BUSCA, BUSCADOR

Buscar este blog

miércoles, 15 de octubre de 2008

Bush nacionaliza nueve bancos de EU estados unidos: NACIONALIZACIÓN NACIONALIZÓ ¡TODOS A NACIONALIZAR BANCOS!

George Bush confirmó la nacionalización parcial de nueve bancos de los EEUU
  • NO A LA PRIVATIZACION DE PEMEX, NI DE NUNGUNA EMPRESA DEL ESTADO, LOS EMPRESARIOS SON MUY LADRONES, NO PAGAN IMPUESTOS.
NOTA
El presidente norteamericano anunció la compra de parte de las acciones de las entidades afectadas por la crisis. Además, adelantó que el gobierno de los EEUU garantizará los préstamos entre bancos El presidente de los EEUU anunció nuevas medidas para fortalecer los bancos norteamericanos con la compra de acciones, para lo que destinará u$s250 mil millones de los u$s700 mil millones del programa de rescate aprobado por el Congreso. Además, resaltó que la medida se cumplirá en "corto plazo" y adelantó que el gobierno de los EEUU garantizará los préstamos entre bancos para agilizar el sector financiero. Aseguró que las medidas apuntan a “preservar el mercado libre” y que forman parte de "una estrategia amplia, flexible y que apunta a la raíz del problema" “Ayudará a los bancos a reanudar los préstamos”, afirmó el mandatario al hablar desde los jardines de la Casa Blanca. La nueva medida fue calificada por el propio Bush como “esencial” para restablecer la confianza en el sistema bancario de los EEUU y "regresar nuestra economía a la senda del crecimiento y la prosperidad".
"Tomará tiempo para que nuestro esfuerzo tenga su impacto
completo, pero el pueblo estadounidense puede tener confianza
en nuestro futuro económico a largo plazo", afirmó.
El presidente también elogió las medidas tomadas por el G-7. "Fueron importantes y oportunos los anuncios de Europa", señaló. La Federal Deposit Insurance Corporation ofrecerá garantías ilimitadas a los depósitos bancarios sin intereses poniendo a los Estados Unidos en línea con los países europeos. El plan fue anticipado anoche por el secretario del Tesoro, Henry Paulson, a nueve bancos norteamericanos afectados por la crisis financiera. Hoy brindará una conferencia de prensa para ampliar los detalles del mismo. El paquete, que cuenta con u$s250 mil millones para el salvataje, estaría distribuido entre las principales entidades bancarias. Entre ellas figuran: Citigroup, Wells Fargo, JP Morgan, Bank of America, Merrill Lynch, Goldman Sachs, Morgan Stanley, State Street Bank y Bank of New York. Citigroup y JP Morgan recibirían 25 mil millones de dólares en compra de acciones, según The Wall Street Journal. A Bank of America y Merrill Lynch llegarían al menos u$s12,5 mil millones. El Tesoro destinaría u$s10 mil millones tanto a Goldman Sachs como a Morgan Stanley. State Street Bank y Bank of New York recibirían unos 3 mil millones de dólares.

nota
Bush anuncia plan de 250.000 MDD para comprar acciones bancarias El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, anunció hoy nuevas medidas para aplicar un plan de acción acordado por el Grupo de los Siete países más avanzados para fortalecer la industria bancaria. El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, anunció el día 14 nuevas medidas para aplicar un plan de acción acordado por el Grupo de los Siete países más avanzados para fortalecer la industria bancaria. El gobierno usará una parte del paquete de rescate financiero de 700.000 millones de dólares USA para inyectar capital a los bancos comprando directamente acciones, dijo Bush en breves declaraciones en el Jardin de las Rosas de la Casa Blanca. Indicó que el gobierno comprará de inicio acciones de nueve importantes bancos estadounidenses con su plan de compras de 250.000 millones de dólares. "Este nuevo capital ayudará a los bancos en problemas a llenar el hueco creado por las pérdidas durante la crisis financiera, para que puedan reanudar los préstamos y ayuden a impulsar la creación de empleos y el crecimiento económico", dijo Bush.

Por otra parte, "con efecto inmediato, la Corporación de Federal de Seguros de Depósitos (FDIC, siglas en inglés) garantizará temporalmente la mayor parte de la deuda emitida por los bancos asegurados", anunció Bush. Señaló que esto abordará uno de los problemas centrales que afectan al sistema financiero --que los bancos no han podido pedir dinero prestado. Creado en 1933, en respuesta a las miles de quiebras bancarias que ocurrieron en los 1920's y los 1930's, el FDIC preserva y promueve la confianza pública en el sistema financiero de EEUU garantizando los depósitos en los bancos e instituciones de ahorro.

También, la FDIC ampliará inmediata y temporalmente las garantías del gobierno para proteger las cuentas de transacciones que no dan intereses. Estas cuentas son utilizadas principalmente por negocios pequeños para cubrir las operaciones diarias. La cuarta medida que Bush anunció es que la Reserva Federal pronto terminará de trabajar en un nuevo programa para servir como comprador de último recurso de certificados de la tesorería. "Esta es una fuente clave de financiamiento a corto plazo para los negocios estadounidenses y las instituciones financieras", declaró Bush.

Al descongelar el mercado de certificados de tesorería, indicó, el banco central de EEUU ayudará a los negocios estadounidenses a cubrir sus nóminas, comprar inventarios e invertir para crear empleos.(Xinhua)


■ La Casa Blanca intenta desencadenar el flujo de crédito y “preservar el libre mercado”
Parcial nacionalización de bancos de EU al inyectarles 250 mil mdd
■ El papel del gobierno será limitado y temporal, aclara Bush
■ El plan es necesario para preservar la confianza, dice Paulson
■ Se restringen remuneraciones para los ejecutivos bancarios


David Brooks (Corresponsal)

Ampliar la imagen El presidente estadunidense George W. Bush, en la conferencia de prensa de ayer desde la Casa Blanca, donde anunció la intervención estatal sobre los bancos Foto: Reuters

Ampliar la imagen

El secretario del Tesoro, Henry Paulson, junto al presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke (al fondo), durante el anuncio de ayer Foto: Reuters Nueva York, 14 de octubre. El gobierno de George W. Bush destinó hoy hasta 250 mil millones de dólares en inversión directa a bancos estadunidenses para desencadenar el flujo del crédito y “preservar el libre mercado”, en lo que podría ser la intervención estatal más grande de la historia del país en el sector bancario.Bush y sus funcionarios evitaron llamar esta acción por su nombre (y la manera en que los europeos lo definen): una nacionalización parcial de bancos estadunidenses. El presidente aseguró que “el papel del gobierno será limitado y temporal”, y subrayó que “estas medidas no tienen la intención de apoderarse del libre mercado, sino de preservarlo”.Esta mañana, antes de que abrieran los mercados bursátiles, Bush anunció la iniciativa y desde la Casa Blanca declaró que el plan “sin precedente y dinámico” es una medida de corto plazo, cuyo propósito es “asegurar la viabilidad” del sistema financiero.Su secretario del Tesoro, Henry Paulson, destacó que el plan es “extenso, poderoso y transformador” y, aunque lamentable, necesario para restaurar la “confianza”. Advirtió a los bancos beneficiados que “las necesidades de nuestra economía requieren que nuestras instituciones financieras no tomen este capital nuevo para acapararlo, sino para desplegarlo”.

Llama la atención que aparentemente la inversión directa del gobierno en los bancos no incluye una condición obligatoria de emplear esos fondos para descongelar el flujo de crédito. El Washington Post reportó que existe el riesgo de que los bancos usen el capital nuevo del gobierno para mejorar su contabilidad, sin empezar a ofrecer préstamos de nuevo, y que “el Tesoro no esrecibe ninguna garantía contractual para evitar que eso ocurra”, aunque se supone que los reguladores presionarán a los bancos a hacerlo.Ayer, al afinar los detalles del plan en una reunión entre Paulson y los ejecutivos en jefe de nueve de los principales bancos e instituciones financieras del país, se determinó que tanto bancos gigantescos como algunos medianos serían beneficiados con la inyección directa de capital del gobierno con el propósito de descongelar el flujo de crédito. Paulson subrayó hoy que esto es necesario, ya que “sin financiamiento, los consumidores y empresas encogen su gasto, lo cual lleva a que las empresas recorten empleos y hasta cierren sus puertas”.En la reunión con Paulson, el lunes, los ejecutivos de nueve de los bancos más grandes del país fueron casi obligados a aceptar la inversión gubernamental de unos 125 mil millones: Citigroup y JP Morgan Chase recibieron 25 mil millones cada uno; Bank of America (nuevo dueño de Merrill Lynch) y Wells Fargo (adquirió Wachovia) también recibieron 25 mil millones cada uno. Goldman Sachs y Morgan Stanley recibirán 10 mil millones cada uno, y el Bank of New York Mellon y State Street recibirán entre 2 y 3 mil millones. Otros 125 mil millones serán destinados a cientos de bancos medianos y pequeños. A cambio, el gobierno recibirá acciones preferentes, así como vales para acciones comunes.En esa reunión, el secretario del Tesoro informó a los ejecutivos de esos bancos que necesitaban participar en la iniciativa para el bien del país y la economía. Según versiones en los medios, algunos de los banqueros decían que no necesitaban la infusión de capital o no la deseaban, pero Paulson argumentó esencialmente que era un deber casi patriótico, y que si ellos lo aceptaban, sería más fácil obligar a bancos más pequeños a hacer lo mismo.

La iniciativa anunciada hoy incluye otra medida para descongelar los mercados de crédito, en la que el gobierno garantiza nueva deuda emitida por los bancos hasta por tres años. Junto con esto, la agencia federal de garantía de cuentas bancarias ahora también ofrecerá garantizar depósitos bancarios en cuentas típicamente empleadas por empresas.Bush y Paulson intentaron asegurar que estas medidas son para el bien común, no para beneficiar a Wall Street; que son necesarias para proteger los ahorros y los fondos de jubilación, así como los empleos, y afirmaron que serán limitadas, “temporales” y diseñadas para recuperar los fondos públicos invertidos en estos rescates a mediano plazo. “Estos esfuerzos están diseñados para beneficiar al pueblo estadunidense, al estabilizar nuestro amplio sistema financiero y ayudar a que se recupere nuestra economía”, afirmó Bush al anunciar la iniciativa.En un intento más de relaciones públicas en este tema tan políticamente delicado, Paulson señaló que las instituciones que venden acciones al gobierno tendrán que aceptar “restricciones a la compensación ejecutiva”, es decir, límites a la remuneración de los altos ejecutivos bancarios.Es casi cómico el enorme esfuerzo del gobierno estadunidense, junto con analistas, economistas y medios masivos (aunque con cada vez más excepciones) para evitar la palabra “nacionalización” al presentar ésta y otras medidas para enfrentar la crisis financiera. A pesar de que en Europa ni a funcionarios gubernamentales ni a medios parece preocuparles la palabra, aquí implica algo muy delicado y con enorme carga ideológica.

Por un lado, el gobierno de Bush se ha presentado ante el mundo como el gran campeón del “libre mercado” durante ocho años, y una y otra vez ha reducido toda intervención gubernamental en el mundo empresarial, desde imponer controles ambientales hasta multas por violaciones de leyes laborales y más, mientras promovió cada vez más la desregulación del sector financiero (iniciada desde tiempos de Ronald Reagan y continuada por Clinton y los Bush).De hecho, hoy tanto Bush como Paulson subrayaron que esta intervención masiva es lo menos deseable, pero “desafortunadamente es necesaria para rescatar al sistema capitalista estadunidense. Es lo que jamás quisiéramos hacer, pero lo que necesitamos hacer”, afirmó Paulson.Pero no cabe duda de que se trata de la intervención estatal más cuantiosa en el sector financiero desde la Gran Depresión, o tal vez en la historia, y esto implica una transformación no sólo de ese sector y cómo opera, sino de la relación entre el gobierno y el sector privado. Algunos sospechan que esto implica la resurrección de la regulación y el fin de la fe en los principios puros del neoliberalismo.“La meta es hacer que arranque el motor del capitalismo de la manera más productiva posible. La ideología es un bien de lujo en tiempos de crisis”, declaró Nancy Koehn, historiadora en la Escuela de Negocios de la Universidad Harvard, en entrevista con el New York Times.


Aprueban compra de Merrill Lynch por Bank of America
Adquirirá la empresa por 34 mil 900 millones de dólares; la transacción es parte de la reestructuración del sistema bancario estadounidense

AP El Universal
Washington, EU Miércoles 15 de octubre de 2008

10:00 La agencia federal reguladora aprobó el miércoles la compra de Merrill Lynch & Co. por el Bank of America por 34 mil 900 millones de dólares. La transacción, anunciada el 15 de septiembre, es parte de la reestructuración del sistema bancario estadounidense debido a la crisis crediticia global. Merril aceptó ser comprado por Bank of America días después que su rival Lehman Brothers se declaró en quiebra.

Kikka Roja

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comentarios. HOLA! deja tu mensaje ...

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Nuevo

Astrología Andrés Manuel AMLO Presidente carta astral DATOS HORA FECHA #Astrología 1 julio 2018

Astrología Andrés Manuel AMLO Presidente carta astral DATOS HORA FECHA #Astrología 1 julio 2018 El senador Bartlett tomó la hora (Video) ...

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...