BUSCA, BUSCADOR

viernes, 31 de julio de 2009

Los riesgos de la identificación única: datos biométricos

Los riesgos de la identificación única
PARA VIVIR MEJOR CON CALDERON, NOS ACOMODAN A TODOS EN UNA LISTA CON INFORMACION CONFIDENCIAL Y LUEGO LA VENDEN LOS PINCHES POLITICOS
COMO EL PADRON ELECTORAL DEL IFE, QUE QUEDÓ EN MANOS DE LOS COMERCIANTES GRINGOS. LOS PANISTAS NOS VENDIERON.

El anuncio formulado ayer por el titular del Ejecutivo federal de que su gobierno implantará un documento de identidad con datos biométricos retoma una historia de intentos realizados en sexenios anteriores para establecer un padrón único y centralizado de la totalidad de la población. Ciertamente, los planes correspondientes –todos ellos frustrados hasta ahora– tienen como objetivo suprimir la discrecionalidad y la anarquía imperantes en materia de documentos de identificación.

Cabe recordar que, hasta hace unos años, las dependencias oficiales y las empresas privadas aceptaban, de manera indistinta, la cartilla del servicio militar (en el caso de los hombres), el pasaporte, credenciales del Instituto Mexicano del Seguro Social o la licencia para conducir. Esta última empezó a ser rechazada como documento identificatorio en la mayor parte de los trámites oficiales y bancarios luego que se evidenció la facilidad con que podía obtenerse un permiso apócrifo; sin embargo, se siguió aceptando el pasaporte, pese a que también ese documento era fácilmente falsificable. Por su parte, la Clave Única de Registro de Población resultó inoperante, pues el documento correspondiente carece de fotografía. A fin de cuentas, la generalidad de las dependencias y entidades empresariales terminaron por exigir la credencial para votar, expedida por el Instituto Federal Electoral, como una vía prácticamente universal de identificación.

Pero, más allá de la necesidad de contar con documentos y criterios uniformes en este requisito, cabe preguntarse hasta qué punto resulta aconsejable, o deseable, poner en manos de una dependencia del gobierno federal –la Secretaría de Gobernación, presumiblemente– un poder tan vasto como el que se derivaría de un registro biométrico de toda la ciudadanía. En efecto, en las condiciones de descomposición y corrupción imperantes, y ante las tendencias autoritarias que se manifiestan en forma cada vez más desembozada en el régimen actual, un padrón semejante podría colocar a los registrados en él en situaciones de absoluta indefensión y en riesgo de sufrir atropellos, extorsiones o acosos de malos servidores públicos. Habida cuenta de la creciente criminalización de las luchas sociales por parte del gobierno, con el sistema propuesto se amplía, por añadidura, el margen para la represión y la persecución política. Adicionalmente, nadie puede garantizar que los expedientes que se generasen con el uso regular y obligatorio de un documento como la cédula de identidad biométrica no fueran usados en forma indebida con propósitos delictivos o meramente mercantiles.

Lo anterior no es un exceso de suspicacia: en tiempos recientes se descubrió que el padrón electoral del país había sido adquirido por una firma estadunidense de mercadotecnia y tuvo lugar el escándalo del malogrado Registro Nacional de Vehículos (Renave), que fue dirigido nada menos que por Ricardo Miguel Cavallo, un sujeto de nacionalidad argentina responsable de crímenes contra la humanidad y de tráfico de automotores robados.

