EPN peña nieto es corrupto asesino cobarde

miércoles, 21 de marzo de 2012

Bajo la Lupa : Alfredo Jalife-Rahme

"Los siniestros bancos que financian la fabricación de bombas nucleares: ¡US $100,000 millones al año!"

La Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN, por sus siglas en inglés) publicó (26.2.12) un estrujante reporte de 180 páginas sobre la financiación global de las bombas atómicas y su siniestro “lobby nuclear”.

“NO FINANCIES LA BOMBA” (www.dontbankonthebomb.com) desnuda a más de 300 bancos, fondos de pensiones y “aseguradoras (sic)” de 30 países que han invertido en las empresas productoras de armas nucleares y a las 20 empresas involucradas en su manufactura, mantenimiento y modernización en EU, Gran Bretaña (GB), Francia e India. El Premio Nobel de la Paz, Desmond Tutu (DT) —arzobispo anglicano de raza negra, oriundo de Sudáfrica— se encarga del prólogo y exhorta a las instituciones financieras a “realizar lo correcto y ayudar, en lugar de impedir, los esfuerzos de evitar la incineración radiactiva”. ¿Le harán caso a DT las “instituciones financieras”, quienes descuelgan colosales ganancias al año? DT aduce que la “desinversión” fue una parte vital para la campaña exitosa que finiquitó el Apartheid en Sudáfrica. A propósito, Sudáfrica es el único país del mundo que en forma voluntaria se ha desprendido de sus 6 bombas nucleares: fabricadas por el racismo blanco en colusión con el financierismo sionista Lázaro, quien también invirtió en el pletórico arsenal de Israel, una teocracia racista que posee un máximo de 400 bombas atómicas en la clandestinidad.
A juicio de DT, “hoy la misma táctica (Nota: la desinversión) puede —y debe— ser empleada para desafiar la peor creación maligna del ser humano: la bomba nuclear. Nadie debe beneficiarse de esta terrible industria de la muerte que amenaza a todos”. EU se encuentra sustancialmente involucrado tanto en el financiamiento como en la manufactura de las bombas atómicas: la mitad de las empresas que las fabrican se encuentran en su suelo y sus productores son las trasnacionales Boeing, Lockheed Martin, Bechtel y Honeywell. De las 322 instituciones financieras, 170 se encuentran en EU, entre ellos el eternamente vilipendiado banco de inversiones Goldman Sachs, Bank of America y la “aseguradora (sic)” Allstate. ¡No se salva ninguna institución financiera de EU! Suena increíble que los “fondos de pensiones” de los empleados sirvan para financiar bombas atómicas que pueden llevar a su propia aniquilación involuntaria, lo que demuestra que las finanzas anglosajonas, controladas por el sionismo jázaro, constituyen una genuina tiranía. Entre los bancos que más han invertido en la fabricación de las letales bombas atómicas se encuentran Bank of America, BlackRock y JP Morgan Chase (EU); BNP Paribas (Francia); Allianz y Deutsche Bank (Alemania); Mistubishi UJF Financial (Japón); BBVA y Banco Santander (España); Credit Suisse y UBS (Suiza); y Barclays, HSBC, Lloyds y Royal Bank of Scotland (GB).

En España, el reporte ha provocado trémulos (Partido Humanista; Noticia; 8.3.12) y señala con su índice flamígero a Banco Santander y a BBVA —por cierto, con sucursales importantes en Latinoamérica y, en particular, en México—quienes “han concedido créditos o han participado en la emisión de bonos de 10 empresas extranjeras que fabrican armas nucleares, misiles o submarinos que se utilizan para lanzarlas”. ¿Dónde quedó el Tratado de Tlatelolco? ¿Tiene algo qué decir el “itamita México neoliberal”? Se trata de trasnacionales cuyas matrices se encuentran en países productores de bombas atómicas (EU, GB, Francia e India) cuando las 300 “instituciones financieras”, como reflejo de la desregulada globalización financierista que controla el sionismo jázaro, mueve sus finanzas en las redes de sus sucursales en 30 países. Los 9 países que poseen armas nucleares gastan la estratosférica cifra de US $100 mil millones al año para mantener y modernizar sus fuerzas nucleares. Son puestas en la picota empresas como BAE Systems (GB), Lockheed Martin y Northrop Grumman (EU), Thales (Francia) y Larsen & Toubro (India). Las “instituciones financieras invierten en estas empresas facilitándoles prestamos y siendo propietarias en acciones y bonos”, según el portal español.

