BUSCA, BUSCADOR

miércoles, 24 de febrero de 2010

México SA: ADIOS A LA OEA, renovación del multilateralismo sin EU

México SA
  • Exequias de la OEA, apéndice de EU
  • Apremian renovación del multilateralismo
Carlos Fernández-Vega
Cimentada quedó la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, el organismo regional que a partir de ayer agrupa a 33 naciones de esa área geográfica, que atenderá y resolverá los problemas y conflictos entre sus integrantes sin la amenaza y chantaje permanentes de la gran potencia, que fomentará el desarrollo y que en la práctica deberá enterrar a ese mal disfrazado apéndice del gobierno estadunidense conocido como OEA.

Que sea para bien de los pueblos latinoamericanos, aunque para su funcionamiento cabal deberán transcurrir dos años y un par de reuniones adicionales (2011 en Caracas y 2012 en Santiago de Chile) para que los estatutos del nuevo bloque de naciones queden perfectamente afinados. Éste es el primer gran esfuerzo de unidad latinoamericana que trasciende los discursos y se convierte en algo tangible, algo que por lo demás debió ocurrir muchos años atrás, cuando la comunidad de naciones comenzó a agruparse en los distintos bloques políticos y económicos que hoy se conocen, entre ellos la Unión Europea.

Entonces, el grueso de los gobiernos latinoamericanos reaccionó en sentido contrario, y no tuvo mejor idea que volver la vista hacia el norte para reforzar, aún más, la espeluznante dependencia político-económica con el gran garrote y servir de palero en la OEA y demás organismos internacionales, cuando lo conducente –histórica, política y económicamente– era dar cuerpo a un poderoso bloque regional para hacer frente, precisamente, a los nuevos embates del "gran norte". México, con Salinas de Gortari, destacó entre los primeros que procedieron en aquel sentido, dándole la espalda a América Latina y vendiendo la idea de que su proceder lo incorporaría "al primer mundo", dada la cercanía geográfica con "el poderoso". Pues bien, los resultados están a la vista, entre ellos, de manera destacada, la pérdida de liderazgo regional, la permanencia en el tercer mundo y la enferma dependencia que tiene con el vecino del norte.

En fin, a pesar de la obvia intentona de Álvaro Uribe de frustrar el encuentro en territorio mexicano, bien por el esfuerzo conjunto, mejor por el avance y a trabajar por la integración y el futuro regional. Que sea útil para el desarrollo de los pueblos latinoamericanos, y que la naciente comunidad de naciones aprenda de la historia y se abstenga de repetir el deprimente papel que han jugado organismos burocráticos, paleros e indecentes como la Organización de Estados Americanos, que ya puede pedir su jubilación al gobierno de Estados Unidos.

En vía de mientras, la Cepal preparó un documento (Espacios de convergencia y de cooperación regional) para la Cumbre de Alto Nivel de América Latina y el Caribe, en el que, para estimular la cooperación entre las naciones firmantes de la Comunidad, propone fomentar el comercio intrarregional (México podría ser el más favorecido por doble vía: al aprovechar el mercado latinoamericano, al que ahora destina tan sólo 6.8 por ciento de sus exportaciones, y sacudirse la enferma dependencia que mantiene con la economía de Estados Unidos, donde canaliza 81 por ciento de sus exportaciones), preservar y estimular la inversión en infraestructura, fortalecer el ámbito social de la integración y reforzar el tratamiento (y solución) de las asimetrías existentes en las economía del área. Y por el lado del desarrollo de las fortalezas regionales para enfrentar los desafíos globales, subraya la necesidad de aumentar la cooperación regional en materia de innovación y competitividad, aprovechar el vínculo con Asia y el Pacífico para profundizar la integración regional, reformar el sistema financiero internacional y abordar conjuntamente los desafíos del cambio climático.

