BUSCA, BUSCADOR

lunes, 23 de noviembre de 2009

La revolución traicionada: Bernardo Bátiz V.

La revolución traicionada
Bernardo Bátiz V.
La Revolución Mexicana la ganó en los campos de batalla el pueblo de México: primero, con Francisco I. Madero, que la inició con su Plan de San Luis el 20 de noviembre de 1910 en contra de Porfirio Díaz, quien ya viejo, pero fuerte aún, prefirió desterrarse a Francia para evitar males mayores. La segunda revolución que ganó, contra Victoriano Huerta, estuvo encabezada por Venustiano Carranza y muchos de los que apoyaron a Madero. Ejércitos populares de campesinos y trabajadores de todo el país pensaron que con estos dos triunfos en contra del Ejército federal daría inicio una nueva época en que la justicia y la igualdad fueran una realidad.

Algo se logró, especialmente en educación y reparto agrario; sin embargo, al correr del tiempo algunos de los mismos que iniciaron la lucha armada, y luego quienes se dijeron sus continuadores, abandonaron los principios por los que se peleó y al final acabaron traicionando abiertamente las banderas que el pueblo levantó en el movimiento armado.

Los principios de la Revolución son muchos, pero la tradición y un poder de síntesis, que es símbolo de la sabiduría popular, los encerró en unos cuantos lemas que todos conocemos: "Sufragio efectivo, no relección", "Municipio libre". "Tierra y libertad", "Educación laica y gratuita".

A los 99 años de iniciado el movimiento, si hacemos un balance retrospectivo, veremos que la Revolución Mexicana ha sido burlada, y sus lemas, que se siguen repitiendo, ya no tienen significado real en la vida cotidiana de nuestra nación. Quienes se dijeron sus continuadores, primero en el Partido Nacional Revolucionario, luego en el Partido de la Revolución Mexicana y finalmente en el Partido Revolucionario Institucional, simplemente cambiaron, como dijo alguien, el caballo por el cádilac, la ropa del campesino o del obrero por el casimir inglés y repitieron las estructuras de explotación, corrupción y oligarquía de los gobiernos en contra de los que pe-learon los caudillos Madero, Carranza, Zapata, Villa, Ángeles y algunos otros.

Lázaro Cárdenas trató de rescatar algunos de los valores por los que luchó el pueblo, principalmente los relacionados con la justicia social; sin embargo, por diversos motivos, a su esfuerzo sexenal no se le dio continuidad y se volvió del estilo de los grandes negocios, del compadrazgo entre funcionarios y empresarios, de la falsificación del voto, del engaño al pueblo y del fraude electoral y financiero. "El que miente roba", decía un viejo maestro.

El sufragio efectivo sigue siendo una meta inalcanzable y acabamos de ser testigos del espectáculo vergonzoso del reparto del presupuesto con miras a la compra de votos; la falsificación de las elecciones es cada día más sofisticada, pero también más cínica, y el sufragio no es efectivo porque el pueblo es abrumado por propaganda falaz, comprometido por hambre y miseria, además de engañado con resultados alterados.

El municipio no es libre, y si bien en los dos sexenios pasados ya no es el presidente el que controla a los ayuntamientos, éstos dependen o bien de los recursos y favores de la Federación, como se hizo durante muchos años, o como ahora: del poder de los gobernadores, quienes manipulan el presupuesto federal por conducto de los diputados federales de sus estados y condicionan las participaciones municipales al control político. El municipio, que debiera ser la escuela fundamental de democracia, la autoridad más cercana a los ciudadanos, una especie de prolongación del hogar, lamentablemente es un nido de arbitrariedades, injusticias y negocios para quienes lo controlan.

Los campesinos no son dueños de su tierra más que de nombre, están abandonados y para sobrevivir tienen que emigrar a las ciudades o al extranjero; somos dependientes en materia alimentaria porque no hemos sabido o no hemos podido hacer de los campesinos una clase social digna que pueda vivir de su trabajo y a la vez producir para todos. Durante años se usó la organización campesina como una de las diversas fuerzas políticas de apoyo al partido oficial, pero se les esquilmó y postergó sin piedad; hoy, en la época del retorno al liberalismo capitalista, simplemente se les desprecia y se les abandona; a lo más, los partidos los recuerdan cuando las elecciones están encima y buscan sus votos a cambio de pequeñas dádivas que atenúan su miseria por algunos días.

La libertad es una ilusión en nuestro país; se han inventado nuevas formas de limitarla y coartarla. Los poderosos, política y económicamente hablando, cuentan hoy día con innumerables mecanismos para evitar que las personas actúen, trabajen, piensen y se expresen con libertad.

La necesidad de trabajo es uno de los instrumentos más eficaces para anular la libertad; el actual gobierno la usó con los sindicalizados de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro; el chantaje no fue ni siquiera disimulado: "si quieres comer, tienes que aceptar el atropello". Los mismos legisladores han perdido su libertad como parlamentarios al tener que escabullirse de la sesión para no votar en contra de lo que los grandes empresarios de los medios de comunicación esperan, y en todos los ambientes –públicos y privados– se exige la incondicionalidad, y a veces hasta el servilismo para mantenerse en el trabajo.

En resumen, no hay tierra ni libertad, no hay sufragio efectivo, no hay municipio libre, no hay educación pública y gratuita para todos, y es evidente que la Revolución traicionada clama por otra, ésta incruenta, pero que rescate los ideales incumplidos de la de 1910. Para ello se requieren convicciones, que si bien fueron traicionadas, no han sido abandonadas ni olvidadas por la gente; se requiere también confianza en el poder ciudadano y organización, mucha organización.

jusbbv@hotmail.com

kikka-roja.blogspot.com/

Destapa EU corrupción en CFE: SUTERM ¿hijo favorito de FECAL?

Destapa EU corrupción en CFE
El Gobierno estadounidense no reveló la identidad de los funcionarios de la CFE que presuntamente están involucrados en los sobornos
FECAL APAPACHA AL: SUTERM Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana o ¿nada más le da atole con el dedo ?

José Díaz Briseño / Corresponsal REFORMA.COM

Washington DC, Estados Unidos (23 noviembre 2009).- El Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló este lunes una acusación federal contra un empresario estadounidense y otro mexicano por presuntamente incurrir en sobornos para obtener un contrato con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Según la acusación ante la Corte Federal de Distrito del Sur de Texas en Houston, el estadounidense John Joseph O'Shea y el mexicano Fernando Maya Basurto utilizaron sobornos que violan la Ley de Estados Unidos sobre Prácticas Corruptas en el Extranjero.

Los individuos presuntamente acordaron con funcionarios de CFE pagos indebidos para que la empresa suiza a la que representaban obtuviera un contrato por 37 millones de dólares en 2003 para mantenimiento del Sistema de Información en Tiempo Real para la Administración y Control de la Energía (Sitracen) de la Comisión.

"O'Shea, Basurto, funcionarios de la CFE y otros acordaron que aproximadamente 10 por ciento de los ingresos recibidos de CFE por la unidad de negocios en Texas serían entregados a los funcionarios de la CFE como pagos corruptos", explicó el Departamento de Justicia en un comunicado.

A pesar de que no revelaron el nombre de la compañía, la dependencia informó que Maya Basurto se declaró culpable el 16 de noviembre, tras ser arrestado en abril, en Dallas, mientras que O'Shea fue capturado el 18 de noviembre.

En ninguna sección de la acusación ante la Corte Federal, la dependencia estadounidense reveló la identidad de los funcionarios de la CFE involucrados, pero apuntó que autoridades mexicanas realizan ya una investigación.

De acuerdo con el Departamento de Justicia, las prácticas de O'Shea y Maya Basurto fueron detectadas por investigaciones internas de la compañía suiza que no fue identificada y que cotiza en la Bolsa de Valores de Nueva York.
kikka-roja.blogspot.com/

Reacciones alérgicas severas tras la vacunación contra la cepa de gripe A H1N1: Frena Canadá uso de lote de vacunas

Frena Canadá uso de lote de vacunas

El lote afectado era de 172 mil dosis.

En general, la cantidad de reacciones alérgicas severas tras la vacunación contra la cepa de gripe A H1N1 es menor a una por cada 100 mil dosis

Reuters REFORMA.COM

Winnipeg, Canadá (23 noviembre 2009).- Algunas provincias canadienses detuvieron el uso de un lote particular de vacunas contra la influenza A H1N1 después que seis personas experimentaran reacciones alérgicas graves, informó el lunes la autoridad sanitaria del país. La Agencia de Salud Pública de Canadá y el laboratorio GlaxoSmithKline solicitaron a los Gobiernos de Manitoba, Columbia Británica, Alberta, Saskatchewan, Ontario e Isla del Príncipe Eduardo que detengan el uso de un lote de 172 mil dosis.

La agencia sanitaria señaló que seis reacciones alérgicas en un lote de ese tamaño es un porcentaje más elevado de lo habitual. En general, la cantidad de reacciones alérgicas severas tras la vacunación contra la cepa de gripe A H1N1 es menor a una por cada 100 mil dosis, que es la norma para las demás inmunizaciones.

Las seis personas que experimentaron los síntomas alérgicos se recuperaron, añadió la portavoz.

Manitoba recibió 63 mil dosis de ese lote de la vacuna y sólo le quedan 930, dijo una portavoz del Departamento de Salud provincial. Por el momento, los funcionarios sanitarios almacenaron esas dosis restantes.

Las personas vacunadas con ese lote no tienen motivos para preocuparse si no padecen una reacción alérgica inmediata, añadió la portavoz.

kikka-roja.blogspot.com/

Lady Gaga: VIDEO : Bad Romance Speechless American Music Awards 2009

SERVIDAS ¡¡ PA MIS 2 CHAMACAS LADYS GAGAS DE CORAZON, .... ENOJADAS PORQUE NO LE DIERON NADA A SU SUPER HEROA

Lady Gaga AMA Awards Bad Romance Speechless American Music Awards 2009

http://www.youtube.com/watch?v=HkLV9KDRYRg


http://www.youtube.com/watch?v=ACm9yECwSso

kikka-roja.blogspot.com/

Exporta México choferes: PERO NO PASAN LOS CAMIONES MEXICANOS : VIDEO Ice Road Truckers : LISA

Exporta México choferes

Industriales coinciden en que el problema de escasez de choferes también afecta al País.
Sueldos más altos, jornadas laborales cortas y la posibilidad de entrar y salir de EU atrajeron a los conductores nacionales
Ice Road Truckers : LISA


Lilián Cruz reforma.com

Ciudad de México (23 noviembre 2009).- En los últimos cinco años, al menos unos 150 mil choferes mexicanos se fueron a Estados Unidos, pues esa nación enfrenta un déficit de conductores, según cálculos del American Trucking Association (ATA) de ese país.

Sueldos dos y tres veces más altos que en México, jornadas laborales más cortas y la posibilidad de entrar y salir de ese país, atrajeron a choferes nacionales que en muchos casos fueron reclutados con ayuda de los consulados.

