BUSCA, BUSCADOR

domingo, 17 de noviembre de 2013

PELOTON DE LA MUERTE: LAS SEDENA ENCUBRE A CALDERON PELOTÓN FECAL Y A GALVAN: MILITARES COMEMIERDA

Caso “pelotón de la muerte”: la Sedena encubre a Calderón y a Galván
Proceso Jorge Carrasco Araizaga

Militares del llamado “pelotón de la muerte” –presos por los presuntos excesos que cometieron durante el Operativo Chihuahua en el sexenio pasado– insisten en que sólo recibieron las órdenes transmitidas por el entonces titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, general Guillermo Galván, quien habló en nombre del presidente Felipe Calderón. El abogado del teniente coronel de infantería José Julián Juárez Ramírez dice que cuando ha pedido la comparecencia de ambos exfuncionarios, las autoridades castrenses y las federales lo bloquean.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) pretende cebarse en algunos de sus efectivos para pagar culpas por las graves violaciones a los derechos humanos cometidas por el Ejército durante la “guerra al narcotráfico” en el sexenio de Felipe Calderón.

Ni la Sedena ni la Procuraduría General de la República (PGR) ni la justicia federal están interesadas en determinar hasta dónde llegan las responsabilidades en la detención, tortura y desaparición de tres presuntos narcotraficantes en Ojinaga, Chihuahua, en 2008, a manos del “pelotón de la muerte” que actuó durante el Operativo Chihuahua ordenado por Felipe Calderón.

LA CACERÍA DE CARO QUINTERO LA DEA EN MEXICO: ANABEL HERNÁNDEZ

La DEA se lanza con todo a la caza de Caro en México
 Anabel Hernández

La DEA ordenó a sus mejores agentes localizar a Rafael Caro Quintero, quien presuntamente sigue en territorio de México, al tiempo que el gobierno de Estados Unidos mantiene una recompensa de 5 millones de dólares para quien aporte datos sobre su paradero. La instrucción es tajante: el prófugo sinaloense debe volver a prisión, que abandonó hace tres meses. El lunes 11, Gilbert González, quien trabajó 24 años para la agencia, organizó una conferencia en la Universidad de Texas, en El Paso, para reiterar que él tiene datos que incriminan a Caro en el secuestro, tortura y asesinato de Enrique Camarena. Pero en entrevista con Proceso alude a la corrupción que imperaba en las corporaciones policiacas de aquel entonces.

Tiene 60 años y es multimillonario. Sus conocidos le dicen El Príncipe o Rafita. Hace tres meses recuperó su libertad tras un cautiverio de 28 años, cuando el Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal del Tercer Circuito lo exoneró de los delitos que se le imputaban: el secuestro, tortura y homicidio del agente de la Drug Enforcement Administration (DEA) Enrique Kiki Camarena Salazar.

Sin embargo, Rafael Caro Quintero, exlíder del Cártel de Guadalajara, vuelve a ser prófugo de la justicia, pues el miércoles 6, por mayoría, los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitieron un fallo adverso al capo, por lo que debe volver a prisión (Proceso 1932).

APROBADO EL PRESUPUESTO DE EGRESOS 2014: EL AGANDALLE PRI: VIDEGARAY SE PASÓ POR LOS HUEVOS AL CONGRESO

Presupuesto de Egresos 2014: el típico “agandalle” priista
 Proceso  Carlos Acosta Córdova

Prerrogativa exclusiva de la Cámara de Diputados, la confección del Presupuesto de Egresos para el próximo año fue, sin embargo, una imposición orquestada por el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, y su equipo de la Subsecretaría de Egresos, que ignoraron a los legisladores. Es decir, no hubo negociación real ni los jaloneos de años previos. Con la aprobación del presupuesto el jueves 14, el PRI y sus partidos pactistas confirmaron su cómoda vocación acrítica.

La aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación para 2014, efectuada el jueves 14 –un día antes de la fecha límite legal–, significó el regreso del viejo PRI con sus formas y modos habituales y el clásico agandalle a la hora del reparto de los dineros.

El secretario de Hacienda, el priista Luis Videgaray, y su equipo de la Subsecretaría de Egresos ni vieron ni oyeron a los diputados. Ni a la hora de revisar el grueso documento y hacerle mínimas modificaciones ni –mucho menos– a la hora de confeccionar el dictamen del presupuesto, que es prerrogativa exclusiva, por ley, de la Cámara de Diputados.

PRIVATIZAN PEMEX 3 EXDIRECTORES ENRIQUECIDOS: JESUS REYES HEROLES, LUIS RAMIREZ CORZO, JUAN JOSE SUAREZ COPPEL MAGNATES PETROLEROS

Tres exdirectores de Pemex, enriquecidos
Proceso  Esteban David Rodríguez

AL TAMBO, LUEGO AL PAREDÓN POR TRAIDORES A LA PATRIA, DESPUÉS LLEGA PEÑA Y SE QUEDA CON TODO Y OTRA VEZ.... QUE LOS ENCUEREN EN EL ZÓCALO Y LOS AMARREN AL POSTE HASTA QUE SE ACABE EL SEXENIO.

En realidad, los magnates petroleros mexicanos que presionan para conseguir la privatización de Pemex conforman una gran familia, encabezada, entre otros, por tres patriarcas que dirigieron la paraestatal. Se trata de Jesús Reyes Heroles, Luis Ramírez Corzo y Juan José Suárez Coppel, quienes fueron pródigos con la concesión de multimillonarios contratos a las empresas a las que se incorporaban como exfuncionarios o a las que pensaban asociarse cuando se hallaban al frente de Petróleos Mexicanos…

Los magnates petroleros mexicanos son como una gran familia:

CORRUPCION PEMEX PANISTA ARMA DE PEÑA NIETO (LA FAMILIA CAMPECHANA DE MOURIÑO)

La corrupción panista en Pemex, arma de Peña Nieto
Proceso J. Jesús Esquivel

ES LA MISMA MIERDA: LOS DE CAMPECHE QUE LOS DE TOLUCA. CON PEÑA AL DESPEÑADERO

El primer día de su sexenio, el gobierno de Enrique Peña Nieto emprendió una investigación confidencial contra un oscuro miembro del PAN que fue directivo de Petróleos Mexicanos. La indagatoria, a la que Proceso pudo acceder, no sólo sugiere que un alto ejecutivo de la paraestatal se enriqueció ilegalmente: es caso particular que, sin embargo, salpica al calderonismo, al mostrar su círculo de compadrazgos e impunidades. Sin embargo, lo más importante podría estar en otro lado: el valor político de la investigación tiene el poder de modificar el debate por la reforma energética, que el PAN ha condicionado a la electoral.

WASHINGTON.- El gobierno de Enrique Peña Nieto investiga por corrupción a un panista clave en Petróleos Mexicanos durante el calderonismo: Mario Alberto Ávila Lizárraga, exsubdirector de Mantenimiento y Logística en la Coordinación de Servicios Marinos de Pemex Exploración y Producción (PEP).

Las autoridades federales no se explican cómo se enriqueció ni por qué su esposa ocupó un cargo importante en una empresa favorecida en el periodo de la gestión de Ávila.

Según documentos confidenciales de la propia administración peñanietista, la indagatoria sobre el también excandidato del PAN a la gubernatura de Campeche se inició el 1 de diciembre pasado: el primer día del actual sexenio y un día después de la renuncia de Ávila Lizárraga como funcionario de Pemex.

ASESINATO: JOHN F KENNEDY: LA CLAVE CIUDAD DE MÉXICO : TESTIGOS MEXICANOS SILVIA DURAN: A 50 AÑOS: ¿EL CHOFER MATA A JFK? VIDEO

"50 años del asesinato de John F. Kennedy La clave está en la Ciudad de México"
Proceso

El quincuagésimo aniversario del asesinato del presidente John F. Kennedy –uno de los casos irresueltos más enigmáticos en Estados Unidos– detonó una avalancha de publicaciones, entre ellas el libro A Cruel and Shocking Act. The Secret History of the Kennedy Assassination, traducido como JFK: Caso abierto. La historia secreta del asesinato de Kennedy, puesto en circulación en inglés y español a finales de octubre. Su autor, el periodista Philip Shenon, racabó datos durante cinco años luego de que un integrante de la Comisión Warren se lo pidió. En sus conclusiones, el autor sostiene que el de Kennedy es “un caso abierto”. La clave, apunta, está en la Ciudad de México.

El 10 de abril de 1964, William T. Coleman Jr. y David Slawson –los dos abogados de la Comisión Warren encargados de investigar si había una conspiración interna o externa en el asesinato del presidente de Estados Unidos John F. Kennedy– realizaron un recorrido por la Ciudad de México. Vieron las fachadas de las embajadas y los consulados de Cuba y de la Unión Soviética, la terminal de autobuses por la que presuntamente entró y salió de la ciudad Lee Harvey Oswald en septiembre de 1963, así como el modesto Hotel del Comercio, donde se hospedó y el restaurante adyacente, donde comío.

Después, ambos abogados fueron conducidos a las oficinas de Luis Echeverría, “un poderoso funcionario mexicano que estaba a punto de ser nombrado secretario de Gobernación” y que a la postre sería presidente del país.

Echeverría, quien durante años estuvo cerca de Winston Scott, jefe de la estación de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) en México, inició la conversación con Slawson y Coleman compartiendo su “fuerte convicción de que no existió una conspiración extranjera (en el asesinato de Kennedy), por lo menos no una ligada a México”.

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...