemos dicho desde el principio que no. Este modelo genera privilegios para unos pocos y pobreza para todos los demás. Creemos que el país no merece y no soportará por mucho tiempo seguir así.

Por ello es necesario hacer un alto para generar una gran discusión nacional. ¿Qué cambios en el modelo económico debe adoptar el Estado mexicano? Creemos que deben participar todos los sectores del país y discutir seria e informadamente para poder generar una propuesta válida para México, sin recetas impuestas ni modelos caducos. Se requieren medidas inteligentes, drásticas y responsables. Un país con una de las economías más grandes del mundo no puede tener a más de la mitad de su población con hambre.

El Congreso de la Unión ha dado un primer paso convocando al foro "México ante la crisis: ¿Qué hacer para crecer?" que iniciará el 27 de enero. Debemos seguirlo para conocer las conclusiones a que llegue y los compromisos que se puedan establecer por los demás actores de la nación.

Hay muchos problemas en el país, pero debemos garantizar que todos los mexicanos comamos, y tengamos empleo dignamente remunerado. Debemos hacer ver a quienes ocupan el gobierno que la economía no son números, somos personas.
kikka-roja.blogspot.com/

SEPARAMOS LA BASURA EN ORGANICA E INORGANICA Y ELLOS LA REVUELVEN AL FINAL

Separan la basura... ¡para revolverla!

Los empleados de limpieza del aeropuerto capitalino consideran innecesario separar la basura porque revuelven los desperdicios en la misma bolsa.
Foto: Paola Urdapilleta
Personal de limpieza del aeropuerto capitalino junta restos orgánicos con inorgánicos

Verónica Sánchez

Ciudad de México (24 de enero de 2009).- La separación de la basura en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), donde se generan 40 toneladas de desperdicios diariamente, es pura simulación. Los desechos de los botes con divisiones para desperdicios orgánicos e inorgánicos ubicados a lo largo de los ambulatorios, salas de espera y entradas son revueltos en un contenedor localizado afuera de la puerta 10. De acuerdo con el director del aeropuerto, Héctor Velázquez, hay 450 botes para la separación de los residuos en las terminales 1 y 2.

Sin embargo, personal de la empresa Excelgast, encargada de la limpieza del AICM en pasillos y ambulatorios, reconoció que la basura de ambos apartados va a la misma bolsa. "No vale la pena que la separen aquí porque nosotras llegamos y lo echamos en una bolsa todo", dijo Guadalupe, quien es responsable de los botes entre las puertas 1 y 7. "Yo no le veo caso que le pongan orgánica e inorgánica porque, cuando levantan la basura, todo va en lo mismo. Entonces, ¿cuál es el caso?", cuestionó Sandra, quien barre en el área de llegadas nacionales.

María Lucía, otra de las empleadas de intendencia, explicó que juntan los desechos porque la gente pone basura orgánica e inorgánica en cualquiera de los espacios de los botes. En el área de comida, en la zona internacional, hay 18 recipientes: 6 son para residuos orgánicos; 7, para inorgánicos, y en 5 no se especifica. La basura de estos recipientes, al igual que la de los demás, es removida continuamente por los trabajadores de limpieza, quienes se encargan de llevarla al contenedor ubicado debajo de un puente afuera de la puerta 10. Carlos Salazar, encargado de la base de Excelgast, dijo que la mayoría de la basura de los botes ubicados en los ambulatorios es inorgánica, mientras que en el área de comida es orgánica, por lo que, al ser puesta en la misma bolsa, cumplen con la separación en un 70 por ciento.

Las autoridades del aeropuerto no quisieron pronunciarse sobre este tema.
Igual en plazas comerciales
La separación de basura en las plazas comerciales de la Ciudad deja mucho que desear.

A pesar de haber contenedores diferenciados para residuos orgánicos e inorgánicos, la mayoría de la gente no los usa de forma adecuada y, aunque lo hiciera, los desechos volverían a ser mezclados por los empleados de limpieza, como se pudo comprobar en las plazas. Durante un recorrido, REFORMA constató que en las áreas de comida rápida de las plazas Moliere Dos22, Pabellón Polanco, Centro Coyoacán y Plaza Universidad hay botes diferenciados, pero en su interior hay residuos de todo tipo. En Antara, los botes ni siquiera están diferenciados.

