BUSCA, BUSCADOR

viernes, 26 de febrero de 2010

FELIPE CALDERON FECAL NEGOCIA PERSONALMENTE ALIANZA PAN PRD CHUCHO

  • Es una vergüenza que se violen acuerdos escritos, sostiene Beltrones sin mencionar al Presidente
  • Felipe Calderón negocia personalmente las coaliciones PAN-PRD, dice Murillo Karam
Foto
Los legisladores Manlio Fabio Beltrones, Jorge Mendoza y Fernando Castro, durante la sesión ordinaria del Senado de la RepúblicaFoto Marco Peláez
Andrea Becerril y Víctor Ballinas
A FECAL LE PICA MÁS EL PRI, QUE LA IZQUIERDA RADICAL, TIENE A SUS PERROS FALDEROS, PARA ESO LE GUSTABA JESUS ORTEGA.

AL PRI LE VA A ZUMBAR Y AL PRD CHUCHO TAMBIEN CUANDO LO USEN Y LO TIREN COMO PAPEL DE BAÑO.

Periódico La Jornada
Viernes 26 de febrero de 2010, p. 12

El secretario general del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Jesús Murillo Karam, acusó al presidente Felipe Calderón de negociar personalmente las alianzas electorales entre los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) que se han dado en varios estados donde se renovarán gubernaturas.

Cuestionado en torno a las declaraciones del Ejecutivo sobre que las alianzas le dificultan maniobrar políticamente, Murillo Karam respondió que si es así, "por qué cita en su despacho, junto con su secretario particular, a los candidatos que van a pepenar en su partido, que es el PAN".

Agregó que él ha expresado muchas veces que las alianzas son un fraude a la ciudadanía, y si Calderón coincide con ello en que tales alianzas son ofensivas a la democracia, hay que preguntarle por qué negocia en su despacho con precandidatos que vienen de otros partidos, especialmente del PRI.

El senador Murillo Karam dijo irónico que de alguna forma es un gran reconocimiento al Revolucionario Institucional que los candidatos "que cachan en Los Pinos son priístas". Yo quiero decir, resaltó, “que los mejores candidatos en todos los estados siguen siendo del tricolor”.

En igual tono agregó: "ello me produce confianza, porque si llegan al gobierno, aunque sea de esa manera, por lo menos sabrán gobernar un poquito más".

Por separado, el coordinador del PRI en el Senado, Manlio Fabio Beltrones, dijo que aquellos que firman acuerdos y no los respetan "es que no tienen respeto por su palabra".

Agregó que se habla incluso de que no únicamente hay acuerdos que han sido violados de palabra, sino que de paso se encuentran escritos, lo que "es una vergüenza".

Sobre el tema, el secretario general del PAN, José González Morfín, sostuvo que los cuestionamientos que hizo Calderón a las alianzas que ha hecho el PAN con el PRD y el reconocimiento de que podrían dificultar su labor en el gobierno y la interlocución con el PRI y otros partidos son "un acto de honestidad del Ejecutivo".

Expuso que las consideraciones de Calderón son respetables, pero el PAN actúa de forma autónoma y en función de sus propias estrategias.

El senador González Morfín quitó la responsabilidad de las decisiones en torno a las alianzas al Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN y la trasladó a las dirigencias locales. La dirigencia nacional "entró solamente porque hubo petición de los órganos locales: primero hubo un acuerdo en los comités de los estados, que en algunos casos fue unánime y el CEN lo que hizo fue ratificar tales acuerdos".


kikka-roja.blogspot.com/

Ambos, Salinas y Zedillo : Miguel Ángel Granados Chapa

PLAZA PÚBLICA
Ambos, Salinas y Zedillo
Miguel Ángel Granados Chapa
26 Feb. 10

El ex presidente Ernesto Zedillo tomó la decisión de no hablar de sus responsabilidades gubernamentales. Rehusó ser entrevistado por Pablo Latapí cuando el ahora finado especialista mayor en educación historió la SEP a través de sus titulares. La oficina del ex Presidente en Nueva York hizo saber de aquella decisión a Carmen Aristegui cuando preparaba su libro Transición. Salvo contadas apariciones en seminarios sobre economía, en que aventura juicios sobre la situación actual de México, no ha querido participar de nuevo en asuntos domésticos, concentrado como está en actividades internacionales; Centro de estudios sobre la globalización en la Universidad de Yale, Comisión sobre drogas y democracia, grupo de trabajo de alto nivel para la reforma del Banco Mundial. Pero, aunque sea sólo con su firma, interrumpió esa abstención autoimpuesta el martes pasado, cuando fue uno de los 80 mexicanos que dijeron no a la generación del no en demanda de reformas a las que según los suscriptores del mensaje son renuentes los legisladores.

