BUSCA, BUSCADOR

viernes, 26 de febrero de 2010

FELIPE CALDERON FECAL NEGOCIA PERSONALMENTE ALIANZA PAN PRD CHUCHO

  • Es una vergüenza que se violen acuerdos escritos, sostiene Beltrones sin mencionar al Presidente
  • Felipe Calderón negocia personalmente las coaliciones PAN-PRD, dice Murillo Karam
Foto
Los legisladores Manlio Fabio Beltrones, Jorge Mendoza y Fernando Castro, durante la sesión ordinaria del Senado de la RepúblicaFoto Marco Peláez
Andrea Becerril y Víctor Ballinas
A FECAL LE PICA MÁS EL PRI, QUE LA IZQUIERDA RADICAL, TIENE A SUS PERROS FALDEROS, PARA ESO LE GUSTABA JESUS ORTEGA.

AL PRI LE VA A ZUMBAR Y AL PRD CHUCHO TAMBIEN CUANDO LO USEN Y LO TIREN COMO PAPEL DE BAÑO.

Periódico La Jornada
Viernes 26 de febrero de 2010, p. 12

El secretario general del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Jesús Murillo Karam, acusó al presidente Felipe Calderón de negociar personalmente las alianzas electorales entre los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) que se han dado en varios estados donde se renovarán gubernaturas.

Cuestionado en torno a las declaraciones del Ejecutivo sobre que las alianzas le dificultan maniobrar políticamente, Murillo Karam respondió que si es así, "por qué cita en su despacho, junto con su secretario particular, a los candidatos que van a pepenar en su partido, que es el PAN".

Agregó que él ha expresado muchas veces que las alianzas son un fraude a la ciudadanía, y si Calderón coincide con ello en que tales alianzas son ofensivas a la democracia, hay que preguntarle por qué negocia en su despacho con precandidatos que vienen de otros partidos, especialmente del PRI.

El senador Murillo Karam dijo irónico que de alguna forma es un gran reconocimiento al Revolucionario Institucional que los candidatos "que cachan en Los Pinos son priístas". Yo quiero decir, resaltó, “que los mejores candidatos en todos los estados siguen siendo del tricolor”.

En igual tono agregó: "ello me produce confianza, porque si llegan al gobierno, aunque sea de esa manera, por lo menos sabrán gobernar un poquito más".

Por separado, el coordinador del PRI en el Senado, Manlio Fabio Beltrones, dijo que aquellos que firman acuerdos y no los respetan "es que no tienen respeto por su palabra".

Agregó que se habla incluso de que no únicamente hay acuerdos que han sido violados de palabra, sino que de paso se encuentran escritos, lo que "es una vergüenza".

Sobre el tema, el secretario general del PAN, José González Morfín, sostuvo que los cuestionamientos que hizo Calderón a las alianzas que ha hecho el PAN con el PRD y el reconocimiento de que podrían dificultar su labor en el gobierno y la interlocución con el PRI y otros partidos son "un acto de honestidad del Ejecutivo".

Expuso que las consideraciones de Calderón son respetables, pero el PAN actúa de forma autónoma y en función de sus propias estrategias.

El senador González Morfín quitó la responsabilidad de las decisiones en torno a las alianzas al Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN y la trasladó a las dirigencias locales. La dirigencia nacional "entró solamente porque hubo petición de los órganos locales: primero hubo un acuerdo en los comités de los estados, que en algunos casos fue unánime y el CEN lo que hizo fue ratificar tales acuerdos".


kikka-roja.blogspot.com/

Ambos, Salinas y Zedillo : Miguel Ángel Granados Chapa

PLAZA PÚBLICA
Ambos, Salinas y Zedillo
Miguel Ángel Granados Chapa
26 Feb. 10

El ex presidente Ernesto Zedillo tomó la decisión de no hablar de sus responsabilidades gubernamentales. Rehusó ser entrevistado por Pablo Latapí cuando el ahora finado especialista mayor en educación historió la SEP a través de sus titulares. La oficina del ex Presidente en Nueva York hizo saber de aquella decisión a Carmen Aristegui cuando preparaba su libro Transición. Salvo contadas apariciones en seminarios sobre economía, en que aventura juicios sobre la situación actual de México, no ha querido participar de nuevo en asuntos domésticos, concentrado como está en actividades internacionales; Centro de estudios sobre la globalización en la Universidad de Yale, Comisión sobre drogas y democracia, grupo de trabajo de alto nivel para la reforma del Banco Mundial. Pero, aunque sea sólo con su firma, interrumpió esa abstención autoimpuesta el martes pasado, cuando fue uno de los 80 mexicanos que dijeron no a la generación del no en demanda de reformas a las que según los suscriptores del mensaje son renuentes los legisladores.

No puede, pues, ya escudarse en su mutismo deliberado ante las severas acusaciones que su predecesor y benefactor Carlos Salinas hizo el martes sobre el manejo de la crisis evidenciada en diciembre de 1994 y que estalló en los meses siguientes. No es la primera vez que Salinas lo inculpa del grave destrozo a la economía mexicana cuyas consecuencias seguimos pagando fiscalmente los contribuyentes hipotecados por el rescate bancario. Salinas mismo acuñó el término "error de diciembre" para situar el momento en que se inició la quiebra nacional de hace tres lustros. Pero, insistente en su rencor contra su heredero, quien no cumplió enteramente su compromiso de cuidarle las espaldas, Salinas ha aportado información relevante sobre los móviles y el modo en que Zedillo encaró la crisis. So pena de que se estime que otorga si calla, Zedillo está obligado a responder al nuevo embate de su antiguo jefe.

Salinas fue el invitado principal al seminario titulado Privatización bancaria. Crisis y rescate del sistema financiero. Reflexiones pendientes. Habló el martes por la noche. A la mañana siguiente se hubiera podido tener una pronta respuesta a sus dichos si no de Zedillo sí de sus secretarios de Hacienda Jaime Serra Puche y Guillermo Ortiz Martínez. Pero ambos estuvieron ausentes: el ex secretario de Comercio videograbó su intervención, y el ex gobernador del Banco de México no apareció. Lo habían comunicado a los participantes los organizadores de la reunión -el Centro de estudios Espinosa Yglesias- en una nota en que sólo anunciaron que "lamentablemente no se contará con la presencia del Dr. Guillermo Ortiz Martínez".

Salinas ya había deslizado antes la especie de que se filtró información sobre la mudanza del tipo de cambio en beneficio de empresarios que, dueños de esa información privilegiada "fugaron sus capitales y vaciaron las reservas internacionales en unas cuantas horas". Cierto, en aquel funesto diciembre salieron de México más de 6 mil millones de dólares, la mitad de las que quedaban después de que durante el año en que vivimos en peligro, el trágico 1994 habían salido 18 mil millones de dólares más.

Esta vez, la novedad presentada por Salinas se basó en referencias bibliográficas. Se trata de las memorias de Robert Rubin y Alan Greenspan, aparecidas no tan recientemente (las primeras hace siete años, en 2003, y las segundas en 2007) pero útiles a los propósitos del ex Presidente que ataca al ex Presidente. El secretario del Tesoro de Clinton, Rubin, cuenta que, tras el pedido de ayuda de Zedillo a la Casa Blanca, le fue necesario imponerse de la situación, para lo cual envió al subsecretario Larry Summers y su asistente David Lipton, que se reunieron en secreto, varias veces, con el presidente de México. Citado por Salinas, Rubin narra la reunión en que se decidió elevar descomunalmente las tasas de interés, con lo que se dio la puntilla a los deudores:

"El Presidente estaba comprometido con la reforma económica. El aspecto más importante de esa reforma eran las tasas de interés... el equipo mexicano negociando en Washington con el FMI había rechazado tasas de interés más altas. En su reunión con Zedillo, Larry trató ese problema después de 45 minutos de conversación cordial sobre todos los temas relacionados con el rescate. El Presidente lo pensó sólo un instante y respondió: 'Durante toda mi carrera en el Banco de México escribí artículos afirmando que México debería tener tasas de interés positivas. Ahora no es el momento de abandonar esa idea'".

Zedillo debe responder a la doble acusación: la filtración sobre el tipo de cambio que benefició a sacadólares, y la imposición por Estados Unidos de tasas altas, medida que actualizó el riesgo calculado por el propio Rubin de que podría "causar el colapso del sistema bancario mexicano", como efectivamente aconteció. Por lo pronto, el efímero primer secretario de Hacienda de Zedillo, Jaime Serra Puche, salió al paso de las afirmaciones de su también ex jefe tildándolas de falsas. Pero ya no era responsable de las finanzas cuando se elevaron las tasas. Se requiere, de todas maneras, la palabra de Zedillo.

Cierto o no lo que relata Rubin, testigo de oídas, utilizado como ariete por Salinas, es claro que la responsabilidad del desastre económico iniciado con el gobierno de Zedillo fue una letal combinación de ineptitudes y abusos compartidos por el que ató la pata y el que mató a la vaca.


Cajón de Sastre

El registro del Diálogo para la reconstrucción de México (DIA) es un acontecimiento digno de ser considerado, en un país en donde la fluidez de las relaciones entre partidos ha contribuido escasamente a la consolidación de la vida democrática. En torno de la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador se reunieron su propio partido, el PRD, el PT y Convergencia que constituyeron la coalición Por el bien de todos que luego se transformó en el Frente Amplio Progresista. En sentido opuesto a la creencia de que sería una alianza frágil y breve, y a pesar de muchas vicisitudes la aproximación de esos partidos se ha revitalizado, algo que no aconteció nunca antes en partidos que se vincularon en torno a una elección presidencial y alrededor de un candidato. Independientemente de su suerte electoral en este año y en otros la constitución de un programa común de estos partidos es un dato promisorio que no cabe desdeñar.


miguelangel@granadoschapa.com
kikka-roja.blogspot.com/

Astillero: INCENDIO DE LA GUARDERIA ABC FUE INTENCIONAL

Astillero

  • De pleito en pleito
  • Tango yucateco
  • Jolopo-Cal y los medios
  • De gavioto a halcón
Julio Hernández López
Foto
FORMALIZAN CONSTITUCIÓN DEL DIA. Los presidentes de los partidos Convergencia, Luis Walton Aburto y de la Revolución Democrática, Jesús Ortega; el coordinador general de Diálogo para la Reconstrucción de México (Dia), Manuel Camacho Solís; el integrante de la Comisión Coordinadora Nacional del PT, Alberto Anaya, y el coordinador de diputados de Convergencia, Pedro Jiménez León, ayer en el IFE al formalizar la constitución del Dia Cristina RodríguezFoto Cristina Rodríguez

Solitario y desconfiado hasta de sí mismo (esto, con razón), el licenciado FCH va por la República arrastrando la carga de envenenamientos que él mismo ha propiciado y celebrado. La realidad es distinta de lo que él quiere percibir y entonces arremete contra todo y todos. Allí va, entre peregrinaciones militares que montan amplísimo sitio en todos los lugares que tienen la desgracia social de ser víctimas de esos cercos ofensivos, valido de su aparato facturado de propaganda que le ayuda a construir las ilusiones que le gusta escuchar, rodeado del equipo político de mediocridades que con esas tallas permiten el realce mínimo de su jefe: es el Señor de Los Pinos, que ha entrado en una fase de enojos públicos que le muestran aún más descuadrado, derechista de mecha corta –según lo describen quienes bien le conocen– que pareciera estar a punto de declarar nuevas guerras contra todos aquellos que piensan diferente a él, lo critican o desobedecen.

La mañana calderónica de ayer comenzó con la gobernadora priísta yucateca que le devolvió descortesías al ocupante de Los Pinos que, como ha hecho en otras entidades dirigidas por contrincantes partidistas, pretendía llegar a un estado sin avisar a las autoridades locales no panistas, con una agenda de beneficios "sociales" que en realidad son promociones electorales de color blanco y azul a cuyos escaparates el presidente nacional del PAN (César Nava es nada más el velador), el antes mencionado lic. Felipe, nomás no quiere que se asomen personajes comicialmente adversos. Pero la marrullera mandataria peninsular tuvo a bien no recibir al visitante al pie de la escalerilla del avión oficial, pues adecuadamente se retrasó 10 minutos y sólo alcanzó a parlamentar con el visitante incómodo en el hangar, habiéndose brincado el protocolo de la recepción tradicional.