En este orden, el organismo considera que se vive un momento crucial para forjar instancias regionales que tengan un adecuado soporte técnico a efecto de reaccionar de modo oportuno en los momentos decisivos del debate internacional. "Es urgente renovar el multilateralismo con eficacia para dar legitimidad a las negociaciones financieras, comerciales y sobre cambio climático. En este sentido, sería positivo contar con instancias de diálogo y cooperación regional que permitan afinar y compartir diagnósticos y propuestas, de modo de exhibir posturas unificadas en los foros internacionales que hagan posible una mejor defensa de los intereses de la región. Los países participantes deberían redoblar esfuerzos por construir espacios regionales ampliados y emprender iniciativas de cooperación que permitan desplegar las sinergias de las diversas subregiones. La coordinación entre los diversos sistemas subregionales de cooperación e integración parece urgente, así como avanzar hacia su gradual convergencia y eventual tránsito hacia formas más unificadas".

Y advierte que en comparación con el periodo 2003-2007, el más favorable de la economía mundial y regional en 40 años, el futuro presenta mayores desa- fíos. "A principios de la próxima década, tanto la economía como el comercio internacional serán menos dinámicos, habrá mayores tensiones competitivas y presiones proteccionistas, así como más dificultades de acceso al financiamiento. El contexto global posterior a la crisis estará marcado por la desaceleración del crecimiento, las elevadas tasas de desempleo en las economías industrializadas y la necesidad de restaurar la sostenibilidad de las cuentas públicas. La segunda década del presente siglo reflejará el creciente peso de las economías emergentes, encabezadas por China, junto con la India y otras economías asiáticas, además del Brasil. Se acentuará el desplazamiento del dinamismo económico y comercial hacia el Pacífico y las economías emergentes, lo que pone de relieve la importancia del comercio Sur-Sur. La fragilidad del escenario macroeconómico internacional y el rezago de la institucionalidad global ante los nuevos desafíos erosionan la pertinencia de la institucionalidad multilateral, algo que tiene preocupantes implicancias para los países en desarrollo, sin que se observen alternativas eficaces que permitan abordar los nuevos retos de este siglo".

Las rebanadas del pastel

Las vueltas que da la vida: casi medio siglo después de que Cuba fue "expulsada" del "sistema interamericano" (Octava Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores de la OEA, Punta del Este, Uruguay, 31 de enero de 1962), el cimentado bloque regional, con la isla como parte activa, bien puede decirle a Estados Unidos que fue excluido de este ejercicio "por ser incompatible con los principios y propósitos" de América Latina.

cfvmexico_sa@hotmail.com • mexicosa@infinitum.com.mx

kikka-roja.blogspot.com/

Cheney incitó a una guerra contra Rusia: Alfredo Jalife-Rahme

Bajo la Lupa

Cheney incitó a una guerra contra Rusia
Alfredo Jalife-Rahme

El ex vicepresidente estadunidense Dick Cheney, durante una aparición pública en junio de 2009Foto Ap
Antecedentes: con el mínimo básico de información pero armados conceptualmente con una óptima hipótesis operativa, nos atrevimos en su momento a proponer que "el mundo había cambiado en Osetia del Sur" (ver Bajo la Lupa, 20/8/08) como consecuencia de la fulminante reacción rusa que aplastó en cinco días la demencial aventura militar de Misha Saakashvili, presidente de Georgia instalado gracias a la "revolución rosa" –teledirigida por el megaespeculador George Soros y su subversivo Instituto de la Sociedad Abierta (sic)– y, más que nada, instrumento de Estados Unidos en el Cáucaso.

Hechos: casi dos años más tarde, desde las entrañas del Minotauro estadunidense donde laboró como subsecretario asistente del Departamento de Estado para Asuntos Europeos en la etapa clintoniana, Ronald D. Asmus acaba de publicar un libro trascendental, Una pequeña guerra que sacudió al mundo, donde revela en forma perturbadora que el entonces vicepresidente Dick Cheney (hoy en cuidados intensivos por su recurrente cardiopatía) "incitó a un conflicto militar con Rusia" para detener el aplastamiento a Georgia, según la reseña de Daniel Tencer (Rawstory.com, 19/2/10).