No puede, pues, ya escudarse en su mutismo deliberado ante las severas acusaciones que su predecesor y benefactor Carlos Salinas hizo el martes sobre el manejo de la crisis evidenciada en diciembre de 1994 y que estalló en los meses siguientes. No es la primera vez que Salinas lo inculpa del grave destrozo a la economía mexicana cuyas consecuencias seguimos pagando fiscalmente los contribuyentes hipotecados por el rescate bancario. Salinas mismo acuñó el término "error de diciembre" para situar el momento en que se inició la quiebra nacional de hace tres lustros. Pero, insistente en su rencor contra su heredero, quien no cumplió enteramente su compromiso de cuidarle las espaldas, Salinas ha aportado información relevante sobre los móviles y el modo en que Zedillo encaró la crisis. So pena de que se estime que otorga si calla, Zedillo está obligado a responder al nuevo embate de su antiguo jefe.

Salinas fue el invitado principal al seminario titulado Privatización bancaria. Crisis y rescate del sistema financiero. Reflexiones pendientes. Habló el martes por la noche. A la mañana siguiente se hubiera podido tener una pronta respuesta a sus dichos si no de Zedillo sí de sus secretarios de Hacienda Jaime Serra Puche y Guillermo Ortiz Martínez. Pero ambos estuvieron ausentes: el ex secretario de Comercio videograbó su intervención, y el ex gobernador del Banco de México no apareció. Lo habían comunicado a los participantes los organizadores de la reunión -el Centro de estudios Espinosa Yglesias- en una nota en que sólo anunciaron que "lamentablemente no se contará con la presencia del Dr. Guillermo Ortiz Martínez".

Salinas ya había deslizado antes la especie de que se filtró información sobre la mudanza del tipo de cambio en beneficio de empresarios que, dueños de esa información privilegiada "fugaron sus capitales y vaciaron las reservas internacionales en unas cuantas horas". Cierto, en aquel funesto diciembre salieron de México más de 6 mil millones de dólares, la mitad de las que quedaban después de que durante el año en que vivimos en peligro, el trágico 1994 habían salido 18 mil millones de dólares más.

Esta vez, la novedad presentada por Salinas se basó en referencias bibliográficas. Se trata de las memorias de Robert Rubin y Alan Greenspan, aparecidas no tan recientemente (las primeras hace siete años, en 2003, y las segundas en 2007) pero útiles a los propósitos del ex Presidente que ataca al ex Presidente. El secretario del Tesoro de Clinton, Rubin, cuenta que, tras el pedido de ayuda de Zedillo a la Casa Blanca, le fue necesario imponerse de la situación, para lo cual envió al subsecretario Larry Summers y su asistente David Lipton, que se reunieron en secreto, varias veces, con el presidente de México. Citado por Salinas, Rubin narra la reunión en que se decidió elevar descomunalmente las tasas de interés, con lo que se dio la puntilla a los deudores:

"El Presidente estaba comprometido con la reforma económica. El aspecto más importante de esa reforma eran las tasas de interés... el equipo mexicano negociando en Washington con el FMI había rechazado tasas de interés más altas. En su reunión con Zedillo, Larry trató ese problema después de 45 minutos de conversación cordial sobre todos los temas relacionados con el rescate. El Presidente lo pensó sólo un instante y respondió: 'Durante toda mi carrera en el Banco de México escribí artículos afirmando que México debería tener tasas de interés positivas. Ahora no es el momento de abandonar esa idea'".

Zedillo debe responder a la doble acusación: la filtración sobre el tipo de cambio que benefició a sacadólares, y la imposición por Estados Unidos de tasas altas, medida que actualizó el riesgo calculado por el propio Rubin de que podría "causar el colapso del sistema bancario mexicano", como efectivamente aconteció. Por lo pronto, el efímero primer secretario de Hacienda de Zedillo, Jaime Serra Puche, salió al paso de las afirmaciones de su también ex jefe tildándolas de falsas. Pero ya no era responsable de las finanzas cuando se elevaron las tasas. Se requiere, de todas maneras, la palabra de Zedillo.

Cierto o no lo que relata Rubin, testigo de oídas, utilizado como ariete por Salinas, es claro que la responsabilidad del desastre económico iniciado con el gobierno de Zedillo fue una letal combinación de ineptitudes y abusos compartidos por el que ató la pata y el que mató a la vaca.