Más tarde, en un acto electoral, perdón, asistencial, de Oportunidades, los filtros militares trataron de impedir el ingreso de militantes priístas y miembros del gobierno estatal, lo que provocó el amago de Ivonne Ortega de no asistir a esa reunión, mientras sus seguidores rompían las barreras y entraban a un auditorio tan dividido (ah, el gran logro y sueño felipense: un país dividido en medio del cual él pueda seguir reinando) que el propio viajero de Los Pinos tuvo que tomar el micrófono para pedir respeto y advertir que, de no darse el ambiente hogareño que él deseaba, mejor se iría. El duelo de perversidades quedó aparentemente empatado, entre aplausos compartidos y enojos pospuestos. Pero la autoritaria gobernadora, que está haciendo mal papel en su estado pero buena grilla con Peña Nieto, puso la muestra a otros mandatarios respecto al trato que pueden dar al peregrino electoral que llega a los estados sin avisar a los palacios locales (en Michoacán sucedieron agravios similares: reuniones con panistas, encabezadas por la hermana Cocoa, pero las protestas de palabra de Leonel Godoy luego fueron convertidas en alfombras de recepción).

En la misma Mérida, reunido con empresarios, Calderón se permitió desahogar parte de los enojos que guarda con los medios de comunicación (el colmo: pelearse con entes cuya mayoría están alineados o son tolerantes con sus políticas). En una nueva versión del lopezportillista "no pago para que me peguen", el escenógrafo que ha convertido a México en foro sangriento se quejó de la "expansión" que se da a mensajes emitidos por narcotraficantes. No pago para que publiquen a otros, es la tesis de Jolopo-Cal, quien dejó constancia de que compra primeras planas en millones de pesos: "... lo que no tenemos o lo que nos cuesta a cualquiera de ustedes o al gobierno pagar una primera plana de varios millones de pesos, eso sí aparece en primera plana y a todo color". Filosofía comercial periodística: el que paga, manda; y, si manda, entonces que no se publiquen narcomantas (ni cartulinas, ni recados, ni recuentos de muertos: que Todo México sea Boletín Pagado). Pero los enojos no quedaron allí, pues aún tuvo cuerda para lanzarse contra quienes critican sus planes guerreros y exigió a los disidentes que presenten mejores propuestas (ah, también deploró que Brasil se haya llevado el Mundial y los Olímpicos cuando, según las estadísticas felipescas, allá la tasa de homicidios es más alta).

En otras latitudes, el gaviotismo volvió a mostrar su rostro de halcón. A las negras desgracias líquidas recientes, habitantes de Chalco y Valle de Chalco sumaron ayer golpes, gases lacrimógenos y demagogia de las autoridades del estado de México que así respondieron a la pretensión de esos pobladores de bloquear carreteras en protesta porque las "ayudas" oficiales prometidas no les han llegado.

Y el norte sigue hirviendo. En Reynosa el consulado gringo se declara en receso, lanzan un explosivo contra el palacio municipal y los mensajes de balaceras y amenazas surcan el espacio de las redes sociales que suplen a los medios locales, explicablemente amordazados (bajo amenazas cumplidas de muerte), y a otros, nacionales, silenciados por conveniencia o por "purismo" profesional que les lleva a negar el fuego cruzado que hay en Tamaulipas porque aún no llegaba ayer, por ejemplo, el boletín de la Sedena que informa de múltiples agresiones contra militares en la "frontera chica" de aquella entidad. Y en Ciudad Juárez, un grupo armado dispara contra una secundaria, sin que hubiera lesionados.

México disolviéndose, con padres de niños muertos en Hermosillo que aseguran que un peritaje adjudica intencionalidad al incendio de la guardería ABC (aquí se escribió al otro día de la tragedia: el beneficiado sería el candidato panista a gobernador que iba encaminado a una derrota sin escapatoria natural). Institucionalidad por los suelos, con un Gómez Mont que sigue creyendo que es secretario de Gobernación y al que ayer le soltaron metralla amiga de rumores de que al fin dejaba el cargo que ocupa porque él quiere, no porque su ex jefe desee mantenerlo allí. Uf. Esta vez no se dirá aquí "feliz fin de semana", simplemente: hasta el próximo lunes.

Fax: 5605-2099 • juliohdz@jornada.com.mx


kikka-roja.blogspot.com/

Desempleo y responsabilidad oficial

Desempleo y responsabilidad oficial
lajornada
De acuerdo con cifras dadas a conocer ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en enero del presente año la tasa de desempleo en el país se ubicó en 5.87 por ciento de la población económicamente activa, incremento de más de un punto porcentual respecto del mes anterior: esto significa, según cálculos del propio organismo, que en los primeros 31 días de 2010 más de 500 mil personas se quedaron sin trabajo y que el número total de desocupados en el país asciende 2.76 millones de personas.

Los datos referidos permiten ponderar el nivel de postración en que se encuentra inmersa la economía nacional, la cual tuvo, el año pasado, uno de los peores desempeños de su historia –con una caída de 6.5 por ciento en el producto interno bruto– y hoy enfrenta, en la contracción del mercado laboral, uno de los lastres principales para su recuperación.

En adición a lo anterior, debe señalarse que detrás de este incremento de más de medio millón en el número de desempleados, se encuentran otras tantas historias de sufrimiento personal y familiar, ante las cuales el gobierno federal tendría que mostrar, por consideraciones éticas fundamentales, por sentido político y hasta por razones de imagen, un mínimo de sensibilidad.

Sin embargo, y a pesar de la evidencia de que la mayoría de la población continúa enfrentando una situación de crisis económica, las autoridades se empeñan en conducirse con la indolencia y la arrogancia tecnocrática que les ha caracterizado: ayer mismo, al comentar las cifras dadas a conocer por el Inegi, el titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Javier Lozano Alarcón, calificó como "normal" el incremento registrado durante enero en la tasa de desempleo, y lo justificó como “un efecto que se da todos los años (…) debido a la alta generación de empleos eventuales de fin de año”.

La declaración del funcionario pasa por alto el sentir de incertidumbre y zozobra que dicho incremento representa para decenas de miles de familias, y es, además, improcedente, porque omite señalar que las estadísticas del desempleo en nuestro país suelen encerrar en sí mismas una distorsión, por cuanto no consideran al subempleo y a la informalidad: al respecto, son significativos los datos aportados por el propio Inegi en el sentido de que la población que se emplea en el sector informal ascendió, al cierre de 2009, a 12.6 millones de personas, cifra sin precedente en el país.

Por lo demás, es claro que las autoridades no pueden culpar del incremento del desempleo a los ciclos económicos, cuando ellas mismas, en su empeño por trasladar el costo del gobierno –injustificada y desmesuradamente alto, por lo demás– a los sectores mayoritarios, han alentado la aplicación de medidas que constituyen un obstáculo para la creación de nuevas fuentes de trabajo: tal es el caso del incremento en los precios de combustibles, gas, energía eléctrica y demás tarifas públicas, y el aumento generalizado en los impuestos al salario y al consumo, medidas que, en conjunto, afectan la demanda de bienes y servicios, merman las inversiones productivas y llevan al cierre de pequeñas y medianas empresas, todo lo cual genera más desempleo.

Ante tal circunstancia, resulta impostergable que el gobierno federal asuma la responsabilidad que le corresponde en la configuración de este círculo vicioso, que conlleva un enorme costo social para el país, abona al deterioro en el nivel de vida de los segmentos mayoritarios de la población y profundiza los rezagos sociales.

Es necesario, en suma, que la actual administración reoriente sus prioridades y utilice los recursos económicos de los que dispone en la creación de programas y medidas de apoyo inmediato a las franjas afectadas por la contracción en el mercado laboral, y que emprenda, de una vez por todas, la siempre postergada reactivación de la economía y el mercado internos, sin la cual difícilmente podrá garantizarse la creación de puestos de trabajo suficientes y bien remunerados en el país.

kikka-roja.blogspot.com/

La frontera: Luis Javier Garrido

La frontera
Luis Javier Garrido

La crisis institucional en que la oligarquía en el poder ha hundido a México, al entregar el control de recursos e instituciones a Washington y al capital trasnacional e instaurar un sistema de poder cada vez más despótico –mal disfrazado de "transición democrática"–, ha llegado a sus extremos el cuarto año del gobierno entreguista de Felipe Calderón, que está siendo puesto en evidencia todos los días como acontece con el caso de Ciudad Juárez.

1. Los hechos están a la vista de todos, pues la doctrina de seguridad nacional de Estados Unidos reformulada por George W. Bush y que Barack Obama ha hecho suya, ha tendido a controlar de manera más directa la frontera con México, incluso desde territorio mexicano, de la misma manera que las costas y el espacio aéreo mexicanos, de ahí que desde 2006 el Departamento de Estado haya impuesto a Calderón las políticas de violencia y de una falsa guerra contra el narcotráfico a fin de hacer posible, entre otras cosas, un mayor control de Washington de los aparatos de represión o "de seguridad" de ambos lados de la línea fronteriza.

2. El clima de terror que el gobierno calderonista ha creado y exacerbado en Ciudad Juárez y la zona fronteriza, utilizando a las fuerzas armadas y a los grupos paramilitares que ha creado a semejanza de los de Colombia, obedece, como se sabe, a esas exigencias estadunidenses tanto como a su propia necesidad de supervivencia política, y eso es parte de lo que se ha evidenciado tras la masacre de los jóvenes estudiantes el 31 de enero que desnudó al gobierno calderonista, hechos sobre los cuales el propio Calderón no ha podido dar una explicación creíble, según se vio en su balbuceante entrevista del 23 y 24 de febrero con Joaquín López Dóriga.

3. El artículo publicado por William Booth en The Washington Post (24/2/10), afirmando que Washington ha decidido una escalada en la participación de agentes estadunidenses en territorio mexicano para ayudar a la lucha “contra los dirigentes de los cárteles” en Ciudad Juárez, "la ciudad más violenta de México", donde subraya que hubo más de 2 mil 600 ejecutados en 2009, es ahora un nuevo indicador de que la violencia desatada por el gobierno panista acatando los designios del Departamento de Estado ha tenido un objetivo preciso. De acuerdo con la nota, Estados Unidos va a crear en Ciudad Juárez un centro de mando con analistas y agentes de inteligencia para trabajar, se dice, junto con los agentes mexicanos "entrenados por la FBI y la DEA".

4. Las señales de que el gobierno de Barack Obama tiene como un objetivo central de su política de seguridad interna hacer más directo su control sobre la frontera con México desde territorio mexicano, las confirmó Janet Napolitano, su secretaria de Seguridad Interna, quien el mismo día 24, al comparecer ante el Comité de Seguridad Interna y Asuntos Gubernamentales del Senado estadunidense, expresó que "el imperio de la ley" se ha perdido en Ciudad Juárez, una urbe de millón y medio de personas, que se halla, hizo hincapié, al otro lado de un puente "de nuestra frontera".

5. ¿A quién puede sorprender, por consiguiente, que en estos días en que el Senado de Estados Unidos decide el presupuesto y las políticas sobre México se produzcan nuevas matanzas como las de la frontera de Tamaulipas y de otros estados?

6. El anuncio público de esta escalada en la política de Washington hacia México no hace más que confirmar lo que ya se sabía: que agentes estadunidenses actúan en nuestro país desde hace años decidiendo las políticas del gobierno de facto calderonista sobre el narcotráfico y que las fuerzas armadas no hacen otra cosa que actuar bajo sus órdenes. El embajador Carlos Pascual al buscar matizar la información publicada no hizo más que refrendar desde Washington lo anterior ese mismo día, buscando minimizar el escándalo, pues asentó que Estados Unidos "no tiene agentes operativos" en México, lo cual quiere decir que sí tiene agentes de otro tipo y que las operaciones formales corren a cargo de las fuerzas armadas mexicanas y de la ahora llamada Policía Federal. Tenemos individuos "que son asesores técnicos", dijo Pascual, y agregó que ahora buscan tener en México "consejeros", según informó La Jornada el jueves 25. De manera que Calderón, quien ahora sólo es asesorado por Washington, en el futuro va a ser aconsejado.