Si bien la crisis económica provocó un alto a esta salida de conductores a Estados Unidos, con la recuperación económica el fenómeno podría reiniciarse, lo que ya prendió la alerta en las empresas nacionales.

Y es que desde hace varios años, el problema de escasez de choferes también afecta al País, coincidieron Refugio Muñoz, director técnico de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar), y Leonardo Gómez, director general de la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP).

En tanto, la ATA revela que en la próxima década se requerirán más de medio millón de nuevos conductores en México, Estados Unidos y Canadá, debido al flujo comercial de la zona.

Según estimaciones de la Canacar, hasta antes de la crisis, México tenía un déficit de 30 por ciento en choferes, comparado con la flota que opera.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) reconoce que la necesidad de choferes es de 55 mil.

Gómez destacó que este déficit ha propiciado que jóvenes sin mucha experiencia conduzcan grandes unidades, aunque todavía no se refleja en un incremento de la siniestralidad.

Pero antes de que eso ocurra, Edgar Chain, director general de Fletes Hesa, ubicada en Orizaba, Veracruz, dijo que su empresa recluta sólo a aquellos que egresan de los centros de capacitación, además de que también pasan por un curso que da su compañía durante dos meses.

Los entrevistados coincidieron en que las empresas mexicanas presentan un alto rechazo a los aspirantes. De 200 a 300 candidatos que hacen una solicitud, sólo 10 o 15 cumplen a medias el perfil ya que cada vez interesa menos esta profesión.

De acuerdo con la Ley de Autotransporte Federal un joven mayor de 18 años puede obtener la licencia para manejar un trailer, sin embargo, los últimos accidentes registrados revelan que la falta de experiencia tiene consecuencias graves.

Sólo en el DF se registran dos accidentes de camiones a la semana.

La falta de pericia de los choferes es la principal causa, aunque también influye el cansancio y enfermedad, además del exceso de velocidad, según estadísticas de la Secretaría de Seguridad Pública local.

Con información de Juan Corona
kikka-roja.blogspot.com/

Recibe Lula a Ahmadineyad

Recibe Lula a Ahmadineyad

Al recibirlo, Lula se fundió en un largo abrazo con el Mandatario iraní.
Ahmadineyad pretende discutir el apoyo de Brasil al programa nuclear iraní

AFP reforma.com

Brasilia, Brasil (23 noviembre 2009).- El Presidente de Irán, Mahmoud Ahmadineyad, llegó este lunes a Brasilia, acompañado de una delegación de unos 200 empresarios, y comenzó una reunión con su par brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva.

La visita de Ahmadineyad a Brasilia ocurre 2 semanas después que Lula mantuvo un encuentro con el Presidente de Israel, Shimon Peres, y una reunión el viernes con el titular de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmoud Abbas.

En su encuentro con Lula, Ahmadineyad pretende discutir el apoyo de Brasil al programa nuclear iraní y profundizar las relaciones económicas para elevar el intercambio comercial bilateral.

Ahmadineyad fue recibido frente a la sede de la Cancillería por un centenar de manifestantes tanto a favor como contrarios a su visita.

"Bienvenido Presidente Ahmadineyad. Brasil e Irán juntos en la lucha por la paz mundial", rezaba una pancarta, mientras a pocos metros en otra se leía "los seguidores de la fe Baha'i son perseguidos y arrestados en Irán".

kikka-roja.blogspot.com/

Jaime Avilés: En el mitin de AMLO la demanda de que renuncie Calderón desata algarabía

Algunos seguidores del tabasqueño viajaron 40 horas en autobús para asistir al Zócalo
En el mitin de AMLO la demanda de que renuncie Calderón desata algarabía
Foto
Martín Esparza saluda a Rosario Ibarra durante el mitin de Andrés Manuel López Obrador, quien pidió que no cese el apoyo al Sindicato Mexicano de ElectricistasFoto Carlos Ramos Mamahua
Jaime Avilés

Periódico La Jornada
Lunes 23 de noviembre de 2009, p. 5

Entre líneas, sin decirlo explícitamente, pero ratificando lo que declaró en una entrevista publicada ayer por La Jornada, Andrés Manuel López Obrador anticipó que será por segunda vez candidato a la Presidencia de la República, al anunciar ante un Zócalo lleno de entusiasmo y atormentado por la furia del sol que "a más tardar en junio de 2010" estará listo el "nuevo" proyecto alternativo de nación, que constará de 10 puntos y, se infiere, será la base programática de su campaña electoral.

En el centro de un templete colocado delante del Palacio Nacional, y en ausencia del jefe del Gobierno del Distrito Federal y de los gobernadores perredistas de Baja California Sur, Guerrero, Michoacán y Zacatecas, pero acompañado de Alejandro Encinas (todavía del PRD), Alberto Anaya (PT) y Dante Delgado (Convergencia), López Obrador celebró el tercer cumpleaños del "gobierno legítimo" que preside desde el 20 de noviembre de 2006, rodeado por una muchedumbre que vino desde todos los estados de la República, sin banderas de partido, pero con mantas que proclamaban, como Coahuila, Sinaloa, Puebla, Oaxaca, Veracruz, los nombres de sus lugares de origen.

Orador invitado, el secretario general del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), Martín Esparza, detonó el aplauso más ruidoso de la mañana dominguera cuando, luego de narrar las agresiones del gobierno federal contra los movimientos sociales y los gremios de industria, como el suyo y el de los mineros, pidió la renuncia de Felipe Calderón Hinojosa, a quien, ajeno a los usos y costumbres del movimiento obradorista, llamó "presidente de México".

Discurso por encima de todo

Tal vez por eso, en todas sus intervenciones, y repitiendo a cada rato el clásico "aquí/ se ve/ la fuerza del SME", Jesusa Rodríguez se refirió exactamente igual a López Obrador: "presidente de México". En la plaza, donde habían sido colocadas ocho torres de sonido colgadas del mismo número de grúas, para que nadie dejara de oír la música ni los discursos, la arenga de Esparza fue combatida de repente por las campanas de la Catedral Metropolina, que empezaron a repicar enloquecidas, no se sabe si convocando a misa o a la censura.

Escoltado por Clara Brugada, Gerardo Fernández Noroña, Porfirio Muñoz Ledo, Raquel Sosa, Claudia Sheinbaum, Laura Itzel Castillo, Octavio Romero Oropeza y muchos de sus colaboradores más fieles, López Obrador desgranó los 10 puntos del nuevo Proyecto Alternativo de Nación, que redactarán Bolívar Echeverría, Ignacio Marván, José María Pérez Gay, Héctor Díaz Polanco, Víctor Manuel Toledo y Luciano Concheiro.

Observado sin pestañear por una estoica Sor Juana Inés de la Cruz, que enfundada en su hábito y toca de monja, y con su emblemático medallón sobre el pecho, sostenía una pancarta en contra de los "hombres necios que acusáis a la resistencia pacífica en acción", López Obrador dividió en 10 grandes temas los ejes de su programa de gobierno constitucional, si gana, como pretende, las elecciones de 2012:

1. Rescate del Estado, "secuestrado por la mafia de la política". 2. Democratización de los medios masivos de comunicación, "sin privatizarlos, y sin censura", pero obligándolos a someterse al imperio de la ley y a ser plurales y objetivos. 3. Poner en marcha una nueva política económica, diametralmente opuesta a la de los neoliberales. 4. Combatir las prácticas monopólicas, gracias a las cuales los magnates de México venden servicios como telefonía y televisión, o productos como cemento gris y pan de caja a precios más de 250 por ciento más caros, en promedio, de lo que valen en el extranjero.

5. Abolición de los privilegios fiscales, para que paguen impuestos quienes más tienen. 6. Establecer la austeridad republicana, para acabar con las insultantes prebendas de la alta burocracia. 7. Fortalecer el sector energético, construyendo tres refinerías y rehabilitando las existentes, de modo que "ya no exportemos al extranjero un solo barril más de petróleo crudo para que nos lo devuelvan transformado en gasolina"; vamos a ahorrar, precisó, produciendo en México toda la gasolina que el país necesita.

8. Recuperar la soberanía alimentaria, con un programa intensivo de rescate del campo. 9. Establecer el estado de bienestar social (que tiene cuatro componentes: educación, salud, trabajo y vivienda). 10. Desarrollar una "nueva corriente de pensamiento, sustentada en la cultura y la bondad de nuestro pueblo".

Mientras el máximo dirigente opositor del país detallaba el contenido de esos 10 puntos, las campanas de catedral volvieron en dos ocasiones más a la carga, pero no pudieron con la fuerza de las ocho torres de sonido, alineadas en dos filas: una, justo enfrente del templete, de lado a lado del Zócalo, y otra, paralela a la anterior, a los costados del asta bandera. Las corraletas metálicas en torno de las grúas abrían espacios entre la multitud, que no veía la forma de cubrirse del sol. Muchos asistentes, por eso, mantenían en alto sus mantas para que generaran aunque fuera una delgada lámina de sombra protectora.

Caminando sin pregonar su mercancía, un vendedor de sombreros de paja, de una sola talla, miraba complacido cómo éstos pasaban de sus manos a las testas coloradas de la gente. "Hitler acabó con los sindicatos en Alemania. Calderón pretende hacer lo mismo en México", denunciaba una erudita pancarta estampada en plástico negro. Y cuando López Obrador habló de la "extinción" de Luz y Fuerza del Centro, desde muchos ámbitos de la plaza se levantó este grito: "No pagaré si no vende el SME".

Otros coros repetían: "¡No pagues luz, no pagues luz!" Sin embargo, ninguno de los tres oradores del acto (en el que también habló Berta Luján para dar cuenta de los trabajados realizados en 2009 por el "gobierno legítimo") planteó que una nueva forma de resistencia civil pacífica es no pagar los recibos que pronto enviará a todos los hogares del corazón del país la Comisión Federal de Electricidad, empresa que no tiene ninguna relación contractual con los usuarios de la red de fibra óptica de Luz y Fuerza del Centro.

Huyendo del calor, decenas de miles prefirieron guarecerse, codo a codo, bajo la sombra que proyectaban los edificios de Madero y de 20 de Noviembre, mientras los integrantes de la Red Nacional de Jóvenes con AMLO –procedentes de Mexicali y de Mérida y de todas las ciudades grandes que caben entre ambos puntos– seguían resintiendo las 20, 30 y hasta 40 horas de viaje que se echaron en camión para venir al DF, mientras personas mayores, procedentes de los hermosos desiertos de Coahuila, se desgañitaban cantando el Himno Nacional con el puño en alto mientras pensaban quizás en las palabras con que López Obrador cerró su discurso: "Apresuremos, como decía Ricardo Flores Magón, la llegada de ese día radiante en que caiga para siempre la tiranía y surja la esperada democracia con todos los esplendores de un astro que jamás dejará de brillar en el horizonte sereno de la patria".

