viernes, 20 de enero de 2012

MEXICO: DEUDA EXTERNA: AUMENTA 60% : PAN: ELECCIONES: ERNESTO CORDERO

El gobierno pudo pagar 2 veces la deuda externa con ganancias petroleras: AÑO DE HIDALGO fin de sexenio felipe calderon "Añodehidalgo-chinguesumadreelquedejealgo"

  • Fueron 45 mil 159 millones de dólares de enero a noviembre, revelan datos oficiales
  • El gobierno obtuvo ingreso récord en 2011 por exportación de crudo
  • La cifra es la más alta en el gobierno de Felipe Calderón
  • En el sexenio se han captado 222 mil 669 mdd
  • Se estabiliza la producción en 2 millones 500 mil barriles diarios
  • En cinco años logró ventas en el extranjero por 222 mil mdd
  • El gobierno FECAL pudo pagar 2 veces la deuda externa con ganancias petroleras
  • De enero a noviembre pasados, los mayores ingresos de esta administración
  • Por elevadas cotizaciones obtuvo 37% más de lo presupuestado en el periodo
  • Cayó en mil barriles de crudo diarios la meta establecida por Pemex


“Alarmante crecimiento” de la deuda externa, alerta la Permanente

MÉXICO, D.F. (apro).- Legisladores integrantes de la Comisión Permanente alertaron sobre el “alarmante crecimiento” de la deuda externa de 2006 a 2010, al pasar de 54 mil 766 millones de dólares a 110 mil 428 millones. Asimismo, resaltaron el hecho de que la deuda interna también ha tenido “una transformación alarmante: en el mismo periodo creció 77% al pasar de mil 741 millones a 3 mil 80 millones de pesos”. Es por ello que aprobaron solicitar a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y a la Unidad de Evaluación y Control de la Cámara de Diputados que remitan un informe sobre la aplicación y manejo de la deuda pública contraída por el gobierno federal durante el mismo periodo. Además, solicitaron al secretario de Hacienda y Crédito Público, Ernesto Cordero, enviar un reporte detallado sobre la deuda pública adquirida por el gobierno federal de 2006 a la fecha, donde también se explique “el incremento notable de la deuda interna”.

DEUDA EXTERNA AUMENTA 60%
  • Incluye débitos del sector privado y bonos del gobierno federal
  • La deuda externa bruta aumentó 60% en este sexenio
  • Suma más de 275 mil millones de dólares, según el Banco de México
  • Juan Antonio Zuñiga M.
Periódico La Jornada Miércoles 21 de diciembre de 2011, p. 21
La deuda externa bruta del país asciende a más de 275 mil millones de dólares y registra un incremento de 60 por ciento durante este gobierno, informó el Banco de México.



Este monto, el cual incluye el débito con el exterior del sector privado y la deuda en bonos del gobierno federal en poder de extranjeros, rebasa en 31 por ciento a los 210 mil millones de dólares que suman como respaldo a la economía mexicana el acervo actual de la reserva internacional de divisas, constituido por 140 mil 848 millones de dólares, más una línea de crédito contingente con el Fondo Monetario Internacional por unos 70 mil millones de dólares que permanece sin utilizarse. El crecimiento de la deuda externa bruta de México ha sido de 104 mil millones de dólares durante este gobierno, indicó el banco central, una vez que el endeudamiento contratado por particulares para realizar inversiones en infraestructura pública, bajo una figura de asociación conocida como Pidiregas, pasó a ser débito público.
 Aun así, según las cifras presentadas por el Banco de México, el saldo del endeudamiento externo bruto de empresas y organismo públicos ha aumentado 531 por ciento, en tanto que el de los inversionistas extranjeros en poder de bonos gubernamentales se incrementó 440 por ciento en el mismo periodo.

La estructura de la deuda externa bruta de México presenta vertientes poco conocidas sobre el comportamiento de este fenómeno de dependencia financiera. El endeudamiento del sector público, constituido por el gobierno federal, la banca de desarrollo y las empresas y organismos públicos, participa con un saldo de 111 mil 129.5 millones de dólares, que representan 40 por ciento del total. Según esto, el endeudamiento externo del gobierno federal asciende a 58 mil 639.8 millones de dólares y ha presentado una elevación de 40 por ciento desde el saldo de 41 mil 936 millones registrado en diciembre de 2006. El débito de la banca de desarrollo es de 6 mil 955 millones de dólares, unos mil 337 millones más que al inicio de esta administración.

