BUSCA, BUSCADOR

sábado, 16 de junio de 2012

Los amigos de Los Zetas en Veracruz: PRI Y PAN (LOS NOMBRES)

Los amigos de Los Zetas en Veracruz
 Proceso Jorge Carrasco Araizaga
La detención, la semana pasada, de una red de operadores de Los Zetas en Estados Unidos, entre ellos Francisco Antonio Colorado Cessa, puso al descubierto los tentáculos del cártel en Veracruz, donde se asentó durante la gestión de Fidel Herrera Beltrán y corrompió a políticos de todo signo. Las primeras indagatorias implican no sólo al exmandatario priista por su cercanía con Pancho Colorado, sino también al PAN y aun al PRD. De acuerdo con declaraciones de funcionarios federales a Proceso, Los Zetas tienen entre 2 mil y 3 mil miembros en ese estado.

La desarticulación de una red de lavado de dinero del cártel de Los Zetas en Estados Unidos vino a constatar que la delgada línea entre política y narcotráfico en Veracruz alcanza lo mismo al PRI que al PAN.


Las investigaciones de la justicia estadunidense contra el número dos de esa organización delictiva y jefe del grupo en el estado, Miguel Ángel Treviño Morales, El Z40, afectaron en un primer momento al exgobernador Fidel Herrera Beltrán, pero pronto alcanzaron al PAN y a su candidata presidencial, Josefina Vázquez Mota.

La justicia estadunidense tiene encausadas en diferentes cortes federales a 35 personas que han sido investigadas desde que Herrera Beltrán era gobernador por la Administración Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) y el Federal Bureau of Investigation (FBI) por su participación en el tráfico de drogas y lavado de dinero entre Veracruz, Tamaulipas y Estados Unidos.

La detención el martes 13, en Oklahoma, del hermano del Z40, José Treviño Morales, colocó de nueva cuenta al exgobernador en el centro de atención. Ese día, la justicia estadunidense hizo pública la acusación contra 15 personas como presuntas responsables de lavar dinero para Los Zetas mediante empresas dedicadas a la crianza de caballos pura sangre y las apuestas en carreras de caballos.

Entre los inculpados, como intermediario en la compra de caballos, está el contratista de Pemex de la zona de Tuxpan Francisco Antonio Colorado Cessa, quien ha sido beneficiario tanto por el PRI como por las administraciones de Vicente Fox y Felipe Calderón.

La acusación apenas se formalizó el pasado 30 de mayo ante la Corte Federal del Distrito Oeste de Texas, en la ciudad de Austin, mientras que, el lunes 11, el FBI declaró ante la Corte Federal del Distrito Norte del mismo estado, en la ciudad de Balch Springs, del condado de Dallas, para detallar la manera en que operó esa red de zetas para blanquear por lo menos 20 millones de dólares a través de la compra de ranchos en Oklahoma y unos 400 ejemplares de caballos.

Los otros 20 implicados aparecen en la primera acusación del Departamento de Justicia ante una Corte Federal. En septiembre de 2009, la fiscalía federal se presentó ante la Corte del Distrito de Columbia para acusar al Z40 y a otras 19 personas de traficar cocaína y dinero entre México y Estados Unidos a través de una organización que se llamó La Compañía (Proceso 1736).

Ese grupo delictivo estuvo integrado por gente de Los Zetas y del Cártel del Golfo, y operó en Tamaulipas y Veracruz entre 2006 y ese año, gobernados entonces por Eugenio Hernández Flores y Fidel Herrera Beltrán, ambos del PRI.

La investigación más reciente, dada a conocer por el diario The New York Times en su edición del martes 12, reabrió varios episodios en los que políticos del PRI y del PAN de Veracruz aparecen vinculados a Los Zetas, grupo que se asentó en el estado cuando aún formaba parte del Cártel del Golfo y que, de acuerdo con declaraciones de funcionarios federales a Proceso, tiene entre 2 mil y 3 mil miembros en el estado.