De entonces a la fecha se ha incrementado la penetración de grupos delictivos en las instituciones oficiales y se ha establecido que una buena parte de los integrantes de las corporaciones policiales podrían estar vinculados con el crimen organizado. Por ello, sin poner en duda la necesidad y la pertinencia de un sistema de identificación universal, el presente no parece ser el mejor momento para instrumentarlo.
kikka-roja.blogspot.com/

EXPULASACIÓN: ¿y si explusamos al peje? (jesus ortega carton politico)



CARICATURA MONERO CAMACHO
kikka-roja.blogspot.com/

Andrés Oppenheimer: La mala racha de México

EL INFORME OPPENHEIMER
La mala racha de México
Andrés Oppenheimer
31 Jul. 09
LA DERECHA MEXICANA TAMBIEN SE BURLA DEL MEXICANO POBRE.
A LOS POBRES (DE INTELIGENCIA) SE LES EDUCA PARA JODER A OTROS POBRES.
QUIEN GANA Y QUIEN PIERDE, PERDER "LO MÁS" POR "LO MENOS", EL ABUSIVO Y EL ABUSADOR, Y COMO EN LA VIDA COMO EN EL BEISBOL "ESTO NO SE ACABA HASTA QUE SE ACABA" . ...Y LOS POBRES NUNCA SE ACABAN, LOS RICOS SI.

Pobre México. Como si no tuviera suficientes problemas con la violencia de los carteles del narcotráfico, la epidemia de gripe porcina y la crisis económica, ahora llega Bruno

Vi la película unas noches atrás y salí moviendo la cabeza, sin saber claramente si acababa de ver una repugnante diatriba racista, o una comedia irreverente que sólo hay que tomar como tal.

Su personaje central, un modelo gay austríaco convertido en periodista televisivo, interpretado por el comediante británico Sacha Baron Cohen, se burla prácticamente de todo el mundo, pero es particularmente brutal con los mexicanos.

En su show televisivo ficticio, Bruno convida a sus invitados a sentarse sobre hombres que están en cuatro patas, mirando el piso con una mezcla de aburrimiento y resignación, y que tienen todo el aspecto del estereotipo de los migrantes mexicanos, bigotes densos incluidos.

"Adelante, tome asiento en uno de nuestros maravillosos sillones", le dice Bruno a su atónita invitada, la cantante pop Paula Abdul. "Son nuestros sillones humanos mexicanos. Demi Moore tiene dos en su casa".

Todo el cine estalló en carcajadas. Una parte de mí se unió al coro de risas y otra parte pensó: "esto es de mal gusto".

La mayoría de los mexicanos no lo ven con mucha gracia.

"No hay memoria de una percepción mundial más depresiva de México", escribió el ex vocero del Gobierno mexicano José Carreño Carlon en el periódico El Universal del miércoles. "No más mexicanos altivos, románticos ni ingeniosos en el estereotipo mundial. No más el México de las modernizaciones de principios de la década de 1990 ni la nueva era de la democracia mexicana (...) Sólo imágenes de mexicanos rotos, dispuestos a ser utilizados como cosas".

Según cifras oficiales del Gobierno mexicano, solo la epidemia de H1N1 le costará este año al país alrededor de 4 mil millones de dólares en turismo e ingresos comerciales perdidos. México ha lanzado una campaña publicitaria internacional de 100 millones de dólares para volver a estimular el turismo en el país.

Curioso por saber cómo responderá México a esta película, llamé a Bruno Ferrari, director de Pro-México, la agencia gubernamental mexicana a cargo de mejorar la imagen del país en el exterior.

Ferrari me dijo que el filme todavía no se ha exhibido en México, y que él no lo ha visto, pero que tiene sentimientos encontrados sobre la manera en que deberían reaccionar los funcionarios oficiales.

Por un lado, cualquier cosa que ofenda la dignidad de un pueblo, independientemente del pueblo de que se trate, es racista y debe ser denunciada como tal por quienes representan al país. Por otro lado, hablar sobre la película sólo ayudará a que vaya más publico a verla, dijo.

"Habrá que evaluarlo muy bien," dijo Ferrari. "Creo que habrá que hacer un análisis profundo para ver cómo reaccionar".

Simon Anholt, el experto británico en "marca país" que publica cada año el Ranking de Marca País Anholt-GFK Roper - una encuesta realizada con más de 20 mil personas de todo el mundo, que les pregunta cuál es su percepción de otros países- me dijo en otra entrevista telefónica que no cree que el filme haga mella en la imagen de México en el exterior.