Cajón de Sastre

El registro del Diálogo para la reconstrucción de México (DIA) es un acontecimiento digno de ser considerado, en un país en donde la fluidez de las relaciones entre partidos ha contribuido escasamente a la consolidación de la vida democrática. En torno de la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador se reunieron su propio partido, el PRD, el PT y Convergencia que constituyeron la coalición Por el bien de todos que luego se transformó en el Frente Amplio Progresista. En sentido opuesto a la creencia de que sería una alianza frágil y breve, y a pesar de muchas vicisitudes la aproximación de esos partidos se ha revitalizado, algo que no aconteció nunca antes en partidos que se vincularon en torno a una elección presidencial y alrededor de un candidato. Independientemente de su suerte electoral en este año y en otros la constitución de un programa común de estos partidos es un dato promisorio que no cabe desdeñar.


miguelangel@granadoschapa.com
kikka-roja.blogspot.com/

Astillero: INCENDIO DE LA GUARDERIA ABC FUE INTENCIONAL

Astillero

  • De pleito en pleito
  • Tango yucateco
  • Jolopo-Cal y los medios
  • De gavioto a halcón
Julio Hernández López
Foto
FORMALIZAN CONSTITUCIÓN DEL DIA. Los presidentes de los partidos Convergencia, Luis Walton Aburto y de la Revolución Democrática, Jesús Ortega; el coordinador general de Diálogo para la Reconstrucción de México (Dia), Manuel Camacho Solís; el integrante de la Comisión Coordinadora Nacional del PT, Alberto Anaya, y el coordinador de diputados de Convergencia, Pedro Jiménez León, ayer en el IFE al formalizar la constitución del Dia Cristina RodríguezFoto Cristina Rodríguez

Solitario y desconfiado hasta de sí mismo (esto, con razón), el licenciado FCH va por la República arrastrando la carga de envenenamientos que él mismo ha propiciado y celebrado. La realidad es distinta de lo que él quiere percibir y entonces arremete contra todo y todos. Allí va, entre peregrinaciones militares que montan amplísimo sitio en todos los lugares que tienen la desgracia social de ser víctimas de esos cercos ofensivos, valido de su aparato facturado de propaganda que le ayuda a construir las ilusiones que le gusta escuchar, rodeado del equipo político de mediocridades que con esas tallas permiten el realce mínimo de su jefe: es el Señor de Los Pinos, que ha entrado en una fase de enojos públicos que le muestran aún más descuadrado, derechista de mecha corta –según lo describen quienes bien le conocen– que pareciera estar a punto de declarar nuevas guerras contra todos aquellos que piensan diferente a él, lo critican o desobedecen.

La mañana calderónica de ayer comenzó con la gobernadora priísta yucateca que le devolvió descortesías al ocupante de Los Pinos que, como ha hecho en otras entidades dirigidas por contrincantes partidistas, pretendía llegar a un estado sin avisar a las autoridades locales no panistas, con una agenda de beneficios "sociales" que en realidad son promociones electorales de color blanco y azul a cuyos escaparates el presidente nacional del PAN (César Nava es nada más el velador), el antes mencionado lic. Felipe, nomás no quiere que se asomen personajes comicialmente adversos. Pero la marrullera mandataria peninsular tuvo a bien no recibir al visitante al pie de la escalerilla del avión oficial, pues adecuadamente se retrasó 10 minutos y sólo alcanzó a parlamentar con el visitante incómodo en el hangar, habiéndose brincado el protocolo de la recepción tradicional.

Más tarde, en un acto electoral, perdón, asistencial, de Oportunidades, los filtros militares trataron de impedir el ingreso de militantes priístas y miembros del gobierno estatal, lo que provocó el amago de Ivonne Ortega de no asistir a esa reunión, mientras sus seguidores rompían las barreras y entraban a un auditorio tan dividido (ah, el gran logro y sueño felipense: un país dividido en medio del cual él pueda seguir reinando) que el propio viajero de Los Pinos tuvo que tomar el micrófono para pedir respeto y advertir que, de no darse el ambiente hogareño que él deseaba, mejor se iría. El duelo de perversidades quedó aparentemente empatado, entre aplausos compartidos y enojos pospuestos. Pero la autoritaria gobernadora, que está haciendo mal papel en su estado pero buena grilla con Peña Nieto, puso la muestra a otros mandatarios respecto al trato que pueden dar al peregrino electoral que llega a los estados sin avisar a los palacios locales (en Michoacán sucedieron agravios similares: reuniones con panistas, encabezadas por la hermana Cocoa, pero las protestas de palabra de Leonel Godoy luego fueron convertidas en alfombras de recepción).