Al dar a conocer la desarticulación de la célula del lavado de dinero en Estados Unidos, el periódico Reforma publicó el miércoles 13 una foto en la que Fidel Herrera y Francisco Colorado Cessa aparecen montados a caballo en una cabalgata en Ozuluama realizada en 2006, cuando el primero era gobernador.

El excandidato del PAN a gobernador de Veracruz y director del ISSSTE al inicio del gobierno de Felipe Calderón, Miguel Ángel Yunes Linares, salió de inmediato a reiterar sus acusaciones sobre el incremento del narcotráfico bajo el gobierno de Fidel Herrera.

Pero soslayó que, junto con Josefina Vázquez Mota y representantes del panismo estatal y federal, él mismo fue activo promotor de la candidatura del hermano de Pancho Colorado: Miguel Ángel Colorado Cessa, como diputado federal por el distrito V de Veracruz en las elecciones de 2009 y que en 2007 había contendido por la presidencia municipal de Poza Rica como candidato del PRD.

Los promotores de Ángel Colorado

En 2009, en plena campaña electoral intermedia para renovar la Cámara de Diputados, Vázquez Mota viajó a Poza Rica para apoyar al hermano del ahora contratista detenido en Houston.

Candidata ella misma en ese entonces al Congreso federal, Vázquez Mota participó en concentraciones y entrevistas para favorecer esa postulación. “Miguel Colorado será un diputado porque el presidente lo necesita en el Congreso para luchar juntos contra el narcotráfico y contra la delincuencia”, dijo la panista en una concentración en el municipio de Tihuatlán, ubicado entre Tuxpan y Poza Rica.

En el mitin estuvieron el entonces secretario general del PAN en Veracruz, Hermann Ortega, actual candidato a diputado federal de representación proporcional, el entonces diputado federal Antonio del Valle y su suplente y exdiputado local Daniel Vázquez García, quien ahora trabaja en el equipo de la candidata presidencial de Vázquez Mota.

Asistió además el ahora senador y también candidato a diputado plurinominal Juan Bueno Torio, director general de Pemex Refinación entre 2003 y 2006, en la segunda mitad del sexenio de Vicente Fox. Durante ese periodo, la empresa de Pancho Colorado ADT Petroservicios firmó dos contratos con Pemex Refinación por 231 millones de pesos.

Fue el comienzo de una fructífera relación de ADT Petroservicios con Pemex y de paso con el gobierno de Veracruz. Juntos, entre 2005 y 2011 le adjudicaron de forma directa contratos por 2 mil 312 millones de pesos, de acuerdo con información oficial publicada en la página de Compranet, de Pemex y del gobierno del estado.

El interés del PAN por tener a Colorado Cessa en su bancada de San Lázaro era más que manifiesto. Otro de sus promotores fue el exalcalde del puerto de Veracruz, funcionario de Calderón en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y actual candidato a senador, Julen Rementería del Puerto.

El mitin de Tihuatlán no fue el único acto de Vázquez Mota a favor de Colorado. En una entrevista en el Canal 12 de Poza Rica, para el programa Zona Crítica de la periodista Evelyn Hernández, la candidata insistió: “Me trae (a Poza Rica) un hombre del que estamos muy orgullosos en Acción Nacional y a quien queremos que venga al Congreso de la Unión a apoyar al presidente Felipe Calderón… (Es) un candidato de origen ciudadano, trabajador, honesto, con una familia a la que también le agradecemos su esfuerzo…”.

Y agregó en alusión a la actividad de Miguel Ángel Colorado como Notario Público: “Tenemos la certeza de que nuestro candidato no solamente tiene una trayectoria de honorabilidad y trabajo, sino que ejerce una de las posiciones de mayor credibilidad y confianza para los ciudadanos en el país”.

La patente de notario le fue expedida por Fidel Herrera al inicio de su gobierno, en septiembre de 2005. La notaría está adscrita a la séptima demarcación notarial con sede en Poza Rica y su anuncio en la Gaceta Oficial se publicó el 5 de octubre de ese año. La atención del gobierno no le valió que se quedara en el PRI.

