BUSCA, BUSCADOR

domingo, 25 de enero de 2009

Debo, no niego; pago lo justo: Mario Di Costanzo

Mario Di Costanzo Armenta
Debo, no niego; pago lo justo

Sin lugar a dudas la tarjeta de crédito (TDC) es uno de los productos financieros de mayor penetración en México: en la actualidad se estima que existen 24 millones de “plásticos” con una cartera de aproximadamente 321 mil millones de pesos, mismas que son ofrecidas a través de 18 bancos y se pueden encontrar en más de 120 marcas, entre las que destacan las llamadas clásica, oro y platino.

Sin embargo, la falta de una adecuada cultura financiera, la estrategia implementada por los bancos al utilizar el llamado “crédito al consumo” como una herramienta de penetración de mercado y el deterioro del ambiente económico (mayor desempleo, pérdida de poder adquisitivo y elevadas tasas de interés) ocasionan que muchos tarjetahabientes hayan caído en un sobrendeudamiento que genera que la cartera vencida del crédito al consumo observe un crecimiento de 57 por ciento entre diciembre de 2006 y septiembre de 2008.

De esta manera, las agresivas campañas para la colocación de “plásticos” bancarios y comerciales, la ampliación de líneas de crédito sin previa opinión del cliente, la falta de análisis de su capacidad crediticia y la penetración de este producto entre la población de menores ingresos ha llevado a que la “cartera vencida” del crédito al consumo se ubique ya en casi 25 mil millones de pesos, cifra que resulta 206 por ciento superior a la registrada en diciembre de 1997, cuando los bancos que operaban en México fueron rescatados de manera ilegal y con recursos públicos a través del Fobaproa.

Lo anterior cobra relevancia en virtud de que –de acuerdo con la propia Comisión para la Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef)– se estima que cada usuario posee en promedio 1.5 tarjetas de crédito, lo que arroja entonces que en México existen 16 millones de personas que poseen tarjetas de crédito.

Más aún, la propia Condusef estima que cada línea de crédito revolvente que otorga uno de estos plásticos es de 17 mil pesos en promedio, por lo que se puede concluir que esta situación afecta ya a cuando menos un millón y medio de personas y seguramente este número se incrementará durante el presente año debido al incremento en las tasas de interés y el deterioro cada vez mayor del ambiente económico.

En este punto, conviene preguntarnos: ¿cómo es posible que la línea de crédito promedio de estos “plásticos” sea de 17 mil pesos, cuando de acuerdo con la Encuesta Ingreso Gasto de los Hogares 80 por ciento de las familias del país vive con un ingreso inferior a 10 mil 500 pesos mensuales?

Esto refleja una gran irresponsabilidad de los bancos, al haber otorgado un crédito superior en 70 por ciento al ingreso máximo de millones de familias.

Pero más graves aún resultan los ilegales mecanismos que utilizan los bancos –y los despachos jurídicos que éstos contratan– para recuperar los adeudos de las personas que han caído en cartera vencida.

Estos mecanismos incluyen desde el acoso permanente a los deudores y a sus familias, hasta el cobro “a lo chino” de cuentas de ahorro o de nómina que los deudores poseen en las instituciones bancarias.

Y lo señalo porque en la página de Internet de la Condusef, bajo el título de Los nuevos derechos de los usuarios de las tarjetas de crédito aparece como “derecho del banco que te puede cargar a tu cuenta de cheques u otras cuentas” el adeudo vencido en tu tarjeta de crédito.

Sin embargo, no explica que para que el banco pueda hacer esto debe estar claramente estipulado en el contrato que celebró con el usuario de la tarjeta de crédito y del cual debió entregar una copia al tarjetahabiente. Por ello, si el banco no entregó dicho contrato en tiempo y forma, está imposibilitado para cobrarse “a lo chino”.

Por tanto, es conveniente que los deudores tengan muy presentes los siguientes consejos para que no se dejen sorprender por las arbitrariedades que cometen las instituciones de “agiotismo” llamadas bancos:

No te dejes acosar por los bancos o las compañías administradoras de cartera o despachos jurídicos de cobranza.

No firmes ninguna restructura crediticia a menos que hayas tenido la asesoría jurídica de alguna asociación de deudores, con autoridad moral, honradez y honestidad probada.

Los bancos no pueden congelar tus cuentas de ahorro, de nómina o de pensionado, aun cuando tengas adeudos con las instituciones bancarias, si no está claramente estipulado en el contrato que firmaste cuando te otorgaron tu tarjeta de crédito.

Existen mecanismos jurídicos para defendernos de las arbitrariedades que se cometen en contra de los deudores. Sin embargo, la atención de estos casos requieren de asesoría técnica y jurídica,

No es un delito haber caído en cartera vencida y con más razón si perdiste tu empleo o si eres víctima de la negligente política económica, implantada por el gobierno de la “estabilidad y el empleo”.

No puedes ser embargado: una tarjeta de crédito es un “préstamo dado sin ninguna garantía”.

De hecho, si a Felipe Calderón en verdad le interesa el bienestar de la gente debería impulsar un programa de restructuras de adeudos que involucrara al gobierno, a los bancos y a los deudores, el cual funcionaría de la siguiente manera:

El gobierno absorbería 20 por ciento de la cartera vencida de las tarjetas de crédito; los bancos tendrían que absorber 25 por ciento, y los deudores pagarían el restante 55 por ciento de su cuenta actual en seis mensualidades fijas. En el caso de los trabajadores desempleados, su adeudo se congelaría hasta que pudieran encontrar un nuevo empleo. Por eso digo: debo, no niego; pago lo justo.


kikka-roja.blogspot.com/

Las reservas de Pemex en aguas profundas, según Stratfor: Alfredo Jalife

Bajo la Lupa
Alfredo Jalife-Rahme

Las reservas de Pemex en aguas profundas, según Stratfor

Ampliar la imagen Aspecto del complejo petrolero de Cantarell Foto: Archivo

Las reservas de los hidrocarburos en el Golfo de México constituyen la mayor parte de los activos de Pemex y, dependiendo de quien las estime o mida, oscilan desde el doble hasta 10 veces las de tierra firme.

Los gobiernos panistas de Fox y Calderón se han consagrado deliberadamente a engañar sobre las cantidades reales de las reservas en tierra firme. Fox se dedicó en su aciago sexenio a jugar con el acordeón de las cifras en tierra, que un día eran de 18 mil millones de barriles y otro eran reducidas a 10 mil millones, dependiendo de los intereses coyunturales.