Se sabía que Cheney, expuesto con una foto de aspecto de vampiro, era el mayúsculo halcón global, pero se ignoraban los alcances de su irascible irracionalidad que pretendía resolver por la vía militar todos los contenciosos, lo cual, en el caso específico ruso, hubiera desembocado en un Armagedón nuclear de consecuencias impredecibles.

No vamos a entrar en las minucias sicopatológicas de Cheney y su delirio bélico (en una ocasión le disparó en el glúteo a una persona que lo acompañaba a la caza, "afición" a la que es muy afecto), y nos enfocaremos a su fijación mental para domar al oso ruso que estaba despertado de su larga hibernación en la que lo habían postrado Yeltsin y Gorbachov.

Mientras en agosto de 2008 estaba siendo vapuleada Georgia, aliada indefectible de la dupla Bush-Cheney y a la que instigaron desafiantemente ingresar a la OTAN sin miramientos a la limítrofe seguridad rusa, la Casa Blanca sopesó la posibilidad de emprender una acción militar.

Ronald D. Asmus, anterior funcionario de la cancillería estadunidense y hoy director ejecutivo del Centro Trasatlántico (con sede en Bruselas) y a cargo de la planeación estratégica del German Marshall Fund (con sede en Washington), revela estrujantemente que Cheney era el más vociferante proponente de “bombardear y sellar (sic) el túnel Roki –Nota: el estratégico paso entre Osetia del Norte, perteneciente a Rusia, y Osetia del Sur, que buscaba su independencia de Georgia–, así como otros ataques quirúrgicos (sic) para reducir la presión militar rusa al gobierno georgiano”. ¿A poco, en la etapa de resurrección rusa, el zar energético global Vlady Putin se hubiera quedado con los brazos cruzados?

El asesor bushiano de seguridad nacional Steve Hadley, quien no es ningún demonio de nuestra devoción, resistió notablemente la temeridad de Cheney. Ronald D. Asmus refiere que Hadley "pensó que Rusia estaba enfocada solamente a Georgia", mientras "Cheney tenía un punto de vista radical y diferente sobre los objetivos de Rusia".

Mientras Baby Bush y Vlady Putin se abrazaban durante los Juegos Olímpicos de Pekín, no es nada improbable que Cheney haya empujado unilateralmente la aventura sicodélica y sicalíptica de Misha de invadir a Osetia del Sur, quizá apostando a que Rusia no estaba en condiciones de reaccionar, lo cual, visto en nítida retrospectiva, constituyó un gravísimo error estratégico que definió el punto de inflexión del que se desprendió el incipiente nuevo orden multipolar y redefinió la nueva correlación de fuerzas entre Rusia y Europa.

Cheney estaba operando a la cacería mientras Putin jugaba al ajedrez.

Según Ronald D. Asmus, devoto del gobierno georgiano de Misha, Vlady Putin esperaba pacientemente la oportunidad de responder el previsible error estratégico de Cheney (más que de Misha, un gobernante tonto, para decir lo menos).

A juicio de Asmus, el conflicto en Osetia del Sur había sido preparado y planeado con antelación por Moscú como parte de una mayor estrategia para enviar un "mensaje" a Estados Unidos: que Rusia estaba dispuesta a exhibir su musculatura militar en el siglo XXI.

A nuestro entender rebasa el "mensaje" que evidentemente fue muy entendido por los estrategas de Estados Unidos, con la notable excepción de la catatimia (ceguera emocional) de Cheney, y supera la exigüidad, dicho sea respetuosamente desde el punto de vista geopolítico, de Georgia en su presente fase aciaga: es el alma de Europa del este la que estaba en juego, lo que hoy se percibe mas diáfanamente con la secuencia de un "efecto dominó" en la periferia inmediata rusa cuando Ucrania ha regresado al redil de Moscú (ver "Radar geopolítico", Contralínea, 7/2/10).