Con información de Pilar Gutiérrez y Rafael Cabrera
kikka-roja.blogspot.com/

Jaime Avilés: Con Obama llegó a la Casa Blanca la perestroika al estilo gringo

Desfiladero

Jaime Avilés
jamastu@gmail.com

Con Obama llegó a la Casa Blanca la perestroika al estilo gringo
Jájajaaa, estamos fritos! SI ASÍ LOS CAPITALISTAS, YA NOS ECHAN CACAYACAS, AHORA VAN ESTAR COMO LOCOS, MENTÁNDONOS LA MADRE
SE LES DIJO MIL VECES , DERECHOSOS USTEDES SON LOS TIRANOS OPRESORES.
Tema obligatorio para intentar cualquier balance de los acontecimientos políticos semanales, es el marcado tufo a perestroika a la gringa que han dejado en el aire las decisiones inaugurales de Barack Obama. La primera que tomó fue suspender por 120 días los juicios contra seis acusados de terrorismo, presos en Guantánamo como sospechosos de los ataques a Nueva York en septiembre de 2001.

Emulando al Mijail Gorbachov de 1985, definió nuevas reglas de “transparencia” y un código de ética para los integrantes de su gobierno. Acto seguido, llamó por teléfono a líderes de Medio Oriente para buscar una salida a la “crisis de Gaza” –eufemismo para “matanza de palestinos bajo las armas pavorosas de Israel”, que Obama jamás enfocará así porque, entre otras cosas, sus compromisos con Tel Aviv le permitieron llegar a la Casa Blanca.

Renuente a perder un solo minuto en su primer día de trabajo, de inmediato consultó con los generales y almirantes del alto mando militar sobre el retiro de tropas estadunidenses de Irak. Pero antes permaneció momentáneamente a solas en la Oficina Oval, donde encontró encima del escritorio un sobre cerrado y marcado con este mensaje: “From 43 to 44”, o sea, “del (presidente número) 43 para el 44”.

En su segunda jornada de trabajo, el jueves, Obama firmó “órdenes ejecutivas” –así las llama nuestro corresponsal, David Brooks– para prohibir la tortura, clausurar definitivamente el centro de detención de Guantánamo, las cárceles clandestinas de la CIA dispersas por todo el mundo y, es de suponerse, los traslados secretos de prisioneros a bordo de aviones fantasmas.

Sin duda, el nuevo mandatario está usando el manual del buen presidente que aconseja, de entrada, poner todo el énfasis en la política exterior para obtener resultados más o menos espectaculares a corto plazo, en lo que aborda los puntos más arduos y sensibles de la agenda, empezando, desde luego, por la crisis económica del imperio y del mundo, y sus consecuencias sociales en términos de empleo, salario, salud, ahorro, vivienda, educación, medio ambiente y migraciones internas.

Impecable en su trato, en su agradable aspecto y en su elocuente oratoria, que no requiere de telepronters o discursos maquilados por terceros para comunicar sus ideas con claridad y precisión, tiene apenas cuatro años para cambiar la imagen de Estados Unidos en el tercer mundo –o, siquiera, atenuar el odio antigringo que en todas partes sembró George WC–, y mantener en pie los pilares económicos de su país, protegiendo eficazmente a la población de los estragos apocalípticos de la crisis.

Tan escaso tiempo –cuatro años– resultó, sin embargo, más que suficiente para acabar con el complejo y ambicioso proyecto, las enormes aspiraciones y el formidable capital político de Gorbachov: entre 1985 y 1989, el último gran líder soviético de la historia liquidó la guerra fría, restituyó las libertades públicas, dejó atrás la economía centralizada (que ya no era capaz de satisfacer desde el gobierno las necesidades elementales de los consumidores) y propició la irrupción de la economía de mercado y con ésta el retorno del capitalismo y el fin del modo de producción socialista.