Mientras la deuda de empresas y organismos paraestatales, que en diciembre de 2006 era de 7 mil 212 millones de dólares, ha tenido un incremento de 531.3 por ciento al ascender ahora a 45 mil 534 millones, según el Banco de México. El sector privado, representado por empresas y la banca comercial, reportan una deuda externa que asciende en conjunto a 96 mil 340 millones de dólares, que representan 35 por ciento del endeudamiento externo bruto del país. Por el lado de los corporativos no financieros, su deuda externa conjunta se elevó 33.8 por ciento durante este gobierno, al pasar de 58 mil 781.7 millones de dólares en diciembre de 2006 a 78 mil 647 millones en la actualidad. En cuanto al débito externo de la banca comercial que opera en México, éste aumentó de 3 mil 355 a 15 mil 346 millones de dólares durante este gobierno, lo que implica un crecimiento de 357 por ciento en su endeudamiento externo. El endeudamiento representa la tercera parte del PIB, alertan investigadoras de la UNAM
-------------------------------------
  • Los intereses por deuda externa triplican el débito total del país
  • ¿Qué se hace con tanto dinero que llega proveniente de inversiones extranjeras y elevados precios del petróleo?, cuestionan México se aproxima a niveles de débito no sostenibles: economista
  • El secretario de Hacienda Ernesto Cordero Arroyo, el pasado abrilFoto Cristina Rodríguez
Susana González y Miriam Posada
Periódico La Jornada
Lunes 2 de mayo de 2011, p. 27
El pago de intereses por la deuda externa prácticamente triplica el monto del endeudamiento total del país; entre 1994 y 2009 se erogaron más de 200 mil millones de dólares de intereses tanto por la deuda privada como por la pública, aseveró en entrevista Josefina Morales, especialista del Instituto Nacional de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM. La cifra proporcionada por la investigadora representa 56 por ciento de los 355 mil 391 millones de dólares que alcanzó la deuda externa e interna en marzo de 2011, de acuerdo con el Informe sobre la situación económica, las finanzas públicas y la deuda pública que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dio a conocer el viernes pasado. La deuda en general ya representa la tercera parte del producto interno bruto (PIB) y puede decirse que es manejable, pero es la más alta de nuestra historia y entonces pagamos en intereses el triple de la deuda que seguimos debiendo, a pesar de que en este gobierno los ingresos petroleros triplicaron los obtenidos en la década de los 80. Incluso en términos absolutos es una deuda récord y casi cuadriplica la de los años 80, puntualizó Josefina Morales.

Una investigación de Alicia Girón González, especialista en finanzas y también investigadora del IIEc, indica que el monto de la deuda externa se duplicó desde el gobierno de Vicente Fox al de Felipe Calderón, al pasar de 16 a 31.4 por ciento del PIB. Pondera que el servicio de la deuda externa creció más de siete veces, ya que en 1990 se ubicó por debajo de 10 mil millones de dólares; en 2000 sumó 40 mil millones de dólares, para en 2006 brincar a casi 65 mil millones de dólares, y en 2009 rozó los 75 mil millones de dólares. El ex presidente del Colegio Nacional de Economistas, Fernando Butler, advirtió que México se aproxima a niveles de deuda no sostenibles, por lo que a corto o mediano plazos las autoridades tendrán que actuar para bajar las tasas de endeudamiento. Destacó que el mayor conflicto para el país radica en el destino que se le dé a ese dinero, porque tiene prioridades como programas sociales, educativos y de salud, pero también una alta burocracia con salarios superiores en 25 o 50 por ciento a los de funcionarios de Chile o Colombia, quienes han dado mejores resultados para hacer crecer la economía de sus países.

Coincidente, Josefina Morales planteó: la pregunta es: ¿qué se ha hecho con tanto dinero que llega al país, ya sea como deuda, inversión extranjera directa (IED) o la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), y con los recursos extraordinarios del petróleo? La deuda interna aumentó más con Calderón por la incorporación de los Proyectos de inversión diferida con registro al gasto (Pidiregas) para financiar a Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), pero en lugar de destinar el capital que se pide prestado en desarrollos productivos o gasto social, se va en pagar las importaciones de gasolina y otros petroquímicos, así como en privilegiar políticas financieras que sólo sirven al capital especulativo.

