BUSCA, BUSCADOR

domingo, 13 de septiembre de 2015

EPN el ESTAFADOR que NADIE QUIERE (ni los ricachones): cambiar todo para que todo siga igual: Álvaro Cepeda Neri

EPN el ESTAFADOR que NADIE QUIERE (ni los ricachones): cambiar todo para que todo siga igual: Álvaro Cepeda Neri

Para que todo vaya de mal a peor
13. septiembre, 2015 Autor: Álvaro Cepeda Neri * Conjeturas

I. Sabemos que Peña no fue un individuo de lecturas ni durante su vida estudiantil. Enviado a escuelas religiosos, ni siquiera pudo probar que tuvo en sus manos La Biblia. Y en la Universidad Panamericana, del Opus Dei, mucho menos se asomó al Manifiesto Comunista de Marx y Engels, y nada sabe de las revoluciones. Por su trabajo para obtener la licenciatura en derecho natural, pasó de largo sobre el presidencialismo de Álvaro Obregón, para, fascinado, detenerse en el Porfirio Díaz de la dictadura. Así que, suponemos, no tiene noticia de la extraordinaria novela de Giuseppe Tomasi di Lampedusa (la edición cubana es extraordinaria), El Gatopardo, donde su autor acuñó la multicitada frase: “Para que todo permanezca igual, es necesario que todo cambie”. Así se define la política peñista; un presidencialismo que se desmorona, en un sexenio más de neoliberalismo económico que lleva 27 años creando pobreza, desempleo, matanzas, genocidios… ganancias para los capitalistas y millonarios, y corrupción-botín para las elites gubernamentales.

II. Buscando que todo permanezca… peor, en los 3 años que le faltan, movió a sus empleados como si jugara dominó o damas chinas, pero no ajedrez. Y dejó a la pinza Osorio-Videgaray entre los que busca a su sucesor como candidato presidencial. Puso a la señora Robles en otro cargo. A Meade Kuribreña –que no es ni chicha ni limonada, lo dejó en la Secretaría de Desarrollo Social para generar 2 millones más de pobres, ya que el exsecretario de Relaciones Exteriores es un individuo exquisito, expanista converso al peñismo que no puede aspirar a la candidatura presidencial. Como tampoco la sobrina de Salinas de Gortari: Claudia Ruiz-Massieu, elevada a su nivel de incompetencia: Relaciones Exteriores –para pagar favores a Carlos Salinas de Gortari, quien brinca como enano con su ascenso–, donde sólo sabe viajar con gastos todo pagado con el dinero del pueblo. Quitó a Chuayffet Chemor, porque ya no sirve. Y puso en su lugar a su favorito Aurelio Nuño, para ver si descuella para la sucesión. Lo demás es pura paja para distraer.

III. Pero aún con todos sus cambios, Peña está descalificado como gobernante y reprobado en credibilidad. Hasta los empresarios, sus aliados por complicidad, no dan 1 centavo por él. Y los encargados de su imagen, interna y externa, no hallan cómo posicionarlo después de la corrupción que lo puso en el descrédito total, a pesar de su decálogo de medidas de antemano utópicas. Lo tachan de pragmático, pero acusa decisiones fallidas que durante los 3 años anteriores muestran un fracaso administrativo, político, económico y un desastre social. Las encuestas arrojan que su imagen está por los suelos y que no puede conducir el federalismo. Y como apareció en la caricatura del Fisgón: “¿Te has dado cuenta que lo mejor del Informe [presidencial] es lo que dice que no va a hacer?” (La Jornada, 4 de septiembre de 2015). Peña ya es uno de los peores presidentes y no tiene la confianza del pueblo. Apenas cuenta con los 1 mil 500 invitados a quienes soltó un sermón en el espectáculo que escenificó para sacarle la vuelta al Congreso de la Unión. Su corrupción acabó por mandarlo al sótano de las encuestas.


Álvaro Cepeda Neri*

*Periodista

http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2015/09/13/para-todo-vaya-de-mal-peor/
.
kikka-roja.blogspot.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comentarios. HOLA! deja tu mensaje ...

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...