A la vuelta de las décadas, el balance histórico de la gestión de Gorbachov dice que éste auspició la reunificación de las dos Alemanias tras la caída del muro de Berlín. Además, liberó del yugo del Kremlin a Estonia, Letonia y Lituania; ayudó a poner fin a las dictaduras estalinistas de Hungría, Polonia, Rumania y Checoslovaquia, pero no pudo meter las manos para evitar que, tras la muerte de Tito, Yugoslavia se desintegrara en una sucesión de guerras de limpieza étnica, tras las cuales surgieron tres pequeños países marcados aún por el odio: Serbia, Croacia y Montenegro.

Toda la geografía política del mundo cambió desde entonces. Nuevas repúblicas adquirieron un puesto en la ONU, los viejos mapas dejaron de funcionar. A Gorbachov, dicen los que saben, no le faltó tiempo para concretar su proyecto, sino que llegó a ponerlo en marcha cuando era demasiado tarde: las estructuras de la URSS estaban podridas y era inminente su derrumbe.

Entonces, por supuesto, salió a flote una de las mafias más sanguinarias y crueles de la Tierra, que se había incubado, a lo largo de muchos años, a la sombra de la burocracia soviética, donde el poder político y los privilegios de los altos miembros de la nomenklatura del sistema eran desde hacía rato sinónimo de delincuencia organizada, como ahora ocurre en nuestro país.

Aquí, el cambio de rumbo impuesto en 1982 por el gobierno de Miguel de la Madrid exacerbó la corrupción que existía en las entrañas del partido oficial y, aunque el eslogan del sexenio aspiraba a la “renovación moral” de la sociedad, fue en ese periodo cuando se disparó el auge del narcotráfico y la gestación de otra mafia, la nuestra, que hoy por hoy compite en crueldad y poderío económico con la rusa.

Desde una óptica ajena a cualquier nostalgia por aquel socialismo autoritario y corrupto que no funcionó, el colapso del imperio soviético abrió un proceso de descolonización que eximió a Moscú de la obligación de calzar y vestir a millones de vasallos improductivos. Libre de esa carga insoportable, Rusia se reconvirtió en una potencia capitalista moderna, que hoy posee y explota el mayor yacimiento de gas natural del mundo, merced a lo cual se permite hablar de tú a tú con China e India, acerca de lo que podría llegar a convertirse en una poderosa alianza asiática contra Estados Unidos.

Obama enfrentará, como es obvio, problemas muy distintos a los que encaró Gorbachov en su momento, pero no podrá soslayar que su pueblo lo llevó al poder porque considera que es el único líder capaz de mejorar los niveles de vida de la gente, mientras, por su parte, las grandes corporaciones toleraron su ascenso para que mantenga el predominio hegemónico del imperio en el mundo y tenga a raya a los gigantes del Oriente.

Resolver las tremendas contradicciones que ya existen y van a agudizarse entre el pueblo de Estados Unidos, empobrecido por el neoliberalismo, y los apetitos insaciables de las empresas y los bancos que ahora tanto dependen de la ayuda financiera gubernamental, será a todas luces el reto más apasionante y complejo de Obama.

Ojalá, para tratar de resolver semejante galimatías, vuelva los ojos a México y se informe acerca de un movimiento social, muy poderoso y extendido en estas tierras, que se consolidó a partir del momento en que buscando la Presidencia de la República, un carismático dirigente popular dijo y repitió en miles de discursos: “para que a todos nos vaya bien, primero los pobres”. Ese líder y ese movimiento van a reunirse mañana, a las 10 de la mañana en el Zócalo. Allá nos vemos…

kikka-roja.blogspot.com/

Economía: cambiar el rumbo

Economía: cambiar el rumbo
Editorial
El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Agustín Carstens, señaló ayer que, de cara a la actual crisis financiera mundial, el gobierno federal ha dispuesto una inyección de 400 mil millones de pesos para el rescate de la economía mexicana: 200 mil millones contemplados en los dos planes anticrisis que ha puesto en marcha la administración calderonista –monto que equivale, a decir del funcionario, a 1.8 por ciento del producto interno bruto–, y 200 mil más por concepto de fondos y garantías otorgados mediante la banca de desarrollo, impulso que, según Carstens, “hace 20 años no hubiera sido posible, y eso simplemente resalta las fortalezas que ha venido adquiriendo el país en estos años”.