En la misma Mérida, reunido con empresarios, Calderón se permitió desahogar parte de los enojos que guarda con los medios de comunicación (el colmo: pelearse con entes cuya mayoría están alineados o son tolerantes con sus políticas). En una nueva versión del lopezportillista "no pago para que me peguen", el escenógrafo que ha convertido a México en foro sangriento se quejó de la "expansión" que se da a mensajes emitidos por narcotraficantes. No pago para que publiquen a otros, es la tesis de Jolopo-Cal, quien dejó constancia de que compra primeras planas en millones de pesos: "... lo que no tenemos o lo que nos cuesta a cualquiera de ustedes o al gobierno pagar una primera plana de varios millones de pesos, eso sí aparece en primera plana y a todo color". Filosofía comercial periodística: el que paga, manda; y, si manda, entonces que no se publiquen narcomantas (ni cartulinas, ni recados, ni recuentos de muertos: que Todo México sea Boletín Pagado). Pero los enojos no quedaron allí, pues aún tuvo cuerda para lanzarse contra quienes critican sus planes guerreros y exigió a los disidentes que presenten mejores propuestas (ah, también deploró que Brasil se haya llevado el Mundial y los Olímpicos cuando, según las estadísticas felipescas, allá la tasa de homicidios es más alta).

En otras latitudes, el gaviotismo volvió a mostrar su rostro de halcón. A las negras desgracias líquidas recientes, habitantes de Chalco y Valle de Chalco sumaron ayer golpes, gases lacrimógenos y demagogia de las autoridades del estado de México que así respondieron a la pretensión de esos pobladores de bloquear carreteras en protesta porque las "ayudas" oficiales prometidas no les han llegado.

Y el norte sigue hirviendo. En Reynosa el consulado gringo se declara en receso, lanzan un explosivo contra el palacio municipal y los mensajes de balaceras y amenazas surcan el espacio de las redes sociales que suplen a los medios locales, explicablemente amordazados (bajo amenazas cumplidas de muerte), y a otros, nacionales, silenciados por conveniencia o por "purismo" profesional que les lleva a negar el fuego cruzado que hay en Tamaulipas porque aún no llegaba ayer, por ejemplo, el boletín de la Sedena que informa de múltiples agresiones contra militares en la "frontera chica" de aquella entidad. Y en Ciudad Juárez, un grupo armado dispara contra una secundaria, sin que hubiera lesionados.

México disolviéndose, con padres de niños muertos en Hermosillo que aseguran que un peritaje adjudica intencionalidad al incendio de la guardería ABC (aquí se escribió al otro día de la tragedia: el beneficiado sería el candidato panista a gobernador que iba encaminado a una derrota sin escapatoria natural). Institucionalidad por los suelos, con un Gómez Mont que sigue creyendo que es secretario de Gobernación y al que ayer le soltaron metralla amiga de rumores de que al fin dejaba el cargo que ocupa porque él quiere, no porque su ex jefe desee mantenerlo allí. Uf. Esta vez no se dirá aquí "feliz fin de semana", simplemente: hasta el próximo lunes.

Fax: 5605-2099 • juliohdz@jornada.com.mx


kikka-roja.blogspot.com/

Desempleo y responsabilidad oficial

Desempleo y responsabilidad oficial
lajornada
De acuerdo con cifras dadas a conocer ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en enero del presente año la tasa de desempleo en el país se ubicó en 5.87 por ciento de la población económicamente activa, incremento de más de un punto porcentual respecto del mes anterior: esto significa, según cálculos del propio organismo, que en los primeros 31 días de 2010 más de 500 mil personas se quedaron sin trabajo y que el número total de desocupados en el país asciende 2.76 millones de personas.

Los datos referidos permiten ponderar el nivel de postración en que se encuentra inmersa la economía nacional, la cual tuvo, el año pasado, uno de los peores desempeños de su historia –con una caída de 6.5 por ciento en el producto interno bruto– y hoy enfrenta, en la contracción del mercado laboral, uno de los lastres principales para su recuperación.

En adición a lo anterior, debe señalarse que detrás de este incremento de más de medio millón en el número de desempleados, se encuentran otras tantas historias de sufrimiento personal y familiar, ante las cuales el gobierno federal tendría que mostrar, por consideraciones éticas fundamentales, por sentido político y hasta por razones de imagen, un mínimo de sensibilidad.

Sin embargo, y a pesar de la evidencia de que la mayoría de la población continúa enfrentando una situación de crisis económica, las autoridades se empeñan en conducirse con la indolencia y la arrogancia tecnocrática que les ha caracterizado: ayer mismo, al comentar las cifras dadas a conocer por el Inegi, el titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Javier Lozano Alarcón, calificó como "normal" el incremento registrado durante enero en la tasa de desempleo, y lo justificó como “un efecto que se da todos los años (…) debido a la alta generación de empleos eventuales de fin de año”.

La declaración del funcionario pasa por alto el sentir de incertidumbre y zozobra que dicho incremento representa para decenas de miles de familias, y es, además, improcedente, porque omite señalar que las estadísticas del desempleo en nuestro país suelen encerrar en sí mismas una distorsión, por cuanto no consideran al subempleo y a la informalidad: al respecto, son significativos los datos aportados por el propio Inegi en el sentido de que la población que se emplea en el sector informal ascendió, al cierre de 2009, a 12.6 millones de personas, cifra sin precedente en el país.

Por lo demás, es claro que las autoridades no pueden culpar del incremento del desempleo a los ciclos económicos, cuando ellas mismas, en su empeño por trasladar el costo del gobierno –injustificada y desmesuradamente alto, por lo demás– a los sectores mayoritarios, han alentado la aplicación de medidas que constituyen un obstáculo para la creación de nuevas fuentes de trabajo: tal es el caso del incremento en los precios de combustibles, gas, energía eléctrica y demás tarifas públicas, y el aumento generalizado en los impuestos al salario y al consumo, medidas que, en conjunto, afectan la demanda de bienes y servicios, merman las inversiones productivas y llevan al cierre de pequeñas y medianas empresas, todo lo cual genera más desempleo.

Ante tal circunstancia, resulta impostergable que el gobierno federal asuma la responsabilidad que le corresponde en la configuración de este círculo vicioso, que conlleva un enorme costo social para el país, abona al deterioro en el nivel de vida de los segmentos mayoritarios de la población y profundiza los rezagos sociales.

Es necesario, en suma, que la actual administración reoriente sus prioridades y utilice los recursos económicos de los que dispone en la creación de programas y medidas de apoyo inmediato a las franjas afectadas por la contracción en el mercado laboral, y que emprenda, de una vez por todas, la siempre postergada reactivación de la economía y el mercado internos, sin la cual difícilmente podrá garantizarse la creación de puestos de trabajo suficientes y bien remunerados en el país.

kikka-roja.blogspot.com/

La frontera: Luis Javier Garrido

La frontera
Luis Javier Garrido

La crisis institucional en que la oligarquía en el poder ha hundido a México, al entregar el control de recursos e instituciones a Washington y al capital trasnacional e instaurar un sistema de poder cada vez más despótico –mal disfrazado de "transición democrática"–, ha llegado a sus extremos el cuarto año del gobierno entreguista de Felipe Calderón, que está siendo puesto en evidencia todos los días como acontece con el caso de Ciudad Juárez.

1. Los hechos están a la vista de todos, pues la doctrina de seguridad nacional de Estados Unidos reformulada por George W. Bush y que Barack Obama ha hecho suya, ha tendido a controlar de manera más directa la frontera con México, incluso desde territorio mexicano, de la misma manera que las costas y el espacio aéreo mexicanos, de ahí que desde 2006 el Departamento de Estado haya impuesto a Calderón las políticas de violencia y de una falsa guerra contra el narcotráfico a fin de hacer posible, entre otras cosas, un mayor control de Washington de los aparatos de represión o "de seguridad" de ambos lados de la línea fronteriza.

2. El clima de terror que el gobierno calderonista ha creado y exacerbado en Ciudad Juárez y la zona fronteriza, utilizando a las fuerzas armadas y a los grupos paramilitares que ha creado a semejanza de los de Colombia, obedece, como se sabe, a esas exigencias estadunidenses tanto como a su propia necesidad de supervivencia política, y eso es parte de lo que se ha evidenciado tras la masacre de los jóvenes estudiantes el 31 de enero que desnudó al gobierno calderonista, hechos sobre los cuales el propio Calderón no ha podido dar una explicación creíble, según se vio en su balbuceante entrevista del 23 y 24 de febrero con Joaquín López Dóriga.

3. El artículo publicado por William Booth en The Washington Post (24/2/10), afirmando que Washington ha decidido una escalada en la participación de agentes estadunidenses en territorio mexicano para ayudar a la lucha “contra los dirigentes de los cárteles” en Ciudad Juárez, "la ciudad más violenta de México", donde subraya que hubo más de 2 mil 600 ejecutados en 2009, es ahora un nuevo indicador de que la violencia desatada por el gobierno panista acatando los designios del Departamento de Estado ha tenido un objetivo preciso. De acuerdo con la nota, Estados Unidos va a crear en Ciudad Juárez un centro de mando con analistas y agentes de inteligencia para trabajar, se dice, junto con los agentes mexicanos "entrenados por la FBI y la DEA".