7. Que el gobierno panista no tiene más proyecto nacional que hacer de México un protectorado estadunidense no es un secreto ya para nadie y Arturo Sarukhán, quien es formalmente embajador de México en Estados Unidos, pero en los hechos se presenta como un personero más de Washington, quiso contribuir a confirmar la situación al afirmar el mismo 24 que para el gobierno mexicano, que como se sabe violenta de continuo la Constitución General de la República, "el marco jurídico vigente" permite esta coordinación de ambos países: es decir, que funcionarios estadunidenses operen en territorio nacional como "consejeros", lo que, para no ser menos, refrendó la Secretaría de Gobernación ese mismo día por la noche en un boletín.

8. La Cumbre de Cancún, que buscaba generar al gobierno panista de México otra imagen, no logró sus propósitos, pues en el continente todo mundo reconoce a México como un país satélite de Estados Unidos y este nuevo escándalo no hace más que evidenciar la realidad.

9. La entrega del país, que se empezó a llevar a cabo de manera encubierta desde hace 25 años y que a lo largo de los dos sexenios panistas se ha hecho de manera cínica y abierta, es responsabilidad, sin embargo, tanto de los gobiernos del PRI como de los del PAN. La afirmación que hizo el día 23 Carlos Salinas de Gortari en un seminario efectuado en el Centro Espinosa Iglesias de que la quiebra de bancos en 1995 fue "por seguir directivas de Estados Unidos" y de que hay que "mexicanizar" los bancos pretende a) levantar al PRI con una aureola de falso nacionalismo, pero también b) dejar sentado que su mafia pretende apoderarse de un grupo bancario, aunque no logra ocultar que fue Salinas quien privatizó la banca mexicana siguiendo instrucciones de Washington y que él ha sido el principal entreguista y traidor a México de nuestra historia reciente, junto, desde luego, con el panista Felipe Calderón.

10. El desafío que tiene México para el futuro inmediato no se le oculta ya a nadie en este 2010: el país no podrá salir de la crisis si el Estado no logra recobrar su poder soberano de decisión, y eso sólo lo podrá hacer un gobierno surgido del pueblo.

kikka-roja.blogspot.com/

Perdidos: Juan Villoro

Perdidos
Juan Villoro
26 Feb. 10

Hay países en los que se necesita ir lejos para perderse. México es una potencia de la desorientación donde el extravío no depende del desplazamiento. El mexicano se pierde donde ya está.

Resulta extraño que alguien domine las calles del barrio donde vive o trabaja. Somos refractarios a la toponimia, como si conocerla nos responsabilizara de algo atroz. En México las direcciones no se dan: se confiesan. Custodiamos con celo ese secreto, valiéndonos del mejor método posible: la ignorancia.

Los mexicanos somos desinformados pero amables. Para salir del paso, perfeccio- namos un ademán de inspiración náutica. Si alguien nos pregunta por Municipio Libre, movemos la mano hacia un rumbo que en la rosa de los vientos califica como "nor-noroeste".

La verdad sea dicha, sólo deberían preguntarnos por la Calzada de los Misterios, única a la altura de nuestro desconcierto.

Los taxistas del DF desconocen el nombre de las calles y se niegan a usar la Guía Roji. Esperan que el pasajero encuentre la salida del laberinto donde están perdidos.

He visto a personas que alzan las manos cuando les preguntan una dirección. "A mí que me esculquen", parecen decir, para no ser culpables de conocer un sitio (o de ocultarlo en un pliegue de la ropa).

En una ocasión escuché este comentario en la barra de una cantina: "Es un tipo de cuidado: ¡se sabe los nombres de las calles!" Hablaban de un maniático sospechoso, un devorador serial de nomenclaturas. Para protegernos de ese defecto de carácter silbamos en Isabel la Católica sin saber que estamos ahí.

Hace un par de años participé en un congreso al que asistió un antipático geógrafo francés. Nos reunimos para hablar de la ciudad y le molestó que los mexicanos usáramos la palabra "caos". "Ningún ecosistema es caótico", dijo con suficiencia: "La realidad no debe ser calificada; los científicos la aceptamos como es". En su ponencia comparó los carteles de propaganda de la Ciudad de México con las camisetas que se venden como souvenirs de Los Ángeles. Mientras que aquí la publicidad se refiere a las principales avenidas (Paseo de la Reforma, Insurgentes, etcétera), en las camisetas de Los Ángeles aparecen calles desconocidas. Le preguntamos por qué pasaba eso y contestó que la realidad simplemente es. Durante la comida, se ufanó de no haberse perdido nunca en el DF. Esto acabó por desacreditarlo. El geógrafo francés entendió las calles pero no a la gente. No nos quejábamos del caos; describíamos un hobby: nos perdemos porque nos da la gana.

El verdadero desafío intelectual consiste en averiguar por qué nos fascina el extravío. Conozco a mexicanos que dominan ciudades extranjeras pero no saben que viven a tres cuadras del Callejón del Aguacate. Nuestro sentido de pertenencia depende del secreto. Esto nos vuelve poco eficaces, pero nos hace sentirnos misteriosos.

El GPS ya llegó al país. ¿Servirá de algo este sistema de navegación? Por supuesto que no. Para comprar un GPS hay que superar nuestra natural molestia a estar orientados. Además, una vez en servicio, el sistema se encuentra con que no hay rutas estables. De nada sirve saber que debes tomar Eje Central porque ahí se celebra una carrera ciclista. Cuando el copiloto electrónico indica que vayas por Ángel Urraza, descubres que a esa hora cambian el sentido de la calle.

Para ajustarse a la realidad, es decir, al caos, el GPS debería saber en qué momento se celebran la Feria del Tamal, el Festival del Juguete, las fiestas de la Virgen del Carmen, la manifestación del SME, la procesión de coheteros a la Basílica de Guadalupe, el desfile del Santo Niño de Xochimilco o el operativo para que pase el Presidente.

La serie Lost llega a su última temporada. Los mexicanos la hemos visto con la empatía de quienes están tan perdidos como ellos y la superioridad de quienes no llegaremos a un fin de temporada.

Un título del poeta Antonio Deltoro resume las perplejidades de nuestro espíritu: ¿Hacia dónde es aquí? Los expedicionarios, los grandes gurús y los exploradores de la conciencia han buscado la otredad que sólo concede el extravío. Maestros del vértigo inmóvil, nosotros nos norteamos sin movernos. Una sección de Los detectives salvajes, de Roberto Bolaño, lleva este título naturalista: "Mexicanos perdidos en México".

Quizá lo que apreciamos como una virtud, o al menos como una costumbre, sea un defecto horrible. Por ahora, preferimos ignorarlo. En la iglesia de la Virgen del Tránsito encontré este ex voto: "Gracias, Virgencita, por permitirme vivir desorientado".

Dicho esto, surge una pregunta: ¿cómo llegamos a los lugares? Por medio de la fe. Si conociéramos el territorio no apreciaríamos su condición de enigma inagotable. Muchas veces nos retrasamos, pero no por impuntuales, sino porque estamos esperando que nuestras creencias coincidan con el siguiente microbús.

Lo decisivo es que, una vez en la meta, alguien nos pregunta dónde queda Tláhuac y descubrimos con satisfacción que no sabemos. Hemos llegado ahí como los dioses, sin pasar por la geografía.

kikka-roja.blogspot.com/

¿Quién informa a México?: Carmen Aristegui F.

¿Quién informa a México?
Carmen Aristegui F.
26 Feb. 10

Fue penoso ver cómo Felipe Calderón respondía en conferencia de prensa a la pregunta de la colega Gloria Hernández de Noticias MVS, sobre los señalamientos acerca de una presunta protección al Cártel de Sinaloa y a su líder más famoso, El Chapo Guzmán. Para enfrentar el cuestionamiento -que recuperaba lo dicho días atrás por el diputado panista Manuel Clouthier, quien acusó al gobierno federal de no haber tocado siquiera a esa organización criminal, además de convalidar la existencia de una narcopolítica en Sinaloa, además de otros señalamientos hechos por otros en el mismo sentido- Calderón se defendió con una lista deshilachada de algunos de los nombres que le vinieron, al vuelo, a la memoria sobre las detenciones relacionadas con el Cártel de Sinaloa, como muestras de que se "ha atacado indiscriminadamente a todos los grupos criminales en México..." y de que no protege, ni escuda, ni tolera a ningún grupo criminal del país. Ni a El Chapo ni a ningún otro. Al primero que recordó fue al Teo, tal vez gracias a la machacona campaña de las autoridades federales en radio y televisión que lo menciona a cada momento cuando se presume de su detención y de que era el jefe del "pozolero, quien disolvía los cadáveres en tambos de ácido por exigencia de su patrón". En lugar de una respuesta técnica, amplia y clarificadora, que resulta ya urgente frente al festín de sangre, violencia y descomposición que estamos presenciando -que tiene ya en su haber a cerca de 17 mil muertos y amplios espacios del territorio nacional en donde el Estado no puede ni siquiera asomar la nariz- lo que oímos, en voz presidencial, fue una respuesta airada, pobrísima y altamente preocupante. A una pregunta tan específica, Calderón no pudo formular una respuesta convincente. No tuvo a la mano los datos precisos, el diagnóstico contundente o las cifras reveladoras de que lo que estaba diciendo correspondía a la verdad. Todo se le fue en tratar de repetir los nombres y apodos -que, ya se ve, le gusta memorizar- de los presuntos delincuentes que se han hecho famosos a punta de costosas y cuestionables campañas mediáticas. El Teo, el Muletas, el Tocino, el Jabalí, etcétera. ¿Ése es el ínfimo nivel de información que merece la sociedad mexicana sobre un asunto de este tamaño? Para convencer y atajar realmente la suspicacia que se ha instalado en una parte importante de la población sobre la presunta protección al Cártel de Sinaloa y, en particular, a El Chapo Guzmán, el gobierno federal podría contestar algunas interrogantes. Digamos, como ejemplo, las siguientes:

* ¿Por qué si ha habido decenas de miles de detenidos en este sexenio relacionados con la delincuencia organizada, sólo alrededor de un millar corresponden a gente relacionada con el llamado Cártel de Sinaloa?

* ¿De dónde saca el gobierno mexicano que se requieren 100 mil hombres para detener a El Chapo Guzmán, tal y como lo afirmó una "fuente oficial" a The Economist en la Gran Bretaña, en enero pasado?

* ¿Por qué mientras en Colombia se da a conocer un operativo con detenciones relevantes relacionadas con El Chapo Guzmán producto de la investigación más importante de la década, según sus autoridades, en México las nuestras literalmente ignoraron el acontecimiento?

* ¿Por qué la PGR extiende una carta de expediente limpio al aspirante a la gubernatura de Sinaloa Mario López, MaLoVa, y deja abierta la duda sobre su contrincante Jesús Vizcarra? ¿Qué tipo de diagnóstico tiene sobre crimen y política en esa entidad?

La delincuencia organizada es una estructura que está hecha no sólo de sicarios, matones y cabecillas como los que nos muestran cada día. Cuenta con elementos que, desde el ámbito gubernamental, la toleran y protegen o directamente forman parte de ella (Clouthier dixit); estructuras empresariales que hacen circular, ampliar y lavar esos ingresos; miembros de la sociedad vinculados a estas organizaciones que se desenvuelven con naturalidad en los circuitos sociales de nuestro país. ¿Está en condiciones el gobierno mexicano de ofrecer a la sociedad la radiografía amplia, detallada y precisa que sobre el problema este país merece?

kikka-roja.blogspot.com/

jueves, 25 de febrero de 2010

'Ni independencia ni revolución': Lorenzo Meyer

AGENDA CIUDADANA
'Ni independencia ni revolución'
Lorenzo Meyer (24 de febrero 68 años) FELICIDADES ¡¡
25 Feb. 10

En un país donde la política parece de caricatura, la auténtica caricatura puede ser alta política

Reconocimiento

Lo ideal es que los reconocimientos públicos se hagan mientras quien los merece esté aún entre nosotros y en activo. Es por eso que al aparecer en este año de centenarios el libro de Eduardo del Río, Rius, 2010, ni independencia ni revolución (Planeta, 2010), se abre la oportunidad de acercarnos a este autor no sólo para examinar sus ideas sobre la independencia y la revolución sino a su empeño por salvar, vía la caricatura y el humor crítico, lo que hay de esencial en México.