No hay problema: nos podemos quedar con ambas cifras en tierra firme, justamente para contrastarlas con las reservas más pletóricas en las profundidades del Golfo de México, que para el gobierno calderonista oscilan con abultada imprecisión desde 40 mil millones de barriles (según Jesús Reyes Heroles junior), pasando por los 60 mil millones de barriles de Calderón, hasta los exuberantes 100 mil millones de la Secretaría de Energía (en la etapa de Georgina Kessel).

Si nos enfocamos sólo en las cifras de dos gobiernos panistas consecutivos, en uno de los cuales el mismo Calderón fue titular de Energía durante ocho meses (es decir, que carga con la responsabilidad de los mendaces números foxianos en año clave de 2004), las reservas en las aguas profundas del Golfo de México serían, en un caso máximo, 10 veces mayores a las reservas en tierra firme, y dos veces mayores, en un caso mínimo.

El foco de atención de las trasnacionales anglosajonas, así como su ventaja competitiva debido a su control tecnológico (es decir, donde obtendrían suculentas ganancias con poca transparencia y vigilancia), es el “tesoro” de los hidrocarburos en el Golfo de México, como se desprende de un “estudio” de Stratfor (“Producción en declive de Pemex”, 20/1/09).

Pone en relieve la caída de la producción en 9 por ciento en 2008 que se debe primordialmente al abrupto declive del yacimiento Cantarell (el tercero del mundo), en la zona campechana, que provee la tercera parte del total.

A su juicio, el declive es “irreversible” en el “corto tiempo” debido a la “capacidad limitada (sic) para conducir perforaciones en las aguas profundas, el clima de inversiones inestable y una industria energética sujeta a pesadas (sic) restricciones legales”.

Luego realiza cuentas alegres y cita la “pérdida” de 20 mil millones de dólares en 2008 por la declinación en la producción. Más que perder, sería más juicioso indicar que Pemex dejó de ganar tal cantidad, que no es lo mismo.

Por cierto, hoy la producción total de Pemex se encuentra en 2.8 millones de barriles al día, es decir, un millón de barriles al día menor que en 2004 (año clave).

Queda por explicar por qué Pemex en 2004, es decir, en plena etapa foxiana (justamente con Calderón como su titular de Energía), aumentó en forma irresponsable la producción a 3.8 millones de barriles al día mediante la inyección de nitrógeno cuando los precios se hallaban sumamente bajos. Por cierto, la inyección de nitrógeno ha sido una práctica demencial y muy costosa.

Stratfor critica que Pemex “nunca desarrolló una capacidad de perforación en aguas profundas que le permitieran explotar nuevos yacimientos más allá en las profundidades marítimas (donde se encuentra la mitad de las reservas de crudo de México)”. ¡Hallazgo mayúsculo! : mínimamente, la mitad de las reservas de Pemex se encuentran en el Golfo de México.

Repite las mismas críticas de la prensa anglosajona: “Pemex carece sencillamente del dinero (sic) o de la capacidad (sic) técnica doméstica para explotar los yacimientos profundos en el Golfo de México”.

“Dinero” es lo que sobra a Pemex y la tan cantada “capacidad técnica” (por donde se han agarrado las trasnacionales con sus “rendijas legales”), no es nada del otro mundo y se aprende entre dos o tres años como máximo.

Como buen abogado de los intereses petroleros unilaterales estadunidenses, Stratfor fustiga la “prohibición de la Constitución para formar asociaciones con las empresas trasnacionales que les permitiría poseer (sic) parte (sic) de la producción petrolera”.

Esta es una verdadera falacia, pues las cuentas alegres de las trasnacionales pueden ser abultadas en la cuenta final cuando aparezca que se gana más perforando, extrayendo y distribuyendo en el Golfo de México, que siendo dueños de los hidrocarburos: éste es justamente el gran negocio de la perforación en las aguas profundas donde el “factor tecnológico” confiere un valor agregado muy superior a la materia prima subvaluada. Si no fuera negocio, ¿para qué se quedan en México a perforar?

Stratfor se estancó en el pasado de la década de los 70 y miente cuando afirma que la tónica mundial siguen siendo tanto los “acuerdos de participación en la producción” como las “asociaciones estratégicas” que son “métodos comunes de atraer inversiones foráneas”.

Acepta que el “gobierno mexicano aprobó un paquete de reforma energética” el pasado octubre que “restructurará a Pemex para aumentar su eficiencia y permitir alquilar (¡supersic!) a las petroleras internacionales con el fin de aumentar el acceso (sic) del país al conocimiento tecnológico (¡supersic!). ¡Este peine está muy visto!

Insiste en la “dificultad de Pemex para conseguir el financiamiento (sic) que necesita con el fin de alquilar (sic) el conocimiento foráneo (sic)” y oculta que el verdadero problema de Pemex no son sus ingresos, sino el manejo fiscal al que le obliga la Secretaría de Hacienda que, sin contar la desnacionalización bancaria, en vez de estimular la producción se ha dedicado a especular con los “derivados financieros” (ver Bajo la Lupa, 23/11/08).

Para paliar el declive de Cantarell a la mitad de su producción en los “próximos años”, Stratfor desestima su compensación mediante la apertura de yacimientos en tierra firme (Veracruz y Puebla) que serán efectivos hasta 2021. Vuelve a la carga sobre el verdadero tesoro: la “prometedora (¡supersic!) exploración en las aguas profundas”, con “reservas de 24 mil millones de barriles”, cuyo único problema es la carencia de “capacidad tecnológica” de Pemex. ¡Este disco está muy rayado!

Asevera que las dos plataformas de Pemex en aguas profundas, más tres que llegarán el año entrante, “producirán menos de 100 mil barriles al día hasta 2015”.

Como se nota, Stratfor cierra todos los caminos a la producción doméstica de Pemex, cuya “salvación” pasa inevitablemente por la “ayuda tecnológica” de las trasnacionales anglosajonas. ¡Cómo no!


kikka-roja.blogspot.com/

México ante la crisis: Miguel Ángel Granados Chapa

PLAZA PÚBLICA
México ante la crisis
Miguel Ángel Granados Chapa
25 Ene. 09

Mientras se programan foros para discutir la crisis, movilizaciones campesinas y obreras siguen ocurriendo ante decisiones que lejos de solucionar problemas complican todavía más la situación

Con la perspicacia que, junto con la socarronería lo hacen un político singular, desde diciembre pasado Manlio Fabio Beltrones lanzó la iniciativa de discutir en foros legislativos la crisis en que se adentraba nuestro país. Se trataría de debates semejantes a los que él mismo promovió para la reforma del Estado (que se limitó a la electoral, de la que hoy parece arrepentido) y los que acogió respecto de la reforma petrolera. Consiguió que el Senado acogiera la idea y consintió después que se sumara a ella la Cámara de Diputados. Pasado mañana, martes, y el jueves próximo se realizarán las magnas sesiones iniciales. Contará con un vistoso elenco internacional: Ricardo Lagos, Felipe González, Romano Prodi, etcétera.

