BUSCA, BUSCADOR

miércoles, 19 de marzo de 2014

precio El LIMON el NARCO, autodefensas, CARSTENS BM ¿Que pasa con el precio de los LIMONES? México sube precio de limón control de la economía

precio El LIMON el NARCO autodefensas CARSTENS BM ¿Que pasa con el precio de los LIMONES? México

DESDE QUE LAS AUTODEFENSAS RECUPERARON LAS TIERRAS DE LOS PRODUCTORES DE LIMÓN (se las quitaron a los narcos), SUBIÓ EL PRECIO.
Al comprar limones estamos financiando a la mafias, en este caso la mafia del gobierno, parece que las autodefensas están TROLEANDO las corruptelas de los caciques, es el tipico "no me ayudes compadre" o las autodefensas muy "oriondas" creyendo que son heroes, le están haciendo el trabajo sucio a los del PRI. ¿a dónde va todo el dinero del limón? Lo más probable que a algún político con el nuevo dominio, ya veremos quien es el nuevo "rey del limón". ...y de pasadita nos recetan terror capitalista priista gringo.


El misterioso precio del limón Sábado 20 de julio de 2013

http://www.jornada.unam.mx/2013/07/20/opinion/017a2pol
Ilán Semo
El 20 de junio, la agencia de noticias Bloomberg, un sistema de información dedicado a las finanzas mundiales, publicó un detallado reportaje que llevaba el (nada) extraño título de: Porqué el fin del ataque de los carteles de la droga contra el limón es un triunfo de Carstens. El lead de la nota contenía, en rigor, la clave del extraño correlato entre los narcos, los limones y el encargado de velar por el buen funcionamiento de la economía nacional: El Ejército Mexicano está apoyando al gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, en su lucha para estabilizar la inflación. La historia es como sigue.


Desde 2011, año en que los poderes locales del es­tado de Michoacán cambiaron de mano, los carteles del crimen organizado empezaron a extender sus dominios al control de las cosechas y la comercialización de los prósperos cultivos de limón y aguacate en el fértil territorio donde habitan los pobladores de La Ruana, Bellavista y Tepalcatepec. En un breve lapso, lograron establecer quién, cuánto y cuándo sembraba qué cultivo en la región y, sobre todo, el pago de onerosas cuotas para entregar las cosechas a los transportistas.

Los pagos por derecho de aduana para comercializar los frutos pronto se reflejaron en los precios al consumidor. Si el limón y el aguacate llegaron a costar (durante ¡dos años!) cuatro o cinco veces más de su valor habitual, esto no se debió al cambio de las condiciones climáticas ni a las demandas de la exportación –que son explicaciones en las que incluso las amas de casa creen en la actualidad–, sino simplemente al aumento del costo producido por la extorsión a los agricultores. Las cientos de denuncias enviadas al gobierno de Felipe Calderón por los vecinos de La Ruana fueron inútiles, como también lo fueron las que enviaron al gobierno de Peña Nieto en los primeros meses de su gestión.

A partir de febrero, los pobladores de las tres lo­ca­lidades comenzaron a reunirse en asambleas públicas para formar cuerpos de policías comunitarios que los protegieran frente a la extorsión. Se desató la gue­rra. Siguieron los enfrentamientos y los muertos. El go­bierno federal reaccionó hasta fines de mayo, enviando tropas y logrando algo que parecía imposible desde 2007 (cuando se iniciaron las primeras incursiones militares en Michoacán): despejó las carreteras, al pa­recer pactó con Los Templarios y otros grupos y, súbitamente, el precio del limón se redujo a sus niveles normales.

¿Qué fue lo que obligó al gobierno federal a adoptar las medidas que bien podía haber emprendido dos años antes?

La aparición de los policías comunitarios fue el pri­mer aviso de que la ominosa conjunción entre la indiferencia federal, la complicidad del gobierno local y la voracidad de los carteles había empezado a perder su poder. Pero lo que provocó la reacción oficial, según el reportaje de Bloomberg, no fueron los muertos, ni las extorsiones ni los secuestros que mantenían en zozobra a la población local, sino el aumento de los dígitos de la inflación. Según esos cálculos, el precio del limón –que se consume masivamente en el país– contribuye en 0.17% al costo general de la canasta básica. Los expertos en Estados Unidos que velan por la estabilidad de la economía mexicana, llegaron a la conclusión de que, sumados, los precios acumulados de alimentos de la canasta básica, propiciados por las extorsiones en todo el país, podían afectar hasta en 1% o 1.5% a los dígitos del inflación (que calculan entre 4.5% y 5% en total). Los telegramas empezaron a acumularse en las oficinas de Hacienda y el Banco de México, y entonces sí, la Secretaría de Gobernación, encargada por Peña Nieto, decidió actuar de inmediato.

Hay un ingrediente de portentosa perversión en los paralajes que definen en la actualidad a las prácticas de gobierno. Al parecer, la única razón que ha logrado afectar realmente a los cuerpos tecnocráticos es la sensibilidad de los dígitos: el estado de las aguas gélidas del mercado. Las vidas, los muertos, la emigración forzada, el abandono, la destrucción son una suerte de capital desechable.

La pregunta es qué hará esta misma tecnocracia cuando el mercado muestre que puede poner perfectamente a su servicio al crimen organizado. Empresarios y empresas canadienses han estado contratando desde hace varios años a sicarios para contener las protestas en contra de las condiciones precarias bajo las que trabajan. Varios activistas sociales ya han sido asesinados. Todo esto se sabía desde hace dos años, hasta que finalmente las denuncias llegaron al Senado. ¿Cuál fue la reacción del gobierno federal? ¡Solicitar una entrevista a la embajada canadiense! Uno piensa de inmediato: ¿es una broma? No. No es broma. Algo así como: para contener la inflación, incluso el Ejército es bueno. Pero nada que ahuyente a la inversión y los inversionistas. Por más que sean empresarios delincuentes. Finalmente, son empresarios.

El dilema actual de las sociedad mexicana es que, como alguna vez lo auguró Benjamin para el siglo XX, el estado de excepción se ha convertido en el estado permanente. Sólo que ahora no se requiere de líderes carismáticos ni órdenes fascistas para imponerlo. Es la lógica del mercado la que puede legitimarlo de manera despreocupada. Y por supuesto, el cuerpo que vela por que permanezca como la razón de ser de todo lo que nos hace modernos: la tecnocracia.
.

---------
el financiero:

Los problemas en Michoacán, el principal productor de limón, han limitado la recolección y por lo tanto ha habido un incremento en este año de más del 167 por ciento.

Los precios de algunos alimentos en el país registran incrementos de hasta 49 por ciento al mayoreo en tan sólo una semana como lo es el caso del limón que pasó de 10.95 a 16.32 pesos el kilo, mientras que al menudeo se vende hasta en 40 pesos.

Dicho precio, que es 167 por ciento superior al registrado en fecha similar de 2013, se debe a que la oferta se mantiene limitada por los problemas que se presentaron en el estado de Michoacán, que actualmente abastece 90 por ciento de las necesidades del país, y al hecho de que los productores están recolectando la fruta solamente tres días a la semana.

En entrevista Sergio Ramírez Castañeda, presidente del Sistema Producto Limón Mexicano, advirtió que los precios del producto se podrían incrementar aún más en las próximas semanas debido a que tres de los principales estados productores de la temporada Colima, Guerrero y Oaxaca perdieron una parte de su cosecha por los fenómenos meteorológicos.

Sin freno, el alza de alimentos
Precio de productos del campo podría elevarse por sequía
Regresan arancel a limón, tomate y pollo
No obstante aseguró que será en marzo cuando inicie la cosecha de los demás estados productores y para entonces los precios del fruto se estabilizarían y regresarían a niveles de 10 pesos el kilo.

“No hay motivo de alarma, los altos precios se deben a cuestiones estacionales, pero garantizamos que no habrá desabasto pues habrá fruta para todo el país e incluso para exportar”, aseguró.

Una alternativa para los consumidores seguirá siendo el limón sin semilla, que si bien también ha sido impactado al alza, se encuentra en niveles de entre 25 y 30 pesos el kilo.

En esta variedad se espera que los precios se mantengan alrededor del nivel actual o bien con ajustes a la alza, ya que no se espera recuperación de la oferta.

Otro producto que ha registrado incremento de hasta 120 por ciento en el precio pagado al productor es la cebolla, que pasó de 2.50 a 5.50 pesos el kilo, situación que se ha reflejado ya en el precio al consumidor que paga hasta en 30 pesos el kilo, ello debido a que las lluvias extemporáneas afectaron el cultivo reduciendo su disponibilidad principalmente en el estado de Morelos.

Por otra parte, el frijol, a pesar de los apoyos que ha direccionado la Secretaría de Agricultura para su comercialización, registra nuevas caídas en el pago al productor que recibe hasta 6.30 pesos por kilo de su producto, mientras que en el anaquel se comercializa en 25 pesos.

http://www.elfinanciero.com.mx/economia/precio-del-limon-sube-49-por-ciento.html


Retoman el control del precio del limón (antes del narco)

Después de varios años de que el crimen organizado fijara el precio del limón que se consumía en el país y en el extranjero, por primera vez los productores del Valle de Apatzingán pactaron su costo a la venta.
Aunque la llegada de las autodefensas a Apatzingán no ha generado plena confianza en los productores, ayer lunes se estableció que el precio del kilogramo pase de 16 a 20 pesos.
En reunión con líderes de autodefensas, los productores dijeron que con ese precio se evitará que se malbarate el limón y que disminuyan sus ganancias.
"Nosotros podemos acordar el precio. Antes, los templarios eran quienes determinaban su costo. Esperamos que las cosas cambien, porque tenemos miedo. Algunos productores temen que les vayan a hacer daño porque los criminales están en algunos ejidos a los que no han entrado la Policía Federal ni las autodefensas", dijo uno de los agricultores que acudió al Tianguis del Limón.
Los dueños de los ranchos dijeron que el crimen organizado les cobraba 10 centavos por cada kilogramo, a otros se les pide una cuota de los 30 mil pesos hasta los 60 mil pesos.
"Ellos impusieron una cuota de 10 centavos por cada kilo, no es mucho pero hay personas que venden hasta 100 toneladas diarias; además, no somos unos cuantos, somos muchos productores", explicó otro de los rancheros. Además, se acordó suspender su corte hasta el próximo jueves, cuando se prevé que se realice una asamblea en la que se renovará a la mesa directiva y se anunciará una auditoría a la organización de limoneros de la entidad.
Los líderes de autodefensas pidieron a productores tener confianza en ellos y no pagar más cuotas al crimen. Los exhortaron a denunciar para limpiar la zona.
El 2 de febrero, el secretario de Desarrollo Rural de Michoacán, Ramón Cano Vega, dio a conocer que en enero sólo en Apatzingán se exportaron 2 mil toneladas de limón a Estados Unidos y se produjeron 18 mil toneladas en todo el estado en el mismo mes.
http://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/961551.retoman-el-control-del-precio-del-limon.html
kikka-roja.blogspot.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comentarios. HOLA! deja tu mensaje ...

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...