BUSCA, BUSCADOR

lunes, 11 de junio de 2012

LA VIOLENCIA CONTRA LOS NIÑOS VA EN AUMENTO:

El efecto ‘dominó’ de la violencia contra los niños

[Mesa Central]
Por Aracely Gallegos
11/06/2012 - 04:02 AM
Tags: saltillo, procuraduría de justicia, procuradora de la familia, mesa central, coahuila

Saltillo, Coah.- La violencia y maltrato contra los niños en Coahuila se refleja y preocupa sobremanera en problemas por falta de pensión alimenticia y omisión de cuidados.

Entre enero y mayo de este año se registraron ante la Procuraduría de la Familia mil 321 denuncias y se comprobaron mil 34 de ellas. Sin embargo, estas denuncias abarcan a mil 728 menores por aquellas familias donde hay hermanos y se presenta contra varios infantes a la vez.

Para atender estos casos, Coahuila contará con un observatorio de la violencia infantil como parte de un esfuerzo para tener cifras precisas sobre este problema en el estado. En esta ocasión participaron en Mesa Central Ricardo Turrubiartes, director de Atención a Víctimas del Delito de la Procuraduría de Justicia; Sofía Rodríguez y Abel de Anda, directora y terapeuta de la Casa de los Niños y las Niñas de Saltillo, respectivamente; María Teresa Araiza, procuradora de la Familia, y Rosa Ofelia Sisbeles, terapeuta de la Procuraduría de Justicia.


¿CÓMO SE ESTÁ PRESENTANDO EN COAHUILA EL PROBLEMA DEL MALTRATO INFANTIL?

María Teresa Araiza: “Las estadísticas de enero a abril de este año nos reflejan mil 321 denuncias, y encontramos comprobadas mil 34 de ellas, pero abarcando a mil 728 menores porque evidentemente hay familias donde hay hermanos. Es muy alto el índice de problemas por falta de pensión alimenticia y omisión de cuidados y en violencia física hubo 314 asuntos que se comprobaron.

“Sobre violencia emocional se presentaron más de 700 casos y en algunos niños se tipifican los dos tipos de violencia, sin embargo la gente que denuncia ya empieza a percibir la violencia emocional como una causal para que intervengan las autoridades, lo bueno de esto es que ya empieza a haber denuncias”.

¿EL NIVEL DE VIOLENCIA CONTRA MENORES HA IDO AL ALZA? ¿POR QUÉ?

Ricardo Turrubiartes: “El problema del maltrato infantil es una de las problemáticas más insidiosas que puede haber, es un problema que origina problemas de salud mental y física. Muchos casos de drogadicción y suicidio han cursado con violencia familiar o maltrato infantil desde problemas de aprendizaje, es muy amplio el espectro.

“Se afirma que es de los mayores problemas que se están enfrentando y que derivan en una problemática de salud mental y de desorden social importante.

“La mayoría de la gente que se dedica al crimen organizado sufrieron violencia infantil de niños. México es el segundo país en el mundo en materia del maltrato, según cifras de la ONU. La mortalidad infantil representa 33% de causas de mortalidad infantil y esas son cifras fuertísimas.

“Según el Instituto Nacional de Pediatría, por cada niño identificado con maltrato infantil, hay 100 no identificados; si la multiplicamos por 100, es algo fuertísimo y requiere de programas más eficientes porque estamos ante a un problema bastante fuerte”.

¿LA VIOLENCIA QUE SE VIVE ACTUALMENTE HA DESATADO EL PROBLEMA DE VIOLENCIA INFANTIL?

Sofía Rodríguez: “No puedo asegurar que el problema esté ligado a la violencia que estamos viviendo, pero sí está ligada a la disfuncionalidad familiar pues seguramente los niños que ahora forman parte del crimen organizado vivieron violencia en su infancia y no nos dimos cuenta.

“Como país no nos dimos cuenta que las familias se estaban desintegrando, puede que se refleje ahorita y lo sintamos como una causa, pero creo que es al revés, la raíz viene más atrás, es el síntoma de un problema que viene a raíz de la desintegración familiar.

“No hemos logrado como sociedad hacer cambios profundos que logren que la familia viva en armonía, y ese niño que se siente agredido sale a la calle a repetir un patrón que le toca vivir”.

¿CUÁNTAS FAMILIAS QUE USTEDES ATIENDEN DETECTAN CON ESTE PROBLEMA DE DESINTEGRACIÓN?