4. Las señales de que el gobierno de Barack Obama tiene como un objetivo central de su política de seguridad interna hacer más directo su control sobre la frontera con México desde territorio mexicano, las confirmó Janet Napolitano, su secretaria de Seguridad Interna, quien el mismo día 24, al comparecer ante el Comité de Seguridad Interna y Asuntos Gubernamentales del Senado estadunidense, expresó que "el imperio de la ley" se ha perdido en Ciudad Juárez, una urbe de millón y medio de personas, que se halla, hizo hincapié, al otro lado de un puente "de nuestra frontera".

5. ¿A quién puede sorprender, por consiguiente, que en estos días en que el Senado de Estados Unidos decide el presupuesto y las políticas sobre México se produzcan nuevas matanzas como las de la frontera de Tamaulipas y de otros estados?

6. El anuncio público de esta escalada en la política de Washington hacia México no hace más que confirmar lo que ya se sabía: que agentes estadunidenses actúan en nuestro país desde hace años decidiendo las políticas del gobierno de facto calderonista sobre el narcotráfico y que las fuerzas armadas no hacen otra cosa que actuar bajo sus órdenes. El embajador Carlos Pascual al buscar matizar la información publicada no hizo más que refrendar desde Washington lo anterior ese mismo día, buscando minimizar el escándalo, pues asentó que Estados Unidos "no tiene agentes operativos" en México, lo cual quiere decir que sí tiene agentes de otro tipo y que las operaciones formales corren a cargo de las fuerzas armadas mexicanas y de la ahora llamada Policía Federal. Tenemos individuos "que son asesores técnicos", dijo Pascual, y agregó que ahora buscan tener en México "consejeros", según informó La Jornada el jueves 25. De manera que Calderón, quien ahora sólo es asesorado por Washington, en el futuro va a ser aconsejado.

7. Que el gobierno panista no tiene más proyecto nacional que hacer de México un protectorado estadunidense no es un secreto ya para nadie y Arturo Sarukhán, quien es formalmente embajador de México en Estados Unidos, pero en los hechos se presenta como un personero más de Washington, quiso contribuir a confirmar la situación al afirmar el mismo 24 que para el gobierno mexicano, que como se sabe violenta de continuo la Constitución General de la República, "el marco jurídico vigente" permite esta coordinación de ambos países: es decir, que funcionarios estadunidenses operen en territorio nacional como "consejeros", lo que, para no ser menos, refrendó la Secretaría de Gobernación ese mismo día por la noche en un boletín.

8. La Cumbre de Cancún, que buscaba generar al gobierno panista de México otra imagen, no logró sus propósitos, pues en el continente todo mundo reconoce a México como un país satélite de Estados Unidos y este nuevo escándalo no hace más que evidenciar la realidad.

9. La entrega del país, que se empezó a llevar a cabo de manera encubierta desde hace 25 años y que a lo largo de los dos sexenios panistas se ha hecho de manera cínica y abierta, es responsabilidad, sin embargo, tanto de los gobiernos del PRI como de los del PAN. La afirmación que hizo el día 23 Carlos Salinas de Gortari en un seminario efectuado en el Centro Espinosa Iglesias de que la quiebra de bancos en 1995 fue "por seguir directivas de Estados Unidos" y de que hay que "mexicanizar" los bancos pretende a) levantar al PRI con una aureola de falso nacionalismo, pero también b) dejar sentado que su mafia pretende apoderarse de un grupo bancario, aunque no logra ocultar que fue Salinas quien privatizó la banca mexicana siguiendo instrucciones de Washington y que él ha sido el principal entreguista y traidor a México de nuestra historia reciente, junto, desde luego, con el panista Felipe Calderón.

10. El desafío que tiene México para el futuro inmediato no se le oculta ya a nadie en este 2010: el país no podrá salir de la crisis si el Estado no logra recobrar su poder soberano de decisión, y eso sólo lo podrá hacer un gobierno surgido del pueblo.

kikka-roja.blogspot.com/

Perdidos: Juan Villoro

Perdidos
Juan Villoro
26 Feb. 10

Hay países en los que se necesita ir lejos para perderse. México es una potencia de la desorientación donde el extravío no depende del desplazamiento. El mexicano se pierde donde ya está.

Resulta extraño que alguien domine las calles del barrio donde vive o trabaja. Somos refractarios a la toponimia, como si conocerla nos responsabilizara de algo atroz. En México las direcciones no se dan: se confiesan. Custodiamos con celo ese secreto, valiéndonos del mejor método posible: la ignorancia.