"La imagen general de un país no cambia mayormente por algo como esto", me dijo Anholt. "Ni siquiera acontecimientos como la fiebre porcina destruyen la imagen de los países. Si México tuviera enfermedades infecciosas durante 20 años, eso sí afectaría su imagen. Pero cosas como estas ocurren todo el tiempo, y la gente lo entiende. La gripe aviaria no destruyó la imagen de Asia".

En cuanto a cómo debería reaccionar México ante la película, Anholt dijo: "Sólo hay una respuesta posible ante una comedia, y es reírse. Este es un filme cómico: o bien uno lo ignora, o se ríe con él".

Agregó que "si uno responde con seriedad, pasa a convertirse en objeto de la burla. Eso es lo que ocurrió en el caso de Borat (el filme anterior de Sacha Baron) y Kazajastán. Ellos [Kazajastán] se comportaron exactamente como su propia caricatura: dijeron que el filme era un insulto contra el glorioso estado nación de Kazajastán. Tendrían que haber dicho: Es un filme muy divertido. Y, a propósito, vengan a visitar Kazajastán".

Mi opinión: Estoy de acuerdo. Lo mejor que puede hacer México es tomar la película con una sonrisa. El Gobierno podría incluso considerar la idea de fabricar bancos de madera con la imagen de Sacha Baron Cohen en cuatro patas, ponerlos en las plazas públicas e invitar a los turistas a descansar en ellos.

Luego, podría aprovechar la atención mundial que traería esta noticia para desviar la atención de la violencia de los carteles de la droga y la epidemia H1N1, y para presentarse como un país espectacular donde la gente la pasa muy bien, algo que sigue ocurriendo a pesar de sus problemas actuales.
kikka-roja.blogspot.com/

Colapso: Carmen Aristegui

Colapso
Carmen Aristegui F.
31 Jul. 09

El impacto que se anticipaba para nuestro país de la crisis mundial está ya registrado en los informes que se han dado a conocer en los últimos días. La dimensión y profundidad del daño es tal que se requiere de medidas y respuestas de auténtica emergencia. El desplome de la actividad económica ha llegado a cifras y niveles que no se veían desde hace 70 años y los efectos sociales son ya inconmensurables. Son urgentes medidas de contención social y apuntalamiento para los más desprotegidos, especialmente para los jóvenes, so riesgo de desbordamientos, mayores índices de criminalidad y descontento social generalizado. No hay tiempo que esperar. El sentido de urgencia debe estar presente entre todos los órdenes y órganos de gobierno, los sectores productivos y las múltiples organizaciones que existen en nuestro país. La pasividad y la inacción, en un contexto como éste, son inadmisibles. Sin retórica, el país está obligado a alinear esfuerzos para contener, a ver de qué manera, los devastadores efectos que una crisis de esta magnitud ha traído y seguirá trayendo para la población cada vez más vulnerable. Una reforma fiscal más equitativa, que amplíe la base tributaria y que atempere la brutal concentración de los ingresos; revisión inmediata de la eficacia y alcance de los programas sociales y, por supuesto, una reorientación urgente en el ámbito presupuestal. El ejercicio del dinero público debe ser sometido a una evaluación inmediata y extraordinaria, y revisarse, sin tardanza, las prioridades en el gasto público nacional. No son tolerables ni subejercicios ni despilfarros. Y mucho menos ocurrencias. Decidir, como lo anunció Calderón esta semana, un gasto millonario para producir cédulas de identidad biométrica en medio de esta crisis es peor que un chiste cruel. Es obvio que las prioridades están en otro lado. Pobres, desempleados, jóvenes y mujeres son las franjas de población más afectadas que deben recibir, sin dilación, apoyos y opciones reales con medidas inmediatas, concretas y certeras. En juego van muchos asuntos, empezando por una estabilidad social amenazada. El Banco de México ha anunciado que la economía caerá hasta 7.5 por ciento en 2009. Tres puntos más de lo que la banca central había considerado apenas hace tres meses. Se ha reconocido que en la primera parte del año la caída ha llegado al 11 por ciento. Los ingresos fiscales registran sus peores marcas con una recaudación, que de por sí ya era infame. Tocado fondo o no, la debacle es inocultable. En materia de empleo, considerando sólo el sector formal de la economía -que no necesariamente es el dominante-, la pérdida será de por lo menos 735 mil plazas sólo en 2009. Las remesas se han contraído severamente. En seis meses los envíos familiares se redujeron en casi 12 por ciento, afectando el ingreso de divisas y a millones de personas que viven de éstas. La caída en los ingresos petroleros alcanza casi el 60 por ciento. El crudo mexicano ronda ahora los 60 dólares. Los recortes no se han hecho esperar y en dos tandas han rebasado ya los 80 mil millones de pesos. Oficinas públicas en lugares del país han cerrado puertas y parado actividades. Los municipios se declaran en bancarrota y muestran descarnados su dependencia del erario federal. Los niveles de pobreza y de pobreza extrema que todo esto traerá serán medidos en los próximos años y nos dirán, con cifras, lo que desde hoy ya conocemos: la pauperización de los depauperados. INEGI y Coneval acaban de reseñar los dos primeros años de este gobierno en la materia. La conclusión básica indica que en México, hoy, los pobres son más pobres y la población más desigual. Cuando vuelva a medirse el fenómeno de la pobreza en la siguiente encuesta bianual, ya asentados los impactos de lo que ahora está en curso, se constatará, amargamente, que los avances o logros que se hubieran obtenido, por lo menos en la última década, con programas sociales, políticas públicas y transferencia de recursos públicos para paliar miseria y marginalidad, se habrán evaporado merced a la devastadora crisis. El eje principal, ineludible, de un nuevo modelo económico deberá enfrentar realidades como ésta.
kikka-roja.blogspot.com/

