BUSCA, BUSCADOR

viernes, 12 de diciembre de 2014

Luis Videgaray CASA MALINALCO blanca WSJ The Wall Street Journal: La cuenta mágica de VIDEGARAY EPN HIGA LA GAVIOTA Juan Armando Hinojosa Cantú: PRI RATAS

Luis Videgaray CASA MALINALCO blanca WSJ The Wall Street Journal: La cuenta mágica de VIDEGARAY EPN HIGA LA GAVIOTA Juan Armando Hinojosa Cantú: PRI RATAS

  • Videgaray también compró casa a financiero de “La Gaviota”: Wall Street Journal

Proceso Arturo Rodríguez García

MÉXICO, D.F. (apro).- Un nuevo episodio de la fructífera relación entre el Grupo Higa y el círculo cercano al presidente Enrique Peña Nieto, fue revelado hoy por el diario The Wall Street Journal (WSJ), al informar que el secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, compró una casa, ubicada en un fraccionamiento-club de golf en Malinalco, a una razón social vinculada con Grupo Higa.

Según el rotativo estadunidense, uno de los más grandes de ese país, especializado en economía y negocios, dio a conocer en su edición digital que la propiedad fue vendida por Bienes Raíces H&G, otra razón social del empresario Juan Armando Hinojosa Cantú.

Hinojosa Cantú, es propietario de Grupo Higa, una corporativo de empresas dedicadas en su mayoría a la proveeduría gubernamental y contratos de obra, que atrajo la atención a partir de la revelación de que fue con la razón social Ingeniería Inmobiliaria del Centro, que se construyó la casa de la primera dama, Angélica Rivera Hurtado, en el exclusivo sector Lomas de Chapultepec.

De acuerdo a la información difundida por el WSJ, la operación de Videgaray con Bienes Raíces H&G, ascendió a 532 mil dólares (unos 7 millones de pesos), y se concretó a través de un financiamiento por 18 años de la empresa de Hinojosa Cantú y no de alguna institución crediticia.

El crédito fue liquidado por completo en una sola exhibición el pasado 31 de enero.

La operación es similar a la de la llamada “Casa Blanca” de la primera dama Angélica Rivera, pues según su propia aclaración, su residencia fue adquirida con financiamiento de la empresa de Hinojosa Cantú, a quien sólo había pagado menos del 30%.

Las operaciones de financiamiento a Rivera y Videgaray, respectivamente, resultan extraordinarias por sus montos y su realización fuera del sistema financiero.

En el caso del secretario de Hacienda, tiene entre sus responsabilidades, según la Ley Orgánica de la Administración Pública, evaluar y vigilar la banca y las instituciones crediticias, entre las que, hasta donde se sabe, no está autorizada ninguna razón social de Hinojosa Cantú.

De acuerdo al WSJ, Videgaray no publicó la hipoteca en su declaración de bienes, pero fue precisamente ese tipo de financiamiento, lo que permitió esta vez al funcionario responder al diario estadunidense, que el formato de declaración patrimonial no le permitía informar de un préstamo no bancario.

Videgaray respondió a un cuestionario del WSJ que no hay conflicto de intereses pues la adquisición se realizó cuando aun no era funcionario público y, de acuerdo a los documentos citados en la noticia, la compra ocurrió en octubre de 2012, semanas antes de asumir como titular de Hacienda.

Los escándalos derivados de la relación entre Hinojosa Cantú y el círculo cercano de Enrique Peña Nieto, ha crecido desde que a principios de noviembre, una investigación periodística de Aristegui Noticias, publicada de manera simultánea en Proceso, diera a conocer el origen de la “Casa Blanca”, horas después de que el gobierno cancelara el fallo de la licitación del tren de alta velocidad México-Querétaro, entre cuyos beneficiarios estaba Constructora Teya, propiedad de Hinojosa Cantú.

Dicho empresario ha sido ampliamente favorecido durante los gobiernos de Peña Nieto, en el Estado de México y ahora en el federal.

