BUSCA, BUSCADOR

domingo, 8 de noviembre de 2009

Ésos de manos sucias: Jorge Moch


Ésos de manos sucias
Jorge Moch
tumbaburros@yahoo.com

Manos sucias abundan en México. Sobran pero ahí siguen. Los que tienen manos sucias a menudo tratan de lavarlas en los medios. Hay de suciedades a suciedades: las hay dignas, como quien en la miseria de todos los días no tiene agua corriente, o el campesino que se las ensucia amasando la tierra de su parcela hostil, y en cambio hay manos sucias en los medios masivos, como la televisión, que suele tener manos manchadas de inmoralidad que trueca en dinero, pringadas de complicidad, de connivencia, de censura, de compicheo. Felipe Calderón, quien hoy se sienta en la silla presidencial, presumía, cuando era candidato, de manos limpias y mostró lo contrario en el estercolero electoral con el que sigue queriendo convencernos de que ganó la Presidencia. Tienen manos sucias los miembros de su gabinete. El que dirige la hacienda pública las tiene sucias. Sucias las tiene también su secretario de Seguridad, y ya no hablemos de la inmundicia en que se revuelca gentuza como Javier Lozano Alarcón, Elías Ayub, Elba Esther Gordillo, Francisco Ramírez Acuña o Miguel Ángel Yunes…

La embestida contra el sindicalismo mexicano, mal disfrazada de decreto que buscaba la eficiencia de una empresa pública, no ha sido más que otra mal articulada bofetada –en los hechos ilícita, vergonzante, retorcida– de la derecha radical y protoempresaria a los movimientos sociales de México. Se ha lanzado una campaña en los medios, principalmente en la televisión, en Televisa y tv Azteca, que hace creer que las conquistas laborales del Sindicato Mexicano de Electricistas (ojo: el gobierno no controla al SME, a diferencia de lo que pasa con el SNTE, en garras de la mafia que encabeza Elba Esther Gordillo) son privilegios inmerecidos. Precisamente uno de los postulados del sindicalismo militante es la lucha por obtener las mejores condiciones de vida para los agremiados en un sindicato: es en los hechos la puesta en práctica de un socialismo no dogmático y el ejercicio del compromiso social. Lo que en realidad algunos pensábamos que estaba en juego detrás de la extinción de LyFC ahora ha quedado más claro que el agua: además de golpear uno de los pocos organismos socialistas exitosos todavía vivos en México, el motivo no es, en realidad, la presunta ineficacia de la compañía pública, sino el jugoso negocio del tendido de fibra óptica en el centro del país que es la zona de influencia de LyFC . “Casualmente”, el SME proponía en un futuro la provisión gratuita (ojo: gratuita... eso es un pecado en el mundillo ultra capitalista en el que viven los poderes fácticos en este país) de lo que en la industria de las telecomunicaciones llaman triple play, es decir, televisión de cable, internet y telefonía convergentes con la red de fibra óptica. Se decía y se sabe ahora que quienes sin tapujos ni reconcomios morales están detrás de la andanada, son los empresarios Claudio X. González, muy cercano siempre a Emilio Azcárraga Jean y todo lo que huela a Televisa y, desde luego, el infaltable Carlos Slim. Todo el jelengue mediático, el empleo de la fuerza pública, los amagos de represión por parte del secretario de gobernación (el abogado salinista Gómez Mont) no son más que una cortina de humo, una mascarada con que disimular apenas otro afán privatizador, plagado de mentiras, de ocultamientos, de trácalas esquineras que se sumarán a las otras, las del pasado, las que suponían, con el involucramiento de los tiburones empresarios, una mejoría y el presunto abaratamiento de los servicios de telecomunicaciones al desatarse la competencia entre particulares, pero que en los hechos no es, verbigracia lo que padecemos con Telmex o Telcel, lotes del magnate relámpago Slim, sino la consecución del abuso: en México pagamos las tarifas telefónicas más caras del mundo.

Incómodo revés fue que se aireara públicamente la información que el sindicato de taimados que es el gabinete de Calderón pretendiera escamotear al Congreso. Pero ninguna ilusión se hace esta columna: México es en los hechos un país gobernado por las televisoras privadas del duopolio y por fortunas amasadas con la cobija del despotismo. La Constitución, el poder parlamentario, el diálogo, la confianza en las decisiones gubernamentales (presupuestas en pos del bien común y republicano) y conceptos tan sobados, como decencia, honestidad, justicia o verdad, no son más que piedritas en el zapato de la avaricia desmedida, entelequias, incomodidades. Al final, casi de seguro y como siempre, prevalecerá el abuso. Otra vez.
kikka-roja.blogspot.com/

expo SEMANA PYME UNA ESTAFA: Asegura subsecretario que hasta con $4 mil se puede montar un negocio

Dice ante jóvenes que sólo a quienes les va mal critican al gobierno
Asegura subsecretario que hasta con $4 mil se puede montar un negocio
CHANGARRISMO FRACASADO
Susana González G.
CONSULTORES O AJIOTISTAS:
LO QUE SE VIO EN LA EXPO DEL CENTRO BANAMEX FUE UN FRAUDE.

SAQUEADORES EN MEDIO DE LA CATASTROFE:
LA GENTE DIO TODOS SUS DATOS HASTA EL CURP PARA ENTRAR GRATIS Y SALIÓ IGUAL O PEOR.

DE QUE LE SIRVE A UN CHAVO FRESA DE LA IBERO COMPRAR HARINA CON NOPALES, CUANDO EL PROPIETARIO DE ESA HARINA ES UN PARTICULAR?

