BUSCA, BUSCADOR

lunes, 7 de agosto de 2006

IFE, Destruido por si mismo


En distritos de al menos 5 estados descubrió errores que el instituto no detectó

La resolución del tribunal electoral exhibió las serias deficiencias del IFE

ALONSO URRUTIA
Simpatizantes de Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición Por el Bien de Todos a la Presidencia de la República, rumbo al mitin que encabezó este sábado en el Zócalo capitalino
El distrito electoral 7, con cabecera en Tonalá, Jalisco, cumplió puntualmente la instrucción girada desde las oficinas centrales del Instituto Federal Electoral (IFE) de reducir al máximo la apertura de paquetes, "sólo bajo los supuestos de ley", durante el cómputo de la elección presidencial. Y la disminuyó prácticamente en su totalidad, pues sólo admitió la apertura de uno. Sin embargo, el resolutivo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordena revisar 202, es decir, 61 por ciento del total de casillas instaladas en ese distrito, para hacer un recuento. El comportamiento del IFE en Jalisco es extraño, a la luz de las contrastantes cifras entre los "evidentes errores aritméticos" que detectó el instituto y los que descubrieron un mes después los magistrados del TEPJF. En los días del cómputo distrital -5 y 6 de julio- el IFE sólo permitió la apertura de 12 paquetes en los distritos 3, 5, 6, 7 y 8, bajo la premisa del "estricto apego a la ley", pero en la revisión de los jueces el saldo fue de mil 195, en los que procede legalmente el recuento. Jalisco puede resultar clave en la revisión de votos, en función de los captados por el PAN y la coalición Por el Bien de Todos. En esa entidad, donde ahora se ha considerado procedente el recuento de 2 mil 705 paquetes en 17 de los 19 distritos, Calderón obtuvo 1 millón 435 mil 334 sufragios, poco menos de 10 por ciento del total que alcanzó en el país, lo cual significó una ventaja de 876 mil sobre la coalición, tres veces la cifra total que, de acuerdo con los datos oficiales, logró en toda la elección. En el distrito 3, con cabecera en Tepatitlán, el TEPJF ordenó el recuento en 246 casillas, es decir, 56 por ciento del total instaladas, cifra muy lejana a las dos que revisó el IFE. Destaca el hecho de que Tepatitlán es el distrito donde López Obrador obtuvo el menor porcentaje de votos en el estado, 7.4 por ciento, frente al 62 por ciento que alcanzó Calderón, la cifra más elevada que registró en los 19 distritos. En números absolutos, aquí el candidato panista obtuvo 82 mil 7 sufragios de ventaja. Sin embargo, no son los únicos casos en que la actitud asumida por el IFE es muy distante a lo detectado por los magistrados en la revisión de los recursos de la coalición. Es el caso del distrito cinco de San Luis Potosí, con cabecera en la capital del estado, donde los magistrados ordenaron el recuento de 253 casillas, es decir, 58 por ciento del total. En su momento, nada vio el personal del IFE en ese distrito. Cero paquetes abiertos. En éste, el candidato panista a la Presidencia, Felipe Calderón, obtuvo la proporción de votos más alta en esa entidad, gobernada por Acción Nacional: 61 por ciento, poco más de tres a uno sobre el aspirante de la coalición. Ahí, en San Luis Potosí, en el distrito 4 con cabecera en Ciudad Valles, el TEPJF ordenó abrir el mayor número de paquetes para un distrito: 269, equivalentes a 55 por ciento del total. En esa demarcación electoral el instituto sólo permitió la apertura de dos. Unicamente en esos dos distritos la suma de casillas donde se recontarán los votos será de 522, frente a dos que se hicieron durante el cómputo oficial hecho por el IFE los días 5 y 6 de julio. El mayor número de "evidentes errores aritméticos" que detectaron los magistrados en Jalisco se concentraron en seis distritos: 3 de Tonalá, 5 de Puerto Vallarta, 6 de Zapopan, 7 de Tonalá, 8 de Guadalajara y 17 de Jocotepec. En éstos Calderón sumó 471 mil 284 votos, lo que representa 310 mil 584 más que los obtenidos por López Obrador, a quien se computaron 161 mil 700. Proporcionalmente, los distritos 3 de Tonalá, con 61 por ciento; 6 de Zapopan, con 60 por ciento, y 17 de Jocotepec, con 58 por ciento, son los que registrarán la mayor apertura de paquetes. La segunda entidad donde mayor número de paquetes se abrirán es Baja California, con mil 138 de un total de 3 mil 543, es decir, en uno de cada tres deberá volverse a efectuar el conteo. Cabe destacar que en ese estado el IFE ordenó la revisión de 183 al momento de realizar el cómputo. La proporción de paquetes que se abrirán por instrucciones del TEPJF se dispara en dos distritos: el 7 con cabecera en Mexicali, donde serán revisados 219 de 432, es decir, 50.6 por ciento del total; algo similar ocurrirá en el 8, en Tijuana, donde la orden es abrir 195, 44 por ciento del total. Tamaulipas es un estado bajo control priísta, donde se ordenó el recuento de mayor número de casillas: 942 de 3 mil cuatro, equivalente a 31.3 por ciento del total. En esa entidad destaca el caso del distrito 3, con cabecera en Río Bravo, donde se abrirán 212 de los 588 paquetes, destacando el hecho de que ya en los cómputos distritales el IFE había aceptado la apertura de otros 58. En el caso de Sonora, el distrito 3, con cabecera en Hermosillo, es el que destaca por ser donde mayor número de casillas se revisarán: 215 de 375, 57 por ciento del total. Al igual que en Tepatitlán, Jalisco, en ese distrito sonorense el PAN alcanzó el mayor porcentaje de votos en la entidad, con casi 63 por ciento, cuatro veces más que la coalición, que obtuvo 16.75 por ciento. En Aguascalientes, donde proporcionalmente se contará de nueva cuenta el mayor número de paquetes, 35 por ciento, es en el distrito uno, con cabecera en Jesús María, donde el recuento de sufragios ordenado representa poco menos de la mitad de las casillas instaladas: 173 de 368. En el caso contrario, o sea, donde se abrirá el menor número de paquetes, destacan 6 y 10 de Veracruz, 2 de Guanajuato y 10 del Distrito Federal; sólo se recontará uno en cada caso. El 2 de San Luis Potosí y el 3 de Quintana Roo, cuatro casillas, y el uno de Quintana Roo, seis.
DEL PRIAN, "HAY QUE HACER ELECCIONES QUE PAREZCAN ELECCIONES" AQUI SE CAYÓ EL TEATRITO, ¡¡QUE VERGÜENZA!! Y NO SE QUEDA AQUI, ESTA NOTA YA DIÓ LA VUELTA AL MUNDO, COMO SIEMPRE AMLO TIENE RAZÓN, NO LE VAMOS A PARAR HASTA QUE LOS "TRAGA PATRIAS" SALGAN HUYENDO. 50 MILLONES DE POBRES SE CONVERTIRAN EN 50 MILLONES DE SOLDADOS, Y LOS MUEVE LA JUSTICIA.


