BUSCA, BUSCADOR

sábado, 17 de octubre de 2015

FED 2015: sube o no intereses: CHINA NO TIRÓ LA BOLSA DE VALORES Cuidado con la RESERVA FEDERAL

FED sube o no intereses: CHINA NO TIRÓ LA BOLSA DE VALORES Cuidado con la RESERVA FEDERAL

PARA EMPEZAR LA FED ESTÁ "CONDONADA" POR EL GOBIERNO
www.federalreserve.gov ya no es www.federalreserve.org

ESTOS PATANES LADRONES, CON TAL DE VER HUNDIDO AL BRIC, VAN A SUBIR LA TASA DE INTERES, Y SI, ES LO MÁS PROBABLE, POR QUE VAN PERDIENDO LA GUERRA EN SIRIA, ELLOS PREFIEREN DESTRUIR AL PLANETA, EN LUGAR DE COOPERAR CON RUSIA, BRASIL Y CHINA.

ADEMÁS SI SUBEN LA TASA DE INTERÉS, SE DESPRENDEN DE VARIOS OLIGARCAS PARASITOS. LOS MÁS RICOS NO PIERDEN NADA, SERÁ UNA LUCHA ENTRE RICOS.

Y SI NO SUBEN, SEGUIMOS IGUAL: LA BURBUJA DE LA ESTAFA PONZI, CUANDO LA ROMPAN, EL QUE GANE, ESE ES EL ESTAFADOR MAYOR: O SEA INGLATERRA, la reina sabel segunda, los rothschild, y los bush, roquefeler, y los estados unidos. "LA LEY DE LA SELVA SALVAJE" es irse contra el que tenga la boca llena de comida, no les va alcanzar el dinero robado para sobrevivir a la persecución.

SALGANSE DE A VOLSA DE VALORES. NO CONFÍEN EN EEUU.

ECONOMÍA 16 OCT 2015 - 10:29 PM
Cuidado con la Fed


Quienes pronostican que la Fed postergará el primer aumento de tasas en casi diez años hasta marzo de 2016 podrían estar haciendo una lectura equivocada.
Por: Redacción Economía

La fragilidad de la economía mundial, el debilitamiento de la situación en Estados Unidos y las declaraciones recientes de algunos funcionarios de la Reserva Federal (Fed) han llevado a una creciente aceptación de que el banco central no elevará las tasas de interés este año.

Pero quienes ahora pronostican que la Fed postergará el primer aumento de tasas en casi diez años hasta marzo de 2016 podrían estar haciendo una lectura equivocada del contexto interno e internacional más amplio.

Al limitar la demanda de exportaciones y enfriar los ingresos que las empresas reciben de las ventas al exterior, una economía mundial más débil tiende a frenar la expansión estadounidense. Pero la magnitud y el alcance de esos efectos parecen nimios en comparación con el impacto de los acontecimientos nacionales. De hecho, los funcionarios de la Fed sólo tomarían en consideración marginalmente la situación mundial si esa debilidad no estuviera contribuyendo a la inestabilidad de los mercados financieros.

( CHINA NO PROVOCÓ LA CAIDA DE LA BOLSA, FUE EE.UU)
Por ejemplo, la preocupación económica por China provocó volatilidad financiera generalizada en las semanas que precedieron a la reunión de mediados de septiembre del Comité Federal de Mercado Abierto. Esas desordenadas bajas y altas especulativas de precios, junto con el contagio adverso entre clases de activos, fueron motivos importantes para que el banco central decidiera no aumentar las tasas en ese momento.

Ahora, los mercados de todo el mundo recuperaron algo de equilibrio y los vientos externos en contra no son tan fuertes, aun cuando el crecimiento todavía no se ha recuperado en China y el resto del mundo emergente.

En cuanto a la economía estadounidense, los argumentos en favor de un aumento de tasas se ven cuestionados por los indicadores recientes de debilidad del consumo y su impacto en los minoristas. Pero en esto también el contexto general es importante.

Tras arrancar con frustrante lentitud luego de la crisis, la economía estadounidense ha tenido un impresionante ciclo de creación de empleo. Pero que esos progresos continúen depende de cuestiones estructurales importantes que no pueden resolverse fácilmente por medio de la política de la Fed. Entretanto, las presiones salariales e inflacionarias están empezando a acumularse, aunque de un modo más bien moderado. Y distan de haberse disipado los temores por la excesiva asunción de riesgos —efecto secundario no buscado del prolongado empleo de políticas monetarias no convencionales por parte del banco central—.

Todo esto sugiere que, aun cuando casi con certeza puede descartarse un aumento de tasas en octubre, sería prematuro excluir por completo la posibilidad de una medida de la Fed en diciembre, y más aún pronosticar que se la aplazará hasta marzo del año que viene. Sólo una cantidad mucho mayor de señales de debilidad en la economía nacional, así como la reaparición de la inestabilidad en los mercados financieros mundiales, harían de eso una apuesta segura.

http://www.elespectador.com/noticias/economia/cuidado-fed-articulo-593280

---

  • EEUU es el culpable del desplome de mercados de acciones

Tras el desplome de los mercados de acciones esta semana, China acusó al Gobierno Federal estadounidense de provocar la crisis actual económica del mundo.

Yao Yudong, jefe del Instituto de Investigación Financiera del Banco Popular de China ve a EE.UU. como el culpable del desplome de los mercados de acciones mientras que algunos consideran este choque como el resultado del colapso de los mercados de valores de China.

Si la Reserva Federal quita la tasa de interés de cero por ciento [la que hay actualmente], el mercado se va a desplomar y empezará una nueva recesión… Y es algo que daña a los mercados internacionales", explicó Peter Schiff, de Euro Pacific Capital Inc.
Según el alto funcionario chino, fueron las expectativas de que en septiembre el Gobierno estadounidense subiría las tasas de interés de fondos federales las que socavaron los mercados internacionales provocando la crisis actual, según la agencia china de noticias Xinhua.

Varios expertos occidentales también coinciden con su colega chino y ven como a "la más culpable" a la Reserva Federal de EE.UU.

"En realidad todos esperan que la Reserva Federal suba las tasas de interés" y eso es algo que está detrás de las turbulencias en los mercados, afirmó Peter Schiff, de Euro Pacific Capital Inc., agregando que todo esto "no tiene nada que ver con China" y tal medida podría provocar una nueva crisis financiera.

"Si la Reserva Federal quita la tasa de interés de cero por ciento [la que hay actualmente], el mercado se va a desplomar y empezará una nueva recesión… Y es algo que daña a los mercados internacionales", explicó.

Es el temor a la subida de las tasas de interés que sube el precio del dólar, "deprime a los mercados emergentes" y a los mercados de materias primas, prosiguió.

Otro experto, Mark Weisbrot, del Centro para la Investigación Económica y Política, también opina que la culpa es de EE.UU., pero lo ve de manera diferente. Según él, la causa detrás de la crisis es que el Gobierno estadounidense no se esforzó lo suficiente para recuperar la economía.

Asimismo, añadió que la recuperación de la economía europea fue aún peor. Y en ese sentido, el mayor problema es la tasa de paro, ya que incluso las tasas de intereses nulas no lograron estimular las inversiones necesarias para crear los "tres o cuatro millones de trabajos" que necesita EE.UU., opinó.

El lunes, los mercados de valores del mundo, entre ellos, China y EE.UU. vivieron un lunes negro por la caída fuerte de sus acciones.

http://www.hispantv.com.mx/newsdetail/Economia/54497/China-EEUU-Yao-Yudong-mercados-acciones-desplome-culpable

La confusión de la Fed
La economía mundial está en transición y los países desarrollados han de mantener la estabilidad

Ben Bernanke, en sus memorias publicadas la semana pasada, afirma que la política monetaria es la combinación de un 98% de comunicación y un dos por ciento de acción. Durante su experiencia como banquero central siguió esta máxima al pie de la letra. Al poco de ser nombrado gobernador de la Reserva Federal (Fed), en 2003, declaró en un discurso que el éxito de la política monetaria depende, sobre todo, de la capacidad del banco central de comunicar sus planes y sus objetivos. Durante su mandato como chairman de la Fed insistió en aumentar su transparencia, explicando con detalle su mecanismo de razonamiento (la llamada “función de reacción” de la política monetaria), impulsando la adopción de un objetivo de inflación claro (dos por ciento), y aumentando la cantidad de información publicada sobre su toma de decisiones. Esto incluyó las ruedas de prensa para explicar las decisiones y el famoso “gráfico de los puntos”, que detalla la senda probable de tipos de interés que esperan cada uno de los miembros del comité federal del mercado abierto (FOMC, en inglés), el órgano decisor de la política monetaria dentro de la Fed.

Por desgracia, en los últimos meses la Fed está creando una tremenda confusión con su política de comunicación, perdiendo una buena parte de la credibilidad que había acumulado hasta la fecha. No es un cambio de estrategia, pero si una acumulación de errores en su ejecución que están empezando a pasar factura. Los mercados cada vez prestan menos atención a los avisos de la Fed, y la divergencia entre lo que descuenta el mercado y lo que indica la Fed que hará respecto a los tipos de interés es cada vez mayor. Cuanto más se prolongue este desencuentro, más difícil será resolverlo de manera indolora.

Las razones de esta divergencia son múltiples. Por un lado está el eterno debate sobre el impacto de la política monetaria en la estabilidad financiera, algo que no está en el mandato explícito de ningún banco central pero que sirve de comodín para todos aquellos que quieren subir tipos sin tener argumentos sólidos para ello. A pesar de la caída constante de la inflación, el Banco Internacional de Pagos en Basilea lleva años sugiriendo que se deberían subir los tipos de interés, argumentando que la estabilidad financiera se está poniendo en peligro tras tantos años de tipos de interés cero. Los halcones de la Fed (y de otros bancos centrales) usan argumentos similares, pero nadie ha sido capaz de articular una manera precisa de usar los tipos de interés para este menester, ni detallar que tiene de especial para la estabilidad financiera que los tipos de interés sean cero. No hay burbujas financieras claramente identificables, el crédito sigue de capa caída, y la regulación bancaria y financiera es cada vez más restrictiva.

Por otro lado esta el carácter dual del mandato de la Fed (estabilidad de precios y máxima creación de empleo). Esta dualidad fue muy útil a la Fed durante la crisis, ya que validó sus propuestas de política monetaria muy expansiva pese a que la inflación se desaceleró menos de lo que se podría haber imaginado dado el tamaño de la recesión. Pero ahora está jugando un papel contrario: según las estimaciones de los modelos tradicionales del mercado de trabajo, EE UU estaría muy cercano al pleno empleo, y este es un fuerte argumento para empezar a subir tipos a pesar de que la inflación siga estando por debajo del objetivo. El problema es que desde hace más de un año se está presentando el mismo argumento, y ni los salarios ni los precios han reaccionado. Es posible que los modelos del mercado laboral no sean capaces de capturar los cambios estructurales que están sucediendo y que comprimen la inflación salarial, como hemos apuntado en esta columna. Lael Brainard, gobernadora de la Fed y miembro del FOMC, afirmó esta semana que la situación del mercado laboral no es un estadístico suficiente para determinar la evolución de la inflación.

Desde septiembre de 2008, la inflación subyacente ha estado por debajo del objetivo de la Fed el 95% de los meses. No es de extrañar que las expectativas de inflación se hayan deteriorado a la baja. Por eso resulta extraño que la Fed se resista a contemplar un periodo de inflación por encima del objetivo para compensar este largo periodo de baja inflación. A pesar de afirmar que su objetivo de inflación es el 2%, la Fed está actuando como si tal objetivo fuera por debajo del 2%. En estos momentos, parece que el BCE se haya trasladado a Foggy Bottom y ocupado el espacio intelectual de la Fed.

La Fed insiste que quiere subir los tipos antes de final de año, pero los mercados siguen sin creérselo, porque si uno usa la función de reacción que la Fed ha comunicado hasta hace poco no hay ninguna razón para subir tipos. Los mercados han seguido las enseñanzas de Bernanke, escuchado a la Fed durante todos estos años, y han concluido que en vista del panorama económico los tipos no deberían subir hasta mitad del 2016.

Si la Fed ha cambiado su función de reacción debería explicarlo y reconocer abiertamente que hay factores más allá de las perspectivas de inflación que están afectando su toma de decisiones. La transparencia es fundamental. Si no es capaz de explicar de manera convincente porque quiere iniciar el proceso de subidas de tipos, corre el riesgo de fracasar. La economía mundial está todavía en proceso de transición, y las economías desarrolladas tienen que reemplazar a los mercados emergentes como fuente de estabilidad. La Fed está atrapada en su propia inercia, ya que lleva muchos meses preparando el terreno para una subida de tipos en la segunda mitad del este año. Pero la realidad es que si uno ignora la inercia, no hay ninguna razón válida para subir tipos este año. Y, con los tipos al cero, hay poco margen de maniobra para corregir sobre la marcha. La Fed está confundida, y el coste de un error podría ser muy alto.

Ángel Ubide es senior fellow del Peterson Institute for International Economics y asesor del PSOE.
http://economia.elpais.com/economia/2015/10/15/actualidad/1444926851_674935.html
.
kikka-roja.blogspot.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comentarios. HOLA! deja tu mensaje ...

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...