Abel de Anda: “Son diferentes perfiles de las personas que llegan a Casa de los Niños, la gran mayoría de ellos se nota el ambiente en qué viven, su comportamiento y actitudes, como introversión o violencia con sus compañeros, pero se puede ver que la mayoría de ellos viven esta situación”.

Sofía Rodríguez: “El 98% de estos niños tienen en su casa problemas de maltrato emocional, físico y negligencia; creo que es de los más altos, la cantidad de muertes es por negligencia porque sus padres no lo atendieron”.

¿CUÁL ES EL TRABAJO DE PREVENCIÓN QUE ESTÁN HACIENDO CON LOS NIÑOS?

Rosa Ofelia Sisbeles: “En mi área trabajamos la prevención, las cifras son alarmantes y la importancia es que si van al alza es porque se está denunciando y no es que antes no existiera, si no que la gente se quedaba callada. Es importante la línea del Niño Seguro con la que la gente siente que no se mete en conflicto, pero sí los datos de la persona a la que se está maltratando. El área hace una investigación y luego pasa al área legal y de tratamiento psicológico.

¿QUÉ ES LO QUE ESTÁ FALTANDO PARA DE VERDAD DISMINUIR ESTE PROBLEMA?

Teresa Araiza: “El paradigma que tenemos que cambiar es que los niños son sujetos de derecho. La mejor manera de prevenir es cuando ellos sean escuchados y asuman su rol activo, porque han sido pasivos, pero pueden decidir. Al ser humano le gusta ser reconocido y escuchado, los niños van a hablar y nos van a decir cómo se resuelven los conflictos, hay una inclinación a los valores, pero no los escuchamos.

“Tenemos que desarrollar las habilidades emocionales que nos están faltando, como el respeto y la civilidad, y enseñar a los menores con el ejemplo, eso va haciendo un ambiente de paz”.

Ricardo Turrubiartes: “Falta mucho recorrido, habemos muchas instituciones que estamos trabajando a favor de los menores y cualquier programa que tenga que ver con una acción social no vamos a ver un cambio rápido y drástico, tiene que ver con generaciones. Creo que viene una generación con una cultura diferente, pero mientras tengamos una cultura de violencia las instituciones no podemos hacer mucho lo que a los padres les corresponde. Faltan recursos económicos y acciones más contundentes que se reducen a pesos y centavos, a una coordinación entre instituciones. Hemos hablado del maltrato infantil, pero hay que definirlo bien para que quede claro y la gente se quite la venda de los ojos”.

¿HEMOS FALLADO LOS PADRES DE FAMILIA?

Sofía Rodríguez: “Nosotros descubrimos que no hay la maldad de afectar a los hijos, pero es una falta de conciencia cultural que se está repitiendo generación tras generación. No es porque el papá sea malo, la gran mayoría de los casos están ligados a la ignorancia y falta de conocimiento, a repetir un patrón de conducta que ellos vivieron.

“Más que juzgar, debemos proponer como sociedad y lo que estamos abonando no lo vamos a ver ahorita porque es un cambio generacional. Hay que tratar de reconciliar al niño con su problemática y que a pesar de su realidad se sepa capaz de ser feliz, que no esté ligado su sufrimiento a una realidad de violencia que vive y que no está en sus manos cambiar porque no depende de él.

“Son esfuerzos con un enfoque muy dirigido para hacer cambios a partir de la construcción de habilidades para ser mejores personas y que los papás sean más afectivos y que sean diferentes a cómo los trataron a ellos”.

¿CÓMO MANEJAN ESTA SITUACIÓN CON LOS NIÑOS?

Abel de Anda: “Es un poco difícil porque se tiene que trabajar mucho con la voluntad de los padres para poder hacer un cambio; es muy fácil quedarse en la situación que están viviendo y es más difícil hacer el cambio. Cuando llega la persona, pero no está convencida de querer cambiar su situación es muy difícil, y entonces se tiene que hacer un trabajo muy arduo para que estas personas observen la calidad de vida que están llevando y cómo está afectando a cada uno de sus integrantes y empiecen a hacer cambios que van a incidir en cada uno de sus integrantes.

“Otro problema es que ni siquiera preguntan qué está pasando con sus hijos y no tenemos respuesta, no hay interés de los padres por saber qué está pasando con sus hijos, ¿por qué tienen malas calificaciones o no logran socializar? No se tiene la conciencia de hacer algo y buscar una solución y saber que hay otros caminos”.