Ésa fue, en este año, la última reunión de la resistencia civil pacífica y del "gobierno legítimo" que la dirige; ahora ocuparán la escena los actos de lucha en favor del SME, empezando por la huelga de hambre indefinida que se inicia hoy en el Zócalo, frente a la Suprema Corte y ante el Palacio Legislativo de San Lázaro.

kikka-roja.blogspot.com/

Intolerancia: clases de solfeo a directores de orquesta: MIGUEL ÁNGEL GRANADOS CHAPA

Intolerancia: clases de solfeo a directores de orquesta
MIGUEL ÁNGEL GRANADOS CHAPA
Durante el régimen autoritario priista la intolerancia oficial reaccionaba con virulencia a la crítica externa. Paradigmáticamente, se recuerda la actitud del nacionalismo ramplón ante Los hijos de Sánchez, el estudio antropológico de Oscar Lewis, cuya publicación por el Fondo de Cultura Económica generó el despido de Arnaldo Orfila de la dirección de la editorial del Estado. Más recientemente –y cito sólo ejemplos sueltos– ante la sentencia de Mario Vargas Llosa sobre la "dictadura perfecta" que imperaba en nuestro país, el novelista peruano prefirió salir anticipadamente de México, ante los "numerosos tirones de orejas" que recibió.

La intolerancia panista es de la misma catadura de la practicada por el régimen que lo antecedió. Es quizá más torpe, más impertinente porque ocurre en tiempos en que formular observaciones sobre lo que acontece en cualquier país no es anatema prácticamente en ningún lugar del mundo, salvo extremos como los de Myanmar u otros sistemas despóticos.

Acaba de ocurrir un episodio de intolerancia autoritaria que por sus rasgos cómicos no merecería siquiera comentario, pues en sí mismo no habría pasado del rango de anécdota chusca. Pero la actitud de Ernesto Cordero, mucho más que la de Agustín Carstens ante la reciente crítica pronunciada por Joseph Stiglitz, es reveladora de un fenómeno de impaciencia gubernamental que conduce a entablar disputas en vez de persuadir y conciliar. La posición de Cordero es paralela, y tiene la misma sustancia, que la del secretario del Trabajo, que concibe una porción de sus tareas como un litigio o, peor aún, como una riña en la que le corresponde el papel de fajador –es decir, el que se lanza a la pelea sin vigilarse– del cual se ufana.

Stiglitz vino a México, como varias veces en los años recientes, a decir una conferencia en un foro empresarial. No pudo evitar, seguramente no quiso evitarlo, externar juicios sobre la coyuntura económica mexicana. No lo hizo de modo espontáneo sino ante preguntas de periodistas, ganosos de recibir un diagnóstico sobre la situación de nuestro país frente a la crisis, procedente de una autoridad en la materia, que en 2001 mereció el Premio Nobel de Economía y a partir de entonces se ha erigido, fundadamente, en una especie de conciencia sobre el funcionamiento de los mercados y del gobierno. Sintetizó su análisis sobre la crisis financiera estadunidense en casi un epigrama, un juego de palabras en que comparó dos momentos cruciales de la humanidad: la caída del Muro de Berlín con la de la calle del muro en Nueva York (Wall Street). La primera simbolizaba el fin de las economías centralmente planificadas. La segunda, el derrumbe del capitalismo accionario, el de la especulación con papeles carentes de valor sustantivo.

Como otros muchos observadores, nacionales o extranjeros, Stiglitz puso malas calificaciones al manejo mexicano de la crisis. Dijo que el desempeño del gobierno frente a ella ha sido "uno de los peores del mundo". Censuró la excesiva dependencia mexicana respecto de la economía de Estados Unidos. Dijo que las cifras del crecimiento son débiles y producían pesimismo. "Una política fiscal que no estimule la economía mexicana es fuente de preocupación."

Elogió en cambio a los países que han diversificado sus exportaciones, especialmente hacia las economías asiáticas, "y la recuperación de Asia está ayudando a la recuperación de América Latina". En Brasil se han hecho bien las cosas, opinó. Ese país "ha tenido una regulación financiera mejor y quizá evite una recesión…; ya se recuperaron y ahora está fluyendo el dinero".

Ignoro qué escoció más a las autoridades mexicanas, si la crítica a su desempeño o el elogio al de otros países. El hecho es que no pasaron por alto las expresiones de Stiglitz. El secretario de Hacienda Agustín Carstens le reprochó falta de información, como no considerar el efecto general de la desaceleración añadido a la caída de los ingresos petroleros. Es comprensible que Carstens enfrentara los juicios del Premio Nobel porque su voz influyente puede impactar a inversionistas o acreedores de México. "No teníamos la opción de contratar más deuda", aclaró, y se justificó a sí mismo: "Uno tiene que actuar responsablemente".

En cambio, el insulso secretario de Desarrollo Social, ajeno al manejo financiero desde que dejó la Subsecretaría de Egresos de Hacienda, hace casi dos años, entró a una discusión que no le concierne y para la que carece de títulos. Lo hizo además en el tono insolente del ignorante, pretendiendo dar lecciones de un modo equivalente a enseñar solfeo a un director de orquesta.

Stiglitz "no conoce a detalle las políticas contracíclicas que implementó el gobierno mexicano: no conoce la realidad de las finanzas públicas mexicanas, y creo que mejor se ponga a leer un poquito más de México".

Fue una recomendación fatua, y de seguro redundante. La seriedad profesional del Premio Nobel le habría impedido hablar huecamente, sin saber de qué se trata. Ha sido profesor de las mejores universidades de la Gran Bretaña (Cambridge y Oxford) y de Estados Unidos. Actualmente lo es de Columbia y antes lo fue de Yale, Duke, Stanford y Princeton, pero ciertamente no de Pennsylvannia, donde Cordero hizo su doctorado tras recibirse de actuario en el ITAM.

La experiencia profesional del secretario de Desarrollo social es tan breve como dispersa. Ha sido, siempre por lapsos cortos, funcionario de Banobras y de la Secretaría de Energía, donde tuvo por unos meses rango de subsecretario. Lo fue igualmente, y también por corto tiempo, en Hacienda. Los casi dos años que lleva al frente de la Sedesol ha sido el periodo más largo en que ha servido una responsabilidad. La experiencia de Stiglitz, que le da bases para opinar sobre la economía mexicana, se ha extendido al gobierno de Clinton y sobre todo al Banco Mundial, donde fue primer vicepresidente y economista en jefe.

Nadie, que yo sepa, objetó el que se le otorgara hace ocho años el Premio Nobel de Economía, que ha reforzado su autoridad como examinador de las políticas internacionales. Pero no es candil de la calle y oscuridad de su casa. Si bien ha dirigido su mirada a un fenómeno tan ancho y diverso como la globalización, de la que es crítico documentado, también se ha referido a la política de su propio país. En coautoría con Linda E. Blines, igualmente funcionaria de la administración Clinton, y profesora de Harvard, publicó el año pasado La guerra de los tres billones de dólares. Ese es, según sus cálculos fundados, el costo financiero de la guerra de Irak, de la que ha sido crítico aun antes de su comienzo. He aquí el mirador desde donde examinan ese y otros fenómenos políticos, como el manejo de crisis por gobiernos en todo el mundo:

"Como científicos sociales, los dos nos hemos involucrado en el estudio de la economía del sector público y hemos intentado comprender cómo funcionan los gobiernos, sus fallos sistemáticos y qué es lo que podemos hacer para ayudarles a satisfacer mejor las necesidades de sus ciudadanos. Ambos nos hemos enfrentado al problema no sólo desde la perspectiva académica sino también como profesionales. Durante años ocupamos cargos político-tecnocráticos en el gobierno de Clinton, poniendo en práctica estas ideas para conseguir un gobierno más eficiente, receptivo y responsable y crear mejores sistemas de contabilidad para lograr esas metas. Creemos que en nuestra sociedad el gobierno tiene un papel importante que jugar, al igual que lo tiene el mercado. Los mercados a menudo se comportan de forma poco deseable, pero lo mismo ocurre con los gobiernos. El fracaso de Irak no fue el resultado de un único error, sino la culminación de decenas de errores cometidos a lo largo de varios años. Los científicos sociales se esfuerzan por entender las fuentes sistémicas de esos errores y buscan reformas para reducir su frecuencia y mitigar sus consecuencias".

En vez de aprovechar el interés mostrado por Stiglitz ante nuestros problemas, el gobierno pretendió estérilmente descalificarlo. Generó ese resultado, pero aplicado a sí mismo.
kikka-roja.blogspot.com/

Vergüenza ante el mundo : JORGE CARRASCO ARAIZAGA

Vergüenza ante el mundo
JORGE CARRASCO ARAIZAGA

México, DF; 20 de noviembre (Apro).- Sin equívocos, México vive uno de sus peores momentos de cara al mundo.

El llamado bono democrático que representa el fin de un régimen autoritario en el caso de nuestro país acabó en frustración.

No es ninguna sorpresa, sino resultado lógico de la fallida alternancia política del PRI al PAN.

Los seis años de la presidencia de Vicente Fox y los tres de Felipe Calderón se resumen en la catastrófica revisión internacional que se hizo la semana pasada al desempeño de México en la economía, la corrupción, la pobreza, la delincuencia organizada y derechos humanos.

Si bien esos problemas no se originaron con la llegada del PAN, la virulencia con que se han manifestado en el país sí es responsabilidad de quienes han conducido el país en la última década y en particular del actual responsable, Felipe Calderón.

No es la primera vez que se alude a la incapacidad de Calderón para conducir el país y la pequeñez de su equipo de gobierno.

Más claro no puedo ser el Premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, quien sin miramientos dijo el pasado miércoles en México que el gobierno de Calderón fue el que peor enfrentó la crisis económica mundial.

No se equivoca, pues en el diagnóstico estuvo la respuesta. Cómo olvidar que para el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, no teníamos de qué preocuparnos, pues se trataba apenas de "catarrito".

Stiglitz colocó en el lado opuesto a Brasil y a la India. De forma reiterada, Brasil se ha convertido en referente del éxito no logrado por México. Aunque Calderón se mofó del apagón que hace algunas semanas sufrió ese país, lo cierto es que no sólo en economía, sino en la diplomacia, los brasileños han pasado por encima de México.

En la crisis de Honduras, el gobierno de Ignacio Lula da Silva se colocó rápidamente al frente de la defensa del presidente depuesto, Manuel Zelaya. Calderón no lo podía hacer. Tiene un problema de origen. Por más que haya recibido a Zelaya como jefe de Estado, ¿cómo le podría reclamar al golpista Roberto Micheletti su falta de legitimidad, si es de la que carece?

Descolocados y estrechos, Carstens y el secretario de Desarrollo Social, Ernesto Cordero le reclamaron a Stiglitz su falta de conocimiento de la realidad mexicana.

No pueden decir lo mismo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe. El organismo de Naciones Unidas que se dedica precisamente a seguir la realidad económica de la región, dijo al siguiente día de la declaración de Stiglitz que como consecuencia de la crisis internacional, México fue donde más empeoró la pobreza en América Latina. Ahora hay 41 millones de personas en esa condición. Es decir, 4 de cada 10 mexicanos. Casi la mitad del país.