En la edición 1849 de la revista Proceso, correspondiente al 15 de noviembre, se informó que pues durante el período de Peña Nieto como gobernador, Hinojosa obtuvo contratos que sumaron unos 35 mil millones de pesos, en tanto, en lo que va de la presente administración federal, aun sin contar el cancelado tren, acumulaba ya contratos por un monto cercano a los 25 mil millones de pesos en apenas dos años de gestión peñanietista.


---------------------
La cuenta mágica de Videgaray
ROSALÍA VERGARA
7 DE AGOSTO DE 2012
REPORTAJE ESPECIAL

La cuenta de Scotiabank que el Movimiento Progresista exhibió como presunta prueba de que Luis Videgaray se prestó para triangular multimillonarios recursos públicos a favor de su jefe Enrique Peña Nieto hizo reaccionar de inmediato al coordinador de la campaña priista. La misma reacción tuvo el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila. Independientemente de lo que las autoridades electorales decidan investigar al respecto, lo cierto es que el lodo no deja de aflorar en las alcantarillas del PRI.

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Si bien una de las líneas de investigación sobre el origen del raudal de dinero presuntamente triangulado por el PRI antes y durante los comicios presidenciales del pasado 1 de julio para la compra de votos es la emisión de facturas que varias empresas exhibieron a favor de Monex, hay otra ruta: las transferencias bancarias en las que, según la izquierda, está vinculado Luis Videgaray Caso, coordinador de campaña del priista Enrique Peña Nieto.

El jueves 2, el senador Ricardo Monreal Ávila –coordinador de la campaña de López Obrador– declaró que desde 2005 Videgaray ha manejado recursos públicos “no siempre de manera lícita”. Agregó que el colaborador de Peña Nieto tiene la cuenta 038008006935 en Scotiabank, aunque en los estados de cuenta en papel también aparece como titular el gobierno del Estado de México. Es decir, hay dos cuentas con un mismo número, aunque con diferentes titulares, lo cual es inusual.

Lo que llama la atención es que los estados de cuenta revisados en la página electrónica del banco, copia de los cuales obtuvo Proceso, tienen como fecha de corte el 25 de julio, casi un mes después de la elección. De acuerdo con los documentos, hasta esa fecha el saldo era de 50 millones 202 mil pesos.

Y aunque no se registró ninguna transacción, los dos días anteriores fueron depositadas y retiradas en esa cuenta cantidades similares, manteniendo el saldo de 153 mil 186 pesos, según los documentos.

El jueves 2, Videgaray escribió en su cuenta de Twitter que eso era “absolutamente falso”. A su vez Scotiabank emitió un comunicado de dos párrafos en el cual negó que el diputado federal con licencia estuviera registrado como administrador de la cuenta 038008006935.

El viernes 3, Monreal difundió la grabación de una supuesta llamada de un particular que se hizo pasar por el priista a la línea Invertel de Scotiabank para verificar la existencia de esa cuenta.

De acuerdo con Monreal, coordinador de campaña de Andrés Manuel López Obrador, a través de esta cuenta presuntamente se triangularon 8 mil 681 millones 734 mil 25.14 pesos de febrero a junio de este año, durante el periodo de precampaña y campaña electoral.

El mismo día, el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, admitió la existencia de esa cuenta, aunque dijo que su correligionario no era el titular; asimismo negó el presunto desvío de recursos para la campaña presidencial de Peña Nieto.

“La acusación del señor Monreal carece de fundamento”, dijo el mandatario y expuso que la cuenta fue abierta en agosto de 2006 con un propósito: recaudar impuestos del estado, así como recursos asignados por el gobierno federal para el pago de nómina “y otros fines autorizados en el Presupuesto de Egresos”.

Y agregó: “Los depósitos se colocan bajo inversión con el objetivo de maximizar su rendimiento financiero”. Descartó que Videgaray tenga “injerencia alguna en el manejo de ésta o de cualquier otra cuenta gubernamental” desde que dejó de ser secretario de Finanzas, el 30 de marzo de 2009, durante el mandato de Peña Nieto.

El 18 de junio López Obrador señaló que Peña Nieto se reunió con gobernadores priistas el pasado 12 de enero para pedirles que usaran el presupuesto para comprar votos a su favor. Al principio los priistas lo negaron, después el propio Eruviel admitió el cónclave.