Rosa Ofelia Sisbeles: “En nuestro caso es diferente, cuando detectamos esta problemática porque los papás llegan con el niño y dicen ‘arréglamelo a él, yo estoy bien’. Pero nosotros no podemos empezar un tratamiento si no es con los papás porque el niño repite los patrones que ha aprendido. A veces ni siquiera citamos al niño porque empezamos a trabajar con los papás y a veces es complicado porque no responden, y ésa es la parte de la omisión y la negligencia; es una obligación de los padres acudir porque son sus hijos y son su responsabilidad. Hay mucha negación y resistencia de los padres a que les ayudemos a encontrar soluciones”.

CARECEMOS DE UN OBSERVATORIO CONTRA LA VIOLENCIA INFANTIL, ÉSE ES UN IMPEDIMENTO IMPORTANTE…

Teresa Araiza: “Creo que los esfuerzos se están haciendo, pero las cifras, cuando son bien obtenidas, sí te permiten hacer puntos de precisión y enfocar. Si en La Casa de los Niños hay un problema fuerte, lo mandan a Procuraduría de la Familia, que cita a los padres y tienen que ir. Por experiencia te digo que no importa que en la primera cita no haya un convencimiento total, al final de cuentas todos los papás aman a sus hijos, pero hay resistencias. Aunque al principio muchos no nos ven como amigos, al final quedan contentos con la institución porque salen como mejores familias.

“Lo que pretendemos es que se respeten los derechos de los niños en donde no se estaban protegiendo y en algunos casos debemos llegar al extremo de retirar al niño de su hogar y los papás tienen que acudir a terapia, y finalmente decidimos si ese menor va a regresar a esa familia que hizo cambios o si se inicia un juicio de pérdida de patria potestad.

“Lo natural es que a la mayoría sí los logramos mejorar en un ambiente mucho mejor y hay esperanza porque ves que hay un papá y una mamá que están luchando para recuperar lo que más les importa. Sí nos va a servir mucho un observatorio para dar tiros de precisión y emprender acciones efectivas”.

Ricardo Turrubiartes: “Este observatorio es muy necesario porque permite tener cifras más precisas, si hay un buen nivel de eficiencia porque cuando se investiga y se detecta que ya hay un antecedente es porque el niño viene de otra institución o un refugio. A veces hasta ya conocemos los casos.

El observatorio ya está considerado. Hay una ley a nivel nacional que es la de Prevención Social de la Violencia y que se autorizó hace tres meses a nivel federal. Coahuila es el estado que de inmediato bajó esa ley, se legisló y ya está publicada en Coahuila para la prevención social de la violencia, su razón social le da su lugar al nivel preventivo para que funcione. Se contempla un observatorio y los recursos, no sabemos la fecha de avance y los planes, pero hay plan para que exista un Centro Estatal de Prevención Social de la Violencia y parte de él contempla un observatorio ý esto es una acción firme y objetiva sobre el avance que lleva Coahuila porque ningún otro estado tiene una ley que le dé encuadre al esfuerzo de todas las instituciones”.

¿QUÉ ES LA VIOLENCIA INFANTIL?

Sofía Rodríguez: “A veces lo que para nosotros, como instituciones, es un problema para la persona involucrada no lo es. El problema es cuando para ellos esa realidad no es un problema. Maltrato infantil es aquella acción que daña a una persona y lo pone en riesgo de que eso desencadene en una cuestión de salud física, emocional o de rechazo social. En La Casa de los Niños vemos una serie de problemas y el número uno es negligencia y falta de atención de los padres, cuando como padres dejan de observar y cumplir los derechos que tienen los niños se puede pensar en un tipo de maltrato por negligencia o abuso. En el momento en que el menor entra en riesgo de cualquier tipo, estamos hablando de un nivel de maltrato”.

Ricardo Turrubiartes: “Según la OMS, el maltrato infantil es todo suceso, premeditado o no, de agravio o abandono, agresión física, emocional, sexual por omisión, explotación o negligencia que los adultos con alevosía y ventaja ejercen de manera habitual contra los menores de edad a través de actos de ira, violencia, intimidación y humillación, afectando gravemente el desarrollo biopsicosocial del infante.