El fallo del TEPJF insuficiente y “hay fundamentos para impugnar”: PRD
La Jornada On Line 07/08/2006 09:25 México, DF.
Horacio Duarte, representante del PRD ante el IFE, señaló que el fallo realizado por Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el sábado pasado es "insuficiente y vamos a acudir a los cómputos que se van a hacer de las casi 12 mil casillas para constatar qué elementos nuevos pueden aparecer. Lo haremos bajo protesta. Nosotros consideramos que había elementos suficientes que planteamos con claridad el tema de alrededor de 70 mil casillas donde había inconsistencias y por el otro lado es un descalabro más a la credibilidad del IFE y me parece estas 12 mil casillas abonan encontra de los consejeros electorales que desde nuestro punto de vista se ven mermados en su credibilidad". Duarte indicó que el procedimiento que sigue el Tribunal de revisión "tiene que ver con causales de nulidad y nosotros no habíamos planteado la nulidad de la elección si no el conteo voto por voto". Al ser preguntado si cabe el voto por voto, señaló que hay dos posibilidades: "primero, tendrán que resolver los juicios de inconformidad, que en definitiva no se están resolviendo. Si se demuestra que hay irregularidades suficientes en la elección, me parece que el Tribunal tendría la posibilidad de abrir una nueva diligencia que permita el conteo total de las casillas o en su momento cuando haga la declaración de validez. El Tribunal tendrá que valorar todos esos elementos y decidir en consecuencia". A la pregunta de que si la diferencia entre Andrés Manuel López Obrador y Felipe Calderón siga siendo la misma, y se pruebe que se impugnó sin bases, indicó que "hay fundamentos, y como lo dijo el magistrado, que todo eso lo incluyó en el desarrollo del cómputo. Nuestra impugnación, está dirigida a sostener una serie de elementos que influyeron en la determinación de los votantes y eso lo tendrá que hacer el Tribunal cuando valide la elección, no en este momento", declaró al programa Primero Noticias. Insistió nuevamente en que la coalición Por el Bien de Todos no plantea la posibilidad de declarar nula la elección “ni jurídica, ni políticamente”. Afirmó que todavía hay "condiciones jurídicas y políticas para que se cuente el cien por ciento de los votos, para que haya certidumbre a la transparencia, hemos comprometido que si hay ese cien por ciento, cesarán las manifestaciones, las movilizaciones, pero el tema de la nulidad le corresponde al Tribunal, no a nosotros". Indicó que es complicado que se revierta el resultado de la votación, en la cual Felipe Calderón se encuentra a la cabeza por un estrecho margen y "tendría que encontrarse que la mayoría de votos es para Andrés Manuel y no para Felipe Calderón, es una situación difícil, pero vamos a esperar y ver que aparecen en esas 12 mil casillas, que son donde evidentemente el PAN tiene, vamos a decirlo de manera respetuosa, se despacha con la cuchara grande y puede que haya elementos para encontrar más votos a favor de Andrés Manuel López Obrador". El representante del PRD señaló que se corre un riesgo de que no se encuentre nada grave "estamos convencidos que aún con la posibilidad de que la diferencia no se modifique, nuestro planteamiento de transparencia y del voto por voto no ha quedado invalidado en términos políticos y tampoco jurídicos". Duarte subrayó que se valorarán las medidas de resistencia pacífica que la coalición ha realizado desde hace una semana "sabemos que ha habido un impacto en la vida del Centro Histórico de la ciudad de México, lo vamos a valorar, pero lo hemos dicho con claridad es que nuestra exigencia del voto por voto la mantenemos, y que vamos a hacer responsables frente a lo que venga en los próximos días".