Honor y humor

Se dice que en 1525, y tras su derrota en Pavía a manos del emperador Carlos V, Francisco I, rey de Francia, herido y hecho prisionero, escribió a su madre: "todo se ha perdido menos el honor". En realidad, el rey escribió algo un poco más largo, pero lo que finalmente pasó a la historia es lo citado. Pues bien, en México, los herederos de otros derrotados en la misma época, y también por súbditos de Carlos V, podemos parafrasear al desafortunado monarca galo, y afirmar: mucho se ha perdido, menos el humor. Eso es, al menos, lo que se desprende de toda la obra de Rius, donde la ironía va a cuenta de lo perdido.

La buena acogida que desde hace 56 años han tenido los cartones, historietas e historias contadas por Rius con ayuda de sus "monos" -se trata de obras que ya traspasaron las fronteras, pues al menos una docena se ha traducido al inglés-, ha contribuido a mantener la autoestima de los mexicanos que se identifican con ellas. Con la visión, temas y personajes de Rius, y de los otros caricaturistas que han marchado por el mismo sendero, la dignidad ciudadana podrá estar herida pero no destruida.

El humor político de calidad suele ser uno de los ácidos que corroe y destruye esa parte del discurso del poder con el que las élites buscan ocultar abusos y hacer pasar por alta política lo que no es otra cosa que irresponsabilidad y demagogia combinadas con prepotencia, arbitrariedad y corrupción. Las caricaturas al estilo de Rius reafirman la verdad que encierra ese desafío que Miguel de Unamuno lanzó al poder de los franquistas: "venceréis pero no convenceréis".

El instrumento político empleado por Rius tiene una fuerte raíz histórica. Caricaturas en contra de los poderosos eran ya empleadas en la Roma imperial. La estirpe mexicana de donde proviene el distinguido "monero" zamorano construyó su propio espacio vital en la prensa de opinión de principios del siglo XIX. Fue esa época un mal momento para México pero, por lo mismo, un gran momento para la caricatura de oposición. Más adelante, ya en los periodos de estabilidad autoritaria -el Porfiriato y la post revolución-, hubo un esfuerzo sistemático desde el gobierno y con relación a la prensa y sus caricaturistas para combinar censura y represión con una buena dosis de cooptación, al punto que esta última fue ya el elemento dominante durante el régimen del PRI. Como consecuencia, proliferaron los ejemplos de caricaturistas dispuestos a legitimar al poder y contribuir así a diluir el sentimiento público de agravio. Sin embargo, la historia ha terminado por ser generosa y justa con quienes se arriesgaron a tomar el partido de los ofendidos y asumieron las consecuencias.

Rius siempre ha estado en las filas de estos últimos; baste recordar aquí dos episodios: esa caricatura suya de 1964 que fue presentada como portada de la revista Política y que resultó profética: un inconfundible Gustavo Díaz Ordaz (GDO) vestido con sotana y teniendo en su estola dos suásticas; ahora bien, el costo de ese gesto fue alto -Política desapareció- pero la definición del carácter de GDO resultó trágicamente acertada y eso se recuerda. Inmediatamente después del golpe autoritario, Rius reapareció y se superó con esa estupenda historieta que fueron "Los Supermachos", un microcosmos pueblerino que sirvió para destacar las características y consecuencias del ejercicio cotidiano del poder en el México del PRI clásico. "Los Supermachos" fueron todo un éxito, pues su tiraje llegó a ser de cientos de miles, pero el poder decidió castrar a esos personajes inolvidables -Calzonzin, don Perpetuo del Rosal, etcétera- mediante la compra, no del autor -eso era imposible-, sino de la editorial, lo que obligó a Rius a abandonar sus criaturas y éstas, ya pura forma sin contenido, terminaron en la insignificancia y el olvido. Nuestro "monero" volvió a la carga y dio vida a "Los Agachados" (1968-1981). Ambas historietas son hoy una fuente de primer orden para quien quiera conocer o investigar la naturaleza de la vida y la cultura cívica de México en la etapa clásica del autoritarismo priista.


El monero como historiador

Rius lleva ya más de medio siglo reflejando, vía sus "monos", una parte de la realidad mexicana afectada por el mal uso del poder pero, también, divulgando sus ideas en torno a un espectro tan amplio de temas, que el catálogo de sus más de cien libros abarca desde Cuba (fue el primero) hasta Cristo, o Marx, pasando por la filosofía y la alimentación. Hay en Rius un enciclopedista enfebrecido que, quizá por ser autodidacta, tiene la capacidad de llegar a un público tan amplio que es asombro y envidia de los especialistas "serios".

2010, ni independencia ni revolución no es el primer trabajo en que Rius aborda temas de la historia política mexicana, pero éste es ya una síntesis de su interpretación de nuestro pasado, una que busca crear conciencia y explicar la naturaleza de los problemas contemporáneos por vía de sus orígenes.

En las 192 páginas de la obra que aquí se comenta se aborda el pasado mexicano desde sus orígenes prehistóricos hasta el presente, pero poniendo el énfasis en dos tesis propias de este año de centenarios: la naturaleza de los procesos a los que dieron lugar tanto la independencia como la revolución, procesos que finalmente no llevaron ni a una independencia efectiva ni a un cambio realmente revolucionario. En consecuencia, no hay nada que celebrar.


La Independencia

Para Rius, la independencia no cumplió con lo que debió ser su meta central, según Morelos: transformar la estructura social de la colonia. Visto desde abajo, desde la perspectiva de los indios y parte de los mestizos, la transformación de la Nueva España en un Estado soberano no significó otra cosa que cambiar para no cambiar, porque ésa fue la intención de Iturbide y los criollos que le apoyaron. En esas condiciones, el sentido de patria simplemente no podía desarrollarse en la mayoría de los formalmente mexicanos.


La Revolución de 1910

Aquí Rius vuelve a sostener una tesis similar a la anterior y que coincide con la del académico norteamericano Ramón Eduardo Ruiz (The Great Rebellion: Mexico 1905-1924 [Norton, 1980]): la Revolución Mexicana no fue realmente una revolución sino una rebelión -"revolucioncita", la llamó en su libro de 1978-, pues las estructuras e instituciones del país no experimentaron transformaciones de importancia. Desde esta perspectiva, quienes podrían haber llevado a cabo una revolución, como Zapata o Villa, murieron en el intento, y los que finalmente alcanzaron el poder nunca intentaron una revolución, así pues "¿qué revolución festejamos?". Desde luego que terminada la lucha no hubo ni sufragio efectivo ni un cambio significativo en las estructuras de propiedad, sino más bien un cambio de personajes al frente de las estructuras de poder pero sin que éstas modificaran su orientación, al menos no antes de la llegada a la Presidencia del general Lázaro Cárdenas. En esta visión, Cárdenas y el cardenismo son lo inesperado, la notable excepción que confirma que lo ocurrido a partir de 1910 no fue una revolución.


Conclusión

La propuesta de Rius es contundente: en este 2010 no deberíamos festejar una independencia ni una supuesta revolución que finalmente no resolvieron sino apenas pospusieron los problemas y las contradicciones que se incubaron desde la época colonial. No siendo Rius un historiador ni un investigador profesional, y arriesgándose página a página a hacer grandes generalizaciones con pocos matices, tiene ciertos datos y afirmaciones que pueden ser cuestionados. Sin embargo, ese posible ejercicio de crítica al crítico no tiene sentido, pues el objetivo de Rius no es realmente hacer historia en el sentido estricto y puntual del término sino, entre muchas bromas y muchas veras, cuestionar el sentido mismo de la celebración oficial de los centenarios mediante una interpretación radical de nuestro proceso político desde la perspectiva de los agraviados históricos, de los que han constituido la gran base de la pirámide social de cada época.

kikka-roja.blogspot.com/

RATAS: SALINAS VA CON ENRIQUE PEÑA NIETO: LADRONES DEL 94

  • Acusaciones a Zedillo son un ajuste de cuentas entre priístas: PAN
  • Las declaraciones de Salinas buscan apuntalar a Peña Nieto, señala el PRD

Víctor Ballinas, Andrea Becerril, Enrique Méndez y Roberto Garduño
Periódico La Jornada
Jueves 25 de febrero de 2010, p. 10

Un día después de que Carlos Salinas de Gortari aseguró que su sucesor, Ernesto Zedillo, filtró a empresarios información confidencial sobre la devaluación de 1994, senadores y diputados federales de diversos partidos dieron opiniones disímbolas sobre los dichos del ex presidente.

El senador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Francisco Labastida Ochoa dijo que tanto Salinas como Zedillo son responsables de la crisis económica que comenzó en 1994.

Sin embargo, sostuvo que Salinas tiene derecho a dar su versión: "no veo que nos deba sorprender en lo mínimo".

El secretario general del PRI, el senador Jesús Murillo Karam, quien fue gobernador de Hidalgo en la administración de Zedillo y luego subsecretario de Seguridad Pública de la Secretaría de Gobernación, se limitó a señalar: "todos tenemos derecho a opinar en este país. Eso hay que preservarlo y hay que cuidarlo con mucho detenimiento".

La senadora María de los Ángeles Moreno, quien fue secretaria de Pesca en el gabinete de Salinas, no quiso hablar del tema. "No estoy enterada", aseveró.

A su vez, el senador perredista Graco Ramírez consideró en conferencia de prensa que los dichos del ex presidente deben interpretarse como "el retorno de Salinas para fortalecer la candidatura presidencial de (Enrique) Peña Nieto (gobernador del estado de México). Es el estratega de esa campaña, trata de lavarse la cara culpando a Zedillo. Ahora él, cínicamente, dice que la banca debe ser mexicanizada, pero él se la entregó a sus amigos, y el otro (Zedillo) que rescató a la banca terminó extranjerizándola".

En la Cámara de Diputados también hubo reacciones. Mientras el PRI resaltó que nadie ha desmentido las declaraciones de Salinas, el Partido Acción Nacional (PAN) atribuyó esas afirmaciones a "reyertas entre priístas, a un ajuste de cuentas".

Francisco Rojas Gutiérrez, coordinador de la bancada priísta, afirmó: "los hechos hablan por sí mismos. Lo que dijo el ex presidente Salinas lo ha expresado en los años recientes y eso es un hecho, ahí está. No veo que alguien lo haya rebatido. La crisis existió, nos costó muchos empleos y crecimiento económico".

En contraparte, el vicecoordinador del PAN, Roberto Gil, sostuvo que tanto Zedillo como Salinas deben dar muchas explicaciones sobre sus respectivos sexenios, sus errores y omisiones.

"Las declaraciones de Salinas reflejan que la crisis de 1994-1995 fue generada por decisiones de un gobierno que no supo manejar las finanzas públicas."

El coordinador de la fracción perredista, Alejandro Encinas, consideró que la Procuraduría General de la República tiene la obligación de iniciar una indagatoria para deslindar las declaraciones de Salinas y determinar qué delitos habría cometido Zedillo.


kikka-roja.blogspot.com/

miércoles, 24 de febrero de 2010

México SA: ADIOS A LA OEA, renovación del multilateralismo sin EU

México SA
  • Exequias de la OEA, apéndice de EU
  • Apremian renovación del multilateralismo
Carlos Fernández-Vega
Cimentada quedó la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, el organismo regional que a partir de ayer agrupa a 33 naciones de esa área geográfica, que atenderá y resolverá los problemas y conflictos entre sus integrantes sin la amenaza y chantaje permanentes de la gran potencia, que fomentará el desarrollo y que en la práctica deberá enterrar a ese mal disfrazado apéndice del gobierno estadunidense conocido como OEA.

Que sea para bien de los pueblos latinoamericanos, aunque para su funcionamiento cabal deberán transcurrir dos años y un par de reuniones adicionales (2011 en Caracas y 2012 en Santiago de Chile) para que los estatutos del nuevo bloque de naciones queden perfectamente afinados. Éste es el primer gran esfuerzo de unidad latinoamericana que trasciende los discursos y se convierte en algo tangible, algo que por lo demás debió ocurrir muchos años atrás, cuando la comunidad de naciones comenzó a agruparse en los distintos bloques políticos y económicos que hoy se conocen, entre ellos la Unión Europea.