“Es una definición muy amplia porque el fenómeno es muy amplio. Se da un ejemplo de 10 enunciados de cuando se comete esta violencia que puede ser física, emocional, abuso sexual, por abandono o negligencia, abuso fetal, bullying, explotación comercial infantil, alienación parental y el maltrato por negligencia institucional que es cuando las dependencias no atendemos con prontitud de una manera adecuada a un menor”.

¿LOS CAMBIOS DE SEXENIO SON UN PROBLEMA PARA DARLE CONTINUIDAD AL TRABAJO CON ESTOS CASOS?

Teresa Araiza: “La diputada Carolina Viggiano ha hecho una gran aportación al tema de protección de los derechos de los niños, y es muy afortunado partir de donde estamos y abonar toda esta nueva perspectiva en donde estamos apostando mucho a capacitación y estadísticas claras a reforzar la transversalidad necesaria para proteger a los niños y ser una institución fuerte que pueda brindar esta protección.

“Hemos identificado grupos de riesgo, porque hay grupos especialmente vulnerables a ser maltratados, como los niños con discapacidad, los hijos de papás muy jovencitos. “Entre más nos especialicemos, vamos a lograr un éxito aunque sea generacional, será importante porque esto también es ciencia y toda experiencia abona en beneficio. Nos sentimos muy respaldados porque sabemos que es importante entrar todos al tema y a los niños los tenemos que proteger todos.

Sofía Rodríguez: “Es importante que trabajemos en red para fortalecernos para que el esfuerzo sea más asertivo y bien focalizado en el momento en que sabemos que un niño ya tiene un antecedente de maltrato. Aunque a veces cambian las administraciones, en el fondo los programas siguen atendiendo a las víctimas en casos duros y dramáticos donde incluso se llega a la pérdida de la patria potestad.

En general, creo que sí hay un esfuerzo importante en este nuevo Gobierno de empezar muy fuerte con iniciativas de política públicas, de protección de infancia, y dando pasos para que legalmente la infancia de Coahuila esté muy protegida”.

Ricardo Turrubiartes: “Es importante la continuidad, sin importar partidos ni colores, porque es un derecho infantil más allá de cualquier otro interés humano y quien lo sobreponga a esto empieza mal. Yo creo que la continuidad se ha dado, no hablaría de una continuidad en línea recta, sino hasta por saltos importantes. Se están haciendo esfuerzos importantes, yo creo que viene un panorama muy diferente en cuanto a la protección de los menores y creo que las instituciones nos estamos dando cuenta de esta importancia”.

Teresa Araiza: “Hay mucho orden, mucha estructura en las acciones, en hacer nuestra labor muy científica y profesional; de hecho, el DIF tiene una nueva Ley de Asistencia Social donde se establece este nuevo modelo de atención y viene un apartado de atención a menores de 12 años en conflicto con la ley, del proceso de adopción y vemos una ley empapada del espíritu de los derechos de los niños y adecuar las leyes para tener un campo normativo que nos dé claridad en nuestro actuar y lo que se ha hecho tenga sistematización y visión de protección de derechos de los niños”.

¿NOS PUDIERAN DAR ALGUNOS TIPS PARA QUE LOS PADRES DE FAMILIA EVITEN SITUACIONES DE VIOLENCIA?

Abel de Anda: “A veces nos tenemos que dar cuenta de que no debemos educar como a nosotros nos educaron; antes era golpear para poder educar y se tiene que cambiar estas normas y reinventar las nuevas.

“Cada padre tiene sus propias habilidades y las puede ir encontrando en el camino conociendo a sus familias y a sus hijos, a cada uno le han de funcionar diferentes medidas porque no son aplicables a todas las familias. Escuchar a los hijos, que haya comunicación en pareja y de padres a hijos es uno de los mejores tips, los psicólogos hablamos mucho de comunicación, pero también es la base de una buena educación en casa”.

Rosa Ofelia Sisbeles: “Yo hablaría de tres aspectos importantes: Escuchar a nuestros hijos, escucharlos y saber preguntarles. Muchas veces encontramos resistencia al tratamiento, pero se vale acercarse a las instituciones no cuando ya hay un problema, sino desde antes, para ayudarlos a no cometer este tipo de errores”.
http://www.zocalo.com.mx/seccion/articulo/el-efecto-domino-de-la-violencia-contra-los-ninos
.
kikka-roja.blogspot.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comentarios. HOLA! deja tu mensaje ...

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...