BUSCA, BUSCADOR

miércoles, 29 de agosto de 2007

¡Si hubo Fraude! Que se larguen todos

  • Aprobar la remoción de consejeros es aceptar que hubo fraude, dice Ugalde
  • “Quieren cambiar reformas por nuestras cabezas”
ALONSO URRUTIA
El presidente del IFE, Luis Carlos Ugalde Foto: Cristina Rodríguez

“Si el Congreso aprueba la remoción de los consejeros electorales estaría aceptando que, políticamente hablando, hubo fraude electoral en 2006, porque no se podría entender de otra manera por qué tenemos que irnos cuando hemos cumplido de manera legal con nuestra responsabilidad”, sostuvo el presidente del Instituto Federal Electoral (IFE), Luis Carlos Ugalde.Sostuvo que si el Congreso pretende removerlos, la vía constitucional para hacerlo es instrumentar un juicio político contra los consejeros, porque estos cargos son inamovibles e irrenunciables. Subrayó que por esa razón los funcionarios electorales no tienen previsto renunciar. Ante la inminencia del anuncio de la iniciativa de reforma electoral que precipitaría la salida de los consejeros, Ugalde reprochó a los partidos “estar presionando y condicionando la aprobación de una reforma fiscal a cambio de las cabezas” de los funcionarios del instituto. También lamentó que para aprobar una reforma fiscal se ponga en entredicho la autonomía del IFE y se cambien “fichas fiscales por electorales”. En reunión de consejeros, Ugalde había reconocido lo que para muchos ya era inevitable, y que su “ingenuidad” no le había permitido asumir: la salida de consejeros. Luego, en entrevista colectiva dijo que los partidos eligieron el escenario más grave para la discusión sobre la salida de los consejeros: una reforma electoral cuyo contenido central aún no se conoce. Incluso, se dice que algunos consejeros han comenzado a moverse para buscar preservar su cargo. La siembra de nombres “consensuados” para su salida sólo es expresión de “fuego amigo” en el instituto. Durante el día, en entrevistas por separado, los consejeros electorales dejaron en claro que no tienen la intención de presentar su renuncia al cargo. Virgilio Andrade enfatizó que las designaciones constitucionales son irrenunciables, por lo que históricamente las renovaciones en el IFE se han dado en un contexto de reformas electorales de fondo.

La postura dista de la fijada públicamente por Ugalde, quien destacó que paradójicamente ahora la autoridad electoral está siendo juzgada y castigada por los partidos, invirtiéndose los papeles de la democracia electoral. “ este paso vamos a consentir que los partidos políticos se autorregulen, se autovigilen”, comentó el presidente del instituto, para quien el tema es poner en riesgo la autonomía del órgano electoral. Por su parte, la consejera Lourdes López destacó que la autonomía del instituto se encuentra consagrada en la Constitución. Destacó que los órganos legislativos tienen la facultad de realizar las adecuaciones al sistema electoral, aunque dijo que existen temas más sustantivos en la agenda electoral que centrarla en cambiar a los consejeros. Ugalde aseveró que los argumentos para removerlos se han sustentado en dos causas: un presunto fraude electoral y la pérdida de confianza en el IFE. En el primer caso, a su juicio, ha quedado documentado y avalado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que la elección (de 2006) “fue legal y transparente, y por lo tanto el argumento de que hubo fraude y de que los consejeros nos tenemos que ir es insostenible; hacerlo sería cometer (sic) una mentira histórica”. Por lo que hace a la credibilidad, el consejero presidente se amparó en las encuestas según las cuales el IFE goza de la confianza de 60 por ciento de los ciudadanos, tres veces mayor, enfatizó, de la que gozan los partidos y los legisladores. Si de lo que se trata es de que se perdió la confianza de los partidos, entonces se estaría convirtiendo al instituto en un rehén de los mismos partidos políticos, y ya se sabe cuál es la ruta: que no se sancione, que no se les castigue y no se les vigile, que son las funciones de la autoridad electoral. “Me parece que es el escenario más grave, porque se convierte a los consejeros en rehenes de los partidos” y por tanto los próximos consejeros van a llegar amedrentados e intimidados para mantener su chamba”.

La postura de los otros funcionarios del instituto, si bien menos estridente, mantuvo la posición de que no habrá renuncia. Durante la presentación de las conclusiones de los foros y consultas que hizo el IFE para la reforma electoral, Alejandra Latapí señaló que en el documento final no se incluyeron las propuestas de remoción, porque fueron “irrelevantes” y muy pocas.Anticipó que no tiene la intención de renunciar y que, por el contrario, está obligada a defender la autonomía del IFE.
  • Todos serán removidos con la próxima reforma electoral, consensuada por los tres partidos
  • Será inimpugnable la remoción de los consejeros del IFE: PRI, PAN y PRD
  • No organizarán el proceso de 2009, señalan; nuevo organismo sustituirá al instituto
VICTOR BALLINAS