Los mexicanos somos desinformados pero amables. Para salir del paso, perfeccio- namos un ademán de inspiración náutica. Si alguien nos pregunta por Municipio Libre, movemos la mano hacia un rumbo que en la rosa de los vientos califica como "nor-noroeste".

La verdad sea dicha, sólo deberían preguntarnos por la Calzada de los Misterios, única a la altura de nuestro desconcierto.

Los taxistas del DF desconocen el nombre de las calles y se niegan a usar la Guía Roji. Esperan que el pasajero encuentre la salida del laberinto donde están perdidos.

He visto a personas que alzan las manos cuando les preguntan una dirección. "A mí que me esculquen", parecen decir, para no ser culpables de conocer un sitio (o de ocultarlo en un pliegue de la ropa).

En una ocasión escuché este comentario en la barra de una cantina: "Es un tipo de cuidado: ¡se sabe los nombres de las calles!" Hablaban de un maniático sospechoso, un devorador serial de nomenclaturas. Para protegernos de ese defecto de carácter silbamos en Isabel la Católica sin saber que estamos ahí.

Hace un par de años participé en un congreso al que asistió un antipático geógrafo francés. Nos reunimos para hablar de la ciudad y le molestó que los mexicanos usáramos la palabra "caos". "Ningún ecosistema es caótico", dijo con suficiencia: "La realidad no debe ser calificada; los científicos la aceptamos como es". En su ponencia comparó los carteles de propaganda de la Ciudad de México con las camisetas que se venden como souvenirs de Los Ángeles. Mientras que aquí la publicidad se refiere a las principales avenidas (Paseo de la Reforma, Insurgentes, etcétera), en las camisetas de Los Ángeles aparecen calles desconocidas. Le preguntamos por qué pasaba eso y contestó que la realidad simplemente es. Durante la comida, se ufanó de no haberse perdido nunca en el DF. Esto acabó por desacreditarlo. El geógrafo francés entendió las calles pero no a la gente. No nos quejábamos del caos; describíamos un hobby: nos perdemos porque nos da la gana.

El verdadero desafío intelectual consiste en averiguar por qué nos fascina el extravío. Conozco a mexicanos que dominan ciudades extranjeras pero no saben que viven a tres cuadras del Callejón del Aguacate. Nuestro sentido de pertenencia depende del secreto. Esto nos vuelve poco eficaces, pero nos hace sentirnos misteriosos.

El GPS ya llegó al país. ¿Servirá de algo este sistema de navegación? Por supuesto que no. Para comprar un GPS hay que superar nuestra natural molestia a estar orientados. Además, una vez en servicio, el sistema se encuentra con que no hay rutas estables. De nada sirve saber que debes tomar Eje Central porque ahí se celebra una carrera ciclista. Cuando el copiloto electrónico indica que vayas por Ángel Urraza, descubres que a esa hora cambian el sentido de la calle.

Para ajustarse a la realidad, es decir, al caos, el GPS debería saber en qué momento se celebran la Feria del Tamal, el Festival del Juguete, las fiestas de la Virgen del Carmen, la manifestación del SME, la procesión de coheteros a la Basílica de Guadalupe, el desfile del Santo Niño de Xochimilco o el operativo para que pase el Presidente.

La serie Lost llega a su última temporada. Los mexicanos la hemos visto con la empatía de quienes están tan perdidos como ellos y la superioridad de quienes no llegaremos a un fin de temporada.

Un título del poeta Antonio Deltoro resume las perplejidades de nuestro espíritu: ¿Hacia dónde es aquí? Los expedicionarios, los grandes gurús y los exploradores de la conciencia han buscado la otredad que sólo concede el extravío. Maestros del vértigo inmóvil, nosotros nos norteamos sin movernos. Una sección de Los detectives salvajes, de Roberto Bolaño, lleva este título naturalista: "Mexicanos perdidos en México".

Quizá lo que apreciamos como una virtud, o al menos como una costumbre, sea un defecto horrible. Por ahora, preferimos ignorarlo. En la iglesia de la Virgen del Tránsito encontré este ex voto: "Gracias, Virgencita, por permitirme vivir desorientado".

Dicho esto, surge una pregunta: ¿cómo llegamos a los lugares? Por medio de la fe. Si conociéramos el territorio no apreciaríamos su condición de enigma inagotable. Muchas veces nos retrasamos, pero no por impuntuales, sino porque estamos esperando que nuestras creencias coincidan con el siguiente microbús.