Entonces, el grueso de los gobiernos latinoamericanos reaccionó en sentido contrario, y no tuvo mejor idea que volver la vista hacia el norte para reforzar, aún más, la espeluznante dependencia político-económica con el gran garrote y servir de palero en la OEA y demás organismos internacionales, cuando lo conducente –histórica, política y económicamente– era dar cuerpo a un poderoso bloque regional para hacer frente, precisamente, a los nuevos embates del "gran norte". México, con Salinas de Gortari, destacó entre los primeros que procedieron en aquel sentido, dándole la espalda a América Latina y vendiendo la idea de que su proceder lo incorporaría "al primer mundo", dada la cercanía geográfica con "el poderoso". Pues bien, los resultados están a la vista, entre ellos, de manera destacada, la pérdida de liderazgo regional, la permanencia en el tercer mundo y la enferma dependencia que tiene con el vecino del norte.

En fin, a pesar de la obvia intentona de Álvaro Uribe de frustrar el encuentro en territorio mexicano, bien por el esfuerzo conjunto, mejor por el avance y a trabajar por la integración y el futuro regional. Que sea útil para el desarrollo de los pueblos latinoamericanos, y que la naciente comunidad de naciones aprenda de la historia y se abstenga de repetir el deprimente papel que han jugado organismos burocráticos, paleros e indecentes como la Organización de Estados Americanos, que ya puede pedir su jubilación al gobierno de Estados Unidos.

En vía de mientras, la Cepal preparó un documento (Espacios de convergencia y de cooperación regional) para la Cumbre de Alto Nivel de América Latina y el Caribe, en el que, para estimular la cooperación entre las naciones firmantes de la Comunidad, propone fomentar el comercio intrarregional (México podría ser el más favorecido por doble vía: al aprovechar el mercado latinoamericano, al que ahora destina tan sólo 6.8 por ciento de sus exportaciones, y sacudirse la enferma dependencia que mantiene con la economía de Estados Unidos, donde canaliza 81 por ciento de sus exportaciones), preservar y estimular la inversión en infraestructura, fortalecer el ámbito social de la integración y reforzar el tratamiento (y solución) de las asimetrías existentes en las economía del área. Y por el lado del desarrollo de las fortalezas regionales para enfrentar los desafíos globales, subraya la necesidad de aumentar la cooperación regional en materia de innovación y competitividad, aprovechar el vínculo con Asia y el Pacífico para profundizar la integración regional, reformar el sistema financiero internacional y abordar conjuntamente los desafíos del cambio climático.

En este orden, el organismo considera que se vive un momento crucial para forjar instancias regionales que tengan un adecuado soporte técnico a efecto de reaccionar de modo oportuno en los momentos decisivos del debate internacional. "Es urgente renovar el multilateralismo con eficacia para dar legitimidad a las negociaciones financieras, comerciales y sobre cambio climático. En este sentido, sería positivo contar con instancias de diálogo y cooperación regional que permitan afinar y compartir diagnósticos y propuestas, de modo de exhibir posturas unificadas en los foros internacionales que hagan posible una mejor defensa de los intereses de la región. Los países participantes deberían redoblar esfuerzos por construir espacios regionales ampliados y emprender iniciativas de cooperación que permitan desplegar las sinergias de las diversas subregiones. La coordinación entre los diversos sistemas subregionales de cooperación e integración parece urgente, así como avanzar hacia su gradual convergencia y eventual tránsito hacia formas más unificadas".

Y advierte que en comparación con el periodo 2003-2007, el más favorable de la economía mundial y regional en 40 años, el futuro presenta mayores desa- fíos. "A principios de la próxima década, tanto la economía como el comercio internacional serán menos dinámicos, habrá mayores tensiones competitivas y presiones proteccionistas, así como más dificultades de acceso al financiamiento. El contexto global posterior a la crisis estará marcado por la desaceleración del crecimiento, las elevadas tasas de desempleo en las economías industrializadas y la necesidad de restaurar la sostenibilidad de las cuentas públicas. La segunda década del presente siglo reflejará el creciente peso de las economías emergentes, encabezadas por China, junto con la India y otras economías asiáticas, además del Brasil. Se acentuará el desplazamiento del dinamismo económico y comercial hacia el Pacífico y las economías emergentes, lo que pone de relieve la importancia del comercio Sur-Sur. La fragilidad del escenario macroeconómico internacional y el rezago de la institucionalidad global ante los nuevos desafíos erosionan la pertinencia de la institucionalidad multilateral, algo que tiene preocupantes implicancias para los países en desarrollo, sin que se observen alternativas eficaces que permitan abordar los nuevos retos de este siglo".

Las rebanadas del pastel

Las vueltas que da la vida: casi medio siglo después de que Cuba fue "expulsada" del "sistema interamericano" (Octava Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores de la OEA, Punta del Este, Uruguay, 31 de enero de 1962), el cimentado bloque regional, con la isla como parte activa, bien puede decirle a Estados Unidos que fue excluido de este ejercicio "por ser incompatible con los principios y propósitos" de América Latina.

cfvmexico_sa@hotmail.com • mexicosa@infinitum.com.mx

kikka-roja.blogspot.com/

Cheney incitó a una guerra contra Rusia: Alfredo Jalife-Rahme

Bajo la Lupa

Cheney incitó a una guerra contra Rusia
Alfredo Jalife-Rahme

El ex vicepresidente estadunidense Dick Cheney, durante una aparición pública en junio de 2009Foto Ap
Antecedentes: con el mínimo básico de información pero armados conceptualmente con una óptima hipótesis operativa, nos atrevimos en su momento a proponer que "el mundo había cambiado en Osetia del Sur" (ver Bajo la Lupa, 20/8/08) como consecuencia de la fulminante reacción rusa que aplastó en cinco días la demencial aventura militar de Misha Saakashvili, presidente de Georgia instalado gracias a la "revolución rosa" –teledirigida por el megaespeculador George Soros y su subversivo Instituto de la Sociedad Abierta (sic)– y, más que nada, instrumento de Estados Unidos en el Cáucaso.

Hechos: casi dos años más tarde, desde las entrañas del Minotauro estadunidense donde laboró como subsecretario asistente del Departamento de Estado para Asuntos Europeos en la etapa clintoniana, Ronald D. Asmus acaba de publicar un libro trascendental, Una pequeña guerra que sacudió al mundo, donde revela en forma perturbadora que el entonces vicepresidente Dick Cheney (hoy en cuidados intensivos por su recurrente cardiopatía) "incitó a un conflicto militar con Rusia" para detener el aplastamiento a Georgia, según la reseña de Daniel Tencer (Rawstory.com, 19/2/10).

Se sabía que Cheney, expuesto con una foto de aspecto de vampiro, era el mayúsculo halcón global, pero se ignoraban los alcances de su irascible irracionalidad que pretendía resolver por la vía militar todos los contenciosos, lo cual, en el caso específico ruso, hubiera desembocado en un Armagedón nuclear de consecuencias impredecibles.

No vamos a entrar en las minucias sicopatológicas de Cheney y su delirio bélico (en una ocasión le disparó en el glúteo a una persona que lo acompañaba a la caza, "afición" a la que es muy afecto), y nos enfocaremos a su fijación mental para domar al oso ruso que estaba despertado de su larga hibernación en la que lo habían postrado Yeltsin y Gorbachov.

Mientras en agosto de 2008 estaba siendo vapuleada Georgia, aliada indefectible de la dupla Bush-Cheney y a la que instigaron desafiantemente ingresar a la OTAN sin miramientos a la limítrofe seguridad rusa, la Casa Blanca sopesó la posibilidad de emprender una acción militar.

Ronald D. Asmus, anterior funcionario de la cancillería estadunidense y hoy director ejecutivo del Centro Trasatlántico (con sede en Bruselas) y a cargo de la planeación estratégica del German Marshall Fund (con sede en Washington), revela estrujantemente que Cheney era el más vociferante proponente de “bombardear y sellar (sic) el túnel Roki –Nota: el estratégico paso entre Osetia del Norte, perteneciente a Rusia, y Osetia del Sur, que buscaba su independencia de Georgia–, así como otros ataques quirúrgicos (sic) para reducir la presión militar rusa al gobierno georgiano”. ¿A poco, en la etapa de resurrección rusa, el zar energético global Vlady Putin se hubiera quedado con los brazos cruzados?

El asesor bushiano de seguridad nacional Steve Hadley, quien no es ningún demonio de nuestra devoción, resistió notablemente la temeridad de Cheney. Ronald D. Asmus refiere que Hadley "pensó que Rusia estaba enfocada solamente a Georgia", mientras "Cheney tenía un punto de vista radical y diferente sobre los objetivos de Rusia".

Mientras Baby Bush y Vlady Putin se abrazaban durante los Juegos Olímpicos de Pekín, no es nada improbable que Cheney haya empujado unilateralmente la aventura sicodélica y sicalíptica de Misha de invadir a Osetia del Sur, quizá apostando a que Rusia no estaba en condiciones de reaccionar, lo cual, visto en nítida retrospectiva, constituyó un gravísimo error estratégico que definió el punto de inflexión del que se desprendió el incipiente nuevo orden multipolar y redefinió la nueva correlación de fuerzas entre Rusia y Europa.

Cheney estaba operando a la cacería mientras Putin jugaba al ajedrez.

Según Ronald D. Asmus, devoto del gobierno georgiano de Misha, Vlady Putin esperaba pacientemente la oportunidad de responder el previsible error estratégico de Cheney (más que de Misha, un gobernante tonto, para decir lo menos).

A juicio de Asmus, el conflicto en Osetia del Sur había sido preparado y planeado con antelación por Moscú como parte de una mayor estrategia para enviar un "mensaje" a Estados Unidos: que Rusia estaba dispuesta a exhibir su musculatura militar en el siglo XXI.

A nuestro entender rebasa el "mensaje" que evidentemente fue muy entendido por los estrategas de Estados Unidos, con la notable excepción de la catatimia (ceguera emocional) de Cheney, y supera la exigüidad, dicho sea respetuosamente desde el punto de vista geopolítico, de Georgia en su presente fase aciaga: es el alma de Europa del este la que estaba en juego, lo que hoy se percibe mas diáfanamente con la secuencia de un "efecto dominó" en la periferia inmediata rusa cuando Ucrania ha regresado al redil de Moscú (ver "Radar geopolítico", Contralínea, 7/2/10).

Es anecdóticamente cómico que Misha haya caído en su propia trampa y haya cavado su propia tumba en la que está por abatirse en su entierro inminente por la nueva coyuntura europea que se ha despejado en favor de Rusia. Pero lo que fue imperdonable para la entonces superpotencia unipolar fue haber despertado al oso ruso de su letargo y quien con un simple movimiento genial de ajedrez exhibió la impotencia de Estados Unidos, que no pudo defender a su aliado, abandonado a su triste suerte.

Recordamos que cuando Moscú estaba a punto de ocupar la capital georgiana de Tiflis, el presidente francés Sarkozy, en ese momento a cargo de la presidencia rotatoria de la Unión Europea, salió disparado a negociar con Vlady Putin la detención de la contraofensiva rusa.

Sin contar la luna de miel que se ha establecido entre la OTAN y Rusia, Alemania se ha acercado todavía más a su socio gasero y Francia ha iniciado una cada vez más estrecha colaboración militar con Moscú, que incluye la venta de los codiciados barcos de asalto galos Mistral.

Por lo referido por Ronald D. Asmus, en el gabinete de guerra bushiano (el “Principal’s Committee”), se desprende que Hadley fue el único racional y realista al haberse pronunciado contra una intervención militar, por más "limitada" que hubiera sido, e "hizo reflexionar (¡súper sic!)" al gabinete de guerra "sobre las consecuencias y el desenlace de cualquier escalada militar. Estaba convencido (sic) de que ello llevaría rápido (sic) a una confrontación militar de Estados Unidos y Rusia" que "no era del interés de Estados Unidos". Pues sí: no estaban tratando con los panistas Fox y/o Calderón, quienes mal acostumbraron a la dupla Bush-Cheney con su exagerada obediencia supina.

No se necesitaba ser asesor de seguridad nacional de Baby Bush para percatarse de los alcances del delirio bélico de Cheney. Hasta Baby Bush rechazó la intrepidez de su superbélico vicepresidente, probablemente después de haberse cerciorado de la firmeza rusa.

El revisor Donald Tencer aduce que "muchos (sic) líderes occidentales inculparon tranquilamente (sic) a Misha del conflicto con Rusia" y concluye que "la campaña militar fue vista en su generalidad como un éxito significativo (sic) de Rusia".