Una deferencia más del gobierno de Herrera con Miguel Ángel Colorado fue la incorporación de su esposa, Maribel Palomares, al patronato del DIF que presidía la esposa del entonces gobernador, Rosa Borunda.

Yunes, enemigo declarado de Fidel Herrera y frustrado candidato del PAN al gobierno de Veracruz en 2010, también fue un entusiasta promotor de Miguel Ángel Colorado: “Si yo viviera en Poza Rica, votaría por Miguel Colorado y Daniel Vázquez”, dijo el exdirector del ISSSTE en un acto proselitista realizado en esa ciudad el 7 de junio de 2009.

Tres semanas después, 30 de junio, en varios puentes peatonales de Poza Rica aparecieron narcomantas a favor del candidato panista dirigidas a Calderón. Una de ellas decía: “Sr Narco presidente Felipe Calderón, nosotros también tenemos derecho a participar en la política al igual que La Familia Michoacana. Nosotros hemos apoyado a los candidatos de su partido, en memoria de Efraín Teodoro Torres 14, apoyamos con todo a Miguel Colorado Cessa. Priistas del distrito, absténgase de votar contra el candidato del pueblo o lo pagarán”.

Efraín Teodoro Torres, el Z14 murió en un enfrentamiento en Villarín, en las afueras del puerto de Veracruz, en marzo 2007 durante una carrera de caballos cuarto de milla, el mismo tipo de ejemplares con el que Los Zetas lavaban dinero en Oklahoma. En esa carrera, de acuerdo con Yunes Linares, estaba Pancho Colorado. Fue el inicio de la violencia desatada en Veracruz.

Además de las narcomantas contra el hermano del ahora detenido en Houston, Texas, se distribuyeron fotos con fondo azul y blanco con una fotografía del propio Miguel Ángel Colorado junto con imágenes de viejos narcotraficantes como Miguel Ángel Félix Gallardo, Juan García Ábrego y Héctor El Güero Palma.

Además, el entonces dirigente del PRI en Veracruz, Jorge Carvallo Delfín, también lo acusó de estar vinculado con la delincuencia organizada.

Los vínculos

La relación de la ahora candidata presidencial del PAN con los hermanos Colorado Cessa no acabó ahí, pese a la derrota del candidato a diputado federal, que ocurrió con todo y el anuncio de la propia Vázquez Mota de que las encuestas lo señalaban como ganador. Ya como diputada federal, utilizó al menos en dos ocasiones aviones propiedad de Pancho Colorado.

El vocero de la aspirante presidencial, Juan Ignacio Zavala, salió al paso del señalamiento del presidente del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, sobre la utilización de aviones de Pancho Colorado por parte de Vázquez Mota. En conferencia de prensa, el cuñado de Calderón aseguró que se trataba “de información del año 2010”.

Precisó: “Fueron traslados gestionados no por la oficina de la entonces diputada Vázquez Mota, sino por un diputado de Veracruz, Miguel Martín, que incluso renunció a la diputación del PAN hace unos meses para incorporarse al gobierno de Javier Duarte”.

Miguel Martín López, en efecto, llegó a la actual LXI Legislatura como diputado federal del PAN por el Distrito III de Tuxpan. Apenas en abril pasado, solicitó licencia para incorporarse al gobierno de Duarte a la Dirección General de Organizaciones y Partidos Políticos. Su jefe en la secretaría de Gobierno es el expanista Gerardo Buganza Salmerón.

El nombre de Erick Lagos Hernández, actual presidente del PRI en el estado, también ha salido en las investigaciones en torno a los vínculos de la política con la delincuencia organizada. Exdiputado local, secretario particular de Herrera Beltrán y primer subsecretario de Gobierno de Duarte, fue mencionado luego de que el periódico Reforma publicó el pasado 20 de mayo parte de las declaraciones de Raúl Lucio Hernández, El Lucky.

Jefe de Los Zetas en Córdoba, El Lucky fue detenido en diciembre pasado por la Marina. En su declaración ante efectivos de la Armada aseguró que un alto funcionario de Veracruz “de apellido Lagos” apoyaba a la organización delictiva en el estado para el robo de hidrocarburos.