García Luna y 'La Lore': Miguel Ángel Granados Chapa

PLAZA PÚBLICA
García Luna y 'La Lore'
Miguel Ángel Granados Chapa
31 Jul. 09

El 16 de julio fue detenido Noé Robles Hernández o Noé Alejandro Soto García. Junto con un cómplice, vigilaba a dos personas que habían sido secuestradas. Apenas fue capturado, ya sea por efectos de un intenso y persuasivo interrogatorio o de manera espontánea, con una frescura que sorprende por su franqueza, confesó ser el asesino de Fernando Martí, privado de la libertad y de la vida por delincuentes que están bajo proceso, acusados por el Ministerio Público del Distrito Federal.

Luis Cárdenas Palomino, coordinador de Inteligencia de la Secretaría de Seguridad Pública, uno de los amigos y colaboradores más allegados al titular de esa secretaría, Genaro García Luna, se ufanó de ese hallazgo. Pero en su contento por enmendarle la plana a la Procuraduría de Justicia capitalina enseñó la oreja. Dijo que en su confesión el autoinculpado exoneró a la comandante Lorena González, enjuiciada en el caso Martí como organizadora y jefa del falso retén ante el que se detuvo el vehículo en que viajaba el infortunado muchacho (con su chofer y su escolta). Dijo Cárdenas Palomino: "según las declaraciones que nos hace el detenido... Lorena no es la mujer que participa en el retén, porque la mujer que refiere es una mujer rubia".

Lorena González hizo la mayor parte de su carrera policiaca (y no sabemos si también la delincuencial, que desarrolló paralelamente) en la Agencia Federal de Investigación y en la Policía Federal Preventiva, ambas al mando de García Luna. Cuando fue identificada por el guardaespaldas del joven Martí, tanto el secretario como su entonces subsecretario Facundo Rosas (hoy comisionado de la Policía Federal) pretendieron no conocerla ni saber de su ubicación en esos cuerpos, siendo que documentalmente se estableció que gozaba de una situación administrativa de privilegio, con un sobresueldo significativo, que sólo recibe el personal de confianza de los superiores.