Tim Street (TS), coordinador del capítulo británico de ICAN, denuncia que “fabricar las armas nucleares es un negocio muy lucrativo” y que GB “gastará más de US $30 mil millones en las siguientes 2 décadas solamente para construir nuevos submarinos portadores de ojivas nucleares” cuando la “factura final para sustituir el Trident —sistema de armas nucleares de GB— es probable que alcance más de US $200 mil millones”. TS fustiga que 5 de las 20 principales empresas de armas nucleares se encuentran en GB”: Babcock International, BAE Systems, Redhall Group, Rolls Royce y Serco Group. GB es también “sede de 41 (¡súper-sic!) de las 322 instituciones financieras que apoyan a las empresas constructoras de armas nucleares”: Barclays, HSBC, Lloyds Banking Group y Royal Bank of Scotland. El sistema Trident de GB comporta 4 submarinos nucleares que transportan hasta 40 bombas atómicas. Cada bomba es “8 veces tan destructiva como la bomba que arrasó Hiroshima en 1945 y que aniquiló a 140 mil civiles”. ¿Le importará esto al siniestro “lobby nuclear”?

Tim Wright (TW), autor del reporte, comenta que “cada año los 9 países nucleares gastan más de US $100 mil millones” y “la mayor parte de este trabajo es realizado por empresas privadas (sic)”. En el segundo capítulo se llama la atención a los contratistas, al sector financiero y a los gobiernos —al siniestro “lobby nuclear” y su pléyade de físicos nucleares sin conciencia muy bien lubricados— sobre los “efectos humanitarios y ambientales catastróficos”. En el capítulo 3 se desglosa que “9 países poseen más de 20 mil armas nucleares, con una fuerza destructiva combinada equivalente a 150 mil bombas del tamaño de Hiroshima”. En el capítulo 4 se enumeran las 20 empresas involucradas en el “trabajo nuclear”: 10 de EU —Alliant Techsystems, Babcock & Wilcox, Bechtel, Boeing, Gen Corp, General Dynamics, Honeywell International, Jacobs Engineering, Lockheed Martin, y Northrop Grumman; 5 de GB —Babcock International, BAE Systems, Redhall Group, Rolls Royce y Serco—; 2 de Francia —Safran y Thales—; 1 de Holanda —EADS—; 1 de Italia — Finmeccanica—; y 1 de India —Larsen & Toubro.

En el capítulo 5 se identifican “los mayores accionistas y tenedores de bonos de cada uno de los 20 selectos productores de armas nucleares de EU, Europa e India”, y se revela las instituciones financieras del mundo que prestaron su dinero o participaron en sus acciones o en la emisión de bonos de julio del 2008 a diciembre del 2011. El capítulo 6 sopesa los supuestos “parámetros éticos” (v. gr. Los Principios de Inversión Responsable de la ONU) para decidir la forma de invertir sus fondos y su flagrante contradicción respecto al financiamiento de las bombas nucleares. El capítulo 7 inculca la forma en que los ciudadanos deben desafiar tales inversiones del siniestro “lobby nuclear”. En el capítulo 8 se muestra el perfil de las 322 instituciones financieras y sus “padrinazgos”. ICAN es ya desde ahora acreedor al Premio Nobel de la Paz, mientras el siniestro “lobby nuclear” se llevará hasta su tumba el Premio Nobel de la Guerra (sic) que otorga la conciencia universal.

Bajo la Lupa
Por Alfredo Jalife-Rahme
.

kikka-roja.blogspot.com/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comentarios. HOLA! deja tu mensaje ...

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

GRACIAS POR SUS VISITAS ¡

.
http://www.facebook.com/plugins/likebox.php?href=http%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fkikka.roja&width&height=290&colorscheme=dark&show_faces=true&header=true&stream=false&show_border=true

Todos los Archivos