Lo decisivo es que, una vez en la meta, alguien nos pregunta dónde queda Tláhuac y descubrimos con satisfacción que no sabemos. Hemos llegado ahí como los dioses, sin pasar por la geografía.

kikka-roja.blogspot.com/

¿Quién informa a México?: Carmen Aristegui F.

¿Quién informa a México?
Carmen Aristegui F.
26 Feb. 10

Fue penoso ver cómo Felipe Calderón respondía en conferencia de prensa a la pregunta de la colega Gloria Hernández de Noticias MVS, sobre los señalamientos acerca de una presunta protección al Cártel de Sinaloa y a su líder más famoso, El Chapo Guzmán. Para enfrentar el cuestionamiento -que recuperaba lo dicho días atrás por el diputado panista Manuel Clouthier, quien acusó al gobierno federal de no haber tocado siquiera a esa organización criminal, además de convalidar la existencia de una narcopolítica en Sinaloa, además de otros señalamientos hechos por otros en el mismo sentido- Calderón se defendió con una lista deshilachada de algunos de los nombres que le vinieron, al vuelo, a la memoria sobre las detenciones relacionadas con el Cártel de Sinaloa, como muestras de que se "ha atacado indiscriminadamente a todos los grupos criminales en México..." y de que no protege, ni escuda, ni tolera a ningún grupo criminal del país. Ni a El Chapo ni a ningún otro. Al primero que recordó fue al Teo, tal vez gracias a la machacona campaña de las autoridades federales en radio y televisión que lo menciona a cada momento cuando se presume de su detención y de que era el jefe del "pozolero, quien disolvía los cadáveres en tambos de ácido por exigencia de su patrón". En lugar de una respuesta técnica, amplia y clarificadora, que resulta ya urgente frente al festín de sangre, violencia y descomposición que estamos presenciando -que tiene ya en su haber a cerca de 17 mil muertos y amplios espacios del territorio nacional en donde el Estado no puede ni siquiera asomar la nariz- lo que oímos, en voz presidencial, fue una respuesta airada, pobrísima y altamente preocupante. A una pregunta tan específica, Calderón no pudo formular una respuesta convincente. No tuvo a la mano los datos precisos, el diagnóstico contundente o las cifras reveladoras de que lo que estaba diciendo correspondía a la verdad. Todo se le fue en tratar de repetir los nombres y apodos -que, ya se ve, le gusta memorizar- de los presuntos delincuentes que se han hecho famosos a punta de costosas y cuestionables campañas mediáticas. El Teo, el Muletas, el Tocino, el Jabalí, etcétera. ¿Ése es el ínfimo nivel de información que merece la sociedad mexicana sobre un asunto de este tamaño? Para convencer y atajar realmente la suspicacia que se ha instalado en una parte importante de la población sobre la presunta protección al Cártel de Sinaloa y, en particular, a El Chapo Guzmán, el gobierno federal podría contestar algunas interrogantes. Digamos, como ejemplo, las siguientes:

* ¿Por qué si ha habido decenas de miles de detenidos en este sexenio relacionados con la delincuencia organizada, sólo alrededor de un millar corresponden a gente relacionada con el llamado Cártel de Sinaloa?

* ¿De dónde saca el gobierno mexicano que se requieren 100 mil hombres para detener a El Chapo Guzmán, tal y como lo afirmó una "fuente oficial" a The Economist en la Gran Bretaña, en enero pasado?

* ¿Por qué mientras en Colombia se da a conocer un operativo con detenciones relevantes relacionadas con El Chapo Guzmán producto de la investigación más importante de la década, según sus autoridades, en México las nuestras literalmente ignoraron el acontecimiento?

* ¿Por qué la PGR extiende una carta de expediente limpio al aspirante a la gubernatura de Sinaloa Mario López, MaLoVa, y deja abierta la duda sobre su contrincante Jesús Vizcarra? ¿Qué tipo de diagnóstico tiene sobre crimen y política en esa entidad?

La delincuencia organizada es una estructura que está hecha no sólo de sicarios, matones y cabecillas como los que nos muestran cada día. Cuenta con elementos que, desde el ámbito gubernamental, la toleran y protegen o directamente forman parte de ella (Clouthier dixit); estructuras empresariales que hacen circular, ampliar y lavar esos ingresos; miembros de la sociedad vinculados a estas organizaciones que se desenvuelven con naturalidad en los circuitos sociales de nuestro país. ¿Está en condiciones el gobierno mexicano de ofrecer a la sociedad la radiografía amplia, detallada y precisa que sobre el problema este país merece?

kikka-roja.blogspot.com/

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...