Tan poco creíble es la confesión de Robles Hernández o Soto García que el Ministerio Público federal no la creyó. El 20 de julio consignó a ese delincuente por delincuencia organizada y por secuestro, pero no por el homicidio que dijo haber cometido. Sin embargo, un insistente manejo de los medios ha generado la muy amplia sensación de que el dicho Noé es "el verdadero" asesino de Martí, o al menos suscitado dudas sobre la averiguación previa capitalina que condujo a procesar, entre otras personas, a "La Comandante Lore". El razonamiento es sencillo: si no fue la banda de La Flor la que ultimó a Martí, sino otra a que pertenecía Robles Hernández, los procesados en el fuero local son inocentes de ese delito. Luego entonces, deben ser liberados y castigados penal y políticamente los agentes y funcionarios que montaron la acusación contra esas personas.

Personalmente el secretario García Luna ha emprendido una campaña de persuasión en tal sentido. Como si su papel como autoridad federal incluyera la supervisión de las actividades ministeriales y policiacas locales ha destinado parte de su tiempo y de los recursos que maneja a desacreditar la investigación de la Procuraduría local. El lunes pasado invitó a cinco periodistas a una plática en su despacho, en que presentó "toda una explicación, con procedimientos, datos y evidencias del caso Martí", según ha narrado Salvador García Soto, uno de ellos (El Universal, 29 de julio). Fruto de esa conversación son las columnas en que algunos de esos invitados han producido en la dirección que imprime a su insólita presentación el secretario García Luna, que legalmente carece de toda competencia en un caso que está ya en los tribunales. Cuando más, si sus funciones lo pusieran en conocimiento de hechos que afectan a un proceso penal en curso, su deber sería ponerlos a disposición de la justicia.

Pero en vez de proceder conforme a la ley, García Luna combate a la Procuraduría capitalina o, más precisamente, trata de generar las condiciones para que "su gente", "La Comandante Lore", sea exonerada. Una regla de conducta del secretario, en ése y sus anteriores encargos, consiste en solapar a sus colaboradores y, en sentido contrario, embatir contra quienes no comparten sus designios.

No sólo a los cuatro periodistas mencionados por García Soto ha invitado García Luna. Ha diseminado por doquier sus versiones sobre el caso Martí y la Procuraduría capitalina. Con base en las "conclusiones del caso Martí, emitidas por autoridades federales... obtenidas por esta columna", Martín Moreno (a quien no hay que confundir con su casi tocayo Francisco Martín Moreno) se refiere a la comandante González, identificada por Cristian Salmones, el escolta de Martí: "De acuerdo con la declaración que tiene la autoridad federal del 6 de junio de 2008, Salmones dijo que 'no podría realizar el retrato hablado de la mujer que nos indicó el alto en el retén'. Y en la del 21 de agosto aseguró: 'No puedo reconocer a nadie físicamente'. Pero, extrañamente, días después, el 3 de septiembre, reconoció a Lorena González" (Excélsior, 30 de julio).

La conclusión de ése y otros columnistas es que el procurador Miguel Ángel Mancera, por sí mismo o cumpliendo instrucciones del jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, inventó culpables en el caso Martí. El proceso respectivo permitirá dilucidar esa situación. En cualquier caso no contaron con que el espíritu de cuerpo que en bien de sus próximos practica el secretario García Luna permitiría a "La Comandante Lore" beneficiarse de una defensa quijotesca (aunque genere impunidad).



Cajón de Sastre


Contra la ley, pues una orden de presentación está dirigida a un agente de la autoridad al que el Ministerio Público manda presentar a una persona (a ella no se le ordena presentarse), la PGR virtualmente secuestra a personas y las infama al hacer pública su detención y los motivos que la causan. Así ocurrió anteayer con el general de brigada retirado Miguel Estrada Martínez, funcionario de Pemex y otros empleados de esa empresa. La PGR dice eufemísticamente que "acudieron" a sus instalaciones, cuando lo cierto es que se les llevó a fuerza, como si se tuviera indicios en su contra. Y por lo menos en una primera aproximación no es así: el general Estrada Martínez y el resto de los detenidos quedaron en libertad. Pero nadie les quita el susto y el disgusto que resultan de ser acusados en falso y sacados de sus oficinas como si se hubiera expedido orden de aprehensión en su contra.


Correo electrónico: miguelangel@granadoschapa.com
kikka-roja.blogspot.com/

'Ni te enteras' Juan Villoro

'Ni te enteras'
Juan Villoro
31 Jul. 09

Al triunfo de México sobre Estados Unidos sólo le faltó una cosa para ser perfecto: que la derrota le doliera a nuestros vecinos. Los cinco goles de la selección no entristecieron al ciudadano común. La victoria sólo será ideal cuando las calles norteamericanas se vacíen por la tristeza y ningún vendedor se anime a empujar un carrito de hot-dogs.

La situación me hace pensar los seis meses en los que le hice la "ley del hielo" a un pariente sin que él se diera por enterado. El arma más terrible de que dispone un enemigo es la indiferencia.

En México, Brasil o Colombia, un triunfo futbolístico puede desembocar en un festejo con varios muertos, es decir, en una tragedia donde se baila. ¿Cómo es posible que los norteamericanos no reaccionen?

Estamos ante una clara asimetría sentimental. El público se vuelca a favor del Tri. México siempre juega de local porque en Chicago, Los Ángeles y Nueva York los estadios se llenan de chicanos. Desde el punto de vista de la pasión, sólo hay un protagonista.

Pertenecemos a un país donde la memoria reciente se desvanece y nadie reconoce su firma en un documento comprometedor, pero donde ningún agravio tiene fecha de caducidad. Estados Unidos se quedó con la mitad de nuestro territorio y tuvo el pésimo gusto de devolvernos El Chamizal (sólo hay algo peor al despojo: que luego te den propina).

Los motivos para derrotar a la nación más poderosa y cercana de la Tierra son tantos que nos ponen muy nerviosos. William Faulkner escribió la historia de un médico que opera a su mujer. Está tan obsesionado por salvarla que la mata. El exceso de interés en lograr algo puede ser nefasto. El ansia de ganarle a Estados Unidos es tan grande que cuesta trabajo administrarla y acababa convirtiéndose en un cabezazo de Rafa Márquez a Cobi Jones.

En Pulp Fiction, Quentin Tarantino resume el papel que los mexicanos desempeñan en Estados Unidos. Unos asaltantes entran a una cafetería y gritan: "¡Saquen a los mexicanos de la cocina!". No saben cuánta gente hay ahí dentro, pero sólo pueden ser mexicanos.

¿Cómo enfrentar en un plano simbólico una vecindad de agravios? Estados Unidos lo hizo a través de una instalación involuntaria, el muro que recorre el sur de su frontera. No se trata de un mecanismo para detener a los migrantes, sino de una advertencia de que pueden ser detenidos. Nuestra venganza simbólica es golearlos, pero ellos ni se enteran.

¿Por qué a Estados Unidos no le apasiona el futbol? Tal vez porque carece de pausas para ir por botanas, ver el show paralelo de las porristas, contemplar jugadas en video y comprar souvenirs. El futbol sólo tiene un descanso, que resulta bastante incómodo, porque todo el estadio quiere ir al baño.

Una razón más profunda para que el futbol sea visto con desconfianza es que puede terminar en empate a cero. En su libro Entre los vándalos, el periodista Bill Buford analiza el fenómeno de los hooligans y llega a la conclusión de que la primera trifulca derivó de un empate a cero porque el público deseaba resolver por su cuenta lo que no se resolvió en la cancha. Como buen norteamericano, Buford atribuye la tensión a la falta de un ganador del partido. En una lógica triunfalista es decisivo que alguien resulte vencedor, así sea el rival. Para Buford, un 0-0 equivale a un enigma del budismo zen, a un "no resultado".

Un partido de beisbol puede llegar empatado a la última entrada, pero para eso están los extra-innings.

Estados Unidos vive para la success story, desde su Constitución, que garantiza el derecho a buscar la felicidad, hasta las películas de Hollywood. ¿Qué noción de éxito despierta un empate a cero?

El aficionado al balompié acepta que no haya goles o que lleguen con avaricia. Este estoicismo se ve reforzado por otro que difícilmente encaja con la moral de nuestros vecinos: el futbol tiene un sistema judicial muy deficiente. Es el deporte donde el árbitro se equivoca más. La realidad puede ser refutada por la ficción del silbante. ¿Es posible que el destino de la tribu se delegue en algo tan azaroso? El aficionado de raza, es decir, el filósofo estoico, responde: "¡Es necesario!".

Idéntico a la vida, el futbol brinda recompensas y calvarios que no siempre son justos. El árbitro es el enviado del destino. Tiene un segundo para decidir si la borrosa jugada que ocurrió a 20 metros fue penalti o no. Silba como Dios le dio a entender, con la arbitrariedad con que nos toca un billete premiado de lotería o un cálculo en el riñón.

Max Weber estudió la influencia del protestantismo ascético en el surgimiento del capitalismo. Ahí están las razones para entender por qué un juego tan imprevisible como el futbol no triunfa en el ánimo norteamericano.

Pero quizá haya una última razón por la que Estados Unidos da la espalda al frenesí futbolístico: no quiere sufrir nuestra superioridad.

"Te gano y ni te enteras", así se podría llamar el bolero de lo que sucede cuando el gozo de México no se ve recompensado por el dolor de Estados Unidos.
kikka-roja.blogspot.com/

La fascistización

La fascistización
Luis Javier Garrido
Los grupos de poder que se hallan atrás del gobierno panista de facto saben bien desde 2006 que prosiguiendo la aplicación del modelo económico monetarista sólo se agravará la miseria de las mayorías, y por ello han dedicado buena parte de los recursos nacionales a crear un Estado cada vez más autoritario, que en el desastre gubernamental de 2009 ya está adquiriendo rasgos totalitarios y fascistoides.

1. El principal temor de los gobiernos de la derecha en el mundo ha sido históricamente el pueblo y a ello se debe todo este escenario de terror creado por el gobierno espurio de México, que le tiene miedo, y que en vez de asumir sus responsabilidades y buscar políticas económicas y sociales alternativas, y tratar de atender las necesidades de los mexicanos, se ha dedicado a crear un Estado policiaco con el pretexto del crimen organizado –que él mismo está fomentando– y que se sustenta, cada vez más, en medidas de tipo neofranquista.

2. Lo más grave de este proceso de involución por el que atraviesa México es que las fuerzas sociales del país, los intelectuales y los medios, que lo han estado percibiendo, no han tenido la inteligencia ni la fuerza para oponerse a lo que acontece.

3. El primer paso del proceso de fascistización que vive México fue la militarización anticonstitucional del territorio nacional desde principios del sexenio, a cargo de un Ejército cada vez más subordinado al Pentágono, como evidenció ayer jueves 30 en su indigna visita a Washington el general Guillermo Galván (titular de la Sedena), sin que le importe al gobierno panista que los cuadros de elite de las fuerzas armadas mexicanas se fueran pasando a los cárteles del narcotráfico ni que los militares crearan un escenario de más de 14 mil muertes entre 2008 y 2009 y cometieran un sinfín de violaciones a los derechos humanos, para lo que ahora busca darles un estatuto de inmunidad, fortaleciendo el fuero militar en de-safío abierto a la opinión de los expertos y de la comunidad internacional.

4. El segundo paso de esta pendiente autoritaria a la que el PAN está llevando a México ha sido la de modificar la legislación penal de la República en múltiples leyes y momentos, como la contrarreforma penal de 2008, para hacer nulas en los hechos garantías individuales consagradas en la Constitución de 1917, y tornar legalmente posibles las detenciones atrabiliarias o las violaciones a los domicilios.