La presente coyuntura no sólo ha puesto en evidencia, a escala mundial, la voracidad y el carácter destructivo del modelo económico dominante, sino también las deficiencias de las autoridades mexicanas –formadas en la ortodoxia neoliberal– para manejar el rumbo financiero del país: cuando la crisis actual comenzaba a manifestarse en todo el orbe y a dar los primeros signos de crudeza, el gobierno federal no pudo o no quiso articular un discurso de mínima congruencia con la situación, y demostró carecer de un mínimo de realismo para aceptar, primero, la existencia de la crisis, y para dimensionar, después, su tamaño y gravedad.

A golpes de realidad, y ante el reconocimiento global de la necesidad de la intervención del sector público para corregir los efectos de los descalabros financieros, la administración federal se vio obligada a abandonar la inacción que la había caracterizado, pero lo hizo de manera por demás tardía y errática: con la puesta en marcha de medidas que resultan insuficientes, pues no alcanzan a corregir los efectos de otras que se han puesto en marcha y que son ofensivas para la economía de millones de mexicanos –como es el alza de las gasolinas y el diesel–, y con el mantenimiento de inercias características de los recientes gobiernos, orientadas al salvamento de las grandes empresas y los capitales financieros, no al auxilio de los ciudadanos comunes.

Al día de hoy, en los paquetes de acciones anunciados por el gobierno no se prevén medidas para rescatar el campo, rubro por demás importante en un escenario de crisis alimentaria; tampoco se ven intenciones de avanzar hacia una política fiscal que dote de recursos al Estado sin ensañarse con los pequeños contribuyentes; no se vislumbra voluntad de los actores políticos y económicos para concluir la injusta política de contención salarial, ni se ha avanzado en el restablecimiento de los aparatos de bienestar y en el resarcimiento de las conquistas laborales que se han perdido en las últimas dos décadas.

En suma, no se ha hecho nada para corregir de fondo los problemas que han hecho vulnerable a México ante coyunturas mundiales como la actual, y que pasan por la aplicación de un modelo que ha derivado en un incremento de la pobreza, la marginación, la desigualdad; que ha potenciado la dependencia de la economía mexicana en relación con la estadunidense, y cuyos supuestos beneficios hoy quedan en entredicho, como lo demuestra el saldo negativo de la balanza comercial registrada durante 2008, que, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), asciende a 16 mil 838 millones de dólares, monto superior en más de 50 por ciento en relación con el obtenido en 2007 y que representa el peor déficit desde 1995.

Ante estas consideraciones, es claro que los planes de rescate anunciados por el gobierno federal no serán de ayuda para el común de la población en tanto no se reoriente el rumbo de la economía nacional.

kikka-roja.blogspot.com/

PRD NI ya decidió todas: comicios internos 53 candidaturas del DF, Edomex y Zacatecas

Mantiene en reserva 247 posiciones a diputados federales por mayoría relativa
Definirá el PRD en comicios internos 53 candidaturas del DF, Edomex y Zacatecas
Según Padierna, aún se pugnará por un acuerdo integral en busca de evitar esas votaciones

Alma E. Muñoz

Ampliar la imagen Durante la sesión del primer pleno del séptimo Consejo Nacional del PRD, ayer Foto: José Antonio López

El Consejo Nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD) acordó celebrar comicios internos en los 27 distritos electorales de la capital del país y 22 del estado de México para elegir a sus candidatos a diputados federales y locales en ambas entidades. Éstos, sumados a los cuatro de Zacatecas, donde también habrá comicios, arrojan un total de 53. La decisión se tomó anoche, tras la falta de acuerdo entre los bloques de Izquierda Unida y Nueva Izquierda para evitar, como pugnaban el jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, en el caso del Distrito Federal, y el presidente nacional del partido, Jesús Ortega, las elecciones. Alternativa Democrática Nacional (ADN) se convirtió en el fiel de la balanza, al optar por esta vía y dejar solo, en esta ocasión, al grupo del dirigente nacional, con quien se alió en los comicios internos del 16 de marzo pasado.

Como se esperaba, los consejeros nacionales también aprobaron reservar las 200 candidaturas de representación proporcional, que previamente acordadas por los principales dirigentes de corrientes.

Lo hicieron antes de que se decretara un receso de la sesión durante casi siete horas, para después votar los acuerdos relativos a las reservas –pese a la oposición del ex presidente nacional del partido Leonel Cota Montaño, porque se reservaron los dos distritos de su estado, Baja California Sur– y escuchar dos intervenciones de la secretaria general del partido, Hortensia Aragón, en un lapso de 15 minutos.

Aragón presentó el recuento de lo hasta ahora alcanzado en este primer pleno extraordinario del séptimo Consejo Nacional, que se inició el viernes de la semana anterior, se fue a receso, continuó ayer y otra vez se decretó receso hasta nuevo aviso. Según la secretaria general, de los 300 distritos electorales se reservaron 250 para candidaturas a diputados federales por el principio de mayoría relativa, y 50 para elección interna. Pero la suma es en realidad de 247 y 53, respectivamente, tomando en consideración lo que se determinó en Zacatecas, el estado de México y el Distrito Federal.

Jesús Zambrano, de Nueva Izquierda, y Dolores Padierna, de Izquierda Democrática Nacional (IDN), señalaron que los resolutivos no significan el término de las negociaciones. La segunda manifestó que aún pugnarán por un acuerdo integral en busca de evitar los comicios. Mientras, el senador René Arce pidió al jefe de Gobierno capitalino ser, en el caso del Distrito Federal, árbitro imparcial y blindar los programas sociales para evitar su uso electoral.

Por lo pronto, hoy comienza el proceso de registro de precandidatos, y terminará el día 28. En Izquierda Unida ya hay una proyección sobre el reparto de candidaturas en la capital del país, aunque no es definitivo:

De 40 candidaturas a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, IDN tendría unas 18; Izquierda Social, 12; Unyr, 6; consideran en riesgo dos en las delegaciones Miguel Hidalgo y Benito Juárez, y el resto sería para el grupo de Ebrard.

Para 27 diputaciones federales: IDN 12; Izquierda Social 7; Unyr, 5; Ebrard 3. Falta incluir una para ADN. Y para las delegaciones políticas: IDN 5-6; Unyr 3-4; Izquierda Social 1-2 y en franja de riesgo: Miguel Hidalgo, Benito Juárez, Iztapalapa y Venustiano Carranza.

El diputado federal Alejandro Sánchez Camacho informó que se acordó, dentro del bloque, que nadie se puede registrar como candidato hasta el lunes o martes; y Padierna precisó que Izquierda Unida presentará candidatos de unidad en todos los casos.

Denunció que Nueva Izquierda ya cuenta con una lista de cinco candidatos a diputados por la vía plurinominal, cuando se había acordado sacarla de unidad entre las corrientes. Entre los contemplados: Leonel Cota, Alejandro Encinas, Guadalupe Acosta Naranjo y Martha Dalia Gastélum.

Las elecciones internas están previstas para el 15 de marzo próximo.

En el largo receso del día, un grupo de perredistas de Tlalnepantla irrumpió en la sede del consejo, en la Expo Morelos, para exigir elecciones en este lugar. A Jesús Ortega lo rodearon durante algunos momentos y después su petición fue atendida por una comisión.

kikka-roja.blogspot.com/

PRD En disputa: candidaturas: Deshacen a NI en reclamos

  • En disputa, candidaturas por el DF, Zacatecas, estado de México y “tal vez” BCS
  • En la lucha por el “poder real”, desoye el PRD opiniones y va a elecciones internas
  • Fracasó intento de Ebrard para convencer a las corrientes de que aceptaran reparto de cuotas

Arturo Cano
RAYUELA
Dicen en el PRD que para NI los acuerdos alcanzados en su consejo respecto a la capital y el estado de México no son más que una sopa de su propio chucholate.