El martes, desde Berlín, se informó al mundo que México se coloca en los peores niveles de corrupción. Con una calificación de 3.3, en una escala del 1 al 10, México está por debajo de Cuba, El Salvador y Guatemala y comparte lugares con varios países africanos y asiáticos.

Horas después, la consultora internacional Pricewaterhouse informó que México es el quinto país con más fraudes, de una muestra de 54 naciones; mientras que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) previó un incremento del desempleo para el próximo año para colocarse en 6.5 por ciento, respecto al 6.2 del tercer trimestre de este año.

La catástrofe es tan evidente para el mundo que la propia secretaría de Economía admitió el viernes que la Inversión Extranjera Directa cayó un 37 por ciento de enero a octubre de este año.

En derechos humanos la cara mexicana no es distinta. El mismo jueves se adelantó que en las próximas semanas se dará a conocer el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en contra del Estado mexicano por su falta de investigación en el caso de tres mujeres asesinadas en la zona conocida como campo algodonero, en Ciudad Juárez.

Lo mismo se espera que ocurra en el caso de Rosendo Radilla. Detenido y desparecido por el Ejército en 1974, durante la guerra sucia en Guerrero. Ambos casos son emblemáticos de las graves violaciones a los derechos humanos en el país exhibidas ante la comunidad internacional.

Los gobiernos del PAN no sólo han sido indolentes ante el tema, sino que en el caso de Calderón se han fomentado con el pretexto del combate al narcotráfico.

Los casi 15 mil muertos que ha dejado esa "guerra" propiciada por el gobierno calderonista, así como las muertes y desapariciones de periodistas, a niveles de lugares donde hay una guerra civil abierta, hacen de México uno de los países más violentos del mundo.

A mitad de su gobierno, Calderón da muestras de un desgaste y una incapacidad inauditas. Ni Miguel de la Madrid en sus peores tiempos.

jcarrasco@proceso.com.mx
kikka-roja.blogspot.com/

Antimexicanos JORGE MOCH


Antimexicanos
Jorge Moch
tumbaburros@yahoo.com

Hace unos días esta misma columna señalaba la fragilidad del fervor patrio de quien la redacta cada semana. Pero eso no significa que no haga mella en el plexo del aporreateclas el ardoroso antimexicanismo que se profesa actualmente en buena parte de Estados Unidos, país e imperio al que tenemos la mala fortuna de avecindar en su sur y que da una acepción llenecita de incongruencias a la palabra “norte” cuando la pronuncia un mexicano.

Tenemos una peregrina relación los mexicanos con los estadunidenses. Muchos de nosotros sentimos como personal esa larga colección de agravios sufridos por México ante el apetito territorial y energético –y drogadicto– de los pobladores del país al norte nuestro (decirles “vecinos” es concederles una amabilidad que históricamente lejos han estado de mostrar hacia nuestro país, al que sin tapujos llaman y consideran su patio trasero, no sólo como el espacio menos interesante de una propiedad, sino con esa connotación claramente peyorativa del rincón a donde invariablemente van a parar refrigeradores descompuestos, llantas usadas, el esqueleto de los colchones, o donde languidece una chatarra que alguna vez fue automóvil: un peldaño apenas arriba del simple tiradero de basura). Los últimos años hemos sido víctimas y testigos de un creciente sentimiento antimexicano en varios de los ámbitos del ideario colectivo estadunidense, desde la creación desbocada y descarada de grupos paramilitares que incentivan el odio racial, como los Minutemen de Arizona y sus símiles de Texas y California, solapados hipócritamente por no pocos funcionarios públicos de ese país, ya locales o federales, hasta campañas de continuo desprecio por los pobladores de México –y de paso del resto de Latinoamérica– en los medios. Figuras de la radio y la televisión, e incluso figurines del mundo de plastilina y cosmético del cine metidos a funcionarios o representantes públicos, como el migrante austríaco Arnold Schwarzenegger, antes héroe de acción y ahora gobernador de California –léase de Hollywood– se encargan de denostar “lo mexicano”, ya con iniciativas públicas, ya con discursos expresamente racistas y de tintes neofascistas, allí los proferidos por comentaristas como Glenn Beck o Rush Limbaugh. Pero suelen callar, o justifican con los más tramposos argumentos, las continuas injusticias cometidas por estadunidenses contra mexicanos. Desde abusos contra migrantes hasta, posiblemente, muchas de las muertas de Juárez. Desde los abusos comerciales de un agro subsidiado contra los campesinos indefensos e inermes de acá, desamparados por un pinche gobierno corrupto, formado por peleles que viven encandilados con la asepsia de algunos barrios estadunidenses, porque allá también hay miseria pero prefieren no darse cuenta. El norte de nuestro país, y más en concreto por los rumbos de Monterrey, está plagado de atildados vendepatrias y sacadólares de ésos.

No hablan tampoco, los antimexicanos, de la ignominia que supone para los derechos humanos levantar unilateralmente un muro separatista para que los migrantes, que viajan hacia allá por hambre, con ganas de hacer algo más en la vida que medrar, no lleguen a la promised land. Da risa –amarga– ver a la secretaria de Estado, a cuya potestad obedecen precisamente las instancias gubernamentales y policíacas que criminalizan la migración en la frontera con nuestro país, ponderar la caída del Muro de Berlín. Muro en el que, por cierto, también trabajaron manos estadunidenses además de alemanas, soviéticas, británicas y francesas. Un gesto, el de la señora Clinton, que pasea incómodo tufo a hipocresía.

Es cierto que hay gente que defiende la causa migratoria en Estados Unidos, pero sería de ciegos no reconocer que el denominador común, sobre todo al sur de su territorio (pero también al norte, o véase cómo se trata a migrantes latinoamericanos en Chicago, Nueva York o Seattle) son claras, contundentes y redivivas muestras de antipatía y clamor de odio racial a nuestros connacionales y hermanos latinoamericanos, particularmente aquellos que son de piel morena, esa hermosa piel morena a la que los gringos racistas desprecian y llaman brown. Y los políticos mexicanos siguen encarnando un disimulo vergonzante. Porque muchos, muchísimos de ellos, sobre todo ahora, con estos malos gobiernos de derechas, son de ésos que siguen encandilados con la gente del norte. Y mejor nos ahorramos esta vez los epítetos lastimosos que los definen y pintan de cuerpo entero y genuflexión rastrera…

kikka-roja.blogspot.com/

Helioflores: Levanta muertos



kikka-roja.blogspot.com/

Naranjo: Calca




kikka-roja.blogspot.com/

Los 10 puntos de AMLO para replantear México: AMLO presenta nuevo proyecto rumbo a 2012

AMLO presenta nuevo proyecto rumbo a 2012
Señala el ex candidato presidencial que el nuevo proyecto será coordinado por una comisión integrada por Ignacio Marván, Luciano Concheiro, Rogelio Ramírez de la O, Héctor Díaz Polanco, José María Pérez Gay, entre otros

AMLO presenta nuevo proyecto rumbo a 2012
LANZA DECÁLOGO. Propone 10 puntos para replantear el rumbo del país (Foto: EFE )
  • Entérate Los 10 puntos de AMLO para replantear México 00:24
  • Esparza respalda a ex candidato 2009-11-23
  • Impiden a feligrés paso a Catedral 2009-11-23
  • Ortega: PRD será un partido verde 2009-11-23

Video AMLO lanza decálogo con miras al 2012

José Gerardo Mejía
El Universal
Lunes 23 de noviembre de 2009
jose.mejia@eluniversal.com.mx

Andrés Manuel López Obrador presentó su decálogo para replantear el rumbo económico y político del país con miras a consolidar un nuevo Proyecto Alternativo de Nación para 2012.

“Pensando en la transformación del país y con miras a 2012, debemos elaborar, a la luz de los recientes acontecimientos nacionales e internacionales, el nuevo Proyecto Alternativo de Nación”, dijo el tabasqueño en un mitin en el Zócalo capitalino.

Criticó al gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, a quien, dijo, “venden como producto chatarra o actor de telenovela”, porque “la mafia en el poder ya decidió que el PAN no les funciona y por eso han convertido a Felipe Calderón de pelele a chivo expiatorio” y han decidido apostar por el PRI.

“Es evidente que (Carlos) Salinas actúa como jefe de campaña de Peña Nieto y que Televisa lo ha venido proyectando como se introduce al mercado un producto chatarra o actor de telenovela. Es claro que el gobernador del estado de México es el candidato de la mafia en el poder”.

Informó que el nuevo Proyecto de Nación será coordinado por una comisión integrada por Ignacio Marván, Luciano Concheiro, Rogelio Ramírez de la O, Héctor Díaz Polanco, José María Pérez Gay, entre otros.

A tres años de haber sido proclamado presidente legítimo por sus seguidores, López Obrador se pronunció por recuperar al Estado y promover otro modelo económico al servicio del pueblo: “Lo primero debe ser rescatar democráticamente al Estado y, una vez logrado este propósito, reintegrar las riquezas de reglamentos y leyes secundarias que en ningún caso pueden estar por encima del principio constitucional que señala el dominio directo de la nación sobre los recursos naturales del país”.

Pide mayor compromiso

El ex candidato presidencial planteó democratizar los medios masivos de comunicación, porque “es inaceptable que un pequeño grupo posea el control de la televisión y de la radio y administre la ignorancia en el país en función de sus intereses”.

Para concretar su proyecto, propuso que se ejerza la política como imperativo ético y llevar a la práctica la austeridad republicana porque “si no hay una renovación tajante y se mantiene el mismo régimen de opresión, corrupción y privilegios, no vamos a poder revertir la decadencia”.

En este punto preguntó a sus seguidores, que llenaron la plancha del Zócalo, si estaban dispuestos a hacer un mayor esfuerzo para llevar a cabo una revolución de conciencias, casa por casa y con comités, para “hablar con la verdad”. La mayoría levantó la mano y entonó el himno nacional al final del acto.
-----------------------
Los 10 puntos de AMLO para replantear México
Durante su mitin en el Zócalo, el ex candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, propuso democratizar los medios masivos de comunicación y promover una corriente de pensamiento alejada de la corrupción
  • AMLO lanza decálogo para replantear México 2009-11-22
  • AMLO cobija a Esparza en mitin en el Zócalo 2009-11-22
  • AMLO encabeza mitin en el Zócalo 2009-11-22

Redacción
El Universal
Ciudad de México Lunes 23 de noviembre de 2009
00:24

A tres años de iniciar su resistencia civil, Andrés Manuel López Obrador presentó sus 10 postulados básicos para replantear el rumbo económico y político del país.