5. En el contexto de esta lógica autoritaria y opuesta a la transparencia, no puede sorprender, por lo mismo, que con el pretexto de la necesidad de una secrecía absoluta de las averiguaciones previas, en la nueva ley orgánica de la Procuraduría General de la República se establezca de manera anticonstitucional una prohibición a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos para conocer los expedientes.

6. La expedición de una cédula de identidad ciudadana, como la que se anunció el martes 28, con las características biométricas de las personas y sus antecedentes fundamentales, proyecto similar a muchos que han sido desechados en diversos países porque configuran un atentado a los derechos de las personas, a su derecho a la privacía y a su dignidad, constituiría la culminación de ese proyecto de corte cada vez más totalitario de Acción Nacional, que busca controlar a las personas, a los movimientos sociales y a los partidos, y tiene su equivalente en el ámbito de la política.

7. El contexto político-electoral que el PRI y el PAN fueron maquinando desde 1988 fue para dar apariencia de legitimidad a las elecciones, lo que nunca lograron, y el saldo lo demuestra: la organización de los comicios no está en manos de los ciudadanos, como se pretende, sino de la alianza PRI-PAN que controla el Instituto Federal Electoral (IFE), encabezado por Leonardo Valdés, incondicional de Calderón; el subsistema de partidos no representa a los ciudadanos y no hay más partidos políticos que los que decide el IFE cada seis años; el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), hoy en manos de una amiga de la esposa de Calderón, puede intervenir en la vida interna de los partidos e imponerles una directiva, como hizo en 2008 al entregar el PRD a Jesús Ortega, incondicional del régimen. Y, como si fuera poco, el fraude electoral no se puede sancionar con la anulación de las elecciones, al haber acotado la Suprema Corte en 2008 las facultades del TEPJF, de manera que en la práctica la anulación de la elección presidencial no es legalmente posible, aunque el fraude sea descomunal.

8. La impunidad sigue siendo rasgo esencial del sistema político y del sistema electoral, pues el titular del Ejecutivo puede utilizar todos los recursos del Estado para violar las libertades electorales de los ciudadanos, como hizo Fox en 2006, y no se le puede sancionar. Y ahora el IFE nos sale con que las televisoras tienen la posibilidad de incumplir las leyes electorales, como hicieron en 2009 al instrumentar una propaganda descarada en sus espacios noticiosos y de diversión, o como Tv Azteca al dejar de transmitir 5 mil 734 promocionales, y nada pasa: las elecciones no se anulan, y a esta última televisora el IFE sólo la multó el 28 de julio con 22 millones, lo que envió un claro mensaje de impunidad: se pueden desacatar las leyes y el fraude se consuma tras una leve multa.

9. La situación por la que atraviesa el pueblo de México es muy difícil y al haber quedado reducidas las instituciones a instancias de simulación, hay que recordar que la única manera de resistir ante las políticas fascistoides del régimen es la de la organización popular, de la misma manera que la única vía para lograr el triunfo electoral es, como antes de 1988, la de vencer de manera contundente, por muy amplio margen, a la maquinaria electoral del régimen, y defender ese triunfo con toda la fuerza del pueblo. Esas ideas permean el mensaje que Andrés Manuel López Obrador, quien sigue tenazmente encabezando la principal fuerza de oposición, enviara el 29 de julio (La Jornada, 30/7/09) y son ya las de millones de mexicanos.

10. La única forma de conmemorar en 2010 el bicentenario de la Revolución de Independencia y el centenario de la Revolución Mexicana es expulsar del poder a quienes desde el PRI y el PAN han generado el desastre actual del país, y establecer un gobierno que responda a la voluntad popular, y nada más. Los monumentos y festejos de corte porfirista salen sobrando en el contexto actual y serían un insulto para todos los mexicanos que saben que su país es cada vez menos libre e independiente, y que las promesas de justicia social que marcaron esos dos movimientos han sido traicionadas desde el poder político por un puñado de grupos oligárquicos.
kikka-roja.blogspot.com/

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...