Es anecdóticamente cómico que Misha haya caído en su propia trampa y haya cavado su propia tumba en la que está por abatirse en su entierro inminente por la nueva coyuntura europea que se ha despejado en favor de Rusia. Pero lo que fue imperdonable para la entonces superpotencia unipolar fue haber despertado al oso ruso de su letargo y quien con un simple movimiento genial de ajedrez exhibió la impotencia de Estados Unidos, que no pudo defender a su aliado, abandonado a su triste suerte.

Recordamos que cuando Moscú estaba a punto de ocupar la capital georgiana de Tiflis, el presidente francés Sarkozy, en ese momento a cargo de la presidencia rotatoria de la Unión Europea, salió disparado a negociar con Vlady Putin la detención de la contraofensiva rusa.

Sin contar la luna de miel que se ha establecido entre la OTAN y Rusia, Alemania se ha acercado todavía más a su socio gasero y Francia ha iniciado una cada vez más estrecha colaboración militar con Moscú, que incluye la venta de los codiciados barcos de asalto galos Mistral.

Por lo referido por Ronald D. Asmus, en el gabinete de guerra bushiano (el “Principal’s Committee”), se desprende que Hadley fue el único racional y realista al haberse pronunciado contra una intervención militar, por más "limitada" que hubiera sido, e "hizo reflexionar (¡súper sic!)" al gabinete de guerra "sobre las consecuencias y el desenlace de cualquier escalada militar. Estaba convencido (sic) de que ello llevaría rápido (sic) a una confrontación militar de Estados Unidos y Rusia" que "no era del interés de Estados Unidos". Pues sí: no estaban tratando con los panistas Fox y/o Calderón, quienes mal acostumbraron a la dupla Bush-Cheney con su exagerada obediencia supina.

No se necesitaba ser asesor de seguridad nacional de Baby Bush para percatarse de los alcances del delirio bélico de Cheney. Hasta Baby Bush rechazó la intrepidez de su superbélico vicepresidente, probablemente después de haberse cerciorado de la firmeza rusa.

El revisor Donald Tencer aduce que "muchos (sic) líderes occidentales inculparon tranquilamente (sic) a Misha del conflicto con Rusia" y concluye que "la campaña militar fue vista en su generalidad como un éxito significativo (sic) de Rusia".

Fue mucho más, y de alcances copernicanos en sustancia geopolítica: "cambió el mundo" al haber definido militarmente la resurrección de Rusia.
kikka-roja.blogspot.com/

México-Brasil obra petroquímica

Firman México-Brasil obra petroquímica

De izquierda a derecha Bernardo Gradin, presidente de Braskem; José Luis Uriegas, director del Grupo Idesa y Roberto Ramos, vicepresidente de Braskem.
La inversión conjunta fue de 2 mil 500 mdd y funcionará en una estructura de joint venture; Braskem tendrá una participación de 65% e Idesa de 35
LULA: NO SE ASUSTEN MEXICANOS, NO SOMOS MAS PELIGROSOS QUE EU.
JUAR¡ JUAR¡ JUAR¡


Ulises Díaz REFORMA.COM

Ciudad de México (23 febrero 2010).- La empresa brasileña Braskem, productora de resinas termoplásticas, y Grupo Idesa, corporativo mexicano de petroquímicos, firmaron hoy con Pemex un contrato para la construcción de un nuevo complejo petroquímico en el País.

La formalización del desarrollo Etileno XXI se hizo ante la presencia de Luiz Inacio Lula da Silva, presidente de Brasil, y Felipe Calderón, presidente de México, tras el cierre del Foro Estratégico Empresarial México-Brasil, en el marco de la reunión del Grupo de Río.

"Uno de los efectos positivos más relevantes es que México registrará una sustitución de importaciones de polietilenos por aproximadamente 2 mil millones de dólares anuales, con un fuerte impacto en la mejora de las balanzas comercial y de pagos mexicanas", según un comunicado emitido por las empresas.

La inversión conjunta fue de 2 mil 500 millones de dólares y funcionará en una estructura de joint venture, donde Braskem tendrá una participación de 65 por ciento, mientras que Idesa tendrá el 35 por ciento.

Durante la fase de construcción, el proyecto creará de 6 mil a 8 mil puestos de trabajo, y aproximadamente 800 empleos directos y 2 mil 200 indirectos en forma permanente una vez que el desarrollo esté concluido.

"El Proyecto Etileno XXI representa la reactivación de la industria petroquímica en México, la posibilidad de agregar valor a los hidrocarburos, de desarrollar capital humano y de dar un impulso al desarrollo de la industria de transformación", remarca la información proporcionada.

Dentro de los acuerdos entre la paraestatal y las compañías se garantiza el suministro de productos petroquímicos básicos por un año por la cantidad de 34 mil toneladas, así como por 375 mil toneladas de nafta para la producción de resinas termoplásticos.

kikka-roja.blogspot.com/

Cae 20.2% ingreso por habitante en 2009: mexicanos sin dinero

  • Cae 20.2% ingreso por habitante en 2009
  • En el cuarto trimestre del año pasado, el producto por persona fue de 8 mil 929 dólares, un incremento de 2.7 por ciento anual.

El PIB a precios corrientes se ubicó en 11.82 billones de pesos, según el Instituto

Mónica Ramírez reforma.com

Ciudad de México (24 febrero 2010).- En 2009, el Producto Interno Bruto (PIB) por habitante fue de 8 mil 111 dólares, lo que significó una caída de 20.2 por ciento respecto a 2008, el mayor retroceso desde la crisis de 1995, indicaron estimaciones basadas en cifras del Inegi.

Durante 2008, el PIB per cápita había sido de 10 mil 163 dólares.

En 1995, la medida hipotética del ingreso de cada persona cayó 33 por ciento, pero la caída más severa se dio en 1983 con 38 por ciento anual, justo después de la devaluación del peso en 1982.

Según el Inegi, en 2009, el PIB a precios corrientes se ubicó en 11.82 billones de pesos, una caída anual de 2.5 por ciento, no observada para ningún año por lo menos desde 1983. En el cuarto trimestre del año pasado, el PIB por persona fue de 8 mil 929 dólares, un incremento de 2.7 por ciento anual, el primero en cuatro periodos consecutivos. Durante este trimestre el PIB a precios corrientes se ubicó en 12.58 billones de pesos. El resultado del PIB per cápita se debió a un deterioro de la actividad económica, pues el año pasado el relativo a precios constantes cayó 6.5 por ciento, pero también estuvo influido en su mayor parte por una depreciación del peso en el periodo 2008-2009, de 21 por ciento.

En 2009, el tipo de cambio interbancario de mayoreo promedió 13.5224 pesos por dólar.

Con esto, el País se ubicó en el lugar 60 de entre 181 economías por esta medida, ocupando a su vez el cuarto sitio en el listado latinoamericano, de acuerdo con estimaciones del Fondo Monetario Internacional. Respecto al año pasado, el PIB por habitante de nuestro País bajó 3 sitios a nivel mundial y 2 en el comparativo latinoamericano. En 2008, México ocupó el lugar 57 mundial y el segundo sitio en América Latina. La crisis del año pasado tuvo un impacto severo en los ingresos de las personas, pues la menor actividad económica propició mayor desempleo y castigos en los salarios.

El resultado quedó por arriba del estimado por Banamex, que indicaba que el PIB nominal se ubicaría en los 12.2 billones de pesos en el cuarto trimestre del año y de 11.7 billones para todo el año. Otras cifras difundidas por el Inegi, mostraron que las actividades primarias registraron un crecimiento en la participación dentro del PIB total, pues pasaron de representar el 3.6 por ciento, en 2008, a 4.1 por ciento en 2009. La industria registró menor importancia, pues pasó de 35.5 por ciento a 33.4 por ciento. Los servicios se quedaron en la misma proporción con 60.2 por ciento.

kikka-roja.blogspot.com/

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...