Y SI TIENES UNA IDEA O UN NEGOCIO ORIGINAL, TE LO VAN A ROBAR.
LOS GANONES SON LOS BANCOS POR LA PEDIDERA DE CRÉDITOS, LA GENTE NO TIENE DINERO.

LA GENTE FUE A DEJAR SU INFORMACIÓN AL GOBIERNO POR NADA ¡¡
Periódico La Jornada
Domingo 8 de noviembre de 2009, p. 24

Con la esperanza y el ánimo de convertirse en empresarios en lugar de asalariados, jóvenes estudiantes o profesionistas han incrementado su presencia en la llamada Semana Nacional Pyme que organiza cada año la Secretaría de Economía (SE), al grado que en la edición 2009 que concluyó ayer representaron 25 por ciento de los más de cien mil asistentes.

Concurrencia preliminar a la que se agregan otros 2 millones 200 mil personas que siguieron el foro por Internet, dentro y fuera de México, aseguró Heriberto Félix Guerra, subsecretario para la Pequeña y Mediana Empresas de la SE, quien al presidir la última de las llamadas conferencias magistrales arengó a cientos de muchachos a que, literalmente, extendieran los brazos para volar y convertirse en emprendedores.

Deben de tener un sueño y tratar de cumplirlo, les dijo, y para ejemplificar quiénes lo han logrado metió en el mismo costal a Martin Luther King, Mahatma Ghandi y al presidente Felipe Calderón, al tiempo que quiso que comprendieran que quienes se quejan del gobierno, bancos y tasas de interés es porque les va mal.

Cada uno habla de cómo le va en la fiesta. Podemos decidir ser víctimas de la circunstancia, que nos maneje o manejarla nosotros y ser líderes. Si decidiéramos al mismo tiempo ser parte de la solución, ningún país nos vería el polvo, insistió el funcionario en las casi dos horas que duró su exposición y en la que se congratuló que durante los últimos años el número de jóvenes mexicanos que quieren ser empresarios se elevó de 4 a 17 por cada cien.

Los mexicanos cuentan con los genes de un espíritu emprendedor pero hay que desarrollarlo y romper ese modelo que empobrece, el de la crianza paternalista y obediencia, remarcó ante los jóvenes que, como cualquiera que haya acudido al Centro Banamex en alguno de los pasados cinco días, recorrieron pasillos y salones de conferencias con bolsas promocionales que llenaron de folletos, volantes y tarjetas al por mayor sobre diversas oportunidades de negocio.

Posteriormente, en entrevista, el subsecretario aseguró que los despidos y la dificultad para encontrar un empleo remunerado son motivos para que muchos jóvenes decidan convertirse en empresarios aunque hay otros que quieren serlo desde el principio.

Ezque-zofrenia

La mayoría manifiesta que la principal dificultad que enfrenta para hacerlo es la falta de capital, pero esto fue minimizado por el subsecretario en su conferencia donde les aseguró que hasta con 3 o 4 mil pesos podían echar a andar un proyecto.

Miles de manos fueron alzadas cuando el subsecretario preguntó a los jóvenes cuántos habían pensado en tener su propio negocio, mientras sólo unas cuantas permanecieron en el aire a la hora que les cuestionó cuántos tenían lana.

“Muy escasos ¿eh? El tema del capital se convierte en un obstáculo, pero les puedo demostrar casos de éxito que han empezado con 4 o 5 mil pesos. El dinero se convierte en pretexto y entonces no arrancamos nunca el proyecto, lo postergamos uno y otra vez. ¿Saben cómo se llama eso? Es la esque-zofrenia por el ‘es que...es que’ con que le echamos la culpa a todos: a papá gobierno, a mi apá, mi amá, el dedo gordo, a que la mano me tiembla”, insistió.

Entonces les habló del apoyo financiero y de capacitación que la Secretaría de Economía ofrece a los jóvenes emprendedores “con el único requisito que su proyecto se ponga en una incubadora para que las posibilidades de éxito sean de 90 por ciento.

Sin embargo, posteriormente ante los reporteros detalló que el programa de emprendedores atendió sólo 8 mil de las 15 mil solicitudes registradas este año por jóvenes. De esas 8 mil, egresaron 6 mil porque a otras 2 mil les toca trabajar más en la capacitación. Y de esos 6 mil, la mitad manifiestan tener el capital para arrancar por sí solos y para los otros 3 mil tenemos 350 millones de pesos para financiarlos, indicó.

Refirió que los apoyos a jóvenes emprendedores se han quintuplicado porque de iniciar con un pressupuesto de 150 millones de pesos, este año fue de 750 millones de pesos para tres programas distintos, jóvenes empresarios, incubadoras y capital semilla.

El carácter motivacional de la plática de Félix Guerra, encaminado a despertar el espíritu emprendedor y la autoestima de los miles de asistentes a la Semana Nacional Pyme 2009, caracterizó la mayoría de las conferencias magistrales. Y en ellas, más que empresarios, predominaron como ponentes personajes mexicanos y extranjeros que aunque provengan de distintos ámbitos se han especializado en estimular la autoestima de quienes los escuchan.

Así, por su renombre, el periodista deportivo José Ramón Fernández o los conductores de televisión Marco Antonio Regil y Adela Micha, o Terry Guinde quien se ha especializado en hablar de cómo remover el caos de la vida personal, saturaron el salón principal del Centro Banamex mientras escaseaba el público en talleres y pláticas de orientación para que los microempresarios obtuvieran créditos de Nacional Financiera, pudieran convertirse en proveedores del gobierno federal o conocieran los detalles de los diversos programas que tiene la SE para apoyar las pymes.

kikka-roja.blogspot.com/

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...