¿Qué pasó con los paquetes que se abrieron?
hugo almada m *

México, D.F., 5 de agosto (apro).- Los consejos distritales del IFE autorizaron durante el computo distrital la apertura de 2,864 paquetes electorales, debido a que se detectaron evidentes errores en el llenado de las actas de casilla. El IFE ocultó la información durante 21 días. ¿Las razones? El margen de diferencia entre los dos punteros no se amplía, como aseguró el instituto, sino que, por el contrario, se reduce considerablemente, lo que nos habla de la necesidad urgente de un nuevo recuento, sea éste muestral o total. Además de ocultar la información, la presentó en forma parcial, inadecuada y con evidentes contradicciones. El IFE dijo primero que se abrieron 2,660 paquetes (7 de julio información a partidos en redIFE); luego 2,870 (16 de julio, desplegado en periódicos); después 2,873 (19 julio, conferencia de prensa), y finalmente ofreció como cifra 2,864 (27 julio, sesión de Consejo General del IFE). Contra lo que pudiera pensarse y a pesar de que se trata de los mismos paquetes, estas relaciones no coinciden entre sí. Vayamos por partes. Se hicieron las comparaciones entre ambas cifras y las bases de datos no coinciden. Entre la base de 2,660, –proveniente de la captura en el sistema–, y la publicada de 2,873 –que, según sabemos, fue reconstruida o arreglada hablando por teléfono a los distritos y preguntando cuáles paquetes se habían abierto–; no sólo se agregan las 213 nuevas casillas faltantes, sino que de las 2,660 que estaban, 300 ya no aparecen.
Base Paquetes Abiertos Coinciden Ya No Están Se Agregan
“Del Sistema” o “Del Cómputo” 2,660 2,360 300
“Verificada” o “Arreglada” 2,873 2,360 513
No vaya a pensar mal, amigo lector. Son los mismos paquetes. Y es una información muy seria, tan seria que miles de ciudadanos la esperamos porque es relevante para el resultado de la elección. Ahora, si usted se pregunta cuál de las informaciones es la buena, no lo sé. De cualquier manera, es relevante conocer en qué distritos se agregan o se eliminan casillas. En el cuadro de la izquierda, se indican las casillas que aparecían en la relación de 2,660 pero en la de 2,873 ya no están. Cabe resaltar que, tanto el Distrito 12 de Veracruz, como el Distrito 7 de Tamaulipas, en la segunda relación están en 0, como si no se hubiera abierto ningún paquete. Y en el cuadro de la derecha aparecen casillas que no figuraban en la primera y que aparecen ahora.
Desorden total
Una vez presentada, en conferencia de prensa y publicada en Internet, la relación de las 2,873 casillas, el IFE cambió esa relación, y puso otra, con 2,864 casillas. Dado que ambas relaciones ya fueron publicadas, y no hubo mayor aclaración al respecto, se supondría que sólo se eliminaron 9 casillas de la relación anterior. En realidad se trata otra vez de relaciones muy distintas, y que los números sean cercanos parece más bien casualidad. De la relación anterior, hay 174 casillas que ya no aparecen ahora, y se agregan 165 que no estaban en la relación anterior. Entonces, también es necesario revisar los distritos con mayor diferencia. Presentamos los distritos que consignaban más paquetes abiertos y ahora aparecen con menos. En el distrito 12 de Jalisco, ya no aparecen 23 casillas que figuraban en la relación anterior: Del otro lado, aparecen ahora 21 casillas en el distrito 5 de Sonora, que no aparecían en la relación anterior, 12 en el distrito 2 de Tlaxcala, y 11 en el distrito 10 de Veracruz, y así sucesivamente. Creemos que no es ocioso recordar que se trata en realidad de los mismos paquetes, y que sólo fueron abiertos una sola vez; es decir, que todos estos movimientos sucedieron sólo en las cuentas del IFE, no sabemos si por incapacidad o con el objetivo de ocultar la información.