Las transferencias



En plena efervescencia electoral –entre febrero y junio– se transfirieron 8 mil 681 millones 734 mil 25.14 pesos a la cuenta de cheques 038008006935 del Banco Scotiabank a nombre del gobierno del Estado de México, la misma que, según el Sistema Electrónico Scotiabank, tiene como titular a Videgaray, de acuerdo con los estados de cuenta difundidos por Monreal el jueves 2 en conferencia de prensa.

En los registros de las transferencias interbancarias registradas en los estados de cuenta se refleja el manejo inusual de recursos: más de mil millones de pesos por mes, durante un semestre, manteniéndola con un saldo de poco más de 150 mil pesos. No se reportó otro tipo de operaciones bancarias.

El mecanismo consistía en depositar desde una cuenta “alimentadora” del banco español BBVA-Bancomer una millonaria cantidad de dinero a esta cuenta mediante el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) en determinada fecha; esa cantidad era retirada en efectivo el mismo día.

La cuenta de Scotiabank no reportó ninguna operación bancaria en diciembre de 2011 ni en enero de este año. Sin embargo, el 12 de febrero Peña Nieto encabezó un mitin en Ecatepec de Morelos, Estado de México, donde estuvo acompañado por el gobernador Eruviel Ávila, quien respondió a los críticos del candidato: “No nos piquen la cresta porque responderemos con coraje y firmeza.

“El Estado de México es la inspiración de esta campaña que vamos a hacer (sic). Aquí establecimos una nueva forma de hacer política; gracias a ese estilo que inauguramos en el Estado de México.”

Dos días después comenzaron las transferencias bancarias.

En los estados de la cuenta 038008006935, cuyo titular es el gobierno mexiquense, se registraron los siguientes movimientos:

Del 14 al 29 de febrero, en plena precampaña electoral, se depositaron a esa cuenta más de mil 30 millones 724 mil 699 pesos en exhibiciones de 100 millones de pesos diarios. El 16 de febrero se inició la veda electoral de 45 días ordenada por el Instituto Federal Electoral (IFE) a los candidatos, que se prolongó hasta finales de marzo. Durante ese mes se registraron transferencias por mil 621 millones 304 mil 570 pesos.

La dinámica fue la misma: depositar y retirar los recursos millonarios el mismo día del depósito, aunque las cantidades variaron.

Del 1 al 20 de marzo, por ejemplo, se registraron dos transferencias diarias por 30 millones de pesos; en pocas horas esa suma fue retirada. Del 21 al 23 y del 26 al 30 de ese mes se depositaron primero 60 millones de pesos, después 90 millones y se retiraron más de 150 millones 58 mil pesos. Todos los retiros fueron en efectivo.

El 12 de marzo Peña Nieto rindió protesta como candidato presidencial por el PRI y PVEM en Dolores Hidalgo, Guanajuato. El priista fue duramente criticado por rentar un avión privado para el acto y otro para trasladar a representantes de medios –este último fue cancelado debido al escándalo que provocó–, así como por el impactante cerco de seguridad desplegado en sus eventos públicos.

Ese día no se reportaron movimientos bancarios. Al día siguiente se depositaron vía electrónica 60 millones de pesos, que se retiraron en efectivo casi se inmediato.

El día que se iniciaron formalmente las campañas electorales federales se depositaron 150 millones 224 mil 843.94 pesos, que también se retiraron.

Del 2 al 16 de abril las transacciones fueron de 450 millones 895 pesos. El 17 y 18, de 100 millones de pesos; el 19 y 20 se hicieron dos transferencias de 100 millones y de 60 millones, y se sacaron 160 millones.

Durante esos meses comenzó a decaer la imagen de Peña Nieto, pero las encuestadoras lo colocaban en primer lugar en las preferencias electorales. La popularidad de su contrincante de izquierda Andrés Manuel López Obrador ascendió, al tiempo que disminuyó la de la panista Josefina Vázquez Mota.

En mayo, dos meses antes de la elección presidencial, se soltó la mayor cantidad de recursos: 3 mil 195 millones 35 mil 23 pesos.

Se hicieron 15 transferencias electrónicas y retiros en efectivo por casi 110 millones 400 mil pesos diarios y ocho de entre 200 millones y 230 millones.

Las transacciones comenzaron el 2 de ese mes y se detuvieron dos días después. El 6 de mayo, fecha del primer debate presidencial, no se registró ningún movimiento; un día después se hizo un depósito de 110 millones 292 mil 548 pesos.

Para el 11 de mayo – el “viernes negro”, cuando los estudiantes de la Universidad Iberoamericana le gritaron a Peña Nieto “asesino” y “cobarde”–, poco más de 110 millones 346 mil 724 pesos entraron a la cuenta de Scotiabank y salieron horas después.



Aumenta el afluente de dinero



Los priistas denostaron a los estudiantes. El cerco informativo motivó a 131 alumnos a grabarse y mostrar sus rostros, diciendo su nombre, su número de cuenta y exhibiendo sus credenciales para acreditar que eran alumnos de esa universidad.

El equipo de Peña Nieto admitió su calidad de estudiantes, pero les advirtió que serían investigados. Eso detonó la creación del movimiento #YoSoy132 en las redes sociales. Pronto se les sumaron otros jóvenes de universidades públicas y privadas y salieron a las calles para protestar contra el candidato presidencial priista con la consigna: “Aquí se ve que Peña Nieto presidente no va a ser”.

Ese 11 de mayo el periódico Reforma publicó que durante la gestión de Peña Nieto en el Estado de México se destinaron 32.3 millones de pesos a “apoyos informativos”, de los cuales 9.2 millones presuntamente se pagaron a los conductores Joaquín López Dóriga y Óscar Mario Beteta. Según las facturas difundidas se trata del pago por entrevistas o comentarios a favor del priista mexiquense, no de spots formalmente contratados.

Un día antes, 10 de mayo, en un hecho hasta entonces inédito en procesos electorales mexicanos, los cibernautas convocaron en Twitter y Facebook a una reunión para el 19 de ese mes a las 12 horas en el astabandera de la Plaza de la Constitución.

Cinco días después se duplicó el monto del traspaso de dinero. Empezó con 200 millones de pesos el 15 de mayo; para el 31, había aumentado a 200 millones 221 mil pesos.

El 21 de ese mes López Obrador recibió el apoyo de miles de jóvenes en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, donde en 1968 un gobierno priista ordenó la masacre estudiantil del 2 de octubre. En esa ocasión se realizó un traspaso por 200 millones 147 mil 369 pesos, que luego fueron retirados en efectivo.

En junio las transferencias comenzaron el día 19 con montos de poco más de 50 millones de pesos. Se hicieron seis operaciones. En total se sacaron 250 millones 73 mil 678 pesos. El 22, fecha de la tercera marcha “antipeña”, se hizo una de esas transacciones.

Días antes la red Anonymous Hispano difundió en su cuenta de Twitter el contenido del proyecto Promueve 2012 para buscar el voto a favor de Peña Nieto por medio de organizaciones civiles, culturales y de asistencia privada, escuelas privadas y fundaciones religiosas del Estado de México que presuntamente aportarían por lo menos 4 millones de sufragios.



El falso Videgaray



Luego del mensaje de Videgaray en el cual negó ser titular de la cuenta 038008006935 en Scotiabank, el viernes 3 Monreal difundió la grabación de una llamada a la línea Invertel de Scotiabank hecha por un particular que se hizo pasar por el priista Videgaray para verificar si era el titular.

Videgaray volvió a tuitear: “Monreal sigue haciendo el ridículo, y cada vez peor. Ese audio es torpe y evidentemente falso. Lamento que Ricardo caiga tan bajo”.

Monreal anunció en conferencia de prensa una serie de demandas en su contra por la probable comisión del delito de delincuencia organizada, lavado de dinero y los que resulten. Copias de las consultas de pantalla en el portal Sistema Scotiabank sobre el historial personal de la cuenta 038008006935 indican que el titular es Videgaray. Es el cliente número 123941072. La sede donde se creó es Toluca, Estado de México y está vigente.