En el entretanto el presidente Felipe Calderón se anticipó al resultado de la consulta que emprenderá el Congreso, y el 7 de enero presentó un programa, disfrazado de acuerdo nacional, en defensa de la economía familiar y el empleo, con diversas medidas que han comenzado a aplicarse. Aunque formalmente lo aplaudió, y toda vez que no era verdad que concurriera a la formulación de un pacto, sino sólo a conocer decisiones gubernamentales, el sector privado expresó algunas reticencias en la aparatosa ceremonia misma en que se lanzó el plan mexicano ante la crisis. La oposición política y las organizaciones sindicales y campesinas fueron más explícitas en su crítica al programa del Ejecutivo. Además de señalamientos que anotaban insuficiencias o errores sectoriales, fue unánime la censura al congelamiento al precio de las gasolinas, no por la fijación en sí misma, se entiende, sino porque se estabilizaron precios que habían aumentado 34 veces y se hallaban en niveles muy altos. Casi nadie, más que los afectados, reaccionó inmediatamente respecto del precio del diesel, cuyo precio continuó siendo objeto de alzas semanales a pesar de que una movilización pesquera había iniciado el 1o. de enero una huelga cuyas demandas, visiblemente en torno del combustible, han puesto de manifiesto la grave crisis, colapso cabría decir, que viven segmentos de la industria pesquera, especialmente la captura y empaque de camarón.

Sin pretender forjar un frente explícitamente contrario a las medidas gubernamentales del 7 de enero, las cúpulas empresariales organizaron foros regionales con el optimista título "De la crisis al crecimiento. Acciones y propuestas del sector privado", con el fin de sintetizar la posición empresarial que será pre- sentada el 29 de enero en el Senado. Del lunes 19 al viernes 23 se realizaron sesiones en Querétaro, Guadalajara, Ciudad Obregón, Monterrey y Mérida, y mañana lunes se compendiarán sus conclusiones en la reunión de clausura en la Ciudad de México. Se anticipa ya que la posición del sector privado pondrá énfasis en los aspectos fiscales, ausentes del programa, y en el impulso a la liquidez.

Por ejemplo, en el primero de los foros regionales se "propusieron treguas, periodos de gracia y ampliación de plazos para el pago de impuestos y cuotas patronales" y se requirieron "medidas fiscales que permitan inyectar liquidez a la economía" (El Financiero, 21 de enero). En igual sentido se manifestaron los dirigentes empresariales Ricardo González Sada, presidente de la Coparmex, y Federico Toussaint, que encabeza la Cámara de la Industria de Transformación en Nuevo León. Dijo el primero, al cabo de la sesión regiomontana del foro, que el plan anticrisis "carece del componente de apoyo directo a la liquidez. En el tema tributario, a diferencia de otras economías donde se han tomado medidas para aligerar la carga tributaria y su presión, en México vamos al revés: en vez de reducirla se incrementó la tasa del IETU (Impuesto Especial de Tasa Única)". Y el segundo: "Las medidas anunciadas fueron muy débiles: la gasolina nos la dejaron con los precios muy altos y en el diesel estamos preocupados por el efecto inflacionario y porque hoy por hoy es más caro que en Estados Unidos" (Reforma, 23 de enero).

Dentro y fuera de esos foros ha aparecido otra causa de descontento empresarial con el desempeño gubernamental en materia económica, que es el desdén por sus intereses y sus opiniones. En la industria hulera, por ejemplo, hay inconformidad con la reducción y aun eliminación de aranceles a varios tipos de llantas, decretada por la Secretaría de Economía y, más que nada, por el modo de hacerlo, pues tras expresarlos ante la subsecretaría de Industria y Comercio, "supuestamente las autoridades tuvieron por válidos nuestros argumentos, asegurándonos que durante 2009 las fracciones arancelarias correspondientes no sufrirían cambios". Puesto que sí los hubo, como los productores se enteraron por el Diario Oficial del 24 de diciembre pasado, la Cámara Nacional de la Industria Hulera plantea que "existe el grave riesgo de que se impacte el 75 por ciento del mercado nacional de llantas con la consecuente afectación del empleo, misma que se traducirá a la posible pérdida de alrededor de 7 mil empleos directos y 12 mil indirectos".

Semejante artería, ellos por parte de la Secretaría de Agricultura (Sagarpa), padecieron los algodoneros, los de Baja California al menos, que por el Diario Oficial del 2 de enero conocieron una decisión que "se tomó sin consenso ni acuerdo previo alguno con el sistema-producto algodón, pocos días antes de que se inicie la siembra del ciclo 2009". Se trata de la reducción por 25 centavos de dólar de un subsidio (llamado en el caso "ingreso Objetivo"), que bajó de 67.75 centavos de dólar por libra a 42.50. La vigencia de aquel monto, informan los afectados, "fomentó la cadena productiva, generando más de cinco mil empleos directos en la zona y fortaleciendo el cultivo que genera más de 600 mil jornales directos por temporada, siendo el de mayor importancia social en la región".

En otra franja de la sociedad las reacciones al programa del 7 de enero (que ignoró la actividad agropecuaria) han sido más enfáticas y llevado a la movilización. Aparte la que afecta al sector pesquero, en Chihuahua las agrupaciones campesinas de todo signo se han propuesto modificar la política agropecuaria para impedir que en 2009 vivamos "el absurdo que por cada dólar que recibamos por remesas devolvamos otro dólar al extranjero para comprar alimentos que aquí podemos producir". Esas agrupaciones comenzaron "su movimiento el jueves 15 con bloqueos y plantones de maquinaria agrícola y tractocamiones en seis puntos carreteros del sur, centro, norte y noroeste del estado. Los han proseguido y piensan terminar una primera etapa de lucha con una gran movilización hacia los puentes internacionales el próximo día 30. Su programa "consta de 15 puntos que giran en torno de cuatro ejes: baja del precio de energéticos, sobre todo del diesel y la electricidad; créditos oportunos, suficientes y baratos al campo; soberanía alimentaria basada en la producción de los alimentos básicos por los pequeños y medianos agricultores; y regularización a bajo costo de los vehículos de procedencia extranjera", pues no admiten que "ante la carestía de camionetas y tractocamiones nacionales, instrumentos de trabajo necesarios, el gobierno federal -a contrapelo incluso del TLCAN- establezca tarifas de regularización más altas que el costo mismo del vehículo" (Víctor M. Quintana S., La Jornada, 23 de enero).

Concentrados de ese modo en la frontera norte, los productores agropecuarios de Chihuahua no estarán presentes en la marcha del viernes 30, del monumento a la Independencia al Zócalo, con que culminará la Jornada Nacional de Lucha para Cambiar el Rumbo Económico y Político, a realizarse a partir de mañana, y a la que ha convocado el Movimiento Nacional por la Soberanía Alimentaria y Energética, los Derechos de los Trabajadores y las Libertades Democráticas. Se trata de una vasta coalición de organizaciones rurales, como la Confederación Nacional Campesina (el sector agrario del PRI), y sindicales, como la Unión Nacional de Trabajadores, los sindicatos universitarios y el Frente Sindical Mexicano. Esos agrupamientos, que han marchado los fines de enero en 2007 y 2008, denuncian que las decisiones económicas del Ejecutivo "lejos de resolver los problemas de fondo asociados con la crisis profundizan la difícil situación" de los trabajadores del campo y la ciudad.


Correo electrónico: miguelangel@granadoschapa.com

kikka-roja.blogspot.com/

AUDIO VIDEO FOTOS: Andrés Manuel López Obrador 25 enero 2009: AMLO ASAMBLEA DISCURSO

AUDIO:
http://www.divshare.com/download/6402418-960

VIDEO: Habrá movilizaciones en febrero y marzo en las sedes de Hacienda, CFE, Luz y Fuerza y Asociación de Bancos de México, anuncia López Obrador

FOTOS: http://www.gobiernolegitimo.org.mx/fotogaleria/
Se mantendrá la resistencia civil pacífica hasta que bajen los precios de los combustibles y se derogue el IETU

México, Distrito Federal Domingo 25 de enero de 2009
http://www.gobiernolegitimo.org.mx/noticias/comunicados.html?id=75290
Habrá movilizaciones en febrero y marzo en las sedes de Hacienda, CFE, Luz y Fuerza y Asociación de Bancos de México, anuncia López Obrador

México, Distrito Federal Domingo 25 de enero de 2009
http://www.gobiernolegitimo.org.mx/noticias/comunicados.html?id=75261

* Discurso del presidente legítimo de México, Andrés Manuel López Obrador, durante la asamblea del Movimiento Nacional por la Defensa del Petróleo, la Economía Popular y la Soberanía Nacional, en el Zócalo de la Ciudad de México

Amigas y amigos:

Gracias a ustedes, a, sus profundas convicciones y a su perseverancia, nos congregamos de nuevo en el Zócalo para dar continuidad a nuestro movimiento.

No podríamos dejar de mencionar el esfuerzo que hacen muchos de ustedes, el sacrificio para estar presentes en esta asamblea nacional.

Hay quienes vienen de muy lejos, que salieron de sus casas desde el viernes por la noche. Y todos, mujeres y hombres, jóvenes y ancianos respetables, familias completas, acuden a nuestro llamado por su propia voluntad. Gracias, muchas gracias de todo corazón.

En particular también les pido paciencia, porque a lo mejor voy a repetir cosas que ya dijeron muy bien otros compañeros, pero creo que es importante, aunque nos lleve tiempo, que queden bien claras las cosas.

Mi reconocimiento a los dirigentes del Frente Amplio Progresista. A todas y a todos los brigadistas, a los miembros de las organizaciones sociales y ciudadanas, en particular quiero agradecer el apoyo de Alberto Anaya, dirigente del PT, y de Luis Maldonado, dirigente de Convergencia.

También quiero agradecer a los dirigentes del PRD en el Distrito Federal, de Alejandra Barrales y de muchos otros y también de Alejandro Encinas.

Llevamos más de dos años resistiendo y avanzando en nuestro propósito de transformar la vida pública de México y poco a poco se ha ido reafirmando la importancia de nuestra lucha.

Actualmente, los que nunca dejaron de creer en nuestro proyecto, están más convencidos y los que dudaban, han empezado a despertar, a reflexionar con más disposición de entender lo que realmente está sucediendo.

Independientemente de nuestra entereza y trabajo cotidiano, mucho ha contribuido en la toma de conciencia de los ciudadanos, la triste realidad que estamos enfrentando la inmensa mayoría de los mexicanos.

Hoy, se padece por el desempleo, la carestía, la pobreza, la inseguridad y la violencia pero, sobre todo, existe incertidumbre y empieza a manifestarse la angustia y la frustración. Y todo ello en un ambiente de inestabilidad, de insensibilidad, de indolencia, de incapacidad y de cinismo de las autoridades.

Por eso, nuestro movimiento tiene que mantener viva la llama de la esperanza. El mensaje debe de ser claro y preciso.

Tenemos que decir a los cuatro vientos que sí podemos, con la participación de todos, encontrar salidas; que sí podemos, con soluciones colectivas, remontar este periodo decadente; que sí podemos devolver la confianza y la felicidad que merece nuestro pueblo; que sí podemos salvar a México.

Nuestro optimismo, no es recurso retórico ni buenos deseos, se sustenta en la enorme fortaleza cultural de nuestro pueblo, en su vocación de trabajo y en su inmensa bondad. También nuestro optimismo se basa en el gran potencial de los recursos naturales del país.

A pesar de que México ha sido saqueado por siglos, todavía tenemos oro, plata, cobre, petróleo, gas, agua en abundancia, buenas tierras para la producción agropecuaria, bosques, selvas, litorales, y nuestro territorio es uno de los más bellos del mundo.

Además, podemos salir adelante porque tenemos un buen diagnóstico de los males que aquejan a la nación y le impiden su prosperidad. Sabemos que la crisis de México se origina por dos grandes problemas: la corrupción y la desigualdad, que al final de cuentas se resumen en uno solo: el mal gobierno.

También sabemos que los responsables de la tragedia nacional son quienes se han apoderado del gobierno y de las instituciones, y han convertido al Estado en un comité al servicio de una minoría, sin importarles el destino del país y mucho menos el sufrimiento de la mayoría de nuestro pueblo.

En nuestro país –como lo hemos dicho en otras ocasiones— existe una república aparente, simulada, falsa; hay poderes constitucionales, pero en los hechos un grupo ha confiscado todos los poderes.

Esta especie de dictadura encubierta, no sólo ha nulificado la vida democrática, sino que ha causado una profunda desigualdad económica y social. Hay pocos que tienen mucho y muchos que tienen poco.

Es paradójico y, a todas luces, inmoral, que un puñado de barones del dinero y de la política se hayan enriquecido, como nunca, de manera impune y descarada, mientras el país se ha hundido en uno de los periodos más largos de estancamiento económico en toda su historia y el pueblo ha sido condenado a la sobrevivencia.

Esta gran injusticia se ha llevado a cabo al amparo del poder público y mediante el despojo de bienes de la nación y del pueblo, con la protección de monopolios, con la utilización facciosa del presupuesto y con la corrupción en contratos de obras y servicios.

A la par de este gran pillaje, han venido imponiendo una política económica, que lo único que ha ocasionado es la tremenda crisis de bienestar y de seguridad, que hoy agobia a la mayoría de los mexicanos y que amenaza con generar más inestabilidad política y social.

La crisis actual, no olvidemos, se precipita luego de 26 años sin crecimiento económico. En este tiempo, México ha sido uno de los países que menos ha progresado en el mundo.

Este periodo se ha caracterizado por el abandono al campo y por el manejo irresponsable de nuestros recursos energéticos.

Desde 1983, se dejó sin apoyo a los productores del sector agropecuario y se optó absurdamente por comprar los alimentos que consumimos en el extranjero. Y ahora como resultado hay tierras ociosas, potreros abandonados, se ha despoblado el medio rural y millones de campesinos se han visto obligados a emigrar.

En cuanto al sector energético, todo se ha centrado en la sobreexplotación de los yacimientos petroleros para exportar materia prima, petróleo crudo, y comprar afuera gasolinas, diesel y productos petroquímicos, todo ello porque se descuidó deliberadamente la industria petrolera para poder privatizarla.

Tanto por la importación de alimentos, como por la compra de productos derivados del petróleo, el año pasado se tuvieron que destinar 75 mil millones de dólares, lo que ha llevado a incrementar cada vez más el déficit comercial.

En otras palabras, se ha dejado pasar la oportunidad de aprovechar el potencial del campo y del sector energético, que podrían estar siendo los pilares del desarrollo del país y las fuentes principales de crecimiento, empleo y bienestar de la población.

En contraste con la desatención a las actividades productivas, se ha registrado un crecimiento desmesurado del aparato burocrático y se ha creado una clase parasitaria de altos funcionarios públicos y políticos que gozan de privilegios como no sucede en otras partes del mundo.

Durante los dos gobiernos panistas, el gasto corriente aumentó en 72 por ciento y en los dos años del actual gobierno usurpador, ha crecido en 400 mil millones de pesos.

A pesar de la crisis que está golpeando a la mayoría de los mexicanos, los altos funcionarios públicos están ganando hasta 600 mil pesos mensuales, tienen atención médica privada, fondo de ahorro especial y gozan de muchos otros privilegios.

Ahora bien, conviene preguntarnos: si no ha habido crecimiento económico, si existe una profunda desigualdad social y se padece de una dictadura encubierta, cómo es, entonces, que no ha habido un estallido social.

La respuesta tiene que ver con la nobleza y la vocación pacifista de nuestro pueblo y con el papel de válvulas de escape que han jugado la economía informal y el fenómeno migratorio.

Esto último ha sido determinante. Imaginemos: qué hubiese pasado si no salieran del país alrededor de 600 mil mexicanos cada año, a buscarse la vida heroicamente del otro lado de la frontera.

Aún cuando no se ha desbordado el descontento, la manifestación más inequívoca del fracaso, del rotundo fracaso de la actual política económica, es sin duda el crecimiento tan preocupante de la inseguridad y de la violencia.

El flagelo de la delincuencia es producto de la falta de crecimiento económico, de oportunidades de empleo y de bienestar, es el fruto podrido de esas políticas antipopulares que se han venido imponiendo a lo largo de 26 años.

Es el resultado de haber dejado sin apoyo a los jóvenes, a quienes se les ha cerrado las puertas, que no tienen posibilidad ni de trabajo ni de estudio y, como es obvio, este problema no se va a resolver con policías y soldados, con cárceles, con amenazas de mano dura, con penas más largas, con leyes más severas, sino a partir de un cambio profundo en todos los ordenes de la vida pública de México.

Sin embargo, este cambio no vendrá de la actual clase gobernante, no hay indicios de que quieran rectificar, siguen empecinados en el lucro, en el discurso de la mentira y en el desdén, pensando que con el control que ejercen sobre los medios de comunicación, en particular de la televisión, van a seguir imponiéndose.

Por eso todo apunta, desgraciadamente, a que la situación política, económica y social en nuestro país va a empeorar.

La crisis de Estados Unidos nos va a afectar más de la cuenta por la debilidad de nuestra economía. En pocos meses el peso se devaluó 40 por ciento; este año el crecimiento estará por debajo de cero; ya hay lamentablemente despidos masivos de trabajadores y el desempleo crece de manera alarmante.

Y ante esta difícil situación, el gobierno usurpador –repito— no tiene ni voluntad ni capacidad para enfrentar este desafío. Calderón está atrapado en la red de complicidades y componendas que se tejió desde el fraude electoral, está atado de pies y manos, además, es muy inepto.

Primero habló de que no nos preocupáramos, que si en Estados Unidos les daba pulmonía, a nosotros nada más nos iba a dar gripe, y ahora que los efectos de la crisis son innegables y obligado en mucho por nuestro movimiento, sale a decir que pondrá en marcha un plan anticrisis, claramente insuficiente, de medidas que son un refrito de propuestas anteriores que nunca, nunca ha cumplido.

No fue ni siquiera capaz de anunciar que reduciría el gasto burocrático, que bajaría los precios de la gasolina y del diesel, o que quitaría el Impuesto Empresarial de Tasa Única (IETU).

Algo que siquiera mostrara un poco de voluntad del gobierno por compartir, ante la crisis, el sacrificio con la sociedad.

Por eso, tenemos que seguir presionando al gobierno usurpador para obligarlo a utilizar todos los instrumentos del Estado y proteger al pueblo. Tengamos presente que si no se hace nada, no sólo habrá más pobreza, sino también más inseguridad y violencia.

En el terreno de la acción, nuestro movimiento debe seguir exigiendo el cambio en la política económica, que ya demostró su fracaso, hay que cambiar de modelo, no se puede poner vino nuevo en botellas viejas, hay que cambiar la política económica.

Debemos insistir, una y otra vez, hasta lograr que se apoye a los productores del campo y se alcance la autosuficiencia alimentaria; tenemos que insistir para que se utilice al sector energético como palanca de desarrollo nacional, mediante la construcción de refinerías e impulso a la industria petroquímica para producir gasolinas, aquí en nuestro país, diesel, fertilizantes y otros insumos, que se ofrezcan a precios bajos a los consumidores y a las empresas, y permitan generar empleos e impulsar la industrialización del país.

El objetivo es crecer, generar empleos, producir aquí lo que consumimos, apoyar a productores, a pequeños y a medianos empresarios y proteger nuestro mercado interno.

Debemos seguir demandando que baje el gasto corriente y se supriman todas las partidas destinadas a mantener los privilegios de los altos funcionarios públicos. Le cuesta mucho al pueblo mantener al gobierno.

No puede haber, nunca y menos en épocas de crisis, un gobierno rico con pueblo pobre. Es indispensable la aplicación de un plan de austeridad para ahorrar y destinar fondos al desarrollo.

De manera concreta, como aquí se ha anunciado, tenemos que aplicar acciones de resistencia civil pacífica para lograr que baje el precio de las gasolinas, el diesel, el gas y la electricidad.

Tenemos que luchar para que se elimine el IETU y ese otro impuesto injusto y absurdo, de que por depositar 25 mil pesos en efectivo en el banco, se cobran 500 pesos.

El antecedente de este impuesto se encuentra en la época de aquel dictador Antonio López de Santa Ana, que fue 11 veces presidente de México y que por su culpa perdimos más de la mitad de nuestro territorio.

En ese entonces estableció un impuesto para cobrar por el número de ventanas que tenías las casas y hasta por los perros que tenía la gente.

Ese es el antecedente de este impuesto al dinero en efectivo que se deposita en los bancos, porque no es ni siquiera un impuesto a la utilidad o a la ganancia.

Tenemos también que proteger y defender los fondos de pensiones de los trabajadores, que ya se han venido perdiendo. Primero, en octubre, en el informe oficial, se hablaba de más de 53 mil millones de pesos, ahora ya están maquillando las cifras y hablan nada más de 30 mil millones de pesos.

Tenemos la obligación de exigir que el gobierno proteja los fondos de pensiones de los trabajadores, porque es lo que va a garantizar un retiro digno a los trabajadores de hoy, para que cuando lleguen a una edad madura, puedan vivir el último tramo de su existencia, con un poco de tranquilidad, que no se sigan perdiendo esos fondos de retiro.

También, tenemos que actuar para que se garantice, cuando menos, el derecho a la salud y a la alimentación del pueblo; alimentación y salud, como derechos humanos fundamentales.

En este sentido, reconocemos la decisión del Jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, de establecer 300 comedores populares, para que no haya hambre en la Ciudad de México. También fue importante el que se resolviera ampliar el programa de atención médica y medicamentos gratuitos a todos los habitantes del Distrito Federal.

Este modelo de atención mínima a dos derechos humanos fundamentales del ser humano, lo tenemos que reproducir en todos los gobiernos estatales y municipales surgidos del movimiento de izquierda nacional. Y este ejemplo extenderlo a todo el país, como ha sucedido con la pensión alimentaria para los adultos mayores.

Del mismo modo, tenemos que promover la instalación de las casas del movimiento en defensa de la economía popular.

Se trata –como aquí se ha dicho-- de que haya oficinas donde la gente pueda acudir y ser atendida ante cobros indebidos en recibos de luz, predial, agua, tarjetas de crédito, hipotecas o cualquier otro abuso de autoridad o de prestadores de servicios.

En estas casas del movimiento, no sólo se brindará información y asesoría, sino que se auspiciará la organización y habrá movilizaciones en la búsqueda de soluciones colectivas.

Por cierto, hemos recibido quejas de muchos ciudadanos que son hostigados por teléfono, a horas inapropiadas, para exigirles el pago de supuestas deudas a bancos y a empresas comerciales. También vamos a actuar al respecto. Nada de hostigamientos y nada de abusos.

Para llevar a la práctica todo este plan en defensa de la economía popular, debemos trabajar todos juntos para cumplir la estrategia que aquí ha sido propuesta por la Coordinadora Nacional de nuestro Movimiento.

Les propongo que repasemos el calendario de acciones hasta el 22 de marzo. No le hace que se repita, pero que quede lo suficientemente claro.

1. La semana del 26 al 30 de enero, la próxima semana, se llevará a cabo una campaña de difusión para la defensa de la economía popular. Para ello se hicieron 28 mil videos y 200 mil historietas, que no son suficientes desde luego, pero que tenemos que reproducir, como aquí se ha informado. Los contenidos de estos materiales fueron elaborados por los integrantes de la Comisión de Difusión. Les pedimos que estos materiales se reproduzcan, se difundan y se repartan casa por casa.
2. El martes 3 de febrero, a las 5 de la tarde, llevaremos a cabo un mitin en las oficinas de la Secretaría de Hacienda ubicadas en la avenida Hidalgo, frente a la Alameda Central, para exigir un cambio de rumbo en la política económica y demandar que bajen los precios de la gasolina, el diesel, la luz, el gas, que se derogue el IETU y se protejan los fondos de pensiones de los trabajadores.
3. El miércoles 17 de febrero, a las 5 de la tarde, se realizarán asambleas del movimiento frente a las oficinas de Luz y Fuerza del Centro y de la Comisión Federal de Electricidad, tanto en el Distrito Federal como en todos los estados del país, para protestar por los cobros excesivos en los recibos de luz.
4. En el transcurso del mes de febrero se abrirán las Casas del Movimiento en los 31 estados y en las 16 delegaciones del Distrito Federal.
5. El martes 3 de marzo, a las 5 de la tarde, se llevará a cabo un mitin frente a las oficinas de la Asociación Mexicana de Bancos, ubicadas en 16 de septiembre número 27, para protestar por las altas tasas de interés en las tarjetas de crédito, cobros indebidos y analizar la situación de la cartera vencida.
6. El miércoles 18 de marzo, a las 5 de la tarde, se celebrará una reunión de evaluación sobre la defensa del petróleo, en el Monumento al general Lázaro Cárdenas del Río, ubicado en el Eje Central. Debo informar a ustedes que las comisiones que se crearon para la defensa del petróleo, para darle continuidad a esa lucha han seguido trabajando, vigilando y denunciando la corrupción en Pemex e interponiendo recursos legales.
7. El domingo 22 de marzo, a las 10 de la mañana, se llevará a cabo, en el Hemiciclo a Juárez, la asamblea nacional de evaluación de las acciones en defensa de la economía popular.

Pero yo quiero consultar a ustedes, es el domingo 22 de marzo, a las 10 de la mañana, y se está proponiendo, porque no queremos que haya desgastes, implica mucho sacrificio, mucho esfuerzo el estar aquí, en el Zócalo, por eso se propone en el Hemiciclo a Juárez.

Pero cómo ven, lo hacemos en el Hemiciclo o aquí, en el Zócalo.

(La asamblea responde que sea en el Zócalo)

Pero esto implica un compromiso. ¿Vamos a estar de nuevo aquí?

(La asamblea responde sí)

El domingo 22 de marzo, ¿les parece?

(La asamblea responde sí)

Aquí nos volvemos a encontrar. Nos ayudan a informar y a invitar.