MORALEJA
EL AMOR NACIDO DE LA TRAICIÓN ES MEJOR PERDERLO QUE VIVIRLO:
JESUS ORTEGA VIVIRÁ EL PEOR DESMADRE DE SU VIDA
LA RUTA NO ERA PEGARLE A AMLO NI AL MOVIMIENTO CIVIL, PERO LO HIZO PARA COMPLACER A CALDERÓN Y A LA DERECHA.
Ampliar la imagen José Ángel Ávila, Armando Quintero y Alejandra Barrales durante la sesión del Consejo Nacional del Partido de la Revolución Democrática Foto: José Antonio López

Contra su historia reciente, contra los consejos de los analistas cercanos y por encima de la opinión de muchos de sus cuadros destacados, el Partido de la Revolución Democrática va a elecciones internas de candidatos en el Distrito Federal, buena parte del estado de México, Zacatecas y quizá Baja California Sur. En otras palabras, en 50 de 300 distritos. No está mal un acuerdo que deja sólo una sexta parte en el pleito “a despensa limpia”, como se bromea en la sesión del Consejo Nacional. La realidad política, la disputa por la mayor patente de la izquierda o la memoria flaca se imponen. Todos recuerdan la devastación que en la opinión pública provocó la elección de marzo de 2008. Pero a la hora de la “política real”, el riesgo de un nuevo cochinero pasa a segundo plano.

En el arranque del día, los integrantes de la Comisión Política Nacional se frotan las manos, satisfechos, al presentar el acuerdo que “reserva” la totalidad de las candidaturas plurinominales a diputados federales. Los aspirantes surgirán de un proceso de “consensos” entre los grupos del partido, y en esas listas habrá nombres que, quieren los perredistas, ayudarán a mostrar que su partido tiene influencia en sectores sociales de los que se había alejado. Pero luego de la “reserva” de las pluris, se entre en un letargo, a la espera de los últimos amarres que permitan no ir a elecciones.

En el caso del Distrito Federal es casi imposible. En Zacatecas la idea de elecciones es de la mismísima gobernadora. En Baja California Sur, del gobernador. Y en el estado de México, contra la costumbre, el bloque chuchista exhibe sus contradicciones.

–¿El atorón es por diputaciones locales y alcaldías?
–Es por el poder real, sí –dice, risueño, el senador Héctor Bautista, jefe de la Alianza Democrática Nacional (ADN), siempre aliada de Nueva Izquierda (NI), menos ahora, en el momento de la lucha por “el poder real”, es decir, las presidencias municipales. Bautista ubica los principales problemas en el gigante granero electoral de Ecatepec y en Tultitlán. NI, dice, se negó a aceptar “criterios”, principalmente la evaluación de los gobiernos municipales. “Si el gobierno es bien evaluado, el grupo que lo tiene debe repetir.

“Yo no voy a romper mi alianza con Cureño (José Luis Gutiérrez, alcalde de Ecatepec)”, les dijo Bautista a los chuchos y ahí se rompió la taza. A las 6 de la tarde, los consejeros nacionales vuelven a reunirse. Pero en otro salón del mismo edificio sesiona el consejo del estado de México, en el último jalón en busca de acuerdos. Al final, deciden ir a elección en 22 distritos federales y un buen número de locales y alcaldías.

La madre de las batallas y la nieve de limón

En el Distrito Federal, el bastión emblemático del PRD, no se andan con medias tintas: van a elección en todas, salvo que un acuerdo de última hora cambie la decisión de los grupos capitalinos de medirse en las urnas. “Izquierda Unida (IU) quiere tener la madre de todas sus batallas en el DF”, dice uno de los principales dirigentes de NI.

No es la única fuerza que anda en esos trotes.

“René Arce (NI) quiere la jefatura de Gobierno en 2012, y desde ahora busca asegurarla, como si los demás no contáramos”, replica un jefe de IU. Héctor Bautista abona al panorama: “Izquierda Democrática Nacional (IDN, la corriente bejaranista), cree que puede ganar más de lo que tiene, y NI quiere reservar el mayor número posible de federales para tener una red de protección”. Las negociaciones fallidas han sido arduas con un árbitro de lujo: el jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, empeñado siempre en que no se llegara a comicios internos. En esa calidad, Ebrard intentó, durante semanas, convencer a los grupos de aceptar un reparto de cuotas que en esencia se reducía a respetar las delegaciones que cada uno ya gobierna y pedirles una reducción de sus diputaciones locales y federales.

Uno de los últimos ofrecimientos de Ebrard a NI fue de 12 diputaciones locales, ocho federales y tres delegaciones (incluyendo su bastión, Iztapalapa). NI, sobre todo por la negativa de Arce –quien maneja a su grupo con cierta independencia respecto de los chuchos grandes–, rechazó ese ofrecimiento. Para hacer más atractiva la oferta, cuenta un dirigente de NI, también les sugirieron, aunque no directamente Ebrard, que podrían tener “espacios” en la administración local, “aunque no han aterrizado nada”. Ya en esta semana, NI planteó al gobernante capitalino la cuota con la cual aceptaría no ir a elecciones internas: 15 diputaciones locales, 10 federales y cuatro o cinco delegaciones.

“No recibimos ninguna respuesta”, dice un jefe local de NI.
“Sólo faltó que dijeran de qué querían su nieve de limón”, les replican en Izquierda Unida.

En el último jalón, cerrada ya la posibilidad del acuerdo, NI propuso que se reservaran “para candidatos externos” sólo cuatro distritos federales. IU rechazó la propuesta porque –argumentó– sólo se estaban entregando distritos donde ellos son mayoría.

Tener 17 diputados locales o más garantizaría a cualquier agrupamiento el control de la Asamblea Legislativa, tal como hace ahora NI. “Esa no es nuestra disputa, nosotros aceptamos de antemano que alguien propuesto por Ebrard sea el coordinador de la Asamblea”, dice Jesús Zambrano, coordinador nacional de NI. Cerrada la vía del acuerdo, los grupos del DF afilan sus lanzas para la batalla. Los dos agrupamientos mayores, NI e IDN, se dicen seguros de ganar de todas, todas. En IU confían en que irán en bloque, con Marcelo Ebrard, para avasallar a Nueva Izquierda. Los chuchos piensan que los subestiman. Y más. “Vamos a enfrentar a Izquierda Desunida; ya muchos grupos locales se nos han acercado, en firme, en caso de que haya elección, para decirnos que irían con nosotros”.

La fuerza de los gobernadores

En Zacatecas, Amalia García está decidida a “hacer valer su fuerza” en los comicios internos. Los chuchos buscaron convencerla hasta el último momento, sobre todo porque atribuyen a una estrategia similar los malos resultados del PRD en la última elección local. En Baja California Sur, el pleito es entre el actual mandatario, Narciso Agúndez, y el ex gobernador Leonel Cota. El ex presidente nacional perredista calculó que podrían dejarlo fuera de la “franja de seguridad” y optó por buscar la elección interna. “Es un procedimiento equivocado (la reserva). ¿Hacerlo sólo porque la experiencia nacional es amarga? Allá las internas nos han salido muy bien”. A la hora de la votación, sólo Cota levanta su gafete, abatido en su asiento. Sin embargo, el presidente del consejo, Camilo Valenzuela, declara cuatro abstenciones “y ni un voto en contra”. “Es que no se ve”, justifica después.

Con todo, Cota insistirá en buscar un sitio en las plurinominales. “Si no cierro filas con el PRD puedo abrirle las puertas al peor partido de México, al de Elba Esther Gordillo”. Se cierra el consejo. Siguen atentos el fin de la sesión los encargados de prensa de NI. Igual que los de ADN. Y quizá el equipo que IDN está armando. Esto debe ser, hay que suponerlo, el partido –frente que proponían hace tiempo los chuchos. Por algo, en el enorme Centro de Negocios cada corriente tiene salón para sus propias reuniones. Como si fueran varios partidos en uno.

Es el resultado de muchos años de batallar contra los “caudillos” y los “poderes fácticos”. El PRD al fin en manos de los “coroneles”. Cada quien su piso, su sala, sus canicas, sus candidaturas, sus territorios. Tantos años de querer “institucionalizar” el PRD y terminaron institucionalizando los Balcanes. No es un mérito menor.

kikka-roja.blogspot.com/

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...