BUSCA, BUSCADOR

lunes, 18 de junio de 2012

motivos Razones para no votar por JVM no votar por el PAN Motivos para NO votar por el PAN de Vázquez Mota

Razones para no votar por JVM
Por Edición Impresa ,8 junio 2012 1:10 am

La candidata del PAN a la presidencia, Josefina Vázquez Mota: Foto: Notimex.
Eduardo González Velázquez.-

Hace 12 años el Partido Acción Nacional (PAN) obtuvo la Presidencia de la República de la mano de Vicente Fox. La propuesta foxista generó muchas expectativas entre la población. En el imaginario político dominaba la palabra “cambio”. Urgía sacar al PRI de Los Pinos. Con la derrota electoral, se aseguraba que el PRI estaba acabado, que jamás regresaría a la casa presidencial, y que con el PAN comenzaríamos un “renacimiento” que nos colocaría en los cuernos de la luna. Se fortalecería la rendición de cuentas y se terminaría con la corrupción. El tiempo pasó, y el gobierno foxista terminó siendo una comedia repleta de pastelazos sin ton ni son. El enorme capital político con el que llegó a Los Pinos el esposo de la señora Martha poco a poco fue dilapidándose. Del entusiasmo y empuje de la gente casi no quedó nada al final del primer sexenio panista. La frustración se instaló en la ciudadanía. Vivimos altísimos niveles de corrupción donde se vio inmiscuida la familia gobernante. Son harto conocidos casos como la fuga del Chapo Guzmán, por la que algunos periodistas mencionan que Fox habría recibido un soborno de 20 millones de dólares; las cuentas públicas no aprobadas o pasadas con muchas consideraciones por el cúmulo de irregularidades. Las dudas sobre su repentino enriquecimiento ¿inexplicable? Las andanzas de los hijos de Martha, como Alberto Bribiesca Sahagún quien tiene una orden de aprehensión por fraude en Estados Unidos. Por ello, se imponía “manosear” las elecciones de 2006 y apuntalar el arribo al Ejecutivo de Felipe Calderón, quien incluso no era el candidato del inquilino de Los Pinos, pero había que cubrirse las espaldas.



“Haiga sido como haiga sido” Calderón se encaramó en la silla presidencial. Así continuamos con seis años más de panismo. A los ojos de casi cualquier ciudadano las cosas han empeorado. La economía se encuentra empantanada, asistimos a un raquítico crecimiento y desarrollo social; la creación de empleo que fue la principal bandera de Calderón no termina de despegar, al contrario, el desempleo, la informalidad y la economía criminal repuntan cada día más; de la seguridad ni qué decir: más de 70 mil muertos, muchos de ellos aún no identificados; miles de desaparecidos, secuestrados y extorsionados; la aparición cada vez mayor de cárteles de la droga que se disputan el control del territorio nacional; una rendición de cuentas opaca y facciosa; así como un uso patrimonialista de los recursos públicos; una lucha contra la corrupción que ha brillado por su ausencia; el Estado al borde del colapso. Con la llegada del PAN a la presidencia permutamos la transición a la democracia por una simple y mal acabada alternancia partidista.

Durante las dos presidencias panistas las condiciones de vida en nuestro país se han desmoronado sensiblemente. Al menos seis millones de mexicanos más cayeron en la pobreza extrema. Algunas cifras colocan en condiciones de pobreza a 76 millones de mexicanos. No se detuvo el proceso de concentración de la riqueza en pocas manos, contrario a eso se agudizó. La sangría poblacional de nuestro país con rumbo norteño apenas se redujo un poco, pero no porque al sur del río Bravo se hubiesen creado fuentes de empleo, sino por la difícil situación laboral y la racista persecución que encuentran los migrantes en Estados Unidos. El sistema educativo continuó degradándose y generando estudiantes y profesores de baja calidad académica. Los recursos destinados a las áreas de desarrollo social y educación no fueron suficientes; en promedio aumentaron menos que los presupuestos destinados a la guerra contra el narcotráfico que tan paupérrimos resultados ha generado. No debemos olvidar que en las estratégicas áreas de educación y desarrollo social, estuvo al frente JVM durante los sexenios panistas, por lo tanto se impone preguntarnos ¿por qué Vázquez Mota no hizo durante dos sexenios lo que ahora promete que hará desde Los Pinos?

Los resultados obtenidos no alcanzan ni siquiera para un voto de confianza. Ya no hay tiempo. Ni Fox, ni Calderón hicieron lo necesario para sacar adelante al país, y las propuestas de la candidata Vázquez Mota muestran tener la misma esencia, la misma fórmula, quiere recorrer el mismo camino. Esto sin olvidar que el México “diferente” que mira la abanderada panista lo pretende construir con el material humano que utilizaron las administraciones blanquiazules y que nos han lanzado al rincón de la historia. Frente a esta evidencia, votar por Josefina indicaría que tenemos una flaca memoria histórica y una conciencia social muy endeble. Por todo ello, este 1 de julio no le daré mi voto a Josefina Vázquez Mota.

Ihuatzio@hotmail.com
Twitter@contodoytriques
Facebook.com/Eduardo González Velázquez

http://www.lajornadajalisco.com.mx/
.
kikka-roja.blogspot.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comentarios. HOLA! deja tu mensaje ...

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...