Fue mucho más, y de alcances copernicanos en sustancia geopolítica: "cambió el mundo" al haber definido militarmente la resurrección de Rusia.
kikka-roja.blogspot.com/

México-Brasil obra petroquímica

Firman México-Brasil obra petroquímica

De izquierda a derecha Bernardo Gradin, presidente de Braskem; José Luis Uriegas, director del Grupo Idesa y Roberto Ramos, vicepresidente de Braskem.
La inversión conjunta fue de 2 mil 500 mdd y funcionará en una estructura de joint venture; Braskem tendrá una participación de 65% e Idesa de 35
LULA: NO SE ASUSTEN MEXICANOS, NO SOMOS MAS PELIGROSOS QUE EU.
JUAR¡ JUAR¡ JUAR¡


Ulises Díaz REFORMA.COM

Ciudad de México (23 febrero 2010).- La empresa brasileña Braskem, productora de resinas termoplásticas, y Grupo Idesa, corporativo mexicano de petroquímicos, firmaron hoy con Pemex un contrato para la construcción de un nuevo complejo petroquímico en el País.

La formalización del desarrollo Etileno XXI se hizo ante la presencia de Luiz Inacio Lula da Silva, presidente de Brasil, y Felipe Calderón, presidente de México, tras el cierre del Foro Estratégico Empresarial México-Brasil, en el marco de la reunión del Grupo de Río.

"Uno de los efectos positivos más relevantes es que México registrará una sustitución de importaciones de polietilenos por aproximadamente 2 mil millones de dólares anuales, con un fuerte impacto en la mejora de las balanzas comercial y de pagos mexicanas", según un comunicado emitido por las empresas.

La inversión conjunta fue de 2 mil 500 millones de dólares y funcionará en una estructura de joint venture, donde Braskem tendrá una participación de 65 por ciento, mientras que Idesa tendrá el 35 por ciento.

Durante la fase de construcción, el proyecto creará de 6 mil a 8 mil puestos de trabajo, y aproximadamente 800 empleos directos y 2 mil 200 indirectos en forma permanente una vez que el desarrollo esté concluido.

"El Proyecto Etileno XXI representa la reactivación de la industria petroquímica en México, la posibilidad de agregar valor a los hidrocarburos, de desarrollar capital humano y de dar un impulso al desarrollo de la industria de transformación", remarca la información proporcionada.

Dentro de los acuerdos entre la paraestatal y las compañías se garantiza el suministro de productos petroquímicos básicos por un año por la cantidad de 34 mil toneladas, así como por 375 mil toneladas de nafta para la producción de resinas termoplásticos.

kikka-roja.blogspot.com/

Cae 20.2% ingreso por habitante en 2009: mexicanos sin dinero

  • Cae 20.2% ingreso por habitante en 2009
  • En el cuarto trimestre del año pasado, el producto por persona fue de 8 mil 929 dólares, un incremento de 2.7 por ciento anual.

El PIB a precios corrientes se ubicó en 11.82 billones de pesos, según el Instituto

Mónica Ramírez reforma.com

Ciudad de México (24 febrero 2010).- En 2009, el Producto Interno Bruto (PIB) por habitante fue de 8 mil 111 dólares, lo que significó una caída de 20.2 por ciento respecto a 2008, el mayor retroceso desde la crisis de 1995, indicaron estimaciones basadas en cifras del Inegi.

Durante 2008, el PIB per cápita había sido de 10 mil 163 dólares.

En 1995, la medida hipotética del ingreso de cada persona cayó 33 por ciento, pero la caída más severa se dio en 1983 con 38 por ciento anual, justo después de la devaluación del peso en 1982.

Según el Inegi, en 2009, el PIB a precios corrientes se ubicó en 11.82 billones de pesos, una caída anual de 2.5 por ciento, no observada para ningún año por lo menos desde 1983. En el cuarto trimestre del año pasado, el PIB por persona fue de 8 mil 929 dólares, un incremento de 2.7 por ciento anual, el primero en cuatro periodos consecutivos. Durante este trimestre el PIB a precios corrientes se ubicó en 12.58 billones de pesos. El resultado del PIB per cápita se debió a un deterioro de la actividad económica, pues el año pasado el relativo a precios constantes cayó 6.5 por ciento, pero también estuvo influido en su mayor parte por una depreciación del peso en el periodo 2008-2009, de 21 por ciento.

En 2009, el tipo de cambio interbancario de mayoreo promedió 13.5224 pesos por dólar.

Con esto, el País se ubicó en el lugar 60 de entre 181 economías por esta medida, ocupando a su vez el cuarto sitio en el listado latinoamericano, de acuerdo con estimaciones del Fondo Monetario Internacional. Respecto al año pasado, el PIB por habitante de nuestro País bajó 3 sitios a nivel mundial y 2 en el comparativo latinoamericano. En 2008, México ocupó el lugar 57 mundial y el segundo sitio en América Latina. La crisis del año pasado tuvo un impacto severo en los ingresos de las personas, pues la menor actividad económica propició mayor desempleo y castigos en los salarios.

El resultado quedó por arriba del estimado por Banamex, que indicaba que el PIB nominal se ubicaría en los 12.2 billones de pesos en el cuarto trimestre del año y de 11.7 billones para todo el año. Otras cifras difundidas por el Inegi, mostraron que las actividades primarias registraron un crecimiento en la participación dentro del PIB total, pues pasaron de representar el 3.6 por ciento, en 2008, a 4.1 por ciento en 2009. La industria registró menor importancia, pues pasó de 35.5 por ciento a 33.4 por ciento. Los servicios se quedaron en la misma proporción con 60.2 por ciento.

kikka-roja.blogspot.com/

martes, 23 de febrero de 2010

El nuevo poder en Los Pinos: Salvador García Soto/ DE DONDE SACAN QUE PATRICIA FLORES Y FELIPE CALDERON, ANDAN, SE COGEN CARIÑO, SON FAJADORES

COMENTARIO EN EL UNIVERSAL
Lagunero
2010-02-23|07:36
Torreón

Ojalá que la influencia que Patricia Flores tiene con FCH sea debida a su capacidad de trabajo. No vayan a salir con alguna variante de lo que hoy le pasa al Tiger Woods.
COGENERACIÓN ...JUAR JUAR¡¡

SI A FELIPE CALDERON LE GUSTA LA COCACOLA TIBIA CON POPOTE,
LAS FINISIMAS BOTELLAS DE COÑAC Y LOS NIÑOS.
¿DE DONDE SE SABE TANTA COSA?

LA CLASE POLITICA OLIGARCA ES LA MISMA FAMILIA DE LA EPOCA DEL PORFIRIATO.
POR ESO LE HACEN EL FUCHI A LOS POLITICOS DE CLASE POBRE. PERO DE QUE SON CERDOS, SON LOS MÁS MARRANOS PEDERASTAS.
-------------------------------
Y LA AVERIGUACIÓN DE LA PGR ¿¿¿????
Malova, candidato investigado
El nuevo poder en Los Pinos
Salvador García Soto

Patricia Flores Elizondo es, a decir de los calderonistas, “la nueva mano derecha del Presidente”. Sobrina de Rodolfo Elizondo, quien la metió en los cargos públicos primero en la Cocopa, luego en la Cámara de Diputados, esta comunicóloga de treinta y tantos años (ninguna biografía en internet, incluida la oficial, da su fecha exacta de nacimiento) ha tomado tanta fuerza en el primer círculo presidencial, que algunos ya la ubican en el mismo nivel de cercanía y confianza que llegó a tener en vida Juan Camilo Mouriño.

Con mucha más experiencia en cargos administrativos que en el manejo político, Flores ejerce en la práctica como la “jefa de gabinete” y lo mismo controla la agenda del Presidente que ordena a secretarios que acudan a reuniones en Los Pinos, que ella preside, con formas y modos por parte de su equipo, que ya han provocado molestia y comentarios de varios titulares de dependencias federales.

Entre panistas de la cúpula se refieren a ella como la vicepresidenta, como una forma irónica de ilustrar la fuerza que ha tomado y que le ha hecho entrar en conflicto con figuras como la del secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont. Detrás del distanciamiento y el enfriamiento evidente que se ha dado entre el Presidente y el titular de la Segob, por el tema de las alianzas, aparece Patricia Flores como una de las beneficiarias del desgaste evidente que ha sufrido en las últimas semanas la figura de Gómez Mont.

Cuando empezó a cobrar fuerza su cercanía con el Presidente, hace algunos meses, muchos apostaron a sacarla de Los Pinos y soltaban rumores que la ubicaban en alguna dependencia; no sólo no pudieron moverla sino que su fuerza, dicen, se ha acrecentado y ha desplazado a muchos de los ánimos presidenciales en los que hoy la guapa duranguense ocupa el primer lugar.

NOTAS INDISCRETAS…

Mientras Marcelo Ebrard se acercó a Evo Morales y lo declaró “huésped distinguido”, el presidente Felipe Calderón abrazó a Luiz Inacio Lula da Silva y a Hugo Chávez, quien gritaba “vivas” a México. Calderón se diferencia así de Vicente Fox, que sacaba chispas con los mandatarios de Venezuela y de Brasil, y Marcelo aprovecha el evento internacional para ganar reflectores… En Hidalgo, en la primera semana de marzo se perfilará el candidato del PRI a la gubernatura. El gobernador Miguel Osorio Chong ya mandó a hacer la encuesta definitiva en la que basará su decisión y en Pachuca se comenta que la decisión está entre dos: el alcalde pachuquense Francisco Olvera, y el diputado Jorge Rojo Lugo; ¿cuál de los dos enfrentará a Xóchitl?... Se baten los dados. Acecha la serpiente.

kikka-roja.blogspot.com/

“El Chapo” prohíbe secuestrar: “Jabalí”

“El Chapo” prohíbe secuestrar: “Jabalí”
En declaraciones a la Policía Federal tras su captura, Villagrán explicó que el capo le dio instrucciones para limpiar Sonora de extorsionadores y secuestradores .
SON BUENOS, MUUUY BUENOS
N
OOO POS SI, YA NOMAS FALTA QUE SE PONGAN UN LETRO GAFETE, QUE DIGA:
ACREDITA A FULANO DE TAL
NARCO AL SERVICIO DEL NARCOGOBIERNO FECAL Y PERTENECIENTE AL CHAPO
AH QUE TRANQUILIDAD¡ juaz¡¡

María de la Luz González
El Universal
Martes 23 de febrero de 2010
luz.gonzalez@eluniversal.com.mx
Joaquín El Chapo Guzmán, prófugo desde hace nueve años, mantiene controlada la frontera norte, donde todos le rinden cuentas, según el testimonio de José Vázquez Villagrán, El Jabalí, su operador en Sonora, capturado el domingo en Santa Ana, su pueblo natal, por la Policía Federal (PF).

El Jabalí, según la PF, coordinaba para el cártel de Sinaloa el envío aéreo de mariguana y de más de dos toneladas de cocaína cada mes desde Centroamérica y Colombia vía Panamá, que ocultaba en su rancho y luego enviaba a Estados Unidos.

En declaraciones a la Policía Federal tras su captura, Villagrán explicó que El Chapo le dio instrucciones para limpiar Sonora de extorsionadores, secuestradores y “gente que cobrara por la plaza”, pues “toda el área de lo que es el norte le ‘rinde’ al Chapo”, quien “quería que esté todo tranquilo”.

“Él quería que todos se portaran bien, que no secuestraran, ni robaran ni asaltaran, que a la gente que lo hiciera había que sacarla de la plaza”, dijo el hombre de 40 años, quien pasó por el ejército de EU, en 1990, y desertó un año después tras obtener la ciudadanía.

“Quiere que esté todo bien, tranquilo, controlado”, explicó Villagrán en su testimonio sobre El Chapo, con el que se comunicaba vía telefónica.

Según la PF, en 1996 Villagrán comenzó “cobrar cuota” para el trasiego de mariguana hacia EU a grupos delictivos, que debían pagar mil dólares por vehículo que pasaba por su rancho en Magdalena de Kino. Se convirtió en uno de los operadores de la zona, y adquirió dos aeronaves que puso al servicio de El Chapo y los Beltrán como aerotaxis para la droga.