Los resultados
Tome lápiz y papel. (O abra una hoja de Excel). En la última base del IFE (2,864) todos los partidos pierden votos. El PAN pierde 12,852 y la coalición Por el Bien de Todos 14,349, por lo que pierde 1,497 más que el PAN. Resultados parecidos ofreció el IFE con la relación de 2,873 paquetes. Hasta aquí no hay novedad. Lo significativo aparece cuando distinguimos las casillas que incluyeron en el PREP de las que fueron enviadas al archivo de “Inconsistencias” y comparamos el movimiento del resultado en cada una de ellas. De éstas 2,864 casillas, 2,166 aparecían en el PREP; 355 en el archivo de inconsistencias (con resultado comparable), y 343 o no llegaron al PREP o no pueden en realidad compararse. Los resultados son los siguientes: el PAN mejora su diferencia en las 355 casillas con inconsistencias. A pesar de que pierde 11,865 votos, la CPBT pierde 15,820; esto es, 3,955 más. En las casillas que no tienen inconsistencias, en cambio, mientras el PAN pierde 987 votos, la CPBT gana 1,471; esto es una diferencia de 2,458 a favor de la CPBT. (La suma de ambos totales hace los 1,497).
Es entonces necesario ver lo que pasa en cada uno de los dos archivos. En el archivo de Inconsistencias, encontramos todavía con claridad dos tipos de casillas. Las más significativas (las que presentan mayor variación en la votación) son 101 casillas donde la votación fue mayor que la Lista Nominal, y al abrirse los paquetes la votación de los tres partidos se reduce. En estas 101 casillas, el PAN pierde 11,920 votos y la CPBT 16,739; es decir, una diferencia de 4,819 votos. ¿Cuáles son estas casillas? En este ejercicio todas las que tienen pérdidas grandes de votación. En el caso del PAN, 64 de las 66 casillas donde pierde por lo menos 50 votos se encuentran en este grupo. En el de la CPBT, las 69 de 69 donde pierde más de 50. ¿Y qué pasó en éstas casillas? Aparece sumada en la misma casilla, o bien el resultado de las tres elecciones, lo que parece más probable, o bien el resultado de toda la sección electoral, por lo que la votación de todos los partidos aparece triplicada y rebasa la Lista Nominal. Al abrir el paquete, todos los partidos pierden votos y el partido que había ganado la casilla en todos los casos pierde más. Con excepción de dos o tres, prácticamente todas las 101 casillas están en esta situación. En estas 101 casillas, el PAN pierde 11,920 votos; la CBPT 16,739 y la Alianza por México 15,691. ¿Hay más casillas donde pierde votos la CPBT? No, son prácticamente las mismas para las tres, pero la diferencia era mayor en las de la CPBT o la Alianza por México, y por eso pierden más votos que el PAN. ¿Hubo fraude en esas casillas? La verdad es que no parece. No se puede descartar del todo que en alguna casilla algún funcionario se haya pasado de lanza, pero tanto por la distribución entre los partidos como por la distribución geográfica (aparece por lo menos una en 30 de las 32 entidades), es claro que no se trata de ninguna alteración dirigida, sino que la gran mayoría son errores, en todo caso por fallas en la capacitación. ¿Cuántas de estas casillas quedan todavía? Esta es la pregunta clave, porque la verdad es que la gran mayoría ya se corrigió. Al hacer el análisis de la base del Cómputo Distrital, encontramos 122 casillas en que la votación es todavía mayor o igual a la Lista Nominal, en 117 de ellas mayor. De ellas, 6 son errores en las cuentas de los votos de los mexicanos en el extranjero que no afectan la votación, por lo que quedan 111. Veintitrés son casillas en las que el problema parece ser que se anotaron las boletas sobrantes en los votos nulos (y se rebasa la LN), y 4 que se anotaron en los No Registrados, por lo que quedan 84 casillas en