Cinco días antes de la elección presidencial el saldo era de poco más de 153 mil pesos, monto similar a la cuenta a nombre del gobierno del Estado de México.

Un comparativo entre ambos documentos de Scotiabank lo confirma. El 23 de marzo, por ejemplo, en ambas cuentas se transfirieron y se sacaron alrededor de 150 millones de pesos el mismo día. Lo mismo sucedió el día anterior. El 21 se hicieron dos depósitos en la cuenta 038008006935: uno por 60 millones, otro por 90 millones y se registraron los retiros. Lo mismo se hizo en los días posteriores.

De acuerdo con la cuenta a nombre de Videgaray, además de las transferencias electrónicas el dinero se depositó con cheques de Bancomer o de contratos de inversión para efectuar el “traspaso de vista a plazo”. Los horarios de las operaciones rebasan el de oficina de los bancos.

El 25 de julio se registró un depósito de Bancomer por 49 mil 129 pesos a las 5:30 de la tarde y a las 6:11 se realizó el retiro total de recursos en efectivo.

Para Monreal, “no existe justificación alguna para que un ciudadano, menos el coordinador general de campaña del PRI, maneje recursos públicos”.

La noche del viernes 3 el mensaje de Twitter de Videgaray se convirtió en comunicado de prensa: “Ante esta difamación, el equipo jurídico del PRI analiza las acciones legales que tanto el partido como Luis Videgaray emprenderán en contra de Ricardo Monreal”.

Monreal insiste en que en lugar de negar la existencia de la cuenta en Scotiabank, el PRI debe explicar por qué en los estados de cuenta en papel aparece como titular el gobierno mexiquense y Videgaray en la “cuenta de banca personal-historial”.

Y reviró: “Si lo que querían eran pruebas, espero estén satisfechos”.

En su opinión es impresionante la cantidad de recursos usados durante la campaña presidencial del PRI: “Se indigestaron”, enunció.

–¿No le teme a Videgaray? –le preguntaron los reporteros.

–No.



Investigado desde 2009



Antes de ser coordinador de campaña del candidato del PRI a la Presidencia, Videgaray presidía la Comisión de Presupuesto en la Cámara de Diputados. De 2005 al 30 de marzo de 2009 fue el secretario de Finanzas, Planeación y Presupuesto del gobierno de Peña Nieto en el Estado de México.

El 21 de marzo de 2009, nueve días antes de dejar el cargo, “realizó una operación en el ejercicio de 2006 con PF Tollocan, S.A. de C.V., actividad ‘automóviles y camiones nuevos’, por un importe de 1 millón 70 mil 786 pesos; dicha cantidad corresponde a 54% de los ingresos declarados en ese ejercicio”, señala el expediente UIF/SAT/2577/2009 (Proceso 1856).

El documento, cuya copia tiene este semanario, precisa que ante el Registro Federal de Contribuyentes, Videgaray realizó declaraciones de ingresos anuales en 2002, 2006 y 2007 por 2 millones de pesos, pero “se observó que en 2003 y 2004 se incrementaron a 5 millones y en 2005 a 13.6 millones”.

Videgaray fue reportado mediante el folio 000001 por Vector Casa de Bolsa S.A. de C.V., que señaló que la transaccionalidad del cliente es incongruente con el conocimiento que se tiene del mismo, toda vez que se realizó un depósito por 3 millones 400 mil pesos con documentos o valores. La institución lo reportó por ser una persona políticamente expuesta y por la operación del depósito que se sale de los parámetros establecidos por el Comité de Comunicación y Control de dicha institución, según el reportaje publicado por Jenaro Villamil en la edición 1856 de este semanario.

Excolaborador de Pedro Aspe, secretario de Hacienda en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, en la consultoría Prego, Videgaray envió un desmentido al reportero en esa ocasión, quien le respondió que existe un documento relativo a ese asunto, por lo que el caso sigue abierto en la Secretaría de Hacienda. Videgaray ya no respondió.
.
kikka-roja.blogspot.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comentarios. HOLA! deja tu mensaje ...

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...