  1. 1. Rescatar al Estado y ponerlo al servicio del pueblo y la Nación, principalmente en los casos de la minería, la industria eléctrica y el petróleo
  2. 2. Democratizar los medios masivos de comunicación, porque "es inaceptable que un pequeño grupo posea el control y administren la ignorancia en el país en función de sus intereses".
  3. 3. Crear un nuevo modelo económico
  4. 4. Combatir las prácticas monopólicas
  5. 5. Abolir los privilegios fiscales
  6. 6. Ejercer la política como imperativo ético y llevar a la práctica la austeridad republicana
  7. 7. Fortalecer al sector energético
  8. 8. Alcanzar la soberanía alimentaría. Denunció que este año serán utilizados 16 mil millones de dólares para importar maíz, frijol, arroz, leche, y desechos de pollo, que el país podría producir.
  9. 9. Establecer el Estado de bienestar, para proteger a los pobres, a los débiles y olvidados por la desigualdad social
  10. 10. Promover una nueva corriente de pensamiento para impedir el predominio de la corrupción, el engaño y el afán de lucro.
kikka-roja.blogspot.com/

FOTOS: POLITICOS DE CARICATURA ¿A quién se parecen nuestros gobernantes?

SE VALE REIR:


. .. .. .- . .


kikka-roja.blogspot.com/

La reunión de la fractura: Marcela Gómez Zalce

La reunión de la fractura
A Puerta Cerrada
Marcela Gómez Zalce

2009-11-23•Política

• El 20% y el PEF
• El beso de madrazo…

Todo gobierno que no se apoye en la ley, mi estimado, es un gobierno dictatorial. Estruendoso inicio de semana con el corolario del tsunami de señalamientos negativos contra el (des)gobierno de Felipe Calderón, estos tres años que tan sólo en el rubro sobre el pésimo y deficiente manejo de la crisis económica (que, but of course, vino de fuera) del presumido equipo presidencial acumula críticas de varios Premios Nobel de Economía, después la CEPAL anunciando un aumento escalofriante en la pobreza, seguida por la OCDE exhibiendo que el sexenio está perdido en materia de crecimiento económico, pegado al aterrador informe de Transparencia Internacional colocando a México (y al de las manos limpias) entre los países más corruptos, y la cereza de la consultoría Pricewaterhouse Cooper ubicando al país como el quinto en fraudes electorales, perdón, económicos y delitos financieros…

Hicieron palidecer el diagnóstico del catastrofista favorito, Carlos Slim, de hace varias lunas. Lo único constante de esta caterva de inútiles en el poder (del no poder), my friend, es esa acreditada hormona que infatigablemente les mata las escasas neuronas (ahí está el botón del secretario del Trabajo (sucio), Javier Lozano), obligándolos a escupir lamentables y muy penosas declaraciones que, no solamente los pinta de cuerpo entero, sino acredita las causas de fondo del naufragio del barco de gran calado y de su emocionado capitán…

Que parece ¿lejano? de la inocultable irritación pública (although he knows what´s cooking) de diversos sectores, encabezados por la cúpula empresarial, con la cual su (des)gobierno vive una gélida luna de hiel. La simpática cuestión es conocer qué sucedió tras bambalinas, mi estimado, para entender cómo se llegó a la ruptura… y pronosticar que lo mejor de todo esto es lo malo que se va a seguir poniendo, yes?

Así que corra por su drink porque ahí le va. ¿Listo?

No es novedad que cada vez que comienzan los preparativos para un nuevo chisguete fiscal, los señores del dinero no se preocupan sino se ocupan. Y el reciente atraco al contribuyente cautivo no fue la excepción: personajes poderosos se reunieron con Felipe al saber de las linduras fiscales, como la consolidación retroactiva, el aumento al IVA, al ISR, el IDE y los IEPS… etcétera. Y ahí vertieron sus inquietudes sobre el espantajo que Carstens & nerds habían desarrollado. Era de esperarse que estos ilustres mexicanos confiaban tener una conversación con alguien que cursó un poquito de Economía en Harvard —institución que, parajodas del ánimo de Felipe, premió al gobierno de enfrente por el Metrobús— pero, ¡oh decepción !, la conversación tomó un accidentado rumbo donde Calderón les espetó medio enchilado (o enchilado y medio) que si no estaban de acuerdo con él, sorry la puerta estaba abierta. O sea, ahí se ven porque nada les debo, hojaldras. Es decir, una dosis de desmemoria y flit.

Y efectivamente… esa fue la lectura de los empresarios que, preocupados, fueron a tocar la otra puerta que encontraron abierta y receptiva: la del Congre$o. Desde donde… le dieron la vuelta al engendro fiscal que ha dejado todos los privilegios intocables y que desencadenó la furia de la mecha corta presidencial… que ha arreciado contra los que hicieron fracasar su chisguete fiscal.

El resto de esta tragicomedia —donde los mexicanos, los de los votos fueron los más golpeados por la genialidad de más impuestos— es conocido con el agravante, my friend, que Felipe está más solo que un ostión y, si bien le va, le restan tres años (que serán como tres minutos… bajo las aguas del ártico) más bien dos, por aquellito de la sucesión.

Y algo amenazador deben ver en el (des)gobierno, en la iglesia católica (con minúsculas), en la cúpula empresarial, en el GDF, en nuestra fuerzas armadas, en la administración de los Estados Unidos, en la OCDE, en el FMI, en el BID, en corredurías internacionales, en la CEPAL, en la UNAM, en el ámbito sindical más los que se acumulen… porque el diagnóstico del resultado del actual desmadre nacional es idéntico:

Un estallido social.

Porque es inequívoco el aumento de las expresiones de inconformidad social ante la corrupción, la impunidad, los abusos y excesos. Y por cierto, aún falta conocer la atractiva entretela detrás de “los errores” del mentado PEF, donde aparece una divertida tenebra relacionada con la comisión (de Presupuesto) de un 20 por ciento sobre el monto de los dineros…

Chingón.

Por la mirilla

Interesante el madrazo del beso, o el beso de madrazo, o ¿a madrazos sin besos…?
gomezalce@aol.com
kikka-roja.blogspot.com/

Herencia revolucionaria: José Antonio Crespo

23-Nov-2009
Horizonte político
José Antonio Crespo
Herencia revolucionaria

Aun año del centenario de la Revolución Mexicana, historiadores, politólogos, economistas y escritores reflexionan sobre ella. A mi juicio, se trató de una auténtica revolución social, como lo fueron la francesa, la china, la rusa, y otras del siglo XX. Pero como toda revolución, generó sus propios mitos y fue idealizada antes y después de tener lugar. Antes, porque el proyecto mismo parte de una utopía; una vez derrocado el antiguo régimen, la sociedad florecerá en progreso, modernidad, justicia, libertad e igualdad. Y después, porque se insiste en que, gracias a la revolución, se consiguieron avances sociales profundos que de otra forma no se hubieran podido alcanzar.

A esta generación le toca evaluar si el México de hoy sería sustancialmente distinto (más atrasado o más desigual) de no haber experimentado esos diversos levantamientos armados entre 1910 y 1920. Me parece que después de un siglo no somos muy distintos de lo que hubiéramos sido sin revolución. De lo contrario, no se podría explicar cómo otros países, incluso con una historia y cultura similares (como los latinoamericanos), muestran niveles de desarrollo parecidos al nuestro (o incluso con cierta ventaja). En cambio, muchas naciones del orbe han dado pasos significativos hacia el desarrollo, la modernidad y la libertad a partir de una democratización exitosa.

Pero también, al preguntar qué tanto se logró realizar del ideario revolucionario, encontramos un panorama desalentador. Seguimos siendo uno de los países más injustos del planeta (el 15°, de abajo hacia arriba). No tenemos, por otro lado, una democracia eficaz de la que podamos ufanarnos ni un Estado de derecho cabal, dos aspiraciones centrales del movimiento maderista. Y el aparato económico está sumamente rezagado. Por eso mismo parece haber coincidencia en la necesidad de impulsar, otra vez, esos valores de la revolución. Mismos que, o bien quedaron pendientes o bien se lograron de manera insuficiente. Tenemos ahora, cien años después, esencialmente las mismas aspiraciones que las de 1910.

Lo que sí fue un producto innegable de la revolución fue el peculiar régimen político que de ahí surgió: uno altamente centralizado, no democrático (como el porfiriato), pero sumamente sofisticado y con un grado de institucionalización tal que permitió preservar la estabilidad por el resto del siglo, alejándonos por décadas de la oscilación típica latinoamericana entre democracias inestables y dictaduras militares. Pero ese modelo —funcional dentro del autoritarismo— ya también se desgastó, por más que partes significativas del mismo sigan prevaleciendo, aunque ahora de manera disfuncional a la gobernabilidad y, desde luego, a la democracia. Y también son legado de la revolución una serie de mitos e intocables tabúes ideológicos, con los cuales se puede o no estar de acuerdo, pero no nos permiten siquiera discutir racional y abiertamente sobre el rumbo económico y social del país, dado su carácter de anatemas. Auténticas camisas de fuerza que otros países no sufren.

Finamente, a la pregunta de si en la fecha cabalística de 2010 surgirá un nuevo estallido social, muchos historiadores, con conocimiento de causa, señalan que las revoluciones sociales (incluida la de 1910) estallaron en contra de regímenes autocráticos. Y que lo que tenemos hoy, aunque no sea la democracia perfecta, dista mucho de ser una autocracia. Sin embargo, quizá la variable clave sea menos el centralismo político y más la falta de legitimidad de las instituciones. Hay autocracias o regímenes centralizados que, mientras gozan de legitimidad, son estables (como el propio régimen priista o el comunista chino). También hay democracias deslegitimadas que pueden dar paso a graves estallidos sociales (así no sean revolucionarios) y acciones desestabilizadoras. Y de no darse un golpe de timón político en México (acompañado de expectativas razonables de mejoría social), no estamos exentos de que eso ocurra (sea en 2010 o más adelante). Muchos esperábamos que ese viraje se diera en el año 2000 (y pudo haberse dado, pero quienes estaban al mando del timón ni siquiera lo intentaron ). Tanto Felipe Calderón como Andrés López Obrador hablan ahora de una especie de “revolución pacífica”, que permita alcanzar lo que no se pudo en 1910. La pregunta clave ahora es con quién puede darse ese viraje. Yo, al menos, no veo a nadie (ni partido ni liderazgo) que pueda conducir exitosamente esa faena. Ojalá me equivoque.

El aparato económico está sumamente rezagado. Parece haber coincidencia en la necesidad de impulsar esos valores de la Revolución.

kikka-roja.blogspot.com/

¿Dónde están los anulistas?: Agustín Basave

¿Dónde están los anulistas?
Agustín Basave
23-Nov-2009
El presupuesto desnuda lo que ha dado en llamarse la feudalización de la política mexicana: la entronización de los gobernadores como factótum. Ya sabíamos que dentro de sus estados hacen lo que les viene en gana. Ahora sabemos que también a nivel federal pueden imponer su voluntad.