Es un hecho que los actuales consejeros del Instituto Federal Electoral (IFE) no organizarán las elecciones de 2009. Todos serán removidos con la reforma electoral que será aprobada los próximos días, y que ya tiene el consenso de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD). La reunión de la Comisión Ejecutiva de Negociación y Construcción de Acuerdos que hoy presentaría la reforma constitucional en materia electoral, se pospuso 30 horas en virtud de que constitucionalistas realizan el estudio para que “sea inimpugnable la remoción de los consejeros”. El senador perredista Ricardo Monreal aseveró que la reforma contendrá la desaparición del IFE y la creación de un nuevo organismo electoral, que además tenga facultades más amplias y que pueda incluso realizar comicios estatales y municipales; podría ser denominado instituto nacional electoral. Asimismo, PRI, PAN y PRD llegaron a los siguientes acuerdos: nuevas reglas de fiscalización con órganos autónomos, porque “hasta este momento se ha demostrado la nulidad del instituto en la materia; se regularán campañas y precampañas; se recortarán tiempos y gastos de campaña; estos últimos se destinarán al financiamiento. Además, se prohibirá la contratación directa de publicidad a empresas y organismos privados en época de campaña a favor o en contra de partidos”. Cabe recordar que en los últimos días el presidente del Senado, el priísta Manlio Fabio Beltrones, ha insistido en que “hay la consideración de una gran parte de la ciudadanía y de partidos de que los consejeros electorales no realizaron bien su trabajo en el proceso electoral de 2006”.

Nos hacen menos

Por su parte, el coordinador de los senadores del Partido del Trabajo (PT), Alejandro González Yáñez, acusó ayer a PRI, PAN y PRD de haber marginado a los partidos pequeños. “La reforma la trabajan de manera clandestina las tres principales fuerzas; nos quieren tomar el pelo con la instalación de una mesa de ocho partidos y un grupo de trabajo, pero paralelamente trabajan en otra mesa a espaldas de la sociedad y de los medios de comunicación”. González Yáñez recalcó: “Esto no ocurría ni en los peores tiempos del PRI. En Bucareli había más apertura que ahora, es una situación muy delicada porque quieren acabar de un plumazo con el sistema multipartidista y pluripartidista del país. Buscan hacer una contrarreforma electoral a la carta, es decir, protegiendo sus intereses particulares y mezquinos”. Abundó: “La reunión de la noche del lunes terminó abruptamente, no había acuerdos, querían desaparecer a los partidos pequeños. Ni siquiera nos dieron a conocer los documentos que ya consensuaban”. Denunció además que el sol azteca y el tricolor están intercambiando la reforma electoral por la fiscal, que no es otra cosa que una miscelánea recaudatoria, y esos partidos también incluyeron en la negociación del paquete el tema del primero de septiembre. Han actuado en lo oscurito, no le han dado la cara al país”. Por otra parte, ya todo está listo para que hoy a las 13 horas, en el Palacio de Minería, se presente la reforma en materia electoral, que contiene los acuerdos de las tres principales fuerzas políticas. Sin embargo, se atoraron por la noche, porque el PAN sólo cede en la salida de cinco consejeros electorales y el resto de manera escalonada. Pero el PRI y el PRD insisten en que si ya hay acuerdos para que se vayan todos, de una vez se especifiquen las fechas. Aquí se discutía una propuesta del blanquiazul de que se vayan cinco y después los cuatro restantes; otro planteamiento incluía retiro escalonado de tres en tres, y uno más de tres y seis.

Ambos partidos informaron que se pospuso unas horas más la presentación de la reforma con objeto de que los constitucionalistas elaboren un estudio para que los consejeros no puedan impugnar su remoción; si es reforma constitucional no la pueden impugnar, a menos de que se oponga al espíritu de la Carta Magna. Por la noche, se informó que ya se tenía 95 por ciento de acuerdo entre las tres principales fuerzas políticas, y esto incluye que los nuevos consejeros duren más tiempo en su cargo, es decir, de siete a nueve años, y se mantiene la disposición de que la Cámara de Diputados nombre al consejero presidente del IFE; quedará pendiente la decisión sobre la fecha en que se hará la renovación escalonada. El senador Carlos Navarrete, coordinador de los senadores del PRD, aseveró que “la comisión negociadora aún afina los tiempos y el número de consejeros que se iría de inmediato. Pero de que se van todos, se van; en 2009 ellos no organizarán las elecciones intermedias”, afirmó. Trascendió entre los panistas que se pudo llegar al acuerdo para reforma electoral porque se destrabó el tema del Informe. En este sentido, el perredista Graco Ramírez señaló que “el Presidente no hablará; incluso, los grupos parlamentarios no fijarán posturas, sólo habrá entrega de documento y tan tan, puede decretarse un receso”. Añadió que el PAN quiere el Informe presidencial, “y nosotros decimos, sí, está bien, que asista Calderón y que entregue su Informe, pero no hablará”.

Otro de los acuerdos en materia de reforma electoral es que se establecen las causas, “ya no abstractas ni genéricas, para la anulación de la elección y la posibilidad del recuento voto por voto y casilla por casilla” cuando haya impugnaciones de los partidos y cuando exista una diferencia en que la anulación de votos sea determinante, o cuando se declaren nulos sufragios de manera extraña y que un partido pueda reclamar el recuento de la casilla o del distrito.

EL DINERO QUE GASTAN, ESTOS CONSEJEROS HIJOS DE SUCHINGADAMADRE
El presidente del IFE ya no garantiza imparcialidad y por ello se analiza su salida: Gamboa
ROBERTO GARDUÑO Y ENRIQUE MENDEZ

Kikka Roja

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comentarios. HOLA! deja tu mensaje ...

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...