Incluso se hizo compadre de Alfredo Beltrán, El Mochomo, y creó su organización, Los Jabalíes, caracterizados por usar armamento de alto calibre.

Tras la ruptura entre El Chapo y los Beltrán continuó operando para ambos grupos hasta que los hermanos Beltrán se aliaron con Los Zetas, por lo que decidió sólo trabajar con el cártel de Sinaloa.

Según Villagrán, en noviembre de 2009, en una reunión en Ciudad Obregón con otros jefes de plaza, acordaron erradicar de Sonora los secuestros, extorsiones y robos que cometían integrantes de los Beltrán Leyva.
kikka-roja.blogspot.com/

PEÑA NIETO LE CONTESTA A FOX: GUEVA NARCOPOLITICA

  • El repunte delictivo está ligado al nulo crecimiento económico, dice
  • Fox debe reflexionar sobre lo que dejó de hacer contra el narco: Peña Nieto
Y LA MASACRE DE ATENCO POR UN AEROPUERTO????
NARCO PEÑA NIETO CONTRA NARCO FOX, NO QUE MUY AMIGUITOS GENOCIDAS,
PRI Y PAN SON LOS DUEÑOS DE LA GROGA

Silvia Chávez González
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 23 de febrero de 2010, p. 10

Huehuetoca, Edomex., 21 de febrero. El gobernador Enrique Peña Nieto dijo que Vicente Fox –quien este domingo afirmó que los mandatarios estatales "han echado mucha güeva" para combatir el narcotráfico– debe reflexionar sobre lo "que dejó de hacer" cuando fue presidente, para que ahora todos los niveles de gobierno y las fuerzas de seguridad tengan que trabajar coordinadamente para luchar contra esta problemática.

"Me llama la atención que quien ya no tenga ninguna responsabilidad [pública] en este momento se aventure a hacer esas descalificaciones y señalamientos", comentó el gobernante priísta.

Opinó que el deterioro social y la presencia de mayores bandas vinculadas al narcotráfico tienen que ver con la falta de crecimiento en nuestra economía y, en consecuencia, con la falta de condiciones que posibiliten mayores oportunidades de desarrollo individual a la población.

"Si no se aprecia esto como parte del diagnóstico clave, pues creo que las políticas públicas que se instrumenten para atender este fenómeno [el narcotráfico] serán erráticas", sostuvo.

Entrevistado al término de la entrega de obras de abasto de agua potable para las colonias Barranca Prieta, San Bartolo y San Miguel, expuso que no se trata de combatir el narcotráfico sólo con el Ejército, sino "de generar lo suficiente para que el país se reinserte en un sendero de mayor crecimiento económico que facilite condiciones de mayor bienestar para los habitantes de este país".

kikka-roja.blogspot.com/

México SA: Los mexicanos viven mucho peor: en ocho décadas

México SA
  • El más negro resultado en ocho décadas
  • Los mexicanos viven mucho peor
Carlos Fernández-Vega

El costo económico del "catarrito" 2009 ya tiene cifras oficiales: el producto interno bruto mexicano se desplomó 6.57 por ciento, la caída más profunda desde 1932 (-14.83 por ciento en tiempos de Pascual Ortiz Rubio), similar a la de 1930 (-6.56 por ciento con Emilio Portes Gil en la Presidencia) y peor que la registrada en 1995 (-6.2 por ciento en el zedillato), con lo que en el primer trienio de estancia en Los Pinos el calderonato promedió una tasa negativa anual de -0.69 por ciento, el más negro resultado en ocho décadas.

Vicente Fox y Miguel de la Madrid pueden sentirse aligerados. Con el resultado económico registrado por la "continuidad" en su primera mitad de estancia en Los Pinos, Felipe Calderón fácilmente se quedó con la medalla de oro, dejando la de plata al de las ideas cortas y la lengua larga, y la de bronce al colimense de estrecha memoria. Así, para "vivir mejor", en el primer trienio de la actual administración pública se obtuvo, en promedio, una tasa negativa anual de 0.69 por ciento; en igual lapso, pero del periodo foxista, dicho indicador fue de 0.63 por ciento positivo, mientras en el correspondiente al de la "renovación moral" fue, también positivo, de 0.7 por ciento. Ernesto Zedillo quedó fuera del cuadro de medallas, porque su tasa anual promedio en sus primeros tres años fue de 1.9 por ciento positivo, un éxito rotundo si se le compara con la tercia de personajes que se menciona.

Con el "catarrito" de 2009 se perdieron todos los "avances" registrados en 2008 y 2007, y casi la mitad del reportado en 2006. De esa profundidad fue el cráter provocado por la "crisis externa" (Calderón dixit), y de ese tamaño la incapacidad calderonista y su "muy buen equipo económico" (según su sabia definición) de atemperar el impacto, con lo que la economía mexicana se ubicó entre las últimas del mundo en lo que a resultados se refiere.

Como en tantos otros renglones, la primera mitad del calderonato resultó la peor en términos económicos en ocho décadas. Aun así, con el ánimo renovado, desde Los Pinos y micrófonos afines ya se presume que la economía mexicana "de nueva cuenta está creciendo", cuando en los hechos, y siempre en el mejor de los casos, se recupera lentamente de la tremenda sacudida registrada en 2009, lo que no es igual a dejar atrás la mediocridad que la ha caracterizado a lo largo de los últimos 30 años. Para crecer primero se requiere tapar el cráter del "catarrito", algo que se estima sucederá, si bien van las cosas, allá por comienzos del 2012. Eso sí, sobre el espeluznante costo social del "catarrito", ni una palabra de los citados micrófonos, aunque resulta suficiente pasearse por la República Mexicana para constatar el alcance de la crisis en este renglón.

Para dar una idea de lo exitoso que ha sido el panismo en el poder, más que suficiente resulta señalar que la tasa anual promedio de "crecimiento" económico de 2001 a 2009 a duras penas llega a 1.3 por ciento, la peor desde la gran depresión. De 1991 a 1999, el mismo indicador fue de 3.16 por ciento (incluido el desplome de 1995 y su respectiva devaluación); la de 1981 a 1989, en la llamada década perdida (con crisis de la deuda externa, expropiación de la banca, múltiples devaluaciones y desplome económico) de 1.57 por ciento, lo que confirma que el problema de la economía mexicana no es de "coyuntura" (como aseguran en Los Pinos), sino abierta y profundamente estructural.

De acuerdo con las cifras del Inegi divulgadas ayer, en el cuarto trimestre de 2009 el producto interno bruto cayó 2.3 por ciento con respecto a igual lapso de 2008, cuando también reportó baja (-1.6 por ciento). Así, la economía mexicana registró descensos a lo largo de cinco trimestres consecutivos (el peor de ellos en el segundo del año pasado), pero el discurso oficial insiste en que "lo peor ya pasó" y que "de nueva cuenta estamos creciendo". Primero hay que recuperar lo perdido para poder presumir "crecimiento", si es que alguien recuerda qué es eso.

En el balance 2009 el Inegi reportó que en dicho año el producto interno bruto de las actividades secundarias se desplomó 7.3 por ciento, y 6.6 por ciento el correspondiente a las actividades terciarias. Por el contrario, el PIB de las actividades primarias registró un avance de 1.8 por ciento. Ésas son las cifras oficiales sobre el espeluznante comportamiento económico mexicano, las que, dicho sea de paso, dan sustento al machacón discurso del "aquí no pasa nada, porque la crisis es externa", repetido por Los Pinos hasta la ignominia. Y allí están los resultados.

Lo anterior de inmediato trae a la memoria aquella brillante perorata (28 de septiembre de 2007) de Felipe Calderón: “hoy nos encontramos en un momento muy diferente de nuestra historia y estamos trabajando de manera decidida para nunca más volver a tener una crisis económica en el país; ése es un compromiso muy claro que tiene este gobierno con todas las mexicanas y con todos los mexicanos, que nunca más una crisis económica afecte el patrimonio nacional… pensar en 25 años atrás es pensar en lo que había en México en aquel entonces y lo recordamos perfectamente. A veces se nos olvida a los mexicanos lo que se ha sufrido y lo que ha pasado el país, y quizá por eso no se aprecia cabalmente el logro que se tiene”.

Pues bien, con una crisis adicional en la espalda, el "logro que se tiene" es que los mexicanos viven mucho peor que cuando les impusieron a Calderón en Los Pinos, mientras en la marquesina sobresale el resultado económico del panismo en el poder, equiparable al registrado en la década perdida, la de los 80, cuando el neoliberalismo se instaló en la residencia oficial.

Las rebanadas del pastel

Deposición obliga: tremendo y más que justificado repasón propinaron los queridos lectores de México SA, porque en la entrega de ayer el autor de estas líneas se sacó de la manga un gentilicio inexistente. Alegremente publicó "bajacalifornianos sureños", cuando el correcto es sudcalifornianos. Este tecleador humildemente solicita su perdón y pide clemencia, con el compromiso de no volver a meter la pata, cuando menos en lo que hoy con razón reclaman; de entrada me propongo para el premio La neurona pasmada, pero con todo y resbalón, un abrazo a los sudcalifornianos por su triunfo frente a la intentona de Paredones Amarillos.

cfvmexico_sa@hotmail.com - mexicosa@infinitum.com.mx

kikka-roja.blogspot.com/

PIB: un "catarrito" sin precedente: Se desploma el PIB 6.5% LA PEOR CRISIS EN 77 AÑOS

PIB: un "catarrito" sin precedente
De acuerdo con información dada a conocer ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en el curso del año pasado el producto interno bruto del país (PIB) se contrajo 6.5 por ciento. Lo que esa cifra indica es que la crisis en curso ha sido la más grave desde que se tiene registro del PIB, pues superó incluso a la causada por el llamado "error de diciembre" en 1994, cuya responsabilidad se atribuye a los gobiernos de Carlos Salinas y de Ernesto Zedillo, y que se tradujo en un decrecimiento económico de 6.2 por ciento.

En retrospectiva, resultan exasperantes la imprevisión y la arrogancia con las que el gobierno calderonista y su entonces secretario de Hacienda, Agustín Carstens, desdeñaron en su momento la catástrofe que se cernía sobre México y que fue puntualmente advertida por diversos sectores políticos, sociales y académicos.

La coloquial respuesta del hoy titular del Banco de México a tales advertencias fue que, a diferencia de lo que había ocurrido en crisis anteriores, los quebrantos financieros que ya se vivían en Estados Unidos no habrían de traducirse, en nuestro país, en una pulmonía, sino a lo sumo, en "un catarrito".

Las cifras pueden resultar poco relevantes e inapreciables para los máximos responsables de adoptar decisiones en materia económica. Pero, en la cotidianeidad de millones de mexicanos, esa caída de 6.5 por ciento se ha traducido en desempleo, en una merma generalizada de los de por sí deprimidos niveles de vida y bienestar, en esperanzas fallidas, en desintegración social y familiar, y en hambre. Sin embargo, el gobierno mantuvo una actitud triunfalista e insensible incluso cuando la recesión ya se manifestaba en toda su crudeza e impactaba en todos los rubros del quehacer económico.

Hasta la fecha, el discurso oficial se empecina en afirmar que la crisis tuvo orígenes exclusivamente exógenos y, de esa forma, eludir toda responsabilidad por el drama social subsecuente. La realidad, sin embargo, es distinta: mientras en otros países las autoridades económicas se apresuraban a adoptar medidas contracíclicas para atenuar las peores implicaciones del desarreglo financiero mundial, el Ejecutivo federal, en el nuestro, operaba al revés: eliminaba los pocos mecanismos de protección a la economía familiar, abandonaba a su suerte a las pequeñas y medianas empresas, elevaba tarifas en proporciones injustificables e incrementaba impuestos de una manera que no podía sino alentar la caída del país en el pozo de la recesión.

El resultado de esa cadena de irresponsabilidades está ahora a la vista: por una parte, el gobierno calderonista ha logrado inscribir un récord negativo en la historia económica nacional y, en lo social, han aumentado en proporciones intolerables pobreza extrema, marginación, desempleo y desamparo. Todavía falta ver las consecuencias políticas de la ineptitud oficial en el manejo de la crisis, la cual, a pesar del inveterado optimismo que aún impera en las esferas de la administración pública, sigue provocando indeseables efectos en cadena: contracción del mercado interno, incremento del desempleo, pérdida de condiciones laborales, el paso de millones al sector informal y, a fin de cuentas, mayores cuotas de descontento, marginalidad, desaliento, cinismo social y criminalidad.

