BUSCA, BUSCADOR

domingo, 15 de febrero de 2009

Álvaro Degado: El IFE perdona a las televisoras

El IFE perdona a las televisoras
áLVARO DELGADO
MÉXICO, D.F., 13 de febrero (apro).- El consejero que con mayor tenacidad propuso sancionar a Televisa y Televisión Azteca, Marco Antonio Baños, fue el que repentinamente planteó perdonarles las multas de 11 millones de pesos por violar la Constitución y las leyes en la transmisión de los promocionales partidistas e institucionales.

En una votación de cinco consejeros a favor y cuatro en contra, incluido el presidente del Instituto Federal Electoral (IFE), Leonardo Valdés, las dos resultaron impunes por los delitos derivados de las "conductas atípicas" en la transmisión de los promocionales, a partir del sábado 31 de enero, y sólo la segunda televisora recibió una multa por 2 millones de pesos.

Esta sanción a TV Azteca, la única que fue por unanimidad, obedeció a que esta televisora bloqueó la señal que mandó a Sky en la parte de los spots de partidos y autoridad electoral.

El proyecto del secretario ejecutivo del IFE, Jacobo Molina, proponía multas de 4 millones de pesos a Televisa, propiedad de Emilio Azcárraga, y 7 millones a Televisión Azteca, cuyo propietario es Ricardo Salinas Pliego, pero sorpresivamente Baños propuso dejar sin efecto esas sanciones.

El proyecto de sobreseimiento fue votado antes que el propuesto por Jacobo Molina, por lo que --en los hechos-- fue desechado, porque ya ni siquiera se sometió a votación.

A la propuesta de Baños, allegado a Manlio Fabio Beltrones, coordinador del grupo parlamentario priista en el Senado, se sumaron los consejeros Marco Antonio Gómez Alcántar, Francisco Guerrero, Arturo Sánchez Gutiérrez y Benito Nacif.

En contra de la propuesta de Baños votaron el presidente del Consejo General, Leonardo Valdés, así como la consejera Macarita Elizondo y los consejeros Alfredo Figueroa y Virgilio Andrade.

En su propuesta, Marco Antonio Baños planteó que procedía el sobreseimiento porque las televisoras ya habían firmado el miércoles, a través de la Cámara de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT), un convenio con el IFE, y que ya se había realizado la transmisión de los spots de los partidos políticos, lo que representó un cambio en la actitud de los concesionarios y ya no había materia de sanción

En la discusión, en la que el promotor del sobreseimiento ya no hizo uso de la palabra, el propio Leonardo Valdés combatió este aserto y afirmó que el diálogo que condujo al convenio no excluye que se haga cumplir la ley y se sancione su incumplimiento.

El presidente del IFE dio su apoyo al proyecto presentado por el secretario ejecutivo, pero finalmente se impuso el propuesto por Baños, quien recibió el apoyo de los consejeros identificados con personajes priistas, como Francisco Guerrero, exasesor del diputado Emilio Gamboa, y Gómez Alcántar, propuesto para el cargo por el presidente del Partido Verde, Jorge Emilio González Martínez, aliado del PRI.

Otros consejeros que se pronunciaron por no multar a las televisoras por violar la Constitución y la ley fueron Arturo Sánchez Gutiérrez y Benito Nacif, identificados con el Partido Acción Nacional.
kikka-roja.blogspot.com/

Gaza en México: Miguen Ángel Granados Chapa: Proceso

Gaza en México
MIGUEL ÁNGEL GRANADOS CHAPA

Miembro por cuarta vez (lo había sido en 1946, 1980 y 2002) del Consejo de Seguridad de la ONU desde el primero de enero de este año, México debutó en este turno ante la ofensiva lanzada por el gobierno de Israel contra el grupo Hamas, un híbrido de entidad política y militar, nacionalista y terrorista, como represalia por el sostenido ataque de esa organización palestina que domina la franja de Gaza contra su territorio. Después de un inicial titubeo en que sólo expresó su preocupación por los bombardeos que causaron más de un millar de muertos, la delegación mexicana hizo una propuesta equilibrada en que condenó a ambas partes, se refirió a la génesis de la coyuntura y formuló proposiciones.

Al condenar el uso excesivo de la fuerza por la parte israelí y los ataques del grupo radical palestino, la delegación mexicana declaró que "aunque todo Estado tiene derecho a salvaguardar su seguridad y, más aun, la obligación de garantizarla en beneficio de sus habitantes, al mismo tiempo tiene que respetar en sus acciones el derecho internacional humanitario". México se manifestó por poner fin a "las actividades terroristas que no tienen justificación alguna y que son contrarias al logro de una solución que garantice los derechos de los pueblos a una paz estable y duradera. En ese contexto, resulta indispensable que se ponga término al tráfico ilícito de armas y a todas aquellas actividades que fomenten el terrorismo".

Por ello México demandó "el cese de las hostilidades por ambas partes, el alto al tráfico ilícito de armas a la franja de Gaza, la apertura de los cruces fronterizos y el levantamiento de las restricciones israelíes en la franja de Gaza, el acceso irrestricto de la ayuda humanitaria, el respeto a los acuerdos existentes y generar condiciones mínimas para reanudar el diálogo de paz".

Al fin del primer mes de su cuarta presencia en el Consejo, el embajador Claude Heller sintetizó la posición mexicana como orientada a que se proteja la vida de los civiles, a demandar la proporcionalidad de las respuestas militares y a propugnar el establecimiento de un órgano de monitoreo continuo y eficaz sobre violaciones al derecho humanitario.

Los medios de comunicación en México dedicaron amplios tiempos y espacios a informar sobre el conflicto. Su presencia en la pantalla contrasta con la ausencia de otros más sangrientos y prolongados pero que carecen de clientelas políticas en nuestro país. Casi nunca se habla, por ejemplo, de la interminable guerra civil en el Congo, que directa o indirectamente ha cobrado la vida de millones de personas, como pasaron inadvertidas las matanzas de Ruanda, de Sierra Leona, de Guinea. Fue perceptible también, aunque el tema deba documentarse para afianzar esta afirmación, la dominancia de un enfoque favorable a "los palestinos", como si fuera ese pueblo el blanco del ataque y no las instalaciones militares con cubierta civil de un grupo terrorista que ha cobrado un alto número de vidas. Sin aplicar el principio periodístico que demanda narrar la génesis de los acontecimientos, se cargaba la responsabilidad al ataque israelí, dejando en segundo lugar la causa de ese ataque, con lo cual se brindaba una comprensión a medias. En los medios impresos ese sesgo fue particularmente notorio en La Jornada. Nuestro semanario dedicó su portada y 11 páginas de su número del 11 de enero a una entrevista con un pacifista israelí que condena el ataque, a una visión de la catástrofe humanitaria que se abate sobre los palestinos de Gaza, al testimonio de un activista italiano en la zona bombardeada y luego invadida; al de un militante español de la agrupación Free Gaza, y al forcejeo diplomático en la ONU que concluyó con la resolución 1860 que estableció el "cese inmediato al fuego". Los favorecedores del equilibrio informativo echaron de menos el parecer de los gobiernos involucrados, es decir, la ausencia de la posición de Israel.

Los embajadores en México de las partes en pugna fueron abrumadoramente solicitados para expresar el punto de vista de sus gobiernos. El de Israel respondió puntualmente las acusaciones sobre las bajas civiles y de niños (que en fotografías y en la pantalla de televisión estrujaban aun a los corazones menos sensibles) aduciendo que se les usaba como escudos humanos para ocultar arsenales y cuarteles. Añadía que la población civil recibía información sobre los bombardeos inminentes a fin de que pudiera ponerse a salvo. En la contraparte, el embajador de la Autoridad Palestina estaba en un predicamento. Representa al gobierno palestino con sede en Cisjordania, surgido de Al Fatah, la facción a que perteneció Yasser Arafat y que es adversa –son en realidad enemigos, más que simples adversarios– a Hamas, que la desplazó de Gaza. Con todo, condenaba con vehemencia el ataque, subrayaba su barbarie por las bajas infantiles y demandaba el cese del fuego. Lo apoyaba en sus posiciones, llevándolas al extremo, el embajador de Irán, que adquirió protagonismo e hizo evidente que Hamas significa la presencia del ayatolismo iraní a las puertas de Israel, cuya destrucción ansía.

En el seno de la comunidad judía en México se produjo una discrepancia respecto de la tradicional –y digamos que oficial– sintonía del judaísmo mexicano, sobre todo el asquenazi, con el estado de Israel. La respetable posición de una académica universitaria sobresaliente y la iniciativa civil que de ella derivó resultó favorable a la efusión judeofóbica que el ataque a Gaza había generado y que se agregó a la que con otro motivo se había expresado apenas unas semanas antes de la ofensiva contra Hamas. Con notorio afán propagandístico que prescinde de los datos, los embajadores de Irán y Palestina, y el Movimiento Mexicano de Solidaridad con Palestina habían propalado la aberrante comparación entre Auschwitz y Gaza, entre la Shoah que durante años se orientó al sistemático exterminio del pueblo judío en los países dominados por el nazismo y el ataque a un territorio del que tres años antes se había retirado Israel, que ilegalmente lo ocupaba desde 1967. La víctima de ayer es el verdugo de hoy, se decía también. Y a esa andanada de despropósitos se añadió la sentida autoinculpación de la profesora universitaria a la que deliberadamente sólo aludo porque no es mi afán personalizar un acontecimiento que excede a las posiciones particulares pues genera un fenómeno colectivo.

Más que indignación, que es fácil expresar, se eligió la indignidad, la vergüenza, la autoinculpación. Con palabras de Martin Buber con ocasión de un ataque terrorista judío, en 1946, al cuartel inglés situado en el hotel King David de Jerusalén, se dijo respecto de la ofensiva del Estado de Israel: "No basta con expresar nuestro aborrecimiento. Debemos decir que tenemos parte de esta culpa que despierta nuestra repugnancia".

Cuidado con alimentar de ese modo la incriminación a los judíos en general. La responsabilidad del ataque debe imputarse a investiduras y personas en particular. Las culpas son de ellos, no de todos. Admitir lo contrario es aceptar la aberración lógica y moral en que durante siglos incurrió la Iglesia católica al tachar de deicida al pueblo judío, es decir, al achacar a todos los judíos de aquel tiempo y de todos los tiempos la culpa por la crucifixión de Jesús. Esta universalización de la condena, su trascendencia de generación en generación durante siglos sirvió de pábulo al odio racial a los judíos, requisito previo a su inmolación. Fue necesario que de modo expreso el Concilio Vaticano II levantara esa desorbitada condena a los judíos.

Se dirá que no hay en México un sentimiento antisemita que resulte alimentado por esta posición moral, que se convirtió en la iniciativa de adoptar a un niño palestino muerto como modo de expiar la culpa autoimpuesta. Ciertamente no hay una judeofobia activa, como la hubo en el pasado, que se manifieste en agresiones físicas, en asaltos y vejaciones como antaño ocurrieron (y como sucedió el 30 de enero en el ataque a una sinagoga de Caracas, perpetrado por policías federales y municipales). Pero circula un vago tufo antijudío que puede condensarse en cualquier momento, extremo que puede y debe evitarse. Precisamente días antes de la ofensiva contra Hamas se había suscitado una polémica a partir de la extravagante y aun perversa opinión de que los atentados de Bombay (que incluyeron entre sus blancos una comunidad religiosa judía) ocurridos semanas atrás fueron provocados por "la banda israelí-estadunidense".

Esa difusa sensación antisemita apareció también en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional, que está en trance de mudar de director. Un anónimo –que en realidad eso es un texto firmado con nombre falso– sometió a juicio ético a profesores de esa facultad con la absurda pretensión de forzarlos a denunciar el ataque a Hamas. Esos profesores judeomexicanos, cuya nómina acompaña al anónimo para indicar que están localizados y bajo observación, son señalados por no compaginar "de manera adecuada y realmente humanista su calidad de docentes críticos ante lo que pasa en el mundo", por evitar "pronunciarse por (sic, en vez de contra) la masacre genocida que comete a diario el Estado sionista de Israel con el apoyo del mismo imperialismo que nos flagela aquí".

El corolario del anónimo sería de risa si no llevara implícito el peligro del prejuicio racial. Mencionando a una precandidata a la dirección de la Facultad, se agrega una condición a las establecidas por la normatividad universitaria: "el requisito fundamental para alguien como ella es que deje claro que no avala la masacre de Gaza y que no apoya la política genocida del Estado sionista".

kikka-roja.blogspot.com/

El colapso del supersecretario Téllez: Jenaro Villamil

El colapso del supersecretario Téllez
JENARO VILLAMIL
Decir con ligereza que Carlos Salinas de Gortari se robó la mitad de la partida secreta de Los Pinos parece ser el menor de los problemas del secretario de Comunicaciones y Transportes. Grabaciones telefónicas exhiben cómo Luis Téllez mueve todas sus piezas frente a una serie de litigios en que ha sumido al sector de telecomunicaciones. Ante el escándalo, no faltan especialistas que declaran que el supersecretario está "herido de muerte" y pronostican su salida, pero también hay quien dice que cuenta con "todo el apoyo presidencial"

La feroz disputa por el control de las telecomunicaciones en el país alcanzó al secretario de Comunicaciones y Transportes, Luis Téllez, envuelto ahora en la turbulencia de "filtraciones" de sus llamadas telefónicas.

Para algunos especialistas y agentes del sector, Téllez se encuentra "herido de muerte" y es inminente su salida de la SCT, pues tiene al área atenazada por 45 litigios, incluyendo demandas penales, por la confrontación abierta con la Cofetel, producto del reacomodo de alianzas a raíz del enfrentamiento entre Televisa y Telmex por el mercado del triple play.

Ante la difusión de nueve llamadas telefónicas, una de 2006, en la que acusa a Carlos Salinas de Gortari de haberse robado "la mitad" de la partida secreta de la Presidencia de la República, y otras ocho, de octubre de 2008, enmarcadas en el litigio entre Axtel y Telcel por las tarifas de "El que llama paga", Téllez tuvo respuestas contrastantes.

El jueves 12 ofreció una conferencia de prensa de 10 minutos para responder al escándalo que detonó en la mañana el noticiero radiofónico de MVS, conducido por Carmen Aristegui. Admitió que "es real" la grabación donde acusa a Salinas de sustraer la mitad de la partida secreta, pero alegó que lo hizo "de manera indebida, ya que carecía de sustento alguno". Añadió: "Nunca he tenido evidencia alguna sobre acciones ilícitas del expresidente Carlos Salinas". Cuestionado sobre su probable renuncia, Téllez respondió que no había razón alguna para abandonar el cargo.

De paso, dijo desconocer a Diana Pando, la escritora con quien sostuvo una relación sentimental, y quien difundió la grabación del secretario.

Al día siguiente, ocho grabaciones más fueron difundidas. Esta vez, Téllez optó por no dar la cara ante la prensa. En la tarde del viernes 13, envió a su coordinador de Comunicación Social, Fernando Carbonell, a leer un comunicado de tres cuartillas que explica el contexto de las llamadas publicadas por Reporte Indigo y El Universal.

Al final, advirtió que "en breve" la SCT presentará ante la PGR las denuncias de hechos correspondientes por la intervención y difusión de comunicaciones privadas.

Este es un extracto del reportaje que publica la revista Proceso en su edición 1685 que empezó a circular el domingo 15 de febrero.

kikka-roja.blogspot.com/

*Portarretrato: Raymundo Riva Palacio: Tiro de gracia

*Portarretrato
Raymundo Riva Palacio
Tiro de gracia
Domingo, 15 de Febrero de 2009

Luis Téllez ha tenido muchos días malos en su carrera pública. Él tuvo que poner la cara junto con Arsenio Farrell ante un encolerizado Carlos Salinas para notificarle que su hermano Raúl había sido detenido. También viajó de urgencia a Washington, con el país a punto de irse a una moratoria de deuda, para iniciar la negociación del rescate financiero que realizó el presidente Bill Clinton en 1995. Diseñó y operó la reforma al artículo 27 constitucional, y fue el único dentro del gobierno de Felipe Calderón que pudo mantener la calma y la articulación cuando en Los Pinos se tiraron al drama por la muerte de su querido Juan Camilo Mouriño. Pero lo que le pasó en menos de 48 horas este jueves y viernes, posiblemente es, hasta ahora, la peor pesadilla de su vida.

A Téllez le dispararon dos ráfagas de grabaciones y correos electrónicos a la cabeza. El primero le pegó debajo de la línea de flotación personal, metiéndolo, por un lado, en un conflicto familiar, y por el otro, en un enfrentamiento con el ex presidente Salinas, y con el ex presidente Ernesto Zedillo, y con su actual jefe, el presidente Calderón. El jueves se difundió por la radio el fragmento de una conversación que fue grabada accidentalmente por un teléfono celular, donde afirmaba que Salinas "se había robado la mitad de la partida secreta" cuando estuvo en Los Pinos, a lo que siguió, para darle verosimilitud a la especie, la difusión de varios correos electrónicos que lo comprometían en lo personal, pero que nada tenían que ver con una responsabilidad pública. El segundo golpe vino el viernes, con la difusión de ocho grabaciones más de su celular, donde se refiere agriamente a varios miembros de la Comisión Federal de Competencia, un órgano con el que supuestamente debía trabajar en armonía, y a quienes acusa de traición.

Diana Pando, que se enamoró de Téllez –a quien no conoció personalmente, pero con quien sostuvo una relación epistolar por internet-, se sintió despechada y desde hace más de dos años quería vengarse de él, "por el maltrato", mediante la difusión de la grabación donde inculpaba a Salinas. Esta grabación se realizó cuando trabajaba para el sector privado, y lo importante fue un dicho, no la sustancia probatoria de lo que hablaba. Lo que dijo en una comida de amigos fue lo que muchos mexicanos piensan, pero visto en el contexto de sus altos cargos en el gobierno, un mal trabajo periodístico de falta de verificación –qué tal si el escándalo no lo es tal-, lo puso en la picotilla. La verdad es que en su paso por los gobiernos de Salinas y Zedillo, Téllez nunca tuvo acceso a la partida presidencial, que por definición es tan secreta como discrecional. Pequeño detalle de Téllez: se le olvidó mencionar tan tremendo dato.

Téllez es viejo amigo y compañero en el ITAM, de Ana Paula Gerard, la actual esposa de Salinas, con lo cual ese desliz irresponsable lo mete directamente en un conflicto con la pareja, que le tenía gran confianza. Pero dada la cercanía de Téllez con el equipo más cercano de Zedillo, ¿podrá creer el ex presidente que su sucesor no piensa lo mismo y que lo investigaron? Salinas ha tratado de explicar los destinos de la partida secreta, pero es como meterse en un pantano: entre más se mueve, más se hunde. La palabra de Téllez lo jala hacia abajo. ¿Y Zedillo? Lo mete también en un problema. Si lo que importa en la cultura mexicana no es la realidad sino lo que parece, ¿por qué entonces Zedillo, si su ex coordinador de asesores acusó a Salinas, no lo investigó? Zedillo fue metido inopinadamente en un problema político, y bien podría exigirle quien quiera pasarle cuentas, que explique porqué nunca investigó a Salinas. En la extraña dialéctica mexicana, si no lo investigó debe ser que también es cómplice.

La falta de sustancia en esta parte del escándalo es irrelevante. El escándalo es lo que prevalece, por lo que el presidente Calderón debe estar en la disyuntiva sobre el qué hacer con su secretario. Tomó a todos por sorpresa en Los Pinos, que el jueves por la mañana le recomendaron a Téllez que evaluara la conveniencia de responder a Pando. No diseñaron una estrategia de manejo de crisis, y dejaron que Téllez saliera a dar una conferencia de prensa sin haber investigado –como el manual político rezaba-, de dónde podría haber salido el estímulo a la señorita Pando para que revelara, en la coyuntura actual, lo que hace años tiene en su poder. Cabría también la posibilidad de que hubiera actuado por iniciativa propia, encontrando propagandistas para ventilar sus diferendos personales. Y si fuera este el caso, otros encontraron terreno cultivado para divulgar ocho nuevas grabaciones que, estas sí, fueron realizadas durante su actual cargo y se refieren al trabajo que le encargó el Presidente.

Nuevamente, el escándalo oculta el fondo. Durante todo el viernes, el tema central fue lo que dijo o quiso decir Téllez, si incurrió en un tráfico de influencias, si manipuló la realidad. En ningún momento parece haber violado la ley, pero es irrelevante. La única violación a la ley que se dio es que cometieron un acto de espionaje en su contra al tener intervenido su teléfono, y que hay dolo y un propósito deliberado por perjudicarlo, que es el acto de entregar a la prensa una copia de las grabaciones. La víctima es el malo de toda esta película, cuya caída es celebrada por muchos y alentada por fuerzas oscuras que deben sentir que es el momento en que pague facturas. El costo está siendo sumamente alto. Con los correos electrónicos, su estabilidad familiar fue puesta en riesgo. Con las grabaciones del viernes, su futuro como secretario está en entredicho. Téllez está herido de muerte pública. Le dieron dos tiros de gracia y probaron que la venganza, con sangre fría, sabe mejor.
r_rivapalacio@yahoo.com
kikka-roja.blogspot.com/

FOTO: PANISTAS CON BANDERA AJENA: usan al ejercito mexicano como si fuera para fiesta de quinceañeros



http://correo-gto.com.mx/notas.asp?id=103854
CON BANDERA AJENA
DIARIO DE GUANAJUATO
México, D.F..- En un hecho inédito, elementos del Ejército mexicano arribaron a la sede nacional del PAN para una ceremonia cívica de izamiento de bandera, para dar inicio al Consejo Nacional de este instituto político.

kikka-roja.blogspot.com/

AMLO: ¡No queremos que este país sea para unos cuantos!: neoliberalismo despobla a México

  • En 36 años sólo se han generado “islotes de crecimiento económico”
  • AMLO achaca al neoliberalismo el despoblamiento del país
Rosa Elvira Vargas (Enviada)

Bacanora, Son., 14 de febrero. La situación del país “no está para maquillajes ni cambios cosméticos. Y no es sólo el problema económico, también está en lo político y en lo social; por ello, se requiere una renovación completa en la vida de México” reclamó Andrés Manuel López Obrador. Al continuar su recorrido semanal por municipios serranos del oriente de Sonora, el tabasqueño lamentó el fenómeno de abandono y desolación que viven numerosos pueblos del territorio nacional. En casi todos, señaló, hoy hay menos gente que hace 30 años.

Bacanora, por ejemplo –su cabecera municipal–, tenía en 1980, 2 mil 500 habitantes y hoy no llega ni a mil. A decir del “presidente legítimo” este despoblamiento se debe al abandono de las actividades productivas por parte del gobierno. Denunció que en 36 años sólo se han producido “islotes” de crecimiento económico y empleo, sobre todo en las fronteras, las costa y los grandes centros urbanos. “El resto del país se ha despoblado porque la gente se va adonde hay trabajo o abandona el país. Y esto, insisto, se debe al modelo económico, al abandono del campo, ya que el gobierno ha preferido la política absurda de comprar en el extranjero lo que aquí se consume.”

Mencionó que sólo por la compra de granos, cárnicos y derivados del petróleo en 2008 el país pagó más de 72 mil millones de dólares. “Por eso exigimos que se regrese al campo para hacer lo posible o esos pueblos se quedarán vacíos”, señaló López Obrador. Antes estuvo en Soyopa, antiguo poblado de gran riqueza minera y que, sin embargo, hoy es una de las al menos seis cabeceras municipales (Sonora tiene 72) que carecen de camino pavimentado. Así, el tabasqueño reiteró que en México no cambia nada si no se modifica “este régimen de injusticia; si esto se sigue descomponiendo habrá más inseguridad y violencia”. En Bacanora, López Obrador recibió la bienvenida del alcalde priísta Rogelio Galindo. Ocurrió lo mismo hace dos semanas en Granados, donde el presidente municipal, René Durazo, también del PRI, estuvo presente en el mitin del líder opositor. Éste agradeció el gesto porque “aunque como él dijo, pertenecemos a organizaciones políticas distintas, somos mexicanos y buscamos que las cosas mejoren. Nosotros luchamos por los demás, luchamos por el prójimo, ésas son nuestras ideas, nuestros principios. No tenemos por qué pelearnos y menos aquí”.

Como lo dice, casi en cada plaza, López Obrador aseguró tener gran respeto por los priístas, a los panistas de los pueblos, porque no es con ellos el problema. “Si analizamos bien el problema está arriba; aquí no vive nadie que se parezca a Salinas de Gortari, aquí no vive nadie que se parezca a esa cacique sindical de Elba Esther Gordillo, aquí no vive nadie que se parezca a esa chachalaca ladrona de Vicente Fox. Aquí hay gente buena, trabajadora. Ahora estamos peor que en la época de Porfirio Díaz, porque en ese entonces eran 300 los que mangoneaban al país y ahora son 30 nada más y ninguno vive aquí”.

Insistió en que su movimiento “no se apacigua, no se detiene”, porque no acepta que haya “una clase parasitaria, improductiva, que se quede con el dinero del pueblo. ¡No queremos que este país sea para unos cuantos!”. Por eso dijo que en la concentración del próximo martes en San Lázaro se redoblará la exigencia para que el gobierno recorte gasto corriente y se puedan destinar 200 mil millones de pesos a combatir los efectos de la crisis. “El gobierno es un mantenido” porque maneja el dinero del presupuesto en gastos inútiles, como los grandes sueldos de la alta burocracia y las millonarias partidas que destina a los gastos médicos de ésta y a los ex presidentes de la República”.

López Obrador se dijo “porque está cambiando la mentalidad del pueblo” y cada día hay más gente interesada en lograr la transformación que necesita México. Sonora vive la efervescencia de las definiciones de candidaturas de los partidos para la renovación de todos los puestos de elección popular en julio, porque en ella los aspirantes que disputan las designaciones en PRI y PAN saturan el paisaje. La izquierda, sobre todo el PRD, está dividida y el PT tampoco ha tomado posición.

kikka-roja.blogspot.com/

(Ssa) RECULA: Elimina Ssa objeción de conciencia de norma oficial para practicar aborto

  • Envía a diputados nueva propuesta de la NOM sobre servicios de planificación familiar
  • Elimina Ssa objeción de conciencia de norma oficial para practicar aborto
  • La dependencia da por concluido el diferendo por los cambios a la redacción original
Roberto Garduño

Ampliar la imagen El viernes pasado, Amnistía Internacional y diversas organizaciones civiles realizaron un mitin frente a la Secretaría de Salud, en rechazo a las modificaciones realizadas a la NOM 046 relativa al aborto Foto: José Antonio López

La Secretaría de Salud (Ssa) envió este fin de semana a la Cámara de Diputados un nuevo proyecto de redacción de la norma NOM-005-SSA 1993 de los servicios de planificación familiar, para dar por finalizado el diferendo generado por los cambios a la redacción original –promovidos por la autoridad federal–, que incluían la objeción de conciencia del personal médico que practicaría el aborto a mujeres víctimas de abuso y violencia sexual.

Tal modificación al texto, aprobado el 28 de enero en el seno del Comité Consultivo Nacional de Normalización de Prevención y Control de Enfermedades, también refería que si los médicos y el personal especializado eran objetores de conciencia se debería buscar entre aquellos que no lo fueren. Además, se exigía la aprobación de los padres o el tutor para practicar la interrupción del embarazo que se originara por violencia o abuso sexual.

Ahora, la nueva propuesta de la Secretaría de Salud –de la que se tiene copia– establece que “en caso de violación, las instituciones prestadoras de servicios de atención médica, deberán, de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana Aplicable, prescribir la anticoncepción de emergencia, previa información completa sobre los posibles riesgos y consecuencias de la utilización de este fármaco, pudiendo prescribirse hasta un máximo de 120 horas después de ocurrido el acto; a fin de que la persona tome una decisión libre e informada”.

Por lo tanto, en caso de embarazo por violación, y previa autorización de la autoridad competente, en términos de la legislación aplicable, las instituciones prestadoras de servicios de atención médica deberán practicar el aborto médico a solicitud de la víctima interesada y, en caso de ser menor de edad, a solicitud del padre o la madre o, a falta de estos, de su tutor.

“En todos los casos se deberá brindar a la víctima, en forma previa a la intervención médica, información completa sobre los posibles riesgos y consecuencias del aborto, a efecto de garantizar que la decisión sea informada conforme a las disposiciones aplicables. En todo caso se deberá respetar la objeción de conciencia del personal médico y de enfermería encargados del procedimiento.

“Las instituciones de atención médica deberán contar con doctores y enfermeras capacitados en procedimientos médico quirúrgicos en aborto, no objetores de conciencia o, en su defecto, referir de inmediato a la usuaria a una unidad de salud que cuente con este tipo de personal y de instalaciones que garanticen la calidad y la calidez de la atención”.

La norma original, aprobada el 21 de julio por el Comité Consultivo y consensuada con las organizaciones no gubernamentales, respetaba los derechos de las mujeres en el tema de violación, y era congruente con los códigos penales estatales, para darle servicio a una mujer que necesitara y que requiriera una interrupción legal del embarazo, como producto de una violación, o que se le proporcionara la anticoncepción de emergencia.

Tal redacción consideraba prescribir la anticoncepción de emergencia a toda mujer violada de forma inmediata y hasta 120 horas después de ocurrido el hecho para prevenir un embarazo no deseado, brindando información completa.

No obstante, el 28 de enero pasado se generó el diferendo entre los diputados federales, las organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres y la Secretaría de Salud, cuando el Comité Consultivo modificó el contenido de la norma, para quedar como sigue:

“Informar de las posibles consecuencias de la violación y, ante la posibilidad de embarazo, hacer del conocimiento de la víctima sobre la prescripción de la anticoncepción de emergencia, debiendo proporcionarle información de todos los posibles riesgos y consecuencias de la utilización de este fármaco, pudiendo prescribirse éste hasta un máximo de 120 horas después de ocurrido el evento, a fin de que la usuaria tome una decisión libre e informada, conforme a la norma oficial mexicana aplicable.

“En caso de embarazo por violación, y previa autorización de la autoridad competente, las instituciones prestadoras de servicios de atención médica, podrán prestar los servicios de aborto médico, a solicitud de su padre, de su madre, o a falta de éstos, de su tutor.

“En todos los casos se deberá brindar a la víctima, en forma previa a la intervención médica, información completa sobre los posibles riesgos y consecuencias del aborto, a efecto de garantizar que la decisión de la víctima sea una decisión informada conforme a las disposiciones aplicables.

“En todo caso se deberá respetar la objeción de conciencia de los médicos y personal de salud. Las instituciones de atención médica podrán contar con prestadores de servicios capacitados en procedimientos médicos quirúrgicos en aborto médico no objetores de conciencia o, en su defecto, referir a la usuaria a una unidad de salud que cuente con este tipo de personal y con instalaciones que garanticen la calidad y la calidez de la atención”.

kikka-roja.blogspot.com/

Carstens, Gil Díaz y Luis Téllez Buscan "regalar" a Movistar red: Denuncian trama para despojar al país de red de fibra óptica y cederla a Telefónica

Buscan "regalar" a Movistar red de fibra óptica que pertenece a CFE
Buscan "regalar" a Movistar red de fibra óptica que pertenece a CFE
* La instalación costó más de 4 mil millones de dólares
* Detrás de la maniobra está Gil Díaz: diputado

  • Carstens, Gil Díaz y Luis Téllez participan en la maquinación, acusa diputado perredista
  • Denuncian trama para despojar al país de red de fibra óptica y cederla a Telefónica
Roberto Garduño

El gobierno, con el auspicio del secretario de Hacienda, Agustín Carstens, y la influencia de Francisco Gil Díaz, pretende entregar gratuitamente la red de fibra óptica propiedad de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a la trasnacional Telefónica Movistar, denunció el diputado federal perredista Juan Guerra Ochoa. Expuso que el costo, erogado por el erario, de la red de fibra óptica asciende a más de 4 mil millones de dólares, de los cuales la empresa española no pagaría un solo centavo. Entre 2004 y 2005, Gil Díaz, como secretario de Hacienda, promovió que la CFE tendiera en todo el territorio nacional una red de fibra óptica similar a la de Teléfonos de México (Telmex), o incluso con mayor cobertura.

A través de ella se puede dar el servicio de telefonía, de Internet y de televisión; es decir, con esa red la diferencia entre la telefonía por cable y la abierta prácticamente desaparece, porque sería capaz de cubrir a 90 por ciento de la población.

Desvío de recursos

“Eso se hizo a cargo del erario, y costó más de 4 mil millones de dólares; desde mi punto de vista, se constituyó un peculado porque se dio a través del desvío de recursos, porque si bien la CFE tiene necesidad de comunicación, no implicaba el tendido de esa red. Todo indica que se tendió con toda la intención, y como parte del paquete que negoció Gil Díaz con la trasnacional española Telefónica para asociarse, y que el ex secretario de Hacienda quedara al frente de esa empresa.”

Guerra Ochoa refiere que el problema para los bienes nacionales se ubica cuando Carstens insiste en modificar la Ley de Inversión Extranjera para que empresas trasnacionales tengan participación accionaria superior a 49 por ciento, hasta ciento por ciento. “Esto nos vuelve a poner en alerta. Es la nefasta intención de Gil Díaz, porque no es tanto la participación de capital extranjero, toda vez que de manera ilegal, y sin que haya sanciones, con Luis Téllez Kuenzler como cómplice, Telefónica mantiene el 97 por ciento de las acciones, sin existir presencia mexicana. Se configura una clara violación a lo que establece la ley, en cuanto que los mexicanos deben tener 51 por ciento. Esto lo supimos no en México, sino por un reporte que elaboró la Bolsa de Valores de Nueva York sobre la trasnacional española.

“Por eso la propuesta de Carstens, que es empleado de Gil Díaz, misma que hizo en el alcázar de Chapultepec, implica legalizar lo que ya hicieron de facto en violación a las leyes, y por el otro lado el asunto de regalarle esta red de fibra óptica a Telefónica, para seguir con la economía de compadrazgos, porque si la hubiera construido el grupo español, sería otra cosa.”

–¿Existen evidencias de que Telefónica actúa fuera de la ley?
–Telefónica tiene estatus de evasor de impuestos. Tal condición la formuló Gil Díaz. Y ésta se mantiene hasta estos días, porque aprovechando el roaming internacional, establece que sus llamadas no son locales, sino internacionales y están exentas del pago de IVA; de esa forma paga menos impuestos que cualquier empresa.

–El argumento gubernamental es que los precios por el servicio son altísimos, y por tal razón se justifica lo que llaman apertura del mercado.
–Las altas tarifas no sólo son responsabilidad de Telmex y de Telefónica; el principal responsable es el gobierno. Tengo un documento que la Cofetel (Comisión Federal de Telecomunicaciones) envía a Telmex, donde no le acepta de ninguna manera una reducción de tarifas, toda vez que eso le daría un precio monopólico y dejaría a los competidores sin capacidad de competir.
Así, “en realidad lo que quieren, como ocurre con los bancos, es que se lleven los recursos para otro lado”.
–En medio de esto, ¿qué papel juega el secretario de Comunicaciones y Transportes?
–Luis Téllez es un jurado del malinchismo y de la inversión extranjera, y lacayo de los monopolios. Es un encubridor de Carlos Salinas, o es un hombre tan demagogo y tan frívolo que cree que puede hacer afirmaciones que luego se hacen públicas, y decir que las dijo, pero que no tiene elementos. Caramba, si las dijo es porque tiene elementos, o porque es un calumniador. Él protege los intereses de Telefónica, que son los mismos intereses del gobierno de Felipe Calderón.

kikka-roja.blogspot.com/

Monosapiens / Olor a Santidad

REVISTA PROCESO No. 1685


MONO SAPIENS POR HELGUERA Y HERNANDEZ

kikka-roja.blogspot.com/

John M. Ackerman: Los ociosos de Viaducto Tlalpan

John M. Ackerman
http://johnackerman.blogspot.com
Los ociosos de Viaducto Tlalpan
www.jornada.unam.mx/2009/02/15/
Con el inexcusable e ilegal indulto a las televisoras, queda claro que los consejeros electorales no toman las decisiones en el Instituto Federal Electoral (IFE). Aquel IFE que representaba una voz ciudadana, plural y valiente, comprometida con la defensa del espacio público y la democracia, ya es historia. La entidad que organizará las elecciones de 2009 se encuentra al servicio de Felipe Calderón y Manlio Fabio Beltrones, y sus respectivos partidos políticos, quienes fungen como mayordomos del duopolio televisivo.

De la misma forma en que el IFE antes se subordinaba a los mandatos de Carlos Salinas y Diego Fernández de Cevallos, hoy el organismo electoral se ha convertido de nuevo en un terreno para dirimir negociaciones y pactos entre las cúpulas del gobierno y los personajes más oscuros de la “oposición”. Tal como el IFE de Luis Carlos Ugalde se doblegara ante los poderes fácticos y se negara a ejercer sus facultades legales, el instituto de Leonardo Valdés hoy negocia la ley de manera vergonzosa y sacrifica su autonomía constitucional.

Lo que une a los cinco consejeros que votaron en favor del “sobreseimiento” del proceso sancionador en contra de Televisa y Tv Azteca es su irrestricta lealtad a personajes políticos del PRI y el PAN. Recordemos que Marco Baños y Benito Nacif son incondicionales de Manlio Fabio Beltrones y Felipe Calderón, respectivamente. Francisco Guerrero mantiene esa misma relación de complicidad con Emilio Gamboa. Arturo Sánchez pertenece al “equipo” de Juan Molinar Horcasitas, actual director general del IMSS. Marco Gómez, el consejero “verde”, le ofreció la luna y las estrellas al PRI y al PAN con tal de no ser incluido en la lista de consejeros despedidos el año pasado.

Los cinco personajes que conforman este nuevo pentágono de la impunidad deben sus puestos actuales y su futuro político de manera directa a los políticos que los nombraron. Por ello, a nadie debe sorprenderle que el viernes pasado hubieran fungido como simples correas de transmisión del pacto que sus verdaderos jefes y las televisoras acordaron el día anterior. Todavía el jueves, los consejeros Sánchez y Gómez declararon que el nuevo convenio entre la CIRT y el IFE no tenía relación con los procedimientos sancionadores ya iniciados. Menos de 24 horas después, justificarían su voto en favor del indulto precisamente porque este convenio supuestamente garantizaba el cumplimiento de las televisoras con la ley. Salvo que los consejeros sufran de algún grave trastorno mental, un viraje tan evidente solamente se puede explicar por evidentes variables políticas.

Al desechar el proceso iniciado contra las televisoras, los consejeros cometieron una franca violación de la ley. El proyecto aprobado, presentado de manera sorpresiva ni más ni menos que por el consejero Baños, alfil de Beltrones, recurre a un artículo de la norma electoral que simplemente no aplica al procedimiento que estaba en curso. El artículo 263 se encuentra dentro del capítulo del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe) que regula los procedimientos sancionadores ordinarios, no los procedimientos sancionadores extraordinarios, como era el caso. Asimismo es absurdo afirmar que las quejas se habían quedado sin materia. Aun si nos creyéramos el cuento de que de aquí en adelante Televisa y Tv Azteca acatarán la ley, la evidente manipulación y distorsión de la propaganda electoral ya ocurrió y el daño es irreparable.

El proyecto de Baños no es otra cosa que un engendro legal cuyo único propósito fue congraciarse con los poderes fácticos. Incluso la consejera Macarita Elizondo, quien de forma abierta se había pronunciado en contra de sancionar a las televisoras, tuvo la dignidad de votar en contra del proyecto de sobreseimiento. Ya veremos si algún partido tiene las agallas para impugnar la resolución. Veremos también si la ex socia de Baños, María del Carmen Alanís, y sus colegas del tribunal electoral se atreven a rectificar esta flagrante ilegalidad.

También es notorio el doble rasero del IFE. A la hora de multar al PRD por los bloqueos de Reforma y los intentos de impedir el informe de Vicente Fox y la toma de posesión de Calderón, los consejeros presumían ser implacables con la imposición de sanciones ejemplares que pudieran prevenir este tipo de acciones en el futuro. Hoy en cambio, las televisoras han encontrado de buenas a los señores consejeros, quienes ya se cansaron de dar castigos ejemplares y se conforman con la “buena voluntad” de los medios electrónicos de comunicación y un convenio que no cuenta con ninguna fuerza legal. Tal como ocurrió en 2006, la autoridad electoral demuestra su fiel compromiso con la máxima de Porfirio Díaz y Getulio Vargas: “Para mis amigos todo, para mis enemigos la ley”.

Paradójicamente, uno de los responsables principales de esta situación es el PRD y su grupo parlamentario en la Cámara de Diputados. En el contexto de la renovación de los consejeros electorales del año pasado, el PRD tuvo la oportunidad de transformar de manera integral el perfil del Consejo General. El gobierno necesitaba forzosamente incorporar a la izquierda en las negociaciones para evitar la repetición de un escenario como el de 2003 en que de entrada el árbitro estuviera deslegitimado. Sin embargo, en vez de apalancar esta posición de fuerza, el PRD simplemente abdicó. El resultado es un Consejo General carente de una visión plural, ciudadana o independiente.

kikka-roja.blogspot.com/

Elena Poniatowska (I y II): Homenaje a Leonora Carrington

Elena Poniatowska (I)
Homenaje a Leonora Carrington

Ampliar la imagen Leonora Carrington, en una imagen de 2006 Foto: María Luisa Severiano

Donde está Leonora Carrington está el surrealismo. Aunque André Breton consagró a México como país surrealista por excelencia y definió a la pintura de Frida Kahlo como un listón en torno a una bomba, en México el surrealismo llegó a raíz de la guerra, llegó –en el caso de los españoles– después de haber conocido la persecución, el hambre, el éxodo, el desprecio de los franceses, los largos meses de espera en las playas francesas convertidas en campos de concentración, como lo fue Argelés sur Mer, la arena en todas partes, la arena en los zapatos, la arena en los calzones, la arena en los cabellos, en los ojos, una arena húmeda y negra, la arena de la derrota esa que se metió hasta el final de los días, hasta el último suspiro de los españoles que perdieron la guerra.

Leonora salió de España y vino en barco desde Lisboa en 1941.

Desde 1939 había que escapar de Europa. Quedarse significaba persecución, desesperanza, fracaso, muerte. Antes, Leonora había sido una niña habitada por las leyendas celtas de su abuela irlandesa, transformada más tarde en una joven inglesa que su madre presentaría a la Corte de Jorge V en Londres, en 1934, y luego a Ascot y a Buckingham Palace. Si Leonora había nacido en 1917 tendría entonces 17 años. A ella, sus tres hermanos, Pat, Gerard y Arthur nunca le interesarían tanto como su madre, Maurie Moorehead, quien le ayudó a hacerse pintora y a irse a Florencia, a la Piazza Donatello a la escuela de pintura de Miss Penrose y más tarde en Francia a la Academia Ozenfant.

St Martin d’Ardèche es un pueblito precioso cerca de los Alpes por donde pasa el Rhone en el que vivió tres años al lado de Max Ernst. Ambos pintaban, pero ella, “la inglesa” –como la llamaban en el pueblo–, hacía algo más, cocinaba. Muy pronto la cocina se volvió el laboratorio de sus sueños en el que preparaba manjares como sacramentos, y los platos y las cucharas levitaban mientras ella oficiaba el santo rito. Bastaba cerrar los ojos para entrar por el espejo y pasar del otro lado como Alicia en el país de las maravillas, pero Leonora tenía los ojos bien abiertos, no fuera a equivocarse en las proporciones. No pulía su inconsciente, no lo esperaba todo de ella misma, quería aprender. Mezclaba con acierto todas las sustancias del imaginario. Todo lo que saben hacer los campesinos franceses, ella lo aprendió. Salía temprano con un ancho sombrero de paja a escoger las uvas antes de que las calentara el sol, e iba recorriendo los viñedos clavados en la tierra para cortar los racimos y llevarlos en una canasta a que los jóvenes –muchachos y muchachas- les bailaran encima una danza amorosa. Leonora, que ahora sólo bebe té, hacía té. Al igual que los campesinos franceses sabía que hay que guardar todo, porque algún día puede servir, y era capaz de algo que pocas mujeres hacen ahora: coser con aguja, hilo y dedal, coser con hilo cósmico, remendar, unir lo que tenemos detrás de la frente y confeccionar muñequitas de trapo, como las que fabrican con su ingenio y sus dedos de hada las madres pobres para sus hijas: dos botones en vez de ojos, una sonrisa pintada, unos cabellos de estambre amarillos o cafés, según el gusto, un vestido con delantal o con un bolerito y, antes que todo, unos calzones, porque lo primero que miran las niñas es si su muñeca trae calzones. Hasta hace algunos años, a Leonora le entretenía hacer esas muñequitas, que bien vistas tienen mucho de autorretrato.

Años más tarde, al lado de Remedios Varo, Leonora habría de bordar el manto terrestre.

¿Qué le pasa a un ser humano cuando de pronto los gendarmes se presentan y se llevan a su amor alegando razones de religión o de raza o de ideología? En 1939, después del arresto de Max Ernst, Leonora sobrevivió a una Europa cruel y enloquecida, en una época incomprensible de vejaciones y campos de concentración que la llevó a escribir En bas, Down below, (Abajo), la memoria del encierro y el odio, la memoria de lo que significa ensañarse contra el amor. Si a Leonora la encerraron en una institución, no hubo peor institución ni clima más desvirtuado para ella que España con sus criterios franquistas, que intentaron destruirle no sólo su mundo imaginario, sino el afectivo. Sin embargo, a esa estancia en Santander, a esa época atroz le debemos nosotros los mexicanos a Leonora la dádiva inesperada y gratuita de su presencia en México.

Leonora habría de salir de Europa gracias a un hombre que decía cosas que no se dicen y hacía cosas que no se hacen, como darle un mordisco a la copa de cristal ofrecida por la embajadora de Estados Unidos y comérsela ante el asombro de los invitados. Al lado del extraordinario embajador mexicano Luis I. Rodríguez, Renato logró –como cónsul de México– que muchos de los cien mil refugiados republicanos españoles aceptaran la invitación del general Lázaro Cárdenas y vinieran a México en el Sinaia, el Méxique, el Ipanema, el Capitán Paul Lemerle.

Aquí, en México, Leonora y Renato Leduc vivieron juntos un año, pero –tras la separación– nunca dejaron de ser amigos. A Leonora le gustaba sembrar, fertilizar, ver crecer y cosechar; siempre le atrajo la sabiduría de la tierra (a mí me enseñó a hacer una composta o un compost con peladuras de papa y zanahoria para que germinen flores bonitas), y Renato declaró que se dedicaba por inveterada propensión agrícola, a sembrar el bien y el mal. Ha de ser muy fácil prenderse de un hombre que dice: “No haremos obra perdurable. No tenemos de la mosca la voluntad tenaz”. Renato coincidía con Leonora al creer que los temas trascendentes, como Dios, han quedado fuera de servicio, y se dedicó a enseñarle a su hermosa mujer la poesía popular que hay en las malas palabras. Leonora posee un tesoro de mentadas de madre que a veces dice al amanecer con la voz más dulce y melodiosa: “A éste pendejo, hay que mandarlo a la chingada”. A Renato le hacía reír que Leonora hiciera como que se equivocaba y llamara a Paco Zendejas, Paco Pendejas. “No lo hago a propósito, no puedo pronunciar su nombre”. Ambos reían porque eran ellos mismos y no podían ser más que ellos mismos. Leonora además cantaba, y le tomó a Renato la mejor fotografía que le han sacado jamás, alto y guapo y de perfil. Ilustró su libro Los banquetes, la historia de un solo personaje para un solo lector. Los dibujos los hacían reír al unísono. Alguna vez le pregunté a Renato por qué se habían separado y me contestó que Leonora hablaba más con el perro que con él, y cuando le pregunté a Leonora por este marriage arrangé, este matrimonio forzado sólo para salir de España, una chispa lúdica atravesó sus ojos negros: “Bueno…tampoco”.

Elena Poniatowska (II)

Alejados de quienes pontifican Renato y Leonora volvieron a verse más tarde, Leonora ya casada con Chiki, Emérico Weisz. María Felix, su belleza y su ingenio fue el punto de encuentro. Renato alegaba que había sido padrino de todos los matrimonios de María y testigo de cómo Diego Rivera le repetía hasta el cansancio: Cásate con tu sapito, cásate con tu sapito, y Leonora con su tropel de caballos nocturnos cabalgándole en el espíritu rivalizaba con La Doña, quien por cierto la quiso mucho, como la quiso otra mujer que en esa época atraía las miradas: Bridget Tichenor, amiga de De Chirico, que para comprobarlo, tenía en su casa de la Zona Rosa un espléndido De Chirico.

A Emérico Weisz, Chiki el fotógrafo, lo vi en varias ocasiones. Alto y larguirucho, se hacía a un lado cuando los demás se aventaban. La incredulidad y la expresión triste de sus ojos hundidos conmovía. No quería ser parte del espectáculo. Cuando todos los fotógrafos se le iban encima al personaje en turno o al evento social para retratarlo, él se retraía, y en su retraimiento había un rechazo que lo hacía muy atractivo. Seguramente a él le parecía surrealista ese ajetreo de moscas en torno a la vedet o a la anfitriona de la sección de Sociales. Para él, que a los 27 años había fotografiado la guerra de España al lado de Robert Capa, estas demostraciones apenas eran un preludio al teatro del absurdo.

A partir de que Leonora tuvo a sus hijos, Gaby y Pablo, no los soltó ni un momento. Formaban un núcleo muy unido y muy cerrado. Leonora; Emérico, Chiki, Gabriel, y Pablo se protegían, parapetados tras los muros de su casa de la calle de Chihuahua, en la colonia Roma. Se protegían por una razón muy concreta. Los niños se apellidaban Weisz, y Weisz es judío, y si Leonora no era judía y Chiki sí, aunque ninguno practicara, apenas fueron a la escuela les hicieron saber que ellos habían matado a Cristo y otras cosas más sorprendentes que las que podría contarles la hija del minotauro que su madre les hizo conocer en pintura. A Gaby y a Pablo les era más fácil comprender el mundo místico y alquimista de su madre que el de afuera. En su casa, los cuatro devoraban libros, dibujaban, guisaban, y ese refugio aislado los protegió contra la hostilidad del ambiente. Habría que recordar que Gaby nació en 1946. Si se enfermaban, se curaban solos, y una vez, cuando Leonora se enfermó, Gaby recuerda que los dos se improvisaron médicos y se turnaban para cuidarla. No tenían más parientes que ellos mismos. México era antisemita y anti extranjero. Los Weisz se constituyeron en una especie de célula viva unitaria en la que cualquier problema se resolvía entre cuatro. A imitación de Leonora, inventaban trompetillas acústicas, damas ovales, animales fabulosos, pantalones de franela, puertas de hiedra, y participaban en la escenografía y el vestuario del teatro de Alejandro Jodorowsky y el de Poesía en Voz Alta. También hacían aportaciones a la receta de cómo cocinar al arzobispo de Canterbury en una gran olla de barro, para comerlo en mole verde.
Foto
Leonora Carrington en una imagen de 2005Foto Marco Peláez

Una vez en que Pablo le avisó a su madre desde el camp de sus vacaciones que se sentía levemente mal de la panza, Leonora, sin pensarlo dos veces, tomó un taxi que hizo cuatro horas de ida y cuatro de vuelta para ir a recogerlo.

Si en el colegio el rechazo era evidente, los niños muy pronto tuvieron la certeza de que era imposible olvidar las atrocidades de los nazis en Europa, y nunca negaron su identidad judía. Por otro lado, también pesaba la identidad inglesa, la de la nursery de Crookhey Hall y la de esa madre que producía, como por encantamiento, cuadros con títulos en inglés, salvo el de ese naufragio en Manzanillo, en el que unas monjitas intentan salvar su vida en una nave que hace agua y tiene una vela roja a punto de desgarrarse.

Leonora era una madre completamente entregada (devoted es la palabra que usa Gaby), de una devoción total. Llevaba a sus hijos a ver películas de vaqueros y se estremecía con los disparos que volaban desde el techo del tren y las diligencias que convertían grandes llanuras en sets cinematográficos. Ella debía aburrirse enormemente, pero como era muy buena madre allí se quedaba sentada junto a nosotros, recuerda Gaby. Más bien creo que Leonora recordaba el cuadro de Max Ernst que le causó una enorme impresión y la hizo buscarlo: “Deux enfants menacés para un rossignol” (Dos niños amenazados por un ruiseñor).

A partir del momento en que los niños regresaban de la Westminster School, Leonora dejaba sus pinceles, salvo en una ocasión en la que Gaby entró en un momento crucial y Leonora le señaló que guardara silencio y tomara una silla, porque con un pequeño y delicado pincel encimaba un color rojo en delgadas capas, una figura mágica que requería toda su atención.

Más rebelde que su hermano Pablo, a Gaby lo expulsaron de la Westminster en 20 ocasiones. Leonora, siempre apoyadora, aplacaba a la directora para que volvieran a admitirlo. Seguramente revivía con su hijo su propia rebeldía: a ella también la habían expulsado de la sociedad que en 2009 sigue siendo injusta y conformista. Chiki, el padre, era mucho más severo y menos conciliador que Leonora, quien compartía los actos libertarios de su hijo mayor. Lo curioso es que a ambos hijos les dio por la medicina. Pablo es médico y pintor. El sortilegio de la pintura de Leonora fue su pócima. Gaby es poeta. También a él le fascinó la medicina, pero se lanzó a la antropología, al teatro, a la literatura comparada, a la filosofía y sobre todo a la poesía.


kikka-roja.blogspot.com/

EU cambia de enemigo: ahora es la depresión económica : Alfredo Jalife-Rahme

Bajo la Lupa
Alfredo Jalife-Rahme

EU cambia de enemigo: ahora es la depresión económica

Ampliar la imagen Dennis C. Blair, director nacional de Inteligencia de EU, durante su comparecencia ante senadores el jueves pasado Foto: Ap

Después de un poco más de siete años, que abarcan las dos cataclísmicas gestiones del bushismo, Estados Unidos cambia su fracasada “guerra contra el terrorismo global” por la “amenaza de la depresión económica y sus implicaciones geopolíticas”.

La llegada de Obama, que hereda un país y el globo en descomposición, opera el viraje, como se desprende de la ponencia el pasado 12 de febrero del almirante Dennis C. Blair, director de los servicios nacionales de inteligencia (que aglutinan a las 16 agencias de espionaje), ante el comité especializado del Senado: “En el corto plazo, la primera preocupación en materia de seguridad de Estados Unidos es la crisis económica global y sus implicaciones geopolíticas”.

Pasamos de la hollywoodense “guerra contra el terrorismo global” a la cruda realidad de la crisis financiera y económica: “la más seria en décadas, si no en siglos”, según Dennis C. Blair, quien refirió insistentemente las consecuencias geopolíticas y sociales de las décadas de los 20 y los 30.

Ubica el inicio de la crisis a principios de 2008 (y no al 15 de septiembre, cuando el banco de inversiones Lehman Brothers “quebró”, habiendo previamente expatriado 400 mil millones de dólares a Israel), lo que lo lleva a deducir que las turbulencias políticas y las desestabilizaciones serán incandescentes el año entrante.

Constata que la “cuarta parte (¡súper-sic!)” de los países del mundo sufren las consecuencias desestabilizadoras de “baja intensidad” que se expresan en “cambios de gobierno”. Hasta ahora, el “grueso de las manifestaciones antigubernamentales” se han escenificado en Europa y en los países de la ex URSS. Sobre México alertó que “sería fuertemente golpeado si la recesión se prolonga”.

Con todo y su entreguismo, el “México calderonista” es considerado como un “país fracasado” por la CIA, el Pentágono y el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, mientras Stratfor (13/2/09) reitera la ingobernabilidad del régimen calderonista.

Ahora Dennis C. Blair señala la amenaza de que la crisis provocará sublevaciones el año entrante debido al oleaje del derretimiento financiero en los mercados emergentes, donde el crecimiento económico se ha desplomado en forma dramática: “gran (sic) parte de Latinoamérica, la anterior URSS y el sub Sahara africano carecen de reservas de divisas suficientes, acceso a la ayuda internacional o crédito”. ¿A poco Estados Unidos cuenta con suficientes reservas de divisas?

Se basa en “modelos estadísticos” que demuestran que las “crisis económicas incrementan los riesgos de inestabilidad que amenazan a los regímenes en caso de que duren un lapso mayor de uno a dos años”.

Refiere que los mismos economistas no se ponen de acuerdo respecto a cuándo tocará fondo la crisis. Es cierto: los “optimistas” aseguran tres años y los “pesimistas” apuestan a una generación entera.

Cita que “incluso algunos temen que la recesión pueda profundizarse y alcanzar el nivel de la Gran Depresión (¡súper-sic!)”.

Por alguna razón, Dennis C. Blair concede crédito a los profetas de la Gran Depresión, porque también los pudo haber ignorado: “todos recordamos las dramáticas consecuencias políticas ocasionadas por las turbulencias económicas de la década de los 20 y los 30 en Europa, la inestabilidad, y los altos niveles de extremismo violento”. Mínimamente se pudiera aducir que los 16 servicios de inteligencia de Estados Unidos se encuentran alertas en su radar a la aparición de la Gran Depresión.

No aborda expresamente las “implicaciones geopolíticas” de la doble crisis financiera y económica, pero las deja entrever bajo el factor “tiempo”, que será determinante para socavar los intereses estratégicos de Estados Unidos: “El tiempo es probablemente nuestra mayor amenaza. Mientras más largo sea el inicio de la recuperación, mayor será la probabilidad de daño severo (¡súper-sic!) a los intereses estratégicos de Estados Unidos”.

En el cronograma de la década de los 20 y los 30 del siglo pasado, sabido es que la Gran Depresión desembocó en el ascenso del nazismo y en la Segunda Guerra Mundial, cuyo desenlace fue exitoso para Estados Unidos, que salió airoso con el acaparamiento aproximado de 50 por ciento del PIB mundial (ahora anda en 25.3 por ciento, y cada vez más declinante, cuando ha sido desplazado por la Unión Europea –UE–, con 31 por ciento).

Un sector bancario del bélico eje anglosajón, cuyo conspicuo portavoz es Ambrose Evans-Pritchard (ver Bajo la Lupa, 7/12/09) se prepara obscenamente a otra guerra mundial que tanto anhela Norman Podhoretz, teórico neoconservador muy cercano a Israel.

Otro paralelo con la década de los 30, a su juicio, versa sobre el “desencadenamiento de un oleaje de proteccionismo destructivo” y las guerras comerciales que desembocaron en la Segunda Guerra Mundial. Si algún país tiende en este momento al neoproteccionismo es justamente Estados Unidos, lo cual afloró con la aprobación del paquete de estímulo económico por el Congreso que bajo piruetas semánticas obliga a “comprar estadunidense”.

Aunque no especifica las “implicaciones geopolíticas”, se deduce que las fronteras de Estados Unidos, la UE y el BRIC (Brasil, Rusia, India y China) serán incandescentes e indecentes, lo cual tendrá consecuencias estratégicas devastadoras en la cartografía mundial.

En una sana autocrítica, Blair sacó a colación el daño que la crisis ha causado a la credibilidad de EU en todo el mundo: “la percepción ampliamente sostenida de que los excesos en los mercados financieros de Estados Unidos y las regulaciones inadecuadas fueron responsables ha incrementado la crítica sobre las políticas del libre mercado, que pueden dificultar conseguir los objetivos (sic) de largo plazo de Estados Unidos”.

Luego entonces, ¿el libre mercado facilita(ba) la implementación de los objetivos unilaterales de Estados Unidos?

Dennis C. Blair, anterior mandamás del Comando del Pacífico, ha exhibido una peculiar debilidad por los negocios neoliberales (su membresía en EDO, adquirida por ITT, y Tyco Intl.), razón por la cual, quizá, se exceda en sus críticas nada militares al proteccionismo.

Peor aún: asegura que el colapso de Wall Street “ha aumentado el cuestionamiento en la conducción de la economía global y la estructura financiera internacional por Estados Unidos”.

Aquí discrepamos con Dennis C. Blair: siempre existieron “cuestionamientos” muy severos desde hace mucho tiempo sobre el unilateralismo financiero, económico, militar y político de Estados Unidos (producto de la perniciosa unipolaridad), que tanto daño provocó en el mundo.

No fue sino hasta que Estados Unidos exhibió sus vulnerabilidades militares (v.gr. en Irak y Afganistán; su aliado Israel en el sur de Líbano y en Gaza; y el eje Estados Unidos-Israel en Georgia) que los grandes (la UE y el BRIC), medianos (v.gr. Irán) y pequeños (v.gr. Bolivia) comenzaron a rebelarse y a revelarse con la nueva exigencia imperativa de reconstruir el mundo que dejó hecho añicos el régimen torturador bushiano.

kikka-roja.blogspot.com/

Derechos humanos: situación de alarma: la Jornada

Editorial
Derechos humanos: situación de alarma

La injustificada detención de Raúl Lucas Lucía y Miguel Ponce Rosas –activistas de la Organización para el Desarrollo del Pueblo Mixteco y cuyo paradero es hasta ahora desconocido–, realizada el pasado viernes en el municipio de Ayutla de los Libres, Guerrero, por presuntos policías de esa entidad, es un botón de muestra de la desastrosa situación que enfrenta el país en materia de respeto a las garantías individuales y vigencia de la legalidad, de la cual da cuenta el reciente informe realizado por el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Entre otras cosas, el documento exhorta al gobierno federal a erradicar las inveteradas prácticas de tortura y abusos cometidos por elementos del Ejército y de las corporaciones policiales; a combatir la impunidad que gozan las autoridades involucradas en los atropellos en contra de la sociedad; a armonizar la legislación nacional con los acuerdos y tratados internacionales suscritos por México; a ajustar el código militar a las obligaciones internacionales del país; a reformar el sistema de justicia y seguridad pública, y a poner fin al sistema de arraigo, práctica que rompe con el principio constitucional de presunción de inocencia.

La aplicación de tales medidas, y de otras orientadas a restituir la vigencia de los derechos humanos, resulta de obvia necesidad ante la persistencia de excesos represivos y autoritarios, y ante las constantes violaciones a las garantías básicas cometidas por las instancias gubernamentales y ampliamente documentadas por diversos sectores de la sociedad y organismos humanitarios. Sin embargo, hasta ahora los gobiernos de todos los niveles, empezando por el federal, no han dado signos de capacidad ni voluntad para avanzar en esa materia.

Al inicio del sexenio anterior, Vicente Fox pretendió mostrarse ante la opinión pública nacional e internacional como un gobernante respetuoso de las garantías individuales. Pero los hechos ocurridos en la segunda mitad de su administración mostraron conductas opuestas a las que Fox reivindicaba en los discursos, y pusieron en evidencia un régimen represor y proclive a criminalizar la protesta social en forma frecuente y extendida: así ocurrió con las torturas sufridas por manifestantes altermundistas en mayo de 2004 en Guadalajara, Jalisco, entidad entonces gobernada por Francisco Ramírez Acuña –primer secretario de Gobernación calderonista–; y con los actos de represión que tuvieron lugar en Texcoco y San Salvador Atenco, en Sicartsa y en Oaxaca, a finales de la administración foxista.

En poco más de dos años del actual ciclo de gobierno, el tema de los derechos humanos ha sido relegado a un lugar marginal del discurso oficial, y las autoridades federales, lejos de hacer algo por esclarecer y castigar los abusos cometidos en el sexenio anterior, han propiciado el agravamiento del estado de las garantías individuales, se ha continuado con la aberrante práctica policial de “fabricar” culpables y criminalizar a los disidentes, y se ha garantizado la impunidad de gobernadores como los de Puebla, Mario Marín; Oaxaca, Ulises Ruiz, y estado de México, Enrique Peña Nieto, señalados como violadores prominentes de los derechos humanos. Por añadidura, en el contexto de la llamada guerra contra el narcotráfico, se han cometido graves atropellos en contra de la población civil, a pesar de los cuales la administración calderonista ha sido renuente a modificar una política de seguridad que, por lo demás, ha demostrado ineficacia para mejorar las condiciones de seguridad pública. Con ello, ha quedado en evidencia un doble rasero por parte del gobierno federal, que se dice dispuesto a perseguir los graves delitos perpetrados por las organizaciones criminales, pero no hace lo propio con las ofensas a la sociedad que cometen quienes supuestamente debieran hacer cumplir la ley.

La situación de los derechos humanos en el país constituye un factor de alarma para la población en su conjunto, un elemento adicional de exasperación social y un lastre fundamental para el cumplimiento del estado de derecho. Es obligado, en suma, que las autoridades atiendan esta circunstancia, si no por elementales consideraciones éticas y legales, sí al menos por razones políticas y de imagen, pues un régimen que no respeta las garantías individuales resulta impresentable ante su propia población y ante el mundo.

kikka-roja.blogspot.com/

La Corte y la impunidad selectiva: Granados Chapa

PLAZA PÚBLICA
La Corte y la impunidad selectiva
Miguel Ángel Granados Chapa
15 Feb. 09

Como muestra de las prioridades a las que atendió la Corte, los promoventes de la investigación constitucional sobre Atenco no pudieron estar en la sesión inicial en la que se abordó el caso

La Suprema Corte de Justicia de la Nación desahogó esta semana, en siete sesiones que implicaron dobles jornadas el martes, miércoles y jueves y un total de 18 horas de debate, su averiguación constitucional sobre las violaciones a garantías constitucionales en San Salvador Atenco y sus inmediaciones el 3 y 4 de mayo de 2006. Por el resultado de la discusión, por su tono, puede augurarse, con mínimo margen de error, que es la penúltima investigación de este género que emprende el máximo tribunal. Queda pendiente la referida a Oaxaca, cuyo desenlace fue anunciado con la resolución de Atenco. Cuando la haya resuelto, en sentido imaginable desde ahora, la Corte bajará la cortina, no aplicará más la facultad excepcional de que la dota el segundo párrafo del artículo 97 constitucional y esperará, y acaso hasta urja que ocurra, la supresión de ese ingrediente anómalo entre sus atribuciones.

Temerosa de sí misma, de las consecuencias de constituirse en un verdadero poder investigador, la Corte se autolimitó innecesariamente cuando accedió a desplegar una atribución que sólo había practicado en dos ocasiones antes de esta década, en que abordó tres más. Dadas las características de la tarea pesquisitoria y su breve fundamento constitucional los ministros pudieron haberse explayado para impedir impunidad en los casos de violaciones graves, paradigmáticas, a garantías individuales. Pero a la mayoría del pleno les temblaron las corvas, pudo más en los ministros un formalismo paralizante, comprensible y aun exigible cuando ejercen funciones jurisdiccionales, y se fabricaron corsés que reducen sus indagaciones a meras relatorías de hechos. Para que no desluciera demasiado su trabajo, en esta ocasión pretendieron forjar criterios para el uso de la fuerza pública, como si fuera un órgano de consulta al que se acude para el establecimiento de políticas generales y no fuera, como es, un órgano investigador de hechos específicos sobre los cuales tenía que pronunciarse.

Ante la brutalidad policiaca con que fueron agredidos manifestantes y pobladores de Atenco el 3 y el 4 de mayo de 2006 (especialmente en esta segunda fecha, en que no hubo propiamente enfrentamientos como la víspera, en que no pocos ciudadanos actuaron con violencia inadmisible contra agentes de la autoridad), y ante la impunidad que asomó su tétrico rostro desde poco después de los acontecimientos, los pobladores afectados demandaron la intervención de la Corte. Advertido de la relevancia del reclamo, el 29 de agosto de ese año lo hizo suyo el ministro Genaro David Góngora Pimentel, pues se requería que un miembro del pleno solicitara poner en acción el mecanismo del artículo 97. Con lentitud empezó a tramitarse el caso al punto de que sólo el 7 de febrero siguiente -cinco meses después- el pleno de la Corte acordó iniciar su participación. Formó una comisión investigadora no con miembros del pleno, como hizo en 1995 cuando se averiguó la criminal afrenta de Aguas Blancas, sino con magistrados de circuito, como ya se había hecho en el caso de Lydia Cacho. Cuando estaba en curso la indagación de Atenco, contra toda lógica jurídica el pleno emitió regulaciones que se aplicaron retroactivamente y descuadraron los procedimientos que la comisión investigadora había comenzado a aplicar. De cualquier modo, produjo un voluminoso informe preliminar (2 mil 500 páginas y 40 cajas de documentos). De allí partió el ministro José de Jesús Gudiño Pelayo para preparar el dictamen, de más de 900 páginas, sometido a discusión a partir del lunes pasado.

En ese dictamen, y puesto que la indagación partió de recomendaciones emitidas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, se dieron por supuestas las violaciones denunciadas por las víctimas, se reconoció que las hubo. Y allí hubiera podido concluir el trámite, porque la regla número 21 del acuerdo general que ciñe las investigaciones constitucionales establece con claridad que el informe preliminar "no podrá adjudicar responsabilidades sino únicamente identificar a las personas que hubieran participado en los hechos...". Eso hizo Gudiño Pelayo: enlistó a más de 2 mil participantes en los acontecimientos de mayo y pasó a determinar el grado de participación de los mandos y los subordinados, pero la mayor parte de sus colegas rehusó hacerlo.

Dijo Gudiño Pelayo al presentar su ponencia, el lunes 9:

"La investigación no arrojó datos o elementos que apoyaran la hipótesis de que se hubiera dado alguna orden de golpear, dañar o vejar a los manifestantes y detenidos, pero no obstante eso sucedió a la postre. Y... aun cuando la violencia no hubiese sido ordenada, sí hay elementos para considerar que fue permitida, alentada y en esa medida autorizada o avalada por los superiores de los policías participantes en los operativos.

"Esa permisión o tolerancia a la violencia se advierte también en que poco, o casi nada, se investigó por parte de los propios superiores de los policías para castigar las conductas abusivas después de cometidas.

"Los procedimientos, particularmente... los administrativos (en cuya integración tiene incidencia la superioridad de los policías) en muy pocos casos culminaron en fincamiento de responsabilidades y, hasta donde obra en autos, las causas penales están abiertas".

Durante el debate, los ministros convinieron por amplia mayoría en que la intervención de la fuerza pública fue legítima, para restablecer el orden (y al concluir la discusión se empeñaron en subrayar que no pretendían inhibir el uso legítimo de la fuerza, no sea que se les tachara de libertinos). Esa calificación de legitimidad puso a salvo a los superiores y si acaso dejó abierta la posibilidad de que "las autoridades competentes", a las que harán llegar sus resoluciones, revisen las acusaciones a los subordinados a los que se les pasó la mano.

El ministro Sergio Valls, uno de los ocho ministros que no atendieron el señalamiento de Gudiño Pelayo sobre la permisión y tolerancia de la superioridad, sintetizó el certificado de impunidad selectiva diciendo: "a mi juicio no hubo acciones desplegadas por los mandos superiores que pudieran configurar en forma directa violación de garantías". Añadió que ni siquiera las omisiones expresadas en falta de capacitación del personal o en no haber ordenado "que la agresión policíaca cesara de inmediato" son causa de responsabilidad: "tampoco esas conductas se pueden imputar a los altos mandos del gobierno pues éstos sólo pueden ser vinculados en proporción de las facultades que la propia ley les encomienda".

Gozosos escuchaban éstos y otros argumentos semejantes los enviados del gobernador Enrique Peña Nieto, que junto con Eduardo Medina Mora, procurador general de la República, en aquel entonces secretario de Seguridad Pública, es el principal beneficiario de esta forma no de examinar los hechos sino de interpretar la ley. A la cabeza de esos enviados estaba el subsecretario de Asuntos Jurídicos del gobierno mexiquense, él mismo puesto a salvo por los ministros que aplicaron la impunidad selectiva: como contralor del gobierno le fue encomendado investigar si hubo abuso policial en Atenco, y concluyó que no, que no lo hubo.

En cambio no pudieron estar presentes, por lo menos en la primera sesión, los abogados Bárbara Zamora, Santos García y Humberto Oseguera, que promovieron la investigación constitucional. Denunciaron que el licenciado Alberto Díaz Díaz, en nombre de la presidencia de la Corte les "impidió el paso con el peregrino argumento de que ya no había lugar", aunque resultara "evidente que llenaron el salón con policías y burocracia de la Corte".

Ese trato disparejo es pálido reflejo de la sesgada aplicación de justicia en este célebre caso cuya etapa final (en lo que hace a la averiguación constitucional) coincidía con el Examen Periódico Universal a que era sometido el gobierno de México en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra. Mientras que no hay un solo policía preso por la violencia de mayo, hay 13 manifestantes recluidos por los mismos hechos, condenados a penas que llegan hasta cerca de 32 años. Y no se mencione el rudo contraste entre la impunidad regalada a Peña Nieto y Medina Mora y la severidad cavernaria que se ha cebado sobre Ignacio del Valle, líder del Frente por la Defensa de la Tierra, sentenciado a 112 años de cárcel.


Correo electrónico: miguelangel@granadoschapa.com

kikka-roja.blogspot.com/

¡Dulce récord!: 40 mil personas: beso más concurrido

¡Dulce récord!
Cerca de 40 mil personas se congregaron en el Zócalo capitalino, donde implantaron nuevo récord Guiness de parejas besándose, con lo que lograron superar la marca que ostentaba la ciudad de Londres Foto José Antonio López
  • Los asistentes convirtieron el acto en una expresión de tolerancia de preferencias sexuales
  • Casi 40 mil personas imponen récord del beso más concurrido
  • El intento tuvo que posponerse varias horas porque no se reunían las parejas necesarias
  • Participantes mandaron “saludos” a autoridades de Guanajuato y a la ex pareja presidencial
Josefina Quintero y Agustín Salgado

Ampliar la imagen Al llegar la noche, el ambiente se hizo propicio para romper el récord Foto: Francisco Olvera
LOS BESOS NO SE PICHICATEAN NUNCA, PORQUE HACEN MUCHA FALTA, la derecha panista lo sabe, mantener a la población ignorante y violenta, es parte de su genocidio, le ahorra el trabajo de salir ella misma a exterminar gente. NI UN VOTO A LA DERECHA MOCHA Y LADRONA.
BESOS Y MÁS BESOS
Ampliar la imagen Cada quien llevó su pareja ideal para el beso colectivo Foto: Francisco Olvera

La espera fue larga, en algunos asistentes el ánimo decayó y Vicente Fernández atrajo más que el beso colectivo.

Durante más de tres horas se pospuso el ósculo, al final no todos participaron en él y fueron necesarios tres intentos para superar la marca londinense. Las parejas llegaron desde las 15 horas. Por gusto, coincidencia, deseo de libertad, motivo de alguna celebración o simplemente para festejar el día de San Valentín decidieron participar en lo que se convirtió en el beso simultáneo más numeroso del mundo.

Más allá de cifras, la Plaza de la Constitución, fue un espacio de tolerancia. A las parejas heterosexuales se sumaron quienes ejercen su sexualidad con personas del mismo género. Y todos desearon expresar sus sentimientos por medio de una caricia pública.

Una de las primeras en subir al escenario fue Tiaré Scanda y una de las canciones que interpretó refería que en cuestión de besos el número de éstos no importaba. Premisa que ayer no compartieron los organizadores pues el ósculo simultáneo fue aplazado hasta el límite. Programado para las 15:45 horas no se concretó pues para entonces ni siquiera había la mitad de las personas esperadas y fueron 10 minutos después que se dio la primera llamada. Había preocupación entre los organizadores, la conductora del festejo intentaba animar a los asistentes.

Según los informes había 14 mil personas y entonces empezaron los ensayos: Rubí y Roberto primero rozaron sus labios y después el contacto se prolongó por varios segundos. Se pretendió que fuera un beso con sentido por lo que previo a la caricia simultánea se impartieron talleres de sexualidad, proyección de cortometrajes y el exhorto de una adolescente de la colonia Morelos a besar como “acto de protesta contra la violencia”.

El tiempo pasó y la plancha permaneció semivacía. El espectáculo musical continuó y el secretario de Turismo local, Alejandro Rojas Díaz Durán, anunció la reprogramación del ósculo para las 18:45 horas. Los organizadores recurrieron a la actriz Susana Zavaleta quien, antes de su actuación, mandó un mensaje detrás de bambalinas. La interprete de Bésame mucho exhortó a las personas a ingresar al cerco que establecieron los representantes del Récord Guiness para que fueran contabilizados. Fue cachonda, agresiva y alburera.

Daniela, de 21 años, y Adriana, de 19, pareja desde hace seis meses, demostraron que expresar sus sentimientos en público “no es motivo de verguenza”. Patricia Gándara y Gary Orfield, pareja de la tercera edad, cumplieron tres años de casados y por ello decidieron festejarlo durante uno de sus paseos frecuentes, al primer cuadro de la ciudad. Algunos de los que llegaron solos se abocaron a encontrar pareja. A falta de kiosco, rodearon la plancha del Zócalo capitalino y con letreros que portaban en el pecho solicitaban acompañante. Una de ellas fue Úrsula Sánchez, quien buscó, sin éxito, otra mujer para besarse.

Cuando el número de asistentes estaba garantizado, Susana Zavaleta subió al escenario y entonces, se aseguró, que había más de 40 mil personas en el Zócalo. Antes del beso simultáneo se le mandaron “saludos” a las autoridades de la capital de Guanajuato y a la “ex pareja presidencial”. A las primeras se les ironizó por su “intención” de clausurar el Callejón del beso y a la segunda se le mentó la madre con chiflidos. Los únicos ósculos que contaron fueron los que duraron más de cinco segundos y al final el certificador del Récord Guiness, Carlos Martínez, entregó el “reconocimiento” correspondiente, “pues 39 mil 897 personas se besaron simultáneamente” en el Centro de la ciudad de México.

kikka-roja.blogspot.com/

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...