Amigas y amigos:

Defender la libertad humana y practicar en todo momento la verdadera solidaridad, debe ser siempre el distintivo de nuestro movimiento.

En consecuencia, desde esta plaza pública, expresamos nuestro apoyo a los familiares de los 65 mineros que perdieron la vida en Pasta de Conchos, Coahuila. El día 19 de febrero se cumplirán tres años de esa tragedia, sin que se haya hecho justicia.

Expresamos, también, nuestro respaldo a los mineros de Cananea, Sonora, que están en huelga desde hace 18 meses, resistiendo con sus familias, como en el porfiriato, el acoso, la represión y la confabulación entre autoridades federales, estatales y el dueño de la acaudalada compañía denominada Grupo México.

Hace poco los visitamos y nos comprometimos a apoyarlos con brigadas médicas y despensas. Ya lo empezamos a hacer con la cooperación de profesionistas y ciudadanos de nuestro movimiento. No los dejaremos solos.

Volvemos a expresar nuestra solidaridad a quienes luchan contra la minera canadiense San Xavier, que está destruyendo el cerro de San Pedro en San Luis Potosí, símbolo de ese estado.

Desde aquí refrendamos nuestro apoyo al pueblo de Zimapán, Hidalgo, que se opone a que una empresa española instale un basurero de residuos tóxicos en ese municipio.

Y como represalia no sólo fueron agredidos por la policía, sino que hace poco el supuesto Tribunal Electoral Federal, que realmente actúa bajo las órdenes de la mafia política del país, resolvió anular las elecciones municipales, desconociendo al presidente municipal electo, José María Lozano Moreno, con la argucia de que un sacerdote había hecho campaña a su favor, cuando en realidad lo que está en el fondo es la obtención de los permisos municipales para la operación de dicho basurero tóxico.

Algo parecido llevó a cabo el Tribunal Electoral Federal, al quitarle el triunfo al presidente municipal electo de San Marcos, Guerrero, y entregárselo al candidato del PRI, porque está de por medio el interés de políticos y empresarios para apropiarse de terrenos con potencial turístico en esa zona.

Exigimos la libertad de los maestros: Héctor Manuel Lara Moreno, Carlos Antonio Castro García y Álvaro K. Escamilla de Mexicali, Baja California, quienes por encabezar un movimiento en contra de Elba Esther Gordillo, fueron encarcelados con la complicidad del gobernador panista José Guadalupe Osuna Millán.

Nuestra solidaridad con todos los maestros que luchan por la democratización sindical, que se oponen a las reformas a la Ley del ISSSTE y a la llamada Alianza Educativa.

Exigimos la libertad de los presos políticos de Atenco y de todos los luchadores sociales que son hostigados o se encuentran privados de su libertad por la defensa de causas populares y del medio ambiente.

Vaya nuestra solidaridad a los periodistas Miguel Badillo y Ana Lilia Pérez, de las revistas Contralínea y Fortuna, quienes son víctimas de la persecución por sus denuncias a empresarios vinculados con Felipe Calderón.

Nuestra solidaridad con los trabajadores y técnicos de Pemex, que fueron despedidos por organizarse y defender sus derechos.

Nuestro reconocimiento a campesinos y pescadores que exigen con justicia que baje el precio del diesel, que les afecta gravemente en su de por sí menguada economía.

Expresamos nuestra protesta por los daños que ya se han ocasionado a la zona arqueológica de Teotihuacán, en aras de intereses políticos mediáticos y mercantiles. Exigimos la cancelación del llamado proyecto “Resplandor Teotihuacán”, impulsado por los gobiernos federal y del estado de México.

Amigas y amigos:

Como es lógico, los cambios que se necesitan para renovar a México, no sólo tienen que ver con lo económico, atañen también a lo político, a lo social y a lo moral.

Lo deseable es que se haga todo al mismo tiempo. Por eso, hablamos de una transformación de la vida pública, que implica una nueva economía en comunión con la naturaleza, orientada a la producción y al trabajo; una verdadera reforma política que haga posible el funcionamiento de las instituciones con pleno apego a la legalidad y al interés general, y una convivencia social más humana, más justa y más igualitaria.

Y todo ello debe ir acompañado del fortalecimiento de nuestros valores individuales y colectivos.

Nada se logrará –que se escuche bien-- si continúa avanzando la falsa creencia de que sólo vale el que tiene y de que se puede triunfar (entre comillas) sin escrúpulos morales de ninguna índole.

Por eso, es indispensable crear una nueva corriente de pensamiento que se sustente en la cultura, en la nobleza y en la generosidad de nuestro pueblo, y que introduzca y refuerce en la sociedad elementos como la tolerancia y el respeto a la diversidad.

En pocas palabras, tenemos que enaltecer la honestidad y la congruencia en el quehacer público.

De modo que es no es poca cosa lo que nos hemos propuesto. A muchos les podrá parecer una utopía, pero nada que verdaderamente valga la pena, se puede realizar en la vida sin ideales, sin sueños.

Cuando pensemos que no se puede, recordemos que Hidalgo enseñó que “el pueblo que quiere ser libre, lo será; que el poder de los reyes es demasiado débil cuando gobiernan contra la voluntad de los pueblos”.

Y cuando no tengamos lo suficientemente claro del por qué estamos en esta lucha, porque hay algunos que a veces se preguntan: Y qué nos proponemos y qué buscamos. Nada más no olvidemos las palabras de Morelos, cuando les dijo a sus allegados: “Quiero que hagamos la declaración de que no hay otra nobleza que la de la virtud, el saber, el patriotismo y la caridad; que todos somos iguales, pues del mismo origen procedemos; que no haya privilegios ni abolengos. Que todo el que se queje con justicia, tenga un tribunal que lo escuche, lo ampare y lo defienda contra el fuerte y el arbitrario.

Que como la buena ley es superior a todo hombre, las que dicte nuestro Congreso deben de ser tales a que obliguen a constancia y patriotismo, moderen la opulencia y la indigencia, y de tal suerte se aumente el jornal del pobre, que mejore sus costumbres, alejando la ignorancia, la rapiña y el hurto. Que se eduque a los hijos del labrador y del barretero, como a los del más rico hacendado y dueño de minas”.

Y cuando –compañeras y compañeros, amigas y amigos-- necesitemos fortalecer nuestras convicciones, emulemos a Juárez cuando decía “que el enemigo nos venza o nos robe, si tal es nuestro destino; pero nosotros no debemos legalizar un atentado, entregándole voluntariamente lo que nos exige por la fuerza”.

Y cuando nos falte idealismo, pensemos en ese extraordinario luchador social, Ricardo Flores Magón, que decía: “Cuando muera, mis amigos quizá escriban en mi tumba: ‘aquí yace un soñador’, y mis enemigos: ‘aquí yace un loco’. Pero no habrá nadie que se atreva a estampar esta inscripción: ‘aquí yace un cobarde y un traidor a sus ideas’”.

Amigas y amigos:

No perdamos la oportunidad histórica de que las nuevas generaciones nos recuerden con todos nuestros errores y defectos, pero que recuerden también que nuestras vidas siempre estuvieron inscritas en ideales nobles, inspiradas en el bien de nuestros semejantes.

La vida es demasiado corta para que la ensuciemos dejándonos dominar por lo superfluo, por lo que no tiene valor.

Sigamos adelante. El camino está lleno de obstáculos, pero no hay nada más humano que ejercer la libertad en pos de causas justas.

¡Triunfaremos!

¡Viva el Movimiento en defensa de la economía popular, del petróleo y de la soberanía!

¡Viva la transformación nacional!

¡Viva el pueblo!

¡Viva México!

¡Viva México!

¡Viva México!

•••••

kikka-roja.blogspot.com/

Monosapiens / LA LEY DEL BESO



REVISTA PROCESO No. 1682

MONO SAPIENS por Helguera y Hernández
www.monerohernandez.com

kikka-roja.blogspot.com/

El Chamuco : No. 166 : ¡ HASTA NUNCA !

  • EN LA PORTADA DEL CHAMUCO ESTÁ LA EXCELENTE CARICATURA DEL MONERO JOSÉ HERNÁNDEZ
  • EN LA CONTRAPORTADA ESTÁ EL GRAN SENTIDO DEL HUMOR NEGRO DEL MONERO EL FISGÓN
  • NO SE PIERDAN LA HISTORIETA DE CINTIA BOLIO Y PEDRO MIGUEL
ÁRBOL GENEALÓGICO DE LA DERECHA LATINOAMERICANA




SALE CADA 15 DIAS, EN PUESTOS DE REVISTAS Y PERIÓDICOS


kikka-roja.blogspot.com/

Lejos de La Academia Cabezalcubo Jorge Moch

Lejos de La Academia
Jorge Moch
tumbaburros@yahoo.com

Accidentalmente caí en Canal 13. Adolescente de imaginación, como suele ser TV Azteca, dedicaba tiempo aire del más caro (media tarde en día de asueto) a hacer un recuento de sus propias miserias. Concretamente, ofrecían un resumen de “lo mejor” –este escribidor de acideces se refocila en su propia mala leche y suelta la risa ante tan involuntaria ironía de términos– de La Academia, como si ese bodrio televisivo hubiera tenido alguna vez algo que no fuera mejorable y no se tratara de otra intragable, sosa, predecible, aburrida, mal hecha bazofia producida por una de las franquicias del duopolio de triste memoria y peor presente.

Medito mientras me baño y restriego redondeces en la regadera –hay quien canta bajo el chorrito de agua caliente; yo pienso o hago como que pienso– en algo acerca de La Academia que toca también a programas similares, misma porquería, variedad de matices como Bailando por un sueño, Cantando por un sueño, Cagando por un sueño, et al: el patético empleo de un jurado compuesto mayoritariamente por artistas ya decadentes, démodé, que vieron hace mucho pasar su mejor momento, de pronto rescatados de la anonimia por un vivillo productor de soflameras pacotillas para reaparecer así, avejentados, ridículamente empeñados en volver a una juventud y un talento –si es que alguno tuvieron alguna vez– ya marchitos y remotos, reinstalados ahora, digo, como miembros de un jurado que califica… talentos. Como si el juicio de un mediocre hijo de la farándula, ya haya sido cantante o actricilla, o un intento de cualquier cosa que a las artes escénicas se aproxime, como si ese juicio, decía, fuera en verdad factor determinante de la capacidad histriónica o vocal de alguien que de verdad tuviera talento y vocación. Porque un verdadero artista de la voz, por ejemplo, deberá entrenar oído y garganta desde edad temprana en una verdadera escuela de artes, con verdaderos maestros de música, y no perder el tiempo con un puñado de mamonazos que son incapaces de interpretar una partitura de Puccini o Bach, pero mueren por salir en la tele dando consejos o conviviendo con los “estudiantes”, en ese foro en que los participantes se ven obligados a pernoctar para que usted y yo, que conformamos el morboso Respetable de que se alimenta cualquiera de esas infecciones mediáticas que son los reality shows, logremos atisbar cómo se besuquean los que allí viven, cómo se pelean porque guardaron la catsup mal tapada o si se lavan bien la nalga cuando se meten a bañar…

Ejemplos de tan rabioso y anterior párrafo sobran: el histrionismo estrambótico y carnavalesco de una Dolores Cortés, o la belicosa intransigencia de un abuelito Enrique Guzmán, están hechos de la misma sustancia: el miedo al olvido, quizá a su vez síntoma de una mayor patología: la adicción al ego, a la fama, a que sólo se es visible en la mirada de los demás. O en el frío ojo de la cámara. Aparezco en monitor, luego existo.

Muchas cosas malas, creo yo, han dejado las reiterativas temporadas de un programa como La Academia. Una de las peores es sin duda el abaratamiento del gusto musical popular. Pero La Academia, aunque manifestación cimera, es apenas uno de los muchos ingredientes de tan feo caldo, porque igualmente perversa es la industria del mercachifle musical; allí el reguetón, la mayor parte de la música que combina cumbia con tex-mex, la música “popular”, que no es sino música chatarra y allí, en las televisoras, buena parte de los responsables de toda esa basura y corresponsables entonces del enflaquecimiento del acervo artístico y cultural de gruesos sectores de la población mexicana, que posiblemente conforman mayoría cuando ignoran quién fue Carlos Chávez, pero bien recuerdan gentilicio, vida y berrinches de la intragable Jolette. Una vasta mayoría de gente que se contenta con escuchar mierda (y enajenarse con el fútbol e idiotizarse con el argumento sempiterno de todas las telenovelas y tragarse sin chistar los cuentos de Norberto Rivera y sus cachanchanes).

Algo bueno tuvo La Academia: acabarse. Un efecto colateral que este avinagrado aporreateclas agradece: la migración del insufrible Alan Tacher cuando se peleó con directivos de Azteca porque quiso su propia rebanada de pastel, o un chisme parecido que finalmente me importa un bledo. Yo lo que agradezco, lo que agradeceré siempre, es el mínimo raciocinio que me ha permitido permanecer lejos, muy lejos de La Academia y sus disparatados, intragables, sosos, predecibles, aburridos y mal hechos símiles. Sea.

kikka-roja.blogspot.com/

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...