realidad con esta alteración en la votación. De ellas, el PAN gana 31, con un total de 5,405 votos de diferencia; la CPBT 23, con 3,261 votos, y la APM con 30, con 127 votos para la CPBT sobre el PAN. Es decir, el PAN gana en 8 casillas más y 2,000 votos de diferencia más que la CPBT. Nada para nadie, si acaso, con la tendencia actual el que perdería unos cuantos votos sería el PAN. Si bien cada una de estas 111 casillas es una muestra de la ilegalidad en la que incurrieron los consejos distritales, los vocales ejecutivos o las oficinas centrales del IFE, al no autorizar la apertura de los paquetes, la verdad es que para el resultado de la votación la mayor parte de estos problemas ya se corrigieron y en las 130 mil casillas ya no habrá más de eso. Si la CPBT esperaba encontrar muchas casillas con grandes alteraciones como éstas, como para cambiar el resultado, no hay. Pero tampoco se va a sostener la tendencia general de la apertura de los paquetes, en las que el PAN ganaba 1,800 votos (0.63 por casilla) que fue lo único que nos presentó el IFE. ¿Qué pasa en el resto de las casillas? Eso es lo que hay que ver. Por lo pronto, en el resto del archivo de Inconsistencias, 253 casillas, el PAN ya no pierde sino gana 55 votos, pero la coalición gana 919; esto es una diferencia de 3.15 votos por casilla para la coalición. ¿Cuántas casillas similares a estas quedan en el conjunto de la votación? Poco más de 10,000; digamos unas 10,800.
¿En cuántas se mueve la votación para alguno de los partidos? Poco en la mayoría de las casillas. Queda por ver el escenario más grande: las casillas que entraron al PREP sin inconsistencias (2,166 paquetes) --y que a nivel nacional representan el 90% de las instaladas en todo el país--; aquí el PAN pierde 987 votos y la coalición gana 1,471. Existe una diferencia de 2,458 (1.13 votos por casilla para la coalición). ¿Cuántas casillas quedan de éstas? Como unas 115,000. Ahora, si en lugar de considerar sólo las actas sin inconsistencias tomamos en cuenta las que tuvieron anotados “votos nulos” y “no registrados” --que apuntaron los datos en los 7 casilleros--, la diferencia no es de 1.13, sino de 1.45 votos por casilla. ¿Cuántas casillas son de éstas? En este ejercicio 1,685 (que son parte de las 2,166) ¿Cuántas quedan en el país? Aproximadamente 100,000. Al igual que en el caso anterior, la mayoría de las diferencias son pequeñas, aunque en algunos casos sí son significativas. Nos faltan algunas preguntas. ¿Es la apertura de estos paquetes una muestra estadística? No. ¿Se pueden generalizar los resultados a toda la elección? No. ¿De ninguna manera? No, de ninguna manera.De cualquier forma, ¿es cierto lo que señala el IFE de que en la apertura de estos paquetes no se marca tendencia? Parece ser que no. ¿Es un derecho de la ciudadanía conocer en realidad hacia dónde apunta esa tendencia? Sí. Si consideráramos el primer escenario (las 2,166) la diferencia entre los punteros de 244 mil votos se reduciría como a la tercera parte. Si consideramos el segundo (las 1,685), como a la cuarta parte. No podemos saber si el desorden de la información del IFE, reseñado en la primera parte, afecta la estimación. Estas diferencias no son iguales a nivel estatal, pues existen seis estados donde, al abrir los paquetes, el movimiento a favor de la CPBT fue mucho mayor: Hidalgo, Querétaro, Sonora, Coahuila, México y Veracruz. ¿Hay algún otro dato relevante? Sí. La CPBT perdió muchos votos en cuatro de esos estados (México, Hidalgo, Sonora y Coahuila), en cada casilla donde no tuvo representante. ¿Es necesario volver a contar? Sí, para tener certeza. El conteo puede ser muestral (riguroso y con tamaño suficiente, para garantizar las mejores condiciones) y no necesariamente censal.