Fernando Butler detalló que el endeudamiento que enfrenta México hasta el momento es adecuado por la capacidad de pago y el nivel de exportaciones. Incluso consideró que en 2009 habría sido deseable contraer más deuda para que la economía no se desplomara 6.1 por ciento ni se perdieran más de 800 mil empleos, pero era tan mala la situación de Estados Unidos que era inevitable que nos afectara. Dos años después la necesidad es no caer en prácticas ortodoxas, el déficit es aceptable pero, sobre todo, dijo, es indispensable que la información sobre el destino de todo ese dinero sea pública y transparente porque tener deuda es aceptable cuando ese dinero se destina a educación, salud y desarrollo social, a mejorar las condiciones de la población. Criticó la manera en que se endeuda el país para pagar proyectos de infraestructura que se encarecen de manera desmedida, como muchos de la CFE o de Petróleos Mexicanos que se han realizado bajo el esquema de Pidiregas, que fue una forma tortuosa que impulsó Carlos Salinas de Gortari para que invirtieran los privados, pero sobre los que no se han hecho estudios minuciosos sobre los costos-beneficios, los rendimientos, y en los que la deuda crece para gusto de los inversionistas pero no de los mexicanos.

Josefina Morales afirmó que el gobierno federal ha incrementado en los últimos meses la emisión de bonos de deuda interna que sólo sirven para atraer y financiar al capital externo especulativo, que busca países como México y Brasil, las cuales pagan mejores tasas de intereses que Estados Unidos, donde se desplomaron con la crisis financiera. Cuando las comparaciones del servicio de la deuda externa se realizan con el PIB las cifras minimizan su peso económico, pero mientras en 1991 el servicio de la deuda externa representó 3.2 por ciento del PIB, en 2006 subió a 6.7 por ciento, y para 2009 se elevó a 8.5 por ciento. El PIB se incrementó en ese periodo 50.6 por ciento, pero el servicio de la deuda externa casi se duplicó. En otras palabras, el servicio de la deuda, en este último periodo, registró, a dólares de 2005, una tasa de crecimiento anual equivalente a 2.2. veces la del PIB, explica Girón González en su investigación difundida por el IIEc.

Desde una dimensión macroeconómica, el monto y costo de la deuda externa no representa un problema pero sí lo es el servicio de la deuda en relación con el gasto de gobierno y el gasto social. En 2000 este servicio representó 29.4 por ciento del gasto público y poco más de la mitad del gasto social; en 2009 subió a 35.6 por ciento del presupuesto y 61.4 por ciento del gasto social, superior al gasto de educación y salud. El servicio de la deuda representó poco más de la quinta parte de las exportaciones en 1991, 23 por ciento en 2000 y cerca de la tercera parte en 2009, precisa el análisis. Por concepto de intereses del servicio de la deuda se pagan 5 por ciento de las exportaciones –contra 58 por ciento que representaron en 1982–; sin embargo, es necesario tener presente que los intereses pagados por la deuda externa entre 1994 y 2009 han sumado 205 mil 221 millones de dólares, superiores a 27 por ciento de la nueva inversión extranjera recibida.

Hasta el año pasado la deuda externa era 63 por ciento mayor que el total de las reservas internacionales, mientras el débito interno del sector público superó 27 por ciento el gasto programable de la federación de 2010. Aunque el gobierno federal aduce que la deuda externa ha bajado porque se ha cambiado por deuda interna, ya que es de más fácil manejo, Girón González advierte que hay que tomar conciencia de que ésta también es deuda externa, porque quienes la compran son mayoritariamente extranjeros.
.
. . . kikka-roja.blogspot.com/

1 comentario:

  1. muy similar a lo que las instituciones bancarias hacen con nosotros, vivimos pagando intereses!!

    ResponderEliminar

Comentarios. HOLA! deja tu mensaje ...

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

GRACIAS POR SUS VISITAS ¡

.
http://www.facebook.com/plugins/likebox.php?href=http%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fkikka.roja&width&height=290&colorscheme=dark&show_faces=true&header=true&stream=false&show_border=true

Todos los Archivos