El factor que permite explicar la concatenación de errores en el manejo de la crisis es el acatamiento a rajatabla de una doctrina económica –el neoliberalismo– que evidenció, con la recesión mundial del año pasado, su agotamiento, inoperancia e inmoralidad intrínseca. A la luz de esta contracción trágica de la economía nacional, hoy más que nunca resulta imperativo demandar al gobierno federal que emprenda un viraje en el manejo de las finanzas públicas, que deje de orientarlas al beneficio de los grandes capitales y las ponga al servicio del bienestar de la mayoría de la población.
--------------

  • La contracción fue la mayor en 76 años; la economía retrocedió a la magnitud de 2006
  • Se desploma el PIB 6.5%
  • El decrecimiento superó al de 1995, cuando fue de 6.2 por ciento
  • El sector industrial fue el más afectado, con un desplome de 7.3 por ciento; servicios bajó 6.6 y el agro mejoró 1.8: Inegi
Foto
Juan Antonio Zúñiga

Periódico La Jornada
Martes 23 de febrero de 2010, p. 20

La producción nacional de bienes y servicios tuvo una contracción anual de 6.5 por ciento durante 2009, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Con esto la dimensión de la economía mexicana retrocedió a una magnitud similar a la que tuvo en 2006.

De acuerdo con las cifras históricas del organismo, ésta es la mayor caída del producto interno bruto (PIB) en 76 años, después del desplome de la economía ocurrido en 1933. El decrecimiento económico del año pasado superó al de 1995, el cual fue de 6.2 por ciento.

Por grandes grupos de actividad, el sector industrial fue el más afectado en 2009, con un desplome anual de su producción de 7.3 por ciento; el valor generado por los servicios decreció 6.6 por ciento, mientras el reportado por el sector agropecuario se elevó 1.8 por ciento sobre el nivel observado en 2008, indicó el organismo.

Con la contracción del PIB en 2009, la tasa de crecimiento promedio anual de la economía mexicana en el primer trienio del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa fue negativa en 0.56 por ciento, en contraste con lo observado en periodos similares de los dos sexenios anteriores.

En los tres primeros años del gobierno de Ernesto Zedillo Ponce de León la tasa de crecimiento anual de la economía mexicana fue de 2.2 por ciento; mientras entre 2001 y 2003, bajo la administración de Vicente Fox Quesada, el PIB se expandió 0.13 por ciento en promedio anual. Así, la actividad económica del país, medida a través del producto interno bruto, tuvo un crecimiento de 1.2 por ciento en promedio durante cada uno de los nueve años de gobiernos surgidos del Partido Acción Nacional.

El Inegi indicó que en el cuarto trimestre del año pasado el producto interno bruto reportó un descenso anual de 2.3 por ciento. Con esto la economía mexicana lleva ya cinco trimestres consecutivos en contracción. La recesión comenzó precisamente en el cuarto trimestre de 2008, cuando el PIB registró una caída anual de 1.1 por ciento, y ha sido la más larga de los últimos 14 años. La de 1995 transcurrió con resultados negativos durante cuatro trimestres consecutivos, periodo igual a la de 2001.

PIB y empleo

En 2009 el impacto de la caída del PIB sobre el empleo y la desocupación pareció menor al registrado en la crisis de 1995.

Según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Inegi, entre el primero y el cuarto trimestres del año pasado un millón 619 mil 699 personas encontraron ocupación tanto en el sector formal como en el informal de la economía mexicana, cantidad no vista en periodos semejantes desde 2001, en que se cuenta con registros de esta encuesta.

La población desocupada se elevó en 217 mil 936 personas en el mismo periodo y el universo de individuos ocupados en actividades informales tuvo un incremento de 507 mil 449, según la ENOE. Por su parte, el Seguro Social indicó que en diciembre de 2009 había descendido en 33 mil 422 el número de trabajadores inscritos en este organismo respecto de los existentes en marzo de ese mismo año.

En el punto más grave de la recesión, en mayo de 2009, el número de trabajadores inscritos en el IMSS fue de 13 millones 868 mil 132. Pero en noviembre se había ampliado a 14 millones 192 mil 197 personas, lo cual implicó que en esos seis meses se crearon 324 mil 65 empleos en el sector formal y privado de la economía mexicana.

Al respecto, el ex subsecretario de Hacienda Francisco Suárez Dávila manifestó que "en ningún país del mundo, México incluido, se cae la economía y aumenta el empleo formal. Pero todos los empleos formales que se pierden hacen que la gente vaya a la informalidad o, en algunos casos, a empleos temporales".

Explicó: "No es posible que una economía caiga 6.5 por ciento y aumente el empleo formal en 2009. De hecho, las cifras oficiales reflejan, a pesar de sus imprecisiones, que el empleo formal cayó para cientos de miles de trabajadores. Cuando cae el empleo formal, por definición una parte se va al empleo informal. Una de las válvulas de escape de México ha sido precisamente, en los últimos años, generar trabajos informales", reconoció.

kikka-roja.blogspot.com/

URIBE, VAYASE AL CARAJO ¡ : HUGO CHAVEZ: 1 CUMBRE CANCUN MEXICO

  • Se eclipsó el anhelo de una organización latinoamericana con todos y para todos
  • Languidecía la cumbre cuando se filtró la confrontación entre Uribe y Chávez
Álvaro Uribe enojado porque es el único idiota de derecha con toda la izquierda latinoamericana.
nomás fue a repartir su amargura.
Si el idiota de FECAL tiene que tragar camote con su cumbre anti-EU OEA, porque ya nos endeudo con la derecha capitalista, ahora necesita el dinero de los sudamericanos
México está en la ruina, y el gobierno de FECALITO no va a devolver lo que se robó.
HUGO CHÁVEZ VIENE CON LA INTENCIÓN DE HACER NEGOCIOS Y DE APOYAR A LA IZQUIERDA SOCIALISTA.

TODO MUNDO SABE QUE FELIPE CALDERON ES UN SIRVIENTE VENDE PATRIAS DE DERECHA. CACHORRO DEL IMPERIO.

AAAH JAJAJAAAAA ¡¡
A HUEVOOO ¡¡
Foto
El mandatario boliviano, Evo Morales, y Felipe Calderón con el presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da SilvaFoto José Carlo González
Blanche Petrich
Enviada
Periódico La Jornada
Martes 23 de febrero de 2010, p. 7

Riviera Maya, QR, 22 de febrero. Presidentes y cancilleres aseguraron que aquí se gestaba una futura organización destinada a hacer historia en América Latina y el Caribe. Pero al mismo tiempo, los autores de estos discursos se empeñaban en hacer de este "gran momento" un suceso anticlimático. Hasta que les estalló la bronca, una bronca largamente larvada, entre los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Colombia, Álvaro Uribe, vecinos y rivales, viejos antagonistas y polos opuestos en el abanico político de Sudamérica.

Y el impacto noticioso de la cumbre, que languidecía, se disparó a las alturas del escándalo. Tal vez ésa era la intención.

"No prensa, no grabadoras", suele ser la orden en este tipo de encuentros. De modo que a la hora del almuerzo privadísimo de los 25 jefes de Estado y siete cancilleres de la reunión cumbre no había ningún medio que dejara registro de lo sucedido.

Alguien de adentro tenía que salir y contarlo. Y eso fue lo que sucedió. Lo que cuentan varias voces que estuvieron dentro y presenciaron el incidente coinciden en una cosa: Uribe lo provocó.

Pero si tantas cosas, tantas recriminaciones y comentarios ríspidos que se intercambian a puertas cerradas en estos encuentros quedan siempre entre cuatro paredes, ¿porqué este pleito salió a la luz pública, y tan de inmediato?

¡Al carajo!

Esta tarde el almuezo se demoró. De por sí la agenda de los presidentes iba desfasada. La sesión matutina se había prolongado más de lo previsto y la puesta en escena para la fotografía oficial no se logró en la hora prevista, ya que algo entretuvo al presidente cubano, Raúl Castro, quien se incorporó con 11 minutos de retraso al grupo que lo esperaba. De modo que los postres y el café se sirvieron pasadas las cuatro de la tarde.

Al levantarse de la mesa se formaron los corrillos de costumbre. La chilena Michelle Bachelet, muy consentida por sus homólogos, ya que ésta es su despedida de las cumbres presidenciales, Castro y Chávez comentaban en tono desenfadado sobre el bloqueo comercial que desde hace medio siglo mantiene Estados Unidos contra Cuba.

Uribe, acercándose al grupo y alzando la voz, recriminó al venezolano por lo que llamó "el bloqueo" que el gobierno chavista ha impuesto a Colombia. Chávez revirió de inmediato con un dato duro: ¿cuál bloqueo, si en los últimos años Venezuela ha multiplicado por 10 sus importaciones de la nación vecina?

Uribe subió el tono de la discusión. Y Chávez entonces lo acusó de permitir que desde territorio colombiano paramilitares conspiren para asesinarlo. Ya era a gritos el intercambio. Y las palabras de Uribe, que a estas horas ya circulan profusamente en los medios de comunicación, llegaron al insulto: "Sea varón, estos temas se discuten en estos foros; usted es valiente para hablar a distancia y cobarde para hablar de frente".

El talante rijoso de Chávez se desbordó y cerró el tema con un estentóreo "¡Váyase al carajo!"

De la unidad a la discordia

La concurrencia quedó muda. El presidente Felipe Calderón, como anfitrión, no atinó a intervenir. Sólo uno de los asistentes supo reaccionar. Fue Raúl Castro: "Cómo es posible que algo así pase en una cumbre de la unidad latinoamericana", afirman que dijo, y procedió a calmar a sus alterados homólogos.

A partir de ese punto, sólo hacía falta filtrar el pleito. Uno de los comensales –hemos de reservar su nombre; el reportero que recibió la información se comprometió a no revelarlo– se despidió porque tenía una cita para una entrevista con la cadena CNN. Llegó tarde a la cita. Y apenas se sentó, pidiendo que no se hablara del tema, pero con ganas de contarlo, desgranó la escena del almuerzo con todo detalle al periodista mexicano Mario González. En cuestión de minutos, antes de que dieran las cinco de la tarde, González soltaba al aire la anécdota en un enlace con la conductora Patricia Janiot.

Instantes después el conductor Daniel Viotto la circuló por Twitter: no hacía falta tener fuente, ni pruebas, ni siquiera un audio o una imagen. La facilidad de Twitter y el sabor del escándalo harían la tarea.

También la delegación venezolana se apresuró a colocar su versión en la prensa de su país.

El canciller Nicolás Maduro la relató al reportero de la Radio Nacional. Y luego Radio Caracol, y los portales de Internet; incontenibles, las redes sociales. Finalmente, la cumbre de la unidad se convertía en la cumbre de la discordia. Y el sueño de una organización con todos y para todos se eclipsaba entre los enlaces alterados de los reporteros de medios electrónicos y los despachos de las agencias.

En la sala de prensa, saturada de informadores frustrados por su aislamiento y la falta de información durante tres días consecutivos, al fin aparecía la noticia del día. Y era un hervidero de llamadas telefónicas, teclazos y rumores cuando aparecieron los hombres de logística de la Presidencia de la República a subir la temperatura del salón: acomodaron cordones, arreglaron sillas, hicieron pruebas de sonido. Y ante la incredulidad de algunos periodistas extranjeros, hizo su aparición Calderón para controlar el daño.

Aseguró que Colombia y Venezuela acordaron "conducir sus diferencias por el diálogo respetuoso" y "evitar señalamientos y recriminaciones". Anunció que se crearía un grupo de amigos para limar la diferencias entre los dos irritados personajes. Así, un nuevo conflicto se sumó al mapa de los diferendos regionales.

En ese momento tomó forma la inquietud que desde horas antes habían expresado un grupo de periodistas colombianos que acompañan a Uribe en sus viajes al exterior. Estaban sorprendidos de que la señal de televisión de las sesiones de la cumbre no pasara en la sala de prensa. "Es que nuestro presidente va a decir alguna cosa sobre Venezuela", señalaban. Y sí, claro que tenía que decir algo sobre Venezuela.


kikka-roja.blogspot.com/

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos