BUSCA, BUSCADOR

sábado, 2 de enero de 2016

FECKER telescopio encontrado en la LAGUNILLA Mexico pais de RATAS

FECKER telescopio encontrado en la lagunilla Mexico pais de RATAS

EN MEXICO SI ALGO LE GUSTA A UN POLITICO (RATA Y NACO) SE LO ROBA, CUALQUIER COSAS DESDE BALCONES DE HERRERÍA HASTA FACHADAS HISTÓRICAS, PARA PONERLAS EN SU CASA, NO TIENEN VERGÜENZA ESOS VULGARES DEL PRI-PAN. LOS DEL PRD NOMÁS RECIBEN DINERO POR DESMANTELAR AL PAIS.
Lo que nos pertenece regresa, reza un dicho popular, y en el caso del telescopio Fecker su destino parece estar ligado a la Sociedad Astronómica de México (SAM). Solo existen 10 en el mundo, pero éste es el único que funciona y su historia lo hace aún más especial, ya que fue hurtado de las instalaciones de dicha organización, se extravió por años y se recuperó en una venta en el mercado de La Lagunilla. Luego volvió a su lugar de origen.

El telescopio Fecker llegó en los años 40, cuando Luis Enrique Erro, uno de los fundadores del IPN y de la SAM, lo donó para hacer observaciones de los fenómenos espaciales.

"Éste es uno de 10 que se fabricaron en el mundo por un diseñador óptico de EU, quien se apellidaba Fecker. En nuestros archivos y en las búsquedas que se han hecho se muestra que este es el único que está en operación, si hay algún otro no se tiene registro. Solo sabemos que el fabricante hizo una decena de ese modelo y los vendió; eso lo encontramos en una de nuestras revistas antiguas. Hemos tratado de rastrear más información, pero, por lo menos en internet, no hay", relató Alejandro Farah, presidente de la SAM en entrevista con MILENIO.

El tubo es blanco y tiene unos toques en negro, "su espejo principal mide 30 cm de diámetro ?eso lo hacía uno de los telescopios más grandes del país en su época? y su distancia focal es de dos metros, lo cual permite ver imágenes hermosas (...) Puede dar 200 aumentos ópticos ?es decir, que el ojo observa directamente? y ello permite ver la cuarta o quinta parte de la Luna en el ocular: los cráteres detallados e incluso algunos fenómenos, como cuando pasa un astro atrás de la Luna; Júpiter, sus manchas y sus cuatro Lunas; los anillos de Saturno e incluso la sombra de éstos sobre el planeta. También se puede observar la nebulosa de Orión, que se ve increíble y con colores muy bonitos", detalló.

La SAM es la segunda sociedad astronómica más antigua del mundo ?la primera es la de Francia? y fue la primera en hacer una revista de divulgación astronómica en América.

Ha tenido entre sus miembros personalidades destacadas como Amado Nervo, Luis Enrique Erro, Porfirio Díaz, Francisco I. Madero y Francisco Gabilondo Soler Cri-Cri, entre otros; sin embargo, en sus 113 años de vida ?fue fundada en 1902? pasó de tener más de mil socios y de un ciclo de auge al borde de la extinción, ya que en la década de los 90 casi se disolvió por problemas y rencillas entre sus socios, motivo por el cual la SAM quedó prácticamente en el olvido por 20 años. Fue en 2009 cuando Farah, doctor en diseño mecánico por la Facultad de Ingeniería de la UNAM, y sus estudiantes hicieron un llamado a la sociedad, desde científicos hasta niños, para rescatarla.

En dicho periodo de abandono el telescopio Fecker fue hurtado sin que nadie se diera cuenta, por lo que no hubo reclamó ni búsqueda.

"Su historia es bizarra porque al final había tan poquitos socios que no había registro de nada (...) En 2009 decidimos rescatar la SAM y uno de los antiguos socios ?quien pidió el anonimato? nos dijo: 'Miren lo que me encontré'; resultó que en uno de sus visitas a La Lagunilla se topó con un tubo familiar, se trataba del telescopio Fecker, uno de los más importantes del país y una joya de su época.

"Fue cuando empezamos a buscar en todo el edificio y hallamos desperdigadas piezas de ese telescopio. Imagina ir caminando y de repente te encuentras el pedestal, la montura y el engrane; todo estaba desvalijado y tirado en el edificio, se nota que alguien lo sacó y se llevó el tubo, que es lo más importante".

Al ser cuestionado sobre cuánto duró perdido esa parte del telescopio, el presidente de la SAM dijo que no tenían idea de cuándo se lo llevaron, pero fue una sorpresa que apareciera y volviera a la sede del organismo, que se encuentra en la colonia Alamos, en la Ciudad de México.

Detalló que la persona que lo encontró en La Lagunilla compró el telescopio por 15 mil pesos y lo volvió a donar a la SAM. Como referencia dijo que solo uno de los cristales del Fecker tiene un preció aproximado de 40 mil pesos; sin embargo, destacó que su riqueza real radica en su particular historia, ya que ésta lo hace invaluable.

"En 2013 y 1014 nos dedicamos a ensamblar y reparar este telescopio, que en la actualidad es completamente funcional. Está en las instalaciones de la colonia Alamos como una pieza de museo para que la gente conozca su historia y riqueza como un instrumento de más de 60 años, pero que todavía sirve de manera estupenda", destacó Farah.

Invitó a las personas a visitar la SAM, ya que por medio de la ayuda de la sociedad civil es como han podido levantarla, ello haciendo varios eventos como talleres para construir telescopios, cursos de astronomía básica, astrofotografía y campamentos astronómicos, entre otros, los cuales se anuncian en su página web: www.sam.org.mx y en su Facebook y Twitter.

http://libreprensa.com/s/9549239/fecker-telescopio-perdido-que-aparecio-en-la-lagunilla-grupo-milenio#s/9549239
.
kikka-roja.blogspot.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comentarios. HOLA! deja tu mensaje ...

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...