Erick Lagos, quien enero pasado renunció a la subsecretaría de Gobierno, negó mediante un desplegado cualquier relación de ese tipo.

“Son supuestos hechos que me son ajenos y en los que niego categóricamente cualquier participación. Se menciona mi nombre en el marco de un testimonio, en los que niego cualquier participación”, aseveró Lagos en su escrito publicado el 21 de mayo.

Otro vínculo de los hermanos Colorado con la clase política de Veracruz es a través de uno de los hombres más cercanos al gobernador Javier Duarte: el presidente municipal de Tuxpan, Alberto Silva Ramos. Su hermano Francisco es apoderado legal de ADT, según publicó este semanario en su edición 1814 de agosto pasado.

En los contratos con Pemex Refinación aparece como representante legal de la empresa. El primer contrato que tuvo con la paraestatal durante la gestión de Bueno Torio está fechado el 29 de mayo de 2005, para la limpieza y recuperación de material en los márgenes del río Coatzacoalcos en el municipio veracruzano de Nanchital, porque en esa zona se habían vertido 5 mil barriles de crudo. El segundo contrato fue para tapar tuberías en el municipio de Ixtaczoquitlán.

En 2006, cuando Fidel Herrera estaba en su segundo año de gobierno, la compañía ganó cuatro licitaciones con la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesca de Veracruz (Sedarpa) por 3.2 millones de pesos para perforación de pozos profundos para uso agrícola.

La cantidad más jugosa de licitaciones las ganó con la Región Norte de Pemex Exploración y Producción (PEP), que entre 2007 y 2011 le adjudicó 13 licitaciones por un total de 2 mil 77 millones de pesos por obras en el Activo Integral Poza Rica-Altamira.

Los contratos y los fallos de las licitaciones de estas obras aparecieron firmados por Noé Zuarth Corzo en calidad de subgerente de Recursos Materiales de la Región Norte de PEP.

Los últimos cuatro fallos de licitaciones por 327.8 millones, obtenidos en menos de un mes entre julio y agosto del año pasado, quedaron bajo la inhabilitación que impuso el 19 de agosto de 2011 la Secretaría de la Función Pública a ADT Petroservicios por haber presentado información falsa en el contrato de 2005 para limpieza del río Coatzacoalcos.

La sanción que impuso la Secretaría de la Función Pública fue de un año y seis meses, que vencerá el 20 de febrero de 2013, más una multa por 448 mil 780 pesos. La empresa promovió un amparo contra la inhabilitación, pero en febrero de este año le fue negado.

En total, entre 2005 y 2011 la empresa ganó licitaciones o le fueron adjudicados directamente contratos con el gobierno federal y veracruzano por 2 mil 312 millones de pesos.

Mucho antes de que el New York Times diera a conocer la investigación de la justicia estadunidense en contra de Los Zetas que operan en Veracruz y Tamaulipas, se habían registrado en el estado asesinatos y detenciones de políticos del PAN. En noviembre de 2010 fue asesinado Gregorio Barradas Miravete, presidente municipal electo de Juan Rodríguez Clara, al sur del estado en la frontera con Oaxaca, y quien había sido diputado federal en la LX Legislatura.

En abril pasado, el Ejército detuvo en un enfrentamiento con una célula de Los Zetas a Martín Padua Zúñiga, presidente municipal de Chinameca, y que según el PAN había ganado la elección como “candidato ciudadano”.

El 31 de mayo pasado, el Congreso de Veracruz aprobó la revocación de mandato del alcalde panista de Las Minas, Mauricio Herrera Fernández, detenido el pasado 12 de marzo en la carretera federal Puebla-Veracruz, en posesión de armas de uso exclusivo del Ejército y de psicotrópicos.
.
kikka-roja.blogspot.com

1 comentario:

  1. Santa cachucha, lo dicho. Los zetas traen en jaque a todo el mundo. Quë verguenza.

    ResponderEliminar

Comentarios. HOLA! deja tu mensaje ...

Buscar este blog

Gracias por tu Visita ¡

Todos los Archivos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...