El movimiento por la anulación del voto fue más importante de lo que muchos creen. Más allá de sus aciertos tácticos y sus errores estratégicos, se trató de un despertar ciudadano que nadie debe subestimar. Midió y captó buena parte de la inconformidad para con los partidos políticos y los hizo preocuparse un poco de su alejamiento de la sociedad. El problema es que esa incipiente preocupación se desvaneció tan pronto pasaron las elecciones. Y es que los anulistas no lograron organizarse justamente para eso, para los tiempos poselectorales en los que iban a perder su poder coyuntural. En este espacio les sugerí que se unieran y formaran un núcleo más grande y permanente, con una plataforma común y objetivos de largo plazo, a fin de que se erigieran en referente social y pudieran ejercer la presión necesaria sobre la partidocracia; coincidían en una agenda básica: candidaturas independientes, reelección consecutiva de legisladores, disminución del gasto político electoral, referéndum, plebiscito e iniciativa popular. No lo hicieron. A la fecha, ninguno de esos puntos está en las prioridades de los grupos parlamentarios.

Quizá no estoy bien informado, pero creo que el anulismo se dispersó. Aunque veo grupos aquí y allá, primordialmente en la red, no los veo articulados con la presencia que alcanzaron cuando propusieron anular el voto. Y eso me parece muy lamentable. No porque haya estado de acuerdo con la estrategia anulista —en su momento expresé mis discrepancias y mis razones para votar por los candidatos del PRD— sino porque coincidí con su propósito de inyectar a nuestro sistema político una dosis de ciudadanización. Una democracia representativa no puede existir sin partidos, pero una democracia participativa exige mecanismos que exceptúen la intermediación partidaria en aras de acciones sociales directas. Se trata de una suerte de bypass que contrarresta el bloqueo de las arterias que comunican a la sociedad con los partidos e incentiva a los representantes a acercarse a los representados.

Hoy observamos una prueba más de la urgencia de esa inyección. La Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos desnudan lo que ha dado en llamarse la feudalización de la política mexicana: la entronización de los gobernadores como factótum. Ya sabíamos que dentro de sus estados hacen lo que les viene en gana, porque no tienen contrapesos funcionales. Ahora sabemos que también a nivel federal pueden imponer su voluntad. No sólo controlan sus congresos locales, sino que también controlan en buena medida el Congreso de la Unión. Ganaron en las asignaciones presupuestales, lo cual no es necesariamente malo, pero también ganaron en discrecionalidad, lo que sí es terrible. La opacidad y la deficiente rendición de cuentas con las que antes manejaban el dinero ahora serán mayores. Y esto ocurre en vísperas de un año electoralmente crucial. No es casualidad que los estados con elecciones en 2010 hayan presionado exitosamente por más recursos: son para financiar programas sociales con criterio de rentabilidad electoral o de plano operativos electoreros que les acarrearán más votos.

Queda claro, pues, que la transición democrática a nivel nacional está trunca y que a nivel estatal ni siquiera ha comenzado. ¿Cómo se va a democratizar a los estados, cómo va a reanudarse la democratización de México? ¿Quiénes van a acotar a los nuevos señores feudales? En las entidades federativas, salvo honrosas excepciones, los poderes Legislativo y Judicial no han conseguido contrapesar al Ejecutivo y los presidentes municipales suelen estar sojuzgados. La pluralidad partidista expresada en las urnas no ha frenado a los gobernadores, como frenó al Presidente de la República, y en consecuencia no se ha traducido en equilibrio político. La razón es obvia: los partidos de oposición estatales son vulnerables a los intentos de manipulación gubernamental precisamente porque los gobiernos de los estados tienen zanahorias y garrotes que pueden usar sin cortapisas. En semejantes circunstancias es la sociedad organizada por cauces distintos a los de la partidocracia, los de esa democracia participativa a la que me he referido, la que puede hacer la diferencia.

El impulso del anulismo debe retomarse en el plano nacional pero, sobre todo, en los escenarios locales. Las demandas de participación ciudadana al margen de los partidos sería sólo el comienzo. Porque lo que a mi juicio México pide a gritos es la energía y la frescura de una movilización social moderna y propositiva, capaz de enarbolar después otras causas. Un movimiento de esa naturaleza es menos ordenable pero también más inasible y, en consecuencia, menos susceptible de cooptación. Ahí puede estar el antídoto contra el feudalismo que amenaza no sólo con impedir la reactivación de nuestra transición sino con revertir sus avances. Todo es cuestión de que los ex anulistas se reorganicen con generosidad, sin sucumbir a la epidemia de mezquindad que nos azota.

abasave@prodigy.net.mx

kikka-roja.blogspot.com/

México SA: ¿Y el cambio? ¿Pa’ dónde, pues, Jelipe? ¿pa’ dónde el cambio?

México SA
  • ¿Y el cambio?
  • Poderes confiscados
Carlos Fernández-Vega
Estaba el despistado inquilino de Los Pinos duro que te dale con eso de que "ésta es y debe ser la hora del cambio para México", porque "ante problemas y desafíos se requieren cambios, cambios pacíficos, sí, pero cambios tan profundos, que tengan la intensidad misma de una revolución en su propio campo", de tal forma que "necesitamos que 2010 sea el año de la historia de México donde hubo un punto de cambio" para que sea "el año en que se dio un cambio pacífico y, a la vez, un cambio profundo y sustancial" (etcétera, etcétera), cuando de repente uno de sus ya pocos amigos le dijo al oído: “Jelipe, está muy emocionante el choro, pero ¿pa’ dónde el cambio? ¿Cuál es tu propuesta, tu proyecto? ¿Cambiar para dejar todo igual, como acostumbras?”

Pero el tal Jelipe no se inmutó y, colgándose de una conmemoración que abomina, siguió con aquello del "año de cambio, el año que marcó el inicio de una nueva historia o de una nueva etapa en la historia gloriosa de nuestro país", y el "cambio" por aquí y el "cambio" por allá. Lo cierto es que ante la contundencia de los hechos y la escualidez de los resultados por él ofrecidos, el único cambio que en este momento exige la nación es el cambio de gobierno, porque de cambiar, lo que se dice cambiar, el actual inquilino de Los Pinos no ha cambiado absolutamente nada. Por el contrario, su proceder ha sido exactamente igual al de los cuatro gerentes que lo antecedieron en la residencia oficial, es decir, el circuito de casi 30 años que ha desmantelado al país en beneficio de un grupúsculo. De hecho, los contados "cambios" por él prometidos no trascendieron la campaña electoral, y ahora, tras su trágico trienio, retoma el discurso del "cambio" sin perfilar siquiera qué tipo o hacia dónde, lo que refleja no sólo la carencia de brújula, sino especialmente la ausencia de proyecto. Zozobra decir que el país está al garete, que el gobierno calderonista ni picha ni cacha, y que las "soluciones" son simples parches que revientan al primer intento. ¿Pa’ dónde, pues, Jelipe?

En la tienda de enfrente, Andrés Manuel López Obrador no afloja el paso. El movimiento cumple el tercer año de resistencia civil pacífica, y al conmemorarlo presentó su proyecto alternativo de nación, con "diez postulados básicos, y la idea es que después de una amplia consulta de análisis y reflexión se tenga un documento definitivo a más tardar en junio de 2010", para que el país salga del hoyo, comenzando por el "rescate del Estado y ponerlo al servicio del pueblo y de la nación", pues "se encuentra secuestrado por una minoría y ésta es la causa principal del desastre nacional. En nuestro país existe una república aparente, simulada, falsa. Hay poderes constitucionales pero, en los hechos, un grupo ha confiscado todos los poderes. Por eso lo primero debe ser recuperar democráticamente al Estado y una vez logrado este propósito, reintegrar las riquezas y los bienes públicos que han sido entregados o concesionados ilegalmente, a través de reglamentos o leyes secundarias que en ningún caso pueden estar por encima del principio constitucional que señala el dominio directo de la nación sobre los recursos naturales del país. Este procedimiento debe aplicarse fundamentalmente en los casos de la minería, la industria eléctrica y el petróleo".

Elemento fundamental en su propuesta es el cambio de modelo económico, un fracaso para el país, una pesadísima ancla para los mexicanos. "México es uno de los países del mundo con menos crecimiento en los últimos años (2 por ciento promedio anual, si bien va). La nueva política económica debe ser conducida por el Estado. Debe impedirse la injerencia de gobiernos extranjeros y de organismos financieros internacionales. El Estado debe recuperar su facultad para planear el desarrollo de acuerdo con el interés nacional. Hay que hacer a un lado la especulación financiera y enfocar todos nuestros esfuerzos a la economía real, a trabajar y producir los bienes que necesitamos. Sin producción no hay empleos, industrias, consumo, mercado, bienestar colectivo, ni economía poderosa, ni nación soberana".

Elementos fundamentales de una nueva política son la cancelación de los privilegios fiscales y la desaparición de los monopolios. Sobre el primero de ellos AMLO subrayó que "desde la época de Luis Echeverría se celebró un pacto secreto entre el poder político y el poder económico que se ha ampliado y ratificado sexenio tras sexenio. El acuerdo consiste en conceder a los grandes empresarios y banqueros el privilegio de no pagar o de devolverles los impuestos". Y sobre el segundo, "el artículo 28 de la Constitución prohíbe los monopolios y el Estado debe garantizar que esta norma se cumpla porque hoy es letra muerta. En México hay grandes monopolios vinculados al poder que encarecen bienes y servicios, dañando la economía de sectores populares y de las clases medias, a pequeños y medianos productores, empresarios y comerciantes, que se ven obligados a comprar insumos a precios exagerados".

Como parte de este capítulo, destacó la urgencia de "democratizar los medios masivos de comunicación. Es inaceptable que un pequeño grupo posea el control de la televisión y de la radio, y administren la ignorancia en el país en función de sus intereses. Que quede claro: no hablamos de expropiación, sino de que el Estado cumpla el mandato constitucional de garantizar el derecho a la información".

Prioritario resulta "fortalecer al sector energético y detener la terrible crisis que se avecina por la caída en la producción petrolera y la salida de divisas para comprar gasolinas y otros derivados en el extranjero. El manejo de Pemex se ha caracterizado por el vandalismo y la irracionalidad. Hay que limpiar a Pemex de corrupción. No es posible que se sigan otorgando contratos millonarios sólo en beneficio de empresas extranjeras y de políticos corruptos".

Incrementar la producción interna y frenar la sangría de divisas por la importación masiva y creciente de alimentos (alrededor de 60 mil millones de dólares en los últimos tres años) es un asunto de seguridad nacional: "desde 1983 se dejó sin apoyo al sector agropecuario y se optó absurdamente por comprar los alimentos que consumimos en el exterior. Ahora, en consecuencia, hay tierras ociosas, potreros abandonados, se ha despoblado el medio rural y millones de mexicanos han tenido que emigrar".

En fin, menos discursos y más proyecto de nación.

Las rebanadas del pastel

Por demás generoso, el PRI exige que el salario mínimo 2010 se incremente "cuando menos" 8 por ciento, porque su actual nivel de 54 pesos (promedio) por día "es anticonstitucional". Pero, ¡oh sorpresa! Aún con ese espléndido aumento (4.32 pesos diarios) resultaría igualmente anticonstitucional.

cfvmexico_sa@hotmail.com • mexicosa@infinitum.com.mx

kikka-roja.blogspot.com/

DISCURSO: Conmemora Andrés Manuel López Obrador "tres años de resistencia" 22 DE NOVIEMBRE DE 2009 ZÓCALO


Conmemora López Obrador "tres años de resistencia"

El político tabasqueño encabezó el encuentro de decenas de miles de personas en el Zócalo capitalino. Señaló que el movimiento en defensa del pueblo y la economía popular se mantiene, pese a "la guerra sucia, la calumnia, las campañas de desprestigio, las vulgaridades o, de plano, al decir que estamos locos. Sin embargo, es un timbre de orgullo que a pesar de que han querido destruirnos, no lo han logrado ni lo lograrán". También sostuvo que la transición democrática pregonada por el PAN en 2000 "sólo fue una mascarada" Foto Carlos Ramos Mamahua

Con miras al 2012, un nuevo Proyecto Alternativo de Nación: AMLO

México, Distrito Federal
Domingo 22 de noviembre de 2009
http://www.gobiernolegitimo.org.mx/noticias/comunicados.html?id=79532

* Discurso del presidente legítimo de México, Andrés Manuel López Obrador, a tres años de la constitución del Gobierno Legítimo de México, en el Zócalo de la Ciudad de México

Amigas y amigos:

Hoy nos congregamos dirigentes, representantes y simpatizantes del Gobierno Legítimo de toda la República, con el propósito de conmemorar tres años de resistencia y trabajo para salvar a México.

Durante este tiempo, juntos, en un ejercicio permanente de diálogo circular, hemos venido conociendo mejor la realidad del país; sabemos que desde el gobierno de Salinas, al amparo del poder público, se empezó a conformar la actual oligarquía, integrada por traficantes de influencias y políticos corruptos que, no sólo se han hecho inmensamente ricos sino que mantienen secuestradas a las instituciones constitucionales.

Ahora tenemos la certeza de que la transición democrática pregonada por la derecha en el 2000 sólo fue una mascarada. Una simple operación de recambio entre los dos partidos de la oligarquía para mantener la misma política de pillaje y continuar con las llamadas reformas estructurales que en esencia significan, el traslado de bienes del pueblo y de la nación a particulares, nacionales y extranjeros.

También ahora entendemos con mayor claridad que el fraude de 2006 se orquestó para cerrarnos el paso y evitar un verdadero cambio. La mafia del poder se sintió amenazada y no dudó en echar abajo lo poco que se había construido para establecer la democracia en México.

Como es obvio, luego de la imposición continuaron con la misma política de despojo y han precipitado la descomposición social, llevando al país a una de las peores crisis de su historia.

Y, a pesar de todo el daño que han causado, no están dispuestos a modificar en nada sus actitudes. Por el contrario, insisten en mantener su política de saqueo aunque terminen de arruinar al país y de desgraciarnos a todos.

Qué mejor prueba de esta prepotencia que la aprobación de los aumentos de impuestos para repartirse lo obtenido como si fuese un botín. O la decisión de despedir a 44 mil trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas con el propósito de seguir privatizando la industria eléctrica.

En fin, hemos llegado a la conclusión de que hay una mafia en el poder, insaciable, enferma de codicia, dispuesta a imponerse a costa del sufrimiento del pueblo y a conspirar contra la paz pública y la estabilidad social. Y muchos coincidimos que éste es el principal problema de México.

Se trata de intereses muy poderosos y no debemos confiarnos. Son siniestros pero no son tontos, tienen estrategias y mantienen a su servicio a una caterva de analistas e intelectuales de derecha.

Por ejemplo, ya decidieron que el PAN no les funciona y lo han dejado de patrocinar. Con la mano en la cintura, han convertido a Calderón de pelele en chivo expiatorio. Ahora toda su apuesta es al PRI y a Peña Nieto, porque suponen que con esta nueva operación de recambio, van a volver a engañar al pueblo para mantener y acrecentar sus privilegios.

Es evidente que Salinas actúa como de jefe de campaña de Peña Nieto y que Televisa lo ha venido proyectando como se introduce al mercado un producto chatarra o como actor de telenovela. Es claro pues que Peña Nieto ya es el candidato de la mafia del poder en México.

Y como ellos mismos saben, es este movimiento lo único que les hace frente y puede detenerlos. A eso se debe que no han parado de atacarnos. No hay un sólo día en que sus voceros en los medios de comunicación no hablen en contra nuestra. No sólo es el bloqueo informativo o que repitan, una y mil veces, que ya no representamos nada. Es la guerra sucia, la calumnia, las campañas de desprestigio, las vulgaridades, o de plano, el decir que estamos locos.

Sin embargo, es un timbre de orgullo que a pesar de que han querido destruirnos, no lo han logrado ni lo lograrán. Y no sólo porque aquí estamos, sino fundamentalmente porque las mujeres y hombres de este movimiento, tenemos un profundo amor por nuestros semejantes y, más allá de alevosías y frente a todo tipo de adversidades, mantenemos la firme convicción de construir una sociedad más justa, más humana y más igualitaria.

Lo que somos y representamos, se ha logrado con autoridad moral, imaginación, firmeza, con acciones de resistencia en defensa del pueblo y de la nación, con el trabajo organizado de muchos hombres y mujeres libres y concientes.

En estos tres años, nuestro movimiento no ha dejado de luchar a favor de los pobres, de los indígenas, de los campesinos, de los trabajadores, de los ancianos, de los discapacitados, de las madres solteras, de los jóvenes, de los derechos humanos, de la economía popular, de la educación pública, de los recursos naturales, del petróleo y de la industria eléctrica nacional. Y siempre, de manera abierta y en forma sincera, nos hemos definido contra las injusticias, la corrupción, los privilegios, los fraudes electorales y otras infamias.

Para mantener encendida la llama de la esperanza y recoger los sentimientos de la gente, en enero de 2007 inicié una gira por todos los municipios del país. En marzo de este año concluí el recorrido por los 2,038 municipios de régimen de partido. Y apenas antier terminé de visitar los 418 municipios indígenas, de usos y costumbres, del estado de Oaxaca. Hemos cumplido el compromiso de celebrar asambleas informativas en los 2,456 municipios de México.

También como resultado de este peregrinar y del trabajo de ustedes y de otros integrantes de nuestro movimiento, ya contamos con 2 millones 300 mil representantes del gobierno legítimo y tenemos comités municipales en todas las regiones del territorio nacional.

Ahora bien, amigas y amigos, seguramente ustedes se preguntarán ¿Qué es lo que sigue? En primer término, considero que debemos mantener invariable nuestro compromiso de defender al pueblo y a la nación.

Es necesario seguir luchando para frenar el deterioro de la economía popular. Sobre todo ahora que, desgraciadamente, se agravará la situación económica y social de millones de mexicanos como resultado de los aumentos de los impuestos, de las gasolinas, el diesel, el gas y la luz, así como por la caída de las remesas que constituyen una importante fuente de ingresos para las familias más pobres del país. En esta labor deben continuar trabajando las casas del movimiento.

Y no debemos dejar solos a los trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas. Su causa es justa y es de todos. Estemos atentos y ayudemos en lo que se requiera: Con nuestra solidaridad política, participando en sus acciones de resistencia civil pacífica y cooperando con víveres y recursos en la medida de nuestras posibilidades.
De la misma manera, tenemos que seguir exigiendo la libertad de los luchadores sociales presos de Atenco, Oaxaca y de todo el país. Continuar brindando nuestro apoyo a la lucha contra la destrucción del Cerro de San Pedro en San Luis Potosí que lleva a cabo la minera canadiense San Xavier con la complicidad de autoridades locales y federales. Aquí aprovecho para denunciar que en varias regiones del país se repite la misma historia, como ocurre en San José del Progreso, Oaxaca. De igual forma, siempre nos manifestaremos en contra del basurero tóxico en Zimapán, Hidalgo y de la construcción de la presa El Zapotillo que inundará a los poblados de Temacapulín, Acasico y Palmarejo en Jalisco. Además, debemos insistir en que se devuelvan los ahorros de los ex braceros, ancianos de todo el país que han sido tratados sin piedad.

Amigas y amigos:

Pensando en la transformación del país y con miras al 2012, debemos elaborar a la luz de los recientes acontecimientos nacionales e internacionales, el nuevo Proyecto Alternativo de Nación. Esta tarea será coordinada por la Comisión que se creó con ese propósito, integrada por Ignacio Marván, Luciano Concheiro, Rogelio Ramírez de la O, Héctor Díaz Polanco, José María Pérez Gay, Víctor Manuel Toledo y Bolívar Echeverría. La idea es que después de una amplia consulta de análisis y reflexión, se tenga un documento definitivo a más tardar en junio del 2010.


Aunque estoy conciente de que son muchos los temas que se tendrán que abordar, considero que hay diez postulados básicos:

1. Rescatar al Estado y ponerlo al servicio del pueblo y de la nación. Reitero mi convicción esencial: El Estado se encuentra secuestrado por una minoría y ésta es la causa principal del desastre nacional. En nuestro país existe una República aparente, simulada, falsa. Hay poderes constitucionales pero, en los hechos, un grupo ha confiscado todos los poderes. Por eso, lo primero debe ser recuperar democráticamente al Estado y una vez logrado este propósito, reintegrar las riquezas y los bienes públicos que han sido entregados o concesionados ilegalmente, a través de reglamentos o leyes secundarias que en ningún caso pueden estar por encima del principio constitucional que señala el dominio directo de la nación sobre los recursos naturales del país. Este procedimiento debe aplicarse fundamentalmente en los casos de la minería, la industria eléctrica y el petróleo.

2. Democratizar los medios masivos de comunicación. Es inaceptable que un pequeño grupo posea el control de la televisión y de la radio, y administren la ignorancia en el país en función de sus intereses. Que quede claro: no hablamos de expropiación, sino de que el Estado cumpla el mandato constitucional de garantizar el derecho a la información. Para ello no hace falta eliminar el régimen de concesiones, ni crear una excesiva reglamentación y muchos menos optar por la censura, lo más eficaz es lograr la democratización de los medios, evitando el monopolio y auspiciando la libre competencia. Para ser más claros: Que hayan todos los canales de televisión o estaciones de radio que sean técnicamente posibles, con absoluta libertad, sólo impidiendo que se concentren en unas cuantas manos como sucede actualmente.

3. Crear una nueva economía. Hay que cambiar la actual política económica que ni en términos cuantitativos ha dado resultados. México es uno de los países del mundo con menos crecimiento en los últimos años. La nueva política económica debe ser conducida por el Estado. Debe impedirse la injerencia de gobiernos extranjeros y de organismos financieros internacionales. El Estado debe recuperar su facultad para planear el desarrollo de acuerdo con el interés nacional. Hay que hacer a un lado la especulación financiera y enfocar todos nuestros esfuerzos a la economía real, a trabajar y producir los bienes que necesitamos. Sin producción no hay empleos, industrias, consumo, mercado, bienestar colectivo, ni economía poderosa, ni nación soberana.

4. Combatir las prácticas monopólicas. El artículo 28 de la Constitución prohíbe los monopolios y el Estado debe garantizar que esta norma se cumpla porque hoy es letra muerta. En México hay grandes monopolios vinculados al poder que encarecen bienes y servicios, dañando la economía de sectores populares y de las clases medias, a pequeños y medianos productores, empresarios y comerciantes, que se ven obligados a comprar insumos a precios exagerados.


Es inaceptable, por ejemplo, que los mexicanos paguemos por el cemento gris 146 por ciento más que los estadunidenses; 17 por ciento más por teléfono de línea fija; 240 por ciento más por llamadas de larga distancia nacional; 256 por ciento más por electricidad residencial de alto consumo; 52 por ciento más por electricidad de alta tensión; 185 por ciento más por la tarjeta de crédito; 309 por ciento más por televisión por cable; 145 por ciento más por Internet de banda ancha; 176 por ciento más por crédito a la vivienda. Y todo ello, a pesar de que el salario mínimo en México es nueve veces menor que en estados Unidos.

En este país pobre se paga más que en las naciones ricas y con peores condiciones de servicio. No podemos permitir que esto siga ocurriendo.

Insistimos en que mientras no evitemos los precios exagerados por empresas que operan en nichos protegidos, México no podrá competir con otros países ni habrá nuevos empleos y, a la larga, tampoco habrá oportunidades para las nuevas generaciones.

Aquí recuerdo que en noviembre del año pasado propusimos al Senado la aprobación de una ley de precios competitivos con la cuál los consumidores lograrían ahorros entre el 10 y el 18 por ciento de sus ingresos. Sin embargo, este proyecto está detenido porque los legisladores del PRI y del PAN no son realmente representantes populares sino que están al servicio de los potentados.

5. Abolir los privilegios fiscales. En los últimos días, se confirmó lo que hemos venido sosteniendo: desde la época de Luis Echeverría se celebró un pacto secreto entre el poder político y el poder económico que se ha ampliado y ratificado sexenio tras sexenio. El acuerdo consiste en conceder a los grandes empresarios y banqueros, el privilegio de no pagar o de devolverles los impuestos. Inclusive, hace unos días Calderón tuvo que reconocerlo cuando dijo que “las empresas que más ganan, rara vez, muy rara vez, pagan impuestos”.

Pero no basta con la denuncia. Es necesario aprobar una reforma fiscal progresiva. Es decir, que paguen más los que tienen más.

En México, a la inmensa desigualdad social y económica, tenemos que sumarle la injusticia fiscal, ya que la mayor parte de las contribuciones recaen en los trabajadores asalariados, los profesionistas, los pequeños y medianos empresarios y comerciantes.

Debe buscarse que, al menos, las grandes corporaciones que operan en México y los más ricos del país, paguen impuestos en la misma proporción que lo hacen sus similares en países desarrollados o de las llamadas economías emergentes.

6. Ejercer la política como imperativo ético y llevar a la práctica la austeridad republicana. Es necesario cambiar la forma de hacer política. Este noble oficio se ha pervertido por completo. Hoy la política es sinónimo de engaño, arreglos cupulares y corrupción. Por eso es urgente darle un nuevo sentido al quehacer político, imprimiéndole convicciones y principios. Quienes se dediquen a esta actividad deben entender que el poder sólo tiene sentido y se convierte en virtud, cuando se pone al servicio de los demás.

También hay que hacer valer el principio de austeridad republicana; retomar el ejemplo de Juárez y los liberales: el apego al criterio de la justa medianía en que deben vivir los servidores públicos. Nada de sueldos onerosos y ofensivos, ni flotillas de aviones y helicópteros al servicio de la llamada clase gobernante. Debe revisarse todo el funcionamiento del gobierno para eliminar los gastos improductivos, el derroche y los privilegios. Actualmente, le cuesta mucho al pueblo mantener al gobierno.

7. Fortalecer al sector energético. Es urgente detener la terrible crisis que se avecina por la caída en la producción petrolera y la salida de divisas para comprar gasolinas y otros derivados en el extranjero.

El manejo de Pemex, como hemos venido insistiendo, se ha caracterizado por el vandalismo y la irracionalidad. Hay que limpiar a Pemex de corrupción. No es posible que se sigan otorgando contratos millonarios sólo en beneficio de empresas extranjeras y de políticos corruptos. Tal es el caso de proyectos como los de la Cuenca de Burgos o de Chicontepec, donde no se ha logrado producir más gas ni más petróleo, pero sí se ha causado un gran daño al patrimonio nacional.

Por otro lado, se continúa con la sobreexplotación de los yacimientos para exportar petróleo crudo, sin reponer reservas.

Por esta causa, de 2004 a la fecha, se han dejado de producir 774 mil barriles diarios. Es decir, ahora producimos 2 millones 600 mil barriles al día y de seguir esta tendencia, en cuatro años apenas se estarán extrayendo 2 millones de barriles, que sólo alcanzarían para cubrir la demanda interna; con el agravante de que por la falta de refinerías y por el abandono a las plantas petroquímicas, seguiríamos vendiendo crudo y dependiendo por completo de la importación de gasolinas y otros petrolíferos.

Por eso, debemos insistir en modificar radicalmente la actual política petrolera. Es urgente recuperar la administración de Pemex, invertir en exploración e iniciar de inmediato la construcción de tres grandes refinerías para dejar de importar el 40 por ciento de las gasolinas que consumimos. El objetivo principal debe ser industrializar la materia prima y ya no vender ni un solo barril de petróleo crudo al extranjero, para generar empleos y utilidades en beneficio de los mexicanos.

8. Alcanzar la soberanía alimentaria. Desde 1983 se dejó sin apoyo al sector agropecuario y se optó absurdamente por comprar los alimentos que consumimos en el exterior. Ahora, en consecuencia, hay tierras ociosas, potreros abandonados, se ha despoblado el medio rural y millones de mexicanos han tenido que emigrar.

Este año para la compra de alimentos en el extranjero, se destinarán 16 mil millones de dólares. La mayor parte es maíz, frijol, arroz, leche, carne de res, de cerdo y desechos de pollo, que podríamos producir en el país.

Asimismo, debe fortalecerse la agricultura de autoconsumo de la que dependen millones de indígenas y campesinos pobres. Además, es donde se conservan semillas orgánicas y variedades de maíz que forman parte de la gran riqueza genética de México. No al maíz transgénico.

9. Establecer el Estado de bienestar. Hay que proteger a los pobres, a los débiles y olvidados ante la desigualdad social, la incertidumbre económica y otras calamidades. Debe garantizarse el derecho a la educación, al trabajo, a la salud, a la alimentación y a la vivienda.

Es necesario seguir insistiendo hasta lograr la pensión universal para los adultos mayores del país; el otorgamiento de becas a todos los discapacitados pobres; y la atención médica y los medicamentos gratuitos para la mitad de los mexicanos que no cuentan con seguridad social.

La solidaridad con los desposeídos no sólo es un asunto de justicia, es la manera más eficaz, más humana y más barata para garantizar la tranquilidad y la seguridad pública. Por eso reiteramos que por el bien de todos, primero los pobres.

10. Promover una nueva corriente de pensamiento. La transformación que necesita el país no sólo debe tener como propósito alcanzar el crecimiento económico, la democracia, el desarrollo y el bienestar. Implica también y sobre todo, cristalizar una nueva corriente de pensamiento sustentada en la cultura de nuestro pueblo, en su vocación de trabajo y en su inmensa bondad; añadiendo valores como el de la tolerancia, la solidaridad, el respeto a la diversidad y la protección del medio ambiente. Hay que alentar un pensamiento que ayude a impedir el predominio del dinero, del engaño, de la corrupción y del afán de lucro, sobre la dignidad, la verdad, la moral y el amor al prójimo.

Amigas y amigos:

Es mucho el atraso y el deterioro de la vida pública del país. Pero así como estoy convencido de que si no hay una renovación tajante y se mantiene el mismo régimen de opresión, corrupción y privilegios, no vamos a poder revertir la decadencia, también creo que todavía es posible lograr el renacimiento de México.

Pero esto depende en mucho de todos nosotros. Por eso, hoy debemos ratificar nuestro compromiso de seguir luchando hasta lograr la transformación del país.

¿Qué podemos hacer cada uno de nosotros? Yo creo que lo más importante es seguir orientando, haciendo conciencia y organizando al pueblo. Que cada quien haga lo que le corresponda y tome la iniciativa. Es el momento de aplicarnos a fondo, de hacer trabajo de convencimiento con vecinos, amigos, familiares y compañeras y compañeros de trabajo. Hay que organizar comités en barrios, colonias, unidades habitacionales y pueblos. Hay que persuadir y hablar con la verdad, decir con toda franqueza que si no hay un cambio verdadero no saldremos adelante.

Hay que insistir que sólo el pueblo organizado puede salvar al pueblo y a la nación, y comprometernos a sumar esfuerzos para derrotar a la oligarquía en el terreno político, de manera pacífica, para establecer una auténtica democracia, porque sólo así se podrán distribuir con justicia los frutos del trabajo y de las riquezas del país. Sólo así alcanzaremos el gran objetivo de garantizar el bienestar y la felicidad del pueblo.

Yo les pregunto ¿Están dispuestos en hacer un mayor esfuerzo para llevar a cabo ésta revolución de las conciencias?

El compromiso que acabamos de hacer es sumamente importante. A todos nos mueven necesidades e intereses, pero también las ideas y las convicciones que representan lo mejor de la condición humana. Y aquí se está reafirmando que nos mueven valores más elevados que nuestras propias aspiraciones personales.

Por eso estoy optimista. Estoy seguro que no volverán a impedir la alegría y la felicidad del pueblo. Los poderosos se imponen con el dinero, el prejuicio racista y clasista, las injusticias, la ilegalidad y la manipulación de muchos medios de comunicación. Nosotros por el contrario, sólo disponemos de lo mero principal: La voluntad de cambio de millones de personas libres y concientes. Tenemos de nuestro lado, y es un honor, a ese sector inmenso del pueblo mexicano que tiene hambre y sed de justicia, como dijo bíblicamente en su tiempo el prócer de la democracia, Don Francisco I. Madero.

Amigas y amigos:

Buen camino. Regresen a sus ciudades, barrios, colonias, comunidades y pueblos, convencidos de que las cosas van a cambiar porque tenemos la razón y estamos trabajando sinceramente por una causa justa.

Muchas gracias por su entrega y respaldo. De mi parte les garantizo que seguiré poniendo por delante mis principios y mis ideales. He decidido a hacer de mi vida una línea recta y no voy a cambiar mi manera de pensar y ni mi forma de ser. No voy a traicionar al pueblo.

No nos rendiremos, no nos cansaremos. Y llamamos a todos los mexicanos de buena voluntad a que juntos salvemos a México. Apresuremos, como decía Ricardo Flores Magón, “la llegada de ese día radiante en que caiga para siempre la tiranía y surja la esperada democracia con todos los esplendores de un astro que jamás dejará de brillar en el horizonte sereno de la patria”.

¡Viva México!

¡Viva México!

¡Viva México!

●●●●●
kikka-roja.blogspot.com/

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos