BUSCA, BUSCADOR

sábado, 4 de julio de 2009

Honduras: prueba de fuego para la OEA

Honduras: prueba de fuego para la OEA
En el sexto día de la asonada golpista en Honduras, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, llegó a esa nación centroamericana con el fin de demandar el retorno del presidente constitucional, Manuel Zelaya Rosales, y sin afán alguno –según declaró el funcionario chileno– de negociar con el régimen de facto que encabeza Roberto Micheletti. Sin embargo, más tarde, el gobierno en funciones decidió renunciar al organismo continental.

A las inequívocas muestras de repudio de la comunidad internacional ante la intentona de subvertir los principios democráticos en Honduras se sumaron nuevas acciones de presión en contra del gobierno usurpador: la ministra de Finanzas del gobierno constitucional, Rebeca Santos, informó que han quedado congelados entre 300 y 450 millones de dólares de ayuda financiera a ese país, proveniente de organizaciones como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo; en tanto, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció la interrupción del suministro preferencial de petróleo que recibía la nación centroamericana como parte del convenio Petrocaribe. Se configura, pues, sobre el gobierno golpista, una tenaza de presiones internacionales en los ámbitos político y económico, que se conjuga con las crecientes manifestaciones de descontento social dentro de Honduras: ayer mismo, miles de personas se congregaron afuera de la sede de la OEA en Tegucigalpa para demandar el regreso de Zelaya al país y a la presidencia.

No obstante estas muestras de rechazo interno y externo, las huestes golpistas se muestran decididas a mantener una aventura que, invariablemente, tendrá un enorme costo político y social para el infortunado país centroamericano: la Suprema Corte de Justicia de Honduras –entidad participante del golpe– señaló ante el titular de la OEA que el proceso de destitución de Manuel Zelaya es irreversible; por añadidura, los integrantes del régimen usurpador incurren en aberraciones declarativas, como afirmar que la presencia de Insulza en el país implicaba un reconocimiento del gobierno de Micheletti, y éste ha decidido, a lo que puede verse, apostar por los únicos respaldos que le quedan –de la oligarquía hondureña y de las fuerzas armadas—: ha declarado la suspensión de garantías constitucionales y mantiene el toque de queda instaurado desde el pasado domingo.

Al día de hoy persiste el riesgo de que el gobierno golpista logre sobrevivir un poco más a base de la continuidad represiva; es por ello necesario que las muestras de rechazo internacional se traduzcan en profundizar las acciones de presión y en una respuesta rápida para evitar que se agudice la violencia en ese país, así como impedir que los golpistas cuenten con margen de maniobra para consumar la destrucción del sistema democrático y del estado de derecho.

Ante esta situación, la OEA y el resto de la comunidad internacional tienen ante sí el reto mayúsculo de actuar a la altura de las circunstancias: en su sesión prevista para hoy, ante el término del plazo de 72 horas otorgado por la entidad hemisférica para restituir el orden constitucional en Honduras, y ante la negativa del régimen de facto por avanzar en ese sentido, el organismo encabezado por Miguel Insulza deberá emprender cuanto antes las sanciones correspondientes y emplear todos los recursos de presión diplomática y política de los que dispone para lograr una rápida restitución de Manuel Zelaya en el cargo presidencial.
kikka-roja.blogspot.com/

Desfiladero: Elecciones: todo lo que se juega mañana

  • Desfiladero
  • Elecciones: todo lo que se juega mañana
Jaime Avilés
Newsweek en español, el semanario político del diario The Washington Post, que circula en nuestra lengua por 18 países de América Latina, ilustra la portada de su edición más reciente –publicada anteayer– con una fotografía de Andrés Manuel López Obrador, a quien le dedica un reportaje de nueve planas, firmado por Alejandro Lelo de Larrea, director editorial de la revista.

López Obrador mira al 2012. Las elecciones intermedias en México, efímera escala, es el título de un amplio y bien documentado trabajo periodístico, que recoge opiniones de algunos detractores del tabasqueño, explica el enredo de Iztapalapa, evoca la lucha contra la privatización del petróleo y resalta el carácter pacifista del movimiento que nunca ha roto un cristal desde que surgió al calor del fraude electoral de 2006.

The Washington Post ha sido, durante generaciones, un periódico cercano –es decir, simpatizante y por lo mismo crítico– de lo que hoy se define como ala izquierda del Partido Demócrata, léase las corrientes que llevaron a Barack Obama a la presidencia de Estados Unidos. En medio del ruidoso linchamiento de un coro febril de levantacejas y merolicos electrónicos en contra del principal dirigente opositor del país, no parece casual que en estos momentos de crisis profunda Newsweek subraye que López Obrador es un factor decisivo para la estabilidad política mexicana.

¿Para qué le servirá a la ultraderecha panista su patética redición de la campaña López Obrador es un peligro, etcétera? Para nada, porque no va a alterar el resultado esencial de las elecciones de mañana y, por tanto, éstas no se van a convertir en un pejewaterloo. Como sabemos la tabla final de posiciones será la siguiente:

En la Cámara de Diputados, primer lugar, PRI; segundo, PAN; tercero, PRD; cuarto, PVEM; quinto, PT; sexto, Convergencia; séptimo, Panal, y octavo, PSD, que se irá al descenso. ¿Cómo se va a formar el grupo parlamentario de López Obrador? Con los diputados de Convergencia, PT y buena parte de los del PRD. Cuando los portadores de estas tres camisetas se junten, serán un poco más que los chuchos. Así, el esfuerzo obsesivo de Felipe Caldherodes por sacar de la lucha electoral al movimiento obradorista pasará a engrosar la enorme lista de fracasos del espuriato.

En la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, por supuesto, van a arrasar los candidatos del PRD, aunque pronto surgirán diferencias entre ellos y los del PT. Por último, en las 16 delegaciones capitalinas, los que se van a jugar su futuro político en grande no serán los candidatos a gobernar las demarcaciones, sino el alcalde capitalino, Marcelo Ebrard Casaubon, y la presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, María del Carmen Alanís, quien ya está en la cuerda floja.

Mañana en la noche, Ebrard podrá irse a la cama hecho todo un verdadero aspirante a la Presidencia de la República si, y sólo si, el PRD triunfa en Miguel Hidalgo y Benito Juárez, y conserva Coyoacán y Cuajimalpa. En 11 delegaciones más su partido vencerá de calle, incluso en Tlalpan, donde muchos ciudadanos votarán vomitando (no se sabe si por la repugnancia que les provoca un candidato o por el mal estado de las despensas que éste repartió). Iztapalapa, finalmente, se cocerá aparte, porque gane quien gane, la plaza continuará en manos del PRD. ¿De cuál PRD? Esa es otra historia.

Aunque Iztapalapa será, para decirlo en términos futboleros, la cancha donde va a escenificarse la gran final del campeonato, quienes allí sudarán tinta serán los árbitros, es decir, los consejeros del Instituto Electoral del DF y, sobre todo, Maricarmen Alanís, que puede perder un sueldo espléndido.

Por lo pronto, la diputada federal perredista Aleida Alavez (la misma que fue pateada por la policía en el Senado el día que se aprobó la contrarreforma petrolera) presentó esta semana una solicitud de juicio político contra Alanís por sus notorios y sospechosos errores procesales en Iztapalapa, delegación que desde mañana será otra vez fuente de conflictos jurídicos.

De acuerdo con reportes confiables recibidos por esta columna, la candidata de Nueva Izquierda, Silvia Oliva, cuenta con una estructura de 5 mil promotores del voto, cada uno de los cuales deberá acompañar a 50 personas a las urnas, para pagarles 400 pesos por cabeza, una vez que hayan cruzado la boleta por el PRD, para que ese voto se le adjudique a Oliva. La meta es obtener 250 mil votos, a un costo de mil millones de pesos. Allí, agregan los informantes, está claramente metida la mano del gobierno federal.

Lejos de Iztapalapa, el gobernador chiapaneco, Juan Sabines, ha montado un equipo de compra y coacción de votantes que será coordinado por el alcalde de Tuxtla Gutiérrez, Jaime Valls Esponda, en favor de Ariel Gómez León, El Chunko, candidato a diputado federal del PRD chuchista por el noveno distrito, que compite contra Pío López Obrador, hermano de Andrés Manuel, que va por el PT y tiene escasas posibilidades de ganar.

Entre choferes, asesores particulares y jefes de diversas oficinas, Sabines puso al servicio de Ariel –que se anuncia con el emblema de un famoso detergente– a los siguientes funcionarios: Reynol Ozuna Fernández, Víctor Ozuna Corzo, Farnel González, Janeyro González, Gabriel Gutiérrez, Alfredo Galindo Albores, Abraham Gómez, Agenor Madrigal y César Díaz Villatoro.

Si así están las cosas en una delegación del DF y en un distrito electoral del sureste, cabe deducir que a escala nacional habrá operaciones mucho más complejas. A lo largo del primer semestre de este año, Desfiladero anticipó que en el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje (TFCA) iban a crearse nuevas salas, cuyos magistrados serían incondicionales de Elba Esther Gordillo. Aquí se dijo también que ésta era una nueva condición impuesta por la líder magisterial para mover su maquinaria de cientos de miles de profesores en favor de los candidatos del PAN en todo el país.

Pues bien, desde el pasado 30 de junio, se formaron cuatro nuevas salas en el TFCA, y lo que se tiene confirmado hasta ahora es que, por órdenes de la líder vitalicia del SNTE, fueron designados como magistrados representantes de los trabajadores de la sala primera los señores Jorge A. Hernández Castillón y Jorge A. Hernández Escudero, quienes son padre e hijo, y ya empezaron a percibir un salario mensual de 198 mil pesos, retroactivos al primero de enero pasado. Ahora que Gordillo ha tenido la precaución de cobrar de antemano esa factura, se agudizan las sospechas de que el gobierno de Caldherodes está listo para llevar a cabo un gran fraude electoral.

A fin de cuentas, quien espera con mayor ansiedad los resultados de mañana es el hombrecito de Los Pinos. Si haiga sido como haiga sido se lleva una buena tajada del Congreso, sus iniciativas de ley para construir un Estado más militarizado y policiaco tendrán mejores oportunidades de convertirse en realidad. Por lo pronto, hoy a las 10 de la mañana habrá un mitin en Reforma, ante las oficinas del Seguro Social, para exigir justicia en memoria de los 48 niños asesinados por negligencia criminal en una guardería de Hermosillo.

De última hora, vecinos de la Miguel Hidalgo denuncian que desde el teléfono número 55 41 62 30, operadores de un call center al servicio del PAN están llamando a votar por Demetrio Sodi...

jamastu@gmail.com

kikka-roja.blogspot.com/

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...