(*) Hugo Almada Mireles. Coordinó entre 1997 y 2000 investigaciones de capacitación y organización electoral en el IFE y formó parte del equipo del exconsejero electoral Jesús Cantú. Actualmente, forma parte del Comité Conciudadano para el Seguimiento del Proceso Electoral y es integrante de la Coordinación Nacional de Alianza Cívica desde 1994.

Ciudad Perdida Miguel Angel Velázquez
  • El Trife confirmó lo que ya se sabía
  • Ultrajaron consejeros la credibilidad del IFE
  • A la luz del fallo, inviable un gobierno espurio
Es oficial: la elección presidencial está sucia, y no tanto por las porquerías que seguramente se hicieron en cerca de 12 mil casillas, o en casi la mitad de los distritos electorales, como usted guste, sino porque Luis Carlos Ugalde, el presidente del Instituto Federal Electoral, y el dream team que formó, en ese organismo, la señora Elba Esther Gordillo, le han mentido, con dolo, a los habitantes de este país. Para ponerlo más claro. Con el dinero de los impuestos que pagan los contribuyentes, los consejeros del IFE mandaron hacer una serie de anuncios en radio y televisión, con la intención deliberada de engañar, de simular, a sabiendas de que se había cometido un fraude, es decir, un acto contrario a la verdad. No caben ya las disculpas. No se podría decir, por ningún motivo, que se trata de actos aislados, que los errores matemáticos se dan en todas las elecciones. El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación nos ha puesto, oficialmente, frente a los ojos, una verdad que no acepta indulgencias: los consejeros del IFE cometieron un fraude en contra de toda la población del país. La elección está sucia y ellos lo sabían. Era fácil que desde ese organismo, el IFE, se hubiera ordenado la apertura de las casillas donde ahora el tribunal ordenó un nuevo escrutinio, pero en lugar de ello echaron mano del recurso fácil de mentir por radio y televisión, con el dinero de los ciudadanos. Para este caso ya no importa quien gane o quien pierda, los consejeros del IFE mintieron. No hubo transparencia electoral ni la suma honesta de los sufragios, ideas con las que anunciaron una supuesta elección ejemplar. Todo se derrumbó dentro del IFE. Y que quede bien claro, no se trata de atacar a la institución, que urge de reformas profundas, sino a quienes ultrajaron su credibilidad, que era su único activo político real. El móvil todos los sabíamos: imponer a Felipe Calderón, con la autoridad que le daba ser la institución garante de la democracia, pero no se puede defender en la tele lo que se trampeó en las urnas, y el juego quedó al descubierto. Y así las cosas, por pura vergüenza, virtud escasa entre los seguidores de la señora Elba Esther, los consejeros del IFE deberían haber renunciado ya, pero como no hay vergüenza, habrá que esperar un poco a ver quién les da el empujoncito. Ahora, con el nuevo conteo de más de 4 millones de votos el resultado, casi seguramente, se transfigurará, pero en el muy lejano caso de que eso no suceda, existe la certeza de que la diferencia de votos entre Calderón y López Obrador se acotaría aún más, lo que hace inviable, de todos modos, el gobierno de Feli-pillo. Sí, ya sabemos que ahora vendrá la cantaleta de que en la democracia se gana por un solo voto, y tal vez sea verdad, pero se gobierna con el consenso de la gran mayoría, y esa no la tiene el panista. Por ello, el clima de inseguridad en todos los niveles, en todos los ámbitos, pondría en jaque, de la misma forma, las posibilidades de desarrollo del país, en manos del panista. El ancho de la banda de movilidad política del azul no sería más que el de una liga, y eso lo saben ya, con certeza, los inversionistas. Por eso, además, Feli-pillo no puede ser el próximo habitante de Los Pinos. Para quienes lo han respaldado ya no puede ser quien asegure que el mercado, por ejemplo, seguirá estable y con buena salud, la duda razonable de que su triunfo, en caso de que lo impusieran, vendría del fraude, sería motivo de boicots, huelgas de compras, de suspensiones en el pago de impuestos y de la imposibilidad de gestar cambios en las leyes. Felipe Calderón se ha convertido, a querer o no, en un peligro para el desarrollo de México. Eso ya es una verdad incontrovertible y así, con él, ya no habrá quien arriesgue. ciudadperdida_2000@yahoo.com.mx ciudadangel@hotmail.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comentarios. HOLA! deja tu mensaje ...

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...